__MAIN_TEXT__

Page 1

                                           

SOSTENIBILIDAD AMBIENTAL DESAFÍOS INSTITUCIONALES

Quetzaltenango, enero 2017 - DESARROLLO CON DIGNIDAD -


Situación ambiental del país: En Guatemala, la deforestación alcanza cifras críticas de más de 132,000 hectáreas/año, equivalente a una tasa anual de pérdida del 3.47%, una de las más altas de Latino América (Perfil Ambiental de Guatemala 2010-2012. Vulnerabilidad local y creciente construcción de Riesgo, IARNA-URL, 2012), incluyendo la que se genera en las áreas que se encuentran legalmente protegidas, cuya extensión abarca hasta un 31.04% del territorio nacional, aunque en verdad su protección no es real, sino solo en el papel. En el país no existe una política pública específica en relación al tema del agua y su manejo, ni una institución que se encargue de su control. Anualmente se consumen alrededor de 20,000 millones de metros cúbicos de agua, simplemente de manera extractiva, sin inversiones adecuadas para almacenamiento y distribución, ni para garantizar la recarga hídrica de las cuencas (Perfil Ambiental de Guatemala 2010-2012. Vulnerabilidad local y creciente construcción de Riesgo, IARNA-URL, 2012). El 90 % de los ríos están altamente contaminados por desechos sólidos, aguas servidas, aguas industriales, entre otros desechos (diario Prensa Libre, del 17 de junio de 2016. Artículo), debido especialmente a la baja tasa de alcantarillado que alcanza un 11% en el área rural y un 44.3% en el área urbana (INE, 2011, citado en el Perfil Ambiental de Guatemala 2010-2012. Vulnerabilidad local y creciente construcción de Riesgo, IARNA-URL, 2012), y el vertido en los cuerpos de agua de más de 10,000 millones de metros cúbicos de aguas residuales sin tratamiento, provenientes de los hogares y de actividades agropecuarias e industriales (IARNA-URL, 2011). Según el Informe Nacional del Estado del Ambiente 2003, entre 1970 y 2001 los caudales de los ríos se redujeron entre el 20 y 25 por ciento, el INSIVUMEH señala que los ríos más contaminados son el Motagua y el Samalá, los cuales llevan contaminantes como metales pesados, o compuestos químicos peligrosos, siendo las más contaminadas, las cuencas de la vertiente del Pacífico. Asimismo, más del 90 % de las fuentes de agua para consumo humano, tienen contaminación bacteriológica y residuos fecales, que pueden provocar enfermedades diarreicas, de acuerdo al Ministerio de Ambiente y Recursos Naturales –MARN– (Revista SOY502, 21 de marzo de 2014. Artículo). Tampoco existe una política pública sobre el uso de los suelos, que en un 40.16% tienen una aptitud preferiblemente forestal, de acuerdo a datos del Instituto Nacional de Bosques (INAB, 2002), en tanto que con cobertura forestal, solamente nos queda un 37.26% del territorio nacional, según datos adaptados del Perfil Ambiental de Guatemala (2006), que cita como fuente al MAGA (2006), lo cual contrasta con el dato de aptitud de los suelos y con los datos correspondientes a la susceptibilidad a la erosión de los mismos, ya que el 63.10% de los suelos tienen una susceptibilidad alta a muy alta a la erosión (IGN, 1973), pero con base a las circunstancias del momento, como en el caso de los desastres naturales provocados por el cambio climático, los cuales cada vez son más frecuentes, estas cifras tienden a ser más críticas. No obstante, también es contrastante con los datos anteriores, el hecho de que el 36.63% de la tierra está sub utilizada, comparado con un 15.08 % que está sobre utilizada (Perfil Ambiental de Guatemala 2010-2012. Vulnerabilidad local y creciente construcción de Riesgo, IARNA-URL, 2012), lo cual intensifica su uso y compromete la seguridad alimentaria del país, lo que también provoca la pérdida de al menos 148 millones de toneladas anuales de suelo. Del sub suelo de Guatemala, se extraen alrededor de 40 millones de toneladas anuales de hidrocarburos como el petróleo, minerales metálicos y no metálicos, bajo modalidades

