Issuu on Google+

Es la historia de un hombre que no acepta la derrota traducido en un elocuente ejemplo de lo que constituye la firmeza y la voluntad que conduce al éxito. La misma, es una admirable anécdota que inspira a aquellos que han aspirado el éxito y que creen como insuperables los obstáculos que se tropieza para llegar a alcanzarlo.

La historia del jarrón azul, incluye como protagonistas a Mr. Alden P. Ricks “Cappy Ricks” fundador de importante empresa maderera y de vapores, y sus ayudantes y administradores activos Mr. Skinner y Matt Peasley y por supuesto, el protagonista principal William E. Peck.

El problema gira en torno a la elección de un gerente competente, responsable, capaz, con energía e iniciativa, tomador de decisiones y de correcto proceder, para hacerse cargo de una oficina en Shangai

EL JARRÓN AZUL

La opción de contratación giraría en torno a Peck, a quien inicialmente le asignaron la comercialización de medio millón de abeto fétido, encomienda que supo vender bien al grado de que le pidieron que se calmara debido a que se estaban agotando las existencias, antes de proponerlo como administrador para la oficina de Shangai.

- - Mindjet

La prueba para optar al puesto fue conseguir el jarrón azul. Le dan una dirección equivocada, localiza el bazar cuando éste se encuentra cerrado pero no se da por vencido. Busca al propietario por su apellido en una guía telefónica, se confunde de apellido porque busca Browne y realmente buscaba Brown. Localiza al propietario pero no lo atiende y le refiere al encargado de tienda de apellido Joost, le llagan a abrir el bazar a las 9:15 de la noche y el jarrón azul cuesta $2,000.00 dólares, no tiene para pagarlo y no le aceptan cheque, pide ayuda con Mr. Skinner y Mr. Riks para conseguir el efectivo o para referenciar la garantía de su cheque y no lo consigue, adquiere el jarrón azul empeñando un anillo de platino cercado de brillantes de zafiro. Finalmente sale en avión en busca de Mr. Cappy y a media noche sale con un amigo en avión hacia el sur y hora y media más tarde, aterrizaron en el Valle de Salinas. Con una fogata hecha de periódicos, paró al tren y localizó a Cappy Ricks. Con asombro Ricks le comentó que todas las dificultades se habían fraguado, desde la dirección equivocada hasta el precio del jarrón que únicamente costaba Q 10.00 dólares. Le asegura Rick que de quince hombres a quienes había dado la orden, Peck era el segundo en cumplirlo, por lo que lo comisionaría como gerente de oficina en Shangai con un ingreso de $ 10,000 dólares al año.


Mapa Conceptual El Jarrón Azul