Page 1


COSM

ETICA

El Espíritu de la Naturaleza en tu Piel MiBella

MiHappy

MiSol

MiHarmony

MiBuena

Cara y Cuello

Cuerpo

Reconfortante local

Cabello

Antioxidante

Pídelo en tu tienda habitual o llamando al 902 999 223 / 91 125 09 23 También distribuimos a farmacias, herbolarios, ecotiendas, spas, centros de belleza, peluquerías... 902 760 915 911 250 922

www.cosmoetica.net pedidos@equisalud.com


EDITORIAL

El hombre y la Tierra Nuestra forma de vida ha sufrido un cambio vertiginoso en poco tiempo, que ha implicado una transformación del entorno en el que vivimos. Sin embargo, este desarrollo también ha generado una serie de problemas, como la contaminación de nuestro entorno. Cuando pensamos en contaminación ambiental, nos vienen a la mente desastres como el de la central nuclear de Chernóbil, el “chapapote”, la marea del Exxon Valdez, la deforestación del Amazonas… Pero hay otros “pequeños desastres” cotidianos, más silenciosos e insidiosos. Existen sustancias que nos acompañan en el trabajo, en el coche o en nuestra propia casa, y que también dejan huella en el planeta. La producción de química sintética ha experimentado un boom en las últimas décadas. Junto a la cantidad en volumen ha crecido también la cantidad del número de sustancias diferentes. ¿Os habéis fijado en que cada vez hay menos mariposas? Hasta un 50% menos en los últimos 20 años, debido al uso de pesticidas. ¿Y sabías que tan lejos como en el Ártico, los osos polares presentan en sus cuerpos retardantes de llama? Son sustancias utilizadas en multitud de elementos cotidianos que puedes tener en casa, como las cortinas, el sofá o el ordenador. Al igual que los osos polares, nosotros también las tenemos, aunque no trabajemos en una fábrica ni vivamos en un lugar muy contaminado.

Un ejemplo, en 2004 la campaña Detox midió la presencia de determinadas sustancias químicas en los ministros europeos de Medio Ambiente. Resultado: 100% de las personas testadas tenían en sangre sustancias químicas tóxicas, persistentes y bioacumulativas relacionadas con problemas del sistema endocrino, reproductor y el cáncer. Pero no todo es blanco o negro, vivir con químicos o en una cueva. Tenemos la inmensa suerte de vivir en una sociedad con unas posibilidades enormes donde el uso del sentido común y el principio de precaución son necesarios. Parece que la mejor brújula es la información y las pequeñas decisiones, que sumadas suponen grandes cambios. Existen soluciones sencillas, soluciones que ya usaban nuestras abuelas. En este número de la revista encontrarás información y soluciones. Como decía en 1854 en su carta el jefe Seattle al Presidente de Estados Unidos, Franklin Pierce: “Lo que ocurra con la tierra recaerá sobre los hijos de la tierra. El hombre no tejió el tejido de la vida; él es simplemente uno de sus hilos. Todo lo que hiciere al tejido, lo hará a sí mismo”. ALFREDO SUÁREZ Director de la Fundación Vivo Sano

VIVO SANO

3


SUMARIO 6 NOTICIAS 8 EMBARAZO SIN TÓXICOS 16 BELLEZA SIN TÓXICOS 22 ALIMENTOS DEPURATIVOS 27 ENTREVISTA Entrevista a Carlos de Prada

34 MEDICINA AMBIENTAL 40 CURAR CON LAS MANOS 46 SALUD EN LA ESCUELA 54 FORMALDEHÍDO EN EL HOGAR 60 ANTES Y DESPUÉS DE LA VIDA: LA VIDA STAFF

VIVO SANO

Depósito Legal: V-2719-2013

DIRECTOR Alfredo Suárez

MAQUETACIÓN José Vicente Aliaga

EDITOR Raúl de la Rosa

IMPRESIÓN Grafo Impresores S.L.

COLABORADORES José F. Tinao, Fernando Pérez, Carlos de Prada, Elisa Blázquez, Jorge Carvajal, Raquel Cachafeiro, Ana Rueda.

MARQUETING Y PUBLICIDAD contacta@vivosano.org

FOTOGRAFÍA Shutterstock, Syda Productions, Marcinski, Shots Studio, Photo and Video, Sunny Studio.

SUSCRIPCIONES www.natursanix.com

EDITA Ediciones i Integralia la casa natural, S.L.

COMUNICACIÓN info@edicionesi.com


NOTICIAS

Los efectos nocivos de los pesticidas se transmiten a varias generaciones Hace pocos días se han publicado los resultados de una investigación de la Universidad de Washington que muestra que los efectos nocivos de la exposición a pesticidas, fungicidas, plásticos, dioxinas e hidrocarburos puede transmitirse a por lo menos tres generaciones. Los científicos indican que una mujer expuesta al hidrocarburo metoxicloro, podría provocar un incremento notable en la susceptibilidad de sus bisnietos para desarrollar ciertas enfermedades, especialmente renales y ováricas, además de una mayor propensión a la obesidad. La investigación, financiada por los Institutos Nacionales estadounidenses de Salud, la ha realizado el equipo del profesor Michael Skinner, de la Universidad del Estado de Washington, en Pullman, Estados Unidos. El metoxicloro se introdujo en 1948 y se usó extensamente durante los años 70 como sustituto más seguro del DDT. Se empleó en cultivos agrícolas y ganadería, y se prohibió en Estados Unidos en 2003 debido a su toxicidad y a su capacidad para alterar los sistemas endocrinos, pero se sigue usando en muchos países. El metoxicloro puede comportarse como la hormona estrógeno y afecta notablemente al sistema reproductor. Skinner y sus colegas Carlos Guerrero-Bosagna, Mohan Manikkam, M. Muksitul Haque y

6 VIVO SANO

Eric E. Nilsson expusieron a ratas embarazadas al metoxicloro, a un nivel típico de exposición ambiental alto, y vieron cómo aumentaba la incidencia de enfermedad renal, disfunción ovárica y obesidad en los descendientes de hasta tres generaciones subsiguientes. Los investigadores creen que el pesticida podría estar afectando a la activación y desactivación de los genes en los descendientes de los animales expuestos, incluso a pesar de que su ADN y su secuencia genética permanezcan sin cambios. Esto se denomina herencia epigenética transgeneracional. En los últimos años, el laboratorio de Skinner ha documentado efectos epigenéticos provocados por numerosos agentes tóxicos medioambientales, incluyendo el DDT, plásticos, pesticidas, fungicidas,

dioxinas, hidrocarburos y el bisfenol A. El estudio ha permitido identificar alteraciones en el epigenoma del esperma de las ratas bisnietas macho. El epigenoma funciona como un conjunto de interruptores para regular la expresión de los genes y puede ser alterado por las condiciones ambientales. Para las personas expuestas a los pesticidas, las consecuencias pueden ser: reducción de la fertilidad, enfermedades precoces en adultos y riesgo potencial de transmitir esos problemas a las generaciones siguientes. Skinner sugiere que las exposiciones al metoxicloro a lo largo de los pasados 50 años en Estados Unidos podrían estar ejerciendo un papel relevante en las tasas crecientes de incidencia de obesidad y de algunas enfermedades.


Nuevos DISPOSITIVOS TERAPÉUTICOS de campo magnético para profesionales de la salud

CEPES Láser CEPES-Laser, posibilita actuaciones locales y sistémicas a través de la regulación bioenergética del campo celular del organismo actuando mediante tres métodos: • Soft-laser con luz roja continua o intermitente con frecuencia de Nogier de 1,2 Hz. • Campos magnéticos pulsantes con frecuencia de Schumann de 7,8Hz, con 30 cm de alcance • Opción de introducir viales homeopáticos con distintas informaciones para que sean conducidos al organismo a través del láser y el campo magnético pulsante.

MEDISEND Protect Indicado para personas electrosensibles. Se introduce en un puerto USB del ordenador. Genera la frecuencia Shumann de 7,8Hz modulada con la frecuencia fisiológica de 1,2Hz de probada eficiencia contra el electrosmog.

METRONOM Opera en los tres niveles biológicos disponibles (Ondas de Schumann, ondas geomagnéticas y las ondas solares) gracias a su campo magnético fisiológico, que llega a la región intracelular.

MEDISEND Aparato con 9 frecuencias diferentes (1,2 / 3 / 4 / 7,8 / 8,2 / 10 / 12 / 20 / 33 Hz) indicadas para la noche, activación de las defensas del organismo, electrosensibilidad, concentración, molestias por el tiempo, mareo, jetlag, falta de energía, cansancio, agotamiento.

94 640 40 35 - 91 125 09 23

www.natursanix.com


SALUD Y MEDIO AMBIENTE

Embarazo sin tóxicos

E

l embarazo es un momento crí�co en el que debemos evitar o al menos reducir la exposición a una serie de sustancias químicas tóxicas. Sin embargo, muchas mujeres �enen muy poca información acerca de las sustancias tóxicas, en qué productos se pueden encontrar, qué efectos pueden producir y cómo pueden evitarlas. 8 VIVO SANO

Las autoridades, por lo general, no ayudan mucho a la concienciación de las futuras madres sobre este asunto, ni siquiera en entornos laborales donde pueden manejarse sustancias peligrosas, y mucho menos sobre riesgos químicos, aparentemente más sutiles, de la vida cotidiana. Si pasamos revista a los consejos generales que suele dar el Ministerio de Sanidad español para evitar defectos congénitos, veremos lo poco que se dice sobre los riesgos químicos. Así se recomiendan cosas como una dieta variada y me-

diterránea (sin decir si debe ser ecológica o no), que se tome ácido fólico y yodo, que no se tome leche sin pasteurizar, que no se beba alcohol, que se reduzca la ingesta de hígado, que se eviten ciertos fármacos, que se tenga cuidado con la exposición a radiaciones, el exceso de calor, el tabaco o con algunas vacunas, y como mucho que se reduzca la ingesta de ciertos pescados grandes y grasos por su alto contenido de mercurio. Poco más. Contrasta esa parquedad con, por ejemplo, las guías sobre el riesgo


de sustancias que puedan alterar el equilibrio hormonal del organismo. También recomiendan que se evite la exposición a emanaciones de pinturas y barnices, que se tenga cautela con los productos de limpieza y con los muebles nuevos, o que se lave la ropa recién comprada para eliminar de ella algunas sustancias tóxicas. Asimismo se advierte sobre los plásticos de PVC blando, por su contenido en unos contaminantes preocupantes llamados ftalatos, y se aconseja ventilar bien la casa varias veces al día para reducir la concentración de contaminantes químicos que se acumulan en su interior. Por concluir, se aconseja también eliminar regularmente el polvo doméstico, pero no porque haga feo, sino porque hoy en día el polvo de las casas es un polvo químico que puede contener centenares de sustancias perjudiciales que han ido desprendiéndose desde plásticos, aparatos electrónicos, tejidos, pinturas, etc., o que proceden de productos que nosotros mismos hemos empleado como pesticidas domésticos, productos de limpieza, disolventes, etc. químico para embarazadas de la Agencia de Protección Ambiental de Dinamarca. En ellas se advierte explícitamente sobre factores como el uso de ambientadores, aerosoles, tintes de pelo y sobre la necesidad de tener cuidado con el uso de perfumes, lociones, cosméticos y productos de aseo que puedan contener algunas sustancias (como triclosan y parabenes) recomendando que, en cualquier caso, se seleccionen productos con algunas etiquetas nórdicas que suponen que no contengan o se haya reducido en esos productos el uso

VIVO SANO 9


EQUISALUD

Bienestar natural

Línea YAP

Línea Holopai

Línea Vibroextract

Medicina Tradicional China. Fitoterapia en gotas

Fitoterapia Holística en gotas

Extractos fitovibracionales

Especialidades de fitoterapia holística con las propiedades de 78 plantas para todos los terrenos fisiológicos.

Extractos Vibracionales, dirigidos a armonizar los 5 elementos de la Medicina Tradicional China y a equilibrar los tres pilares naturistas.

Formulaciones que combinan la Medicina Tradicional China con la fitoterapia occidental.

Línea Holoextract

Línea Holotisanas

Extractos con mezcla de plantas

Tisanas con certificado de cultivo ecológico

Extractos formulados para lograr la máxima sinergia entre las plantas que los componen.

Mezclas de plantas de cultivo ecológico en Josenea, que posee la finca Bordablanca.

Línea Aminoácidos

Línea Holofit

Aminoácidos “esenciales” y “no esenciales”

Fitoterapia en cápsulas

Aminoácidos simples o combinados.

Formulaciones basadas en extractos de plantas.

PARA MÁS INFORMACIÓN

Llámenos al 902 760 915 o al 91 125 09 22

Línea Extractos simples Extractos de una sola planta Extractos de plantas obtenidos por procedimientos propios.

L

M c

G u A

Línea Oligoelementos

L

Oligoterapia catalítica

F O

Elementos químicos que el organismo necesita en concentraciones muy bajas.

O


l

Equisalud es el laboratorio de referencia en fitoterapia holística y complementos nutricionales.

Línea Pranalife

Línea HoloRam

Armonizadores de los Centros Energéticos

Regulación Biológica

Armonización de la energía e información de los Chacras y de sus relaciones energéticas.

Reguladores biológicos que buscan promover, mantener o restaurar el equilibrio energético necesario para la salud.

Línea Ayurveda

Línea HoloMega

Línea Cosmoetica

Medicina Ayurvédica en cápsulas

Prevención y equilibrio de carencias

Cosmética natural

Gama completa de plantas utilizadas en la Medicina Ayurvédica.

Complementos alimenticios para la salud.

Productos 100% naturales a base de savia de abedul, cera de abejas y plantas.

