Issuu on Google+

EL SIGNIFICANTE Y SIGNIFICADO Signo lingüístico: asociación de una imagen acústica (significante) y una imagen mental (significado). Significante y significado están indisolublemente unidos en el signo. Si no sabemos el idioma, solo percibiremos el significante, pero no llegaremos a evocar el significado. En cambio en nuestra propia lengua emitimos y escuchamos signos completos: unidades compuestas de significantes y significados. 2.2 ARBITRARIEDAD DEL SIGNO Se considera que el signo lingüístico es arbitrario porque entre éste y la realidad a la que hace referencia no hay relación natural. Lo que un signo une es el significado y el significante pero no un nombre y una cosa. 2.2.1 La onomatopeya Las onomatopeyas tienen cierta relación con la cosa o el fenómeno que designa. Implican cierta arbitrariedad, en la medida en que no son sino la imitación convencional de ciertos sonidos, imitación que hacemos de acuerdo con las costumbres lingüísticas. 2.2.2 La derivación Este fenómeno, llamado derivación (porque una determinada palabra deriva de otros componentes menores) aparece en otras lenguas. Los signos derivados, aunque se puede hablar de motivación, ésta es de otro tipo: es una motivación producida por las posibilidades de combinación de elementos de la lengua o por una motivación secundaria y no por la realidad a la que hacen referencia los signos. 2.2.3 La etimología popular Es cuando se quiere buscar motivación a ciertas palabras mediante interpretaciones etimológicas que no corresponden al verdadero origen de los términos. Este fenómeno se explica por la necesidad de motivar signos, pero no contradice el principio básico de la inmotivación, ya que, en último caso, los componentes de las palabras siguen siendo inmotivados.

SIGNIFICADO Y CONTEXTO En la lengua sucede que una palabra tiene múltiples acepciones. Para seleccionar la acepción adecuada, las palabras necesitan ubicarse en un contexto, es decir colocarse entre otras palabras


(contexto). El contexto es el marco de referencia con respecto al cual los signos adquieren un significado determinado. Existen varias clases de contexto. 3.1 EL CONTEXTO SEMÁNTICO Un signo adquiere su significado con referencia al significado de los otros signos. El contexto semántico permite seleccionar las acepciones de las palabras. Una palabra con una sola acepción es lo ideal para las lenguas técnicas. 3.2 EL CONTEXTO SITUACIONAL Se refiere a la situación de los hablantes en el espacio, en el tiempo y en el diálogo. 3.3 EL CONTEXTO FÍSICO No recurre a las otras palabras que aparecen junto con aquella cuyo significado queremos precisas, ni a la situación en el espacio, en el tiempo o en el diálogo, sino que se apoya en el mundo exterior, el mundo físico que nos rodea. Nos ayuda a interpretar el sentido de las palabras. Es selectivo y económico. 3.4 EL CONTEXTO CULTURAL


Es todo el cúmulo de conocimientos que tiene el hablante por el simple hecho de vivir en cierta comunidad. Tiene conocimientos históricos, adquiridos en la escuela, de la propia experiencia, etc. LAS LENGUAS Y SU ORGANIZACIÓN 4.1 LA ORDENACIÓN DE LOS SIGNOS Dependiendo de la lengua, la ordenación de los signos es diferenrete. A lo unico que responde dicha organización es a la costumbre. 4.2 EL LÉXICO Y LA SEGMENTACIÓN DE LA REALIDAD La diferente organización de las palabras no solo se manifiesta en la sintáxis sino tambien en la manera de ver la realidad a través del léxico. Podemos decir que cada lengua segmenta la realidad de una manera particular. Esto explica porque un vocabulario diferente para los mismo objetos aun dentro de una misma lengua. Existe una interacción muy estrecha entre la lengua y la realidad. La lengua se ajusta a las necesidades de la realidad y los hablantes de una lengua se condicionan a ver la realidad según su lengua.


Significado y significante