Issuu on Google+


Foto archivo Revista Ă‘an


La fiesta del Corpus Christi en Cuenca Fundación Municipal Turismo para Cuenca Al rescate de las tradiciones

INDICE Introducción

4

Orígenes

5

El aspecto religioso

6

Tradición en cuenca

6

Los preparativos para el Corpus Christi y Septenario

8

Cultos eucarísticos en el Septenario

10

Usual agenda para el día de Corpus Christi

10

Pirotecnia y música

12

Dulces de Corpus

12

Recetario

15

Alfeñique de panela

15

Amor con hambre

16

Delicados

16

Huevos de faltriquera

16

Quesitos

17

Rosca encofitada

17

Suspiros de monja

17

Planchados de panela

18

Quesadillas

18

3


El Corpus Christi El Corpus Christi, es sin duda una de las manifestaciones religioso-populares de mayor importancia y antigüedad en la ciudad. En Cuenca esta tradición tiene tintes únicos y especiales, pues por siete noches consecutivas, posteriores al día de Corpus, se celebra el “Septenario”, que es una fiesta muy afamada en el país por su colorido y su pirotecnia. En la fiesta del Septenario participan, animados por la Arquidiócesis de Cuenca, comunidades religiosas; autoridades civiles y militares, instituciones públicas y privadas, entidades educativas y grupos organizados. El entorno para el desarrollo de la fiesta está constituido por la Catedral Nueva y el Parque Central “Abdón Calderón”, en donde un componente esencial son los famosos “dulces de Corpus”, que se expenden en numerosos puestos alrededor del parque durante el Septenario. Si bien esta es una vieja costumbre traída desde España, en Cuenca de los Andes adquirió toques característicos y propios de esta tierra y es una dulce ofrenda más del pueblo ingenioso a su Creador.

4

Es importante en estos tiempos de globalización en donde se tiende a la homogeneización de ciertos patrones culturales venidos del extranjero, conservar lo nuestro. El Corpus Christi o “Septenario” cuencano, es una de las celebraciones más coloridas del país, reflejo de la cultura popular y religiosa de un pueblo amante de sus tradiciones, que a pesar del paso del tiempo, aún no desaparecen.


Exhibición del Santísimo Sacramento

ORÍGENES Sus orígenes más remotos, según algunos autores, se encuentran en ancestrales celebraciones europeas de carácter pagano relacionadas con las fiestas de la cosecha, en las cuales, mediante la realización de numerosos ritos, se hacía alusión a la muerte del invierno y al renacimiento de la vegetación, con su momento culminante en el solsticio de verano.

De acuerdo a la versión oficial de la Iglesia, el Corpus Christi tiene su inicio en un hecho milagroso, atribuido a la santa Juliana De Mont, quien habría tenido en el año 1208, una visión referente a la presencia real de Jesucristo en la Eucaristía. De allí que las autoridades eclesiásticas vieron la necesidad de instituir una fiesta en la que se recuerde siempre a los fieles, este dogma fundamental del catolicismo. Es así que el Papa Urbano IV, por medio de la bula “Transiturus”, hace extensiva la celebración en

5


homenaje al “Cuerpo de Cristo” a toda la Iglesia en 1264.

hombres a través de su presencia real en la hostia y el vino consagrados.

Nuevamente en el Concilio de Viena del año 1311, el Papa Clemente V dispuso la adopción de esta fiesta, que fue instaurada luego por su sucesor Juan XXII con la disposición que se la realice el jueves siguiente a la octava de Pentecostés, esto es, el jueves posterior a la fiesta de la Santísima Trinidad; o lo que es lo mismo, el jueves que corresponde nueve semanas después del Jueves Santo.

Dentro del calendario litúrgico, el jueves de Corpus, consta como fecha móvil, que generalmente se la lleva a cabo entre los meses de mayo y junio.

