Issuu on Google+

No más biberón

'Tips' para que lo deje fácilmente

La guardería Entérate cómo elegirla


Presentación

Momento ideal para aprender

E

l pequeño crece cada día más, su curiosidad y ganas de aventurar aumentan. Durante esta edad, el niño experimentará importantes cambios, uno de ellos en sus piecitos. En estas páginas, les ofrecemos consejos sobre cómo cuidar los pies del niño. Según los especialistas, esta edad es idónea para el aprendizaje en los niños debido a su gran desarrollo cerebral. Sean partícipes de la enseñanza de su angelito. Les brindamos algunos consejos para aprovechar al máximo estos momentos. Uno de los desafíos de esta etapa tanto para los padres como para el niño es buscar una guardería adecuada. Les ayudaremos a tomar una acertada decisión. Diviértanse con su pequeño, recuerden que el juego es la mejor forma de estimularlo. Pueden disfrutar de actividades al aire libre o en casa, realizando diversas manualidades. ¿Sabían que el uso prolongado del biberón, puede provocar caries? Es hora de empezar a dejarlo. En nutrición, especialistas les recomiendan cómo ayudarlo en este proceso. Integren a su retoño en labores cotidianas. Una de ellas puede ser salir de compras con el pequeño, con ello se logrará fortalecer su sentido de pertenencia familiar. • elaborada por:

• editora: maría fernanda zaldumbide • Periodistas: Martha flores y kelly recalde • Diseño: María luz zevallos • Edición • preprensa • impresión : ediecuatorial • fotografía: http://www.ingimage.com/ http://www.otherimages.photospin.com/ http://www.hdwallpapers.in/view/ cute_baby_hd_6-1280x960.html página 6-7: maría luz zevallos http://www.stonystratford.gov.uk/ Community_Life/Babies_and_Toddlers

2 04

Índice 03 Así crece 06

¿Tu hijo tiene pie plano? Descúbrelo y trátalo a tiempo.

04 Nutrición

Cómo quitarle el biberón sin traumas.

06 Estimulación

Cómo enseñarle los colores, texturas, figuras...

08

08 Familia ¿Llegó la hora de ir a la guardería? Entérate cómo elegir la adecuada.

10 Estimulación Divertidos juegos y manualidades para practicar con tu pequeño.

11 Qué hacer Conozca las ventajas de salir de compras con papá y mamá.

11


3

20

Así crece

El pie: crecimiento y desarrollo

Durante esta edad el pequeño experimenta un importante desarrollo del pie, pues ya es capaz de caminar solo y se encuentra en constante movimiento.

L

a Dra. Silvia Almeida, pediatra del Hospital Metropolitano nos habla sobre el crecimiento del pie del pequeño y los problemas frecuentes que se presentan a esta edad. Descubre si tu hijo tiene algún inconveniente y ayúdalo a fortalecer los músculos de esta parte del cuerpo.

Desarrollo del pie Cuando el bebé nace tiene una capita de grasa en la planta del pie que hace que se le vea un pie regordete o hecho bolita. A medida que el niño crece, sobretodo cuando empieza la etapa de la marcha, entre los 11 y 13 meses de edad, esta bolita poco a poco y naturalmente va desapareciendo. Al año y medio la grasa del piecito será casi imperceptible, por lo que el pie del niño es aparentemente plano. El tamaño del piecito del niño variará entre los 6 y 10 cm. Progresivamente se formará el arco plantar, hasta que se defina completamente entre los 3 y 4 años de edad.

Cómo ayudar al pequeño Se recomienda a los padres que realicen cierto tipo de ejercicios con su niño para fortalecer los músculos y ayudar a formar el arco plantar. Prueben con lo siguiente: motiven al niño a que camine en puntillas o en talones. También es beneficioso hacerles rodar por la planta del pie canicas o un lápiz. Es muy importante que los niños utilicen un zapato adecuado, que no permita que el pie adopte una mala posición al caminar. Los zapatos deben ser cómodos y tener cierta rigidez en la parte posterior. El niño necesita que el zapato le permita tener apoyo en los dedos y el talón.

Con una pelota Coloca pelotas de goma pequeñas o las que se utilizan para jugar ping pong y mientras sostienes a tu hijo de los brazos, haz que camine sobre ellas. Esto le ayudará a desarrollar de mejor manera el arco del pie.

