Issuu on Google+


publicidad

02


san antonio

03


resumen

Foto: Johan Berna

Foto: Johan Berna

Con el pie izquierdo

El primer punto

Debut y caída en casa

Sin Puch y Bogado, repartidos en los dos equipos más populares del país, además de las bajas de Martel y Mas, expulsados ante Everton, los Dragones enfrentaron a Universidad Católica en el inicio de la segunda patita del año. Sin el bloque ofensivo del Apertura, Guerrero recurrió a los refuerzos; cuatro atrás, tres en el medio y tres en ofensiva fue el esquema, pero los cruzados fueron sólidos, destruyeron los escasos ataques celestes y con goles de Sebastián Barrientos (28’) y Rodrigo Toloza (72’) dejaron los puntos en la capital.

De visita en La Granja, los Dragones veían la oportunidad de romper el cero en la tabla ante un rival directo y lo confirmaron con buen juego, a pesar de sólo recatar un punto. Guerrero se la jugó con tres en el fondo, cinco en el medio y dos delante, Martel estaba de vuelta y tenía que conducir la ofensiva. Pese al mal estado del campo de juego Cristián Ríos doblegó el pórtico tortero a los 63’, ilusionando a los celestes, sin embargo, a 16 del final, Álvaro Lara igualó para Curicó. Iquique sumaba el primer punto del Clausura y recibía a su vestía negra.

Acá empiezan los problemas. Por cuarta vez en el año Iquique enfrentó al Everton de Acosta (de los cuatro duelos perdió tres). Esta vez en un desolado Tierra de Campeones, los Dragones mantuvieron el 3-5-2, ahora con Sagredo de conductor y Martel de delantero, pese al prospero comienzo tras la anotación de Hernán Patricio Maldonado en los 22’, los encargados de aguar la fiesta fueron César Carranza, desde los doce pasos, y Rodolfo Moya, con un golazo de volea que sepultó a los celestes. Se complicaban las cosas.

2 U. Católica – Municipal Iquique 0

04

Tercera Fecha

Segunda Fecha

Primera Fecha

1 Curicó Unido - Municipal Iquique 1

1 Municipal Iquique – Everton 2


resumen Cuarta Fecha

Quinta Fecha

Otro empate fuera de casa

Partidazo, pero perdimos

‘Villagol’ gritó por dos

Iquique visitó al Palestino de Luis Musrri en La Cisterna y sumó su segundo punto del campeonato en un partido que no tuvo demasiadas llegadas a las áreas. Guerrero volvió al 4-4-2, debutando en la delantera como titular el paraguayo Néstor Bareiro, pero sus igual dirigidos sufrieron más de la cuenta. Rodrigo Riquelme de cabeza convirtió para los tricolor a los 44’ y Martel empató con un tiro libre al ángulo a los 69’, para así repartir puntos y volver a la ciudad pensando en recibir a Unión Española y Universidad de Chile.

Volvió el público al Tierra de Campeones y se llevaron para el recuerdo uno de los mejores partidos del año, en el que los Dragones no pudieron con Unión a pesar de protagonizar un emocionante primer tiempo. Cordero (9’) y Canales (12´), despertaron algunas pifias del respetable, pero Machant (19’), Pérez (37’) y Bareiro (45’) dieron vuelta el resultado antes del descanso. La ventaja no pudo mantenerse en el complemento, ya que Cordero marcó su segundo personal a los 60’ y Gonzalo Villagra dio el triunfo a la vista en los descuentos, cuando los celestes jugaban con diez por la expulsión de Rubén Taucare.

Con la convicción de haber jugado un buen partido ante los hispanos, un alternativo cuadro de Universidad de Chile era el rival propicio para reencontrar la alegría frente a la hinchada, sin embargo, un certero Manuel Villalobos calló los festejos y con dos estocadas (15’ y 35’) remeció el banco celeste. La tercera derrota en casa generó demasiada presión en la dirigencia, que determinó remover de sus funciones a la dupla Cejas-Guerrero y contratar los servicios de Gustavo Huerta, para enfrentar los once duelos restantes.

1 Palestino – Municipal Iquique 1

Municipal Iquique 3 – Unión Española 4

Sexta Fecha

Municipal Iquique 0 – U. de Chile 2

Séptima Fecha

Octava Fecha

Novena Fecha

Tercera caída al hilo

Se desata la crisis

Una más y seguimos igual

Con Rivarola al volante, los microbuseros arrollaron a un golpeado cuadro celeste que necesitaba sumar para comenzar bien un nuevo ‘proceso’, sin embargo Huerta no hizo gala de la máxima y debutó con una derrota. A pesar de irse al descanso en ventaja con el tanto de Campozano (14’), en la segunda etapa el gol de Díaz (50’) y los dos de Rivarola (54’ y 63’) terminaron por decretar la quinta derrota de Iquique, que logró descontar a través de un tiro libre de Martel. No sería suficiente y el celeste se teñía color de hormiga.

Ya no había margen de error, Ñublense marchaba con los mismos puntos que Iquique en el fondo de la tabla y una derrota era impensada, pero la mala suerte continuó rondando al Tierra de Campeones y esta vez los celestes cayeron 3 a 1 como locales. El ‘Huevito’ Soto abrió el marcador a los 4’, Bareiro empató a los 6’ y Ramos (16’), de penal, venció a Wirth. Taucare recibió la roja al final del fin del primer tiempo y en el segundo Ramos vulneró por segunda ocasión al arco del ex Universidad Católica, sentenciando el resultado y hundiendo cada vez más a los Dragones.

Municipal viajó a Santiago con varias bajas y seis modificaciones en el once titular, razón, para algunos, que explica el mal resultado contra el equipo de Marini. Carlos Garrido (6’) y Cristian Canio (47’) vulneraron a Wirth, que tuvo complicidad en el primero, para extender la mala campaña del Clausura, en el que los celestes aún no conocen de triunfos. ¿Algo bueno? Al menos los que siguen a Iquique en la tabla general no sumaron puntos en esta jornada.

Santiago Morning 3 – Municipal Iquique 1

Municipal Iquique 1 – Ñublense 3

Audax Italiano 2 – Municipal Iquique 0

05


palabra de cafiche

Se necesitan especialistas dentro y fuera de la cancha

JUAN ‘CAFICHE’ PONCE DE FERRARI

E

s innegable que el club ha contratado mal. Antes del Torneo de Apertura, con la excepción de Leonardo Mas, se trajo a demasiada gente sin experiencia en la Primera División chilena. Afortunadamente, se pudo arreglar la carga en el camino con las incorporaciones de Fernando Martel y Cristián Bogado, tras el desastroso debut con Universidad Católica; y, unos partidos después, con la inclusión de Rodrigo Pérez. Claro que, además, se contaba con Edson Puch. El problema es que para este Clausura, aunque no necesariamente se cometió el mismo error, también es incuestionable que las incorporaciones no han andado –por ejemplo, como muchos, yo esperaba más de Boris Sagredo-. Y ya no hay posibilidades de reforzar el equipo. “Un D.T. capacitado, como lo es Gustavo Huerta (con quien fui compañero en Ferroviarios, una filial de Universidad de Chile, en la década del ’70), ordenará la defensa con lo que tenga a mano. Pero arriba es más difícil inventar”. Entonces, me parece evidente que Municipal Iquique requiere un gerente técnico. Alguien que sepa de fútbol y de futbolistas, para asesorar a los dirigentes y ser la contraparte de éstos con los entrenadores de turno.