- DESARROLLO CON DIGNIDAD -


altamente contaminantes, que favorecen la conflictividad social y el debilitamiento de los mecanismos de conservación natural (BANGUAT y IARNA-URL, 2011). De acuerdo a datos del BANGUAT y IARNA-URL (2011), Guatemala también viene sufriendo problemas ambientales provocados por los desechos sólidos, de los cuales se produjeron 112.9 millones de toneladas (oferta bruta) en 2010, de los que el 64.7 % eran residuos de origen vegetal o animal, los cuales podrían haber servido para producir compostaje, de los que solamente se pudieron reutilizar 17 millones de toneladas en el mismo año, es decir sólo un 15.06 %, lo cual claramente es una de las causas de la contaminación de las aguas y los suelos del país, de los cuales sólo el 1.3% proviene de los hogares (Perfil Ambiental de Guatemala 2010-2012. Vulnerabilidad local y creciente construcción de Riesgo, IARNA-URL, 2012). Las emisión de bióxido de carbono de Guatemala con un promedio de 48.3 millones de toneladas/año, de las cuales casi el 60% es atribuible a los hogares, debido a la combustión de leña y el uso de combustibles fósiles en el transporte, al tiempo que disminuyó nuestra capacidad de fijación, provocó que el país pasara de ser un país cuyo balance de emisiones de gases efecto invernadero era positivo, a ser un país emisor neto de dichos gases, con lo que ahora lamentablemente estamos contribuyendo al calentamiento global (BANGUAT y IARNAURL, 2011). Los problemas ambientales, tienen su origen en las relaciones conflictivas entre el subsistema natural y los subsistemas económico y social (Perfil Ambiental de Guatemala 2010-2012. Vulnerabilidad local y creciente construcción de Riesgo, IARNA-URL, 2012). Utilizando el análisis del conjunto de indicadores ambientales mencionados previamente, se puede ubicar a nuestro país en la posición 104, de 163 países evaluados en el año 2010, a través del Índice de Desempeño Ambiental Global (EPI), desarrollado por el Centro de Política y Ley Ambiental, de la Universidad de Yale, con un desempeño porcentual del 54%, con tendencias a la baja (Perfil Ambiental 2012, IARNA, 2012). Guatemala se encuentra entre las cinco naciones de más alto riesgo en el mundo por la vulnerabilidad de su producto interno bruto (PIB), ante tres o más amenazas, con el 83% de su PIB generado en áreas de riesgo. Lo anterior según el Informe de evaluación global sobre la reducción del riesgo de desastres 2011 (EIRD-ONU, 2011), citado en el Perfil Ambiental de Guatemala 2010-2012. Vulnerabilidad local y creciente construcción de Riesgo (IARNA-URL, 2012). Desarrollo y Medio Ambiente: Entender la interrelación y problemática entre desarrollo y medio ambiente, el cual es la base física del desarrollo, implica conocer previamente el concepto de desarrollo sostenible, el que surge como una necesidad de entender el desarrollo económico y la necesidad de conservar la naturaleza. Su definición se formalizó por primera vez en el documento conocido como el Informe Brundtland de 1987, que fue realizado por la ex primera ministra de Noruega Gro Harlem Brundtland, fruto de la Comisión Mundial del Medio Ambiente y Desarrollo de las Naciones Unidas, creada durante la Asamblea de las Naciones Unidas en 1983. Dicha definición se