Para Papás Asegúrate de que los zapatos que compres al pequeño sean adecuados. Acualmente venden unos modelos muy lindos, pero son muy suaves y pueden deformar el piecito del niño.

El pie plano Es la pérdida del arco plantar. Existe pie plano relativo y verdadero. El primero, es un pie laxo y flexible, denominado infantil. Si se acuesta al pequeño se puede observar su arco plantar, es generalmente fisiológico y desaparece en los primeros años de vida. Para corregir el pie plano relativo, tu hijo debe utilizar zapatos ortopédicos. El pie plano verdadero es cuando se presenta una mala posición en los huesos del pie. En el talón existe un hueso que se llama astrágalo que en lugar de estar en forma horizonal, en este caso se verticaliza. Es un trastorno que debe ser comprobado con radiografías y tratado por un traumatólogo.


Nutrición

¡Adiós

biberón! Retirar el biberón a un niño puede parecer misión imposible. La clave está en hacerlo progresivamente y de una manera alegre y sin traumas.

E

l pecho y el biberón son muy importantes para el niño, pues desde su nacimiento han sido su principal fuente de alimento y lo hacen sentir cómodo y seguro. Por eso es primordial elegir el momento adecuado para retirarlo. Se recomienda que hacia los 2 años, los pequeños dejen el biberón. El uso prolongado de éste puede provocar caries y otros problemas asociados con deformaciones del paladar y los dientes. Además, es muy probable que produzca bajos niveles de hierro en la sangre, les quita el apetito para ingerir otros alimentos, les causa sobrepeso y propicia la otitis. Según el Dr. Luis Caicedo Urres-

ta, pediatra neonatólogo del Hospital Metropolitano, no existe una edad específica para dejar el biberón. “Es un proceso que depende del niño, algunos lo hacen desde el primer año de edad, otros incluso llevan el biberón al jardín”, afirma el pediatra. “Cualquier cambio en la alimentación del niño tiene que ser paulatino, de una forma natural y sin presión, pues se puede crear rechazo y mala conducta del niño”, manifiesta el médico. Recomienda que los vasitos que reemplazarán al biberón sean de colores muy vistosos, para que sean agradables a la vista del niño. Esto para lograr que el proceso de cambio sea divertido para el pequeño.

Para Papás Dale tiempo al pequeño para que deje el biberón. Felicítalo cuando logre beber del vasito o taza. Recuerda tener paciencia si al principio riega los líquidos del vaso o mete allí sus manitos, pues está investigando este nuevo objeto.

Recomendaciones para retirar el biberón No le quites el biberón de golpe, sino de forma gradual y con cariño. Ofrécele la taza o el vaso en lugar del biberón en todas las comidas que se realicen entre horas. No utilices el biberón como método para calmarle y dale a beber pequeños sorbos del vaso o la taza. No le muestres el biberón porque si lo ve querrá tomárselo. Guárdalo hasta que abandone su uso. No dejes que se vaya a la cama ni con el biberón ni con la taza. Adquiere vasos con diseños llamativos y dibujos que atraigan su atención.


Estimulación

6

Tiempo de aprender colores, figuras, tamaños y texturas

El pequeño observa y estudia todo aquello que le rodea y mira su forma y su lugar en el espacio. Comienza a asociar el nombre de las cosas con un objeto concreto.

A

esta edad, el niño vive una etapa llena de descubrimientos. Camina y corre para explorar su ambiente. Maneja objetos y observa los diferentes colores, figuras y tamaños de los juguetes. De manera natural, em-

pieza a formarse ideas sobre su entorno. Ayúdalo a establecer las bases del aprendizaje y enséñale a identificar las diversas características de los objetos. Según el Dr. Carlos Ramos, psicólogo infantil de Plugin's Neuropsicología Clínica Infantil, esta edad es clave en el aprendi-

zaje de los niños. “Los procesos celulares que se presentan en el cerebro de los niños de un año y medio son muy importantes. Se debe aprovechar esta etapa para enseñarles los colores, figuras y texturas”, afirma el psicólogo.


Estimulación

7

Las texturas Los colores y figuras El pequeño ya puede discernir e identificar los objetos según su color predominante y figura. Sin embargo, aún necesita más tiempo para memorizar los nombres de los distintos tonos y formas. Para enseñar los colores a los niños es conveniente hacerlo de manera lógica y progresiva. Comienza por los colores primarios (azul, rojo y amarillo). En cuanto a las figuras es importante ofrecer al niño juguetes con forma de círculos, cuadrados y triángulos para que empiece a reconocerlos y diferenciarlos.