Dentro de la cancha Cualquier D.T. capacitado, como lo es Gustavo Huerta (con quien fui compañero

06

“Municipal Iquique requiere un gerente técnico. Alguien que sepa de fútbol y de futbolistas, para asesorar a los dirigentes y ser la contraparte de éstos con los entrenadores de turno”. en Ferroviarios, una filial de Universidad de Chile, en la década del ’70), ordenará la defensa con lo que tenga a mano –para mí, serviría poner a Pérez de líbero, porque aportaría la experiencia que ha faltado en el centro de la zaga-. Pero arriba es más difícil inventar. ¿Martel? Es el que mejor ha jugado de la mitad para arriba, pero ya no está para ser punta; a su edad, y pese a su excelente condición física, es mejor llegando desde atrás, como lo ha hecho hasta ahora. Yo no sacaría nunca a Álvaro Ramos, porque sólo le falta confianza y la única forma que tiene un futbolista de ganarla es jugando.

Ahora, creo que los problemas de Municipal van más allá de poner o sacar nombres. Al equipo le ha faltado lo que llaman actitud. Por eso, también parece indispensable una asesoría sicológica. Por ejemplo: Para que Taucare sea el gran aporte que debe ser, tiene que dejar de creerse Arturo Prat, el héroe. Es decir, asumir que es un jugador más y no el salvador del equipo. En resumen: Faltan especialistas dentro de la cancha, pero también fuera de ella.


editorial

El Dragón, el Dragón… E

l segundo semestre ha sido funesto. No hay dudas. Pero más allá de la escasa figuración del club y su paupérrima captura de puntos –que por cierto, nos tiene en el sótano del fútbol rentado- hay otras situaciones que, al modo de sentir de REVISTA FÚTBOL IQUIQUE, hieren mucho más. La primera, que apena y asusta, tiene que ver con una postal inédita en nuestros reductos y guarda relación con el equilibrio de fuerzas evidenciado en el encuentro de los Dragones ante la Universidad de Chile. Como nunca antes, azules y celestes compartieron aposentadurías con un porcentaje que bordeó la paridad. Peor aún, si se juzga por entusiasmo, bien pueden considerarse que ganaron los Chunchos. A lo mejor era obvio, porque se imponían en la cancha y eso influye en el ánimo; pero desde el césped emanaron otras dolorosas estocadas… Claro, Villalobos es un profesional y se debe a su institución, pero los gestos –por pequeños que parezcan- se agradecen y aplauden, y las dos celebraciones del oriundo de la Norte Hospital provocaron más murmuraciones que loas. La segunda situación que encabrona y repele, va más allá de los posibles errores

de la directiva en el fichaje de jugadores; ya que los guatazos y las malas rachas existen… Las pelotas pueden escabullirse o pegar en los postes; pero que un jugador trote y sea presa fácil del desencanto, apesta. Más en una tierra, que como hemos dicho en otras ocasiones, goza con la capacidad superdeportiva de sus hijos… Aunque por ahí mismo pueda ir la clave.

Los guatazos y las malas rachas existen… Las pelotas pueden escabullirse o pegar en los postes; pero que un jugador trote y sea presa fácil del desencanto, apesta. Más en una tierra, que como hemos dicho en otras ocasiones, goza con la capacidad superdeportiva de sus hijos. Quizá el progreso, como premonitoriamente versa nuestro himno, nos tiene más que cegados. Y sin barrios, sin canchas, sin familias deportivas, no hay tradición ni herencia. Claro, diez años sin representatividad en el profesionalismo marcan (y explican la abundancia de santiaguinas camisetas azules, blancas y cruzadas en nuestras calles),

Afortunadamente aún existe un puñado de incondicionales que, pegados a la reja, la radio o esta simpaticona revista, se da maña para fortalecer los pasos de un Dragón que no sólo persigue encajar pelotas en arcos contrarios, sino que también busca enaltecer, embellecer y potenciar su tierra.

Revista Fútbol Iquique forma de la siguiente manera (en orden alfabético): Gonzalo Artal Hahn (artal@futboliquique.cl), periodista; Fabián Cejas Silva (cejas@futboliquique.cl), periodista; Marcelo López Matamala (lopez@futboliquique.cl), periodista; Fernando Perucci Hidalgo (perucci@ futboliquique.cl), periodista; y Rodrigo Schiaffo Arriagada (schiaffo@futboliquique. cl), estudiante de quinto año de periodismo. Diseño y diagramación: Mauro Dávalos M. Revista Fútbol Iquique es propiedad de Sociedad de Comunicaciones Fútbol Iquique Ltda. Contacto: revista@futboliquique.cl Fono: 97838453

07


flashback La décimo quinta fecha del Torneo Oficial de Primera División de 1998 fue la última confrontación en la que Iquique pudo salir victorioso, jugando en casa, ante Colo Colo. En 1999, para cerrar los duelos del CDI en Primera División, cayó un empate más que trabajado, por lo que podemos argumentar que…

Últimamente, en el TDC, el Albo se ha ido a negro GONZALO ARTAL HAHN

L

a noche del 29 de agosto de 1998 Deportes Iquique logró su último triunfo ante el cuadro popular. Un encuentro friccionado donde el Dragón se impuso por 1-0 gracias al penal convertido a los 36’ por Cristian Romero, el ‘Relojito’ ex Universidad de Chile que capitaneaba la escuadra dirigida por Jorge Garcés. En el pleito, jugado ante aproximadamente quince mil espectadores -que dejaron una recaudación que nunca se dio a conocer-, quien más brilló fue el juez Mario Sánchez. El réferi pintó de amarillo a Jaime Loprestri, ‘Misterio’ Muñoz y el colombiano Elías Escalona, del CDI; así como amonestó a los foráneos Pedro Reyes, Mario Villaseca, Francisco Rojas y Emerson Pereira, quien eso sí, debió ver una cartulina de otro color.

