Issuu on Google+

EnsĂŠĂąale a compartir con juegos

Los dientes: 'Tips' para cuidarlos bien

La playa Un entretenido lugar para aprender con tu hijo


Presentación

El niño todo un torbellino

E

l pequeño está fascinado con sus destrezas motoras en desarrollo y ya no se conforma con caminar, ahora corre, da vueltas y trota. La seguridad se convierte en un tema muy importante, pues las heridas son comunes. En primeros auxilios, les explicamos cómo actuar en caso de emergencia. Ya tiene sus primeros dientes, por lo que debe visitar al odontopediatra. Aprendan sobre el cuidado bucal. Algunos pequeñitos a esta edad, pasan algún tiempo con otros niños, pero todavía no son capaces de compartir sus juguetes. Es importante que desde temprana edad, le enseñen a socializar a su hijo. Comienza una nueva etapa en su alimentación. Puede comer todo tipo de alimentos y compartir en la mesa con la familia. En nutrición, podrán conocer sobre los nutrientes indispensables. Los juegos de imitación son ideales a esta edad. Los niños adoran repetir todo, se divierten mucho observando lo que ustedes hacen. Jueguen con el niño a hablar por teléfono o limpiar la casa. También ayúdenlo a desarrollar su creatividad. Dentro de estas páginas les eseñamos cómo hacer un divertido antifaz. ¿Están pensando en visitar la playa para relajarse, pero no están seguros de poder salir con el niño? No teman llevarlo, con ciertos cuidados. • elaborada por:

• editora: maría fernanda zaldumbide • Periodistas: Martha flores y kelly recalde • Diseño: María luz zevallos y alison goyes • Edición • preprensa • impresión : ediecuatorial

• fotografía: http://www.ingimage.com/ http://www.otherimages.photospin.com/ http://baby.daniellasmisadventures.com/ 2008_07_01_archive.html

2

Índice 03 Así crece

04

'Tips' para cuidar bien la dentadura de tu hijo.

06

04 Salud Qué hacer cuando se remuerda los dedos.

06 Estimulación Los juegos de imitación que puedes compartir con tu hijo.

08 Nutrición Entérate cuáles son los nutrientes que no deben faltar en su dieta.

10 En familia Unos truquitos para que enseñes a compartir al pequeño de la casa.

08

11 Qué hacer La playa: entérate qué beneficos tiene para tu hijo.

10


19

3

Así crece

El cuidado dental del niño

Tener unos dientes sanos y una sonrisa feliz, implica seguir pautas de higiene y prevención. Aquí tienes unos 'tips' para cuidar su dentadura como perlas preciosas.

L

a Dra. Paola Túquerres, odontopediatra del Instituto Médico de Pediatría (IMPE), nos habla sobre los primeros cuidados.

La limpieza y el cepi llado dental

Para los niños menores de tres años, se recomienda una pasta infantil que no contega fluor, pues este mineral puede resultar tóxico si los pequeños se tragan. Cuando nace el primer diente es importante limpiarlo con un pequeño cepillo de cerdas suaves. Se debe aplicar una porción muy pequeña de pasta y proceder con la higiene. Se recomienda cepillar los dientes por lo menos tres veces al día, con énfasis en la noche, después de las comidas.

La fami liarización con el odontopediatra Debemos recordar que la boca es “sagrada” para los niños, pues a través de ella conocen el mundo exterior. Por esta razón, no les gusta que les metan objetos en ella porque sienten que se invade su privacidad. Lo ideal es que los niños visiten al odontopediatra para hacerles un tratamiento de adaptación, para que se acostrumbre a los ruidos del lugar. Si se los lleva de golpe pueden desarrollar una fobia.

El cuidado de los primeros dientes Mantener una buena higiene bucal. Es muy importante fomentar en los niños el hábito de la limpieza con el ejemplo. Los padres deben lavarse los dientes con el niño para que observe y aprenda.

*

Llevar una dieta saludable. Los pequeños deben tener una dieta equilibrada, rica en frutas, verduras, proteínas y carbohidratos.

* Consumir alimentos que tengan

fluor para fortalecer los dientes. Por ejemplo, manzanas, peras, plátanos, zanahorias, lechugas, espinacas, coliflor, sal, entre otros.

*

Dieta baja en azúcares. Limitar en el pequeño el consumo de golosinas, principalmente chocolates, caramelos y cereal con azúcar.