Actividades para reconocer los colores

Según el psicólogo infantil, es importante que el niño esté en contacto con diferentes superficies como la arena, tierra, piedras y agua para que comience a diferenciar las texturas. “Los padres pueden acostar al pequeño y hacerle cosquillas en los pies con diferentes texturas, como una lija o algodón y decirle: eso es duro y eso suave”, recomienda el especialista.

Actividades para distinguir las texturas

*

Debes estimular el tacto del niño para que logre reconocer las texturas. Permite que el pequeño esté en contacto con varios objetos. Ofrécele un peluche, deja que lo toque, mientras le dices: “eso es suave”. Luego dale al pequeño un cubo de plástico y comenta “esto es duro”.

*

El contacto con animalitos también lo ayudará a aprender. Deja que el niño acaricie a un gatito o a un perrito y que sienta la textura de su piel.

*

Compra material de piñata en una tienda de fiestas infantiles, que sean de color amarillo, azul y rojo. Ofrece al niño tres cajas de estos colores y pídele que coloque el material en la caja del color correspondiente.

*

Haz que el niño busque objetos de determinados colores, “pásame el crayón amarillo” o “la pelota roja”. También le puedes enseñar por comparación: “tu camiseta es azul como mi pantalón, fíjate que son del mismo color”.

Los tamaños Los juegos de cubos son ideales para enseñar los tamaños al niño. Con una serie de cubos del mismo color, graduados de tamaño, desde 1 cm. hasta 10 cm. el más grande, puedes trabajar con el pequeño. Construyan juntos una torre con el cubo más grande de base y el pequeño en la punta. De esta forma el niño asmilará los diferentes tamaños.

Para Papás En tus conversaciones con el niño, acostúmbrate a añadir junto al nombre de cada cosa el color o forma que lo acompaña, así lo ayudarás a memorizar cada característica.


En familia

Hora de ir a

la guardería En sus veinte meses de vida tu pequeño ya se desenvuelve por sí mismo y es tiempo de ir a la guardería.

E

sta es la mejor época para ingresar a la guardería, pues el pequeño ya es más consciente de su entorno físico, descubre nuevas formas de entrenarse y divertirse, además lo preparan para su siguiente etapa: el jardín. La adaptación a la guardería suele ser un trance difícil para el niño y sus padres. Los pequeños necesitan tiempo para habituarse de la mejor manera a un mundo nuevo y desconocido. La integración del niño debe ser paso a paso, sin prisas ni agobios. Es importante respetar el tiempo de tu hijo. A continuación te damos algunos consejos para escoger la guardería y conseguir que se adapte mejor.

Cómo escoger la

Seguridad Revisa que el lugar tenga ventanas y enchufes fuera del alcance de los niños. Las escaleras deben tener barandas y las puertas peranecer cerradas y vigiladas.

Espacio La guardería debe ser amplia y disponer tanto de salas destinadas para el juego y la diversión, como de lugares para los trabajos manuales y descanso de los más pequeños.

Pedagogía y educadores Es necesario que el centro tenga un programa claro de trabajo, con actividades orientadas al descubrimiento y experimentación. El personal debe ser calificado.

guardería • • •

Valora la experiencia que tenga la guardería. Prefiere lugares cercanos a tu residencia o trabajo. Busca un espacio, seguro, limpio y bien cuidado donde el niño pueda crecer. Verifica cuántos niños hay por aula y cuántas maestras tituladas y auxiliares tiene. Analiza la metodología de enseñanza.

Ayúdalo a adaptarse Al principio puedes llevar a tu niño sólo por las mañanas o tardes, luego aumenta el horario para que se acostrumbre de a poco. Puedes quedarte un ratito a su lado antes de irte. Permítele que lleve su juguete preferido o algo familiar.

Para papás Mantén buena comunicación con las profesoras para saber el desarrollo de tu hijo.

8


Estimulación

10 Manos a la obra Un erizo de masa

Los pequeñitos juegan para aprender, para conocer el mundo y a ellos mismos. Estimula a tu niño con juegos y manualidades.