En su artículo “El Corpus Christi” de la Revista 67 del CIDAP, María Fernanda Cordero de Landívar cita: “En España se celebró por primera vez hacia 1319 y luego se extiende al Nuevo Mundo por medio de los colonizadores españoles, no sólo como cumplimiento del calendario de festividades religiosas, sino como estrategia evangelizadora. No hay que olvidar que la iglesia otorgaba al conquistador un doble poder: el de colonizar y el de misionar; es decir, se mezclaba lo temporal y lo sobrenatural, lo político y lo eclesial, lo económico y lo evangélico. Por ello, la misión de los españoles entre otras de carácter religioso, era la de utilizar la celebración y conquista religiosa de los indígenas en América”.

EL ASPECTO RELIGIOSO El Corpus Christi, que en latín significa “Cuerpo de Cristo” según el dogma católico se refiere a la Eucaristía (la presencia real de Cristo en la hostia consagrada). De acuerdo al catolicismo, fue Jesucristo quien instituyó esta tradición la noche de la última cena, cuando al tomar el pan dijo: “Esto es mi cuerpo que será entregado por ustedes” y cuando al tomar el vino dijo: “Esta es mi sangre, que será derramada por muchos” (Marcos 14:12-16, 16:22-26; Mateo 26:26-28; Lucas 22:14-23). Para la Iglesia ésta sería la primera consagración de la historia y los apóstoles cumplirían fielmente lo que Jesucristo les había encomendado: “Haced esto en conmemoración mía”. Desde entonces la celebración de la Eucaristía en memoria de la “Última Cena” se la realiza en día domingo, que es el día de la resurrección de Cristo. La esencial función de los obispos católicos de acuerdo a esto, es la celebración de la Eucaristía, que es en resumen el cumplimiento de la promesa de Cristo de estar con nosotros todos los días hasta el fin de los tiempos. El Corpus Christi celebra pues, esta comunión íntima de Cristo con los

6

Luego del Concilio Vaticano II, hubo una modificación, ya que antes se llevaba a cabo en las vísperas de Corpus, el cántico de los salmos en Latín (brevario libro ahora llamado libro de las horas). El rito que empezaba a las 17h00 contemplaba: la ceremonia de la hora santa, la procesión y la misa concelebrada, para en los siete días subsiguientes cumplir con la celebración eucarística, el cerramen y procesión dentro de la Catedral. El resto de iglesias urbanas formalizan aún más esta festividad con el Jubileo de las cuarenta horas. Por su parte, las parroquias rurales festejan la octava de Corpus. En la actualidad se celebra la Eucarística en el idioma propio de cada país y se permite la celebración de la Santa Misa por la tarde. En Cuenca, el Santísimo es expuesto en el Altar Mayor desde las siete de la mañana en la Catedral de la Inmaculada Concepción. Se celebra aquí una solemne misa oficiada por el Ministro, en la que se invita a la adoración de la Eucarística. Al finalizar el día cerca de las diecisiete horas se efectúa el “cerramen”, que consiste en la celebración de una misa y la procesión dentro del interior de la Iglesia para proceder a guardar al Santísimo. Durante los días del Septenario, la Catedral permanece iluminada y recibe una gran cantidad de devotos que participan en los actos litúrgicos.

TRADICIÓN EN CUENCA En el caso específico de Cuenca, se tiene conocimiento que esta fiesta se instauró de manera oficial por el Cabildo desde el primer año de fundación de la ciudad, el 18 de Septiembre 1557. Esta fue una de las principales celebraciones religiosas, a la que se le empezó a llamar “Fiesta de la Ciudad”. Justamente en este año se estableció la traza urbana en la ciudad y se asignan lotes alrededor de la Plaza Central para la construcción de edificios religiosos y públicos. Los rituales en honor al Corpus Christi, se realizaban en la Iglesia Mayor (hoy denominada Catedral Vieja ) y los festejos populares, con salvas y


Foto archivo Revista Ñan

despliegue de pirotecnia, alrededor de la Plaza Central, (hoy Parque “ Abdón Calderón”). En aquellas épocas las autoridades y personas de alta jerarquía financiaban esta fiesta, la cual por siete días, se convertía en un verdadero acontecimiento religioso y social. Se dice que antaño esta fiesta tenía connotaciones mucho más solemnes y en el día de su celebración, que corresponde al noveno jueves posterior al “Jueves Santo”, nadie trabajaba

y asistían todos a la iglesia. Sin embrago el culto al Santísimo o Jesús Sacramentado, persiste aún a través de su exhibición en la Catedral (luego de la celebración de una misa solemne) y de una procesión en la que se lo traslada alrededor del Parque Central para finalmente concluir con su bendición en el templo. En Cuenca, la tradición popular es festejar por siete noches, los siete amaneceres en los que permanece la Sagrada Hostia en exhibición (de ahí el nombre “Septenario”). A esto se

