Issuu on Google+

ALEJANDRA FUENTES PLATAS

GÉNERO: POSIBILIDAD DE IGUALDAD DENTRO DE LA DIVERSIDAD El problema que pretendo intentar resolver es el siguiente: ¿Es posible concebir género como posibilidad de igualdad dentro de la diversidad?, a lo que respondo a manera de tesis, si, en efecto, es posible concebir género como posibilidad de igualdad dentro de la diversidad. Para desarrollar dicha propuesta me apoyo fundamentalmente en nociones provenientes de los derechos humanos1; que cabe mencionar tienen como rasgo característico la axiología, la cual atiende principalmente a los valores. Me parece prudente señalar a manera de paréntesis que Los Derechos Humanos o derecho natural, son aquellas pretensiones que responden a las necesidades que atienden características como lo es la dignidad humana. De acuerdo a un orden normativo la misma sociedad las dicta y de cierta manera las regula, pero que estas suelen ser marginadas por el derecho positivo. Pues como sabemos, al iuspositivismo no le interesa tener un carácter de justo o injusto, solo llevar al pie de la letra lo que emana de la autoridad y/o instancias correspondientes. Los conceptos clave que me brinda el iusnaturalismo para defender mi postura son: libertad2, entendida como capacidad de actuar según la propia decisión; es importante mencionar que esto no implica que la ejecución de ciertas decisiones se presten afectar a otros individuos, es decir con esto se apela a la autonomía, pero esto también involucra un límite para una autorregulación y por tanto una responsabilidad; el otro criterio es la igualdad, que tiene como garante la paz para la humanidad y como fin evitar discriminaciones. También contemplo valores como la tolerancia, justicia, dignidad, fraternidad, etc. Que a pesar de que como la igualdad, no cuentan con una fundamentación como absoluto; si poseen una justificación fáctica que le permite tanto una operabilidad así como cierta aplicabilidad, lo cual permite defender valores como los antes mencionados. “Identidad Personal, máxima realización del hombre” Manuel Silva Camarena 1

Nociones tomadas de “Los derechos Humanos y su fundamentación filosófica” de Mauricio Beuchot. Libertad concepto tomado del diccionario de filosofía Herder Término susceptible de diversos sentidos, según el ámbito a que se aplica, significa en general capacidad de actuar según la propia decisión. Según el ámbito en donde se ejerce la decisión, puede hablarse de diversas clases de libertad. 2

1


Con respecto a la diversidad, es preciso mencionar que para hablar de ella es necesario introducir

la noción de identidad3, apoyándome en la concepción de Silva

Camarena, donde identidad es una forma peculiar de ser, entendiéndose esto como que la esencia de cada individuo radica en las particularidades de cada quien. De aquí se sigue que, lo que importa es tener una calidad de vida donde se busca ser reconocido por lo que se es. Con respeto a esto, me parece que, en tanto que cada persona defiende su identidad y exige ser reconocida como es, es necesario llevar a la práctica la tolerancia; llevarla a cabo implica: vencer los prejuicios, así como lograr que se dé una elaboración social flexible basada en la información, en la estimulación de las necesidades y convencimiento político. Porque cada vez somos más las personas que nos preocupamos por levantar la voz exigiendo un trato digno; entiéndase por digno la calidad de valor que posee cada ser humano. La fraternidad; a parecer mío, es el concepto clave para obtener como resultado la tolerancia; ya que esta permite implementar igualdad, no como un simple principio de equivalencia, sino un principio que exige equidad; esto con los fines de reconocer la desigualdad existente y establecen los actos humanos, al asimilarlo de esta manera, entonces se podrán llevar a cabo correctivos positivos necesarios para superar la discriminación y la inequidad a través de la ley y las decisiones judiciales. Como ya es sabido, los derechos humanos universales, están y deben ser contemplados por la ley y estar garantizados en la misma; todo esto a través de los tratados y fuentes del derecho internacionales. De esta manera, establecen convenios que exhortan a los gobiernos se tomen medidas con el fin de proteger los derechos humanos y libertades fundamentales de cada individuo. De los derechos humanos el que me interesa rescatar es el de la no discriminación, ya que este es el que se opone a la igualdad; tomando discriminación como hacer una distinción, ya sea de clases, de raza, de género, etc. Ya que estos han venido determinando los roles a desempeñar según su sexo, religión, o cultura; lo cual pone limitantes para poder llegar a una realización individual. Un ejemplo claro es, cuando un bebé nace y se encuentra con todos estos elementos que le van designando su lugar dentro del seno 3

Silva Camarena señala la importancia de fundamentar la identidad dentro de la antropología filosófica.

