Page 1

Es claro que la forma que tienen los hombres y las mujeres de comunicarse en el Siglo XXI, los modos de acercarse, de conocerse, no son los mismos que antes. En consonancia con la hipótesis que les planteé en el número 4 de Enki, podemos hacer una lectura de qué está pasando entre ellos y ellas en el siglo XXI. What´s up? es una expresión que en inglés se traduce como ¿Qué pasa? ¿Qué hay? ¿Qué onda? Y se ha hecho de esta manera de saludarse una aplicación de la tecnología a las relaciones humanas, porque ha sido utilizada, con un juego de palabras, para darle nombre a una de las aplicaciones de los teléfonos móviles, de estos gadgets cada vez más avanzados en tecnología, que a la vez abren nuevas maneras de comunicarse: el WhatsApp. Nada nos dice que sea mejor o pero esa manera de invitarse, de abordarse, de querer encontrarse con el Otro sexo. No tenemos que quedarnos en esta imaginería reivindicativa de las nuevas tecnologías, sino que la cuestión estará en cómo servirse de ellas para poder encontrarse en lo real con el Otro sexo: ¡¡en la cama!! Hay que estudiar estas nuevas maneras de hacer lazo, de hacerse un lugar en la escena amorosa… El encuentro con el Otro sexo siempre ha sido complicado. Digo, en tanto somos seres parlantes, hay algo que de entrada nos dice “Muchachos, muchachas, seres hablantes: No hay relación sexual”. Es complicado explicar

esto con todo el rigor que se merece desde la enseñanza de J. Lacan; pero básicamente podemos decir que ese “No hay relación sexual” está dicho en el sentido de que ese encuentro no está determinado, no está escrito ni programado. No hay complementariedad entre los sexos. La relación sexual escrita no la hay; esa a la cual se puede acceder en un ideal de completud, del espejismo de las almas gemelas, no existe. En estos términos, con Freud y Lacan verificamos que así no existe. Sí, claro, existen relaciones, encuentros, relaciones de toda la vida, porque hay armados que se hacen para que eso se sostenga toda una vida: fantasmas, ideales de cada uno de los partenaires que tienen como efecto parejas enganchadas de alguna manera muy particular. Claro que también se hacen estadísticas de eso, medidas, armados ideales, modelos, ejemplos de pareja, consejos sobre cómo conseguir al hombre de tu vida… porque, a pesar de todo ¡¡uno sigue creyendo en eso!! Esa afirmación muy fuerte de Jacques Lacan que ha dado lugar a varias críticas -en cuanto no se ha leído y seguido su enseñanza para poder entender un poco de qué va-, orienta de una manera totalmente opuesta a por lo menos aquellas propuestas que invitan a creer que existe un objeto que se puede alcanzar en determinado momento. Los datos que tenemos de que La relación sexual no existe, no sólo nos llegan de los testimonios de los analistas, de la clínica, de los casos, de las consultas, sino también de

The catch of the day. Autor: Eugene de Blaas. Pintor italiano 1843-1932.

Flirt. Autor: Eugene de Blaas. Pintor italiano 1843-1932.

Los en-lazos del siglo XXI

¿WHATSAPP entre ellos y ellas?

E

n 1910 Freud da a conocer sus Contribuciones a la Psicología del amor, metiéndose así en un campo donde ya otros habían dicho demasiado: los poetas, con su “osadía de dejar hablar en voz alta a su propio inconsciente” (FREUD, S. Obras Completas. T.XI. Ed. Amorrortu. Buenos Aires, 1994). Así, la ciencia había empezado a “meter mano” en asuntos del amor, ya que los poetas -con su necesidad estética para hablar de amor- dejaban de lado la causa… Y como el ideal de la ciencia es justamente situar la causa última de todos los fenómenos, el amor no es una excepción. Estamos hablando del ideal científico de principios de 1900, el marco en el que Freud forjó su teoría del inconsciente. Así que Freud contribuye con sus investigaciones a temas de la vida amorosa comenzando con la elección de objeto masculina, en la que se singularizan ciertas “condiciones de amor” en el encuentro con el Otro sexo (el femenino en este caso).

78 78 SALUD

Betina Ganim Lic. en Psicología Psicoanalista

No me quiero detener esta vez en esas condiciones masculinas de amor, sino tomar este texto como un tratado que testimonia de particulares maneras de amar en el siglo pasado. Maneras que permitían un encuentro. Semblantes: dispositivos ficcionales que permitían abordar al Otro sexo, ya sea mostrando símbolos fálicos del lado de él; vistiéndose de falo del lado de ella. Él con sus aparatos imaginariosimbólicos, dando a entender que “lo tiene” (el falo). Ella mostrando su pudor, ruborizándose, sonriéndose, bajando la mirada… ante esa potencia fálica.

79


¿QUÉ ES EL GRUPOANÁLISIS?

S

i nos ceñimos a su aplicación clínica, la Psicoterapia Analítica Grupal es una forma de terapia de grupo, de orientación psicoanalítica, pero que va mucho más allá de un mero «psicoanálisis en grupo». La díada psicoanalista-paciente queda en el grupoanálisis diluida en una relación multidireccional, aparentemente menos intensa, pero a medida que avanza el proceso terapéutico resulta sorprendentemente poderosa. El grupoanálisis se basa en la fuerza del grupo para generar cambios en los individuos, el grupo y la sociedad, favoreciendo su potencial creativo y sanador.