7


Foto archivo Revista Ñan

refiere la “Octava de Corpus”, pues son ocho días que incluyen el primer día de Corpus (jueves) y los restantes siete días que corresponden al Septenario. Existe una interesante relación entre la celebración religiosa, que se la realiza en el templo, y la secular, que se la realiza en la plaza central de la ciudad. En los festejos populares del Septenario, por ejemplo, se da un colorido despliegue de pirotecnia por las noches, que incluye todo tipo de fuegos de artificio y cuyo centro, es siempre el castillo (estructura de carrizo y papel de seda con más de cuatro metros de altura) que simboliza la Custodia. El momento más esperado de la noche, es la quema del mismo, en la que a través de las luces que giran se puede ver una clara representación del Sol de la Eucaristía. La gente se deleita además con los globos, la música de las bandas y el sabor de los dulces de Corpus. También se puede encontrar vendedores de canguil, chispiola, manzanas acarameladas, algodón de azúcar, espumilla y empanadas de viento. El espacio de los juegos de azar A los alrededores del parque Calderón, en los cuales transcurre la fiesta, y ahora dispuestos en la Calle Sucre y en la plaza de las Flores, están docena de mesas de juegos de azar: sorteo de caramelos, juego de la marca y tablero, juego de la moneda, tiros con escopeta, el sapo, carro loco y la ruleta.

LOS PREPARATIVOS

PARA EL CORPUS CHRISTI Y SEPTENARIO El Corpus es una fiesta que desde su nacimiento en el Medioevo, ha mantenido un carácter dual muy definido, como las caras de una moneda: lo sagrado y la religiosidad popular. La Arquidiócesis de Cuenca, presidida por el Arzobispo, anima a celebrar esta fiesta con todo el esplendor. Con antelación se nombra a los priostes designados para cada día de Corpus y son ellos quienes tienen la responsabilidad de cumplir con todo lo planificado, tanto en lo relacionado al rito eclesiástico, cuanto en lo que se ofrezca al pueblo para su diversión. La coordinación y los gastos de los agasajos tanto populares como religiosos, corren por cuenta de los priostes, los mismos que antiguamente, eran agricultores, comerciantes adinerados o diferentes tipos de gremios. En la actualidad, numerosas familias, instituciones y empresas públicas o privadas, son las que año a año ofrecen su contribución para dar continuidad a esta tradición. Cabe recalcar que desde hace 3 años las 27 parroquias de Cuenca se han sumado a esta organización. Los priostes para cada día, en la actualidad son los siguientes:

8


Globos, castillos... la fiesta del Corpus Christi en la ciudad de Cuenca

Viernes (Primer Día): Priostes: Presbíteros y Religiosos. Sábado (Segundo Día): Priostes: Universidad Católica Cuenca.

Martes (Quinto Día): Priostes: Comerciantes de

Miércoles (Sexto Día): Priostes: Agricultores (C. Agrícola Cantonal)

Domingo(Tercer Día): Priostes: Obreros

Jueves (Séptimo Día): Priostes: Profesionales de Cuenca

Lunes (Cuarto Día): Priostes: Señoras y Señoritas (organización a cargo de la Sra. Gloria Astudillo)

Con respecto a la festividad que corresponde el día lunes, existe algo particularmente interesante: en un principio estuvieron a su cargo mujeres

9


de alta jerarquía social dentro de la ciudad. Es importante mencionar que la Srta. Maria Astudillo Montesinos, desde 1955 hasta 2006, fue quién organizó la fiesta que correspondía a las “Damas del Estrado Azuayo”como así se las llamaba.

Gloria al Padre Omnipotente Y a su Hijo Redentor Y al que de ambos procedente El Espíritu de Amor. Tributemos igualmente, Alabanza, gloria y honor Amén.