El último triunfo de Deportes Iquique ante Colo Colo en el TDC, logrado en 1998, vino a cerrar una fructífera campaña ante los ‘grandes’ de la capital, puesto que además se derrotó 4-1 a Universidad de Chile. De todas formas el triunfo ante el líder y ‘campeón de invierno’ vino a cerrar una fructífera campaña de local ante los ‘grandes’ de la capital, puesto que además se empató con la Universidad Católica y se derrotó 4-1 a Universidad de Chile… En esa noche inspirada del ‘Caldillo’ Vega, que marcó en tres ocasiones.

08

El primer título de Iquique, el paso a la Libertadores y la estrella número 22 del Cacique se desencadenaron luego que Iquique y Colo Colo terminaran 2x1, para uno u otro.

Un año más tarde, por el debut del torneo 1999 y aun con el ‘Peineta’ en el banco, los Dragones jugaron su último partido con el Cacique en el estadio Tierra de Campeones: Un empate 1-1 con más sabor a derrota que remate de jornada épica, donde para la tevé destacó ‘Candonga’ Carreño, mientras que para los de casa también lo hizo Erick Guerrero.

Y ojo, que esa paridad se mantuvo porque ‘Rambo’ Ramírez atajó lo inatajable y el ‘Pelao’ Montecinos acertó la única llegada al arco que custodiaba Nelson Cossio. ¿La conquista local? Otra vez vino desde los doce pasos, pero esta vez el encargado de transformar la pena máxima en gol fue el ‘Flaco’ Luis Medina, a los 24’ de juego.


flashback

Marcador 2x1: Oferta para grandes eventos

Ya lo saben. El primer duelo oficial entre un representativo iquiqueño y los albos, terminó 2x1 en cancha ‘neutral’. Fue en el Estadio Nacional, un 13 de abril, y como si se tratara del mejor final de cuento, sirvió para que Deportes Iquique levantara su trofeo más preciado: La Copa Polla Gol. En los últimos encuentros disputados en el estadio Tierra de Campeones, ambos con Garcés en el banco, Iquique rescató cuatro de las seis unidades en disputa.

Así llegamos al último apretón entre ambos, acontecido en el estadio Monumental el 9 de junio de 1999. Esa noche, por una falla en la iluminación del reducto de Pedreros a los 16 minutos, el partido estuvo suspendido otros 16. ¿Cómo salió el CDI? Otra vez empató. Esa vez con Miguel Ángel Arrué en el frío banquillo de Macul, pues aun no se desataba la renuncia masiva del plantel y todos los efectos desencadenados en desmedro de una institución que se alejaba de la palabra solidez.

Balanza algo equilibrada El primer encuentro de Iquique como dueño de casa ante Colo Colo por un torneo oficial, se disputó en la décimo séptima fecha del Campeonato Nacional de 1980. Y, sepa usted, terminó 1-1. Ahora bien, los albos se desquitaron en Santiago y en mala, pues se impusieron 5-1 en el cierre de un torneo que los celestes terminarían décimo cuartos.

La temporada siguiente, los Dragones llegarían a Santiago para vencer por 1-0 a los albinegros en la cuarta fecha; resultado sorpresivo que sería revertido en el propio municipal de Cavancha, debido a que el Cacique terminó ganando 2-0 en la décimo novena fecha. Ese mismo 1981, Iquique jugó la liguilla con Palestino, Antofagasta y Coquimbo. Salió segundo y zafó. Y si bien en 1982 alcanzaría a rematar noveno, la verdad es que los blancos se encargaron de maltratar a los celestes en las dos confrontaciones de ese año: Ganaron 3-1 de local y 2-1 como forastero. Otro resultado que finalizó emparejado y abrió un nuevo certamen fue en 1993, cuando ambos combinados animaron un entretenido empate 3-3. El ‘Diablo’ Etcheverry estaba en las graderías y en la cancha, desde la mitad de la misma, el argentino Carlos Alcides González se mandó un zapatazo que provocó una estirada poco antes observada por quienes vieron jugar al ‘Loro’ Morón, quien de paso se lesionó de la rodilla.

Como olvidarlo. Fidel Dávila y Omar Sauvageot se hicieron presentes en el marcador, uno en cada tiempo, a los 28’ y 54’. Y como epílogo, el descuento de Héctor ‘Mané’ Ponce a los 77’. ¡Uno a cero Iquique! De ahí, debieron pasar largos años para repetir el tanteador en un duelo válido por un cupo a la Copa Libertadores de América. Fue en 1988, también en ‘la cancha neutral’, aunque en esa oportunidad fue el Popular quien terminó abrazándose en Ñuñoa tras las conquistas de Barticciotto y Carreño. A pesar del descuento de José Luis Russo… Acá empató el Cacique. Y otro duelo que terminó con igual marcador a favor de los Indios, fue el que se dio en la última fecha del torneo de 1998. Un tanteador que se estructuró a 8 minutos del final, gracias a la conquista de Francisco Rojas, quien, para suerte de los adiestrados técnicamente por Gustavo Benítez, pudo vencer la retaguardia custodiada por Jacob Barraza y alcanzar el tricampeonato. Si no marcaba el ‘Murci’, la ‘U’ se coronaba. Sí: 2x1 para Colo Colo.

09


reportaje La carrera de Villalobos –casado (con una iquiqueña), dos hijos- no ha sido fácil. El artillero de la Norte Hospital debió sortear el menosprecio de Colo Colo, cuadro al que llegó a los 11 años y que sólo lo consideraba para ser presentado en las ‘noches albas’ y mandarlo a préstamo. En la ‘U’ se dio el gusto de marcarles y gritarlo con el alma; algo que repitió acá, dos veces. No gustó mucho, pero ya está. Son parte de…

Las flemáticas conquistas de un Pollo… Terrible GONZALO ARTAL HAHN

J

aime Pizarro, el ‘Káiser’ del Colo Colo campeón de la Libertadores 1991 y técnico de este equipo en el 2000, fue el último de la tienda alba en decir que Manuel Antonio Villalobos Salvo no servía para el cuadro popular, poniendo fin a una historia de tres presentaciones en la Noche Alba y escasos minutos jugados en el Monumental de Pedreros. Eso sí, el ‘Pollo’ -como le decían en la Norte Hospital- o el ‘Gitano’ -como le pusieron a los once años, cuando llegó al Cacique- tuvo su revancha… Al menos en el fútbol. Recapitulemos. Nació el 15 de octubre de 1980, se fue de Iquique a los once, hizo todas las cadetes en Colo Colo y con esa vitrina llegó a la selección juvenil. De hecho, marcó el 1-1 contra Egipto, el anfitrión del Mundial Sub 17 de 1997, y con idénticos años, ya estaba pintado para artillar por los Indios. Su debut oficial cayó el 12 de septiembre de 1998 en el triunfo 4-0 sobre Rangers y, si bien no anotó esa oportunidad, después se las ingenió para celebrar tres

En Colo Colo, la opción recurrente fue el préstamo. En 2000 se fue a ‘Arturo Fernández Vial’ que estaba en Primera B, salió segundo goleador del certamen y regresó al Monumental, sólo, para irse a O’Higgins por seis meses.

