Page 1

Guillermo Pérez Villalta «Vísperas de Pascua»


Guillermo Pérez Villalta «Vísperas de Pascua»

Exposición Museo de Jaén Sala «Espacio Dedicado» Del 25 de Mayo al 25 de Julio de 2010

Conferencia Ciclo Conferencias «losjuevesdelmuseo» Museo de Jaén 17 de Junio de 2010

Paseo de la Estación, 27 953 313 339 museojaen.ccul@juntadeandalucia.es http://www.juntadeandalucia.es/cultura/museojaen

uno


EXPOSICIÓN ORGANIZA Galería Unodeuno y Museo Provincial de Jaén Por cortesía de Galería Soledad Lorenzo COMISARIO David Martínez Ruiz SUPERVISIÓN TÉCNICA Margarita Sánchez Latorre DIRECCIÓN ARTÍSTICA Juan Ramón Fernández Puñal PRENSA Miguel Campoy Sánchez SECRETARÍA Purificación Gámez INFORMÁTICA Francisco Anguita TRANSPORTE Juán Molina Ortiz MONTAJE Zoco World SL Arte XXL & Catalina SLU SEGUROS Vitalicio Seguros

dos


CATÁLOGO EDICIÓN Galería de Arte Contemporáneo Unodeuno COORDINACIÓN Museo de Jaén COORDINACIÓN EDITORIAL Admiral Partners, arte contemporáneo FOTOGRAFÍA Cortesía Galería Soledad Lorenzo, Madrid GRAFISMO Acompany S.C.S., S.A. TEXTOS Francisca Hornos Mata David Martínez Ruiz Guillermo Pérez Villalta TRADUCCIONES Luis Luna Valverde ASISTENCIA MAQUETACIÓN Javier López Clara Martínez Millán IMPRESIÓN Gráficas La Paz de Torredonjimeno, Jaén Depósito Legal: J 267-2010 I.S.B.N.-13.: 978-84-613-9261-2

tres


Recibimos en Jaén, en la sala «Espacio Dedicado» del Museo Provincial, la obra de Guillermo Pérez Villalta, un artista andaluz consagrado (Tarifa, 1948), que recala en nuestra ciudad después de casi diez lustros de intensa creación artística, durante los que su interesante trabajo nos ha llegado desde la lejanía. La Galería unodeuno inicia con esta muestra la colaboración con quien ya es uno de nuestros artistas contemporáneos más relevantes, como demuestra su extensísima y valorada trayectoria en la creación artística. La exposición «Vísperas de Pascua» encierra todo un entramado filosófico, un discurso estético en busca de nuevos lenguajes, pero sobre todo un nuevo punto de partida ideológico y vital: El arte como análisis de la realidad que nos rodea, en la que Pérez Villalta busca un hueco propio e individual, huyendo de las corrientes mayoritarias. La obra que hoy presentamos es una pequeña muestra de un trabajo excepcional, que refleja una concepción del arte que trasciende la mera creación estética. Y nosotros, quienes le admiramos, desde esta galería de Jaén, colaboramos a la contemplación y divulgación de su obra artística. Y agradecemos a Guillermo su presencia en nuestra tierra. Galería unodeuno Jaén, Mayo 2010

cinco


ESPACIO DEDICADO Visitar un museo, quedar con alguien para ver una exposición son opciones cada día mas a nuestro alcance. Construimos nuestro espacio de ocio y dentro de este espacio los museos tienen su lugar. Un museo para aprender historia, un museo para conocer la tradición o para cuestionarsela desde posiciones actuales mas liberadoras, pero también un museo para encontrarnos con el presente, con los creadores actuales, con aquellas personas que están aquí y ahora para presentarnos y transferirnos su manera de mirar el mundo. Es importante que los espacios expositivos tengan un grado de flexibilidad, que incluyan en su interior lugares para re-pensar, para re-encontrar, para re-cibir a los invitados, esa es la idea del ESPACIO DEDICADO del Museo de Jaén un lugar en el corazón de la Sección de Bellas Artes, en el ámbito de los orígenes en su sala I en el que rodeados de pintura y escultura con motivos religiosos cristianos podemos viajar al siglo I a través de esculturas de la Roma pagana o transportarnos en el tiempo 4.000 años atrás observando las figurillas ejecutadas en hueso o arcilla que representan esquemáticamente a los seres humanos de entonces y de ahora. Cada dos meses cambiamos la propuesta, tenemos dos temporadas Primavera-Verano y Otoño-Invierno y seis propuestas al año. A veces la propuesta es profundizar en un objeto del museo que queremos ver con una nueva perspectiva o que sencillamente queremos que salga de los espacios de reserva pero otras la idea es invitar, acoger elementos que no se custodian en nuestro museo y que queremos acercar a nuestro público. En esta ocasión nuestro Espacio Dedicado recibe un visitante ilustre, un andaluz que tiene mucho que decir sobre el arte acsiete


Viene hasta nuestro Museo gracias a la Galería Unodeuno de Jaén y esto también es muy importante porque nuestro museo lo es de todas aquellas personas que tienen iniciativas y proyectos para extender la capacidad de comprensión y disfrute de las artes plásticas a un número cada vez mayor de personas. Nuestro entorno de ciudad y de provincia necesita estas iniciativas y las instituciones culturales estamos para desarrollarlas y ofrecer nuestro espacio para hacerlas posibles. Vísperas de Pascua una obra de gran formato, plena de imágenes y símbolos que se nos ofrece en el Museo de Jaén rodeada de las pinturas de Sebastián Martínez, el retablo de la Coronada, tallas de vírgenes y santos del romanico, del gótico . Podemos hacer varios ejercicios de diálogo del pasado con el presente. Podemos ver y oir al autor que nos transmitirá sus ideas en un lugar donde los códigos usados articulan fragmentos de uno, de varios discursos de la religiosidad, de la ciencia, de la felicidad, del destino. Solo queda que le demos el tiempo, la soledad o la compañía que necesitemos y que disfrutemos de este ESPACIO DEDICADO a Guillermo Pérez Villalta.

a

ocho

de Jaén

Francisca Hornos Mat Directora del Museo Mayo 2010


LA REENCARNACIÓN DE ZIGGY STARDUST

El mundo contemporáneo, este que aquí y ahora nos ha tocado vivir, se ha convertido en teatro de una pérdida absoluta de la auténtica relación entre los individuos. Esta situación ha llevado a algunos artistas a plantearse su trabajo como un juego literario, en el que las analogías pueden conducirnos a un arte que llega hasta sus últimas consecuencias. Se vuelve a tomar conciencia de cómo detrás de una mirada existen otras percepciones que ocultan un trasfondo certero: el de que la imagen sirve, en muchos casos, de pretexto para explicar con elementos desconcertantes lo que no es mas que un acto de sinceridad. En este sentido, Guillermo Pérez Villalta utiliza la metáfora para articular todo su pensamiento y argumentar, desde una postura ciertamente moralista, su búsqueda de la verdad más allá de la propia realidad. Reflexiona rigurosamente y nos hace reflexionar, a través de sus obras, sobre la grandeza y la mezquindad de nuestra existencia. Su labor ha estado desde siempre orientada a ofrecer lecturas superpuestas que apuntan directamente a la naturaleza poética de sus obras y a la utilización de la paradoja y la ironía para hacer aflorar ese espíritu subterráneo que recorre toda su propuesta plástica. Este malabarismo asociativo (y recurrente) hace que lo aparentemente banal se transforme en algo sorprendente, otorgando a las imágenes una parte cerebral y otra poética, pero siempre contando con la complicidad de quien las observa. nueve


«Vísperas de Pascua» es el nuevo punto de partida que Pérez Villalta establece para presentar y dirigir este «Espacio Dedicado», que se hace biografía en algunos momentos, y para dejar patente, a través de un sugerente imaginario, cómo la naturaleza humana es capaz de soportar muy poca realidad. Para ello divide la obra en episodios que tienen como telón de fondo los símbolos de nuestra cultura y de nuestra identidad. Guillermo se nos presenta como la reencarnación de aquel Ziggy Stardust que tan magistralmente encarnó e interpretó su creador David Bowie (1); nos narra sus vivencias y nos introduce en una dimensión expresiva distinta. Más que simplemente pintar, lo que Guillermo hace es convocar, uno a uno, a los habitantes de su memoria y de su cultura , transportándolos a la tela en donde tendrán el privilegio de ser mucho más que símbolos, porque serán las señales, las marcas, las cicatrices, las luces y las sombras de su mundo interior.