También en el siglo XIX y las primeras décadas del siglo pasado, los priostes eran agricultores o comerciantes adinerados a los que se les llamaba “diputados” quiénes no escatimaban en gastos el día de su priotazgo (contribución económica voluntaria para el desarrollo de la fiesta). Antiguamente esta era una tradición que pasaba de generación en generación; incluso, si la persona fallecía, eran sus descendientes los encargados de entregar el dinero, por considerar que es una obligación continuar con la devoción de el o la difunta.

Terminada la bendición, es costumbre que el sacerdote de rodillas frente al Santísimo Sacramento, después de despojarse del velo humeral, rece varias alabanzas como Bendito sea Dios, Bendito sea su Santo Nombre, etc. Luego, el mismo sacerdote que ha dado la bendición, u otro sacerdote o diácono, guarda el Santísimo Sacramento en el tabernáculo, mientras el pueblo canta una aclamación apropiada.

CULTOS EUCARÍSTICOS EN EL SEPTENARIO

17H00: Hora Santa, Iglesia Sagrado Corazón de Jesus (adoración al Santísimo Sacramento con cantos de alabanza, oraciones y lecturas bíblicas)

El culto al Santísimo Sacramento es una realidad que se mantiene viva y arraigada en la tradición religiosa de nuestro pueblo cuencano. El mismo, junto con la devoción a la Santísima Virgen, constituye una de las expresiones y testimonios de fe más importantes en nuestra ciudad.

18H00: Procesión desde la Iglesia Sagrado Corazón de Jesús hasta la Catedral de la Inmaculada Concepción, acompañada de bandas de pueblo. Los fieles llevan flores, faroles y aguas floridas.

Cada día de celebración las 27 parroquias de Cuenca y los priostes organizan la liturgia (moniciones de entrada, lecturas, ofertorios, oraciones distintas), entregan donaciones para flores, y acompañan cada celebración con sus coros, monaguillos, etc. Por la noche se ejecuta el “Cerramen”: Terminada la Santa Misa, se realizará la procesión con el Santísimo Sacramento por el Parque Abdón Calderón, donde los fieles llevan faroles, agua florida y flores de varios colores. Una vez terminada la procesión, se ora y se bendice al Santísimo Sacramento, el cual es colocado sobre el altar mayor. El que preside inciensa mientras se canta lo siguiente: TANTUM ERGO A tan grande Sacramento, Adoremos con fervor, y a Jesús aquí presente, renovemos nuestro amor. Acudamos todos juntos Al encuentro del Señor.

10

USUAL AGENDA PARA EL DÍA DE CORPUS CHRISTI

19H00: Ceremonia Oficial de Corpus Christi presidida por el Arzobispo. Finaliza con el Cerramen (Catedral de la Inmaculada Concepción) Septenario: Misa para la exposición a las 07h00 y para el Cerramen a las 19h00 (Catedral de la Inmaculada Concepción). Direcciones: Iglesia Sagrado Corazón de Jesús: Gran Colombia y León XIII Catedral de la Inmaculada Concepción: Benigno Malo y Mariscal Sucre Antiguamente se nombraban a las Guardias de Adoración del Santísimo, esto era normado y consistía en nombrar 1 o 2 personas para que oren durante una hora. En la actualidad a pesar de que no se nombra, aún se puede ver en varias Iglesias de Cuenca, fieles que realizan la visita al Sacramento del Santísimo durante todo el año, en el denominado Jubileo, que solo se lleva a cabo en Cuenca con mucho fervor.


