Issuu on Google+

LA UNIDAD CONTRA EL IMPERIALISMO, EL CAPITALISMO Y POR LA ESPERANZA SOCIALISTA ES UN IMPERATIVO DEL MOMENTO ACTUAL En la misma medida en que se ha profundizado el carácter popular de la Revolución Bolivariana se ha ido agudizando la contradicción con el imperialismo y el capitalismo, y se desarrolla la tendencia socialista sembrada en sus tiempos por Pío Tamayo y regada con la sangre de nuestros héroes, heroínas y mártires en las décadas de los 60, 70 y 80. En esas décadas de abnegación y heroísmo la dispersión de fuerzas y esfuerzos, la división y el debate sembrados de individualismo, sectarismo y dogmatismo frustró toda posibilidad de victoria y casi sepulta la esperanza del pueblo de ser sujeto social activo de una revolución profunda, que reivindicara su dignidad: el ejercicio del poder político en función de alcanzar la mayor suma de felicidad social posible. A partir del 4 de febrero de 1992, el Comandante Chávez se constituyó en el factor condicionante fundamental para que como pueblo, avanzáramos en nuestra unidad, en primer lugar en torno a su liderazgo; en segundo lugar contra la oligarquía asociada al imperialismo que venía usufructuando el poder político, para derrotarla mediante el sufragio el 6 de diciembre de 1998, elevándo al comandante a la condición de Presidente de la República; en tercer lugar contra el latifundio, por la recuperación de las tierras ociosas, la industria petrolera, la educación, la salud, la recreación y otros derechos esenciales y en cuarto lugar directamente contra el imperialismo, para finalmente avanzar en la perspectiva socialista.

En ese contexto la unidad de los revolucionarios y revolucionarias con el pueblo en un sólo instrumento, que exprese y dirija el combate contra el imperialismo y el capitalismo, para derrotarlos y marchar hacia el socialismo, es un requerimiento ineludible de la revolución en Venezuela, América Latina y el Caribe y de la humanidad. En ese orden de ideas, la Liga Socialista considera oportuna -histórica y políticamente-, la propuesta del Comandante Hugo Chávez Frías de impulsar un proceso de debate sobre el partido socialista y el programa que unifique a los revolucionarios y revolucionarias con el pueblo en su conjunto, desde la base, en donde participemos todas las organizaciones revolucionarias conjuntamente con el pueblo, en igualdad de condiciones, escogiendo democráticamente los voceros al congreso fundacional para que salgamos sólidamente unidos, marchando juntos en la profundización de la revolución, para conquistar y consolidar el socialismo. Es decir, impulsar el proceso constituyente del partido socialista en Venezuela. Esta oportunidad que nos da el proceso revolucionario es única en nuestra historia, no debemos desperdiciarla. Concientes de los extraordinarios méritos de todas las organizaciones revolucionarías del país, la Liga Socialista les expresa su preocupación de que podamos reproducir la historia de los años 60 y 70. Es este el motivo de nuestra convocatoria a la unidad sin abandonar los principios, el debate, la crítica y la autocrítica.

En síntesis el pueblo, bajo el liderazgo del Comandante Chávez, ha logrado una importante La victoria es nuestra. acumulación de fuerzas antiimperialistas, creando las condiciones subjetivas para avanzar organizadamente hacia el socialismo. Por la Liga Socialista: Fernando Soto Rojas, Wilfredo Jiménez, Nora Castañeda, Eduardo Piñate, Jesús Martínez Caracas, 7 de marzo de 2007 ligasocialista@yahoo.com

El Socialismo se conquista peleando


Declaracion de la Unidad - Liga Socialista