Línea Ácidos Grasos

Línea Holovit

Línea Uso externo

Origen marino y vegetal

Vitaminas similares a las presentes en los alimentos

Ceratos, ungüentos, cremas, líquidos, geles y sprays

Complementos vitamínicos naturales, orgánicos y no orgánicos.

Productos naturales de uso tópico.

Fórmulas que aportan Omega 3, Omega 6, DHA y EPA.

También en www.equisalud.com


La diferencia entre los parcos consejos que veíamos al principio y estos otros obedece simplemente a que Dinamarca es un país que quiere incorporar de forma más decidida el conocimiento científico actual para proteger a su población. Los consejos dados están en consonancia con los cientos de investigaciones científicas que asocian la exposición prenatal a muchas sustancias químicas, a veces a niveles bajísimos de concentración, con infinidad de problemas sanitarios. Buena parte de la atención de la comunidad científica sobre los efectos de las sustancias tóxicas se concentra, de hecho, en la exposición prenatal a las mismas, porque el embrión y el feto son extraordinariamente sensibles a ellas.

Muchas sustancias que pueden estar presentes en el hogar han sido asociadas por estudios cien�ficos a importantes efectos nega�vos en el embarazo. Durante el embarazo, tal y como describen los expertos, se abre una serie de “ventanas de exposición”. Es decir, momentos críticos en los que la presencia de contaminantes puede causar desarreglos en los complejos procesos de señales químicas que preside el desarrollo de unos órganos y funciones que están en construcción. Entre los efectos posibles se cuentan abortos, nacimientos prematuros o defectos de nacimiento. También otros problemas que se manifestarán luego, en la infancia, tales como daños en el desarrollo neurológico o los cánce-

res infantiles. E incluso enfermedades o problemas de salud que se manifestarán décadas después en el estado adulto, desde infertilidad a cánceres y enfermedades cardiovasculares, entre otras posibilidades. Es el origen fetal de las enfermedades de adulto. Hemos llenado nuestro entorno de sustancias químicas sintéticas y como, al fin al cabo, los seres vivos respiramos, comemos, bebemos y tenemos una piel permeable, muchas de esas sustancias químicas sintéticas han penetrado también en los cuerpos de las mujeres embarazadas.


Hace no mucho, un estudio de la Universidad de California mostró que el 99-100% de las mujeres encinta tenían presencia en su organismo de ftalatos, retardantes de llama, compuestos perfluorados, bifenilos policlorados, pesticidas organoclorados, fenoles, hidrocarburos aromáticos policíclicos, perclorato y otros muchos compuestos, a veces a niveles de concentración semejantes a los que han sido asociados a problemas sanitarios. Por ejemplo, los ftalatos estaban asociados a efectos feminizantes, y los retardantes de llama a efectos sobre el desarrollo de las neuronas (como también pasaba con el mercurio). Además, con el agravante de tener simultáneamente varias sustancias con el mismo tipo de efecto, lo que puede potenciarlo, como varios ftalatos que pueden afectar la formación de los genitales masculinos, o varias sustancias que pueden afectar a los niveles de hormonas tiroideas maternas (como PCBs, el triclosán o algunos retardantes de llama, entre otras), lo que puede tener implicaciones para la formación del cerebro del niño. Buena parte de estas sustancias están en las mujeres a causa de una exposición cotidiana inadvertida. La benzofenona 3, por ejemplo, puede llegar al cuerpo al aplicarse en la piel una crema de protección solar; los compuestos perfluorados pueden provenir de haber cocinado con algunas sartenes antiadherentes; el bisfenol A de las latas de comida y bebida; los ftalatos de productos de aseo y cosmética, perfumes, ambientadores, plásticos, etc. Muchas sustancias que pueden estar presentes en el hogar han sido asociadas por estudios científicos

a importantes efectos negativos en el embarazo: sustancias, por ejemplo, asociadas a la fetotoxicidad, sustancias que pueden inducir malformaciones congénitas, sustancias que pueden causar un parto prematuro, o que el niño tenga bajo peso al nacer, o que causen trastornos en el desarrollo de su cerebro o de su aparato reproductor, entre otras cosas. Como ejemplo, los ftalatos, contaminantes muy frecuentes en los hogares, han sido asociados a un mayor riesgo de tener un parto prematuro. Pero también a otras cosas muy diferentes, como pueda

ser que los niños varones nacidos manifiesten ciertas alteraciones como una feminización o una virilización incompleta. El uso de ciertos pesticidas en el hogar durante el embarazo ha sido asociado por diferentes investigaciones a un mayor riesgo de que los niños puedan tener leucemia, y también con el linfoma no Hodking. El nivel de uso durante el embarazo de ciertos pesticidas piretroides en concreto ha sido asociado por algún estudio a una caída notable en los índices de desarrollo mental de los niños nacidos cuando ya tenían tres años.

El uso de ciertos pes�cidas en el hogar durante el embarazo ha sido asociado por diferentes inves�gaciones a un mayor riesgo de que los niños puedan tener leucemia, y también con el linfoma no Hodking.

VIVO SANO 13


También la presencia en las madres de residuos de pesticidas organofosforados ha sido relacionada a efectos en el desarrollo mental de los niños. Estos residuos podrían proceder del consumo de frutas y hortalizas no ecológicas. El empleo de ciertos ambientadores del hogar, por su parte, ha sido asociado por algunas investigaciones a un aumento del riesgo de padecer cefaleas y depresiones

La Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia (SEGO) denuncia que existe una gran ignorancia por parte de muchas mujeres acerca de los riesgos químicos. post natales, y los niños de menos de seis meses que estaban en casas donde se hacia un uso diario de estos productos tenían más dolores de oído y diarreas. Hay, así mismo, investigaciones que muestran una asociación entre

el uso de productos químicos en el hogar durante el embarazo y el asma infantil. En una de ellas, por ejemplo, se determinó si las mujeres embarazadas usaban y con qué frecuencia productos como desinfectantes, lejía, limpiador de alfombras, limpiador de ventanas, líquido de lavado en seco, aerosoles, trementina/aguarrás, ambientadores (espray, barra o aerosol), removedor de pintura, pintura o barniz o pesticidas/insecticidas. Y se vio que aquellas que habían tenido un mayor uso de una serie de productos tenían mayor riesgo de tener hijos asmáticos, concluyendo que podía ser por la exposición prenatal y/o por los efectos de la exposición subsiguiente en las primeras etapas de la vida. Son muchas las investigaciones realizadas pero, tal y como denuncia la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia (SEGO), existe una gran ignorancia por parte de muchas mujeres acerca de los riesgos químicos. El embarazo es un momento sagrado y muy delicado en el que la mujer, sin obsesionarse pero sin descuidarse, debe vigilar mucho la pureza de todo lo que entre en su cuerpo, ya que muchas sustancias pueden perturbar el correcto desarrollo de la criatura, desde el agua que se bebe hasta lo que respira, pasando por lo que pone sobre su piel. CARLOS DE PRADA Director de la Campaña Hogar sin Tóxicos de la Fundación Vivo Sano

14 VIVO SANO


Del campo a la taza, cuidando a las personas y al medio ambiente

Cultivos ecológicos libres de productos químicos

Menta poleo Hinojo manzanilla stevia Té verde con menta piperita Té rojo Manzanilla Té negro Té verde con hierbabuena

Tomillo-equinacea-hisopo

Hierbabuena

Rooibos Melisa

Ortiga-hierbaluisa

Menta piperita

Té negro con canela

Anís-menta-regaliz Rooibos Melisa-tila-canela Té verde citrus Melisa Tila Té verde Té rojo con hierbaluisa Frutas del bosque

Té earl grey

Anís-manzanilla-regaliz

Té houkija (3 años)

Saborear una infusión de Josenea es una experiencia única: llevamos a la taza la esencia de cada planta. Pídelo en tu tienda habitual, en www.natursanix.com o llamando al 902 999 223 / 91 125 09 23

¿QUIERE VENDER PRODUCTOS JOSENEA EN SU ESTABLECIMIENTO? Distribuimos a tiendas ecológicas, centros gourmet, farmacias, parafarmacias, herbolarios, hoteles, restaurantes, bares...

948 880 696

www.josenea.com

pedidos@josenea.com


SALUD

Belleza sin tóxicos

L

a toxicidad en los productos cosmé�cos no tiene como finalidad ayudar a la piel o al cabello, si no mejorar el aspecto del propio producto. Es, por lo tanto, un doble engaño.

El consumidor cree que paga por algo diferente a lo que recibe y no sabe que recibe tóxicos que sólo son necesarios para mantener el aspecto del producto cuyo riesgo real para la salud es alto. Además, no ha sido suficientemente evaluada la eliminación y degradación de estas sustancias en el organismo humano.

16 VIVO SANO

Tenemos que incluir entre nuestras funciones vitales la desintoxicación de sustancias que se acumulan en órganos y tejidos. Hay cientos de pequeñísimas dosis diarias que llegan a través de la piel o por inhalación y que forman parte de productos cosméticos y de higiene. Existe un sentimiento de resignación, según el cual hay que soportar algunas desventajas en los productos de higiene y en los cosméticos con tal de tener en ellos otras ventajas, tal como se admite también en muchos medicamentos. Pero la verdad es que tanto unos como otros podrían y deberían ser más respetuosos. La iatrogenia o

lo que es lo mismo el efecto insano de muchos medicamentos es ya una de las primeras causas de problemas de salud en los países desarrollados. Y en el caso de los cosméticos aumenta la lista de los químicos de síntesis que se deben de evitar. No debemos olvidar los que son potencialmente más tóxicos. Evite siempre el formaldehido, que es un conservador que puede producir cáncer; el triclosán, que es un peligroso pesticida que interfiere en las funciones hormonales; el polietilenglicol, que sirve para que las cremas tengan aspecto más cremoso y en la piel tapona los poros;


¿Para qué me sirve a mí una crema con parabenos? Lo hemos oído muchas veces: es importante evitar el uso de cosméticos y de productos de higiene que contengan parabenos. Los parabenos son químicos de síntesis con acción fungicida y bactericida. Evitan que los microorganismos degraden las cremas. Sirven para conservar las cremas y su “buen aspecto” pero no aportan ninguna ventaja a favor de la piel o del bienestar de la persona que va a utilizar la crema.

el lauril sulfato de sodio, que puede causar cáncer y la única ventaja es que hace más espumosos los geles y champús; la parafina, que tapona los poros; los ftalatos, que son disolventes y suavizantes y se acumulan en órganos y tejidos; los siloxanos, que sirven para hacer más suaves e hidratados los cosméticos y causan toxicidad en el hígado, los aceites minerales, etc. Sólo recientemente Johnson and Johnson ha aceptado eliminar de su champú para niños dos sustancias que producen formaldehído. Ya que el formaldehído estaba ya muy perseguido, añadieron a su fórmula otras sustancias no suficientemente reguladas que producen a su vez formaldehido. Es el conocido juego de policías y ladrones.

Triste juego si pensamos en las personas que peregrinan de médico en médico en busca de un remedio para aliviar síntomas como conjuntivitis recurrentes, psoriasis retroarticular o del cuero cabelludo y tantas otras dolencias de la piel, ojos y mucosas que les hacen sufrir. Noción importante: Los tóxicos en los cosméticos no son imprescindibles, se pueden diseñar fórmulas respetuosas y sanas para la piel. La mayor parte de los tóxicos no tienen como finalidad ayudar al efecto beneficioso del producto si no a asegurar que dure mucho y que tenga un aparente buen aspecto. Pero el aparente buen aspecto no indica seguridad para la persona que lo usa.

¿Estaría dispuesto a pagar por cremas de belleza muy atrayentes y artificialmente conservadas sabiendo que las sustancias químicas sintéticas que las conservan dañan su salud? La mayoría respondería que no a esta pregunta y, sin embargo, gracias a las maravillas del marketing, la realidad es que cientos de cosméticos siguen teniendo parabenos aun después de que estudios contrastados han demostrado que aparecen en tumores de mama y que su vía de acceso al organismo ha sido sin duda las cremas, desodorantes y otros cosméticos. Cuando vaya a comprar una crema lea la larga lista de ingredientes y si hay uno o varios nombres con el apellido paraben o parabeno piense si quiere pagar para que la crema se mantenga inalterable o prefiere poner sobre su piel algo que realmente le siente bien. Duele darse cuenta de que al preparar la composición de un producto no había nadie pensando en la salud y el bienestar de los que buenamente confían, pero es mejor sacudirse el susto y actuar.

VIVO SANO 17


¿Para qué son necesarios los ftalatos? Son disolventes y suavizantes, que ayudan a que la mezcla se mantenga homogénea. Cada vez son más las personas que reaccionan frente a los perfumes presentes en cremas, desodorantes, lociones, detergentes, champús y geles, pañuelos de celulosa o papel higiénico. El abuso de las sustancias con aromas artificialmente ha llegado a saturar las narices de un número creciente de afectados que reaccionan con síntomas como rinitis, dificultad respiratoria, asma, dermatitis, dolores de cabeza, malestar en el estómago, etc. No pague ni un céntimo porque a los fabricantes sin escrúpulos las cremas les queden con un aspecto de una belleza inalterable, eso no es bueno para el organismo humano. Piense más en la belleza asociada a la salud y la verdad, lo demás es un peligroso juego de apariencias. La belleza está siempre en la armonía, salud y coherencia que emana una persona. La belleza no se puede fingir con crema o cosméticos. ¿Sería usted capaz de conocer y recordar todos los productos químicos de síntesis presentes en los cosméticos que pueden hacerle daño? Creo que nadie puede hacerlo porque se han creado decenas de miles de sustancias. Sólo bajo el término “perfume” podemos contar varios cientos de compuestos que pueden dañar la salud humana y que contienen entre otras lindezas agresivas los famosos ftalatos.

