Page 1

VIVO SANO SALUD Y VIDA NATURAL

TECNOLOGÍAS QUE DAÑAN LA SALUD FÍSICA, MENTAL Y EMOCIONAL

Nº 12 - 3,95 € TRIMESTRAL

MEDICINA TRADICIONAL INDÍGENA

MEDICINA INTEGRATIVA Y PSICOANÁLISIS Cómo potenciar la salud LA RED ETÉRICA PLANETARIA

ORIENTE Y OCCIDENTE Hacia una cultura de síntesis EL MISTERIO DE LA CONCIENCIA EL SENTIDO DE LAS PEREGRINACIONES Una experiencia vital

PROYECTO UN MUNDO MEJOR Centro de armonización Irati: conexión planetaria de conciencia


EDITORIAL

Un mundo mejor El ser humano es maravilloso. La asombrosa armonía entre todos sus componentes, una capacidad de adaptación sin límites, el don de la imaginación y la creatividad… Cada una de las células que componen nuestro cuerpo tiene sus características particulares que utiliza con la mayor eficiencia en su trabajo diario. Así la estructura de una neurona es el fruto de siglos de evolución y adaptación para su función específica en el sistema nervioso. De un modo natural siempre actúa lo mejor que puede, independientemente de las circunstancias, da igual que estemos con gripe o bailando. Cada célula conoce de modo intrínseco su función, sabe su partitura en la sinfonía armónica que es nuestro cuerpo. Las células se agrupan en tejidos, éstos en órganos y luego en sistemas. Es extraordinario cuando estamos sanos como cooperan entre ellos, sin interrumpirse, en perfecta sinergia y para nuestro mayor bien. Como es en el microcosmos de nuestras células, lo es a nivel más amplio en nuestra sociedad, en nuestras relaciones e incluso más amplio aún en la relación que mantenemos con el planeta que nos sustenta.

Así, para tener una sociedad sana necesitamos que cada uno de sus componentes esté sano, y como nuestras pequeñas células, que aporte lo mejor de sí, con sus características únicas y complementarias, en armonía con el resto de individuos. Esta concepción está detrás de muchas cosmovisiones de las culturas antiguas, y también se recupera en nuevos enfoques integradores, que toman lo mejor de lo tradicional y lo nuevo, de Oriente y de Occidente. Al igual que cada célula es responsable de su función, cada uno de nosotros lo somos de nuestros pensamientos y actos. Somos los dueños de nuestro destino, los capitanes de nuestra alma. No hay nadie igual a nosotros: sólo yo puedo dar esa nota para la que estoy preparado. Entre todos podemos interpretar la más bella melodía, sumando intenciones para un mundo mejor. Lo que damos es lo que recibimos, y lo que entregamos a los demás o al planeta nos viene devuelto. Cuando haya pasado el tiempo y no seamos más que un recuerdo, ¿cuál habrá sido nuestra contribución para lograr un mundo mejor? ALFREDO SUÁREZ Director de la Fundación Vivo Sano VIVO SANO

3


VIVO SANO

sumario

DIRECTOR FUNDACIÓN VIVO SANO Alfredo Suárez DIRECCIÓN Y EDICIÓN Raúl de la Rosa COLABORADORES Dr. Jorge Carvajal Posada, José Manuel López-Menchero González, Fernando Pérez Fernández, Jorge Aníbal Montoya Sierra, Miquel Samarra Stehle, Rosa Sorrosal Marí, Alejandra Menassa de Lucía, Mª Antonia Ribas Boned FOTOGRAFÍA Shutterstock, Ahmad Faizal Yahya. Brocreative, Daxiao Productions, Avatar, Agsandrew MAQUETACIÓN José Vicente Aliaga IMPRESIÓN Grafo Impresores S.L. PUBLICIDAD revista@vivosano.org EDITA Fundación Vivo Sano CONTACTO contacta@vivosano.org www.vivosano.org DEPÓSITO LEGAL V-2719-2013