David Martínez Jaén, Mayo de 2010

(1) The Rise and Fall of Ziggy Stardust and the Spiders from Mars (David Wowie) diez


Vísperas de Pascua, 1999-2000 Guillermo Pérez Villalta (1) Es una de las obras más complejas que he inventado. La primera idea surgió del Domingo de Ramos de 1999 y fue desarrollada en idea y realización hasta marzo de 2000, coincidiendo con un período de mi vida sometido a fuertes cambios afectivos. La propia obra me sirvió de refugio para estas tormentas y no es ajena a ello. Por eso quizás tiene una fuerte estructura racional, matemática y geométrica de complicados cálculos y trazados que sirve de agarre a los elementos simbólicos que a modo de exvotos la cubre como despojos. Pero también son ofrendas con el sentido de la positiva que debería tener arte: No son las penas sino el Fénix que nace de sus rescoldos. Quiere ser altar o retablo mandala para la meditación de lo humano que en su deseo y pasión quiere ser divino. Una serie de dibujos libres concluyeron hasta otro de mayor tamaño que a una escala de 1/5 sirvió de base para la realización del cuadro. Es una ventana a celosía que da a un espacio exterior de un cielo donde no aparece el horizonte. La parte superior somo si de un rosetón o custodia se tratase deja el vacío en su centro. En un principio en los bocetos aparecía un niño que sopla unas semillas de diente de león como símbolo de la distracción que fue motivo inicial de esta compleja estructura. Pero fue sustituído por un velloncino cordero como víctima del sacrificio pascual. Los símbolos de la pasión tienen aquí un valor añadido al de la imaginería cristiana; son además otra cosa que nos ataña a todos pues aquí pasión es sinónimo de vida. once


Quisiera agradecer la colaboración de Felipe Vivas en la pesada tarea de claroscuros de la estructura y las lecturas que hicieron más agradable la labor así como su presencia a Fernando Boix. Guillermo Pérez Villalta

(1) «Vísperas de Pascua, 1999-2000. Del Catálogo de la exposición titulada «Exposición a Guillermo Pérez Villalta». Editado por Galería Soledad Lorenzo. Pág. 47. Depósito Legal M 17846-2000

doce


El texto que figura a continuación fué publicado en el catálogo de la exposción «Arte sagrado - Arte profano» de 2005 (Sala Amós Salvador . Logroño), aunque bien pudiera parecer haber sido escrito para la obra que aquí hoy presentamos. Hemos querido volver a publicarlo porque, de alguna manera, supone un instrumento útil para argumentar el recorrido que Pérez Villalta viene realizando desde hace ya algunos años.

SOBRE ARTE Y RELIGIÓN Guillermo Pérez Villalta

Hace tiempo escribí que si a las religiones se les quita las creencias, lo que queda es arte. Hablar de estas dos manifestaciones del ser humano puede prestarse a confusión y malas interpretaciones. Ambas aparecen casi al mismo tiempo y son difíciles de separar, puesto que nacen de una misma fuente de deseo. El conocimiento humano se basa en varios métodos: por un lado, el científico -en el que las cuestiones pueden ser demostradas- es un método lento pero que nos da una cierta fiabilidad; el filosófico, que cuestiona la propia facultad de pensar y discernir, y el artístico, que se basa en el deseo y no en la verdad. Luego está la Religión, en la que según ella, la verdad es verdadera, no se discute ni plantea. La Razón, las luces, han servido y sirven al ser humano en este dificultoso pero apasionante camino del conocimiento y también me ha guiado a mí. trece


Hace también algunos años, al final de la década de los noventa, puse como lema en un cuadro «Cualquier verdad no es totalmente verdadera». Este principio de duda me ha acompañado a lo largo de mi vida consciente. Ser un «descreído» tiene su lado amargo pero también da sus buenos frutos. Uno de ellos es aceptar la paradoja como forma de conocimiento. Vivimos en una sociedad donde todo se polariza, donde o se es una cosa o la contraria. Esta forma de verdades encontradas ha producido un sin número de aberraciones: la negación de cualquier virtud en la verdad opuesta hace que los creyentes de una verdad adopten posturas que rayen en el ridículo. Lo vemos cotidianamente y el arte no queda al margen, por supuesto. Incluso el mismo escepticismo cae en la trampa. La figura del intelectual escéptico, que «pasa de todo», es una de las figuras más dramáticas por las que pasa el actual pensamiento humano. No creer no significa no desear. No creer en una supuesta verdad no significa que no la contemplemos placenteramente, como no necesitamos que una historia novelesca sea verdad para que nos emocione. Eso es el arte. La actitud paradójica sin duda nos enriquece, y digo «sin duda» de un modo consciente. No tenemos que discernir entre dos sistemas, podemos gozar de lo que nos gusta, de lo que deseamos, y probablemente es más verdadera que cualquier posición polemizada. Quizás entonces entienda el lector mi postura en el arte, tanto como degustador como creador. Para mí siempre me han parecido ridículas posturas enfrentadas como modernidad y clasicismo, abstracción y figuración, conceptual y obra artística o nuevos medios y pintura. Todo me parece un mismo puesto donde recoger frutos para el arte, y no por ello ser un ecléctico de medias tintas, sino catorce


apasionado hacedor. Pero ¡cómo hacer entender a los «talibanes» del arte que sí, que lo que dicen me interesa mucho, pero que no es toda la verdad, que hay muchas otras cosas! Entre ellas, una fundamental, la que los griegos hicieron madre de las musas: la memoria. Mi memoria y la de la humanidad me importa como individuo y como ser humano. Es un deber el mantenerla y entregarla, es nuestro tesoro más preciado. Nos corresponde el llevarla como el ADN lleva la de nuestra memoria biológica. Así el artista y el arte tienen que llevar esa memoria como algo sagrado. Si no se tiene esa memoria el arte será algo infantil, balbuceante y ridículamente primario. Ni en el arte ni en ningún sistema de conocimiento se puede hacer borrón y cuenta nueva, so temor de volver a repetir lo que ya se ha hecho. La insistencia en la postura puntual, en la ya equívoca pose de «lo último», sin una visión circular de todo aquello que nos rodea, ha hecho del arte en estos momentos algo empobrecido y carente de auténtico significado y trascendencia. La memoria, que tanto nos enseña, podría llevarnos a recordar ese momento del paso del siglo XVIII al XIX, donde el antiguo orden se deshacía, donde las incuestionables normas de las religiones monoteístas comenzaron a tener fisuras, los oscurantismos de demonios y magias fueron iluminados por la Razón y lo exótico empezó a cuestionar las estéticas de Occidente. Aquí se plantea el hombre las dudas actuales y la soledad del individuo. Luego, en un continuo movimiento de vaivenes, se pasa a nuevas posturas acomodaticias para llegar a otra pequeña revolución y, así, hasta el presente, donde lo «revolucionario» es otra forma simple que no hace sino ocultar que los problemas planteados no han sido resueltos. quince


