Page 63

te, nos legaron la clave para resolver cualquier conflicto. Desgraciadamente, el ser humano crea religiones para dar culto al individuo, pero no sigue las enseñanzas y ejemplo que ese Ser dio en su vida para mostrarnos el camino a seguir. El “ojo por ojo” y “diente por diente” no sirve a medio y largo plazo. Eso ha quedado más que demostrado. El sol sale por el extremo oriente, llega al cénit en el medio oriente y se pone en occidente. Estableciendo una analogía en el ser humano. Oriente representaría nuestra cabeza, el Medio Oriente el tórax, y Occidente el abdomen. ¿Dónde nos encontramos en este momento como humanidad? En el diafragma, que es el punto crítico entre lo superior y lo inferior en nosotros, lo

humano y lo animal, lo cordial y lo visceral, el altruismo y el egoísmo, el amor incondicional y el apego-aversión. Hablar de cultura de síntesis implica hablar de cordialidad, término que tiene su raíz en la palabra latina cor, cordis. ¿Qué tienen en común palabras como: cordialidad, cardiología, acuerdo, recuerdo, corazonada, coraje, cordura, concordia? Todas ellas tienen su origen en el corazón. Incluso la palabra “memoria” tiene relación con el corazón. Los antiguos latinos llamaban “mente” al corazón, y “tener en el corazón” es sinónimo de “tener la mente en alguna cosa” o “tener la cosa internamente presente”. Así que la memoria no es mental, sino cordial. De todas estas reflexiones surge una propuesta práctica: si

queremos avanzar hacia una cultura de síntesis, tenemos que empezar a “cultivar el terreno” con cada uno de nosotros. Dicho “terreno” es nuestra personalidad, y la conciencia, el alma, es el que cultiva. Filosofar y tratar de ayudar al mundo externo sin cambiar nuestro interior es una pérdida de tiempo. Más aun, cuando la mayoría de las propuestas están fundamentadas en el juicio y la crítica. Qué fácil es ver lo que otros deberían cambiar y qué difícil es ver lo que en nosotros es mejorable. Aspiramos a que nuestra vida sea más plena, feliz y próspera. Paradójicamente, hacemos exactamente lo contrario para conseguir el objetivo. La energía de síntesis presente en estos momentos, es una oportunidad dorada para sin-

VIVO SANO 63

Revista Vivo Sano nº 12  

Revista de salud y vida natural de la Fundación Vivo Sano