__MAIN_TEXT__

Page 1

!

!

Pregón de las Fiestas de la Virgen

Santa María de Guía – Agosto 2016 ! ! !


!

! !

! !

Teodoro C. Sosa Monzรณn Alcalde de la Real Ciudad de Gรกldar ! ! ! ! ! ! !


!

Siento que en esta noche, en lo más íntimo de mi corazón me encuentro feliz, sumamente feliz, por tener el privilegio de ser Pregonero de las Fiestas en Honor a Nuestra Señora la Virgen de Guía, Alcaldesa Honoraria, Mayor y Perpetua, y patrona principal de esta ciudad: Santa María de Guía. Me siento feliz y en la obligación de agradecerle a su Alcalde D. Pedro Rodríguez Pérez y a toda la Corporación Municipal, la generosidad, la confianza y el apoyo que nos han brindado para que en estas Fiestas Mayores de 2016, celebremos en ambos municipios, el Acto Institucional de Hermanamiento entre ambas Ciudades, acompañado con la Lectura del Pregón por sus respectivos alcaldes. Hoy estoy aquí respondiendo a ese compromiso, en un noche única e histórica en la que por primera vez un Alcalde de Gáldar pregona las Fiestas de Santa María de Guía. Por lo que para mí, sin duda, este pregón es la mejor oportunidad que tengo de rendir tributo de agradecimiento a esta Ciudad Hermana. Gracias de corazón a los aquí presentes por acudir a esta apertura formal de las fiestas. Veo entre ustedes muchos rostros conocidos y queridos y sólo por eso vale la pena compartir este momento, que constituye para mi un grato honor y una gran responsabilidad. Quiero poner de manifiesto mi gratitud más sincera a todos los guienses, por permitir que me sienta, para siempre y desde ahora, más unido que nunca a esta ciudad y a esta celebración de las Fiestas Mayores de este municipio. Intentaré no defraudarles. Me gustaría tener en estos momentos la selectiva y rigurosa memoria de nuestros cronistas e historiadores para exponerles, como solo ellos saben hacerlo, los momentos cruciales que han vivido durante tantos años Guía y Gáldar, contándoles a


!

ustedes la verdadera esencia de lo que ha sido ese camino que hemos trazado juntos. Fueron otras épocas de dificultades y adversidades por los enfrentamientos jurisdiccionales y la división de los límites parroquiales y civiles, pero por suerte y gracias al transcurrir del tiempo y al buen entendimiento, esta rivalidad forma ya una página del pasado. También Sería emocionante para mí tener la destreza de nuestros artesanos, para mostrarles a ustedes, cómo hemos sido capaces ambos municipios de construir y amoldar a las necesidades de cada tiempo, este espacio y este territorio que compartimos, describiéndoles con orgullo el carácter laborioso de nuestra gente, los hombres y mujeres que han sacado adelante con mucho trabajo y sacrificio a tantas familias repartidas entre ambos municipios. Quisiera igualmente tener la habilidad de nuestros poetas, para cantarles a ustedes con bellas palabras lo que nos transmite el inigualable paisaje de este municipio con el que compartimos playas, calles, caminos y pagos rurales, y describirles también su cuidada y admirada arquitectura , patrimonio cultural de esta Ciudad. A nadie se le esconde que Guía es un lugar privilegiado en cuanto a patrimonio histórico, artístico y natural. Las cumbres y costas son excelentes lugares de recogimiento y expansión, pero también cuentan ustedes con magníficos ejemplos arquitectónicos y artísticos en torno a unas cuantas calles, que le confieren, un carácter distintivo en el conjunto de Gran Canaria y de Canarias. Su historia y su futuro, su presente y su funcionalidad como lugar privilegiado, hacen sentir el peso de la historia y tradición en sus calles, plazas, iglesias, patios y casas, componiendo un


!

