Page 53

para determinar los efectos nocivos y los favorables de los diferentes lugares en los que podemos vivir. ONDAS CEREBRALES Mediante la electroencefalografía hemos realizado muchas investigaciones para estudiar la relación entre las variaciones de las ondas cerebrales y los diferentes lugares: alterados, neutros y favorables. Hay cuatro tipos principales de ondas cerebrales: • Beta (de 60 a 14 hercios): actividad mental intensa. • Alfa (de 14 a 8 hercios): relajación. • Theta (de 8 a 4 hercios): calma profunda. • Delta (de 4 a 0 hercios): sueño profundo.

Las investigaciones muestran que los cuatro tipos de ondas están siempre presentes, aunque una de ellas esté predominando en un determinado momento. Hemos podido comprobar la influencia de las alteraciones geofísicas en las frecuencias cerebrales. Cuando la persona está en una zona alterada, como una corriente de agua subterránea, el número de ciclos es superior en las frecuencias más altas al que presenta esa misma persona en un lugar libre de estas alteraciones, lo que produce de forma inmediata estrés, ansiedad, cambios de comportamiento y trastornos del sueño. Precisamente, las ondas cerebrales relacionadas con la relajación, la calma y el sueño se ven afectadas por el hecho de estar sobre es-

tas alteraciones y con la aparición de estos trastornos. RESISTENCIA ELÉCTRICA DE LA PIEL Asimismo hemos podido verificar en cientos de trabajos las variaciones de la resistencia eléctrica de la piel que suceden al entrar en una zona geofísicamente alterada. Al igual que el miedo, la ira o el deseo sexual modifican la resistencia eléctrica de la piel, entrar en una zona alterada geofísicamente provoca la reactividad del sistema nervioso y vegetativo del organismo, y es lo que causa la diferencia de potenciales de la piel y variaciones de la resistencia eléctrica de la piel. Estos cambios se deben a una reacción de las glándulas sudorí-

VIVO SANO 53

Revista Vivo Sano, nº8  
Revista Vivo Sano, nº8  

Revista de salud y vida natural de la Fundación Vivo Sano