Issuu on Google+

BALONMANO

El balonmano es el tercer deporte en importancia de nuestro país y más desde que han sido conseguidas dos medallas de bronce en los Juegos Olímpicos de Atlanta y Sydney. De este juego hay ya referencias en la antigua Grecia aunque sus orígenes modernos datan de finales del siglo XIX. Sin embargo, no es hasta finales de la I Guerra Mundial cuando se asienta definitivamente. Primero lo jugaban 11 jugadores -como derivación del fútbol- y posteriormente se redujo el número hasta quedarse en los siete por equipo de hoy. La duración de un partido es de dos tiempos de 30 minutos cada uno con otros diez de descanso. El objetivo es marcar el mayor número de goles en la portería del equipo adversario. El equipo más laureado de toda la historia del balonmano mundial es el FC Barcelona. Entre sus numerosos títulos destacan seis Copas de Europa.

EL BALON Está hecho de cuero. Se sujeta con las yemas de los dedos.

EL CAMPO El equipo que recibe la pelota debe levantarla si viene demasiado baja. Para ello recurre a caídas y planchas, que resultan espectaculares.

S A LT O El jugador salta consiguiendo más longitud y superando a la defensa por alto.

CADERA

APOYO

El lanzamiento desde la cadera se realiza ocultando el balón y sorprendiendo a la defensa y al portero en un tiro desde abajo.

El jugador mantiene al menos un pie en el suelo pudiendo amagar el tiro y rectificarlo modificando la postura hacia uno de sus lados.

SUSPENSION El jugador marca los pasos y salta en suspensión para sobrepasar a la defensa en altura ensayando el tiro en la caída.

EL PORTERO Es uno de los jugadores clave, pues de su juego depende en gran medida la seguridad defensiva del equipo. Un buen portero no sólo debe ser rápido, muy ágil, con muy buenos reflejos y sangre fría, sino que ha de tener una gran visión de juego ya que casi todos los contraataques nacen de sus manos. La jugada más importante del portero es el penalti, en el que defiende el lanzamiento de 7m.

JUGADORES Perfil y requisitos El perfil de los jugadores de balonmano varía en función de la posición que ocupen en el campo. Hay jugadores de carácter ofensivo y otros que realizan labores defensivas. Los requisitos mínimos para unos y otros son muy parecidos: todos deben ser potentes, explosivos, rápidos y muy técnicos. Pero si algo los diferencia es la envergadura. Así, la altura de los jugadores que defienden y atacan en el centro del área suele oscilar entre 1,95 y 2 metros. Los extremos, que juegan junto a las líneas laterales, son algo más bajos y deben tener una elasticidad tal que les permita encarar la portería contraria saltando sin apenas ángulo. Dos árbitros con igual autoridad vigilan que la conducta de los jugadores sea correcta, sobre todo en defensa. Las sanciones más corrientes son la exclusión de dos minutos del terreno de juego, la descalificación y la expulsión. Coordina: F.A. Anguís Textos: Carolina G. Miranda Dibujos: F.A. Anguís / EL MUNDO


Balonmano