conjunto, que no en vano, está declarado Conjunto Histórico desde 1982. Y desearía además saber entonar con las letras del admirado Néstor Alamo, esas canciones que forman parte de la memoria colectiva de este pueblo y que nos transportan como ninguna otra a momentos festivos inolvidables que hemos vivido guienses y galdenses. Es por todas estas razones, por lo que creo que este municipio vecino en el que nos encontramos ya no representa para los galdenses esa rivalidad histórica que tanto nos hirió, ni tampoco la pugna por la división del territorio, y ni siquiera, esa lucha encarnizada por la cabecera del partido judicial del Norte. La ciudad de Guía representa hoy día para nosotros, una aliada en la defensa de nuestra comarca, una ciudad hermana con la que podemos convivir y dialogar, creando una conciencia colectiva que valora lo mucho que tenemos en común, que reconoce nuestras fortalezas y que potencia nuestra autoestima. Y no, no me olvido esta noche de que el activo más importante que tenemos es precisamente nuestra gente, esta población de la que forman parte y comparten familias enteras, hombres y mujeres que han nacido aquí y han querido a Gáldar como su tierra adoptiva, y al revés, vecinos de Gáldar que sienten y quieren a Guía como a su Ciudad natal. Y yo creo que es necesario que esta noche yo lo valore en muy alto grado. Un claro ejemplo lo tenemos en nuestro empresariado, Hombres como Vicente Rodríguez Luján, Claudio Ramos, el siempre recordado Raimundo Bolaños León, Félix Santiago;


!

también recordamos al que fuera alcalde de Guía nacido en Gáldar, Angel Trujillo, o el ex concejal de cultura de Guía nacido en Gáldar, Miguel Gordillo Díaz, que se suman a los mencionados en su pregón por el Alcalde de Guía José Samsó y Mr. Leackock, personas que han nacido o tienen relación directa con Guía o viceversa, personas que han nacido en Gáldar y han querido de igual forma a Guía, no existiendo límites entre ambos municipios. Otro claro ejemplo de esta unión, lo tenemos en la dimensión religiosa de estas Fiestas. Alguien dijo que la religiosidad popular se convierte en una plataforma de supervivencia, un hábito de sosiego que ha serenado el alma de tantos fieles. Los sabemos bien muchos galdenses que hemos acudido a los pies de La Virgen de Guía en busca del necesitado consuelo. En el interior de esta monumental Iglesia y ante la imagen de La Virgen encontramos la esperanza que necesitamos, encontramos el sentido a la vida y encontramos también esa fuerza necesaria para seguir adelante. Como bien supo explicar el sacerdote D. Higinio Sánchez Romero “hay un halo de recogimiento en su porte que nos envuelve en acogida y escucha , como quien no tiene prisa, como quien está sólo para ti y siempre para todos”. Ella es la Estrella y Guía de ese camino que todos realizamos en la vida. La tenemos muy cerca del corazón los guienses y galdenses, y más cerca hemos querido tenerla con el Hermanamiento que hemos formalizado ambos municipios, de ahí que le hayamos querido rendir homenaje con el descubrimiento, en la esquina de la calle Guayasén con nuestra Calle Capitán Quesada, de


!

una obra pictórica que se convertirá en escultura y que representa a Estrella y Guía junto a Fernando Guanarteme, uno de nuestros baluartes y protagonista indiscutible de la conquista de Canarias. Como reza la placa que acompaña esta imagen “Reyes Guanartemes y Estrella y Guia se entrelazan y fusionan en la historia común de la comarca”. Precisamente, si en este municipio se celebran las Fiestas en honor a La Virgen de Guía se lo debemos a uno de aquellos soldados que participaron en la Conquista de Gran Canaria y Tenerife a finales del siglo XV Hablamos como todos ustedes ya suponen de Sancho de Vargas, que establecido en las postrimerías del siglo XV en esta zona, cimentó un cuantioso patrimonio en lo que entonces se denominaba Tamaragáldar. De esta forma, establecido en el distrito de Agáldar, construye a principios del siglo XVI, entre 1505 y 1509, una ermita bajo la advocación de Santa María de Guía, acordando con el beneficiado de Gáldar, Rodrigo de la Vega, la celebración litúrgica de la fiesta principal de su recién terminada ermita en los siguientes términos :

“celebrar fiesta el 15 de agosto en cada año y misa cantada y letanía, vísperas y luminarias, ofrendado todo con su pan y vino, y pebetes y juncos, y misas de réquiem por mi ánima y mis sucesores y herederos, durante nueve días y cabo de años” Hecho que bien nos recuerda en una de sus obras el estimado cronista oficial de esta Ciudad D, Pedro González Sosa Pero a estas fiestas debemos añadirle otra singularidad, celebrarse el 15 de agosto, por mandato del propio Sancho de Vargas, coincidiendo con la Fiesta de la Asunción de la Virgen


!