2


familiar y a medida de que va creciendo se le dan normas para comportarse frente a la sociedad. Esto sin contar en qué tipo de ambiente le toca desenvolverse y sus tradiciones. El individuo comienza a darse cuenta de que hay una tradición acerca del papel que “debe” desempeñar tanto el hombre como la mujer. De acuerdo con lo anterior y rescatando lo que pretendo planteando género como una posibilidad de igualdad dentro de la diversidad. En primer lugar tomo en cuenta que género es un concepto histórico que puede prestarse a modificaciones de acuerdo al ámbito en el que se desenvuelvan las personas. Aclaro de una vez que de ninguna manera lo tomaré como un conjunto de características psicológicas, sociales y culturales asignadas. Pues vemos que ésta asignación sobre características generalmente empieza desde que se está en el vientre materno, dándole al producto un trato específico de acuerdo los órganos reproductivos que posea, provocando que se desencadene una serie de sentimientos, se designe un nombre y quizá hasta se piense o idealice el futuro del nuevo miembro familiar. Esto de cierto modo va coartando las libertades y derechos. Lo que propongo es que género sea visto como una apertura a la posibilidad de los individuos para interactuar sin que pesen esos rasgos que marcan tan tajantemente las diferencias haciendo que se caiga en discriminaciones. Es arriesgada esta propuesta porque tengo en cuenta que en sociedades como México ésta visión fractura prejuicios que han estado muy arraigados, y posiblemente sea considerada una especie de atentado en contra de los valores, los cuales han sido dictados por dogmas de pensamiento religioso. Ya que, la tradición dogmática ha sido la que ha ido imponiendo reglas, asignando roles y designando las percepciones referentes a lo que se denomina como “propio de cada sexo”. Respecto a este señalamiento estoy en total desacuerdo, pues pienso que no tiene que ser así, tenemos toda la libertad de ser, de actuar, de pensar, de desenvolvernos de formas diversas, donde esto no tiene porque ser una amenaza a la sociedad. Es cierto, el individuo tiene dentro de sí lo biológico y lo cultural; pero está en cada persona la posibilidad de decidir comportarse de acuerdo a la tradición o bien desenvolverse de una forma distinta. En este sentido denomino género como posibilidad de ser, llámese femenino o femenina, masculino o masculina, independiente, libre de artificios y ataduras dogmáticas.

3


A mitad de nuestro siglo se comienza a respirar un nuevo aroma de regulación social acerca de los valores morales, los cuales ya no están apoyados en el culto de deber. Con esto comienza un cambio de rumbo, de objetivos, de modalidades de socialización, lo cual es característico de una sociedad posmoderna, diría Lopovetsky. <<la era posmoderna es un estallido de lo social>> ahora cada persona maneja su existencia de acuerdo a sus convicciones. Por fin se ha fracturado la sociedad de las costumbres, lo instituido desde los siglos XVII y XVIII, para dar comienzo a un giro individualista, lo cual lleva (según Lopovetsky) a un proceso de personalización que se dedica a demoler los viejos edificios construidos sobre bases dogmáticas y comienza a remodelar el conjunto de sectores de la vida social. Dentro de mi propuesta está el desembarazo de una conducta moralista clásica. Puesto que los intereses han cambiado radicalmente ya no se puede hablar de la ética como ente metafísico que sirve de margen a las masas. Ahora se apuesta más por obtener un bienestar individual, más que el de hacer un bien al prójimo. Retomando lo que concierne a mi propuesta por una visión diferente sobre género, también me apoyo en lo que según De Beauvoir menciona en el caso específico de la mujer, diciendo que “no se nace mujer, se llega a serlo”. Esto lo interpreto como que no necesariamente coincide la “condición natural” y la de género. De aquí que la mujer y el hombre como cuerpo sexuado contienen en su biología rasgos que no tienen porque influir en su desarrollo, pero como ser social tiene la posibilidad de comportarse como mejor se sienta. Respecto a esta cuestión y con una mirada filosófica con lo referente al ser, hablo de un ser en tanto estar siendo, no se puede hablar de se es lo que somos ya, sino que es factible desarrollarse en la sociedad contemplando la posibilidad de estarse construyendo a sí mismo en cada instante de nuestro acontecer. Entonces, ser es un conjunto de actos intencionales y apropiativos, donde llegar a ser quiere decir: asumir o encarnar intencionalmente. No se puede hablar de que existe un hombre natural o una mujer natural, puesto que no hay un conjunto de características o conductas exclusivas de un sólo sexo, exceptuando las reproductivas. Pero ser también implica la capacidad de relacionarse con