- DESARROLLO CON DIGNIDAD -


asumió en el principio 3 de la Declaración de Rio (1992), aprobada en la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Medio Ambiente y el Desarrollo. En el informe de Brundtland, el Desarrollo Sostenible se definió como: “Meet the needs of the present generation without compromising the ability of future generations to meet their own needs. “Satisfacer las necesidades de la generación actual sin comprometer la capacidad de las generaciones futuras para satisfacer sus propias necesidades”1. Es a partir de este informe cuando se comenzó a usar el término inglés sustainable development (desarrollo sostenible), que también puede traducirse como desarrollo sustentable y de ahí nació la confusión entre los términos desarrollo sostenible y desarrollo sustentable, ya que en el inglés sólo hay una palabra para designar este concepto: sustainable, mientras que el rico idioma castellano permite alternativas y matices distintos, y aunque ambas palabras básicamente pueden usarse en el mismo sentido, la que se va imponiendo más es “desarrollo sostenible”, pero en castellano hay razones contundentes para usarla, a partir de las definiciones del Diccionario de la Real Academia (http://tuplanetavital.org, 2016), así: “Sustentable. adj. Que se puede sustentar o defender con razones”. “Sostenible. 1. adj. Dicho de un proceso: Que puede mantenerse por sí mismo, como lo hace, p. ej., un desarrollo económico sin ayuda exterior ni merma de los recursos existentes”. Existe diferencia entre ambas definiciones, ya que “desarrollo sostenible” implica un proceso eficiente en el tiempo y el espacio, lo cual le permite además ser eficaz. Mientras que el “desarrollo sustentable” sólo es una finalidad (aquí/ahora) que va de la mano de la eficacia más no necesariamente de la eficiencia. Por lo tanto, un verdadero desarrollo sostenible implica por añadidura sustentabilidad, más la sustentabilidad no implica necesariamente sostenibilidad (Wandemberg, 2015). De manera práctica sustentabilidad se entiende como lo que se puede sustentar por sí mismo, la cual aplicada a procesos ecológicos, de manera sencilla es el uso eficaz de los recursos naturales, aunque esto no sea sostenible (que es el que puede mantenerse por sí mismo). Por lo tanto, cuando nos referirnos al desarrollo sostenible, es porque pensamos en un proceso de desarrollo económico, humano y medioambiental, que puede mantenerse sin depender de asistencia externa, porque las personas crecen en sus capacidades y no se dilapidan los recursos naturales, en cambio no parece ajustarse al mismo concepto de desarrollo, el decir que se puede sustentar o defender con razones (http://tuplanetavital.org, 2016). Para terminar de despejar las dudas, la última versión del mencionado diccionario recoge la definición de “desarrollo sostenible” con casi las mismas palabras que lo hiciera en su momento la Comisión Brundtland (http://tuplanetavital.org, 2016), de lo cual organizaciones y personas en el mundo hispanohablante han tomado nota, bajo el liderazgo de la División de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas:                                                                                                               1 Comisión Brundtland. Nuestro futuro común (Comisión del Desarrollo y Medio Ambiente. Citado en Ramírez et al (2004): (55).

- DESARROLLO CON DIGNIDAD -


“Desarrollo sostenible 1. m. Desarrollo económico que, cubriendo las necesidades del presente, preserva la posibilidad de que las generaciones futuras satisfagan las suyas.” El Desarrollo Sostenible, se basa en tres factores que son: a) La Sociedad, b) La Economía, y c) Ecológico o el Medio Ambiente. Esquema de los tres pilares del desarrollo sostenible (elaboración propia adaptada de la incluida en http://tuplanetavital.org, 2016):

SOSTENIBILIDAD

ECOLÓGICO

INTELIGENCIA ECOLÓGICA   (ECOLÓGICAMENTE   SOSTENIBLE)

PRODUCCIÓN LÍMPIA   (ECONÓMICAMENTE VIABLE)

SOCIAL

ECONÓMICO

NIVEL DE  VIDA  (SOCIALMENTE JUSTA)

El triple resultado es un conjunto de indicadores de desempeño de una organización en las tres áreas, pero que tiene cuatro dimensiones básicas: • • • •

Conservación, del medio ambiente para no poner en peligro las especies de flora y fauna; Desarrollo apropiado, que no afecte sustantivamente los ecosistemas; Paz, igualdad y respeto hacia los derechos humanos; Democracia.

Con lo anterior se puede ver que en relación al Desarrollo, se deben satisfacer las necesidades sociales de la población (alimentación, vestido, vivienda y trabajo), pues si la pobreza se mantiene perdurablemente, el mundo estará encaminado a catástrofes de varias clases, incluidas las ecológicas y las humanitarias, y que el desarrollo y el bienestar social están limitados por el nivel tecnológico, los recursos naturales, y la capacidad del medio ambiente para absorber los efectos negativos de la actividad humana. El concepto de desarrollo sostenible refleja la creciente conciencia acerca de la contradicción que puede darse entre desarrollo, que se entiende como crecimiento económico y la mejora del nivel de vida, y las condiciones ecológicas y sociales para que ese desarrollo pueda perdurar en el tiempo. Esta conciencia de los costos humanos, naturales y medioambientales del desarrollo y lo que denominamos el progreso ha venido a modificar la actitud de despreocupación que relacionada con este tema, imperó durante mucho tiempo. La idea de que el crecimiento económico no tiene límites y en busca del cual todo podía sacrificarse, se ha reemplazado por una conciencia de esos límites y de la importancia de crear condiciones de largo plazo que hagan posible un bienestar para las actuales generaciones, que no se haga sobre la amenaza o deterioro de las condiciones de vida futuras de la humanidad.