10

Manuel (sentado más próximo al menor) debutó en el primer equipo del Cacique en 1998 ante Rangers de Talca. Ese año, los albos serían tricampeones.

veces junto a la Garra Blanca. Tres veces, en las escasas opciones que tuvo en dos años. De ahí en adelante la situación no fue del todo grata, por cuanto la opción recurrente fue el préstamo. En 2000 se fue a ‘Arturo Fernández Vial’ que estaba en Primera B, salió segundo goleador del certamen haciendo dupla con el ‘Grishito’ Biscayzacú y regresó, sólo, para irse a O’Higgins por seis meses. Otros seis en Naval de Talcahuano y la paciencia terminó por agotarse. Con la carta en su poder, recaló el 2002 en Deportes Iquique; anduvo bien, pero los

celestes no, por lo que bajó con ellos a la Tercera División. Pese al descalabro su destino fue Portugal, país en el que tuvo la chance de defender a otros Dragones: Los Dragoes Sandinenses. No hay muchos datos de aquel periplo, pero Villalobos regresó rápido y, quizás sin pensarlo mucho, se unió a Deportes Arica. Quería jugar, pero las ganas sólo le duraron hasta defender un año más tarde a Deportes Copiapó.


reportaje Resurrección sustanciosa Pensó en colgar los botines… Hasta que llegó a Ñublense de Chillán. En la tierra de las longanizas las hizo todas. Marcó quince goles en la B y ascendieron; ya en Primera, guiado por el ex CDI Luis Marcoleta, anotó once veces en 2006 y en la siguiente temporada subió su mejor registro, al convertir 19 tantos. Claro, las ofertas no tardaron en llegar para el hombre de un metro 68. Lo llamaron de todos lados, menos de Colo Colo. Por eso mismo dudó poco cuando la ‘U’ de Chile le pidió firmar por ellos. Y tate. De los ocho goles que convirtió en 2008, uno fue para los albos. Lo gritó con el alma. Tal como el golazo de 47 metros que este año le convirtió a Cobreloa en Calama y los dos que nos encajó en su última visita al Tierra de Campeones. Fueron sus dianas número 44 y 45 en 119 partidos profesionales. Y a pesar de muchos, también los celebró con todo. Ya está. Son parte de la resurrección de ‘Villagol’, y si bien el hecho de que su padre sea iquiqueño-chuncho equilibra un poco la balanza, su accionar nos tiene que poner contentos igual ¿O así no?

Una buena y otra ni tan. Su definición que selló el 1-1 ante Egipto en el Mundial Juvenil de 1987 y la última conquista convertida en Iquique, por la ‘U’.

Villaceleste Rodrigo Garrido de La Serena se consagró ‘pichichi’ de Primera B en 2002, tras convertir en 25 ocasiones, dos más que Joel Estay de La Calera, cuatro más que Elton Troncoso de Talcahuano y cinco más que José Luis Villanueva de Ovalle, que hizo 20. Más atrás, con 19, remataron Víctor González de Everton y Manuel Villalobos de Iquique, quien superó a otro crédito local, Percy Araya, que hizo 16. La primera diana por Iquique cayó a los 64 minutos del debut frente a La Serena, cuadro al que vencieron en el TDC por 5-3. Una semana más tarde, Villalobos volvió a hacerse presente en el marcador tras anotar a los 46’ para, finalmente, vencer 4-3 a Magallanes en calidad de forastero. No anduvo ante Ovalle y debió esperar algunas fechas para festejar; situación que

ocurrió en la sexta ante Antofagasta, instancia en la que marcó a los 88’ el 2-1 de visita. De ahí, artilló de penal en el triunfo 3-1 sobre Ovalle en la segunda rueda; y en la derrota

Su primera diana por Deportes Iquique cayó a los 64 minutos del debut de 2002, en la B, frente a la victoria sobre La Serena por 5-3. La última fue nada menos que ante Arica, en el 3-1 antes del descalabro en el Parque Schott y la desaparición del profesionalismo. 2-1 ante Everton en Viña del Mar, en el 1-1 de vuelta con el CDA y dos veces más en el 3-0 ante Arica en el ‘Carlos Dittborn’.

Antes de la liguilla del descenso cooperó con una diana en el 4-0 ante O’Higgins, y otros dos en las derrotas 3-2 ante ‘Fernández Vial’ y Lota Schwagger, ambas en la Región del Bío-Bío. Ya en la fatídica promoción, se inscribió con dos en el 5-1 ante Magallanes; con uno en la derrota 3-2 propinada a Provincial Osorno, otro para el 2-3 que estructuró la misma Academia en la capital y otro más para el 1-1 de local ante Ovalle. Su última conquista fue nada menos que ante Arica, en el 3-1 antes del descalabro en el Parque Schott; donde no pudo hacer nada para revertir el 1-3 y sepultar las aspiraciones personales y del equipo de su ciudad, al que sólo ha defendido en una temporada… La más negra de la historia.

11


de portada... Si hay algo difícil en el fútbol, es enfrentar los momentos de derrotas y malos resultados, que siempre vienen acompañados de bajas en el rendimiento y desmotivaciones en la interna de cada camarín. Más complicado aún es el discurso de los protagonistas, quienes con más esperanza que convicción…

Prometen apretar los dientes y revertir la mala racha

FERNANDO PERUCCI HIDALGO

H

ilar finito buscando culpables que, bajo la inquisición del dedo acusador, reconozcan sus culpas y paguen con sudor y sangre, es irrisorio. Pero los malos resultados están ahí y la pobre campaña se traduce en los gélidos números, que son negativos para los Dragones en esta patita del torneo. Para descomprimir el ambiente cayó la dupla Cejas-Guerrero y con Gustavo Huerta se esperaba un repunte, sin embargo el nuevo deté no ha corrido con mejor suerte y, tras tres derrotas, la dirigencia rayó la cancha y ya no hay margen de error. El objetivo es zafar de descenso. Los dirigentes pueden golpear la mesa, el técnico ensayar esquemas y jugadas, pero lo que están dentro de la cancha son los jugadores, son ellos los que tienen la responsabilidad de plasmar lo entrenado y ganar. Palabra que ha sido esquiva para

12

los celestes, que asumen y juran dejar todo para salir del mal momento. En este análisis de los factores que han repercutido en la mala campaña, los propios protagonistas fueron críticos, aunque cautos, pero críticos al fin y al cabo.