María. No en vano esta Parroquia durante su historia ha combinado los dos nombres: Parroquia o Beneficio de Santa María de Guía, creada por Carlos I en el año 1533, y posteriormente denominada también Parroquia de Nuestra Señora de la Asunción. Al respecto, también indica el cronista de esta ciudad “que nada se sabe de la imagen que colocó el fundador de la ermita en su altar principal bajo la advocación de Santa María de Guía”. Y en cuanto a la imagen actual nos manifiesta que: “es de procedencia genovesa...y tiene factura de Virgen de Candelaria...desde 1793 rodea la figura un sol de plata y desde 1955 figura en un artístico trono de plata también”.

Trascendental y significativo fue sin duda este acontecimiento que marcó para siempre un antes y un después en la historia y en la vida de los municipios de Guía de Gran Canaria y Gáldar. La iglesia en honor a Nuestra Señora de Guía, que originó el surgimiento del núcleo poblacional, y 17 años después –en 1526- se alcanza la independencia real y absoluta desde el momento en que el Gobernador y Justicia Mayor de la Isla, don Martín Fernández Cerón, nombró primer alcalde Real de Guía de Gran Canaria a don Fernando Alonso de la Guardia, concediéndole el título de “Alcalde e Vara de Justicia”, aunque la definitiva segregación administrativa con respecto a Gáldar no se consiguió hasta 1533 con la creación de la parroquia. Nacía de esta forma la Villa de Guía hasta el 1 de octubre de 1871, fecha en la que Guía recibe el título de Ciudad, por Real Decreto firmado por Amadeo I, logro en el que tuvo


!

participación directa el patricio grancanario Don Fernando León y Castillo, Marqués del Muni, elegido diputado por el distrito de Guía en las elecciones generales de 1871. Además de lo señalado, podemos indicar que uno de los hitos, que durante siglos marcó la configuración de la jurisdicción geográfica y eclesiástica de la comarca, fue la creación del Convento de San Antonio de Padua, en la Vega Mayor, que el profesor e historiador don Antonio Cruz Saavedra, en un magnífico estudio al respecto, sitúa en torno a 1520.

El patronazgo del monasterio corrió a cargo de la casa de Bethencourt emparentados, en ocasiones, con la de Pineda, siendo en su mayoría vecinos de la Villa de Guía. Fueron Don Jerónimo de Pineda y Don Juan de León, el conquistador, los que hicieron la petición formal de su fundación ante el Padre Provincial Fray Pedro de Mejía. Los primeros en ostentar los privilegios inherentes de la institución fueron Don Jerónimo de Pineda y Doña María Betencurt, hija de Don Maciot de Betencur y Bracamonte y de Doña Luisa Guanarteme de Betencurt, la legendaria Princesa Thenesoya Vidina. A ellos se debe la fundación del Vínculo de Pineda, fundamento de parte del sustento básico del cenobio y de la comunidad

El convento de San Antonio de Padua es citado de muy diversas maneras: convento de las Villas de Guía y Gáldar, conventos de estas Villas, de San Antonio de La Vega, etc. Posteriormente en el siglo XVIII, los franciscanos del convento de San Antonio de Padua, regentaron un hospicio en la vecina


!

Villa de Guía. A dicha institución se la conoció con el nombre de Hospicio de Sor Catalina de San Mateo. La iglesia se ubicó precisamente en el lugar donde había nacido esta santa visionaria. El Convento de San Antonio era hasta principios del siglo XIX lugar preferente de enterramiento. Fueron muchos los vecinos de Guía los que a través de sus disposiciones testamentarias eligieron el convento para ser enterrados. Hay otro capítulo destacado de nuestra común historia, también relacionado con los aspectos religiosos de la misma, y es la solicitud para erigir la ermita de San José de Caideros. Ya que sería un vecino de Guía, pero nacido en Gáldar, don José de Medina, el que lo solicitara en el mes de Julio de 1699, y para lo cual fundaría un vínculo de tierras, en el denominado Cortijo de Caideros.

Pero los lazos de unión y el trabajo en común de los habitantes de Guía y Gáldar, no sólo han destacado, en lo que concierne a la historia de la religión. También destacan, y mucho, en los aspectos más cotidianos, como son el esfuerzo de los agricultores y ganaderos por obtener mejores servicios para sus tierras y obtener por tanto mejores cosechas.