3 EDITORIAL PROYECTO

6 Lo Mejor de Mí PERSONA SANA

7 Medicina tradicional indígena 14 Medicina Integrativa y psicoanálisis ESPACIO SANO

22 Tecnologías que dañan o limitan la capacidad física, mental, intelectual y emocional 30 Un mundo mejor: Red de armonización planetaria 36 La red etérica planetaria

40 48 54 61

SOCIEDAD SANA El misterio de la conciencia La contribución de VíaManos para lograr un mundo mejor El sentido de las peregrinaciones Oriente y Occidente: hacia una cultura de síntesis


PROYECTO

Proyecto Lo Mejor de Mí Desde el proyecto Lo Mejor de Mí, conscientes del compromiso social de contribuir a la creación de una sociedad más sana en todos los aspectos, hemos realizado dos eventos en el Auditorio de Caixa Fórum con un aforo de 300 personas. El pasado mes de julio, con una masiva participación, compartimos con los asistentes nuestro Curso Base de Desarrollo Personal. En él transmitimos una forma innovadora de autoconocimiento para conocer nuestro verdadero potencial, ser conscientes de nuestros logros, capacidades y talentos, y así crear una biografía positiva de nuestras vidas y vivir la vida que realmente queremos vivir. Todo ello mediante un cambio de pensamiento a positivo para crear una nueva realidad, gracias a uno de los pilares de nuestro proyecto: los ejercicios de

6 VIVO SANO

Consciencia Plena, que nos ayudan a conectar con nuestra verdadera esencia y a alcanzar la paz interior. Asimismo, el proyecto Lo Mejor de Mí, no es ajeno a la situación de crisis actual y al alto porcentaje de desempleo existente entre la población activa de nuestro país, y a la incidencia que esta situación provoca en las personas y en las familias. Esta especial situación nos ha llevado a realizar un curso específico para personas en situación de desempleo: ¡Consigue Trabajo ya! Claves para entender por qué no encuentro trabajo y cambios que tengo que incorporar en mi vida para encontrarlo. Este curso está impregnado de los principios de Lo Mejor de Mí que ha tenido lugar el pasado 14 de septiembre en Caixa Fórum con la inestimable participación de Infojobs,

Sánchez de Lara Abogados, Fundación Adecco, THRibune for Human Rights y Fundación Vivo Sano, que estuvieron representados respectivamente por Jaume Gurt, Cruz Sánchez de Lara, María José Bordetas, Juan Antonio Gómez Bule e Irina Rodríguez de la Flor, directora de Lo Mejor de Mí. Durante el evento, aprendimos a entender la búsqueda de empleo como un proceso de venta, a ser conscientes de nuestro potencial, capacidades y talentos, a planificar nuestra vida laboral e identificar los obstáculos personales que nos impiden conseguir nuestros objetivos, creando metas y a establecer un plan de acción para conseguirlas, así como a hacer una exitosa entrevista de trabajo. Para saber más: www.lomejordemi.org


PERSONA SANA

Medicina tradicional indígena Cosmovisión sobre las medicinas indígenas

Y

a en pleno siglo XXI, existe un renovado interés por todo lo que tiene que ver con las culturas indígenas del mundo, al menos en nuestra cultura occidental, y mucho más entre la gente joven. Muchos, al conocerlas y tener la oportunidad de compartir personalmente experiencias propias de su forma de vida, anhe-

larían poder dejar los sitios donde habitan, no tener que “trabajar” en lo que normalmente hacen en nuestra cultura y regresar a alguno de estos lugares e instalarse a vivir en estas comunidades, e incluso asumiendo sus prácticas sociales, desde lo productivo hasta el cuidado de la salud, pasando por aceptar incluso sus códigos sociales.

