Page 1

http://confidenciasdeungerente.blogspot.com

Efrén Martín, gerente de

y profesor de la Universidad de Deusto www.fvmartin.net

Durante la II Guerra Mundial, el contacto de los soldados aliados con las tribus melanesias, causó una gran conmoción en la visión del mundo que éstas tenían. Vieron cómo alimentos, ropas y otros utensilios “caían del cielo” y sus necesidades eran satisfechas sin esfuerzo.

Foto: Baharri

Somos inteligentes e innovadores, pero continuamos manteniendo muchos de los patrones de pensamiento supersticioso del hombre primitivo: creemos fácilmente lo que deseamos. La expresión “culto del cargamento” refleja un curioso concepto antropológico de doble significado: 1) la esperanza de abundancia gratuita y 2) un ritual que no importa comprender, sino repetirlo mecánicamente para que se cumpla la anterior profecía, sin realizar trabajo alguno.

Al finalizar la guerra, su paraíso material también acabó. Para recuperarlo, en lugar de trabajar, generaron prácticas religiosas con las que pretendían el regreso de benefactores, aviones y…cargas. Utilizaron como templos los restos de los aviones que quedaron averiados en la contienda; construyeron -en madera- inútiles radios, antenas, fusiles e instrumental que utilizaba el hombre blanco…usándolos como les vieron hacerlo.

También instituyeron ritos donde estos objetos eran el centro de un ceremonial destinado a retornar a su pasada Arcadia (lugar imaginario e idílico, donde reina la abundancia, la paz y la alegría). Sorprende lo mucho que muchas modernas teorías de gestión se parecen a estas supersticiones primitivas. ¿Qué tienen en común el “cargo cult” de los melanesios con algunas “modas de gestión”?: o Son creencias ciegas, basadas en deseos. o Tienen breve duración, surgiendo y desapareciendo con rapidez, igual que las pasiones que las alimentan. o Nunca se produce un vacío, ya que el cambio de paradigma es por sustitución. o Renacen siempre de la mano de nuevos líderes, profetas y “expertos”. o Renuevan el deseo con la novedad, a través de la innovación de objetos o de un sorprendente y sofisticado lenguaje. o Anuncian la llegada de la abundancia (el éxito en la gestión del negocio). o No sólo garantizan el éxito material, sino el bienestar y felicidad (algunas técnicas de dirección siguen prometiéndolo todo, como secretas soluciones y arcanas panaceas). o Proclaman la drástica reducción del esfuerzo, como alternativa al principio básico del éxito: el trabajo duro. o Los ritos sociales y reuniones periódicas son fundamentales, para mantener las conciencias individuales fieles a la creencia, aunque no comprendan nada (como sucede con algunos congresos). o Igual que pasado y presente, el futuro se llenará de una sucesión de soluciones, que sólo solucionarán la vida a los gurús que las promuevan, ante la pasividad del resto. Creer lo que deseamos, sin crearlo realmente, siempre resultó muy caro.

Publicado en: Observatorio de Recursos Humanos y Relaciones Laborales, Nº 10, febrero 2007

10-GESTIÓN PRIMITIVA.febrero2007  

También instituyeron ritos donde estos objetos eran el centro de un ceremonial destinado a retornar a su pasada Arcadia (lugar imaginario e...

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you