Visita al odontopediatra Se debe llevar al pequeño a la consulta por lo menos cada seis meses, si no presenta ningún problema en su salud dental. Cada cuatro o dos meses, si existe algún problema con sus piezas dentales.

La edad de la primera visita Los pequeños pueden asistir al odontopediatra aún cuando no tengan dientes. En estas visitas se hace énfasis en la prevención de caries y se orienta a los padres sobre una adecuada higiene bucal. Sin embargo, se recomienda llevar a los niños entre los 6 y 8 meses, cuando ya tengan los cuatro dientes inferiores.


Salud

Ups... se remordió

los dedos

La mayoría de golpes y heridas son de carácter leve y frecuente a esta edad. Sin embargo, es importante que sepas cómo actuar.

D

urante esta etapa el niño es muy activo e inquieto, se mueve de un lado al otro, motivado por su curiosidad e interés. Por lo que es propenso a remorderse o atascarse los dedos porque está descubriendo el mundo. Aunque en su mayoría este tipo de accidentes no tiene mayores consecuencias, sí te dará un disgusto, unas cuantas lágrimas y un morado en la piel de tu pequeño. El hogar es donde los niños pasan muchas horas y donde también existe la posibilidad de que los pequeños sufran algún accidente de cualquier tipo. “A veces no nos damos cuenta de las áreas que pueden causar peligro al niño en nuestra casa”, afirma la Dra. Angelita Cabrera, pediatar del Hospital Baca Ortiz. “La educación en los infantes es muy importante para prevenir accidentes, por más leves que parezcan. Hay que explicar a los pequeños sobre el peligro, para que aprendan a medirlo. Deben entender que al hacer determinada actividad pueden lastimarse”, manifiesta la pediatra.

¿Qué hacer cuando se remuerden los dedos? Lo primero que los padres deben hacer es observar la herida. Verifiquen si hay signos de lesión. Si se ha producido una herida, se puede controlar el flujo de sangre . Para detenerlo con la mano se debe hacer un torniquete presionando suavemente el dedito del niño por unos minutos. Luego puedes lavar la herida con agua y realizar una compresión de la zona con una gaza esterilizada. Trata de dejar la herida lo más limp ia que puedas, así no se infectará.

¿En caso de atascamiento de dedos? Se debe obrar con cuidado para sacar el dedito del niño del lugar atascado. Trata de manipular lo menos posible al dedo porque puedes causar una inflamación y empeorar la situación. Si es leve, se puede proceder en forma similar a la remordedura de dedos, de lo contrario se debe asistir al médico.

¿Cuándo acudir al médico? Cuando el dedito presenta cambios de coloración en la piel o el sangrado no se detiene, pues es posible que la herida necesite una sutura y necesitas llevarlo a que lo revisen de inmediato.

Para Papás Para prevenir compra un protector de dedos para puertas, un implemento que se adapta en el lado de la bisagra , así evitarás el mal momento.


Estimulación

6

Juegos de imitación y manualidades

A esta edad los pequeñitos adoran imitar. Se divierten mucho observando cuando hablas por teléfono, limpias la casa o arreglas el jardín y pretenden hacer lo mismo que tú.

E

l psicólogo estadounidense, Daniel Goleman, explica en su libro La inteligencia emocional e inteligencia social, el proceso de la imitación en los pequeños. “Los niños observan lo que haces y su cerebro lo incorpora. Eso se

convierte en un modelo de cómo se va a comportar”, afirma el psicólogo. El pequeño observa, imita y aprende. Gracias a esto desarrollará la motricidad fina y gruesa, la ubicación, el equilibrio y aprenderá a distintiguir las dimensiones de lo que es grande y pequeño, largo y

corto, entre otras cosas. A través de los juegos de imitación, puedes ayudar a tu pequeño a crecer. A continuación, te sugerimos algunos juegos y actividades prácitcas del libro “Juegos sin baterías ni cables, sólo diversión”, de Bobbi Conner.


Estimulación

7 El buzón de correo El correo es uno de esos misterios de la vida que le fascinan a los niños. Es una combinación de la palabra escrita, un adulto con uniforme y una cajita con una ranura perfecta. Es un juego simple y fácil de practicar en casa.

Materiales

¡A vestirse! Los niños encuentran fascinantes a los artículos de los adultos y ellos, por supuesto, inventan el propio uso para cada uno. Recoje varios artículos y guárdalos en una cajita. Una gorra y un chaleco pueden transformar a tu hijo en un obrero de la construcción.