Si observamos atentamente este fenómeno, surgen inmediatamente las preguntas: ¿por qué sucede esto?, ¿cuál o cuales son los factores que impulsan este interés y conducta de tantas personas, muchas de ellas jóvenes? La respuesta es tal vez más simple de lo que imaginamos: por el avance permanente en el que está la humanidad, como parte del movimiento evolutivo del planeta y del

VIVO SANO 7


universo en su totalidad; el aprecio por la naturaleza, por lo natural, por asumir en la biodiversidad una actitud de vivir en esta tierra, generando bienestar, haciendo uso de sus recursos naturales, pero respetando la sustentabilidad. En síntesis, avanzando en una actitud de cuidar de todos, cuidar del medio ambiente. Un número cada vez más significativo de personas avanzan en conciencia y encuentran elementos de la vida aborigen atractivos en estos términos, e incluso en sus prácticas y rituales de sanación hallan posibles “alternativas” a los sistemas de salud usuales en sus regiones. A pesar de lo atractivo que puede parecer regresar a un modo de vida más primitivo,

8 VIVO SANO

creemos que una decisión en este sentido sería eso: “regresar” en la posibilidad que tenemos en la raza humana con una tendencia definida al mestizaje, de progresar, aprender y aprehender lo mejor que todos estos sistemas puedan aportar a la humanidad. Incluso, en un movimiento de retorno, compartir muchos de los elementos valiosos que la sociedad moderna ha logrado en variados campos y que estas culturas podrían integrar a su forma de vida, siempre acercándonos de una manera respetuosa. Aquí hallamos un elemento eminentemente práctico, desde el punto de vista cultural, debido a que sabemos existe un propósito en las culturas indígenas de América, y en

algunos pueblos de Asia, que entre otras cosas tienen ya un avanzado nivel de comunicación e integración. Este propósito está determinado por los “sabedores” y personas ancianas de la comunidad, quienes muchas veces mantienen vivas las tradiciones culturales para compartir lo mejor de sus elementos de supervivencia, incluyendo muchas de sus prácticas sanadoras. Esto sucede no solamente entre estas culturas, sino con el mundo contemporáneo, al que se refieren muchas veces como “el mundo blanco”. Existen elementos comunes en las cosmovisiones de las diferentes culturas, los cuales nos permitirán comprender en profundidad todo el valor de un acercamiento en


este sentido, e incluso todas las relaciones de aprendizaje que pueden inferirse, cuando estos elementos se evalúan, desde las prácticas culturales hasta los elementos de su cosmovisión médica o sanadora. Cuando poseemos una visión lo suficientemente amplia, descubrimos que forman parte de un contexto mayor, que se puede resumir como “vida saludable”. Entre estos elementos comunes vamos a describir de una manera práctica los que podrían ser más significativos, y además darnos pautas claras

8 VIVO SANO

que nos ayuden a aunar elementos útiles a la vida diaria, y a implementar acciones en cualquier lugar donde vivamos. La cosmovisión indígena podría entenderse como el conjunto de creencias, valores y costumbres de los pueblos indígenas y su relación con el entorno. En la cosmovisión médica y de salud indígena también existen “agentes” de salud propios de la cultura con funciones muy definidas entre sus miembros. Estas personas tienen en muchas ocasiones funciones mucho más amplias que lo propiamente

médico, laborando en muchas áreas del tejido social, incluyendo lo político, lo alimenticio, el orden, las relaciones con lo espiritual y sobrenatural, el medio ambiente, etc. En general, no existe una separación entre naturaleza y cultura, orden natural y orden social, individuo y sociedad. Numerosas enfermedades del cuerpo serían el resultado de desequilibrios en lo sobrenatural y de un deterioro en la relación entre el individuo y la naturaleza. Los pueblos indígenas no solo piensan el mundo, lo sienten; y lo hacen como si

VIVO SANO 9


fuera un organismo, con componentes relacionados que se necesitan unos a otros. Nadie está aislado, ni en el espacio, ni en el tiempo; por ejemplo, los ancestros forman parte permanentemente de la realidad vital. A partir de una historia olvidada, que no por eso deja de ser cierta, hoy sabemos que el poblamiento de América pudo darse desde hace por lo menos 40.000 años. Empezó en la Patagonia y el nordeste brasilero, en una posible ruta sur-norte, tan antiguo como la presencia del sapiens en Europa y Australia, y conectado con territorios de origen fuera del continente que apenas estamos dilucidando.