Fallas atrás Rodrigo Naranjo reconoce que la mala racha se debe a errores puntuales. “Pese a los

“Somos un plantel y creo que el que entra lo quiere hacer igual o mejor que el que venía jugando, así que tenemos que ser bien profesionales para asumir las responsabilidades”. Rodrigo Naranjo.

resultados, futbolísticamente creo que no se anduvo mal. Marcaron mucha diferencia los errores puntuales que fueron sucediendo partido a partido. También influyó que llegaron varios compañeros nuevos, con quienes nos tuvimos que afiatar bien y por ahí parte la base de ese mal rendimiento”, explicó el guardameta. Como arquero la comunicación con la defensa es básica para el funcionamiento del bloque posterior, por lo que la rotación en esa línea, para Naranjo, es un factor a tomar en cuenta. “Ha influido bastante -señaló- el no poder contar en todos los partidos con el mismo bloque defensivo y agregarle a eso errores cometidos atrás, que te marcan el trámite de los partidos”. Para el meta celeste, el principal factor que ha influido en la mala campaña es “el tema de la concentración, porque nosotros podemos estar concentrados los 85 minutos


de portada... “Nos pusimos en mente que lo único que tenemos lograr es dejar a Iquique donde se merece, por respeto a nuestra hinchada, a nuestra gente que ha estado con nosotros”. Rodrigo Pérez.

del partido y en los últimos cinco te pueden dar vuelta un resultado que teníamos casi controlado. Es lo que más se recalca entre nosotros, la concentración no nos dura los 90 minutos, nos desconcentramos dos segundos en una jugada y te marcan un gol, que en Primera es fatal”.

Demasiados errores Rodrigo Pérez coincide con Naranjo. “Los resultados no se nos han dado, porque hemos cometido demasiado errores. Si bien es cierto que también tuvimos inconvenientes en el primer campeonato, esto ha sido demasiado, sobre todo porque hemos dejado escapar situaciones importantes; hemos tenido poca regularidad

y han influido las lesiones que, por ahí, nos tienen en una situación súper complicada… Son muchos errores de marca, de no pararnos de buena forma, pero acá no solamente se analiza a los cuatro de atrás, los primeros defensores son los atacantes”, dijo el ex Cobreloa.

Leonardo Mas también acusa los fallas y responsabiliza a todo el equipo de la situación. “Cometimos muchísimos errores que no sólo no han costado goles, sino que los partidos. Acá no hay un solo culpable, el equipo es culpable”, señaló el argentino. continúa en página 14

13


de portada viene de la página 13

“Hay que llegar lo mejor posible a fin de año para que Iquique siga manteniendo la categoría, aunque esto suene un poco mediocre, pero la realidad nos indica que estamos pelando cosas en la parte baja de la tabla”. Leonardo Mas.

De lo que se debe en el mediocampo, ‘Pinino’ es crítico y asegura que “cada uno se tiene que hacer responsable de la función que cumple. Nosotros como volantes ofensivos tenemos que abastecer más a los delanteros, pisar más el área contraria, convertir más goles. Uno es autocrítico, el nivel individual de cada uno de nosotros no es el mismo que tuvimos en el campeonato anterior y si dimos el ciento por ciento, hay que dar el ciento cincuenta ahora”. Pero no está caído el que pelea y los Dragones aún tienen chances de salir del fondo y mantener la categoría, que considerando la sumatoria, se ha convertido en el objetivo del último tramo del año. Lo que confirma Rodrigo Naranjo, quien manifiesta que como profesionales tienen que asumir la responsabilidad para sacar esto adelante. Según el portero “tenemos que trabajar de la misma forma con los compañeros que hay. Somos un plantel y creo que el que entra lo quiere hacer igual o mejor que el que venía jugando, así que tenemos que ser bien profesionales para asumir las responsabilidades”.

Quedarse en Primera Pérez asegura que lo único que tienen en mente es dejar a Iquique en Primera, respondiendo a la hinchada incondicional. Por eso “nos pusimos en mente que lo único que tenemos lograr es dejar a Iquique donde se merece, por respeto a nuestra hinchada, a nuestra gente que ha estado con nosotros. Yo creo que ése es el mejor

14

factor anímico que podemos tener, la gente está tan comprometida con nosotros y yo creo que lo mínimo que podemos hacer es estar con ellos, en el sentido de entregarnos por entero en estas fechas que quedan para dejar a Iquique en Primera División”. ‘Pinino’ es claro al afirmar que de la necesidad de los puntos viene de la motivación para permanecer en la categoría, más allá de la ilusión de otros logros. “Tenemos que mejorar y empezar a sumar, ya que hay que llegar lo mejor posible a fin de año para que Iquique siga manteniendo la categoría, aunque esto suene un poco mediocre, pero la realidad nos indica que estamos pelando cosas en la parte baja de la tabla”. Para estos tres jugadores, al igual que el resto del plantel, las mala racha se debe a detalles puntuales que han marcado los

“Los resultados no se nos han dado, porque hemos cometido demasiado errores. Si bien es cierto que también tuvimos inconvenientes en el primer campeonato, esto ha sido demasiado”. Rodrigo Pérez.

partidos, detalles que han influido en la convicción y el desempeño dentro del campo de juego, sin embargo, la solución está en sus manos. Más bien, en sus pies, donde además está la ilusión de toda una ciudad, que no quiere regresar a los potreros.


de portada El concejal de Alto Hospicio y actual vicepresidente del club, Jorge Fistonic Glasinovic, asume su cuota de responsabilidad en la mala campaña; aunque, eso sí, manda un mensaje a todos los iquiqueños que se están acostumbrando a gritar “Rossi ladrón”:

“Si Cesare no hubiese llegado al club, tal vez ya no tendríamos fútbol profesional” J

apareció Cesare Rossi, quien ingresa en agosto de ese año. Es él quien logra reestructurar el gran problema financiero que tenía el club.

orge Fistonic aduce que se debe ser sumamente honesto a la hora de analizar las incorporaciones y su incidencia en la mala campaña, que ya suma cinco derrotas consecutivas. Pero a su favor sostiene que debían contratar con poco presupuesto. Lo que, a su juicio, limitó demasiado las opciones. -¿Hubo mal ojo? -En este negocio uno está constantemente expuesto a cometer errores. A veces uno cree hacer lo mejor para la institución y la ciudad, pero si la pelota no entra al arco simplemente uno es el peor de todos. Y yo me pregunto ¿qué han hecho por Iquique y qué han dejado muchos de los ex dirigentes del fútbol de esta ciudad? Para mí, muy poco… Pero cuando uno construye para el futuro y no invita a los que se han lucrado toda la vida con este deporte, es un ingenuo. Un tonto o simplemente un mafioso… Separo a los dirigentes que sí fueron grandes aportes, un ejemplo claro son Leonardo Solari y Eleazar Guzmán. -Están a gusto con la gestión entonces… -No. Pero creo que Iquique estaba acostumbrado a dirigentes que sólo se preocupaban de resultados y no administraban de buena manera los recursos. Es decir, que el club pasara sin pena ni gloria y no dejara nada a Iquique ¿Después de 2002, qué le dejó Deportes Iquique a la ciudad? -Poco… -Nada. Sólo deudas. Un ejemplo claro son los pagos de casi 6 millones mensuales que hacemos a la Anfp y el Sifup por las deudas que dejaron las antiguas administraciones. -¿Qué sientes cuando gritan “Rossi ladrón”?, que de rebote te hace “cómplice”. -Me da mucha rabia. Creo que no tienen idea de los esfuerzos que hemos realizado

