Page 1

EDUCACIÓN ¿REALIDAD O UTOPÍA? Gabriela Celaya de la Torre|NTR 24 de octubre del 2013. Zacatecas, Zac. El pasado miércoles 23 de octubre se llevó a cabo “El primer Congreso Nacional de Intervención a la Educación” el cual se realizó en las instalaciones del centro de Convenciones, localizado en la ciudad de Zacatecas. El propósito principal de este congreso fue abordar como es realmente la educación en la actualidad, no de una manera utópica como se nos es manejada comúnmente por el gobierno. Para ello, se contó con la honrosa presencia del Político francés Jacques Delors y de la Dra. Rosa María Torres, integrante del Cuerpo Académico Consolidado Prácticas Institucionales y constitución del sujeto en la educación. Durante su discurso, Delors enfatizó “La educación es para que la humanidad pueda progresar hacia los ideales de paz, libertad y justicia”. Claro que actualmente esta es una de las más grandes utopías que existen, ya que la educación realmente no nos brinda esta posibilidad. Desgraciadamente incluso nos fomenta una competencia mal sana, que muchas veces nos lleva a quebrantar la paz, la justicia y la propia libertad de los demás. Es un hecho, que una educación ideal debería de fomentar estos valores, más sin embargo, no es planteada de una manera correcta. Estos tres valores, se logran solamente cuando el ser humano tiene un control sobre sí mismo y sus ideales. La libertad no es simplemente hacer lo que se quiera, si no hacerlo de una manera consciente, sin afectar a terceros. La justicia requiere de sabiduría para discernir entre lo que es bueno y malo. Agregó que en la actualidad “no se ha dotado de los medios para solucionar la situación actual del mundo”. Por ello todo esto es irreal. La mayoría de las escuelas y docentes se conforman con “enseñar” contenidos a los alumnos, no preocupándose por si realmente estos fueron comprendidos, entonces no podemos pretender que los alumnos participen de una manera activa en proponer soluciones a las problemáticas actuales, cuando lo único que se logra en el aula que la memorización de contenidos, y no un sentido crítico y analíticos. “Debemos afrontar las principales tenciones entre la tradición y la modernidad. Entre el largo y corto plazo. Entre la competencia y la igualdad de oportunidades. Entre le desarrollo de conocimientos y la capacidad de asimilación. Entre lo espiritual y lo material” Menciono que la solución se podría encontrar en “permitir a todos hacer fructiferar todos sus talentos y todas sus capacidades de creación. Revalorar los aspectos éticos y culturales. Comenzar a comprenderse a sí mismo. Que la escuela inculque el gusto y placer por aprender, la capacidad de aprender y la curiosidad del intelecto”. Si se la educación, lograra sostenerse en esta estrecha línea, esta se podría suponer como una educación de calidad, que atiende a las necesidades actuales.


Por su parte, Rosa María Torres, inició su discurso con la frase “El cambio se mueve entre la gran reforma y la pequeña innovación”. “Desde la óptica de la gran reforma la innovación es vista como la semilla para la implantación de la reforma. Para los innovadores, la reforma es patrimonio gubernamental. En la actualidad, la reforma y la innovación están más cerca que nunca”. Desgraciadamente, esto lo veo también como algo irreal, y mientras las reformas no sean innovadoras y contundentes, pero sobre todo atiendan a las reales necesidades del pueblo, no habrá avances contundentes en lo que se refiere a educación. Creo que los partidos políticos y el gobierno se deberían de adoptar una postura más crítica en cuanto a la educación. No podemos seguir siendo víctimas de reformas que realmente no aportan lo suficiente para mejorar, o por otro lado, aportan lo suficiente para que la educación termine de empeorar. Debemos de ver “los problemas de la educación más que la educación como problema. Los problemas del sistema escolar más que los problemas de los alumnos, familias, comunidades, ciudadanos, país” “los vicios y estilos de liderazgo en América Latina, impiden a la gente desarrollarse, pensar autónoma y críticamente, y construir un país diferente, con líderes necesariamente diferentes”. Esto es, no podemos culpar de la mala educación a una parte del sistema, porque la responsabilidad cae en un todo, no en una parte. Por ello la solución es trabajar en conjunto, mejorar todas las partes. “A veces la educación se vuelve infraestructura, con edificios bajo llave, monumentales edificios escolares inhabilitados, sin profesores”. Sin embargo, si fallan otras partes, no sirve de nada tener los edificios más lujosos y con tecnología de punta, porque los edificios por si solos, no van a cumplir ninguna función. Finalizó su discurso con la frase “Cuba es un ejemplo de voluntad política” la cual si fuera seguida por otros países del mundo, sería un gran avance en cuanto a educación se trata.

Nota periodistica  
Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you