10 VIVO SANO

En ello coinciden datos paleontológicos y arqueológicos, los mitos del origen de los pueblos indígenas y muchas de las investigaciones actuales. Según algunos de estos mitos, las madres y padres creadores, antes de la desaparición de sus tierras ancestrales, se dispersaron por lugares seleccionados del mundo creando o entrando en diálogo con estos pueblos originarios, instaurando una “Ley de Origen” semejante, que permitió la recreación de un mundo que hoy llamaríamos sostenible y sustentable. Podemos dar ahora unos ejemplos sencillos y prácticos de como todos estos elementos confluyen y permiten elaborar

una propuesta de salud efectiva, profunda, tendiendo a la autogestión. Los pacientes son acompañados a comprender sus procesos de aprendizaje que pueden compartir en sus núcleos familiares y sociales. Un ejemplo es el uso de plantas conocidas desde generaciones anteriores, muchas veces no sólo en su concepción bioquímica, sino por su poder energético vital. Buena parte de ellas se estudian y utilizan con excelentes resultados en la ciencia oficial. Como ejemplos concretos citaremos la hoja del eucalipto que se usa en síndromes gripales, como infusión y también en inhalaciones para congestiones sinusales; el “pelo” del maíz


tierno, como diurético en los casos que se deben eliminar líquidos; los pétalos de rosa, en infusiones para relajación e incluso para regulaciones orgánicas. A semejanza de algunos pueblos indígenas, donde el médico tradicional es quien cuida la relación sana del paciente con su núcleo social, como entre los paeces de Colombia (nasa peisa, “el que cuida la gente”), o los callawaya de Bolivia, que cuidan la relación del paciente dentro de su tejido social, en la propuesta de

una medicina integrativa sabemos que la adecuada relación entre médico y paciente, en la que éste siente y sabe que es atendido y cuidado, posee un poder terapéutico enorme. La utilización de las manos como instrumentos de terapia y los ejercicios de polaridad y regulación de funciones energéticas, permiten prácticas sencillas y efectivas que ahorran recursos y permiten al paciente colaborar en su propio bienestar y en el de sus núcleos familiares. Muchísimo más se podría es-

cribir y contar acerca de la realidad de la sabiduría de los antiguos pueblos, aún vigente, y también del enorme valor de los logros de la civilización contemporánea; la idea es caminar en una actitud integradora que nos permita crecer a todos. JORGE ANÍBAL MONTOYA SIERRA MD Médico cirujano, Universidad Pontificia Bolivariana Medellín, Colombia Medicina Sintergética

VIVO SANO 11


PERSONA SANA

Medicina Integrativa y psicoanálisis P artimos de la máxima de que todo lo que nos pasa es un proceso que se va produciendo en cada uno de nosotros. Tanto mantener la salud, enfermar o curarse precisan de un trabajo. Quizás nos parece más fácil pensar que estar saludable lo requiere. Aquellos que cuidan de su salud lo saben. Mantenerse sano exige seguir un determinado tipo de alimentación, realizar alguna actividad física regular, alimentar el alma con alguna actividad creativa o cultural, rodearse de gente amada, etc. De esta manera, el concepto de salud se amplía y ya no se reduce a la ausencia de enfermedad.