Cuando en este nuevo orden la religión, cristiana fundamentalmente, perdió su primacía y omnipresencia, el arte se quedó a la deriva. Hasta entonces estaba claro que los dioses o el dios había que arroparlo con lo más bello. Si todo provenía de él, si él era nuestro protector y dador de vida ¿como no íbamos a hacerle una catedral gótica, por ejemplo?. Después, todo se volvió más confuso. William Blake inventa nuevas mitologías, Friedrich hace altares con lejanas montañas en una búsqueda de un nuevo dios despojado de pesados atributos, u Otto Runge crea un retablo donde la mañana ilumina un nuevo recién nacido. Peor lo tenía el arte cuando le tocaba festejar al pueblo soberano, la Constitución o las virtudes nacionales. Luego vino la Vanguardia y le dijo al artista: «se libre», y todavía anda dando carreras para festejar su libertad sin saber muy bien qué hará cuando pare. Sí, el arte se quedó un poco perdido cuando se quedó sin dios, mitos, historias sagradas, vidas de santos, milagros y visiones. Y más aún, cuando todo esto que a lo largo de los siglos, con gran creatividad y primor, había edificado, se le dijo, que no podía ser tocado, a no ser que se hiciese como crítica o ironía. ¿Se puede hacer una historia del arte sin que aparezca el hecho religioso? ¿Puede Ud. pasear por el Museo del Prado con total placer sin conocerlo? ¿Puede Ud. gozar del arte sin ello? ¿Es posible el arte sin el mismo?. Ya lo dije al principio, es difícil separar arte de religión. Porque los dos nacen del mismo punto: el ser humano mirando alrrededor ha deseado saber, sentir, comprender, que le llenen estas ansias con total plenitud, las ansias de saber y placer, de conocimiento y belleza. Pienso que el ser humano lo es justamente por eso: la consciencia -quizás el pecado original de las religiones monoteístas- hace nacer esas ansias que lo convierten en algo distinto del resto de la naturaleza. dieciseis


Ese fruto del árbol de la ciencia del bien y del mal que le hace semejante a los dioses. Que de algún modo crea a Dios, para intentar explicar eso que el conocimiento, consciente de lo que le rodea, le hace producir ese vértigo de vacío que necesita ser llenado de algo tan grande como el concepto de Dios. Es Dios, pues, la primera gran obra de arte, el intento de hacer un mundo a su imagen y semejanza, comprensible y explicable por el ser humano. Después, como Pigmalión, ama a su obra y la hace cobrar vida. Crea las normas que le protegen de la oscuridad, de la destrucción del rayo, de lo inexplicable de la muerte o del nacimiento y después cree en ella, con la certeza de la verdad verdadera. Porque ya se sabe que la representación parece más real que lo representado, es más plausible puesto que está hecho de los lenguajes propios del ser humano y no de los incongnoscibles de la naturaleza. Así el arte y la religión nacieron juntos, y así siguieron hasta que vio que ese aroma de la belleza, esa especie que hace más amable las cosas podía también gratificar su propia vida, hacerla más llevadera y contener sus sueños. Encerrar el brillo de la luz en el agua, dentro de piedras brillantes que lo adornan. Contener los colores del atardecer en telas y paredes, hacer visible los seres seráficos, poder mantener el recuerdo de la vida en un rostro que no se corrompe, hacer de las formas un baile sutil que nada tiene que ver con el caos. Pudo hacer visible a Paris y Helena, a Odiseo y las sirenas, al Ángel anunciando a María o al tierno abrazo de los pies de Cristo por la Magdalena. ¿Tengo que creer que es verdad todo ello para amarlo?. Si representa a mis sueños y mis deseos, si va llenando cada día de mi vida con su grata presencia, si es el ropaje que me viste y me abriga, ¿tiene que se el arte representación de la verdad para diecisiete


que a mí me satisfaga?, ¿no son reales las pirámides?, ¿no colorea el sol todas las tardes el Partenon?, ¿no puedo entrar en la capilla Scrovegnia contemplar los frescos de Giotto?. ¿Qué más realidad necesito que el saber que el ser humano ha creado tales maravillas?. Mi cultura, la que ha conformado mi modo de pensar, la que ha creado las imágenes que mi cerebro utiliza para pensar, ha sido fundamentalmente religiosa e icónica. Hemos tenido dioses muy parecidos al ser humano, con sus historias y leyendas que nos han servido de metáforas para hablar de muchas cosas. Hemos tenido algo que nos era aún más próximo, un dios que era hombre que sufría y padecía, se alimentaba, estaba cansado después de caminar, e incluso, moría. Los santos hacían sus milagros en este mundo, en las mismas ciudades que podían visitar, agitaban las mismas palmas y ramos de olivo que hacen mi paisaje cotidiano. Cuando yo no sabía que el arte era arte, me llevaban a la iglesia a cumplir con unos rituales de extrañas palabras que hacían unos señores vestidos de hermosos y ricos ropajes. Alrededor estaba lleno de figuras con luminosas aureolas doradas o desnudos cuerpos con los brazos extendidos, pinturas que representaban historias y, sobre hermosos muebles dorados, había jarrones de plata llenos de flores y candelabros de rebuscadas formas con velas encendidas. Todo aquello me maravillaba, hacía que con anhelo esperase el momento de llegar a esos lugares de espacios grandiosos llenos de cosas hermosas. Esa fue mi iniciación al arte. Pero también conformo un modo de pensar en imagen, una rica iconografía que permita contar un sinnúmero de emociones. Podemos rastrear ese campo abonado por el catolicismo en numerosos artistas meridionales como Lorca, Dalí, o Genet, y más aún en el presente en franca oposición a la iconoclasta protestante-judeo-islámica. La defensora de la verdad verdadera, de la paladieciocho


bra frente a la imagen. Ya lo dije en otro lugar. La imagen permite la duda respecto a su significado, podemos variar su iconografía, una figura puede ser la Prudencia o Venus. La palabra no. Están claramente acostados sus significantes. Por eso las religiones de la palabra, de libro sagrado, son tan dadas a la intransigencia, como lo es en gran medida el Movimiento Moderno en arte. También el mundo actual trata de llenar ese vacío iconográfico con nuevos mitos, ya sea Marilyn, Superman, Los Simpson o la guerra de las galaxias, pero no me extrañaría que en algún momento hubiese que excavar, como en el Renacimiento, en busca de antiguas estatuas de ya confusos dioses. Pero no es únicamente esta cuestión de imágenes simbólicas lo que me interesa, sino recuperar esa «sacralidad» que ha perdido el arte. Esa capacidad de ponernos ante lo maravilloso y extraordinario. De ese cosquilleo que nos produce tanto la obra de arte como la imagen venerada. Hay artistas contemporáneos que me producen esa emoción, como James Turrell, Kapoor o Bill Viola. Pero en general predomina esa superficialidad tontona y desmemoriada que se apoya en ideologías, normalmente políticamente correctas, que impera en el momento para intentar justificar su falta de aura, su falta de emoción. Por eso, quizás, apelo de nuevo como artista y amante del arte a ese ser humano consciente y anhelante que hace del arte una religión sin dogmas, una verdad amplia y de múltiples facetas, una capacidad de conocer más allá de los límites del conocimiento salvando en la balsa de lo paradójico los remolinos de la locura. La capacidad de vivir entre nuestros sueños y la de inventar las deseadas utopías. De algún modo, la facultad de crear a Dios. Guillermo Pérez Villalta Tarifa, abril de 2005 diecinueve