-¿Y su mano ha sido? -Quiero aclararle a los iquiqueños que si Cesare no hubiese llegado al club, tal vez ya no tendríamos fútbol profesional, debido a que fue él quien, con las iniciativas de aumento de capital y la posterior compra de los mismos, permitió cubrir los sueldos de los últimos meses de campeonato del año pasado y el pago completo de la construcción del complejo deportivo.

por sacar esta institución adelante… Mira, para que la gente sepa: En 2005 me invitaron a participar en la Tercera División y fue una experiencia muy gratificante; en 2007, ya en el fútbol profesional, nos dimos cuenta que no duraríamos mucho debido a que era muy caro participar en la competencia de la Anfp. Por tal motivo se decidió concesionar el club y llegaron los primeros inversionistas, que eran de Santiago. -¿Ahí tu rol fue? -Mi papel pasó de administrar el club a llevar las riendas operacionales de la institución. A mediados de 2008, los nuevos dueños se dieron cuenta de algo que yo ya había vivido un año atrás: No poder financiar este club. Por tal motivo, y con algunas ideas, me propuse invitar a alguien que mezclara la pasión por este deporte y la buena administración de un negocio. Así,

-Pero a la gente le importa más lo que suceda en la cancha… -Es entendible, pero hoy tenemos un club que podemos decir con confianza que tiene mucho futuro y debemos pedirle a la gente que lo cuide y lo apoye de verdad, no sólo cuando se está jugando un chance, como lo fue con La Serena en el Apertura, sino también cuando se está luchando para que el sueño siga vivo. -¿Cómo nos salvamos de la promoción? Porque nos salvamos... ¿Cierto? -Yo soy el que más deseo mantenernos en la Primera División. Viví lo bueno y lo malo de las otras dos series en las que jugamos, pero es un momento súper complicado y tenemos la obligación de pasarlo. -¿Pero cómo? -Creo que poseemos una ventaja sobre los demás equipos que están peleando el descenso. Primero, tenemos jugadores con experiencia que serán capaces de echarse el equipo al hombro como Martel, Pérez, Mas, Ríos, Wirth y Navea… Segundo, somos los únicos que contamos con el apoyo de la gente y, tercero, somos una institución fuerte.

15


5 preuntas a... Pese a las lesiones de algunos jugadores y a la mala ubicación en la tabla de posiciones, el nuevo técnico celeste, Gustavo Huerta, está convencido que se puede revertir la situación. Pero no ilusionarse… Por eso asegura:

“Hay que ser realistas y sacar adelante el momento que vivimos”

RODRIGO SCHIAFFO ARRIAGADA

S

i bien este ‘nuevo’ proceso con el ovallino Gustavo Huerta a la cabeza no empezó de la mejor forma, como dicen: Siempre que llovió, paró. Y a pesar que el tufillo del descenso está presente en el ambiente, la esperanza de seguir en el fútbol de honor no se va a perder tan fácilmente. Para esta ocasión, quisimos tener al director técnico de Municipal Iquique, quien luego de ser jugador profesional por 15 años, lleva la misma cantidad de tiempo como DT, para recalar en este puerto con la intensión de revertir la incómoda situación en la que se encuentra el club.

FOTO: Fabián Cejas

1. ¿Cómo pretende encaminar este proceso ya iniciado en Municipal?

-Aquí hay tareas bien claras y precisas. Lo que hemos conversado con los dirigentes es poder revertir la posición incómoda en la que nos encontramos, que a fin de campeonato el equipo permanezca en Primera. Esa en la misión: Poder fortalecernos de acuerdo a los jugadores que tenemos, y que son de calidad, para salir de esta situación… Nosotros estábamos claros de la realidad que nos íbamos a encontrar en el caso del plantel, estábamos claros de los partidos que en este campeonato no se habían ganado y de todas las instancias en las que estaba comprometido el equipo… El desafío lo tomo con una motivación enorme, en una ciudad futbolizada como ésta y en una institución que a nivel de dirigencial está haciendo las cosas bien. Por eso creo yo que tenemos más posibilidades de salir adelante de que nos vaya mal.

2. Como grupo el desafío es claro, mantenerse en Primera, pero qué hay de sus desafíos personales en Municipal. Huerta y su nuevo desafío: Revivir al Dragón

16

-En esto uno tiene que atacar lo más inmediato. Porque de repente uno puede soñar e ilusionarse con algo, pero en el fútbol, más en estos días, uno tiene que vivir la realidad

y ser práctico. Sabemos que hay una situación clara y concreta que hay que solucionar. Y en eso estamos todos, pero de ahí a ilusionarse con algo a futuro… Primero hay que ser realistas y sacar adelante el momento que vivimos.

3. Cuando usted asume y tiene esa primera charla con el grupo, ¿cómo encontró el camarín?

-Bueno, me ratificó lo que uno conocía, lo que había escuchado de los buenos jugadores que hay, y que aparte de buenos jugadores son excelentes personas… El grupo estaba un poco golpeado por los malos resultados. Nosotros siempre, en el fútbol, pendemos de un hilo muy delgado, entre lo que contagia las rachas triunfales, y los momentos ingratos y duros como los que vivimos hoy; en ese sentido es el énfasis que se ha puesto: Poder recuperarnos anímicamente, porque creo que ha sido, para mí, la mayor falencia que he encontrado en estas semanas que llevo acá.

4. ¿Cuál fue el motivo y el balance que se hace del “retiro” al poblado de Pica tuvo con el plantel? -El balance fue positivo, porque el presidente (Cesare Rossi) nos invitó a un almuerzo y eso nos sirve para conocernos mejor. Aparte de lo que es el entrenamiento y la vorágine que uno vive con todo el trabajo, también es bueno tener un momento en el que podamos compartir, conversar y mirarnos de otra forma.