Tal y como ocurrió con la construcción de una mina de agua, situada en el barranco de las Garzas en Guía, en la zona del Lomo Guillén, cuando un grupo de vecinos de Guía y Gáldar solicitan y acuerdan la explotación de la mina, “juntos en


!

mancomunidad”, vecinos entre los que cabe citar al capitán don Esteban Ruíz de Quesada, el gran prócer galdense, junto al entonces alcalde Real de Guía don Diego de Pineda Bethencourt. Todo ello según su petición porque “se quedan sin cultivo tantos predios y terrenos para los que no alcanza el agua que hay […] y habrá más entonces en que puedan ocuparse y ganar la vida muchos pobres...”. Y ya que hablamos de aguas, tan necesaria para los cultivos, y por lo que los vecinos de nuestros pueblos desde tiempo inmemorial han luchado tanto, tenemos que citar irremediablemente el denominado “Heredamiento de la Vega Mayor”, que nació, como consecuencia del repartimiento que se produce después de la conquista que en algunos casos afectaba no sólo a las tierras sino igualmente a las aguas, y entre sus herederos figuraban personajes conocidos: Alonso de Herrera, Arriete de Betancor, Pedro de Arguello, Ginés de Becerril, Fernando Alonso de la García y Antonio de Orduña, entre otros, todos los cuales se intitulaban en los testimonios de la época "vecinos y herederos que somos del agua de la villa de Gáldar". En 1875 fueron publicadas en Las Palmas las "Ordenanzas Generales del Heredamiento de Aguas de la Vega Mayor" y como presidente de este Heredamiento, firmando las Ordenanzas, aparece don Rafael Almeida, que había sido alcalde de Guía y con destacadas fincas en el Norte. Atravesando la geografía de Guía y Gáldar desde los altos, recogiendo "todos los manantiales, fuentes y remanentes de los barrancos y barranquillos nombrados allí como "Licencial,


!

Rosas, Lomito, Montaña Alta, Del Pino, Barranquillo, Colegial, Alguacilejo, Hoya de Pineda, Tirior, Prior y Boticarias, hasta unirse con las que bajan por el llamado barranco de Cardoso, cuyo caudal corresponde a la ciudad de Guía, y unidas todas en el barranco que lleva el nombre de Gáldar, totaliza cinco mil cuatrocientas quince pipas cada doce horas. La importancia de este Heredamiento de la Vega Mayor no sólo fue vital para los cultivos, sino que, como ha indicado el investigador don Juan Díaz Rodríguez en su libro “Molinos de Agua en Gran canaria”, jugó un papel destacadísimo en la producción de gofio, para la población de ambos municipios. En el caso de Guía gracias a las aguas del heredamiento funcionaban los molinos de: Hoya de Pineda, La Laja, Tahonillas o los Molinillos conocido como Molino de Luisito,, el molino del Ingenio en la Ladera de Soleto, el Palomar y el Molino de las Cuartas en el Lomo Guillén. Qué decir también de un producto estrella que desde los primeros años de la colonización europea en Canarias, tuvo una destacada importancia en el noroeste de Gran Canaria, como una de las actividades económicas por excelencia, junto a la agricultura. Me refiero a la producción de uno de los quesos más emblemáticos de Canarias: El Queso de Flor de Guía. Como bien explica en su estudio el guiense Sergio Aguiar Catellano, es un producto que se elabora en los altos municipios de Santa María de Guía, Moya y Gáldar y que constituye todo un referente de la industria artesanal canaria, avalado por siglos de historia y formando parte del patrimonio cultural canario. Y otro eslabón más reciente en la cadena del valor histórico de la hermandad Guía-Gáldar lo constituyó el Decreto publicado


!