Foto: Fundaci贸n Municipal Turismo para Cuenca Diego Toral


La banda del pueblo es la encargada de amenizar la fiesta del Corpus Christi

PIROTECNIA Y MÚSICA Entre los elementos que mas se destacan en estas festividades, está la pirotecnia. Según los investigadores Gerardo Cantos y Carlos Galindo, la introducción de esta costumbre se da con la llegada de los españoles, quienes la utilizaban en las celebraciones religiosas como el Corpus Christi. Es así como en tiempos de la colonia, nace una de las actividades artesanales de mayor popularidad en el pueblo cuencano. Mestizos e indígenas, que han transmitido sus conocimientos a sus descendientes de generación en generación, aprendieron de los españoles el arte de fabricar todo tipo de artificio destinado a alegrar principalmente las fiestas religiosas. Por nombrar algunos tenemos: cohetes, ratones, palomas, castillos, voladores, bengalas, vacas locas y globos. Algunos de estos fuegos artificiales conllevan interesantes simbolismos. El castillo es la producción de arte pirotécnico más interesante en esta festividad, ya que está representando simbólicamente a la Custodia. Cada cuerpo del castillo está cargado de silbadores, ratones, cohetes, luces de bengala, emblemas, retratos. Los globos, que también son utilizados en esta fiesta religiosa, recuerdan las ofrendas que un pueblo agrícola hace a su Dios que está en el cielo. Los hay de toda forma y diseño: antropomorfos, zoomorfos, religiosos, cívicos, políticos, etc. Otro de los elementos que no puede faltar en estas fiestas, es la música, la misma que tiene una expresión muy

12

particular y propia de nuestra cultura mestiza al fusionar lo europeo con lo andino. Las bandas de pueblo son las encargadas de amenizar las bellas veladas cuencanas y sus instrumentos de origen europeo (trombones, trompetas, tubas, saxos y clarinetes) aun hoy en día entonan ritmos andinos ancestrales que hacen el deleite de todos los presentes.

LOS DULCES DE CORPUS La tradición de los dulces de Corpus nació ya en tiempos de la colonia, época en la que las monjas y las damas de la nobleza, elaboraban exquisitos manjares para regalar a sus allegados como una ofrenda en honor a esta “piadosa fiesta”. Era común entonces, observar como elegantes “cholas” portaban estos obsequios de un lugar a otro en bandejas de plata cubiertas con finos manteles. Entre los bocadillos más comunes que se elaboran para esta fiesta, están las arepas de maíz; los alfajores; las quesadillas a base de maíz; las cocadas con leche y con panela; los turrones de miel de abeja; los huevos de faltriquera; las roscas encofitadas; los relámpagos o panecillos con manjar de leche y gelatina especial y los suspiros elaborados a base de huevo. El origen de muchas de las recetas tradicionales para la elaboración de dulces de Corpus, se lo encuentra en los antiguos conventos de España, en donde las monjas preparaban con afán diferentes tipos de manjares para las celebraciones pías. Las novicias, al entrar a formar parte de la orden


Dulces de Corpus Christi - Foto: Libro de Oro - 450 años de Fundación de Cuenca

religiosa, aportaban sus conocimientos culinarios con recetas familiares. Muchas de ellas eran jóvenes moriscas o judías que ingresaban al convento tras la expulsión o conversión obligatoria de los judíos en la época de los Reyes Católicos. Esto dio lugar con el paso del tiempo, a una fusión de la tradición repostera árabe, cristiana y judía que perdura hasta nuestros días. En Cuenca se han conservado desde la época de la colonia, recetas que incorporan a la tradicional repostería

española y elementos autóctonos de América como son las guayabas y el maíz. Hoy en día, se expenden dulces de todo tipo no únicamente durante el Septenario, pues también se puede conseguir estos exquisitos manjares en algunas panaderías y tiendas tradicionales de Cuenca durante todo el año. Los dulces de Corpus, son sin duda, parte de las numerosas y encantadoras sorpresas que esta bella ciudad tiene para sus visitantes.

13


Foto: Fundaci贸n Municipal Turismo para Cuenca


Foto archivo Revista Ñan

RECETARIO Nidia Fernández de Córdova ALFEÑIQUE DE PANELA Ingredientes: - 2 libras de panela - 2 tazas de agua - ½ taza de maní o nogal - 1 cucharada de manteca - Hojas de higo

Preparación: Se hierve el agua con la panela dividida en pedazos hasta que adquiera punto quebradizo. Se retira del fuego y extiende en una superficie fría y engrasada, en donde se agrega maní tostado o nogal. Luego se levanta rápidamente para trabajar con las manos en la batida, plegado y extendiendo, igual que el caso anterior, o sobre el clavo o tocho.

