Page 60

Los doce jyotirlingams descritos en el Shiva Mahapurana y todavía activos son: Somnath en el Gujarat, Malikarjuna, en Andra Pradesh en Sri Sailam, y descrito por Helena P. Blavatsky cuando peregrinó allí en el siglo pasado, Mahakaleshwar, Omkareshwar, Kedarnath en los Himalayas, Bhimashankar, Kashi Vishwanath en Benarés, Triambakeshwar Shiva Temple, Nageshwara en Dwaraka, donde Krishna fue rey, Baidyanath, Rameshwar y Grishneshwar. Benarés es uno de los destinos más emblemáticos de India, ciudad santa a donde peregrinan muchos hombres santos de Asia, y lugar preferido por los hinduistas devotos para dejar su cuerpo físico. En Benarés, Varanasi o Kashi (su nombre original significa “la Joya en el Loto”) son incontables los templos y santuarios

60 VIVO SANO

que durante siglos han sido visitados. Allí fluye el sagrado río Ganges, proveniente subterráneamente del Monte Kailash, y es condición sine qua non para el peregrino, sumergirse en las aguas sanadoras del Ganges e impregnarse de las corrientes energéticas que fluyen en el río sagrado. Corriente que necesariamente generará transformaciones en el peregrino. En América, la espectacular peregrinación andina al santuario de nuestro Señor de Qoylloriti, cerca de Cuzco, a los pies del nevado Ausangate en Perú, es uno de las mayores eventos religiosos de los Andes, celebrado en honor del Señor de Qoylloriti, con la participación de más de 10.000 peregrinos que se desplazan al santuario del valle andino situado a 4.700 metros de altitud, desde todas las comunidades de Perú. Este

lugar fue declarado patrimonio cultural de la nación en 2004, y en 2011 la Unesco inscribió a la “peregrinación al santuario del Señor de Qoylloriti” como integrante de la lista representativa del patrimonio cultural inmaterial de la humanidad. En Perú también el arte textil de la isla de Taquile, en el lago Titicaca, está incluido en la lista de la Unesco como patrimonio intangible. El Lago Titicaca es otro foco importante de sabiduría perenne en América, y ya en tiempos de los Incas, los sacerdotes del Sol realizaban a la vista de los peregrinos rituales sagrados para el beneficio de toda la humanidad. La búsqueda del ser humano a lo interno, lo profundo y la completa autotransformación, es lo que mueve al peregrino a realizar en muchas ocasiones proezas en sus viajes a lugares remotos, a veces de difícil acceso, superando sus propios límites físicos, emocionales, energéticos y psíquicos. Comprender y amar al prójimo, ser compasivos y tolerantes con nuestros semejantes, pensar de una forma nueva, pensar en el corazón. Sentir y pensar desde el corazón es el sentido profundo de una peregrinación. De esta manera, nos conectamos a toda la red del planeta y del cosmos de forma totalmente consciente, sirviendo al plan de la evolución. Es la vía del corazón, que es la vía de la síntesis. ROSA SORROSAL MARÍ Psicóloga clínica Sintergética

Revista Vivo Sano nº 12  

Revista de salud y vida natural de la Fundación Vivo Sano