en el Boletín Oficial del Estado de 13 de marzo de 1973, que aprobaba la constitución de una Mancomunidad formada por los Municipios de Gáldar, Santa María de Guía de Gran Canaria y Agaete de la que fue primer presidente don Ignacio Arencibia Miranda, alcalde del ilustre ayuntamiento de Santa María de Guía y vicepresidente a D. José Estévez Rodríguez, Alcalde de Gáldar por la que formalmente “se hermanaban los tres municipios en sus problemas, en sus inquietudes y en sus necesidades para buscar soluciones adecuadas en consonancia con los medios económicos", según se expresa textualmente en el referido precepto legal. Como colofón a todo lo dicho, expuesto y manifestado han sido los acuerdos de las actuales corporaciones de los dos ayuntamientos, sellando los hermanamientos Gáldar-Guía y Guía-Gáldar. “Tenemos retos de futuro como Corporaciones Locales. Tenemos muchos proyectos conjuntos, y es una alegría que se haya abierto en el término de Santa María de Guía, una Universidad privada – Fernando Pessoa- y que también para los guienses sea motivo de complacencia que se construya en el término de Gáldar el centro comercial para la comarca. Seguro que tendrán ambos una buena acogida”. Es lo que expresábamos emocionados y convencidos del sentimiento que movió a las dos corporaciones municipales a formalizar que las capitales de ambos municipios sean Ciudades Hermanas, desde ahora y para siempre”. Creo que estos ejemplos, forman los eslabones, de una cadena histórica que es lo que ha formado nuestra historia común. Y creo firmemente además que entre nosotros están muy presentes los sentimientos fraternales generados a lo largo de muchos siglos de convivencia, de compartir profundos vínculos


!

familiares e históricos, tantas emociones, sufridas o disfrutadas colectivamente juntos. Sentimientos de respeto, de estima y afecto –de amistad- que nos han dado forma y que debemos preservar y alimentar siempre, y en todo momento, por encima de las tensiones, de las discrepancias y los desencuentros. Dicen los antiguos que las ciudades tienen alma, y dicen los modernos que cada ciudad tiene su signo de identidad. Guía y Gáldar viven y disfrutan de esa misma identidad, y cuentan con destacadas personalidades en este espacio y en esta historia común. Así aparecen en la obra literaria y en el “romance de las princesas en la muerte de Pedro el Rey”, magistral poema de Sebastián Monzón Suárez, que transmite la parte humana y las relaciones personales de la comarca en esas primeras décadas del siglo XVI: “Amigos buenos de Gáldar, vecinos nobles de Guía, los que viniendo del mar nos dieron su compañía …. de los argüelles y Rojas, y olvidadas las porfías, al hijo de Sancho de Vargas, nuestro ahijado de Guía. …


!

Como la prisa del viento por las laderas umbrías, al galope de caballos la noticia ya corría, a los valles de Agaete y los ingenios de Guía:

Villas que se forjaron con una marcada personalidad. Como nos decía el cronista oficial de Gáldar, Juan Sebastián López García, “ambas ciudades fusionadas ofrecen las dos realidades de la conformación canaria moderna, a partir de las permanencias prehispánicas con los aportes hispanos”, “son las dos caras de una misma moneda con un patrimonio cultural que se complementa, de los más destacados del archipiélago, donde están presentes con fuerza estos dos aspectos que fusionados constituyen la esencia y personalidad de la canariedad”. Porque Guía participa de todos los momentos históricos de Gran Canaria, con destacadas muestras arqueológicas donde destaca el agadir o cenobio de Valerón, uno de los “yacimientos estrella” de Gran Canaria, como diría Celso Martín de Guzmán, aunque también hay que destacar el tagoror del Gallego. Esta Ciudad ha escrito muchas de las páginas más brillantes de la cultura canaria, con tantos hijos ilustres que ahora mismo sería muy largo enumerar. Sin embargo, me van a permitir que nombre a algunos de ellos, los más admirados por este pregonero.


!

Toda Canarias se enorgullece de José Luján Pérez, al que todos sentimos como nuestro. De pequeño admiraba las imágenes de este artista guiense que es figura clave de la imaginería isleña, maestro de maestros en el arte de la gubia y en la arquitectura. En los últimos años se han celebrado efemérides en los aniversarios de su nacimiento en 2006 y muerte en 2015. Gáldar no quiso dejar pasar esas fechas y lo celebramos como le correspondía al imaginero más importante del archipiélago. Para mi, venir a Guía en cualquier momento es también disfrutar del singular Luján en las obras magistrales que dejó en su querido templo.. También admiro, como todos los canarios, el arte de Cayetano Guerra, meticuloso en la técnica, logrando los más altos valores estéticos, tal como nos ha deleitado este año en la Casa Museo Antonio Padrón, Centro de Arte Indigenista. Su imagen de la Virgen de Fátima me es muy cercana en la iglesia del barrio de La Montaña donde nací y refleja ese intercambio que siempre se ha producido en nuestras ciudades. Obras de Luján y Cayetano Guerra en Gáldar y del galdense Borges Linares en Guía, autor del busto dedicado al guiense Pedro Gordillo, diputado doceañista y canónigo de la catedral de San Cristóbal de La Habana, tal como se recuerda en la placa existente en la que fuera su residencia cubana de la calle Empedrado. Tierra inagotable de artistas Como artista fue el siempre recordado y admirado Néstor Alamo, un hombre polifacético y autodidacta dentro de la música popular canaria, con obras tan emblemáticas como Sombras del Nublo La Alpispa o Tamadaba, que logró la


