Page 45

Mg. Irene Pilar García

de Jesu Cristo” 3 .Pasa luego a referirse a las festividades del calendario hebreo y, luego, de la Iglesia Católica: con el 25 de Marzo y Diciembre por el nacimiento de Cristo y de la historia Eclesiástica; con la proclamación de Constantino, que libertó a la Iglesia después de 300 años de persecución.

En este sermón ya estaba instalado el relato de los 300 años de explotación llevado a cabo por los españoles y se miraba al período prehispánico como un paraíso terrenal al que “sólo le había faltado la evangelización”. En el párrafo seleccionado se exaltaba la ejemplaridad del 25 de mayo, que resultaba parangonada con las máximas glorias de la historia. Su significado se colocaba en el contexto de la historia de la salvación, que incluía el contenido de la Biblia y se continuaba, en fluida sucesión por los tiempos, hasta exaltar la gesta maya y la batalla de Tucumán. Veamos algunos párrafos.

En el Sermón de referencia, este hecho se ubicaba en la línea vertida por los españoles “sabios”: “el Consejero Solórzano, el Iilmo. Feijoó, el exemplar Obispo de Chiapa D, Fr. Bartolomé de las Casas, dignísimo Apóstol, y Padre tiernísimo de los Indios”, En un momento de su exposición, el P. Castro Barros se dirige al “Pueblo Heroyco del Tucumán digno Atlante de nuestra Madre Patria; que os distingues entre todos los Pueblos de las Provincias Argentinas con el brillante taú de la insigne victoria del 24 de setiembre del año tercero de nuestra libertad; vosotros todos amados Compatriotas, que me escucháis: quedad plenamente convencidos, que la actual guerra ofensiva de la España contra nosotros, es la mas injusta, al paso que la nuestra defensiva es justísima, y en mi concepto obligatoria, miradas ambas en el terso espejo de nuestra Santa Religión, y sana moral; examinadas con la luminosa antorcha de la razón natural; y pesadas en la fiel balanza de la ley eterna. En fuerza de este convenci-

”En consequencia: si para todo el mundo racional han sido siempre épocas tan respetables, que han merecido fixar sus siete edades; las de la creación, del diluvio universal, de la vocación de Abraham, de la libertad de Israel de Egipto, de la unción de David en Rey, de la libertad de los Judios de Babilonia y de la redempcion, o natalicio

Más adelante, llega a expresar, en clave de cambios: “Colegid, quan digno, justo, equitativo y saludable es, y será para nuestra América, que penetrada de la mayor gratitud a Dios le consagre con perpetua aniversaria festividad a su culto el privilegiado día 25 de mayo, en que por un golpe magistral de su justicia, y de su misericordia, ha reasumido su antigua dignidad y derechos, y ha evadido los hostiles designios del ambicioso Napoleón, que pretendía uncirla con las criminales coyundas de nueva tiranía, despotismo, e irreligión”4 .

miento, continuad en unión vuestra defensa con el mas heroico denuedo hasta coronarla con una gloriosa victoria, cuyo precioso fruto sea la instalación de un sabio Gobierno nacional, que nos provea todas las posibles ventajas de cuerpo y alma; y los medios necesarios para encender la linterna de la fe católica sobre tantas naciones idolatras, que en nuestro suelo yacen sepultadas en las tinieblas del error, y sombras de la muerte” 5 Sigue el extenso sermón, donde Tucumán pertenece a las Provincias Argentinas; “madre patria” es América, y la lucha es contra las ilegítimas pretensiones de España. Además, como todos los hombres comprometidos con las revoluciones hispanoamericanas, preocupados por la legitimidad se debe reunir el congreso que permita instalar un gobierno nacional. De ninguna manera podemos pensar que estas ideas eran compartidas por toda la sociedad rioplatense, ni tampoco por todos los historiadores; pero representaba una de las construcciones discursivas que circulaban por esos años. A modo de conclusión. En el proceso de la revolución, iban transformándose lenguajes y significados que representaban no pocas dificultades de la época; incertidumbres que se generaron a partir de la crisis monárquica, acompañadas de la construcción de nuevos relatos. Los testimonios eran diversos: periodismo, teatro, sermones, arengas, nuevas prácticas y liturgias políticas. Todos eran signos de un cambio de época, un cambio de paradigma. Entre las fuentes privilegiadas por los historiadores para indagar sobre las persistencias en la concepción del mundo y de la vida, así como en sus lentas transformaciones, figuran los testamentos. Los hay de todos los estamentos de la sociedad, aún de indios y afroamericanos. Al

3 Comisión Nacional Ejecutiva del 150ª Aniversario de la Revolución de Mayo, La Revolución de Mayo a través de los impresos de la época, Primera Serie 1809-1815,. Augusto Mallie (Comp) “Sermón Patriótico Sagrado, Predicado el 25 de mayo de 1815”, Tomo VI 1814-1815, Buenos Aires, 1967, p. 248. 4 Comisión Nacional Ejecutiva del 150ª Aniversario de la Revolución de Mayo, op. cit., pág. 249.

REVISTA CoMUNICAR-T

mensaje iba dirigido a ella, a formar la clase dirigente de la ciudad capital. Existían también ciudades principales, ciudades subordinadas, pueblos, poblaciones rurales. Por eso, la diversidad en la sociedad -en tan dilatada extensión- es otra característica a considerar. La diversidad. Unos meses después de aquellos cruces entre el periódico y el Padre Castañeda, otro Sacerdote, el Dr. Pedro Ignacio de Castro Barros, expondría un extenso sermón doctrinal a propósito del 25 de mayo en la ciudad de Tucumán. Llama la atención que se trata de acciones producidas casi simultáneamente, pero que tienen ámbitos, emisores y receptores diferentes. En esta ocasión, se advierte otro haz de valores, construidos en un pasado común, con una tradición que se respeta, aún cuando no ahorra fuertes críticas al régimen español y con una idea de patria bastante diferente a la que se esbozara en los círculos intelectuales porteños.

45

Comunicar T; Belgrano en Tucuman  
Comunicar T; Belgrano en Tucuman  

Revista de la Licenciatura en Comunicacion Social de la UNSTA. Conmemorativa del Bicentenario de la Batalla de Tucuman y de la acción de Bel...

Advertisement