18 VIVO SANO


24aĂąos fabricando preparados de calidad

Con la garantĂ­a

EQUISALUD Bienestar natural

No contienen grasas vegetales ni conservantes.

Tel. 902 760 915 91 125 09 22 www.equisalud.com


Por este motivo algunos hospitales, edificios institucionales y universidades de varias ciudades del mundo se han declarado “Espacio Sin Perfumes”. ¿Qué podemos hacer? ¿Existe un listado de todos los productos tóxicos presentes en cosméticos para que pueda conocerlos y evitarlos? Hay muchos y loables intentos de hacer un listado total y completo de los tóxicos que debemos evitar. Algunos llegan a listar en orden alfabético algunos de los cientos de tóxicos más comunes presentes en los productos de uso diario, pero es práctica común cambiarles el nombre y disfrazarlos con aspectos nuevos, como sucede también con dos de los más peligrosos aditivos alimentarios: el glucamato monosódico, que se puede encontrar con cerca de 900 nombres distintos, o la tartracina, el colorante naranja, que también se disfraza. ¿Si me aprendo todos los nombres y conozco todos los posibles daños, puedo evitarlos? Algunas personas cuando llegan al punto que se llama “barril lleno”, que quiere decir que su organismo no puede acumular más tóxicos pues ha de dedicar una parte importante de la energía diaria a compensar los efectos de la altísima toxicidad que acarrea, entran en un estado de alarma total y quieren saberlo todo sobre los tóxicos para poder evitarlos. Es como creer que conociendo el nombre de todos los que forman el ejército enemigo vamos a poder salvarnos de ellos. A estos diversos ejércitos les une una misma

20 VIVO SANO

intención: hacer cremas y otros potingues cuyo fin es perpetuarse sin importar el daño que hacen a los incautos. No podemos conocer el listado total de todos los tóxicos potenciales, pero podemos usar productos naturales y ecológicos, y así evitar la mayoría de ellos. Es importante conocer algunos de ellos, especialmente los reconocidos por su acción potencialmente carcínogena y los neurotóxicos, que afectan al sistema nervioso. La solución más sensata es usar productos naturales y, sobre todo,

aprender a diferenciar lo que nos sienta bien de lo que nos sienta mal, escuchando la respuesta del cuerpo cuando entra en contacto con un cosmético. Hay muchas señales que debemos aprender a interpretar de nuevo en un mundo saturado de tóxicos para salvaguardar nuestro bienestar. Es lo que llamamos despertar la inteligencia de la piel.


Pensemos un poco, ¿para qué queremos una crema sobre la piel, o un tónico o cualquier cosmético? ¿El que usamos nos da lo que necesitamos? ¿Está ayudando de verdad a nuestra piel? Recuperemos el buen uso de nuestros sentidos. ¿Sabía que muchas personas han perdido el olfato ante el abuso de impactos olfativos? ¿Qué consecuencias puede tener este hecho además de una merma en su capacidad para discriminar a través del ofato? Otras personas han desarrollado un sistema de alarma ante los perfumes, lo cual suele ser un síntoma de Sensibilidad Química Múltiple. Esto indica que el organismo ya ha sido afectado por demasiados tóxicos que se acumulan en órganos y tejidos, y el sistema nervioso autónomo hiperreacciona ante dosis mínimas de lo que le ha resultado irritante o dañino.

Sería muy interesante que más médicos y profesionales de la salud conocieran el trabajo del Dr. Martín Pall sobre el ciclo vicioso del óxido nítrico relacionado con el exceso de tóxicos que han entrado en el organismo humano y que este no puede eliminar sin una ayuda especial de nutrientes y tratamientos de desintoxicación. Además de evitar el uso de más tóxicos debemos incluir protocolos que ayuden a la desintoxicación de sustancias químicas de síntesis para cuidar nuestro bienestar y nuestra salud. La belleza alegra el espíritu y predispone el ánimo para el triunfo sobre el miedo y la pereza anímica. No vamos a dejar de buscar la belleza, buscamos la belleza sana e inteligente. El deseo de lucir el mejor aspecto posible es loable. Es una tendencia lógica y natural que indica un sano deseo de autosuperación y es un claro motor de evolución.

La información que nos dan los sentidos y las sensaciones del cuerpo, unidos por el sentido común y la lógica, nos dará la mejor indicación para restaurar, hacer crecer y lucir nuestra belleza natural. Alguien dijo: El mejor aliado de la belleza de una mujer es la alegría de vivir. Es una afirmación que debemos hacer extensiva a todos. ¿No están bellos los niños sanamente alegres, e incluso contagiosamente bellos? La admiración y el buen cuidado de nuestro tesoro natural nos embellecen. La belleza verdadera es siempre inteligente. En la belleza también brilla el misterio, pero nunca la falsedad y la mentira. El halo de misterio rodea siempre a la belleza, atrayéndonos a descubrir, a disfrutar, a celebrar la vida. RAQUEL CACHAFEIRO Autora de “Piel Bella y Sana de Forma Natural” www.cosmoetica.net

VIVO SANO 21


ALIMENTOS DEPURATIVOS Avena Aporta más cantidad de proteínas que otros cereales y tiene un elevado poder saciante. Además posee vitamina B1 y E, también minerales como el fósforo, el potasio o el hierro. Se trata de una de las mejores alternativas para el desayuno cuando se hace dieta depurativa. Es muy nutritiva y rica en fibra, ayudando a regular el tránsito intestinal. Lo ideal es cocerla con agua para facilitar su digestión. Alcachofas Contienen cinarina, una sustancia que potencia la función hepática y facilita la eliminación de sustancias nocivas. Aumentan la secreción de bilis y mejora su vaciamiento al intestino. También contiene abundante fibra. Cebollas Ricas en compuestos azufrados y flavonoides, antioxidantes que favorecen la función hepática. También contienen potasio que ayuda a eliminar líquidos y son ricas en fibra. Por su agradable sabor y sus buenas propiedades se recomienda consumirlas en la rutina diaria. Manzanas Contiene acido málico que descongestiona el hígado. Es una fruta de bajo índice glucémico que nos aporta azúcares de lenta absorción y abundante fibra. Se puede consumir entera o tomar un vasito de su zumo ecológico por las mañanas para estimular el hígado. Escarola y endivia Las verduras amargas tienen acción colerética y favorecen la eliminación de bilis. Es bueno incorporarlas en las ensaladas junto a brotes de color verde intenso como la rúcula o los berros, que también nos aportan antioxidantes.

24 VIVO SANO

Piña Se trata de una fruta rica en minerales con acción diurética. Ayuda a mejorar el proceso de la digestión por poseer una enzima llamada bromelaina, que también tiene propiedades antinflamatorias. Favorece el tránsito intestinal y es rica en vitaminas. Perejil Posee acción diurética y digestiva. Es rica en clorofila y fibra por lo que ayuda a mejorar el tránsito intestinal y tiene acción antioxidante. También contiene vitamina C. Algas Las algas son alimentos muy nutritivos y remineralizantes, ricos en calcio, hierro, magnesio, yodo, vitamina A, ácidos grasos omega 3, fibra y ácido fólico. Tienen la propiedad de limpiar la sangre y estimular el tránsito intestinal. Es recomendable incorporarlas en pequeñas cantidades de forma habitual. Si existe toxicidad ambiental en el entorno o se padece alguna enfermedad ambiental, también será interesante incluir algunas hierbas terapéuticas con acción depurativa y hepatoprotectora: El cardo mariano, boldo y diente de león tienen acción hepatoprotectora y estimulan el hígado y la vesícula biliar. El ortosifón y la cola de caballo tienen acción diurética y favorecen la eliminación de líquidos. Todas ellas se pueden consumir en infusión o en comprimidos. Si además existe estreñimiento, hay que beber al menos 1,5 litros de agua filtrada (los filtros que actúan por osmosis inversa son adecuados) y consumir una mayor cantidad de fibra. Las semillas de lino son un remedio adecuado para estimular el intestino, es preciso tomarlas siempre molidas para que no irriten la mucosa intestinal y sus ácidos grasos puedan ser digeridos correctamente. Las verduras de hoja verde como la espinaca o acelga también tienen gran cantidad de fibra y clorofila, rica en beta-carotenos, xantofilas y luteínas. Estimulan el tránsito intestinal y nos aportan antioxidantes.


D Un nuevo enfoque en el diagnóstico y tratamiento de las enfermedades crónicas

D Diagnóstico y tratamiento:

D Fusionamos tecnologías avanzadas eficaces con las terapias menos agresivas

• Estudios complementarios • Estudios genéticos • Terapias de apoyo

D Diagnósticos exhaustivos con carácter preventivo D Un equipo orientado al paciente

• Programas nutricionales individuales • Suplementación ortomolecular

Medicina integrativa,

la medicina del futuro Pida su cita en: cita@medicinaintegrativa.com ������������91 299 94 16 ���������678 606 275 � Web: www.medicinaintegrativa.com ��������������������������������������������������������������������������������������������������������������������������������

������������������������������������������� L

�����������������������������������������������������������������������������������������������������ves quebrantos a la calidad de vida. Para la Medicina Integrativa -un nuevo modelo de atención médica de pacientes crónicos-, los objetivos terapéuticos �����������������������������������minuir la permeabilidad intestinal, re���������������������������������������� y estabilización del sistema inmune. Debajo de un diagnostico de síndrome de intestino irritable o de colon irrita�������������������������������������nal: hay una disbiosis intestinal. Este ���������������������������������������� de un desequilibrio cualitativo y cuan���������������������������������������� la perdida de la estructura de la pared intestinal y de la alteración e hiperestimulación del sistema inmune asociado ���������������������������������������� sistema microbiota/pared intestinal/ sistema inmune es la base patogénica de estos procesos y de sus complicaciones. ������������������������������������tican después de un estudio riguroso de los síntomas gastrointestinales de un ������������������������������������� ��������������������������������������ciosa o alérgica (celiaquía del adulto, por ejemplo). Los estudios de sangre, métodos de exploración visual (endoscopias, radiología…) o incluso biopsias de mucosas entre otras se realizan an������������������������������������� se encuentra ningún dato relevante el diagnostico es el señalado. Pero los tratamientos actuales le sitúan a los que lo padecen en la cronicidad. Para la Medicina Integrativa debajo de este diagnostico hay algo más: disbiosis intestinal. La sintomatología es muy diversa, ������������������������������������nal, digestiones pesadas, dolor cólico

TABLA 1

Sistema inmune asociado a mucosas

La importancia de la unidad: microbiota / pared intestinal / sistema inmune Se estima que en el intestino habitan numerosas bacterias de defensa que hoy la medicina ortodoxa comienza a estudiar. Esta microbiota convive en armonía cumpliendo numerosas funciones metabólicas, nutritivas, tróficas e inmunológicas. La pared intestinal debe estar íntegra, permitiendo cumplir su función de barrera. El sistema inmune protege al organismo de la entrada de agentes indeseables.

abdominal, alteración del ritmo intestinal, pero también síntomas extradigestivos migrañas, dolores articulares y musculares, dermatitis y ezcemas... La composición de la dieta juega un papel muy importante a la hora de garantizar una correcta salud intestinal, diversos estudios demuestran como el ������������������������������������������������������������������������ �������������������������������������� para nosotros y sin embargo, dietas muy ricas en proteínas o en azúcares simples, pueden provocar el aumento de bacterias intestinales patógenas o metabolitos tóxicos. Una de las posibles causas de disbiosis intestinal es la presencia de la candidiasis crónica. Cándida albicans se encuentra en nuestro intestino y en algunas membranas mucosas como comensal oportunista del organismo sano. El sobrecreciendo de Cándida surge por una alteración entre huésped �� ��������� ���� �������� ��� ���������� a través del endotelio mucoso, invadiendo gran parte de nuestras mucosas

Espacio de microbiota

���������������������������������������� ����������������� Hoy sabemos que diversos nutrien���������������������������������������� garantizar la correcta salud gastrointestinal. Un programa nutricional correcto es esencial dentro del tratamiento. De igual manera estabilizar la pared intestinal reparándola con combinaciones de aminoácidos y ácidos grasos esenciales omega 3 puede ayudar a mejorar la permeabilidad intestinal. Igualmente, como tercera gran me����������������������������������������� inmune adherido a la mucosa intestinal ya que el 70% de nuestro sistema de de���������������������������������� Cada día existen más investigaciones

Pared intestinal

en las que se estudia el vínculo que hay ��������������������������������������� patologías crónicas, entre las que pode������������������������������������munes, el hipotiroidismo, la obesidad, ������������������������������������ hiperactividad en niños, alergias y pseudoalergias… La adecuada nutrición, el control de estrés (terapias mente-cuerpo), el uso de probioticos y prebioticos, terapias ortomoleculares y microinmunoterapia ��������������������������������������� ������������������������������������cionales (colon e intestino irritable). Dr. José F. Tinao

91 299 94 16

C/ Goya 7, Entreplanta 1ª – 28001 Madrid cita@medicinaintegrativa.com Móvil: 678 606 275 / Web: www.medicinaintegrativa.com Horario: de 11:00 a 21:00 de lunes a jueves y de 10:00 a 14:00 los viernes.


de nutrirnos y no solo en la facilidad de consumo o preparación. Hay muchos productos en el mercado que priorizan la larga conservación, lo llamativo del envase y su fácil cocinado antes que la calidad de la materia prima. Podríamos poner como ejemplo los embutidos lonchados, que llevan una gran cantidad de aditivos para poder conservarse ya cortados, si se compran en piezas o se cortan en el momento de la compra, durarán menos tiempo, pero tendrán menor cantidad de aditivos y se puede elegir la pieza que queremos adquirir en el momento. En general, consumir materias primas sin procesar y envasar asegura una menor cantidad de aditivos.