VĂ­speras de Pascua, 1999-2000 Temple sobre lienzo 248 x 200 cm

veinte


veintiuno


ZIGGY STARDUST’S REINCARNATION The contemporary world, the one here and now we have to live in, has turned into the stage of an absolute loss of a true relation between the individuals. This situation has led some artists to think about their work as a literary game, in which analogies can lead us to a shart of art that comes up to his last consequences. Again, artist are aware of how behind a look there exist other perceptions that hide an accurate background: the are that uses image, in many cases, as pretext to explain through disconcerting elements what is not more that an act of sincerity. In this sense, Guillermo Perez Villalta uses metaphor to articulate all his thought and to argue, from a certainly moralist position, his search of truth beyond the proper reality. He thinks rigorously and makes us think, across his works, about the greatness and the meanness of our existence. His labour has been always orientated to offering superposed readings that point directly at the conceptual nature of his works and at the use of paradox and irony to show this underground spirit that crosses his plastic posibilities. This associative (and appellant) juggling wakes that seemingly banal thing transform in something surprising, granting a cerebral and poetic to the images, but always with the complicity of the one who observes them. “Easter Eves” is the new starting point that Perez Villalta establishes to present and to direct this “Dedicated Space “ that becanes biography in some moments, and to leave patent, across suggestive imagery, how the human nature is capable of supporting not much reality. That is why he divides the work in episodes which take as a backdrop the symbols of our culture and our identity. veintitres


Guillermo introduces himself to us as the reincarnation of that Ziggy Stardust, who so masterfully personified and interpreted his creator David Bowie (1); he narrates his experiences and introduces us in an differente expressive dimension. More than simply paint, what Guillermo does is to summon, one to one, to the inhabitants of his memory and his culture, transporting them to the fabric where they will have the privilege of being much more than symbols, because they will be the signs, the brands, the scars, the lights and the shades of his inner world.

Ruiz

veinticuatro

Jaen, May, 2010 David MartĂ­nez


VĂ­speras de Pascua, 1999-2000 Guillermo PĂŠrez Villalta (1)

It is one of the most complex works that I have invented. The first idea arose from the Palm Sunday 1999 and was developed until March, 2000, coinciding with a period of my life that was submitted to strong affective changes. The own work used to me as refuge for these storms and my work is not alien to it. Maybe because of that the work has a strong rational, mathematical and geometric structure of complicated calculations and tracings that hold up the symbolic elements that, as votive offerings, cover the work as if they were remains. But they also are offerings with that have the possitive sense Art should have : it is not sorrow but the Phoenix that is born of its embers. It wants to be altar of meditation about the human things which, in its desire and passion, want to be divine. A series of free drawings concluded up to other one of major size that, to a scale of 1/5, it used as base for the picture accomplishment . It is a window to lattice that drive us to an exterior space of a sky where there is no horizon. The top part, as if about a rosette or custody, leaves the emptiness in his center. At the beginning, there was child who blows of a few seeds of dandelion in thr sketches, as a symbol of distraction, which was the initial motive of this complex structure. But he was substituted for a fleece lamb as victim of the Easter sacrifice. Here, the symbols of passion have an extra value to that of the Christian imagery; in adition they are another thing that concerns us all since passion is synonymous of life. veinticinco


I would like to thank Felipe Vivas for his collaboration in the hard task of chiaroscuro of the structure and for the readings that made the labour more pleasant; Also, I would like to thank Fernando Boix for his presence.

Guillermo Perez Villalta

veintiseis


ABOUT ART AND RELIGION Guillermo Perez Villalta

Some time ago, I wrote that if we remove beliefs from religions which stays is Art. To speak about these two manifestations of the human being can create confusion and miss understandings. Both of them appear almost at the same time and are difficult to separate, since they are born of the same source of desire. The human knowledge is based on several methods: on one hand, the scientist - in which the questions can be demonstrated - is a slow method but that gives us certain reliability; the philosophical one, which questions the own faculty to think and discern; and the artistic one, that it is based on the desire and not on the truth. On the other hand, Religious, in which according to Religion, the truth is truth, and nobody question that. The Reason, the lights, they have served and serve the human being in this difficult, but exciting, knowledge path and it has guided me too. A few years ago, at the end of the 90’s, I used as a motto in a picture the sentence “Any trhth is not completly truth”, This principle of doubt has gone with me through all my conscions life. To be an “unbelieving” has its biffer bitter side but also a bright one. One of them is to accept the paradox of how knowledge works. We live in a society where everything gets polarized, where things are themselves or the opposite. These shart of revelations have made a great number of aberrations: to deney any virtue in the oppòsite truth make people take opinions which are pretty ridiculous. We see that day by day and, of course, art is not an exception. Even the concept of skepticism falls into the trap. veintisiete


The intellectual skeptic figure, who “doesn’t care about anything”, is one of the move dramatic figures through which currently human throught goes by. Not to believe means not to wish. Not to believe in a supposed truth doesn’t mean that we do not contemplate it pleasantly; as well as we do not need a novelistic tale to be true to make us feel excited. That is art. The paradoxical attitude undoubtedly enriches us, and I say “undoubtedly” that in a conscious way. We do not have to discern between two systems, we can enjoy what we want to, what we wish. And probably this attitude is more real than any other polemic position. Maybe then, you can understand my position in the art, as taster and creator. Faced positions such as modernity and classicism, abstraction and imagination, conceptual and artistic work, or new means and piting heve always looked ridiculous to me. I think everything is the same post where to gather fruits for art, and not to be a half electric because of that, but a passionate steward. But how to make “Talibans of art” that what they are saying is quite interesting but not the whole truth, taht there are many other things. Among these things, there is a fundamental one, the most important one for Greeks: memory. My memory and the mankind’s one matters to me as an individual and human being. It is a duty to keep it and deliver it is our more valued exchequer. It corresponds to us to take it, as ADN takes our biological memory. This way, artist and art have to carry this memory as if something sacred. Without this memory, art will be something infantile, babbling and ridiculously basic.

veintiocho


To give up the present and start again is not possible in any art or knowledge system. Doing that would enfail taking the risk of repeat what has been and gone. the insistence in the punctual position, in the already wrong possition of “the last thing”, without a circular vision of everything that surrounds us, it has turned currently art into something impoverished and lac of authentic meaning and transcendence. The memory, which teaches us so much, might lead us to remember that past moment of the this moment of the XVIIIth to XIXth century, where the old order was falling apart, where the unquestionable procedures of the monotheistic religions began to have fissures, where the demons’ obscurantism and magic were illuminated for the Reason and the exotic thing started questioning the aesthetics of West. Here, man wonder about the current doubts and the loneliness of the individual. Then, in a continuous movement of sways, he moves to new accommodating positions to get to another small revolution and, so on till the actual days, where the «revolutionary thing» is another simple form that it does not do anything but conceal the raised problems have not been solved. When in this new order, religion, christian fundamentally, lost his primacy and omnipresence, art went adrift. Till then, it was clear that the gods or god had to be covered with the most beautiful thing. If everything came from god, if he was our protector and bearer of life, how possibly we were not going to do a Gothic cathedral to him, for example? Later, everything became more confused. William Blake invent new mythologies, Friedrich did altars with distant mountains in a search of a new god lacked heavy attributes, or Otto Runge created an altarpiece where the morning iluminates a new newborn child.

veintinueve


Art was in a worse situation it had had to feast the sovereign people, the Constitution or the national virtues. Then, the Forefront came and said to the artist: “ be free “, and, still, the arast walks feasting his freedom without knowing very well what to do once he stop celebrating his freedom. Yes, the art got lost when it remained without god, myths, sacred histories, saints’ lives, miracles and visions. And even more, when all of that, which he had builf throughout the centuries, with great creativity and beauty, could not be touch without doing it into a ironical o critical way. Is it possible to do a art history without mention the religious fact? Can you walk along the Prado Museum with total pleasure without knowing that? Can you enjoy the art without that? Is art possible without the art itself? As I already said, it is dificult to separate art from religion. Because the two of then are born from the same : the human being has always wanted to know, feel and comprehend things to calm his hunger of knowledge, pleasure and beauty. I think the human being is what he is just because of fhal: the conscience - probably the original sin of the monotheistic religions - makes grow up that hunger of knowledg that make the human being something complety different from the rest of geings This fruit of the tree of science, the tree of good and evil, makes him locks like a god. That fruit creates a god semehow to explain that which knowledge is incapable to saticite and requires the idea of God. Therefore, god is the first great work of art, the attempt of doing a world to his image and similarity, understandable and explicable for the human begin. treinta