!

admiración de su público canario y muy aplaudido también en su larga proyección nacional. Es en su faceta de escritor e investigador cuando publicó numerosos artículos sobre la historia de Canarias, en periódicos y revistas. Algunos de ellos sin duda habría recibido la crítica elogiosa de un paisano, de un hombre que fue alma máter del periodismo en Gran Canaria, un hombre apasionado por su trabajo como lo fue D. Santiago Betancort Brito, periodista de pluma rigurosa y a la vez amable, redactor del popular Eco de Canarias y director del siempre recordado Diario de Las Palmas. Pero sobre todo, un guiense por los cuatro costados, ciudad que le vio nacer y a la que amaba, que le tuvo como alcalde accidental durante la transición y un hombre sobre todo muy amigo de sus amigos. Él simbolizó el apasionante mundo del periodismo y la comunicación, como lo representó también con letras mayúsculas otro guiense, Vicente Francisco Rivero García, el fotógrafo Paco Rivero, notario gráfico del norte de Gran Canaria y hombre que con sus imágenes testimonió como nadie la vida social, cultural y política de esta comarca. Guía es igualmente Tierra de grandes creadores, en una pléyade de escritores y poetas, como Rafael Bento y Travieso, que fuera secretario de nuestro ayuntamiento, como nos recordara Pedro Rodríguez a principios de mes, o rompiendo fronteras municipales, como hizo Pablo Artiles al traspasar los linderos y ambientar en Juncalillo su célebre novela “Las campanas son de bronce” en 1967. O el poeta Manuel González Sosa, Hijo Predilecto de esta Ciudad, que como se señala en su distinción “es un guiense que ha sabido llevar su origen rural al ámbito de lo canario y al de las letras hispanas en general”.


!

Y ciudad también de mujeres que aportaron un legado importante para fomentar la educación como Eusebia de Armas y Dolores de Sosa, con los Salesianos y las Dominicas, en una ciudad que siempre estuvo preocupada por la formación, con el Colegio Santa María, a lo que se suma como dije anteriormente la instalación de la Universidad Fernando Pessoa. O la creación del Instituto de Guía, que en su 65 aniversario nos ha hecho recordar a tantos galdenses que pasaron por sus aulas como docentes y como alumnos dejando esta institución académica en ellos un recuerdo imborrable. Guía, Ciudad espiritual, con venerables mujeres con olor de santidad, representadas por Sor Catalina de San Mateo y Sor Lorenza Díaz Bolaños O Don Bruno Quintana que marcó la vida parroquial y que con gran ilusión tanto aportó a lo espiritual y material del templo, destacando especialmente el camarín de la Virgen, uno de los más hermosos de Canarias. Y he dejado para el final a esta Guía que reconocemos también desde antaño por sus afamadas Fiestas. Quiero en este momento tener una mención especial a las Fiestas de Las Marías el tercer domingo de septiembre, con la celebración de esa romería de la que debemos todos enorgullecernos y que para mí sigue siendo “la mejor romería”, gracias a la labor desinteresada de los Mayordomos que además velan para que esta tradición se mantenga pura a sus orígenes y teniendo como única premisa el cumplimiento de la promesa y del respeto en todo momento a las tradiciones. Promesa que hice yo también a los Mayordomos hace nueve años cuando me pidieron cumplir con los Votos a la Virgen por parte de Gáldar , que he venido cumpliendo desde que asumí este honor de representar a esta Ciudad y que seguiré


!