La dieta más natural también contribuye a evitar el exceso de productos refinados, azúcares simples y grasas hidrogenadas. Se disminuye el consumo de las llamadas “calorías vacías”, las cuales no nos nutren pero favo-

recen la obesidad y la inflamación, dos de las principales problemáticas de salud de nuestros días. Estamos ante una sociedad sobrealimentada pero paradójicamente malnutrida, por ello hay que estar atentos y comer solo alimentos que nutran. Una correcta nutrición es fundamental para favorecer los procesos de adaptación y de regeneración que el organismo posee. Los alimentos más adecuados de la dieta depurativa son los vegetales, también algunas hierbas aromáticas resultan muy adecuadas.

ELISA BLÁZQUEZ BLANCO Nutricionista de la Clínica Medicina Integrativa (CMI)


ENTREVISTA

Carlos de Prada

Una vida defendiendo el medio ambiente y la salud

C

arlos de Prada lleva más de 30 años par�cipando ac�vamente en la promoción de la salud y la defensa del medio ambiente. Divulgador especializado, ha desarrollado su carrera en importantes medios nacionales tanto en radio y televisión como en prensa escrita, destacando singularmente sus cerca de 20 años

de labor en la Cadena Cope de radio. Su labor comprome�da de divulgación, inves�gación y denuncia, que ha incluido una amplia labor como conferenciante y autor de varios libros, ha sido reconocida con numerosos premios como, entre otros, el Global 500 de la ONU o el Premio Nacional de Medio Ambiente. Es además presi-

dente del FODESAM y director de la campaña de Hogar sin tóxicos de la Fundación Vivo Sano, des�nada a concienciar a la sociedad acerca de la prevención de problemas sanitarios que puede alcanzarse con la reducción de la exposición a las omnipresentes sustancias tóxicas que nos rodean en la vida co�diana.

VIVO SANO 27


¿Desde cuándo tienes esa preocupación por el medio ambiente y por su mantenimiento? Comenzó muy pronto. Desde que tenía 15 años y de manera muy intensa. Mi “diversión” juvenil era estudiar sin descanso sobre temas de ecología, tanto en los libros como sobre el terreno, y participar en campañas e iniciativas en ese ámbito. Sería muy largo tan solo enumerar todas las cosas en las que participé entonces. Con unos 23 años trasladé mi labor de defensa de la Naturaleza a los medios de comunicación, al ser fichado como especialista en temas ecológicos por una influyente emisora de radio que llegó a ser líder nacional de audiencia. Eso fue el comienzo de mi trepidante cuarto de siglo de periodismo de divulgación y denuncia sobre temas medioambientales en diferentes medios y en el que hube de batallar en muchos y muy diversos frentes, combinándolo con otras cuestio-

28 VIVO SANO

nes de activismo. De entre todos los temas que me han ocupado, el de los contaminantes químicos, por su importancia y desatención, me ha preocupado especialmente durante mucho tiempo.

¿Cuál es la importancia que tiene la calidad de nuestro entorno en nuestra salud? ¿Qué consecuencias se pueden derivar para las personas? El hombre moderno, por alguna extraña razón, parece como si se sintiese al margen de lo que le rodea. Sin embargo, hasta la palabra “hombre” significa “tierra”. El hombre es uno con la tierra. Con su entorno. Y lo que el hombre hace a su medio se lo está haciendo a sí mismo. Por ejemplo, los venenos que vertemos en la Naturaleza acaban luego en nuestro propio cuerpo. Las consecuencias son evidentes, a muchos niveles. No es posible un hombre sano en un planeta enfermo. Si nos fijamos en las enfermedades que más están creciendo en incidencia en Occidente en estos momentos veremos que son males que tienen muchas veces una fuerte componente ambiental, siendo la contaminación química un factor


relevante según infinidad de estudios. Cáncer, infertilidad, asma, alergias, enfermedades autoinmunes, diabetes... Sin embargo, una parte importante del enfoque de la medicina actual se conforma con diagnosticar y tratar los males, con mejor o peor resultado, y a veces de modo meramente sintomático, en lugar de prevenirlos. Es como si no importase que esos problemas crezcan y crezcan y afecten cada vez a un mayor número de personas. El cáncer, por ejemplo, según la revista Science crecerá un 75% de aquí al 2030. Y a nadie le escandaliza. Se toma como algo “inevitable” y, en lugar de prevenir, todo el esfuerzo va al negocio floreciente de los diagnósticos y los tratamientos. Acaso porque no interesa enfrentarse a una serie de factores causales bien conocidos, pero con muchos intereses económicos detrás. ¿Cómo es posible que se dé por bueno que la incidencia crezca y crezca sin atajar las causas? ¿En qué mundo vivimos? A tu juicio, ¿existe en general una suficiente concienciación respecto a la calidad de nuestro entorno y cómo nos repercute? No. Especialmente en países como España. Aunque se dan paradojas. Por ejemplo que una buena parte de la población esté preocupada por el efecto que los residuos de pesticidas puedan tener sobre la salud pero que luego en España el consumo de productos ecológicos, que no contienen esos residuos, sea bajo. Pese a ser el país con mayor superficie de cultivos ecológicos de Europa, casi todo lo que se produce se exporta a países

más concienciados. La gente sabe algo, pero no lo suficiente. Y no digamos sobre otros tipos de contaminantes. En este país muchos saben todo sobre la vida y obra de cualquier futbolista o de cualquier cantante o famoso de tres al cuarto, a veces de forma enciclopédica, pero muy pocos saben lo que es el bisfenol A, los ftalatos, los retardantes de llama, los compuestos perfluorados, los trihalometanos, los compuestos orgánicos volátiles... o tantas otras

sustancias que, quien sabe, puede tener que ver con el asma de su hijo, el cáncer de mama de su esposa, o con una serie de partos prematuros o malformaciones habidos en la familia. Sustancias que a lo mejor están en los plásticos que tienen en casa, en las latas de comida, en el agua que beben, en el mueble que han comprado, en un ambientador, en un insecticida doméstico... En el pecado de la ignorancia, de la que no solo cabe culpar a los poderes públicos sino

VIVO SANO 29


al conformismo, desinterés y pasividad de parte de las masas, está la penitencia. Afortunadamente hay un sector de personas, creciente, que se va interesando por estos temas. En eso está la esperanza y en promoverlo trabajamos. ¿La situación que tenemos en España es buena, es similar a la de otros países? España es un país atrasado en estos temas. No digamos si lo comparamos con el nivel de conciencia existente en algunos países como los del norte de Europa. Y eso facilita que, por la falta de presión social, los políticos se desentiendan. Por eso es clave trabajar en la concienciación como estamos haciendo. Tanto para que crezca la presión social que propicie que se redacten leyes que nos protejan de verdad, como para que, en tanto llega o no esa legislación, la gente

30 VIVO SANO

pueda al menos acometer una serie de medidas para autoprotegerse. La gente, como individuo, tiene mucho más poder del que muchas veces piensa. Simplemente con optar por comprar una cosa y no otra puede generar poderosas fuerzas de mercado. O puede fácilmente emprender una serie de acciones, por ejemplo en el ámbito doméstico, que pueden mejorar su entorno grandemente, sin necesidad de tener demasiados conocimientos. ¿Qué circunstancias políticas y sociales deberían darse para que la situación en nuestro país fuese óptima? ¿Cuáles serían las principales medidas? Ya lo he comentado un poco. Es preciso que crezca la conciencia social para que los políticos se vean forzados a adoptar medidas. Una sociedad civil fuerte es clave. Con organizaciones fuertes que, por un

lado, conciencien y, por otro, presionen a las instituciones para contrarrestar la presión que, en sentido opuesto, ejercen una serie de intereses. Las leyes que hay hoy en asuntos como el de los contaminantes químicos, parecen hechas más para defender los intereses de los contaminadores que para defender la salud pública. Un ejemplo son esos niveles “legales” de contaminantes que tantas veces han sido establecidos para “legalizar” la contaminación que nos está afectando. Límites supuestamente “seguros” basados frecuentemente en dudosos informes de la propia industria, mientras se hace caso omiso de estudios científicos serios publicados por la comunidad científica. ¿Medidas? Concienciación. Denuncia. Presión ante los poderes públicos para que sean realmente eso, poderes al servicio de lo público y no de unas cuantas corporaciones.


Herbolario especializado en remedios naturales SI NO ENCUEN UN PRO TRA LLÁMEN DUCTO, O CONSE S Y LO GU PARA U IMOS STED • Medicina natural • Fitoterapia en cápsulas y extractos • Dietética y control del peso

• Reguladores biológicos • Infusiones ecológicas • Terapias naturales: Medicina tradicional china

• Cosmética natural • Protección contra radiaciones • Complementos nutricionales naturales

Compre por Internet con todas las garantías y para cualquier duda podemos atenderle telefónicamente

902 999 223 | 91 125 09 23

www.natursanix.com


Hablando en concreto de la toxicidad en el hogar, ¿cuál es su impacto real en la salud de una familia? Mucha gente, cuando piensa en sustancias tóxicas, suele pensar en chimeneas de fábricas siniestras, vertidos a ríos... O en un trabajador de una industria embutido en un traje especial y con máscara antigás. No piensan que algunas de esas sustancias se usan, legalmente para la fabricación de artículos que luego acaban siendo puestos a la venta y que pueden terminar en el interior de una casa. Muchas sustancias tóxicas son “vertidas” directamente dentro de nuestros propios hogares. La laxa legislación existente lo permite y ampara. Podemos pintar con ellas las paredes, pueden estar en el plástico que recubre nuestros suelos, en los muebles y artículos decorativos, en aparatos electrónicos, en productos de limpieza, en

56 VIVO SANO 32

insecticidas domésticos, en ambientadores, productos de aseo, cosméticos, en los alimentos, etc. Y a través de la respiración, por ejemplo en el polvo doméstico en el que van integrándose muchos contaminantes químicos, de la ingestión o de la absorción por la piel muchos de esos contaminantes llegan a nuestro cuerpo. Sobre el impacto que esto puede tener hay mucho publicado y preocupa en especial el riesgo para embarazadas y niños. Por solo hablar de un tipo de contaminantes, sobre los disruptores endocrinos lo que la ciencia nos dice de forma clara es que, aunque las Administraciones nos hayan vendido la idea de que hay unos niveles “seguros” de exposición a ellos, lo cierto es que estas sustancias pueden actuar a niveles bajísimos y que no está claro que haya umbral seguro alguno. Y en las casas hay

presencia cotidiana de muchos de estos contaminantes que han sido asociados a las cosas más diversas: infertilidad, malformaciones congénitas, problemas tiroideos, cánceres hormono-dependientes, asma y alergias, problemas cardiovasculares, etc. Y eso hablando solo de sustancias disruptoras endocrinas y por no hablar de otras que pueden ser cancerígenas, mutagénicas, irritantes, etc. No es bueno alarmarse en exceso, pero tampoco mirar hacia otro lado. Las casas de hoy pueden tener presencia de una serie de elementos cuya presencia deberíamos reducir en la medida de lo posible. ¿Qué tres consejos podrías darnos para desintoxicar nuestro hogar? Bueno, es difícil dar solo tres. La web de nuestra campaña Hogar sin Tóxicos y obras divulgativas que hemos hecho están llenas de ellos. Simplemente diré que yo, en mi casa, no pongo ambientadores. Lo que hago es ventilar bien la casa, eliminar fuentes de olor si las hubiere y que si fuese el caso pondría bandejas con bicarbonato que absorben los olores o situaría ramos de plantas aromáticas. No uso insecticidas domésticos para las hormigas sino que lo que hago es limpiar bien sin dejarles restos que puedan comer o tapar agujeros y que, si viese preciso acciones más allá de eso, sé que las ahuyentan cosas como las cáscaras de limón o de pepino ralladas o el vinagre. Y que en mi casa no hay veinte mil tipos de productos de limpieza diferentes, uno para cada cosa, sino algún producto concreto comprado en ecotienda, que no contiene una serie de sus-


tancias, y jabón natural de toda la vida. Al fin y al cabo no tengo que limpiar los suelos como si fuesen un quirófano. Y que para limpiar un cristal basta con un poco de agua y si acaso un poquito de jabón. Y que con limón, bicarbonato y vinagre podría limpiarse toda la casa prácticamente. El tema es pensar un poco en toda la química sintética que podemos meter en casa si nos lanzamos a comprar y usar cosas sin pensar. Desde la Fundación Vivo Sano estás en permanente contacto con representantes políticos para lograr leyes más respetuosas con las personas y el medio ambiente, en el terreno de la toxicidad ambiental. ¿Cuál es su postura? Hay de todo. Unos son más proclives, otros menos. Y a veces en el partido que menos se espera puede haber una persona decente y favorable. Los representantes políticos deberían defender a los ciudadanos, aunque algunos parecen más bien defender otras cosas, o simplemente por desconocimiento no se ocupan de algunos temas importantes. Por eso hay que permanecer continuamente vigilantes con ellos, elevarles propuestas se-

rias y bien fundamentadas, y hacer un seguimiento para ver que se llevan adelante. Es una labor donde muchas veces hace falta una gran dosis de paciencia, sobre todo ante temas que, a pesar de lo importantes que son, han sido tradicionalmente muy olvidados en España y, en realidad, estamos moviendo temas pioneros a nivel nacional. ¿En qué proyectos estáis trabajando ahora mismo? Hacemos un seguimiento de nuestra campaña para eliminar el bisfenol A en cualquier clase de material en contacto con alimentos. Una campaña muy importante ya que se trata de un contaminante al que centenares de estudios científicos asocian a infinidad de problemas sanitarios a niveles bajísimos de concentración y que además está en algo tan frecuente como buena parte de las latas de comida. Millones de personas se exponen a él. Hemos conseguido, entre otras cosas, que se presenten varias proposiciones en el Congreso y preparamos más acciones para forzar a que las empresas dejen de usarlo. Además, las medidas que se adopten sobre el bisfenol A pueden abrir camino a las que se adopten luego

para otros disruptores endocrinos. Estamos además ultimando una campaña crucial sobre un grupo de sustancias por ser contaminantes universales, los ftalatos, y hemos elaborado un amplísimo informe-propuesta que lanzaremos en breve. También trabajamos en nuestra propuesta pionera, que recientemente hicimos llegar a las Administraciones, para la reducción del uso de pesticidas en España. La presentación de nuestra propuesta conjunta Fundación Vivo SanoFodesam, tuvo muy buena acogida, siendo apoyada por algunas de las principales organizaciones nacionales e internacionales y en estos momentos trabajamos a nivel político para conseguir que se lleve a efecto al menos en algunas comunidades autónomas. Por otro lado, nos estamos volcando con fuerza en el seguimiento de la problemática global de los disruptores endocrinos y en ese sentido preparamos también alguna iniciativa. Y, en fin, otras cosas que estamos gestando. Trabajo no nos falta. Si tuvieses que explicar en una frase por qué es necesario involucrarse en la reducción de los tóxicos que vertemos a nuestro planeta, ¿qué dirías? Pues que no creo que haya muchas causas más importantes que esta para frenar una parte de la debacle sanitaria y también de biodiversidad que padece nuestro planeta. Debemos poner fin a lo que la bióloga norteamericana Rachel Carson definió como la “era de los venenos”. Nos va mucho en ello.