Later, as Pygmalion, the man love his work and breathe life into it. He creates the procedures that protects him from darkness, from the destruction of the beam, from the inexplicable, from death or birth. And later, he believes in it, with the certainty of the real truth. Because he already knows that the representation seems more real than the represented, it is more commendable because it is done with the languages of the human beings and not with the unknowable languages of the nature. So, art and religion were born together, and they still toge hed until that smell of beauty was seen. That being that makes things nicer could also reward his own life, make it more bearable and contain his dreams. To enclose the sheen of the light in the water, inside brilliant stones that adorn it. To contain the colours of the late afternoon in wool and walls. To turn visible theseraphic beings, to be able to support the remains oflife in a face that never gets corrupt, to do out of forms a subtle dance that has nothing to do with chaos. It could make Paris and Hellene, Odiseo and the sirens, the Angel announcing Maria or the tender embrace of Christ’s feet by the Magdalena visible. Do I have to believe that all of that is true love it? If that represents my dreams and desires, if that is filling every day of my life with his pleasing presence, if that is the apparel that dresses me and shelters me, Does art have to be a representation of the truth to satisfy me?, Pyramids are real, aren’t they? The sun colours the Parthenon every afternoom, doesn’t it? I can enter into the Scrovegnia Chapel to contemplate Giotto’s fresh, can’t I? What else do I need to. My culture, which has shaped my way of thinking, which has created the images that my brain uses to think, has been fundamentally religious and iconic. treinta y uno


We have had gods very similar to the human being, with their stories and legends that have been used us as metaphors to speak about many things. We have had something that was even closer, a god who was a man that suffered and undewent, that ate, felt firedness, walked and finilly died. The saints did their miracles in this world, in the cities that they could visit, where they wared the same palms and branches of olive tree that shape our currenyt lanscape When I did not know that are was art, I was lead to the church, where I had to ebey some ritual that contained extrange words spoken by a group of well-dressed people. The surroundings were full of statues with bright golden haloes, naked bodies with opened arms and painting which represented stories. There were rases of silver full of flowers and carefully decorated chandeliers on the top of a beautifull furniture. All of that used to enlight me and I wanted to come back to that short of places full of beatifull things. That was my initiation into art. But that also developed a way of thinking through images, a rich iconography that allowed me to tell a numberless of emotions. We can trace this neglected field by the Catholicism in numerous southern artists as Lorca, Dali, or Genet, and even more in the present in trulli opposition to the iconoclast Protestant – Jewish - Islamic. The defender of the real truth, of the word against the image. I Alredy said that: the image allows to doubt about its own meaning, we can change his iconography, a figure can be the Prudence or Venus. The word left no deubt. Its meaning is crystal crear. Because of that the religions which are based on a holy book use to be really intrensigent. And this is pretty much what happens with the Modern Art Movement. Also, the current world tries to fill that iconographic emptiness with new myths, suc as Marilyn, Superman, The Simpson or Star Wars, but I would not be surprised if at any moment it were necessary to excavate, as it happend duning the Renaissance, to search ancient statues of confured gods. treinta y dos


But it is not just this symbolic images question what I am interestedin, but to recover this “sacredness� that art has lost. To recover that aptitude to stand before the beauty and extraordinary. To recover that feeling that an art work make us feel. There are contemporary artist that make me feel that emotion, such as James Turrel, Kapoor or Bill Viola. But, in general, that trivial and forgetful superficiality that lean on politically correct ideologies that currently fules to fustify its lack of aura and emotion. Probably because of that, I appeal once again, as an artist and a lover of art, to this conscious and liter human being who does a religion without dogmas of art, a wide an versatile truth, an aptitude of knowing beyond the limits of knowledge saving in the raft of paradox the whirlpools of madness. The aptitude of living among our dreams and the aptitude of create desired utopias. Somehow, the capacity to crete God.

Guillermo PĂŠrez Villalta. Tarifa, April, 2005

treinta y tres


GUILLERMO PÉREZ VILLALTA Nace en Tarifa, Cádiz, 1948 1966 Comienza estudios de Arquitectura 1975 Beca del Ministerio de Cultura 1980 Beca Fundación Juan March, Madrid 1985 Medalla de Andalucía 1989 Beca del Ministerio de Asuntos Exteriores para la Academia de España en Roma 1994 Premio de Artes Plásticas de Andalucía 2006 Medalla de Oro de las Bellas Artes 2008 Premio Tomás Francisco Prieto. Fundación Real Casa de la Moneda

EXPOSICIONES INDIVIDUALES 2010 Vísperas de Pascua, Galería Unodeuno, Jaén. Espacio Dedicado Museo Provincial de Jaén. Obra 2008-2010, Galería Soledad Lorenzo, Madrid. 2009 Museo de Cádiz y creación contemporánea. Museo de Cádiz. Cádiz Emblema: Arte, vida y símbolo en Guillermo Pérez Villalta. Museo Casa de la Moneda. Madrid. 2008 Los Viajes de Gulliver. Centro Cultural Fund. Círculo de Lectores. Barcelona. Artífice. Centro Exposiciones ICO, Madrid. Arquitecturas encontradas. El Kursaal, Algeciras. Pinturas 2005-2008. Galería Soledad Lorenzo, Madrid. 2007 Galería Rafael Ortiz, Sevilla. Los viajes de Gulliver. Sala de Exposiciones de Círculo de Lectores, Madrid. Artífice. Sala de Exposiciones Vimcorsa. Ayto. de Córdoba. Córdoba Islas. Galería Siboney. Santander

treinta y cuatro


2005 Arte Sagrado/Arte Profano. Sala Amós Salvador, Logroño. 2003-2005. Galería Soledad Lorenzo. 2004 Procesos; Mirar, discurrir, pintar. Fundación Aparejadores, Sevilla. Guillermo Pérez Villalta. Arte contemporáneo en colecciones privadas de Toledo, Real Fundación de Toledo. 2003 Galería Soledad Lorenzo, Madrid. 2002 Piranesi-Dream-Paisaje, Galería Siboney, Santander. 2001 Atarlosmachos, Sala Rivadavia, Cádiz y Museo Cruz Herrera, La Línea de la Concepción. 2000 Guillermo Pérez Villalta, Pinturas 1998-2000, Galería Soledad Lorenzo, Madrid. 1999 Guillermo Pérez Villalta, Pinturas 1972-1998. Fundación Marcelino Botín, Santander. Guillermo Pérez Villalta, Galería Rafael Ortiz, Sevilla. 1998 Galería Senda, Barcelona Guillermo Pérez Villalta, Galería OMR, México. 1997 Galería Soledad Lorenzo, Madrid. Galería Rafael Ortiz, Sevilla. Diálogos en Clave Ornamental. Guillermo Pérez Villalta/Jaime Proença, MEIAC, Badajoz. Galería Alfredo Viñas, Málaga. Casa de la Parra, Santiago de Compostela. G.P.V. Ornamentos, Galería Carmen de la Calle, Jerez de la Frontera. Pinturas y Joyas, Galería Sandunga, Granada. treinta y cinco