cumpliendo como Alcalde. Además no olvido que también de ellos surgió en gran parte este hermanamiento entre Gáldar y Guía. Vayan desde este pregón mi admiración y reconocimiento. Nos sentimos muy felices cada año de compartir y contar con ustedes en esas horas de tanta alegría. Gracias Mayordomos de Las Marías. Pero en esta noche permítanme que me vaya despidiendo con las palabras de invitación a estas Fiestas de la Virgen que espero que todos ustedes vivan con especial intensidad y alegría, dando ejemplo de cómo transmitir este legado a los niños y a los jóvenes de este municipio. Los Pasacalles de Papagüevos, la fantasía de la Cabalgata de las Fiestas y la tan esperada Batalla de Flores, así como los actos de homenaje a esas personas que han destacado por su entrega y por su trabajo en la vida de esta Ciudad, en esta edición especial en la que se celebra el 490 Aniversario de la Fundación de esta Ciudad, se le dedica a doña Celestina Rivero Padrón, y a d.Francisco Miranda Santiago, un recuerdo muy especial quiero brindarles como pregonero y decirles a sus familias que se sientan orgullosas de ellos pues han sido personas que han expresado en sus vidas el alma de esta tierra, el verdadero corazón de nuestra querida Guía. Sé que todos los que vengan a la fiesta serán bien acogidos. Aún nos sorprende el texto que escribía en 1646 el licenciado Francisco López de Ulloa, referido a nuestras actuales ciudades: “…y todas las personas naturales de estas villas son muy placenteras y agradables, bien partidos, y es en tanta manera que en algunas fiestas que se celebran en estas dos villas entre año, adonde ocurre mucha gente de toda la isla, entre los


!

propios vecinos ay muchas pendencias y discenciones, por quien a de llevar convidados a su casa, que es necesario que la justicia haga muchas diligencias para quietarlos, y esto es tan común que en llegándose las fiestas que se celebran cada vecino en su casa haze prevención de camas y comida muy regalada para veinte y treinta personas, en tal manera que los que van, aunque no tengan conocido ni posada como no la ay, no necesita de prevención, aunque sea para muchos días. Acción en que se conoce la nobleza que siempre habitó en aquellos lugares, que dura y durará para siempre.” (López de Ulloa, pág. 322) Y termino : en 2008 se celebró el doscientos aniversario de la bajada de la imagen del Señor Santiago a Las Palmas de Gran Canaria, con una procesión extraordinaria y el descubrimiento de una placa de mármol en la cual se manifiesta el agradecimiento de Gáldar a los guienses por el recibimiento y fiesta que le brindaron al apóstol en la ciudad, que está situada en la capilla del santo patrono. Hoy quiero renovar mi agradecimiento a las gentes de Guía por ese recibimiento tan especial y tal como se hizo el 29 de septiembre de 1808 día en que “se hizo procesión con Santiago por el Pueblo después de la misa, a la que concurrió la Tropa, como lo había hecho el día antes a la entrada del santo”, nos gustaría poder corresponder con los mismos honores recibiendo a Nuestra Señora Santa María de Guía en Gáldar. Les aseguro que no cesarían de repicar las campanas de Santiago y la ciudad se vestiría con sus mejores galas para recibir a tan ilustre visita, a nuestra Madre. Memorable sería su estancia en el templo de Santiago, como la fue la del apóstol en 1808 en el templo guiense.


!

Ojalá que este deseo se cumpla y que todos los aquí presentes podamos verlo.

Así lo ofrecemos. Así se lo pedimos.

Que esa estrella que brilla en Guía de Gran Canaria siga alumbrando con luz propia y sea, ahora y por siempre, el motivo principal de nuestro hermanamiento y de este encuentro con ustedes, cada año, el 15 de Agosto.. Como Alcalde de Gáldar y como Pregonero de las Fiestas de la Virgen de Guía 2016, solo espero que estas palabras que han salido del corazón, hagan resonar para siempre en todos nosotros la esperanza de que nunca más, nada ni nadie, volverá a dividirnos. Porque nacimos del mismo árbol y aunque nuestras ramas hayan crecido en diferente dirección, siempre nos unirán nuestra raíces. ¡Viva la Virgen de Guía! ¡Viva Santa María de Guía de Gran Canaria…! ¡¡ FELICES FIESTAS A TODOS!!

Teodoro Claret Sosa Monzón Alcalde de la Ciudad de Gáldar

Profile for Gáldar al día

Pregón de las Fiestas de la Virgen de Guía 2016  

Pregón de las Fiestas de la Virgen de Guía 2016  

Advertisement