14 VIVO SANO


¿CÓMO TRABAJAMOS PARA PRODUCIR LA ENFERMEDAD? La mayoría de las veces lo hacemos de manera inconsciente. Casi todo el mundo sabe que fumar acorta la supervivencia y se asocia a enfermedades como el cáncer de pulmón y de otros órganos, enfermedades del corazón, como el infarto de miocardio, etc. Lo mismo pasa con la obesidad; sin embargo, muchas perso-

nas siguen fumando y descuidando su alimentación: podemos decir que “trabajan para su enfermedad”. La Medicina Integrativa busca construir una salud integral, un nuevo paradigma de medicina que pretende un abordaje global del paciente, incluyendo su cuerpo biológico, su psiquismo, incluso su situación social. Esto ha de hacerse, no sólo con instrumentos téc-

nicos, sino con sistemas conceptuales que le permitan pensar esa realidad tan compleja que es la realidad humana, tanto en la salud —para producirla— como en la enfermedad —para comprenderla y tratarla—. Dentro de los múltiples instrumentos de los que la Medicina Integrativa se sirve, está el psicoanálisis, ya que hay muchas enfermedades que no podremos curar si no tenemos en cuenta el factor psíquico. ¿POR QUÉ SE POTENCIAN TANTO ESTAS DOS DISCIPLINAS? Tanto el psicoanálisis como la Medicina Integrativa necesitan la implicación del paciente. Muy poca gente quiere hacerse responsable de lo que le sucede, no queremos darnos cuenta de que en la obra de teatro de nuestra vida, nosotros somos los actores principales, elegimos los personajes y escribimos el guion. Es verdad que nadie es responsable absoluto de enfermarse de esta o aquella enfermedad, pero cuando enfermamos, sí podemos decidir si queremos trabajar o no para curarnos.

VIVO SANO 15


Frente al modelo paternalista de la medicina convencional, donde el paciente se presenta como un hijo dócil que debe obedecer fielmente las órdenes del médico/padre, tanto el psicoanálisis como la Medicina Integrativa requieren

CUANDO ENFERMAMOS, PODEMOS DECIDIR SI QUEREMOS TRABAJAR O NO PARA CURARNOS del paciente una colaboración activa en el tratamiento. Muchos pacientes llegan a la consulta y dicen: “¿Usted no me puede hipnotizar y curarme?” A lo que respondemos: “Me temo que no podemos hacer nosotros todo el trabajo, sin su colaboración no será posible el tratamiento”. En Medicina Integrativa sucede algo similar: el paciente ha de cambiar sus hábitos de alimentación, su sedentarismo, etc., para poder sanar. Digamos que si estamos enfermos fue nuestra manera de vivir y nuestra personalidad las que contribuyeron a enfermarnos, y si no cambiamos de personalidad, no podremos sanarnos.

Conocemos los inconvenientes de esto: la resistencia al cambio, la manera desesperada con la que las personas se adhieren a lo conocido y rechazan lo nuevo. Pero no hay otro camino, el cambio es el camino. La psiquiatría le promete al paciente la curación por la psicofarmacología: “tómese esto y se sentirá mejor”. Y es posible que mejore el síntoma, pero nada cambiará del conflicto que está produciendo el síntoma y, de alguna otra manera, se terminará expresando este conflicto. Narcotizar “al monstruo” no acaba con él, y aunque sea más doloroso convocarlo para vencerlo, al fin y al cabo, es lo único verdaderamente eficaz. ESTRUCTURA BIOQUÍMICA Y FISIOLÓGICA, Y ESTRUCTURA PSÍQUICA Nuestras células forman parte de tejidos; estos tejidos, para que la función celular sea óptima, deben mantenerse en unos niveles de pH determinados. Sólo el estómago en ambos sexos y la vagina en la mujer trabajan con un pH ácido. El resto de las células trabajan con pH neutro-básico. Cuando el medio que rodea a las células es ácido, estas son como peces en un mar contaminado, no trabajan ni rinden igual. Desde la Medicina Integrativa, con el instrumento de la biorresonancia, podemos detec-