15


Foto archivo Revista Ñan

Para conservar o para servir se cortan pedazos pequeños o se hacen rosquillas que se colocan sobre las hojas de higo, las que dan un sabor muy especial.

que su consistencia sea esponjosa. Se agrega una pequeña cantidad de harina de maíz mezclada con el bicarbonato, luego el resto poco a poco, hasta que quede una masa de consistencia suave.

AMOR CON HAMBRE

Para elaborar los delicados es necesario untar las manos con grasa, a fin de que no se pegue la masa y formar rosquitas o tortillas pequeñas de 3 cm. de diámetro.

Ingredientes: - ½ libra de manteca de chancho - ½ libra de azúcar - 1 cucharada de amoníaco - 2 huevos para la mesa - 1 huevo para abrillantar - 2 libras más o menos de harina Preparación: Se bate la manteca con el azúcar con una cuchara de madera, luego se agrega el huevo, el amoníaco y poco a poco harina hasta que forme una masa seca. Se forman bolitas y se colocan en latas, separadas una de otra porque se extienden en el horno como galletas. Por último, se bate un huevo- clara y yema- y se las pinta. Se llevan al horno de temperatura moderada, 225 grados.

DELICADOS Ingredientes: - 1 libra de panela - 1 cucharada de bicarbonato - 1 huevo - 1 cucharada de anís - Harina de maíz blanco en cantidad suficiente, más o menos 1 libra y 4 onz. Preparación: Con víspera se prepara la miel de panela, con 1 taza de agua y el anís, hasta que su consistencia sea un poco espesa. Al siguiente día se mezcla la miel con el huevo; se bate fuerte hasta

16

Se ponen en las latas previamente engrasadas y se llevan al horno de temperatura moderada, de 225 grados. Cuando salen del horno son duras y hay que esperar al día siguiente para que se suavicen, para lo cual se las guarda destapadas.

HUEVOS DE FALTRIQUERA Ingredientes: - 2 libras de maní - 4 libras de azúcar - 6 tazas de agua - 1 limón para clarificar Preparación: Se tuesta una libra de maní y se pela. La otra libra de maní se cocina en agua suficiente hasta que la corteza esté suave y también se pela. A continuación se muele o licúa con un poco de agua todo el maní. En una paila se ponen 4 tazas de agua y 4 libras de azúcar y se lleva al fuego, se cocina por 15 minutos. Luego se agrega el jugo de limón, para clarificar la miel, entonces se retira toda la espuma de color oscuro que se forma.


Venta de dulces del Corpus Cristi - Portales del Parque Calderón (calle Luis Cordero)

Por último, se añade el maní disuelto en 2 tazas de agua, se mueve constantemente hasta que coja punto de bolita blanda. Cuando se retira del fuego se bate fuertemente hasta que cambie de color y se haga una masa manejable. Se labran los dulces cuando la masa se enfría completamente, en forma de huevos de 2 centímetros de largo. Por último, se blanquean con almíbar utilizando una brocha pequeña.

QUESITOS Ingredientes: - 1 litro de leche - 1 cucharada de mantequilla - 3 onzas de harina de arroz - 1 libra 4 onzas de azúcar - 1 pedazo de canela - Hostias suficientes Preparación: Se pone en una paila la leche. Se lleva al fuego con la canela, la mantequilla y el azúcar y se deja que se cocine un poco. Aparte, cocinar la harina de arroz en agua suficiente. Se mezcla con la preparación anterior moviendo constantemente, en fuego lento hasta que se vea el fondo del recipiente. Retirar del fuego y batir fuertemente, cuando está completamente frío, se pone entre dos hostias de tal manera que den el aspecto de quesitos pequeños. Por último, se los revuelca en azúcar impalpable.

ROSCA ENCOFITADA Ingredientes: - 1 libra de harina de trigo flor - ½ libra de manteca de chancho - 12 huevos - 1 litro de agua - 2 libras de azúcar para enconfitar Preparación: En una paila al fuego se coloca el agua y la manteca y cuando hierve se vacía toda la harina, se hace una masa y se cocina unos cinco minutos. Se retira del fuego y se pasa a una batea y cuando la masa se enfría, se agregan los huevos de uno en uno, restregando fuerte hasta formar una mezcla bastante suelta, la misma que se pone en una manga de repostería y se forman roscas directamente sobre las latas. Luego se llevan al horno de temperatura suave, de 200 grados, hasta que se doren. Cuando se sacan del horno se las enconfita, para lo cual se hace miel de enconfitar con las 2 libras de azúcar.