- DESARROLLO CON DIGNIDAD -


Para FUNDAP es una prioridad institucional el definir proyectos viables y reconciliar los distintos intereses de los aspectos económicos, sociales y ambientales, de las actividades humanas, relacionadas con el desarrollo; impulsando el progreso en los ámbitos económico y social sin destruir el medio ambiente, el cual es un tema transversal que aparece en todos los proyectos impulsados por la institución, y una prioridad de la fundación desde hace muchísimos años. Los tres pilares del Desarrollo Sostenible deben ser tomados en cuenta tanto por instituciones, empresas, comunidades como por las personas individuales en general: •

Sostenibilidad económica: Se da cuando la actividad que se realiza se mueve hacia la sostenibilidad ambiental y social y es financieramente posible y rentable, o sea económicamente viable (financiera y rentablemente viable).

Sostenibilidad social: basada en el mantenimiento de la cohesión social y la habilidad para trabajar en la persecución de objetivos comunes. Implica la mitigación de impactos sociales negativos causados por las actividades desarrolladas, y la potencialización de los impactos positivos. Se relaciona también con el hecho de que las comunidades locales reciban beneficios por el desarrollo de las actividades económicas, en aras de mejorar sus condiciones de vida, lo que se debe aplicar para todos, por ejemplo con salarios y prestaciones justas y beneficiar a todas las demás personas involucradas en la producción, tales como proveedores, clientes, comunidades locales y la sociedad en general, o sea lo que se conoce como una actividad socialmente justa.

Sostenibilidad ambiental: es la compatibilidad entre las actividades desarrolladas y la preservación de la biodiversidad y de los ecosistemas, evitando la degradación de las funciones fuente y sumidero. Incluye un análisis de los impactos derivados de la actividad considerada en términos de flujos, consumo de recursos difícil o lentamente renovables, así como en términos de generación de residuos y emisiones. Este último pilar es necesario para que los otros dos sean estables. De una forma más sencilla, es verificar que los recursos naturales renovables, se usen de acuerdo al ritmo de crecimiento de los mismos, sin provocar contaminación, o lo que se conoce como una actividad ambientalmente sostenible.

En Guatemala no se desarrolla una efectiva gestión ambiental, a pesar de que los daños ambientales y el deterioro de los recursos naturales están a la vista, y la información técnica para detenerlos está disponible, así como la legislación para lograrlo. Ante tal situación, la Fundación para el Desarrollo Integral de Programas Socioeconómicos (FUNDAP), que es una organización privada de desarrollo, consciente de la problemática ambiental del país, desarrolla proyectos dirigidos al uso sostenible de los recursos naturales renovables y la protección al medio ambiente, los cuales son ejes transversales de todos los proyectos de la fundación, a través de sus programas, especialmente el Programa Forestal Ambiental, cuyos datos principales se indican a continuación:

- DESARROLLO CON DIGNIDAD -


¿Quiénes Somos?:

Somos un programa de FUNDAP constituido en 1991, que ejecuta proyectos innovadores, no paternalistas, dentro del marco de tecnologías alternativas, orientados al manejo sostenible y conservación de los recursos naturales renovables y el mejoramiento ambiental, dirigidos a grupos organizados y comunidades pobres del Occidente de Guatemala, con la finalidad de mejorar su calidad de vida.

¿Qué Hacemos?: Apoyamos a los usuarios de los diferentes proyectos que ejecutamos, a través de: el fortalecimiento de la organización social con fines ambientales; infraestructura ambiental de carácter social (estufas mejoradas ahorradoras de leña, sistemas de agua potable, sistemas de riego, cosecha de agua de lluvia, letrinas y otros); viveros forestales para la producción de árboles nativos de uso múltiple, agroforestales, frutales, etc.; educación ambiental (reciclaje, medio ambiente, energía limpia, etc.); manejo forestal, de manera especializada el programa apoya la elaboración, presentación y seguimiento de planes de manejo forestal ante el Instituto Nacional de Bosques (INAB), en busca de que sean incluidos en los diferentes programas de incentivos forestales del Estado de Guatemala (planes de protección, reforestación, agroforestería y producción).

