Issuu on Google+

12

PĂšBLICO

JUEVES, 7 DE JULIO DE 2011

Mundo

WWW.PUBLICO.ES

tumbrĂł al seguir viendo morir a otros amigos y, ya en la base militar, dejĂł de dolerle demasiado: “Mi ilusiĂłn se convirtiĂł en pasar a ser lo suficientemente fuerte para sostener el arma, para que me libraran un kalashnikov y poder ir a la batalla realâ€?. El cuerpo de un tanque oxidado, un lanzagranadas cubierto de enredaderas o una ametralladora que sirve hoy de tiovivo para chavales: en Ayod, los recuerdos bĂŠlicos reposan sobre la arena, asĂ­ como en la mente de sus habitantes. No se asocian solamente al pasado y tampoco se limitan a la lucha contra los jallaba. ÞÑD"DބDMĂ‘ÂŽĂ?N :ĂŠÂŒĂžDMžÊ0M ":ĂŠĂ&#x;ĂšDMĂ‘•M0Ă‘ĂžDM•D#ĂšMڄ"ž"ĂšMĂ‘DM„[Ă‘MDMĂ‘Ă›DMĂ?•ÑÊÞq GORAN TOMASEVIC / REUTERS

El pasado bĂŠlico marca el futuro de SudĂĄn del Sur El nuevo Estado declararĂĄ su independencia del Norte el prĂłximo sĂĄbado AYOD

SUDAN DEL SUR

GEMMA PARELLADA

ENVIADA ESPECIAL

3 Omar al Bashir, el enemigo nĂşmero uno de SudĂĄn del Sur, se sentarĂĄ en la tribuna de honor el dĂ­a de su independencia. “AsĂ­ estĂĄ previsto en el Acuerdo de Paz y asĂ­ esperamos que sucedaâ€?, asegura Barnaba Marial Benjamin, portavoz de la RepĂşblica de SudĂĄn del Sur, el paĂ­s que nacerĂĄ Ăž[:ĂŠ"Ă‘Ă•MĂšÂŒMM„ŒM„#0"DĂžq Al Bashir, presidente del paĂ­s mĂĄs extenso de Ă frica antes del divorcio, representa para los sursudaneses “el Norte opresorâ€? que les ha maltratado durante dĂŠcadas, que les ha succionado el petrĂłleo –tres cuartas partes del oro negro sudanĂŠs estĂĄ en terreno sureĂąo– sin desarrollar in-

fraestructuras, educaciĂłn ni sanidad, ademĂĄs de intentar imponerles una religiĂłn, el islam, que era ajena para la gran mayorĂ­a y unas leyes que no respetaban su naturaleza diferente. Pero, y sin ir tan lejos, el pasado viernes Al Bashir ordenĂł a su EjĂŠrcito “limpiar de rebeldesâ€? el estado fronterizo del Kordofan del Sur, a lo que han seguido bombardeos aĂŠreos puntuales en la regiĂłn. La provincia en cuestiĂłn y sus montaĂąas Nuba pertenecen legalmente al Norte, pero hay un extenso apoyo popular al movimiento de liberaciĂłn del Sur. La violencia en Kordofan, junto a la tensiĂłn en la zona de Abyei, aĂşn por decidir a quĂŠ lado se adherirĂĄ, mantienen la frontera candente y sin cerrar. “Los jallaba (ĂĄrabes) se atrincheraron aquĂ­ alrededorâ€?, cuenta Samuel Gai, seĂąalando unos ĂĄrboles que, a lo

lejos, cortan el llano y arenoso paisaje de Ayod, una localidad perdida en la inmensidad de las llanuras del interior, en el estado de Jonglei. Gai es uno de los niĂąos que, tras ser entrenado en EtiopĂ­a, formĂł parte del EjĂŠrcito Rojo, la rama de menores del EjĂŠrcito de LiberaciĂłn del Pueblo de SudĂĄn (el SPLA). “Violaban a nuestras madresâ€?

“Violaban a nuestras madres, robaban libremente y asesinaban con total impunidadâ€?, explica Gai. “Defender a nuestra gente fue la razĂłn de ser del SPLAâ€?, prosigue, aunque reconoce que cuando iniciĂł el viaje hacia el campo de entrenamiento no sabĂ­a dĂłnde iba. La diversiĂłn de salir con decenas de otros niĂąos a la aventura se fue truncando por el camino al ir perdiendo compaĂąeros por falta de comida o enfermedades. Pero se acos-

La regiĂłn de Abyei aĂşn no ha decidido si se adhiere al Sur o se queda en el Norte El joven paĂ­s deberĂĄ hacer frente a combates fronterizos y rebeliones internas El presupuesto militar es tres veces superior al de sanidad y educaciĂłn juntos

