Page 12

ÉXODO JUJEÑO, MEMORIAS DE UN PUEBLO Adiós Jujuicito, adiós! Te dejo y me voy llorando; La despedida es muy triste, la vuelta, quien sabe cuando.

1

U

n pueblo, una lucha unida en las provincias, un enemigo conquistador, un fuego que ardió y arrasó con todo, un fuego que arde en la memoria… 200 años de tradición, de representaciones y de recuerdos e historia nos llevan a pensar en un hecho que ha sido visto por muchos como una humillante huida; por otros como una valerosa acción de guerra; o como una estratégica retirada. Jujuy, pueblo arrasado por la historia de guerra independista, tres éxodos, escenario de batalla donde el caos y el exilio no hicieron distinciones jerárquicas, étnicas o sociales. Camino de revolución y combates para un objetivo en común: la libertad de la Patria, la independencia Argentina. Hoy, a doscientos años del éxodo, revive la historia a través de las palabras… Corría el año 1812, desde Jujuy, Juan Martín Pueyrredón comenzó a organizar la retirada de sus tropas en cumplimiento de directivas “reservadas” que había recibido de Buenos Aires. En ese momento se le indicaba que resultaba necesario “… hacer la retirada en el mejor orden, destruyendo cuanto pueda ser útil al enemigo, para dificultar sus marchas y recursos”, pues se sabía que el Ejército realista se había fortificado y engrosado de diversas formas2. Llegaron las noticias de que el ejército de Goyeneche había arribado

Imagen de las representaciones que se hacen del Éxodo desde hace más de 50 años

a las cercanías de Tupiza3, por lo cual, Pueyrredón ordenó a Eustoquio Antonio Díaz Vélez – a cargo del ejército revolucionario– que se repliegue hasta la Posta de Hornillos4, mientras organizaba la retirada del Ejército del Norte. Pueyrredón había pedido su relevo, aludiendo problemas de salud. Manuel Belgrano había llegado a Yatasto para sustituir al jefe del Ejército del Norte, Juan Martín de Pueyrredón, en el mes de marzo. Las órdenes dadas al nuevo jefe fueron las mismas que antes recibiera su prede-

cesor, defender Jujuy o abandonar la zona con la estrategia “tierra arrasada”. A pesar del momento delicado por el que atravesaba la reorganización del ejército, el espíritu de resistencia fortalecía el temple de los ciudadanos, enrolados en la empresa libertadora5. Belgrano supo cómo debía ser alentado el pueblo jujeño y el Ejército del Norte para mantenerse en la lucha en contra de los realistas. Por ello, y para fortalecer el espíritu revolucionario, Belgrano decidió realizar un acto conmemorativo por el segundo

1 Juan Antonio Carrizo, Cancionero popular de Jujuy, Editorial de la Universidad Nacional de Jujuy, 1988, Coplas Históricas 1; referida al Éxodo del 23 de agosto de 1812, p. 181. 2 Viviana E. Conti: “El éxodo de 1812. Contexto y relato histórico”. 3 Tupiza es una ciudad y municipio de Bolivia, ubicado en el departamento de Potosí al sureste del país. (WIKIPEDIA – La enciclopedia libre) 4 Ubicada en el departamento de Tilcara, en la provincia de Jujuy. La Posta de Hornillos fue creada en 1772, en la época colonial. Durante los largos años de revolución e independencia sufridos, sirvió como cuartel del Ejército del Norte. (WIKIPEDIA – La enciclopedia libre) 5 Libro azul

Comunicar T; Belgrano en Tucuman  
Comunicar T; Belgrano en Tucuman  

Revista de la Licenciatura en Comunicacion Social de la UNSTA. Conmemorativa del Bicentenario de la Batalla de Tucuman y de la acción de Bel...

Advertisement