Issuu on Google+

G7_ CABALGATA _2012.03.02

3. Integrar los nuevos modelos de resultado. De la especialización espacial a la complejidad de la ciudad de redes

Del principio de Ascher entendemos que el urbanismo moderno intentaba crear espacios simplificados y repetitivos, mientras que el neourbanismo procura crear conjuntos de usos en un mismo lugar, evitando rotundamente la zonificación. Con la solución del neourbanismo se obtendrá variedad y flexibilidad en una ciudad. Ya no ha de haber soluciones únicas y monofuncionales, endebles y poco adaptables, sino que el neourbanismo crea respuestas multifuncionales y redundantes. La variedad del neourbanismo debe ser la respuesta a la economía de escala del urbanismo moderno. La nueva solución debe verse reflejada en la ciudad mediante una multicentralidad. Ciertos condicionantes, como son: ahorro de recursos no renovables, conservación del patrimonio histórico y cultural, etc., favorecerán la remodelación de los usos reutilizando zonas ya urbanizadas. Las nuevas realidades requieren que nos pongamos en contacto con profesionales y expertos que nos ayuden a experimentar con los procesos de creación y rescritura del nuevo entorno.


Rescritura