4


otros individuos, donde cada quien, protege su identidad y reconoce la de los otros individuos particulares que le rodean. En este sentido es que hablo de género como una posibilidad de igualdad dentro de la diversidad. En países como México se puede decir que la diversidad sexual comienza a ser tolerada, sin embargo aún hay cierta moderación al hablar de estos temas. Hoy ya no es indispensable vigilar-reprimir-sublimar, y sería muy interesante tocar estos temas

sin

temores, limitaciones o tabúes. En este sentido, lo que planteo es precisamente llevar acabo la tarea de la tolerancia, la inclusión de ciertos grupos sociales conformados por personas que luchamos por ideales de diversidad sexual. A pesar de la lucha por un proceso de derrumbamiento de las costumbres, cierto número de conductas siguen siendo motivo de señalamiento por parte de la conciencia social. Como es sabido, cuestiones como la diversidad sexual siguen siendo asuntos que se dejan al margen de los problemas de algunos sectores socioculturales.

Como ya he

mencionado en varias ocasiones en mi escrito, se busca vencer prejuicios y básicamente se podrá llegar a hacerlo por medio de la información y el convencimiento político. A pesar de vivir en esta época, todavía son pocas las voces que hablan de estos temas, porque muchas culturas, pueblos, sociedades, organizaciones aún están regidas por normas moralistas dogmáticas, que coartan la libertad de ser diferente, señalan y marginan a las personas que pensamos distinto y aún más a las que nos atrevemos a defender nuestros derechos e ideales. Ahora lo que se exige es la igualdad de género dentro de la diversidad. Apoyarme en Los Derechos Humanos y particularmente en el derecho a no ser discriminado, que como ya mencioné ha sido de vital importancia, y me parece que también es fundamental para todos los demás Derechos Humanos; pues si no hay esa tolerancia, respeto por la diferencia y la individualidad, no podremos convivir como sociedad, y por tanto, si no seríamos capaces aceptar la igualdad dentro de la diversidad. La aspiración al derecho mas legitimo a los contemporáneos se encamina a la dignidad, la igualdad, a vivir libremente sin represiones, poder elegir íntegramente el modo de existencia de cada uno, sin agraviar, ni ser agraviado.

5


BIBLIOGRAFÍA: Diccionario de filosofía. Empresa Editorial Herder S.A., Barcelona1996. ISBN 84-254-1991-3. Autores: Jordi Cortés Morató y Antoni Martínez Riu. Ultimos Apuntes de Mauricio Beuchot sobre Hermenéutica Analógica,Por Jacob Buganza http://www.razonypalabra.org.mx/anteriores/n51/jbuganza.html Silva Camarena, Identidad y conciencia. Pagina del instituto de investigacionesfilosóficas, http://www.filosoficas.unam.mx/index.php3? version=&pagina=publicaciones/catalogo/Cuad_Critica.html Silva Camarena, Antropología Filosófica. Revista Observaciones Filosóficas - Artículos: Antropología Filosófica www.observacionesfilosoficas.net/antropologia.htm Diccionario de filosofía José Ferrater Mora, Tomo I, A-K Editorial sudamericana Buenos Aires Síntesis de “La era del vacío”, Gilles Lipovestsky, http://www.antroposmoderno.com/antro-articulo.php?id_articulo=4

6


Género: Posibilidad de igualdad dentro de la diversidad