¿Cómo lo hacemos?:

Estimulando a propietarios y poseedores de pequeñas extensiones de tierra de vocación forestal, para que lleven a cabo el uso sostenible de sus recursos naturales renovables;

Fortaleciendo la organización social y ambiental;

Apoyando la infraestructura ambiental de carácter social;

Estimulando la protección y el uso sostenible de los recursos naturales renovables;

Fortaleciendo el proceso de gobernanza forestal; y

Recuperando áreas degradadas.

Los Proyectos son desarrollados con un enfoque de sostenibilidad ambiental:

Los proyectos desarrollados por FUNDAP, incluyen los 3 pilares del Desarrollo Sostenible, entre los que se encuentran los aspectos a) Sociales, b) Económicos, y c) Ecológicos o Ambientales, tomando en cuenta también, la política ambiental de FUNDAP, la cual contiene estrategias y acciones tendientes para la elaboración de proyectos de Desarrollo Rural Sostenibles, con un enfoque de Sostenibilidad Ambiental, asimismo los requisitos que establecen los organismos cooperantes con FUNDAP, en materia de sostenibilidad ambiental, y también la búsqueda del cumpliendo a cabalidad la legislación vigente en Guatemala, en materia forestal – ambiental. Entre los logros más relevantes y recientes del Programa Forestal Ambiental, de los años 2014 a 2016, se pueden mencionar los siguientes: se elaboraron 184 planes de manejo forestal, en una extensión total de 618.55 hectáreas, con lo cual se benefició a un total de 496 personas (317 hombres y 179 mujeres); se realizó un curso de formación de guías de turismo comunitario beneficiando en total a 19 personas (11 hombres y 8 mujeres); se establecieron 11 viveros, que produjeron 83,835 plántulas de especies forestales, agroforestales, frutales, medicinales o tintóreas, beneficiando en total a 129 personas (66 mujeres y 63 hombres); se impulsó el fortalecimiento de 5 proyectos ecoturísticos beneficiando en total a 106 personas (72 hombres y 34 mujeres).

- DESARROLLO CON DIGNIDAD -


DESAFÍOS DE FUNDAP EN RELACIÓN A LA SOSTENIBILIDAD AMBIENTAL: 1. Diseñar una estrategia integral entre los seis programas de la Fundación, que defina claramente los objetivos institucionales y las actividades que pueden realizarse dentro de cada uno, esto dentro del marco de la sostenibilidad ambiental y el desarrollo sostenible; 2. Dicha estrategia deberá surgir de procesos participativos, conjuntamente con los usuarios de los distintos proyectos, a efecto de que ellos se empoderen y se logre la sostenibilidad en el tiempo de las acciones desarrolladas; 3. A nivel interno de FUNDAP, dentro de la estrategia, definir los procesos que integren el accionar de los distintos programas, a fin de lograr cohesión entre ellos y que las acciones sean complementarias y sinérgicas; 4. Fortalecer la Unidad de apoyo técnico especializada en diversas temáticas, conformada por los programas Forestal Ambiental y Agropecuario (agrícola, pecuaria, forestal, agroindustrial, artesanal, medio ambiental, etc.), para apoyar al personal técnico de campo y que se fortalezcan sus capacidades; 5. Esta Unidad promoverá conjuntamente con el personal técnico y de campo la formulación de diversos perfiles de proyectos de desarrollo rural sostenibles; 6. Realizar campañas y acciones concretas dentro del personal de todos los programas, para sensibilizarlos en relación a la importancia del cuidado del medio ambiente.

 

- DESARROLLO CON DIGNIDAD -

Profile for FUNDAP

Sostenibilidad Ambiental Fundap  

Este documento contiene la política ambiental que plantea la Fundación Para El Desarrollo Integral - Fundap - como uno de los cambios a los...

Sostenibilidad Ambiental Fundap  

Este documento contiene la política ambiental que plantea la Fundación Para El Desarrollo Integral - Fundap - como uno de los cambios a los...