* Tijeras * Caja de zapatos de cartón * Baraja de naipe de tamaño

infantil

de la caja que será el buzón. Dispersa todas las cartas por el suelo y pide al pequeño que las inserte en la ranura del buzón. Cuando haya terminado, destapa la caja y exploren las cartas.

Manos a la obra Cómo hacer un divertido antifaz Al pequeño le encantará fingir que es otra persona. No importa que sea alguien de su entorno o un personaje de ficción como Superman o Cenicienta. Ayúda a tu pequeño a conocer el mundo de la creatividad e imaginación, realizando un maravilloso antifaz.

Materiales:

El juego del teléfono Los pequeños tienen una percepción muy divertida del teléfono, pues observan un pequeño objeto que timbra en algunas ocasiones y cuando suena mamá y papá dejan de hacer lo que estaban haciendo para constestarlo de forma inmediata. Para jugar al teléfono con tu hijo, lo único que necesitas es un pequeño celular de juguete y mucha creatividad para crear conversaciones imaginarias con el niño. Ofrece a tu pequeño el teléfono y pídele que llame a un familiar o amigo.

Para Papás Jueguen juntos a la oficina. Sobre una mesa coloca los diversos suministros, como un lapiz, marcador, sobres, teléfono y muchos papeles. Diviértanse haciendo garabatos sobre el papel y llamando a clientes imaginarios.

* Una caja de cereales * Pinturas de colores * Lentejuelas, plumas y lana * Grapadora y grapas * Tijeras y pegamento Paso a paso: 1.Coge una caja de cereales vacía y recorta un antifaz básico. 2.Colócalo sobre su cara y marca con mucho cuidado los espacios para los ojos. Luego recórtalos. 3.Deja que lo pinte y decore. Puedes utilizar lentejuelas y trozos de tela. 4.Grapa en el antifaz plumas y lana. 5.Haz un agujero en los laterales y coloca un elástico ajustado a su cabeza. Haz un nudo extremo para que no se suelte.


Nutrición

8

Nutrientes que no pueden faltar

A

El pequeño experimenta una dieta más compleja y poco a poco se integra a la comida familiar. Mantén a tu niño sano con una alimentación equilibrada.

esta edad ya no es necesario preparar un menú especial para el niño. Sus dientes están casi completos y puede masticar perfectamente. Poco a poco se integra a la dieta familiar. Le gusta comer solito, sin la ayuda de sus padres. Necesita que las comidas sean creativas para mantener su nivel de atención en ellas. Según el Dr. José Luis Reinoso, pediatra del Centro Médico Pediátrico, los niños hasta los 3 años de edad presentan "inapetencia psicológica", prefieren jugar antes que comer. “Es importante estimular a los niños para aumentar su apetito con la presentación y el aroma de las comidas. Los padres deben tener paciencia y alimentar a los pequeños varias veces al día”, afirma el especialista.

Nutrientes que no pueden faltar El pediatra explica que los niños deben ingerir un menú diario que les ofrezca los diversos grupos de alimentos. “Deben comer proteínas como la carne, pescado y huevo pues son neurotrasmisores que ayudan a los niños a desarrollar sus áreas cerebrales”, afirma. Tampoco puede faltar el zinc, mineral que se encuentra en los cereales, y favorece al desarrollo cognitivo y estimula el aprendizaje de los pequeños.

Necesidades nutricionales Durante esta etapa, las necesidades nutricionales se elevan paulatinamente. Los huesos se calcifican y alargan, los músculos aumentan de tamaño, el volumen sanguíneo se eleva y se amplía la capacidad del tubo digestivo. Las necesidades de proteína aumentan porque se requiere para la formación de músculos, tejidos y órganos.

Para Papás Alimenta a tu niño varias veces al día. En el desayuno, almuerzo, media mañana, media tarde y noche. Si es posible no le ofrezcas comida muy contundente entre la mañana, pues luego no tendrá apetito a la hora del almuerzo.


En Familia

10

Enseña a tu pequeño a

compartir La acción de compartir es un proceso que se desarrolla lentamente y que precisa de tiempo y paciencia. Estimula al pequeño para que comience a practicarlo.