VIVO SANO 33


SALUD Y MEDIO AMBIENTE

Medicina ambiental:

medicina del siglo XXI

L

a Medicina Ambiental va a ser en el siglo XXI lo que representó la microbiología y la lucha contra las enfermedades infectocontagiosas para el siglo XX. No es un deseo, es lo que creo firmemente. Y quien va a provocar este cambio –ya estamos en ello–, no será tanto la propia medicina –aunque hay numerosos grupos que trabajan en este campo y empiezan a trasladarlo a la prác�ca clínica–, como lo es la conciencia medioambiental de los ciudadanos y de sus grupos organizados.

34 VIVO SANO

Un estudio de Mapfre de noviembre de 2010 indicaba que el 88,7% de la población española de más de 18 años percibía que existía una influencia muy grande entre la toxicidad medioambiental y la salud. Un 52% de los franceses en un estudio similar indican la percepción de falta de compromiso de sus gobiernos en este campo. En tiempos de crisis económicas las barreras de protección medioambiental son más permisivas, hay más posibilidad de contaminar a coste de un supuesto progreso económico. El ser humano ha generado un impacto medioambiental allí donde ha llegado, sobre espacios y sobre animales. Cada vez que colonizamos un área natural, se ha notado que en cada época de la humani-

dad aumenta nuestra capacidad de modificar a peor el espacio medioambiental. Tras la industrialización esto ha ido a más, especialmente en relación a los tóxicos en el desarrollo de la industria química y su aplicación a los usos y costumbres. A partir de la I Guerra Mundial se produjo un auténtico salto al vacío en su repercusión en el ser humano, de forma directa e indirecta. Hoy vivimos en un mundo tóxico. Nosotros y nuestros hijos. Un viaje de ida y vuelta, porque lo que hemos sembrado en el medioambiente comienza a sernos devuelto en forma de aire contaminado, vegetales con pesticidas, aguas de consumo contaminadas, plástico por doquier, peces con metales pesados que nos comemos, carne in-


dustrializada, cosméticos, productos de limpieza, componentes del hogar, alimentos hiperprocesados indefinidos, etc. El papel de lo químico, lo medioambiental, comienza a ser considerado como agente etiológico, origen de muchas enfermedades, como causa primordial o como causa asociada o potenciadora principalmente en algo tan creciente como son las enfermedades crónicas que abarcan desde enfermedades neurodegenerativas (Parkinson, ELA, Alzheimer, Esclerosis Múltiple…), procesos cardiovasculares (papel sobre el impacto de tóxicos medioambientales en el sistema mitocondrial de las células cardiacas, o en el sistema eléctrico cardiaco), hormonales (como disruptores endocrinos, simulando la acción hormonal y compitiendo con ellas en los receptores de los tejidos como ocurre con los derivados de los plásticos que actúan como pseudo-estrógenos, en la génesis de la diabetes mellitus o en el hipotiroidismo no autoinmune, en infertilidad tanto femenina como masculina), en el campo neonatal (embarazo, con placentas con presencia de tóxicos y con recién nacidos que vienen ya con cargas medioambientales) o en campo de la pediatría (problemas en el desarrollo intelectual con incremento de alteraciones en edades tan sensibles como la primera infancia), alergias constantes en forma de crisis asmáticas, bronquitis que han cambiado la estacionalidad para presentarse clínicamente de otras formas, o procesos tumorales (cáncer linfático, de próstata, mama, estómago o páncreas, leucemias...). Hay más.

VIVO SANO 35


Somos una sociedad consumista –todos somos responsables en mayor o menor medida–, que produce, según datos de la OMS del 2012, más de 5 millones de muertos directos por causas medioambientales. Tengo la impresión que son datos infravalorados. Porque aunque ya el informe Lalonde señalaba que uno de los determinantes esenciales de la salud era un buen espacio medioambiental, este factor no ha estado considerado hasta hace bien poco en su dimensión real. Si en el mercado europeo hay más de 100.000 sustancias químicas, y sólo 30.000 han sido supervisadas por el sistema y programa REACH (registro, evaluación y autorización de sustancias químicas), y de ellas en un 3% ha sido verificada su inocuidad podemos decir que los ciudadanos estamos claramente expuestos y desprotegidos, máxime cuando se puede indicar también que no hay espacio en el globo terráqueo que esté indemne a los tóxicos medioambientales, pues el don de su capacidad de expansión es altísimo. Para la medicina más tradicional pensar sobre el papel de los tóxicos medioambientales en relación a las enfermedades es algo infrecuente. No hay tradición en ello, no hay formación tampoco. Sólo la Toxicología como superespecialidad (ambigua, pesada, poco atractiva en general para la clase médica) le ha puesto interés, pero lo hace con criterios que hoy no nos sirven, porque sus criterios se basan en exposición masiva o aguda, profesional o accidental y hay pocos estudios sobre exposición crónica, constante, continuada y

36 VIVO SANO

multiplicada por el hecho que supone la presencia de diversas sustancias aun a dosis pequeñas, pero que son capaces de generar nuevas reacciones, ya sea como compuestos nuevos o intermedios que a su vez pueden interaccionar con tejidos, células, rutas metabólicas o reacciones genéticas. Un mundo desconocido, una gran caja vacía. ¿Cómo se determina? ¿Con qué criterio se determina? ¿Qué nive-

les de toxicidad se toleran? Son todas preguntas que hoy con los nuevos modelos de enfoque de la medicina ambiental no tienen respuesta segura. Los niveles “aceptados” de determinados tóxicos en sangre por la toxicología, por ejemplo, que servían antes para hablar de nivel aceptable sin repercusión médica, no sirven hoy en día para este nuevo modelo de análisis de relación entre tóxicos


medioambientales y salud. Entre otras cosas porque estos productos suelen tener apetencia por los tejidos grasos, se acumulan en ellos, y aquellos con un alto componente de tejidos grasos, como el cerebro, tienen más posibilidades de acumularlos. No hay por lo tanto a veces relación directa entre niveles de sangre y presencia de los mismos en tejidos o células donde suelen estar en mayor concentración. Buscar formas de medida útiles es una prioridad. Nuestro grupo (CMI-Clínica Medicina Integrativa) viene observando en nuestros pacientes la presencia de determinados componentes de distinto origen en sus organismos. No podemos todavía establecer relaciones causa-efecto directa entre pre-

sencia de un determinado tóxico o de varios de ellos y su relación con tal o cual patología que presenta el paciente, pero hay datos muy sospechosos, por ejemplo, cuando la profesión del paciente ha sido una profesión que conllevó manipulación o exposición a tóxicos (pintores de la industria automóvil, pintores industriales, curtidores, agricultores, trabajadores de jardines, personal de vuelo…) las cargas de tóxicos son mucho más altas que en la población general. Y además en relación con determinadas enfermedades como cuadros neurodegenerativos, cansancio crónico inexplicable, hepatopatías crónicas no virales, determinados tipos de tumores, etc. Son personas con más riesgo de exposición, más tiempo y muchas

veces sin conocimiento de protección profesional, de seguridad e higiene en el ámbito laboral. No hay que inferir de todas formas que sólo las personas con determinadas profesiones tienen este riesgo, porque hoy, por la forma de vida, todos estamos expuestos a mayor o menos cantidad de tóxicos. Los estudios que hacemos dentro del diagnóstico de Biorresonancia de Med-Tronik-Mora nos permiten evaluar la presencia de metales pesados (plomo, arsénico, cadmio, níquel, aluminio…) y de tóxicos medioambientales como dioxinas, formaldehído, isocianatos, lindanos (ectoparasiticidas usados en cremas, lociones, champús, entre otros), disolventes, hidrocarbonos poliaromáticos, PCBs (bifenil

VIVO SANO 37


policlorinados), PCPs (pentaclorofenol, protectores de madera, albañilería…), piretrinas y otros insecticidas, como los endosulfanos (retirados en España en 2010 y muy usados en agricultura, que contaminan gran parte de las aguas en nuestro país), DDT, hexaclorofeno, aldrinas (plaguicida permitido hasta 1969), atrazinas, melation (insecticida organofosforado) y paration, entre otros. Son ejemplos de determinaciones en tejidos, no en sangre. ¿Quiénes pueden estar más preocupados por la presencia de tóxicos medioambientales en su organismo? Evidentemente aquellas personas que hay sido estudiadas por la medicina bajo protocolos tradicionales y no le han encontrado nada que relacionen con sus síntomas y aquellas personas que presentan vías de detoxificación hepática lentas. Los primeros porque ante determinados síntomas o enfermedades deben ampliarse

38 VIVO SANO

las posibles causas de origen de su patología, los segundos porque el amplio y ya conocido en gran parte campo de la detoxificación hepática –hoy en día puede ser evaluado–, permite en numerosas ocasiones encontrar opciones de tratamiento y eliminación de tóxicos medioambientales. Para la medicina actual –nosotros trabajamos en el campo de la Medicina Integrativa–, pensar en tóxicos medioambientales debe

empezar a ser tan usual como en bacterias o virus. Y conocer el cómo se detoxifica es esencial para poder ayudar a numerosas personas. DR. JOSÉ F. TINAO MARTIN–PEÑA Director Médico de CMI CLÍNICA MEDICINA INTEGRATIVA www.medicinaintegrativa.com


24aĂąos fabricando preparados de calidad

Con la garantĂ­a

EQUISALUD Bienestar natural

Tel. 902 760 915 91 125 09 22 www.equisalud.com


SALUD

El arte de curar con las manos

El uso instintivo de la capacidad curativa

N

os hemos liberado en los sonidos que parecen surgir de la música del cuerpo. Las manos son síntesis y alas de ese vuelo.

40 VIVO SANO

Bien, mal, arriba, abajo, mucho, poco, abierto, cerrado, puedes decir tantas cosas con las manos, que si no lo dices también desde las manos tal vez no tengan sentido tus palabras.

Dudas y te rascas la cabeza; te frotas los ojos para despertar; después de la actividad física intensa, pones las manos sobre la región lumbar para reponer la carga de energía en tu suprarrenal; te proteges cruzán-


VIVO SANO 41


dote de brazos; llevas tu corazón a las manos para expresar tu solidaridad en el contacto; llevas tu regocijo al apretón de manos cuando te reconcilias con tu amigo; formas una cuna de amor con tus manos para recibir a tu hijo pequeño. El lenguaje de las manos es el más primitivo instinto sanador, el río de la evolución pasa por tus manos para desembocar en el mar de la vida que es un océano de amor. UNA TERAPIA AL ALCANCE DE TODOS Tus instintos, tus pensamientos y hasta el más recóndito de tus sentimientos están al alcance de tus manos. Alcanza tus manos. Puedes imprimir tus imágenes interio-

42 VIVO SANO

res en las manos y revelarlas en la relación. Puedes captar el invisible y profundo colorido del dolor con tu mano y transformarlo en tu propio corazón. Es lo que hemos he-

cho a través de millones de años, desde una sabiduría interior que trasciende el marco del conocimiento intelectual. La inteligencia viva que en nosotros habita sabe


utilizar la magia sanadora de las manos. Ahora podemos despertar a ese potencial y canalizarlo. No importa nuestra edad o nuestro nivel de instrucción. Podemos hacerlo desde hoy mismo. EL CONCIERTO UNIVERSAL DE LAS MANOS El arte, la literatura y las tradiciones del mundo nos revelan la universalidad de la terapéutica a través de las manos. En Oriente el arte terapéutico que emplea las manos ha sido asociado tanto a la medicina como a las tradiciones religiosas de oración y bendición. La postura de las manos en las diferentes estatuas de Buda parece referirse no sólo a un estado de conciencia, sino a la

Y cuando el sol estaba poniéndose, le llevaron a muchos con enfermedades diversas; y él puso sus manos sobre cada uno de ellos, y les curó. Lucas 4:40. canalización e irradiación de una energía curativa. Durante siglos ha sido conocido en Japón el te-ate, nombre dado a la aplicación de las manos y el tanasue-no-michi, o el tao de imponer las manos. Más conocido hoy en Occidente es el Shiatsu, fundado en las corrientes de energía descritas por la medicina tradicional china. La curación con las manos y el masaje fueron ampliamente practicados por las culturas hindú y tibetana. En el antiguo Egipto, ya antes del 1.500 a. C., se describía el empleo

terapéutico de las manos. En Grecia fue documentada desde el siglo IV a. C. por Aristófanes. En el Judaísmo la sanación con las manos se empleaba en forma de ritual para la consagración y la transmisión del poder curativo divino. En África el empleo de las manos en la sanación se asocia a prácticas chamánicas y religiosas, difundiéndose al Caribe y a las poblaciones de raza negra en el centro y el norte de Suramérica. En Europa la sanación con las manos se practicó en iglesias y sinagogas. Se creía igualmente que la

VIVO SANO 43


realeza, al representar la divinidad, podía sanar con sus manos a través del toque sanador. El arte y literatura medieval nos muestran el “toque del rey” que impone sus manos sobre la cabeza de quienes buscaban sanación. En la Europa de los siglos XVIII y XIX, el mesmerismo o magnetismo animal puso de relieve el fluido magnético de las manos y su efecto sanador. Como muchas otras técnicas fue relegada por el paradigma dominante hasta que en el mundo contemporáneo el mismo tipo de principios surge con otros nombres y metodologías.