1996 La fuente de la memoria, Galería Senda, Barcelona. 1995 Interiores, Galerías del Arenal, Sevilla. La Arquitectura y el Mar, Baluarte de la Candelaria, Cádiz; Casa del Cordón, Caja Burgos, Burgos. Galería OMR, México. 1994 Lugares e Invenciones, Galería Soledad Lorenzo, Madrid; Galería Fernando Latorre, Zaragoza. 1993 Galería Salvador Riera, Barcelona Galería Soledad Lorenzo, Madrid. 1992 Obra sobre papel 1976-1991, Sala Amós Salvador, Logroño; Centro de Arte Moderno Ciudad de Oviedo, Oviedo; Sala de Armas, Ciudadela de Pamplona; Palacio de Exposiciones y Congresos, Hospital de Santiago, Ubeda (Jaén); Museo de Bellas Artes de Bilbao; Centro de Arte Palacio Almudí, Murcia. 1991 Galería Manuela Boscolo, BustoArsizio (Italia) Obra sobre papel 1976-1991, Sala de Exposiciones del Banco Zaragozano, Zaragoza. 1990 Obra 1986-1989, Palau Solleric, Ayuntamiento de Palma de Mallorca. El agua oculta o el naveganteinterior, Palacio delos Condes de Gabia, Diputación Provincial, Granada. La Odisea, Galería Columela, Madrid. Arte Ornamental, Fund. Rodríguez Acosta, Granada, Gal. Soledad Lorenzo, Madrid; Gal. Fernando Silió, Santander; Gal. Windsor Kulturgintza, Bilbao. Dibujos de Arquitectura, Palacete de Embarcadero, Junta del Puerto, Santander. Obra 1988-1990, Galería Soledad Lorenzo, Madrid.

treinta y seis


1988 Obra 1986-1988, Galería Soledad Lorenzo, Madrid. 5x5, Galería Estampa Madrid; Colegio de Arquitectos de Málaga, Sevilla, Cádiz, Córdoba y Granada. 1986 Obra 1983-1986, Galería Antonio Machón, Madrid. ARCO´86, Galería Antonio Machón, Madrid. ART17’86, Feria de Basilea, Galería Antonio Machón. 1985 Algunas obras 1973-1975, Sala Luzán, Zaragoza. Esculturas, Galería Estampa, Madrid. Galería Fúcares, Almagro. 1984 Cuatro Jardines, Galería Sen, Madrid. Caras, Galería Estampa, Madrid. 1983 ARCO’83, Galería Alençon, Madrid. Copas, Oros, Espadas y Bastos, Gal. Palace. Granada; Gal. del Ateneo, Málaga; Gal. Magda Belloti, Algeciras (Cádiz). 1979-1983, Salas Pablo Ruiz Picasso, Biblioteca Nacional, Madrid. 1982 ARCO’82, Galería Alençon, Madrid 1979 Obra 1976-1979, Galería Vandrés, Madrid 1977 Galería Buades, Madrid (con Chema Cobo) 1976 Obra 1974-1976, Galería Vandrés, Madrid 1974 Obra 1973-1974, Galería Buades, Madrid

treinta y siete


1973 Galería Daniel, Madrid. Galería Juana de Aizpuru, Sevilla. 1972 Galería Amadís, Madrid. Galería Trajano 35, Sevilla. Galería La Mandrágora, Málaga. EXPOSICIONES COLECTIVAS 1968 Cosas, Galería Amadís, Madrid 1969 Bienal de Ibiza. 1971 Sala Amadís, Madrid. 1972 Diez pintores españoles, Galería Juan de Mairena, Sevilla. Sobre el Barroco, Galaería Juana de Aizpuru, Sevilla. 1973 Animales salvajes, animales domésticos, Galería Vandrés, Madrid; Casa Damas, Sevilla. Arte gráfico español, Galería Amadís, Madrid. I Semana de Arte Actual, Toledo La casa y el jardín, Galería Amadís, Madrid Propuesta de Temporada, TGalería Buades, Madrid. Spanski, Lunds Kunsthall, Lund, (Suecia) 1974 Siete pintores de la Galería Buades, Casa Damas, Sevilla. La casa que me gustaría tener, Galería Buades, Madrid; Casa Damas, Sevilla; Galería Amadís, Madrid. Exposición de Arte Español Contemporáneo, Universidad Autónoma, Madrid Exhibición de Arte Cádiz I, Museo Provincial, Cádiz treinta y ocho


Pintura Española Actual, Centro de Arte M-II, Sevilla El Taller/La Pintuira/El Museo, Galería Buades, Madrid. 1975 A los 50 años del Surrealismo, Galería Juana de Aizpuru, Sevilla. El Cepillo, Casa Damas, Sevilla. Vandrés 1970-1975, Galería Vandrés, Madrid 1976 Artexpo-76, Palacio Alfonso XIII, Barcelona Siete pintores en torno a la ciudad, Galería El Coleccionista, Madrid. Pintura española desde el Renacimiento hasta nuestros días, Provincial Museum of Modern Art, Hyogo; Metropolitan Museum of Art, Tokyo; Kitayushu Municipal Museum (Japón). 1978 Arte Español de 1920 hasta hoy, Palacio Nacional, Taipeh. Arte Español, Niavaran Cultural Center, Teherán. Homenaje a Joseph Cornell, Galería Juana de Aizpuru, Sevilla. El Mar y la Pintura, Galería Laietana, Barcelona. 15 pintores marginales, Galería Ponce, Madrid. 1979 El lápiz señala al asesino, Galería Ovidio, Madrid. Interiores, Galería Estampa, Madrid. Obra sobre papel, Galería Ruiz Castillo, Madrid Dibujos de artistas españoles contemporáneos, Galería Juana de Aizpuru, Sevilla 1980 Galería Juana Mordó, Madrid Homenaje a Jorge Manrique, Exp. Internacional de Artes Plásticas, Museo Arqueológico, Palencia. I Internationale Jugendtriennale und Meister der Zeichnung, Kinsthalle Nürenberg. New Images from Spain, The Solomon R. Guggenheim Museum, Spanish Institute, Nueva York; The McNay Art Institute, San Antonio; San Fancisco Museum of Modern Art, San Francisco. 1980, Contraportada I, Convento de San Esteban, Murcia. 1980, Casa de Colón, Las Palmas En Cádiz, Casa Municipal de Cultura, Cádiz. Bocetos, Real Fábrica de Tapices, Madrid. treinta y nueve


Sobre Papel, Galería Laguada, Granada. Pintores españoles seleccionados para la I Trienal Internal. de Dibujantes Jóvenes en Nürenberg, Galería Italia 2, Alicante. Belgrado 1980, Museo de Arte Moderno, Belgrado. Madrid D.F., Museo Municipal, Madrid. 1981 Bienal de Sao Paulo, Sao Paulo. Otras figuraciones, Obra Cultural de la Caja de Pensiones, Madrid. Su disco favorito, Madrid; Sevilla; Granada. Pintores andaluces que viven fuera de Andalucía, Andana I, Jerez; Cádiz; Sevilla; Jaén, Madrid. Pañuelos, Galería Sen, Madrid. Arquitecturas modernas, Galería Ynguanzo, Madrid; Colegio de Arquitectos de Tenerife; ETS de Arquitectura, Valladolid; Palacio de la Magdalena, Santander. Abaneros, Galería Estampa, Madrid. 1982 El paisaje en la pintura andaluza actual, Galería Antonio Machado, Madrid. ARCO’82, Galería Alençon, Madrid. New Sapanish Figuration, Kettle’s Yard, Cambridge;Cartwrit¡ght Hall, Bradford; Third Eye Center, Glasgow. Verano del 82, Galería Palace, Granada. Claustro de la Catedral, Palencia. 26 pintores, 13 críticos, La Caixa, Barcelona; Madrid. Arquitecturas modernas, Galería Metronom, Barcelona. Santander Cidudad Balneario, Palacio de la Magdalena, Santander. Juegos de arte, Galería Estampa, Madrid; Galería Palace, Granada. En homenaje a Murillo, Galería Juana de Aizpuru, Sevilla. El Pavo, Galería del Ateneo, Málaga. El cartel de toros, Librería Moriarty, Madrid. Dibujos, Galería Egam, Madrid. 1983 26 pintores, 13 críticos, Sevilla. ARCO’83, Galería Sen, Galería Estampa, Madrid. Santander Ciudad Balneario, ETS de Arquitectura, Valladolid. Recuperación del dibujo, (itinerante por América). Después de la vanguardia, Museo Jovellanos, Gijón. cuarenta