5. Se apretaron las clavijas también…

- Más allá de apretar clavijas, yo creo que en este caso hay que estimular. Nosotros hemos hablado que ningún equipo ni nadie de afuera nos va a dar una ayuda, sino que aquí lo importante es la fortaleza del equipo en todos los aspectos; espiritual, anímico, futbolístico, físico y eso es lo que tenemos que trabajar. El “retiro” fue un momento de tranquilidad y de relajo, para unirnos como grupo.


ojo con... Juega de seis, estuvo en Universidad Católica, pero no le gustó Santiago. Desde el año pasado entrena con los cadetes -a pesar que la dirigencia cruzada no soltaba el pase- hasta que este semestre rindió en la Sub 17 de Ramón Estay y lo subieron al primer equipo, donde ya se codea con los grandes... La cara de su hija, Piera, va en el hombro derecho de Cristian acompañándolo en el camino hacia su debut profesional

Como un pitbull iquiqueño FABIÁN CEJAS SILVA

A

Cristian Medalla en su casa le insisten con que tiene que creerse el cuento. Según él, todos le reconocen sus condiciones, “pero dicen que no me creo el cuento, que siempre juego por jugar; es verdad eso, que jugaba por jugar”, pero ahora se está poniendo serio. La experiencia en Católica el 2007, que no fue buena, le sirvió para apreciar mejor lo que tenía en Iquique. El problema que tuvo, dice, es que allá “sentía diferencia, los santiaguinos eran medio pasados a rollo y los de regiones eran como uno”. Aún así Medalla rindió en la cancha. Sin jugar oficialmente por las cadetes universitarias, el volante disputó dos campeonatos Nike. Ganó uno y perdió el otro en la final.

Nombre: Cristian Andrés Medalla Esquer Nacimiento: Iquique, 7 de marzo de 1992 Equipos favoritos: Iquique y “el Colo”. Jugador favorito: Gary Medel, “es un pitbull”. Su juego: “Mi juego es acompañar a mis compañeros, quitar y entregar buenas pelotas”. Le falta: “Acostumbrarme al ritmo, ponerme bien físicamente”. A la gente: “Que me den una oportunidad; que confíen en mí, porque quiero debutar bien y hacerlo de corazón, porque yo soy Dragón”.

Sobre su regreso cuenta: “Me vine por venirme no más, pero después inventaron muchas cosas. Que me había robado cosas, zapatos, pero nada de eso. Me vine por mi cuenta no más”. Luego se produjeron los problemas con el pase, ya que desde Santiago le aseguraban que la persona encargada “no estaba” o “andaba de viaje”. Finalmente, este año sí llegó. Así que, bajo las órdenes de Ramón Estay, ahora Cristian comparte en la Sub 17 con juveniles como Álvaro Ramos y Bruno Zaquiere, quienes también están también en el primer equipo.

Medio desviado Medalla reconoce que por un tiempo anduvo “medio desviado, con problemas de conducta”. Incluso admite unos que otros “malos pasos”. Pero ahora eso ya es parte del pasado.

“Ahora tengo que creerme el cuento para tener mi futuro y asegurar el futuro de mi hija”, Piera Anaís, que al momento de la entrevista llevaba apenas trece días de nacida. Más de una vez salió la mención de su hija y, por eso, no fue sorpresa que a la semana siguiente apareciera su cara en el brazo derecho de Cristian. Su cuarto tatuaje. Los otros son la inicial de su polola (una f, de Francesca), en el cuello; y dos ángeles sobre un Jesús crucificado, en su espalda. “Me dieron los ángeles para que me cuiden y me puse el Cristo para que me guíe en el camino”, dice sobre sus primeros tatuajes, uno a los quince y otro a los dieciséis.

Aprovechar la oportunidad Se puede decir que Medalla ya sabe porqué dedicarse al fútbol como profesión. Por el futuro de su hija y porque todos le dicen que tiene las condiciones para rendir en su puesto de volante defensivo –Gary Medel es su referencia–. Antes de debutar, eso sí, admite que le falta trabajar en lo físico, especialmente porque el año pasado no participó de la competencia de cadetes. Pero se tiene confianza para estar a la par del resto del equipo. Incluso se la juega por todos los juveniles, asegurando que “los cadetes que están acá se lo merecen, hemos dado el esfuerzo y, de a poquito, tenemos que darle todos juntos”. ¿Un posible equipo, en unas temporadas más, con Ramos, Dávila, Rebolledo y Medalla, por decir algunos, como titulares? Según Medalla, “se puede dar, pero -aclaradepende de nosotros no más”.

17


una tabla con... Veinte y treinta de un día martes de agosto. Es temprano y Siddhartha ya está lleno. Juega la ‘U’, pero la gran mayoría de quienes echan humo y picotean tablas mientras bajan sus brebajes no son chunchos, sino que, más bien, seguidores de las peripecias del nuevo 18 azul. En ese mismo grupo estamos con Carrasco…

El carreñista que prefiere contar hasta diez GONZALO ARTAL HAHN

E

l defensor de 24 años Andrés Carrasco fue el séptimo de diez iquiqueños “made in casa” en calzarse la celeste y debutar con Municipal en Primera A, tal como lo hicieron en el mismo Apertura 2009 Taucare, Dávila, Bolívar, Puch, Ahumada y Ramos. Después, en el Clausura, se le sumó Marchant, que hizo su estreno ante Palestino; Rebolledo, que jugó con la Unión; y Muñoz, que compartió la zaga con ‘Churrasco’ ante la Chile. Sí. Se demoró un resto en asomar ¿La razón? “Estaba alternando como titular en Primera B con el profe Sulantay y en el segundo entrenamiento con Rivas me lesioné de los meniscos. Me operaron y aunque salí rápido gracias al trabajo del profe Cejas, no volví a alinear hasta la celebración con Arica, después de ganar en Coquimbo…”, sostiene el central que viene defendiendo al club desde sus inicios en la Tercera División, el mismo que debió esperar otro término de campeonato para agarrar casaquilla titular. “De ahí en adelante -continúa-, Rivas me creyó lesionado y trajo otros jugadores. Afortunadamente el profe Erick me dio la oportunidad, trabajé harto, como siempre, jugué ante River y pude debutar ante Everton, el

partido más importante de mi vida… Aunque lo único fome fue el resultado”. Derrota 1-0. -Anduviste bien ese día… -No sé. Fue duro, porque si bien no escucho mucha radio ni leo cosas que salen en la prensa, me enteré que nadie me tenía mucha fe. De hecho, cuestionaban al profe por ponerme… Pero él mismo me dijo que con la actuación había tapado hartas bocas… Igual, yo trabajo siempre callado…