Tanto los nativos de América del Norte como los de América del Sur practicaban la curación por el contacto manual que aún se conserva como una forma de conciliar el espíritu de la naturaleza en el hombre. Los Shakers, una comunidad religiosa cristiana que practicaba la imposición de manos, así llamada por las sacudidas de las manos, nos recuerdan la aplicación de técnicas más modernas como las de la polaridad, que son precursoras de lo que en Sintergética denominamos “la medicina manual etérica”.

La electronografía y la fotografía de alta frecuencia han permitido describir y sistematizar progresivamente las imágenes emitidas por las manos, que varían en diversas condiciones de salud y enfermedad. Estos avances se asocian a versiones más modernas del empleo terapéutico de la energía de las manos. El conocido Reiki, que traduce energía espiritual, fue desarrollado por el doctor Mikao Usui a finales del siglo XIX y comienzos del XX. Más recientemente se han desarrollado otros métodos: Mahikari, que significa “la luz verdadera” y Johrei, que


puede traducirse como “purificación del espíritu”. El toque terapéutico con y sin contacto es una técnica desarrollada en Norteamérica por Dolores Krieguer, que se enseña en el ámbito universitario y es practicada por muchos terapeutas. La gama de terapias a través de las manos propone enfoques y técnicas disímiles que, sin embargo, pueden ser sintetizadas a través de prácticas sencillas y reproducibles para la mayoría. MANOS es un programa internacional de entrenamiento desarrollado actualmente por un equipo de docentes especialmente entrenado en los siguientes países: Argentina, Méjico, Chile, Perú, Ecuador, Colombia, Puerto Rico, Estados Unidos, España y Portugal. La formación se desarrolla en dos niveles, con una duración aproximada de un semestre, y sus contenidos han sido adaptados para reducir hasta el mínimo necesario el empleo de instrumentos y desarrollar al máximo el empleo del potencial terapéutico de la interacción energética humana. La transferencia de información y energía, la sanación y la terapia manual etérica son el eje temático del nivel básico del programa que consta de tres módulos. En un nivel más avanzado se profundiza en reflexoterapias y en la síntesis de protocolos generales y específicos en los trastornos más comunes. Los asistentes reciben un diploma expedido por la “Asociación Internacional de Sintergética”. JORGE CARVAJAL POSADA Para más información: www.formacionmanos.org

Restaura el potencial sanador que llevas dentro

Formación Internacional en MANOS NIVEL BÁSICO Módulo I: Manos para todos

Técnicas para restaurar, conservar y promover la salud. Módulo II: Sanación El arte de sanar con las manos. Módulo III: La terapia manual etérica Regulación y armonización energética a través del biocampo. NIVEL AVANZADO Módulo IV: Reflexoterapias Las técnicas de Manos en la integración de las pantallas reflejas. Módulo V: Síntesis práctica Los protocolos clínicos más efectivos.

Los cursos se imparten en: Argentina, Chile, Colombia (Medellín, Bogotá), Ecuador (Guayaquil), España (Alicante, Donostia-San Sebastian, Málaga, Manacor, Madrid, Palma de Mallorca, Valencia), Estados Unidos, Portugal, Puerto Rico, Méjico y Perú.

Diploma expedido por la “Asociación Internacional de Sintergética”

Entra en www.formacionmanos.org y apúntate en el Curso de Manos de tu país.

VIVO SANO 45


SALUD Y MEDIO AMBIENTE

Salud en la Escuela Por una vida más sana

S

i miramos al entorno en que vivimos podremos comprobar que poco tiene que ver con aquél en que se desenvolvieron nuestros padres, y no digamos ya nuestros abuelos y bisabuelos. Son muchas las transformaciones que podemos apreciar tanto del entorno como del estilo de vida: sociales, económicas, culturales, tecnológicas, químicas, farmacoló-

46 VIVO SANO

gicas, médicas, etc., que han favorecido entre otras cosas un aumento de la esperanza y calidad de vida. Pero dicho desarrollo no sólo tiene consecuencias positivas, sino también negativas. El ser humano es un componente del medio ambiente, y en esa íntima relación medio-persona no sólo nosotros tenemos la capacidad de influir en el medio, tanto positiva como negativamente, sino que también el estado del medio influye en nosotros. Es por ello que si alteramos la salud del me-

dio ambiente, también afectamos a la salud de las personas que en él viven. En este sentido, salud, medio ambiente y desarrollo son tres elementos estrechamente ligados, y ese vínculo es esencial para abordar la actual problemática en salud ambiental. En la actualidad estamos comprobando que la contaminación de nuestro entorno, con múltiples sustancias y diversos agentes contaminantes, está afectando a la salud de las personas. La humanidad se ha centrado principalmente en


los efectos a corto plazo, pero el medio es un sistema dinámico que no siempre funciona de forma instantánea, es mucho más complejo y las consecuencias de esos contaminantes no siempre se dan en el mismo tiempo y lugar en que se sucedió el impacto. En 1989, la Primera Conferencia Ministerial Europea de Sanidad y de Medio Ambiente, establecía en su “Carta Europea sobre Medio Ambiente y Salud” los principios fundamentales de esta relación existente entre los factores ambientales físicos, químicos, biológicos y psicosociales, y la salud humana. Estos factores no nos afectan a todos de la misma forma. En nuestra sociedad hay determinados colectivos más vulnerables cuya

Los niños presentan una indefensión par�cular que los hace especialmente vulnerables al impacto de los factores ambientales. salud se ve perjudicada en mayor medida. Las autoridades internacionales prestan especial atención al impacto de los factores ambientales en la salud de los niños, “entendiendo por ‘niños’ a todos los infantes y adolescentes de ambos sexos desde su gestación hasta el inicio de la vida adulta”, tal como se especifica en “Ambientes sanos, niños sanos”, compromiso establecido en la Segunda Conferencia Internacional sobre Salud Ambiental Infantil, de 2005.

Los niños presentan una indefensión particular que los hace especialmente vulnerables al impacto de los factores ambientales, debido a sus características fisiológicas e inmadurez, su rápido proceso de crecimiento, determinados momentos de especial sensibilidad, así como limitaciones que tienen para reconocer y evitar los distintos peligros ambientales. Partimos de que los niños están en pleno proceso de desarrollo, y en cada una de las fases por las que pasan estarán expuestos a distintos agentes ambientales frente a los que presentarán distinta vulnerabilidad. Ya desde la etapa de gestación, dentro del útero de la madre se ven expuestos a los agentes ambientales a los que ella se exponga, ya que muchos de ellos pasarán a

VIVO SANO 47


la sangre de la madre, así como a la leche materna en la etapa de lactancia. Los niños tienen una exposición más prolongada a los factores ambientales, y de media sufrirán más exposiciones durante un período más largo de tiempo, debido a su esperanza de vida. En proporción respiran, comen y beben más que un adulto y su piel es más permeable, están más cerca del suelo y del polvo, en determinadas etapas gatean y se llevan las manos a la boca, por lo que inhalan, ingieren y absorben más nivel de tóxico en proporción a su cuerpo. Además, al estar sus sistemas en pleno desarrollo, procesan y eliminan peor determinadas sustancias, ya que sus sistemas orgánicos de depuración de tóxicos no están todavía maduros.

48 VIVO SANO

Los niños y niñas están más expuestos a más contaminantes ambientales, los incorporan en mayor medida, les afectan más y �enen más problemas para eliminarlos de su organismo. Se trata de factores de riesgo ambiental presentes en el entorno cotidiano, en los lugares donde niños y jóvenes desarrollan su vida habitual, donde habitan, crecen, juegan y aprenden: hogar, escuela, espacios de juego y entretenimiento, ya sea en zonas rurales o urbanas. Los niños se ven afectados por contaminantes que asimilan a través de los alimentos, el suelo, el

agua de consumo o el aire presente en ciudades y viviendas, así como por sustancias químicas habituales en plásticos y juguetes, en productos de higiene personal, de limpieza del hogar y para el lavado de la ropa, en distintos ambientadores, insecticidas y pinturas. Así mismo se ven expuestos a otros agentes, como el ruido y las radiaciones. Las sustancias concretas van desde metales pesados como plomo o mercurio, a plaguicidas, compuestos orgánicos persistentes (COPs), otros contaminantes tóxicos persistentes (CTPs) y otras sustancias que alteran el sistema endocrino (disruptores endocrinos o alteradores hormonales). Así como distintos riesgos vinculados a las radiaciones y campos electromagnéticos. Para que estos factores nos


Entre las consecuencias directas de esta exposición del niño a los agentes del medio, se encuentran distintos problemas tanto en el nacimiento como enfermedades en la propia infancia, e incluso más tarde, en su vida adulta. Ejemplos de estas afecciones pueden ser distintas alergias, procesos asmáticos y otras enfermedades respiratorias, enfermedades endocrinas como diabetes y obesidad, problemas de equilibrio hormonal, alteraciones del sistema nervioso como trastornos de atención y conducta, dificultades de concentración, alteraciones de comportamiento, así como problemas reproductivos o cáncer infantil.

Alergias, asma, diabetes, obesidad, trastornos de atención y conducta, problemas para concentrarse y cáncer en niños y niñas, están altamente relacionados con los agentes contaminantes que �enen en su entorno. En el entorno co�diano de los niños y niñas hay múl�ples sustancias que afectan a su salud, contenidos en alimentos, agua, juguetes o productos de higiene, entre otros. afecten, no siempre es necesario que nos hayamos visto expuestos durante un largo periodo de tiempo o mediante una exposición de alta intensidad, también pueden causar efectos a niveles muy bajos de concentración, exposición o intensidad.

50 VIVO SANO

Cada vez es mayor el número de afecciones pediátricas y problemas de desarrollo que tienen relación con estos factores ambientales, y la mortalidad de niños y adolescentes debida a estos contaminantes alcanza valores preocupantes en el ámbito mundial.

Todas estas consecuencias vinculadas al ambiente generan además altos costos sociales y de salud pública, afectan al bienestar social, al potencial individual y a la productividad de las distintas regiones y países, así como al futuro de la humanidad. Existe un importante consenso en todo el planeta sobre la importancia de proteger a los niños frente a los riesgos ambientales, con la voluntad de definir e impulsar acciones para que los niños, niñas y adolescentes del mundo crezcan,


jueguen, aprendan y se desarrollen en ambientes sanos, limpios y seguros, que protejan su salud y su futuro, y aseguren el desarrollo de sus capacidades. De hecho están establecidos como derechos universales de los niños y jóvenes de todo el planeta el asegurarles la salud ambiental infantil y que vivan en ambientes sanos. En esta línea, dos de los objetivos del desarrollo acordados internacionalmente en esta materia (enunciados en la Declaración del Milenio) son reducir la mortalidad infantil y fomentar la sustentabilidad ambiental. A pesar de esto, los avances prácticos en esta materia son más bien lentos y se mantienen importantes problemas aún por resolver, y aunque desde hace bastantes años existen compromisos internacionales, normas y legislaciones para la protección de la salud ambiental

52 VIVO SANO

Informar a las personas es esencial para que puedan decidir y ser responsables de su propia salud. infantil, no siempre llegamos a conocerlas o a ver su puesta en práctica de forma adecuada. Todo el conocimiento que existe al respecto desde hace ya tiempo, es necesario pasarlo a la acción inmediatamente y que llegue de forma directa a todos nosotros, repercutiendo en una mejora de nuestra salud y la de nuestro entorno. El papel que cada uno de nosotros tiene en su propia salud es más importante de lo que habitualmente pensamos, pero si no tenemos la suficiente información al respecto será difícil actuar en consecuencia. Es esencial, para preservar la salud, desarrollo y bienestar de los niños, identificar cuáles son los factores de riesgo ambiental, redu-

cirlos y prevenir su exposición, o minimizarlos en la medida en que sea posible, informar a la sociedad sobre los distintos problemas para que puedan actuar y decidir en consonancia, así como aplicar el principio de precaución por el cual si un efecto no está aún determinado con exactitud es mejor evitarlo. Todos podemos hacer algo al respecto, y de ahí la importancia de difundir e informar a la población, familias y niños, así como capacitar a los profesionales de la salud y el medio ambiente. ANA RUEDA Ambientóloga. Responsable de Formación de la Fundación Vivo Sano.