I Bienal del Grabado, Baden-Baden. Acrochagge, Galería Fúcares, Almagro. La Luna, Galería Sen, Madrid. Bienal de Pontevedra, Excma. Diputación de Pontevedra. I Semana Cultural, Tarifa (Cádiz) Su disco favorito, Huelva. Pintura española reciente, Lissevalchs (Estocolmo) En el corazón del teatro, Teatro Español, Madrid III Bienale der Europaischen Grafik, Baden-Baden. 1983-84 Spansk Egen-Art, Estocolmo; Malmoe; Oslo. 1984 Arte en el Congreso, Congreso de los Diputados, Madrid. Spanisches Kaleidoscop, Dormund; Basilea, Bonn. Art Espagnol Actuel, Tolouse; Estrasburgo; Niza. Intaxes dos 80 desde Galicia, Santiago de Compostela. Contraportada, Murcia. Siglo y medio de Arte Gaditano, Jerez de la Frontera. Desde el papel; Homenaje a Zobel, Galería Fúcares, Almagro. 12 Artistas del Campo de Gibraltar en San Roque, Centro Municipal de Cultura Rafael Alberti, San Roque. Presagios, Círculo de Bellas Artes, Santa Cruz de Tenerife. 1985 Testimonio Creador, Fundación Botín, Santander; Reales Alcázares, Sevilla. Arte Español Contemporáneo, Fundación Juan Marcha, Madrid. Cota Cero, Alicante; Sevilla; Madrid; Valencia. Otros abanicos, Fundación Banco Exterior, Madrid. Proyectos inéditos del Diseño Español de Arte Contemporáneo, Madrid. Ocho diseñadores en Colorcore, Barcelona; Madrid. Andalucía Puerta de Europa, Madrid. El desnudo, Galería Juana de Aizpuru, Madrid. Granada como ficción, Galería Palace, Granada. Shapping the Air; Tossan-Tossan Gallery, Nueva York. Libros de Artistas, Tossan-Tossan Gallery, Nueva York. Arte Español Contemporáneo, Atenas; Innsbruck; Graz; Sofía; Praga.

cuarenta y uno


Arquitectura Ibérica actual, Galería Fúcares, Almagro. Cometel Cometa, Galería Ovidio, Madrid. Diecisiete Artistas, Diecisiete Autómatas, Sevilla. ARCO’86, Galería Magda Belloti, Madrid 1987 ARCO’87, Galería Magda Belloti, Galería Fernando Vijande, Madrid. La Pasión, Palacio de Viana, Córdoba. Pintura en colecciones particulares, Palacio de la Virreina, Barcelona. Art 18’87, Galería Antonio Machón, Basilea. Inicios de una colección, Fundación Caixa de Pensiones, Barcelona. Cinco siglos de Arte Español, L’Imagination Nouvelle, 70-80, Musée d’Art Moderne, Paris. Naturalezas españolas (1940-1987), Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía, Madrid. Chema Cobo, Luis Gordillo, Guillermo Pérez Villalta, Galería Fernando Vijande, Madrid. 1988 Nuevas visiones de la Alhambra, Caja de Ahorros de Granada, Granada; Madrid. VIII Salón de los Dieciseis, Museo Español de Arte Contemporáneo, Madrid. The Language of the Fan, The Spanish Institute, Nueva York. Academia de España en Roma, Roma. Tres poemas clásicos, Museo de Bellas Artes, Bilbao. ARCO’88, Galería Soledad Lorenzo, Madrid. El Estrecho, Galería Magda Belloti, Algeciras. 1990 Exposición alumnos becados de la Acad. de España en Roma, Acad. de Bellas Artes de San Fernando, Madrid. Intervención de artistas en la arquitectura, Granada; Buenos Aires. Tapices españoles contemporáneos, Galería Egam, Madrid. Homenaje a Van Gogh, Museo Cruz Herrera, La Línea. Espacios Privados, Museo Español de Arte Contemporáneo, Madrid. Artistas en Homenaje a Estella, Palacio Fray Diego, Estella; Museo de Navarra, Pamplona. ART 21’90, Galería Soledad Lorenzo, Madrid. Colección del Banco de España, (itinerante), La Coruña, Murcia, Logroño. Bienal de El Cairo, El Cairo. cuarenta y dos


1991 Ul’Alternativa Europea, Museo delle Arti, Palazzo Bandera, Busto Arsizio (Italia). Grabados en la Academia de San Fernando, Calcografía Nacional, Madrid. Madrid, el Arte de los 60, Sala de Exposiciones de la Comunidad de Madrid, Madrid. El Museo del Prado visto por 12 artistas contemporáneos, Museo del Prado, Madrid. 1992 Pasajes, EXPO’92, Pabellón de España, Sevilla. XII Salón de los 16, Madrid; Sevilla. Spanish Art, Spanish Prints in the Eighties, Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, Madrid. Madrid Pintado, Museo Municipal, Madrid. Arte en España 1920-90, Colec. Arte Contemporáneo, Palau de la Virreina, Barcelona; Museo Rufino Tamayo, México; Museo de Arte Moderno, Bogotá; Museo de Arte Contemporáneo Sofía Imber, Caracas. 1993 ARCO’93, Galería Soledad Lorenzo, Madrid. Slittamenti, Bienal de Venecia, Venecia. Testimoni 92-93, Sala Sant Jaume, La Caixa, Barcelona. Impulsos y Expresiones, Círculo Cultural de Fundación La Caixa, Granollers. 1994 Cuatro Décadas, Galería Juana Mordó, Madrid. -3D/0D/+3D, CAI, Sala Luzán, Zaragoza. Autorretratos Españoles del Siglo XX, Fund. Cult. Mapfre Vida, Madrid; Museo de BB.AA de Álava; Sala Amós Salvador, Logroño. 12 Aniversario, Galería Magda Belloti, Algeciras. Bronce, Colegio de Arquitectos de Málaga, Málaga. Ocho Artistas Andaluces: Prototipos, Galería Juana de Aizpuru, Sevilla. Col.lecció Testimoni 93-94, Sala Sant Jaume, La Caixa, Barcelona. 1995 Flecha’95, Centro Comercial Arturo Soria Plaza,Madrid. Toros por la Gran Vía II, Galería Buades, Madrid.

cuarenta y tres


1996 Flecha’96, Centro Comercial Arturo Soria Plaza, Madrid. Un cuerpo es el mejor amigo del hombre, Galería Sandunga, Granada. Postrimerías. Alegorías de la muerte en el arte español contemporáneo, Fundación Mapfre, Madrid. Aquellos 80, Casas del Aguila y La Parra, Consejería de Cultura, Santillana del Mar, Cantabria. Arte Español para el Fin de Siglo, Centro Cultural Tecla Sala, L’Hospitalet de Llobregat, Barcelona. Madrid: Ocho artistas de los setenta, Museo de Navarra, Pamplona. 1985-1996. Obra original sobre papel, Colec. Fundesco, Sala de Exposiciones de Telefónica, Madrid. 1997 Figuración Madrileña años 70 en la Colec. Arte Contemporáneo, Sala San Esteban, Murcia; Museo de Teruel, Teruel. Flecha’97, Centro Comercial Arturo Soria, Madrid. A lo Divino, Museo de Bellas Artes, Granada. Arte Español para el Fin de Siglo, Sala de las Atarazanas, Valencia. Los Ochenta en la Fundación Central Hispano, Fundación Museo Evaristo Valle, Gijón. Essays & Embryos, Enzo Gallo Fine Art, Inc., Coral Gables, (Florida). Españoles de los 80, Sala de la Alhóndiga, Segovia. Colección Testimonio 96-97, Estación Marítima, La Coruña. 1998 Flecha’98, Centro Comercial Arturo Soria Plaza, Madrid. ARCO’98, Madrid, Galería Soledad Lorenzo. Patio de figuras, Sala de Exposiciones de la Plaza de España, Madrid. La Mirada Ecléctica, Colección Alberto Corral, Palacete del Embarcadero, Santander. Exposición Colección Testimoni 1997-1998, Edificio Pignatelli, Zaragoza 1999 De Grecia a Cavafis y otros mitos, Galería Alfredo Viñas, Málaga. Guillermo Pérez Villalta, Antonio Rojas, Juan Angel González de la Calle, Lita Mora, Galería Benot, Cádiz. ARCO 99, Galería Soledad Lorenzo, Galería OMR, Madrid. Imágenes de la Abstracción, Sala de las Alhajas y antiguo Museo de Arte Contemporáneo, Madrid. cuarenta y cuatro