JOAN FAUS

3 El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, tratĂł de dar respuesta ayer a travĂŠs de Twitter a algunas de las principales preocupaciones de los norteamericanos. La recuperaciĂłn econĂłmica

y el empleo centraron la mayorĂ­a de preguntas que Obama respondiĂł desde la Casa Blanca en una inĂŠdita tertulia moderada por el cofundador de la red social, Jack Dorsey. En sus rĂŠplicas, el presidente de EEUU abogĂł por aumentar las ayudas a los emprende-

DÞ M„A]MÂ?ĂŠ0ÊÑÊ¢" Ă‘"„ÇÊmĂžÂŒMcas o subir los impuestos a las rentas mĂĄs altas, entre otros asuntos. Obama tambiĂŠn defendiĂł el papel del Estado en sanidad o educaciĂłn. “Yo no serĂ­a presidente si alguien no hubiese otorgado becas a mi escuela. Estamos aquĂ­ porque

AmnistĂ­a acusa a Damasco de crĂ­menes contra la humanidad PĂšBLICO

Dos millones de muertos

DAMASCO

La Segunda Guerra Civil que enfrentĂł a los sureĂąos con el Norte durĂł 21 aĂąos, hasÂŒ"v•MAMĂš“¤¤\A„M[ ÕĂ&#x;MĂ‘ Amplio Acuerdo de Paz. Se calcula que cerca de dos millones de personas perdieron Ă‘"›ÊD"MĂšMĂ‘:ÞÚ]ĂŠ:ÂŒĂžqM ÞMĂ‘ enemigo no fue siempre, ni lo es hoy, solamente el Norte. El movimiento de liberaciĂłn sufriĂł disputas internas en el pasado y actualmente una docena de grupos rebeldes siguen activos en SudĂĄn del Sur. Las milicias de Peter Gadet, de Johnson Oliny o de Geoge Athor son sĂłlo algunos de los grupos activos en SudĂĄn del Sur, que se calcula pueden llegar a la docena. Sus ideales no estĂĄn necesariamente vinculados a las etnias, sino que varĂ­an desde las quejas contra la corrupciĂłn hasta el respeto por las minorĂ­as. El Gobierno acusa a Jartum de estar detrĂĄs de ellos, de financiarles y darles armamento, pero, sea verdad o no, las amenazas hacia la dĂŠbil seguridad del nuevo estado, a dos dĂ­as de la independencia, siguen siendo un reto prioritario. De ahĂ­, quizĂĄs, que el presupuesto para 2011 del Gobierno sursudanĂŠs dedique una cantidad tres veces mayor al EjĂŠrcito y a sus veteranos que a educaciĂłn y sanidad juntos. D

3 La dura represiĂłn por parte de las fuerzas de seguridad sirias de las manifestaciones de ayer ha dejado al menos 22 muertos y 80 heridos en la ciudad de Hama, en el centro de Siria. Tras varios dĂ­as de protestas contra el rĂŠgimen del presidente de Siria, Bashar al Asad, los cuerpos de seguridad encararon a los manifestantes disparando. Asimismo, segĂşn la OrganizaciĂłn Nacional para los Derechos Humanos en Siria (ONDHS), las detenciones no han cesado en todo el paĂ­s. La situaciĂłn es tan grave que una multitud de habitantes de Hama ha huido a la capital, Damasco, ya que, segĂşn la ONDHS, la inseguridad por los tiroteos y las detenciones va en aumento. Por otro lado, AmnistĂ­a Internacional ha denunciado la situaciĂłn que vive el paĂ­s por la represiĂłn de las protestas y acusa al Gobierno sirio de “crĂ­menes contra la humanidadâ€?. Sus investigaciones empezaron en mayo, por los disturbios en la ciudad de Tell Kalakh y en su Ăşltimo informe se demuestra que durante ese tiempo las fuerzas de Al Asad apresaron a personas de forma arbitraria, ademĂĄs de asesinar al menos a nueve de ellas y torturar a numerosos detenidos. D

La economĂ­a centra la primera tertulia de Obama en Twitter MADRID

Manifestantes sirios.

Obama y el cofundador de Twitter, Dorsey, ayer. AP

alguien hizo una inversión en nuestro futuro�, dijo. La mayoría de las preguntas fueron enviadas por ciudadanos corrientes, aunque Obama tuvo que hacer frente tambiÊn a cuestiones de viejos conocidos, como las que le hizo el presidente de la Cåmara de Representantes, el republicano John Boehner, TambiÊn hubo lugar para el humor, cuando el presidente dijo que parte de su ascenso político se debe al Êxito de sus libros publicados. D


El pasado bélico marca el futuro de Sudán del Sur