Issuu on Google+

Domingo 27 de Noviembre del 2011 - R E F OR M A

DE V I A J E

9

Viajeros con historia: Felipe Varela

Mira, ahí viene ‘El chaski’ d Con su andar

por senderos incas

No hay caminante que no se haya caído alguna vez, pero no puedes quedarte ahí tirado. Uno tiene que aprender a seguir por el camino”.

difunde tradiciones de esta cultura Ivett Rangel

del Tahuantinsuyo

Cortesía History Channel

marcha –literalmente–, sirvan para que esta red prehispánica de comunicación sea reconocida por la UNESCO como Patrimonio Cultural de la Humanidad hacia 2012, para ello colabora con los ministerios de Cultura y Turismo de Perú. ¿Cuándo decides que quieres conocer el mundo caminando? De niño, por el trabajo de mi pa-

Un momento para recordar Aquí, una experiencia memorables de este viajero: “En un pueblo muy alejado de la civilización, en plena sierra andina, una vieja de 90 años se levantó de su cama –lo cual nunca hacía por su precaria salud– porque le habían dicho que venía “El chaski”

¿Quién te denominó así por primera vez? Cuando llevaba 3 mil 500 kilómetros recorridos, los andinos comenzaron a llamarme así en honor a esos hombres que corrían por los caminos incas. Un día, en una comunidad, comenzaron a gritar: “Ahí viene El chaski, ahí viene El chaski”, fue como un reconocimiento popular a mi exploración.

Felipe Varela, explorador

A

los nueve meses aprendió a caminar, pero a los 15 años supo que quería recorrer a pie un imperio entero. De aquél día a la fecha, ya han transcurrido casi tres décadas, y Felipe Varela sigue andando por los senderos que conectaron el Tahuantinsuyo, el imperio que Pachacútec conformó desde Colombia hasta Argentina y Chile, pasando por Perú, Bolivia y Ecuador. Este peruano ha viajado, paso a paso, más de 9 mil kilómetros a través de sierras, selvas y costas, aunque su meta es completar los 15 mil kilómetros de caminos que aún se conservan –de un total de 40 mil– y que los incas construyeron para conectar a los distintos pueblos que gobernaban. Y por eso, ya se le reconoce en las comunidades andinas como un chaski (nombre que se le daba en épocas prehispánicas a quien llevaba mensajes corriendo de un lugar a otro, a través de un sistema de postas). Además, Felipe, anfitrión de la serie “Exploración Inca”, de History Channel, espera que los conocimientos adquiridos sobre la

anunciar que está por llegar a un pueblo. No llevo necesariamente mensajes de alguien, pero sí intercambio información de los pueblos que están prácticamente perdidos en la sierra, alejados de las grandes ciudades.

Así lo DIJo

y ella quería ver con sus propios ojos qué era un chaski. “Para ella fue una gran alegría porque sólo había escuchado de esos hombres por sus abuelos, que le platicaban cuando era niña de ese sistema antiguo de comunicación”, cuenta Felipe.

llega a impresionantes sitios ardre, tuve la oportunidad de vivir queológicos e inhóspitas zonas en muchos sitios de Perú, por lo naturales de la sierra andina. que me acostumbré a viajar y a disfrutar de los distintos lugares. Te conocen como “El chaski” Pero a los 15 años, en la me¿Por qué te pusieron ese apodo? seta de Marcahuasi (al este de Los chaskis eran como la fibra Lima) me descubrí como un óptica de los incas. Corrían alrehombre de montaña. Podía padedor de cuatro kilósar horas enteras en ese video metros de una posta lugar, a más de 4 mil mea otra para transmitir tros de altura, pintando Conoce los mensajes a tracon mis acuarelas. Ahí, la serie vés del Tahuantinsume di cuenta que me “Exploración yo. Así, un mensaje de gustaba estar al aire libre, Inca”, de History Quito hasta Cusco lley realmente comenzó mi Channel. gaba en cuatro días, de evolución. un chaski a otro. Ya con mis estudios, Los chaskis eran entendí la importancia hombres de máximo 26 años y de estos senderos prehispánicos tenían un un gran conocimiento y decidí recorrerlos todos para geográfico. Además, como no topoder hablar de ellos como un do el mundo podía viajar dentro patrimonio presente, y no uno del imperio, los chaskis también pasado. eran considerados privilegiados. El trekking se convirtió en Yo ya soy un chaski modermi modo de vida porque conjuno, aunque mucho más viejo gaba mis dos intereses: estar al que los originales, pero que siaire libre y estudiar el patrimogue cargando su caracol para nio. Además, sólo caminando se

¿Qué caminos has recorrido? Todos los caminos longitudinales (que conectan la costa con la sierra o la selva), desde Pasto, Colombia, hasta el sur de Chile y el centro de Argentina. El llamado Camino Inca, el que lleva a Machu Picchu, es el más conocido... Pero, ¿también es el más importante? No. Los paisajes que recorre ese camino son impresionantes, pero es un camino secundario porque Machu Picchu era enclave de estudio, exclusiva para una clase élite. Hay otros caminos, de factura imperial, que tienen entre ocho y 10 metros de ancho, y aún hay vigentes como 200 o 300 kilómetros. Y esos senderos, más que monumentos arqueológicos, las comunidades andinas los siguen usando, incluso para practicar el trueque, intercambio que pocos creerían sigue sucediendo en pleno siglo 21. Además de resistencia física, ¿qué más se necesita para ser un caminante? Ser muy observador para entender y adaptarse al espacio geográfico. Saber medir la resistencia porque, si se quiere llegar lejos, hay que ir de a poco. Aprender a escuchar a la natu-

Conócelo Nombre: Felipe Varela Edad: 44 años Profesión: estudió comunicación social en la Universidad de Brasil, y se especializó en turismo. Trabaja como consultor en los ministerios de turismo y cultura de Perú, y otras entidades públicas, especialmente en temas de turismo y desarrollo comunitario. Su proyecto: escribir un libro sobre la red vial que construyeron los incas en Sudamérica, luego de haber recorrido cada uno de los kilómetros que la conforman.

raleza y a la profundidad del alma, cuando se logran armonizar esas dos cosas, es posible hacer lo que uno quiera. Y mantener el corazón alegre y la mente despejada porque en el camino pasan muchas cosas y uno no puede confiarse. Nunca se debe perder la inocencia con la cual se ha comenzado a caminar. ¿Qué cargas en tu mochila? Una bolsa de dormir muy ligera, un GPS, una brújula y cartas geográficas. Cuando el viaje es más largo, una pequeña cocina y una olla, y jengibre, cebolla y ajo porque siempre me preparo una sopa con eso. No llevo alimentos, como lo que encuentro en la montaña y siempre recojo plantas medicinales. ¿Cuál es el obstáculo más difícil de superar en el camino? Ya no volver a ver a los hermanos de la sierra, a los más viejos, ya sea porque están en el hospital o ya fallecieron. ¿A dónde te llevará la siguiente exploración? Al Antisuyo (la zona este del Tahuantinsuyo), en plena Amazonia peruana. Ahí caminaré 450 kilómetros en 10 días. Es una de las regiones menos exploradas. Es fundamental ir para allá.


Viajeros con historia