Aprenden divirtiéndose

E

l pequeño se encuentra en un importante proceso de aprendizaje. Se interesa por todo, pues ya es capaz de descubrir las cosas que le rodean e interactuar con ellas. Estimula a tu niño con juegos adecuados para su edad. El libro “Juegos sin baterías ni cables, sólo diversión” de Bobbi Conner, ofrece interesantes juegos para practicar dentro y fuera de casa. Les proponemos algunos.

Encestar la pelota Una canasta de lavandería es el accesorio indicado para un feliz juego de básquetbol infantil. Aunque es tentador felicitar a tu niño cada vez que enceste, debes tratar de moderar este instinto como para no frustrar a un niño que puede tener dificultades con realizar su “clavado”.

Balde de hojas Los niños adoran salir al jardín o al parque con un pequeño balde para recoger las hojitas secas que encuentran en el camino. Disfruten de una mañana al aire libre, mientras hacen una hermosa colección de hojas.

Entre las manualidades infantiles, las que más divierten a los chicos son las figuras de animales. Por eso, hoy te enseñamos a hacer un erizo con masa. Es muy fácil...

Materiales: * 3 partes de harina * 1 parte de sal * 1 parte de agua * 2 lentejas o granos de café * Macarrones para las púas Paso a paso 1.- Mezcla la harina con la sal en un recipiente. Agrega lentamente el agua y mezcla bien hasta que la masa no se adhiera a las paredes del envase. 2.- Luego amasa en una tabla enharinada hasta obtener una masa lisa y elástica. Guárdala dentro de una funda plástica por una hora y estará lista para usar. 3.- A continuación toma una porción y haz una bola del tamaño que quieras el erizo. Forma una punta en la bola que será el hocico del animal. 4.- Aparte amasa dos bolitas pequeñas para las orejas y aplástalas entre los dedos. Pega las orejas al cuerpo con un poquito de agua. 5.- Después ponle las púas. Haz pedazos pequeños con cada macarrón y pínchalos sobre el lomo del erizo. Coloca los macarrones desde atrás de las orejas hasta la cola. 6.- Posteriormente arma la cara del erizo, coloca los ojos (lentejas) y házle la boca con una raja de canela. 7.- Si lo deseas, también lo puedes pintar. Déjalo secar y listo... Ya tienes tu erizo.


11

Qué hacer

De compras

con papá y mamá Algo tan simple como salir de compras, puede ayudar a estimular los sentidos en tu hijo. Entérate cuáles son las ventajas que tiene esta actividad.

L

os niños de todas las edades disfrutan y aprecian el ser capaces de tomar decisiones por sí mismos. Involucra a tu hijo en las compras, permitiéndole escoger entre una cosa u otra. Transforma un momento aburrido en una experiencia gratificante. Según la Dra. Miriam Romero, psicóloga infantil de la Universidad Central del Ecuador y Universidad Tecnológica Equinoccial, salir de compras ayuda a los niños a fortalecer su sentido de pertenencia, pues lo pequeños participan de una actividad en familia.

La psicóloga recomienda aprovechar estos momentos para enseñarle nuevas palabras al niño. “Se aumenta el vocabulario del pequeño, al nombrar los distintos productos que observa. También es recomendable incentivar las nociones pre matemáticas, indicando al niño las cantidades de las cosas ”, señala. La doctora asevera que un niño en el supermercado experimenta una serie de aprendizajes como las normas de cortesía, esperar un turno o pedir la cuenta . “El pequeño aprende a tomar sus primeras decisiones sociales y siente que su opinión es importante”, afirma.

Recomendaciones para salir de compras Haz una lista de lo que vas a adquirir. El niñó querrá todo, así que fíjate muy bien en los precios. Permítele escoger. Aunque tu hijo sea muy pequeñito dale dos opciones de algún producto para que lo elija. Planifica la salida. Los niños a esta edad se cansan rápido por lo que es aconsejable que tu hijo vaya descansado y sin hambre.

¿Qué leer?

Te recomendamos La ballena varada Sebastián, un niño de ocho años, presencia una mañana el espectáculo insólito de una ballena encallada en las playas. Se propone salvarla con todas sus fuerzas. Este libro lo encuentras en Fybeca.

Video: Baby Mozart, Festival de Música Estimula la visión y oído del pequeño con divertidas imágenes multicolores acompañadas de las más populares composiciones de Mozart. Esto también desarrollará su inteligencia.



Revista Club Bbitos 15