Grandes Obras, Museo de Arte Contemporáneo Esteban Vicente, Segovia. Arte Contemporáneo - Colección Banco Zaragozano, La Lonja, Zaragoza. Interiores, visiones intimas de un siglo, Centro Cultural Caixavigo, Vigo. 2000 Confines, miradas, discursos, figuras en los extremos del siglo XX, Sala de Exposiciones de la Comunidad de Madrid. Año 1000 – Año 2000. Dos Milenios en la Historia de España, Centro Cultural de la Villa, Madrid. Colección Testimonio, La Caixa. Sala de Exposiciones Casa de la Provincia, Sevilla. 2001 La noche. Imágenes de la noche en el arte español 1981-2001, Museo de Arte Contemporáneo Esteban Vicente. Segovia. La colección del Museo Nacional de Arte Reina Sofía. De Picasso a Barceló, Museo Nacional de Buenos Aires. Museo Municipal de Arte Contemporáneo. Madrid Colección DE PICTURA. Pintura española 1950-2000. Museo de Bellas Artes, Santander. 200 2 ARCO’02, Galería Soledad Lorenzo, Madrid. Andalucía y la Modernidad. Del Equipo 57 a la Generación de los 70, Centro Andaluz de Arte Contemporáneo, Sevilla. Colección Pilar Citoler, Centro de Exposiciones de Ibercaja, Zaragoza. 2003 A palabra e a súa sombra. José Angel Valente: O poeta e as artes, Colexio de Fonseca, Santiago de Compostela. Mano a mano: 25 años de construcción democrática. Centro Cultural de la Villa de Madrid. Testimonio 2002-2003, Centro de Arte Palacio Almudí, Murcia. 2004 poránea arte, Sala Amós Salvador, Logroño.

Contem-

2005 Dual. Tránsitos y cruzamientos por la historia del arte. Seu Vella, Iglesia de Sant Mart y Centre d’art la Panera. Lleida cuarenta y cinco


2006 ¡Almodóvar: exhibition! La Cinémathéque française. París. Tiempos de libertad. Arte en España 1975 a 1990. Fundación Unicaja. Málaga. Colección 2006. CAAC. Sevilla. 2007 Transfiguración. Sala Alcalá 31. Comunidad de Madrid. Madrid. Imágenes de la Pintura. Museo de Cádiz En torno al agua. Intermon Oxfam. Madrid, Zaragoza, Barcelona y Sevilla. El pensamiento en la boca. CajaSol, Sevilla. 2009 quizos. MNCARS, Madrid + 10 sillas PANTON. Vitra-COAM, Madrid.

Los Es10 autores

2010 Los Esquizos de Madrid. Figuración Madrileña de los 70. Centro Andaluz de Arte Contemporáneo, Sevilla ARTE EN ESPACIOS PUBLICOS Y ARQUITECTURAS - Cámara de Comercio, Sevilla Patio de los Naranjos de la Mezquita de Córdoba DHRAA, Portocristo, Mallorca Iglesia de San Mateo, Tarifa San Hipólito de Tamara, Palencia Colegio de los Irlandeses, Alcalá de Henares Fachada del Colegio de Bellas Artes, Bruselas (efímero) Escenografía para “El último desembarco” de Fernando Savater - Pintura Mural. Techo del Pabellón de Andalucía; Diseño y escenografía del Pabellón del siglo XV; Carroza del mes de Mayo (Cabalgata), EXPO’92, Sevilla. Escenografía y vestuario para la ópera “El rapto del Serrallo” de Mozart, Castillo de Perelada, Gerona Torrefuente de los Vientos, La Línea de la Concepción. Palacio de Congreso “Kursall”, Algeciras. El Cristo de los Vientos. Puerta de Jerez, Tarifa. Edificio y Plaza de Sestibalsa, Algeciras. Museo Municipal de Arte Contemporáneo. Madrid Torre mirador, Carratraca. Puertas del Puente, Córdoba Escultura en fachada del Ayto., Granada cuarenta y seis


PUBLICACIONES - Animales domésticos, animales salvajes, 197 3 - Baraja, Ediciones Estampa, 198 3 - Ocho caras, Ediciones Estampa, 1 984 - Cuatro jardines, Ediciones Sen, 1984 - El Signo de Occidente, Ediciones Sen, 198 4 - El Cruce, Antonio Machón, 198 5 - Faetón, Ediciones Turner, 1985 - La Odisea, Ediciones Turner, 1987 - Viajes de Gulliver, Círculo de Lectores, 2004 - 11 cuentos. Caja San Fernando, 2006 - Arquitecturas encontradas, Estampa. 2007  OBRAS EN MUSEOS Y COLECCIONES PUBLICAS - Museo de la Diputación Foral de Álava, Vitoria Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía, Madrid The Solomon R. Guggenheim Museum, Nueva York Museo de Arte Contemporáneo, Sevilla Museo de Bellas Artes, Bilbao Museo Municipal, Madrid Fundación Juan March, Madrid - Fundación José Suñol - Chase Manhattan Bank, Nueva York - Fundación Banco Exterior, Madrid - Col.lecció Testimoni de La Caixa, Barcelona - Instituto de Estados Unidos, Tánger - Banco de España, Madrid - Amigos del Arte Contemporáneo, Madrid - Diputación Provincial, Granada - Museo Marugame Hirai de Arte Español Contemporáneo (Japón) - Colección I. C. O., Madrid - CAAM. Centro Atlántico de Arte Moderno, Las Palmas de G. C. - Colección Fundesco, Madrid - Colección Banco Zaragozano - Palacio de San Telmo, Sevilla - Caja San Fernando, Sevilla Ayto. de Sevilla - Real Maestranza de Ronda - Real Maestranza de Sevilla cuarenta y siete


GALERIA UNODEUNO quiere dejar constancia de su agradecimiento a

Francisca Hornos Mata Margarita Sánchez Latorre Javer Sampalo Javier López Juan Ramón Fdez. Puñal Miguel Campoy Sánchez Antonio Sánchez Marín Luis Luna Valverde Clara Martínez Millán Yves Fedou Admiral Partners Arte Contemporáneo Acompany SCS Museo de Jaén Junta de Andalucía De manera especial a la galería Soledad Lorenzo por su inestimable ayuda, así como a las personas que han querido permanecer en el anonimato.

cuarenta y ocho


1/1

Unodeuno Galeria de Arte Contemporáneo C/Puerta de Martos, 46 23004 Jaén (Spain) Ring: (+34) 600 813 455 www.galeriaunodeuno.es info@galeriaunodeuno.es Depósito Legal: J-267-2010 ISBN-13: 978-84-613-9261-2

Es un proyecto en colaboración con la Empresa Pública de Gestión de Programas Culturales Junta de Andalucía

G. PEREZ VILLALTA.- VISPERAS DE PASCUA  

Catalogo exposicion GUILLERMO PEREZ VILLALTA.- VISPERAS DE PASCUA. Espacio Dedicado museo de Jaen

Advertisement