¿En mi casa estoy sometida a alguna radiación o tóxicos que me hacen enfermar? ¿Tiene alguno de estos síntomas? ��Duermo mal ��Siempre estoy cansada ��Tengo dolores de cabeza con frecuencia ��Tengo pitidos en los oídos

Algunos de los siguientes factores pueden estar perjudicando su salud. Ahora con el “Análisis Sanitario Geoambiental” podemos analizarlos y proponerle soluciones

Comprobación de la toma de tierra

Comprobación de la instalación eléctrica

Contaminación eléctrica

Contaminación electromagnética

Cargas eléctricas en las personas

Electricidad estática

Antenas de telefonía, WiFi, teléfonos inalámbricos, …

Radiactividad por materiales y gas radón

Geobiología

Estructuras metálicas en el edificio y en el mobiliario

Exceso de humedad o sequedad del aire

Ruido

Tóxicos por pinturas, barnices, colas, …

Calidad del aire

Gases tóxicos procedentes de industrias, tráfico, …

La Fundación para la Salud Geoambiental ofrece sus servicios en cualquier sitio de la geografía española

Tel.: 91 001 45 26

www.saludgeoambiental.org

¡Averigua el estado de salud de tu hogar!

contacto@saludgeoambiental.org


SALUD Y MEDIO AMBIENTE

Formaldehído en el hogar

E

l formaldehído es un compuesto orgánico volá�l (COV) que se comporta a temperatura ambiente como un gas incoloro. Es de uso común en múl�ples ac�vidades industriales que derivan en la producción de barnices, pinturas, colas, aprestos para tejidos, conservantes en cosmé�ca y un sin�n de u�lidades que nos envuelven en el día a día, por lo que lo encontramos en nuestras viviendas y lugares de trabajo formando parte del ambiente co�diano que tocamos y respiramos.

El formaldehído es mucho más común en nuestro ambiente de lo que creemos, y lo podemos encontrar en paredes, suelos, cajones y armarios, en nuestra ropa, y en múltiples productos que se encuentran en contacto directo con nuestro propio cuerpo, es más, lo utilizamos en nuestra propia higiene personal. Y si no, veamos con detalle la lista de la compra del formaldehído necesario para construir, decorar y habitar un hogar contemporáneo, donde lo podemos encontrar en la edificación y la decoración de nuestras casas en compuestos como pinturas, colas y barnices, aplicados en suelos, paredes, puertas, ventanas, tableros y estructuras de madera, en muebles,

en papeles pintados, en alfombras y moquetas, en baldosas vinílicas, y en los aislamientos termoacústicos de los muros y cubiertas de los edificios. También está en los tejidos, en nuestras ropas, en contacto directo con nuestra piel, en sábanas y toallas. En este caso el formaldehído se aplica a los tejidos como apresto para evitar arrugas y manchas, y no solo en los tejidos sintéticos, también se aplica en los tratamientos de fábrica a fibras naturales, como el algodón o el lino. Sin olvidar las prendas enviadas a la tintorería, pues la limpieza en seco también utiliza disolventes que contienen formaldehídos para la limpieza de los tejidos.


Además, en contacto directo con la piel también encontramos productos de papel que precisan resistencia a la humedad por estar destinados a la higiene personal o la limpieza del hogar, como las servilletas y el papel de cocina, los pañuelos, el papel higiénico, etc. Está en muchos de los productos de cosmética e higiene personal más habituales, como el desodorante, el dentífrico, el champú, el gel del baño, los maquillajes, los esmaltes y quitaesmaltes de uñas, etc.

Lo encontramos en los productos de limpieza para el hogar, como jabones, detergentes, desinfectantes y en muchos ambientadores. Y también como subproducto de cualquier combustión, como en las calderas y cocinas de gas, en la combustión de leña y en el humo del tabaco. Como podemos observar, el formaldehído se encuentra presente en prácticamente la totalidad de los elementos y acontecimientos que envuelven nuestra cotidianidad.

Estamos expuestos a diario por inhalación o por contacto directo sobre la piel, y podemos llegar a sufrir síntomas de irritación y problemas respiratorios cuando el formaldehído se da en grandes concentraciones en el ambiente o en los materiales de contacto. ¿Cuánto es mucho formaldehído y en qué nos afecta? En dosis superiores a las 30 ppm (partes por millón) el formaldehído puede llegar a ser mortal.


Normalmente niveles tan elevados solo se producen en ambientes profesionales, por lo que los trabajadores que manejan estos productos industrialmente o los aplican en la construcción y decoración de edificios deberían estar protegidos por los sistemas de prevención necesarios que marca la legislación con el fin de evitar posibles intoxicaciones, pues a partir de concentraciones de 0,1 ppm, se pueden desarrollar varios tipos de irritaciones en ojos, nariz y garganta, provocando lagrimeo, sensación de ardor, náuseas, tos, jadeos, opresión en el pecho, sarpullidos, dolor de cabeza, fatiga, bronquitis, asma, etc. La intoxicación por altos niveles de exposición al formaldehído también provoca dificultad para conciliar el sueño. En función de los niveles de concentración, el tiempo de exposición, y el grado de sensibilidad que se tenga hacia el formaldehído, los efectos pueden ser muy variados, teniendo en cuenta que además existen personas sensibles a estos compuestos que pueden desarrollar cuadros sintomáticos a nive-

les muy bajos, pues los efectos se pueden producir por mecanismo irritativo (personas no sensibles) o por mecanismo inmunológico (personas sensibles). Según el estudio realizado por el equipo de investigación formado por Kim, Song, Ahn, Park, Noh y Hong, publicado con el título “Occupational Asthma Due to Formaldehyde” en Yonsei Medical Journal en el año 2001, la exposición al formaldehído puede producir síntomas de tipo asmático por mecanismo irritativo en concentraciones superiores a los 5 mg/m3 de aire, y por mecanismo inmunológico en concentraciones mucho más bajas de entre 0,4 y 3 mg/m3. También puede provocar sensibilización alérgica por exposición continuada, estimulando sensibilidades o agravando las alergias ya existentes en el individuo expuesto, disminuyendo así el umbral en el que aparecen las reacciones alérgicas tanto al propio compuesto como a otras sustancias. Además, varios estudios realizados en ratas de laboratorio expues-

tas de por vida a cantidades altas de formaldehído en el aire que respiraban, observaron que las ratas desarrollaron cáncer de nariz, y en algunos estudios realizados en seres humanos con exposiciones supuestamente bajas de formaldehído en el aire de su entorno laboral, se observó un incremento en el número de casos de cáncer nasofaríngeo. Debido a las numerosas evidencias obtenidas en las diferentes investigaciones realizadas, el Departamento de Salud y Servicios Humanos (DHHS) de Estados Unidos ha determinado que es razonable predecir que el formaldehído es carcinogénico en seres humanos. Además la Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer (IARC) y la Agencia de Protección Ambiental (EPA) de Estados Unidos también han determinado que el formaldehído es probablemente carcinogénico en seres humanos basándose en la evidencia limitada del incremento de cáncer nasofaríngeo en seres humanos, y de la suficientemente demostrada incidencia de cáncer en animales de laboratorio. Por este conocimiento, en el caso de la contaminación por formaldehído en el aire interior de edificios y viviendas, la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda que los niveles de concentración a los que puede estar expuesta una persona de forma continuada al formaldehído no sean mayores de 0,05 ppm. En España, la normativa actual indica que el Valor Límite Ambiental en exposiciones de corta duración (VLA-EC) no debe de superar las 0,3 ppm, o los 0,37 mg/m3.


Pero, en nuestro día a día, ¿qué implica la presencia de formaldehído en nuestros hogares y lugares de trabajo? Normalmente el formaldehído es un compuesto muy volátil y suele evaporarse con cierta rapidez de los materiales que lo contienen después de su aplicación en fábrica o en obra, por esta causa aunque normalmente encontramos presencia de formaldehído en básicamente la totalidad de las viviendas y lugares de trabajo en donde realizamos un análisis de salud geoambiental con objeto de valorar la calidad ambiental del lugar, observamos que las concentraciones suelen ser lo suficientemente bajas como para no llegar a convertirse en un factor de riesgo para el común de las personas que viven y trabajan en estos lugares. Pero como ya hemos visto, no todo el mundo tienen el mismo grado de sensibilidad al formaldehído y, por esta causa, encontramos en el día a día a personas afectadas por las características irritantes del formaldehído a pesar de los bajos niveles existentes en el aire de su vivienda, o por el contacto directo con tejidos, compuestos de celulosa, y el uso de cosméticos o productos de higiene personal. Lo más normal es que estas personas sensibles desconozcan la importancia de este factor ambiental en su estado de salud y estén sufriendo por desconocimiento propio y el de sus médicos una serie de síntomas fáciles de evitar si somos capaces de identificar el problema y poner coto a la presencia de elementos que contengan formaldehído en su entorno y hábitos diarios. Teniendo en cuenta

que además muchas veces se pueden confundir las reacciones a la presencia de formaldehído en el ambiente con los síntomas producidos por otras afecciones más comunes, como catarros o alergias debido a su similitud con las generadas por estos compuestos. Si sufrimos problemas de salud de este carácter, una prueba de epi-

cutánea específica puede revelar el grado de sensibilidad al formaldehído de cada persona, y así, una vez identificado y determinado, se pueden realizar cambios en los diferentes hábitos que implican la relación con el formaldehído. Y por supuesto, también se debería realizar un análisis de salud geoambiental del hogar de la persona

VIVO SANO 57


afectada con el fin de determinar niveles ambientales y definir las fuentes de emisión de estos compuestos para sustituirlos por otros que no contengan formaldehído, o en su defecto, disponer los medios necesarios para mitigar los niveles existentes hasta llegar a un valor adecuado o a su eliminación. Pero también hay casas donde los niveles de formaldehído exceden los límites considerados como excesivos para un ambiente de carácter industrial. En el transcurso de nuestro trabajo como analistas en salud geoambiental, también encontramos viviendas en las que los niveles habituales de formaldehído en toda la casa alcanzan niveles de hasta 1,40 ppm. Y su origen, casi siempre se encuentra en la aplicación de barnices de urea formol empleados en el trata-

miento de la madera en los suelos de parquet, lo que implica básicamente casi toda la superficie de la vivienda, y además, una emisión continuada que puede llegar a durar muchos años desde su aplicación. En otros casos encontramos valores similares, pero solo en habitaciones aisladas, y normalmente el origen suele encontrarse en los tratamientos y acabados aplicados a los muebles de la estancia, especialmente en los muebles más antiguos, con tratamientos y acabados que implicaban más cantidad de formaldehído en su composición. Hoy en día se encuentra mucho más limitada su aplicación en estos sectores, pero como las emanaciones perduran durante muchos años es fácil encontrar situaciones de este estilo en muchas viviendas actuales.

En estos ambientes con elevadas concentraciones de formaldehído hay personas que sufren problemas de salud de carácter crónico, como asma, dolores de cabeza, fatiga, o dificultades para dormir, junto con hormigueos y calambres en las extremidades durante el descanso nocturno. Después de eliminar las fuentes de emanación y hacer desaparecer el formaldehído en el ambiente de sus viviendas han regresado a un estado de salud normal sin necesidad de más tratamientos. Sin causa, no hay efecto. Si los estudios existentes nos dicen que a partir de concentraciones de 0,1 ppm ya se pueden observar sintomatologías similares por exposición al formaldehído, obviamente 1,4 ppm es un nivel demasiado alto y supera con creces los valores establecidos como seguros

VIVO SANO 57


para una exposición de carácter laboral. Recordemos que la normativa actual indica que el Valor Límite Ambiental en Exposiciones de Corta Duración (VLA-EC) no debe de superar las 0,3 ppm, y estas personas respiran cotidianamente en sus propios hogares valores mucho más altos. Además, en los análisis médicos específicos realizados a estas personas se llegó a observar niveles de ácido fórmico con más de 53 mg/g de creatinina, un biomarcador empleado para la detección del formaldehído absorbido por vía respiratoria. Estos análisis normalmente se realizan como control sanitario del personal laboral expuesto a estas sustancias. ¿Y qué podemos hacer para mejorar la calidad ambiental en nuestros hogares respecto al formaldehído? En cuanto a la exposición por contacto con tejidos, es recomendable lavar la ropa nueva varias veces con agua caliente antes de usarla y evi-

tar la compra de prendas con aprestos resistentes a las arrugas y a las manchas. Generalmente los tejidos de algodón 100%, poliéster, nylon y fibras acrílicas contienen menores cantidades de formaldehído. En el caso de los cosméticos, medicamentos y productos de higiene personal es importante utilizar productos convenientemente etiquetados en los que no aparezca el formaldehído, sus sinónimos, u otros productos liberadores de formaldehído entre sus ingredientes, como algunos de los indicados a continuación: CH2O, formalina, aldehído fórmico, formol, HCHO, metanal, metil aldehído, metileno óxido, oxometano, oximetileno, Bronopol™ (2-bromo-2nitropropano-1,3-diol), Germall® II (diazolidinil urea), Germall® 115 (imidazolidinil urea), Quaternium 15, Tris-Nitro® (tris hidroximetil) nitro-metano, Dowicil® 75, Grotán® BK, Dowicil®200, DMDM hidantoína, hexametilentetramina, paraformaldehído.

Según la normativa de cosméticos de la Unión Europea, se permiten concentraciones de formaldehído por debajo del 0,2%, y un 0,05% es el límite establecido a partir del cual se debe etiquetar el producto indicando “contiene formaldehído”. Y en cuanto al formaldehído presente en el ambiente de nuestros hogares, como ya hemos visto anteriormente, lo más adecuado es realizar un análisis de salud geoambiental con objeto de determinar entre otros factores químicos, físicos y geofísicos, los niveles reales de formaldehído existentes y sus fuentes de emisión con objeto de eliminarlas y mejorar las condiciones ambientales de las personas expuestas. FERNANDO PÉREZ FERNÁNDEZ Vicepresidente de la Fundación para la Salud Geoambiental Geobiólogo y analista en Salud Geoambiental www.saludgeoambiental.org

VIVO SANO 59


SALUD Y BIENESTAR

Antes y después de la vida: La vida

S

i pudiéramos traducir el sentido de los descubrimientos de las ciencias emergentes en una metáfora cultural correspondiente, tendríamos los mejores argumentos para cambiar nuestra conciencia, y convertirnos en el cambio que el mundo necesita.

