Page 19

Agostina García Castro Estudiante Lic. Comunicación Social UNSTA

“Se levanta a la faz de la tierra una nueva y gloriosa nación, coronada su sien de laureles y a sus plantas rendido un león” muy directa y eficaz al triunfo de la independencia americana. Si Belgrano, obedeciendo las órdenes del gobierno, se retira, las provincias del Norte se pierden para siempre, como se perdió el Alto Perú para la República Argentina.” 15 A partir de esta victoria, se dio lugar a que los roles se invirtiesen y sea el ejército vestido de albiceleste el que vaya en persecución de los realistas que huían ante el peligro de tal fuerza armada bien constituida. Antes de tomar lugar la batalla de Salta, que terminó con el enemigo, rindiéndolo totalmente a los pies de los que buscaban la independencia de nuestra Nación, en Buenos Aires, se renovaron los cargos en el Triunvirato porque el pueblo así lo exigía y las provincias tomaron parte de la Asamblea General Constituyente, el 31 de enero de 1813, que representaba la soberanía de las Provincias Unidas del Río de La Plata. La efigie de la moneda fue reemplazada por el escudo que crearon las provincias reunidas y así también, se dio “ritmo a la revolución, al sancionar el himno patriótico nacional”. 16

La noticia de las victorias paralelas en Cerrito por Rondeau y en San Lorenzo por San Martín, llenaron de orgullo y fuerza al ejército. A pesar de que la salud de Belgrano estaba flaqueando, se presento en el frente de batalla el 20 de febrero: “Con la reserva marchaba el general Belgrano, llevando la nueva bandera azul y blanca, que por la primera vez iba a recibir el bautismo del fuego y de la sangre.” 17 Y su bautismo fue con un triunfo glorioso para el ejército que ahora se puede llamar argentino. “Se levanta a la faz de la tierra Una nueva y gloriosa nación, Coronada su sien de laureles Y a sus plantas rendido un león.”18 Puedo afirmar, con el respaldo que me da la historia, que la Batalla de Tucumán fue un hecho histórico y glorioso que merece ser reconocido por todos los nacidos en territorio argentino. Más aún debiera usarse ese día, como en todas las fechas patrias, la escarapela nacional como reconocimiento a todos los hombres y familias que se sacrificaron para que la Patria pueda gritar con fuerza, el 9 de julio de 1816: “¡Viva la Patria!”.

Ambos bandos se fortificaban para conseguir la victoria en el próximo encuentro. En este combate, sí pudo el general cargar la bandera azul y blanca que había creado y el ejército

15 Ibídem. Pág. 105. 16 Ibídem. Pág. 133. 17 Ibídem. Pág. 142. 18 Mitre, Bartolomé: Historia de Belgrano. Buenos Aires, Editorial científica y literaria argentina, 1927. Pág. 133 Bibliografía consultada: -Bliss, Santiago Rex: Libro conmemorativo de la batalla de Tucumán. Tucumán, La Feria del Libro, 2011. -Guerra Orozco, María Cecilia en una entrevista el 6 de septiembre de 2012, Tucumán. -Lizondo Borda, Manuel: Estudios históricos. Temas argentinos del siglo XIX. San Miguel de Tucumán, Junta conservadora del Archivo Histórico de Tucumán, 1959. -Mitre, Bartolome: Historia de Belgrano. Buenos Aires, Editorial científica y literaria argentina, 1927. -Páez de la Torre, Carlos (h): Historia Ilustrada de Tucumán. Tucumán, Libreros y Editores Asociados, 1994. -Paz, Jose Maria: Memorias Póstumas del General Jose Maria Paz. Argentina, Biblioteca del Suboficial, 1951.

REVISTA CoMUNICAR-T

Monumento Historico Nacional a La Bandera Argentina

llevó su emblema con orgullo, colgando sobre sus cuellos escapularios de la virgen de la Merced, realizado por monjas en Buenos Aires.

19

Comunicar T; Belgrano en Tucuman  
Comunicar T; Belgrano en Tucuman  

Revista de la Licenciatura en Comunicacion Social de la UNSTA. Conmemorativa del Bicentenario de la Batalla de Tucuman y de la acción de Bel...

Advertisement