Para quienes jugamos y ascendimos con Municipal, obviamente este nombre nos ha marcado, pero la tradición es más fuerte y los logros y la historia está ligada al nombre de Deportes Iquique. Como sea, yo quiero jugar toda la vida acá en Iquique, sin importar como se llame. Defiendo a muerte la celeste. -¿Y podrán hacerlo con quienes auguran una mala temporada? -Es difícil jugar sin Puch y se nota. Es un jugador importante y lo está demostrando en la ‘U’, pero esta situación se revierte jugando y jugando. Somos un equipo chico y se va a notar aún más esa condición… Aunque también tenemos hombres importantes, con mucha experiencia para aconsejar a quienes están debutando en primera, por lo que podemos luchar y salir adelante… Si nos echamos a morir, vámonos a Segunda al tiro… ¿Mejor.. no? -No pasa ná… Llega el sushi y Carrasco, quien confiesa que nació en Santiago y se lo trajeron a los dos meses por motivos del laburo de su padre, nos dice que aún vive con sus viejos y sus dos hermanos, que su madre se ha encargado de mantener un álbum con sus apariciones y que es él quien hace las lasagnas (de diferentes tipos) en casa. También contó que no juega Play Station ni Wii como la mayoría de los peloteros, que el último libro que recuerda haber mantenido en las manos hasta el final fue ‘Juventud en Éxtasis’, y que si se trata de cine, le gustan las

de terror. “Me gustan las películas de miedo o de suspenso. La que fui a ver hartas veces al cine fue ´El Exorcista´”. -¿Esa onda? ¿Y cada vez con una amiga diferente? -Al cine se va solo. Es una manía que me pegó Patrick Rojas -ex compañero en el Municipal de Tercera-. Es que no me gusta que me interrumpan con el clásico “qué pasó” cuando vas con alguien o, bien, tener que andar pendiente de la acompañante. (Improvisa una conversación con una posible pareja y prospecta un abrazo con mejores intenciones futuras). Al final no disfrutai la película. -Entonces, algunas morirán esperando… -Me imagino que sí, porque tengo pareja. Se llama Pamela y llevamos cuatro meses. (La risilla lo delata. Está enamorado). Nada de natación Carrasco, quien estudió hasta séptimo básico en la F-85 ‘Manuel Castro Ramos’, obtuvo su primer título el 2002, tras graduarse de dibujante técnico en el instituto Obispo Labbé. Debió esperar tres años más para sumar un nuevo reconocimiento, nada menos que el título de campeón de Tercera División, y dos temporadas después, formó parte de la escuadra que retornó a la serie de honor. Ahora, si no fuera por el ramo de natación, estaría a un semestre de lograr su cuarto título, pero deberá esperar hasta el otro año para sacar el cartón de pedagogo en Educación Física, carrera en la que figuran varios ex Municipal Iquique. -A todo esto ¿compartes el cambio de nombre del club? -Para quienes jugamos y ascendimos con Municipal, obviamente este nombre nos ha marcado, pero la tradición es más fuerte y los logros y la historia está ligada al nombre de Deportes Iquique. Como sea, yo quiero jugar toda la vida acá en Iquique, sin importar como se llame. Defiendo a muerte la celeste.

Dragoncitas internacionales - ¡A mierrrda! Huelo a Pipí… -Si bien, no soy de ir al choque o agarrarme -se refiere a combos, como sabe hacerlo ‘Pipí’ o ‘Camorra’ Carreño-, me identifico bastante con la forma de sentir del profe Jaime, un técnico que tiene harto de maestro. Mira, al igual que como lo hacía Erick, él nos decía: “Cabros… trabajen, sacrifíquense, que el fútbol los va a premiar”. Y así ha sido.


zoofreak Le toma fotos a Deportes Iquique desde antes que éste existiera, porque ya iba al estadio para el Nacional Amateur del ’78, antecedente deportivo e institucional de los Dragones. Fotografió al CDI durante su auge en Cavancha y su caída en el TDC, y a Municipal desde los duros años en Tercera… Ahora no lo dejan entrar a la cancha, “por no tener credencial”. Él sólo inmortaliza el equipo formado “y chambierlain”. Por eso, desde esta tribuna, decimos:

No manchen, ¡dejen entrar a ‘Manchón’! MARCELO LÓPEZ MATAMALA

C

omo las empanadas el 21 de Mayo o el té en la playa, las fotografías de Osvaldo Urra Rodríguez son buenas aunque no lo sean tanto ¿Por qué? Porque también saben a la positiva sencillez y familiaridad que queda en este puerto. Y es doble la gracia. Ya que, el más conocido con el apodo gremial de ‘Manchón’ y cuyo segundo nombre es De Las Nieves, nació hace 76 años en Valdivia. Claro que lleva cerca de 50 en la Tierra de Campeones, donde llegó destinado por el Ejército. Aquí se casó con Elisa Carvajal en 1961, con quien tuvo cuatro hijos, que les han dado seis nietos. Todos iquiqueños. -Oiga ¿y todavía saca fotos con negativo? - Síii. Quedaría ciego con esas pantallitas que tienen las cámaras digitales. -¿Qué cámara usa? - La mía poh. -Sí, pué ¿pero qué marca? - ¡Ah! Una Canon.

-¿Y el modelo? - A ver, aquí dice 2001… Ni sé. -¿Las revela usted? - No. Pa’ qué. Las revelo en el Mall.

nuevo la mayor parte era de aquí, casi todos querían fotos; Chamorro, que era el arquero y capitán, siempre me pedía, su papá también… Ahora no me dejan ni entrar.

-¿Y a cuánto las vende? - A 500. -¿Y le compran o no?, porque dicen que usted no vende ninguna foto y más bien las regala. - ¡O me las roban!, pero sí vendo. Aunque me iba mejor cuando el equipo estaba en Tercera y en Segunda. -Tal vez porque en las series de ascenso siempre juegan más gente de Iquique, que lo ubican desde chicos. - A lo mejor, porque en al comienzo, cuando la mayoría era de acá, me compraban todos… Después, recuerdo que el ‘Chino’ Laferte siempre me pedía fotos; posteriormente, el ‘Pato’ González, que todavía me compra algunas las veces que me lo encuentro… Y en Tercera, cuando de

Urra campeón -¿Usted fue campeón nacional de boxeo? - Nooo, campeón militar no más. El ’57 representé a la zona norte, que abarcaba Arica e Iquique, en el nacional (castrense) de Punta Arenas. En el mismo equipo estaba el finao Jorge Gárate, un iquiqueño que fue campeón.

campeones… Pero yo era bueno. Si cuando estaba destinado en Arica, me armaron una pelea con otro iquiqueño de apellido Gárate, Mario Gárate, que ahora está enfermo, pero que en ese tiempo era campeón chileno y sudamericano.

-En esos años, el nivel del boxeo militar debe haber sido similar al amateur, que era bastante alto, porque tenía tipos de calidad internacional. - Claaaaaro. Yo era categoría Pluma y Liviano, por lo que me tocó pelear con varios

-¿Y? ¿cómo anduvo? - Perdí por puntos acá y empatamos en Arica… Me fue bien, porque Gárate no tenía nadie que le hiciera el peso en Chile. Yo no tenía golpe, pero era estilista. Los bailaba no más.

19



Revista Fútbol Iquique Nº 6