Page 19

LA ESCUCHA Una máxima de la Medicina Integrativa dice que nacimos con dos orejas y una sola boca porque esta es la proporción correcta entre escuchar y hablar: 2:1. En Medicina Integrativa se vuelve a una historia clínica clásica, con una anamnesis extensa del paciente, recogiendo datos no sólo de su enfermedad, sino también de sus hábitos, de su situación vital, profesión, relaciones familiares, etc. No es un dato irrelevante que un cáncer acontezca después de la muerte de un familiar querido y de haber padecido tras esa muerte, una depresión. O que una enfermedad autoinmune acontezca en medio de un tormentoso proceso de divorcio. Las enfermedades tienen íntima relación con la vida de aquellos en las que se producen.

EN AMBAS DISCIPLINAS, MEDICINA INTEGRATIVA Y PSICOANÁLISIS, LA ESCUCHA ES FUNDAMENTAL En psicoanálisis la escucha del psicoanalista es un elemento fundamental: hasta tal punto que se dice que es la escucha la que funda el habla; ¿esto qué quiere decir? Que como el paciente se siente escuchado, no se siente juzgado ni condenado, al psicoanalista nada de lo que dice le molesta, ni le escandaliza, ni le asusta… El paciente se siente con la libertad de decir lo que se le ocurra, pierde el temor a expresar sus fantasías más inconfesables, sus deseos, sus temores. Y solo esto, ya lo empieza a mejorar, porque no hablar nos lleva a actuar en el cuerpo. Aquello que no podemos decir con la palabra, lo expresamos a través de la enfermedad: empezar a hablar es empezar a curarse.

LA ATENCIÓN EN EQUIPO El psicoanálisis es exquisitamente comunitario, aunque sea un psicoanalista el que se relaciona directamente con el paciente, es toda una Escuela la que lo atiende, en el sentido de que mientras el psicoanalista esté en ejercicio, tiene su psicoanálisis personal, sus grupos de estudio y formación, la supervisión individual y grupal de los casos, de tal manera que lo que hace con el paciente nunca es un acto solitario. La Medicina Integrativa trabaja también en equipo: médicos, enfermeras, fisioterapeutas, acupuntores, homeópatas, de tal manera que aunque haya un médico responsable directo del paciente, es todo el equipo el que lo atiende. Estas coincidencias conceptuales, entre otras que se podrían describir, entre la Medicina Integrativa y el psicoanálisis, hacen que estas dos disciplinas se complementen y potencien muy eficazmente; podemos decir que los éxitos de la Medicina Integrativa se duplican incluyendo el psicoanálisis. Por ejemplo, partamos de un caso común que vemos en nuestra clínica. Llega un paciente con un cansancio extremo, que ha sido diagnosticado de fatiga crónica. La fatiga crónica se caracteriza típicamente por un cansancio intenso

VIVO SANO 19

Revista Vivo Sano nº 12  

Revista de salud y vida natural de la Fundación Vivo Sano

Revista Vivo Sano nº 12  

Revista de salud y vida natural de la Fundación Vivo Sano