SUSPIROS DE MONJA Ingredientes: - 7 claras de huevo - 1 libra de azúcar - 1 cucharada de jugo de limón - Vegetales de colores Preparación: Se dejan reposar las claras de 3 a 5 días al ambiente. Luego se mezclan con el azúcar. Se bate fuertemente hasta que tome consistencia. Cuando la

17


cantidad es mayor se bate rápidamente con las manos hasta que tome consistencia muy espesa. Por último se agrega limón. Se puede dividir la preparación para hacer de colores, agregando en cada parte vegetales que pueden ser amarillo, rojo, verde, etc., o también un poco de cocoa para el color ligeramente café. Se coloca papel de estraza sobre las latas de horno. Sobre esto se ponen pequeñas porciones de la preparación y se llevan al horno muy lento de 200 grados.

PLANCHADOS DE PANELA Ingredientes: - 2 libras de panela - 2 tazas de agua - ½ libra maní tostado o nogal - 1 cucharadita de anís - 1 huevo - 1 hoja de higo Preparación: Se cocina la panela rota en pedazos pequeños con las dos tazas de agua, el anís y la hoja de higo, hasta que llegue a tener consistencia de bolita blanda. Luego se retira del fuego batiendo fuerte; se agregan el huevo y el maní. Se vacía en una superficie engrasada, se extiende con un bolillo también engrasado hasta que quede de 1 centímetro de espesor. Por último se corta en rectángulos pequeños.

Tela o masa base Ingredientes: - 1 libra de harina de trigo - 6 onzas de mantequilla o manteca de chancho - 1 cucharadita de sal - 1 cucharada de azúcar - 2 cucharadas de limón - 1 cucharadita de polvo de hornear - Agua suficiente Preparación: En media taza de agua fría poner la sal, el azúcar y el limón; agregar la manteca o mantequilla, el polvo de hornear y la harina. Si resulta la masa dura, se suaviza con agua fría suficiente. Forma de armar las quesadillas: Se extiende la masa base en la forma más fina posible, como un papel. Luego se cortan círculos con un molde del tamaño que se desee, puede ser hasta 12 centímetros de diámetro o más pequeños. En el centro se coloca con una cuchara el condumio y se dobla la masa en cinco partes, para lo cual se moja ligeramente los bordes y se forman pentágonos. Se coloca en latas sobre papel y se lleva al horno de temperatura moderada de 225 grados. Cuando se sacan del horno se les espolvorea con azúcar impalpable.

QUESADILLAS Condumio: - 14 yemas - 1 libra de quesillo mantecoso - 1 libra de azúcar - ½ libra de almidón (es mejor almidón de papa) Preparación: Con anticipación se prepara el quesillo desaguándolo por un día, para lo que se cambia de agua tres veces. Luego se prensa para eliminar todo el líquido, por último se muele y se agrega sal suficiente. También se puede utilizar queso cremoso, pero habría que prensar a fin de que quede completamente seco; y si el quesillo resultara completamente seco, también se prensará para molerlo después. Una vez que está listo el quesillo, se baten las yemas como para rompope. Se agrega el azúcar y continúa batiendo fuerte. Luego se incorpora el almidón cernido y por último el quesillo molido.

18

FUENTES BIBLIOGRÁFICAS Cordero de Landivar M. Fernanda, CORPUS CHRISTI, Revista Artesanías de América Nº67, CIDAP, Cuenca,2008. Vasquez de Fernandez de Cordova, Nydia, DULCES DE CORPUS, Cuaderno de Cultura Popular Nº. 11, CIDAP, Cuenca, 1997. Septenario y Culto Eucarístico, Arquidiócesis de Cuenca, 2011, Ediciones Cristianos del Azuay. Entrevista a Padre Guillermo Andrade.

Fotografías

Fundación Municipal Turismo para Cuenca y archivo Revista Ñan.


Foto: Fundaci贸n Municipal Turismo para Cuenca



Corpus christi