Vivimos hoy los efectos del viento huracanado de cambios acelerados que afectan desde la misma geofísica del planeta, hasta la cultura humana, incluyendo todas las expresiones de las relaciones entre la ciencia, la religión, la economía y la política. En sólo sesenta años, a partir de la postguerra, hemos asistido a transformaciones planetarias que superan todos los cambios sucedidos en

centenares de millones de años en la tierra. Para sostener el ritmo de consumo actual del llamado mundo desarrollado necesitaríamos los recursos de cuatro planetas como la Tierra. Podríamos producir alimentos para doce mil millones de seres humanos. Sin embargo, de los siete mil millones actuales mil millones no alcanzan a comer el mínimo suficiente para sostener la vida dignamente.


Nuestros sistemas de salud están en quiebra, los tratamientos médicos hospitalarios son una de las primeras causas de mortalidad, la economía está en cuidados intensivos, el miedo es endémico, el clima se ha vuelto impredecible. Todos los signos nos revelan que estamos en un vórtice caótico, en un punto crucial que precede a la catástrofe o a la emergencia a una nueva realidad. En la cresta de la ola de la evolución, en un punto de bifurcación y de equilibrio inestable, no podremos ya nunca ser jamás lo que hemos sido. Estamos ante el desafío mayor de elegir en presente nuestro camino y, con él, nuestro destino. No se trata tanto de cuántos somos, sino de cómo vivimos, como nos relacionamos con los otros y con nosotros mismos. ¿Habría alguna relación entre los recientes terremotos del Japón, Chile, la catástrofe nuclear de

Fukushima? ¿Están relacionados la fusión de los glaciares, las grandes erupciones volcánicas que en el Norte y el Sur han puesto en jaque la aeronavegación, el cambio climático global y la fusión de antiguos separatismos y fronteras artificiosas? ¿Se relaciona todo esto con la emergencia de nuevas culturas, economías y países, con el tsunami que transmuta la geopolítica al sur del Mediterráneo, con las burbujas que revientan la economía americana o española, con la crisis del dólar y el euro y la oscura gestación de nuevas hegemonías que no dudan en sacrificar todo atisbo de derechos humanos? ¿O será que simplemente sólo somos naves al garete a merced de corrientes sin sentido? Si nos miráramos con la visión reduccionista que proyecta una progresiva emergencia de átomos

y moléculas que se han ido encontrando al azar, podríamos pensar que no venimos de ninguna parte y no nos dirigimos a ningún lugar. Pero la experiencia cotidiana nos revela que cada cosa en la vida, como la vida misma, está llena de sentido. Miro ahora los ojos de mis nietas y me parece imposible que hayan llegado hasta nosotros desde ninguna parte y por ningún camino. Adivino en su mirada la aventura de la luz que recrea la vida en el fondo mismo de su campo neuronal. Veo mi pasado y mi futuro fundidos en este segundo de ternura y descubro más allá del pensamiento y la emoción la alquimia sagrada de un presente lleno de sentido. Ni la razón, ni la emoción separadas, dan razón del sentimiento. Pero en la fusión de emoción y de razón surge el sentimiento, espacio-tiempo profundo e intenso, como un agujero negro

VIVO SANO 29


en el que morimos y estamos naciendo, instante a instante, para ser de nuevo. Es simplemente increíble que alguien juegue a los dados con nosotros en el universo y que ninguno de nosotros tengamos nada que ver con todo esto. Buscando respuestas, podríamos jugar al juego antiguo de los verdugos y las víctimas, para decirnos que han sido los otros, que la situación actual nada tiene que ver con nosotros, que hemos estado allí inocentemente, a lo mejor mirándonos el ombligo. Pero, ¿si fueran los gobernantes los responsables? Nosotros los hemos elegido. ¿Si fueran los banqueros? En sus bancos hemos depositado nuestros ahorros, nuestra confianza, a ellos les pagamos intereses, y de ellos reclamamos los mejores intereses, sin saber que la bonanza posiblemente vendrá de la financia-

ción de la deforestación o el tráfico de armas. A lo mejor nos podemos ahora decir que el caos se deriva de tantas injusticias cometidas por intereses oscuros. Nada más oscuro, anónimo e invisible que nuestra indiferencia, la mayor causa de injusticia y de violencia. En un mundo interconectado, cuya esencia misma es la relación, no podemos esperar cambios en la economía, sin cambios en las relaciones entre individuos, culturas y países. Pero estos cambios están simultáneamente relacionados con grandes transformaciones en el campo de las ciencias. Lo que creíamos de la materia y la energía, de la vida, del cerebro y las moléculas, se ha ido derrumbando de tal manera, que estamos asistiendo a un nuevo renacimiento. Partimos de una concepción de la Tierra como centro sometido

al determinismo de leyes incomprensibles e inmutables, hasta que descubrimos que la Tierra no era el centro, y humanizamos la vida para que surgiera en el siglo de las luces la fecunda relación de ciencia y arte. Dejamos de ser el ombligo del mundo y, en la humildad de no ser el centro, descubrimos nuestro potencial humano en un renacimiento que nos liberaría de las cadenas de una visión trascendente que niega la inmanencia del ser. Descubrimos que, más allá de la fe, existía también la magia de la razón. Continuamos nuestro periplo descubriendo, en las leyes de la evolución, que no estábamos separados de la gran cadena de la vida y miramos con gratitud las huellas de la luz en la radiactividad y la transparencia mineral y el programa de las semillas floreciendo en nuestra propia humanidad.


Dieta integrativa La dieta que tu salud necesita

SOLUCIONES DESDE LA MEDICINA INTEGRATIVA

Dieta integrativa

La dieta que tu salud necesita Elisa Blázquez Blanco

Sabiduría popular

y plantas curativas Recopilación extraída de un estudio etnobotánico en Navarra Silvia Akerreta Mª Isabel Calvo Rita Yolanda Cavero

Consíguelos en tu librería habitual, en www.natursanix.com o en el 91 125 09 23


Y, con todo ello, vislumbramos el ascenso del hombre desde la entropía y la gravedad a la levedad de una consciencia ascendente. Henos aquí hoy en un vórtice crucial, un cruce de caminos cósmicos que confluyen en la mota del polvo cósmico que es la Tierra, para convertirnos en un agujero negro, una singularidad de la que emerge un nuevo mundo. Estamos en el ojo del huracán. Pero podemos elegir estar en la periferia, en la que los veloces vientos nos impedirán vivir y ver con claridad. Todo depende de nuestra actitud. ¿Podremos mantener la solidaridad, la cohesión, la unión céntrica más allá de los intereses periféricos para permanecer en ese centro humano donde podemos vivir según una escala de valores que recree la presencia participativa que da fuerza a la vida? ¿Podemos sostenernos en ese centro de inclusividad, donde con el fuego céntrico del amor incondicional derritamos los intereses mezquinos y exclusivistas, para ser simplemente lo que somos: humanos, hermanos, partícipes de esa quintaesencia del alma colectiva, a la que vamos surgiendo sin tener que renunciar a lo sagrado de nuestra individualidad, nuestra unicidad? ¿Podremos, a fin de cuentas, tenernos en cuenta y ser partícipes de una contabilidad humana en la que todos cuentan, para que entre todos generemos la verdadera economía de la abundancia: la libertad? ¿Será posible conservar la paz del centro, en medio del cambio vertiginoso de los eventos, y sentir que somos nosotros mismos los que emergemos a un nuevo nivel de la conciencia?

Somos únicos, sí, pero no podemos ser humanos si no consagramos nuestra unicidad irrepetible al concierto de la humanidad. Que cada uno dé la nota. Que cada uno sea, como decía Gandhi, el cambio que quiere para el mundo. Que cada uno se rebele contra toda forma de dependencia para alcanzar en la interdependencia responsable la genuina expresión de una libertad con responsabilidad, esencia creadora de la nueva Tierra. Si pudiéramos traducir el sentido de los descubrimientos de las ciencias emergentes en una metáfora cultural correspondiente, tendríamos los mejores argumentos para cambiar nuestra conciencia. En los últimos 20 años la neurociencia y la epigenética han barrido todos nuestros viejos conceptos del ser humano que somos. La física nos habla de múltiples universos, de la plenitud del vacío, de la no localidad, de la superposición de estados y el profundo misterio del observador que, no sólo cambia lo observado, sino que también lo puede recrear. La biología nos conduce al poema de la autopoiesis, una vida que se auto-recrea, desde patrones de información y de conciencia que dirigen cascadas ordenadas de moléculas, participando en un concierto de cooperatividad. Nos inventamos la vida, el cerebro mimetiza el mundo externo y lo reconstruye adentro: el mundo que vemos se refleja y se inventa al interior. Es ese mundo que proyectamos en nuestro modo de consumir, de ser, de vivir. Lo que sentimos de los otros es lo que en el fondo sentimos de nosotros. La emoción y el pensamiento integrados producen el mundo del sentir, la fuerza más

poderosa para transformar nuestro modo de vivir. Ser en el mundo es un asunto de sentimientos. ¿Cómo nos sentimos? ¿Qué sentimos acerca del otro y de nosotros? ¿Nos sentimos queridos? ¿Amamos de verdad? ¿Podemos sentir el árbol, la mirada, el hambre, la necesidad? Cuando de veras sentimos, somos, nos removemos por dentro y, así, conmovidos, renacemos a un mundo que ahora es también interior. El universo, todos los universos interpenetrados como un multiverso, se convierten en la singularidad del presente en uno mismo. El lugar donde al ser únicos damos nuestra nota, para que la sinfonía del cosmos resuene al interior. Si más allá del conocer, sintiéramos en vivo hoy que el cerebro se reconstruye a sí mismo, que la vida es un invento de la vida que se va renovando permanentemente, y que además del cuerpo y las moléculas vivimos en nuestra cultura, ya seríamos el cambio que el mundo necesita hoy. Emergemos de la materia, sí, pero al mismo tiempo la fuerza del espíritu desciende y su interacción es esta corriente de conciencia que somos. Estamos naciendo en cada momento. En cada instante morimos. Entre el nacimiento y la muerte como dos orillas, la gran corriente de la vida. No tendríamos por qué temer la muerte. No tendríamos por qué temer el renacer. Morir y renacer son las dos riberas de la vida. Y la vida es la corriente que nos conecta a la creación. Antes y después de la vida, ni más ni menos que la vida. JORGE CARVAJAL POSADA

VIVO SANO 65


Nunca te sentirás tan lleno de vida Dale a tu cuerpo un descanso en un entorno natural y disfruta de unas instalaciones de prestigio centenario que cuentan con: Masaje Celta

Inhalaciones

Baños de burbujas e hidromasaje

Envolvimientos de limos y algas

Circuito termal

Tratamientos faciales y corporales

Programa antiestrés

Programa especial chocolate

Idealmente indicado para: aparato locomotor, respiratorio, enfermedades de la piel, reumatológicas, estrés, descanso…

HAGA SU RESERVA Vilariño (Sambreixo) · Palas de Rei · (Solo a 20 minutos de Lugo) Tel. 982 153 232 · 982 374 135 Fax. 982 374 098 info@balnearioriopambre.com · www.balnearioriopambre.com

SUSCRÍBASE A LA REVISTA VIVO SANO DE REGALO LOS LIBROS “HOGAR SIN TÓXICOS” Y “MEDICINA DEL HÁBITAT”

* Suscripción de 2 años con periodicidad trimestral por un total de 42,80€, gastos de envío a destinos nacionales incluidos. Para destinos fuera de España contacte con nosotros.

Nombre:

NIF/CIF:

Dirección: Población: C.P.: Soy:

Provincia: Teléfono: Profesional o Terapeuta

E-mail: Particular

Punto de Venta o Herbolario

Otro:

La suscripción se entenderá renovada por otros 2 años por un importe de 42,80€ salvo aviso previo de 30 días

Realice el pago de 42,80€ mediante transferencia a la cuenta de La Caixa 2100 2908 99 02 00177935 indicando en el concepto nombre y NIF/CIF o bien mediante tarjeta o PayPal a través de www.vivosano.org. Y envíenos este formulario por e-mail a contacta@vivosano.org, o bien por correo postal a Revista Vivo Sano, Príncipe de Vergara 36 – 6º derecha – 28001 Madrid. También puede llamarnos y suscribirse telefónicamente.

 www.vivosano.org  91 299 94 11  contacta@vivosano.org Le informamos de que sus datos personales serán incluidos en un fichero responsabilidad de Fundación Vivo Sano con domicilio en Príncipe de Vergara, 36 6º derecha, 28001 Madrid, con la finalidad de gestionar la relación con usted y mantenerle informado sobre ofertas y promociones de productos o servicios propios o de terceros, del sector de la salud y otros sectores afines. En todo caso, podrá ejercer sus derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición a través de comunicación escrita, fechada y firmada, aportando fotocopia del DNI o documento equivalente a la dirección indicada, y concretando su solicitud.


PRANALIFE Armonizadores de los Centros Energéticos Ayuda a armonizar la energía y la información de cada uno de los siete centros de regulación energética o chacras.

La Línea Pranalife incluye armonizadores de los principales ejes de relación energética entre los centros (1-7-6, 2-5-6 y 3-4-6).

Pídelos en los teléfonos 902 760 915 - 91 125 09 22 o a través de: pedidos@equisalud.com

Más información en www.equisalud.com


Línea

REGULADORES BIOLÓGICOS

HoloRam

Tel. 902 760 915 – 91 125 09 22 www.equisalud.com

Revista Vivo Sano, nº4  

Revista de salud y vida natural de la Fundación Vivo Sano

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you