P

ara un niño, el saber compartir requiere de un nuevo aprendizaje, pues no es una característica innata del ser humano. Al principio, los pequeñitos lo quieren todo para ellos, pero con el tiempo y un buen modelo a imitar, aprenden que compartir les hace más felices que estar solos con un montón de juguetes. Según la Dra. Fabiola Chávez, psicóloga clínica, especialista en psicoterapia individual y familiar del Centro de Neurociencias, se puede enseñar a compartir a los pequeños por medio de juegos. “A esta edad los niños todavía no han desarrollado completamente el lenguaje y se expresan a través de gestos y señas, por lo que juegos específicos son el mejor camino al aprendizaje”, afirma. A continuación establece algunos consejos.

Juego de “toma y dame“ Los padres pueden jugar con el pequeño a compartir objetos o juguetes. Por ejemplo, la madre puede coger un juguete del niño y tenerlo en sus manos, luego entregárselo diciendo “toma”. Posteriormente debe pedirle de vuelta, “dame el juguete”. Así el niño irá comprendiendo lo que significa compartir.

Asistir a una guardería Socializar con otros niños di s m inu y e el grado de ansiedad y dominio que el niño tiene hacia los adultos. Al jugar e interactuar con otros pequeños, el niño aprende a compartir progresivamente y va eliminando el egoísmo.

Para Papás Es muy importante que elogies al pequeño cuando ofrezca compartir un juguete. Para ellos debes hacerle comentarios positivos, como “me gusta mucho como actúas”.

Relación con la familia Durante esta edad el niño observa y aprende, por lo que frecuentemente imita las acciones de sus padres. Compartir paseos, juegos y diversiones en familia, ayudan al aprendizaje del niño. El ejemplo es muy importante, pues el niño está pendiente de todo a su alrededor. Si por ejemplo, el padre llega a la casa con una galleta, una fruta o un dulce para compartir, el pequeño lo irá registrando en su cabecita. Interactuar en familia también aporta mucho a la acción de compartir. Se recomienda que los padres jueguen con el niño, le leean libros y conversen mucho con ellos.


Qué hacer

11

De paseo a la playa No te prives de salir de viaje con tu hijo. Disfruta de unas placenteras vacaciones en familia a la orilla del mar.

E

star cerca del mar es una experiencia hermosa y poderosa para personas de cualquier edad, así que imagina qué emocionante pueden ser los primeros encuentros de tu niño con una gran extensión de agua y arena. Nada mejor que estar a la orilla del mar para refrescarse durante el verano. Si quieres ir a la playa no temas llevar a tu bebé. En esta etapa sus defensas ya habrán aumentado y con ciertos cuidados podrán disfrutar del clima y de los días soleados en familia, dice la pediatra Graciela Maggi, de la Clínica Internacional. A continuación detalla algunos consejos para que disfrutes al máximo de esta visita con el pequeño.

Cuidados para el niño en la playa Vístelo con ropa ligera y de colores claros. Esta ropa ayudará a que su piel respire mejor. Recuerda ponerle gorro. Revisa si está acalorado. Si notas su carita enrojecida o su pecho caliente y pegajoso, ofrécele líquidos. Aunque estén a la sombra, ponle siempre protector solar con un factor mayor a 30 y que sea para niños. Proteje su piel con repelente contra insectos. No le pongas en las manos porque se las puede meter a la boca. Dale baños de agua fresca para combatir el calor, le permitirán tomar sus siestas de forma placentera. Respeta los horarios de exposición al sol. Entre las 10:00 y las 16:00, no es conveniente estar bajo el sol, pues la radiación es muy fuerte y puede afectar a la piel.

Para Papás Juega con el pequeño sobre la playa. Lleva una pala y un cubo para jugar con la arena, construyendo castillos y diversas figuras. Mientras se divierten juntos lo estimulas y le ayudas a relajarse.

Luis y la historia de San Cristóbal Cuando Luis se entera de que sus padres quieren dar la vuelta al mundo con él en vacaciones, el plan no le hace ilusión porque tiene miedo de que le ocurra algo en el viaje. Por suerte, alguien le cuenta la historia de san Cristóbal. Este libro, además, incluye una medalla y se vende en Fybeca.

¿Con qué jugar?

¿Qué ver?

Te recomendamos Rompecabezas Los rompecabezas de pocas piezas ayudan al desarrollo intelectual del niño y le permiten la oportunidad de utilizar sus músculos menores para manipular objetos pequeños. Ofrece a tu niño un entretenido rompecabezas para armarlo juntos.



Revista Club Bbitos 14