The friendly gossips. Autor: Eugene de Blaas. Pintor italiano 1843-1932.

la cultura en sus más diversas manifestaciones artísticas, que dan cuenta de que la media naranja, la horma del zapato, el príncipe azul y la mujer ideal no existen… Más bien son Ideales a los que se aspira, pero en el camino hacia ello aparecen los obstáculos, los desencuentros, los desamores… Y ese es el problema. Al que se le suma que la ciencia actual con sus aparatos tecnológicos aspira a un encuentro que deja por fuera a los cuerpos, o los sume en un inagotable imperativo de “Gozar!!”. Hay que decir que esto de encontrarse con el Otro sexo históricamente ha sido una cuestión de debate. ¿Pero qué pasa hoy? What’s up?: WhatsApp. Es una manera de sintetizar estos nuevos modos de en-lazarse. Es coherente que cuando recurro al Saber de Wikipedia quedo en un lugar que me produce un desconcierto típico de quien no está totalmente en este discurso; cuando busco qué es el WhatsApp me encuentro con un lenguaje particular que me deja por fuera: “Es un software propietario multiplataforma de mensajería instantánea para smartphones”. ¿Y eso? Bueno, es una frase en donde los términos del lenguaje, este orden simbólico nuevo, me suena casi desolador. Bien, es una manera más de captar cómo ese orden está cambiando… en el mismo lenguaje cotidiano se van implantando estas cuestiones científico-tecnológicas que dejan fuera a quienes se resisten a este Saber… Síntoma típico de nuestra época.

80 80 SALUD

Pero volviendo: lo cierto es que la gente habla por WhatsApp, se conocen por WhatsApp, se filman y se pasan fotos por WhatsApp, se puede grabar la voz en el WhatsApp, no es necesario encontrarse si tienen esa manera de enlazarse, de gozar… ¿Pero qué pasa con los cuerpos? Ese es el tema… Tenemos los semblantes para poder hacer algo con esa No relación sexual. Ahora bien, ¿son operativos esos semblantes del siglo pasado para encontrarse con el Otro sexo, en este siglo XXI?

Si bien es cierto que la psicoterapia grupal ha ido ganando popularidad en las últimas décadas, el grupoanálisis es áun hoy poco conocido entre el gran público, como mínimo en esta parte de Europa en la que nos ha tocado vivir. Tal vez por su aparente falta de artificios y complejidad técnica (un círculo de pacientes con un conductor, o una pareja de ellos, reunidos para algo tan humano y tan «sencillo» como hablar), se esté más familiarizado con otras formas de terapia de grupo, que medios como el cine y la televisión han ayudado a popularizar: grupos de Alcohólicos Anónimos, grupos de autoayuda, danzaterapia, arteterapia, musicoterapia, etc. Todos ellos de indudable interés y potencial terapéutico, pero con unas connotaciones y unos principios que los alejan bastante de aquello que S.H. Foulkes conceptualizó en la Inglaterra de mediados del siglo pasado como Grupoanálisis.

Joan À Coll Médico Grupoanalista

Paradójicamente se da una cierta apropiación indebida del término por parte de algunos terapeutas grupales sin formación grupoanalítica alguna que, por razones de moda o esnobismo mal entendido, se hacen llamar grupoanlistas. Resulta igual de inapropiado que un terapeuta individual sin formación acreditada en psicoanálisis se presente como psicoanalista sin serlo. Son los Institutos de Grupoanálisis adscritos a EGATIN (European Group Analytic Training Institutions Network) los encargados de velar por la acreditación en grupoanálisis en nuestro continente, en el caso de España, el Instituto de Grupoanálisis de la Fundación OMIE (Funación Vasca para la Investigación en Salud Mental). La práctica grupoanalítica deriva del psicoanálisis Freudiano (de ahí venía Foulkes, médico alemán formado en psicoanálisis en Viena, y emigrado a Inglaterra antes de la Primera Guerra Mundial), pero entendiendo al individuo como un ser radicalmente social. El grupo, consecuentemente, ocupa el centro del encuadre, tanto teórico como clínico. De ahí que, a pesar de la orientación psicodinámica del grupoanálisis, llamarlo «psicoanálisis en grupo» o «psicoanálisis grupal» resulte, a parte de incorrecto, casi caricaturesco.

¿Cómo se construyen esos semblantes? ¿Cómo se manejan los sexos para encontrarse? Porque el bastón, el sombrero, la corbata o la pajarita ya no son símbolos masculinos, ni las mujeres bajan tan rápido la mirada… Desde el psicoanálisis el desafío es estudiar la precariedad de los semblantes, y los síntomas detrás de las dificultades en la sexuación que pululan por este mundo, situando en principio cómo se ubica hoy alguien en el mundo. ¿Cómo se organiza el goce en ellos y ellas? Y sin pretender volver ni al siglo XIX ni al XX, investigar clínicamente si existe alguna posibilidad de apareamiento más allá de los semblante fálicos a los que estamos acostumbrados los que somos del siglo pasado, y sus manejos; o si más bien vemos una descomposición, una “liquidez” del amor, al decir del sociólogo y filósofo Zigmunt Bauman. ¿De qué se trata el encuentro en estos tiempos? ¿WhatsApp?

81

Los en-lazos del siglo XXI¿WHATSAPP entre ellos y ellas?  

En 1910 Freud da a conocer sus Contribuciones a la Psicología del amor, metiéndose así en un campo dondeya otros habían dicho demasiado: los...

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you