VIVO SANO 17


tar si nuestras células están trabajando en un ambiente de acidosis, si hay inflamación tisular, si eso afecta a nuestro sistema inmune, etc. Más allá de cuál sea la enfermedad causal (enfermedad autoinmune, cáncer, etc.) los cambios producidos a nivel tisular son similares y, modificando estas condiciones, podemos modificar el estado patológico. Se trata de darle a las células los elementos necesarios para que ellas mismas se recuperen y restablezcan su funcionamiento normal; en esto se basa someramente la Medicina Ortomolecular (instrumento del que se sirve la Medicina Integrativa). Lamentablemente, sobre todo en las enfermedades crónicas, la medicina se dedica fundamentalmente a tratar síntomas, no va a las causas bioquímicas últimas (estructura), lo que sí

hace la Medicina Integrativa. Pero con el psicoanálisis pasa algo similar: más allá de que estemos frente a un trastorno de angustia, una depresión o una enfermedad psicosomática, el tratamiento es el mismo: darle al paciente instrumentos para que resuelva sus conflictos de una manera más sana, sin necesidad de enfermar. Digamos que la enfermedad mental o la enfermedad psicosomática, acontecen en un determinado momento de la vida, pero como el vaso se rompe por donde tenía un “pelo”, los humanos “nos rompemos” por donde nuestra constitución era más frágil. Así como la psiquiatría trata síntomas o la psicología cognitivo conductual intenta modificar conductas, el psicoanálisis va a la estructura: a reparar esa zona frágil, de tal manera que los cambios son

TANTO LA MEDICINA INTEGRATIVA COMO EL PSICOANÁLISIS VAN A LA ESTRUCTURA; UNA A LA ESTRUCTURA BIOQUÍMICA Y FISIOLÓGICA, EL OTRO A LA ESTRUCTURA PSÍQUICA

18 VIVO SANO

mucho más profundos y duraderos. Es como rehacerse de nuevo. Nuestra personalidad se va constituyendo por mecanismos de identificación, pero tendemos a identificarnos al defecto más que a la virtud; así, hay muchas hijas que, habiendo criticado toda su vida a su madre, terminan repitiendo el defecto más prominente en ella. Por eso, se trata de revisar nuestras identificaciones, de producir, nuevamente, modificaciones estructurales. Por tanto, podemos decir que ambos, tanto la Medicina Integrativa como el psicoanálisis son tratamientos etiológicos, van a la causa, a la raíz. La medicina convencional aspira a ello, pero la mayoría de las enfermedades crónicas son de causa desconocida o idiopáticas para ella, con lo cual se ve abocada a tratar síntomas y renunciar a abordar la etiología.


LA ESCUCHA Una máxima de la Medicina Integrativa dice que nacimos con dos orejas y una sola boca porque esta es la proporción correcta entre escuchar y hablar: 2:1. En Medicina Integrativa se vuelve a una historia clínica clásica, con una anamnesis extensa del paciente, recogiendo datos no sólo de su enfermedad, sino también de sus hábitos, de su situación vital, profesión, relaciones familiares, etc. No es un dato irrelevante que un cáncer acontezca después de la muerte de un familiar querido y de haber padecido tras esa muerte, una depresión. O que una enfermedad autoinmune acontezca en medio de un tormentoso proceso de divorcio. Las enfermedades tienen íntima relación con la vida de aquellos en las que se producen.

EN AMBAS DISCIPLINAS, MEDICINA INTEGRATIVA Y PSICOANÁLISIS, LA ESCUCHA ES FUNDAMENTAL En psicoanálisis la escucha del psicoanalista es un elemento fundamental: hasta tal punto que se dice que es la escucha la que funda el habla; ¿esto qué quiere decir? Que como el paciente se siente escuchado, no se siente juzgado ni condenado, al psicoanalista nada de lo que dice le molesta, ni le escandaliza, ni le asusta… El paciente se siente con la libertad de decir lo que se le ocurra, pierde el temor a expresar sus fantasías más inconfesables, sus deseos, sus temores. Y solo esto, ya lo empieza a mejorar, porque no hablar nos lleva a actuar en el cuerpo. Aquello que no podemos decir con la palabra, lo expresamos a través de la enfermedad: empezar a hablar es empezar a curarse.

LA ATENCIÓN EN EQUIPO El psicoanálisis es exquisitamente comunitario, aunque sea un psicoanalista el que se relaciona directamente con el paciente, es toda una Escuela la que lo atiende, en el sentido de que mientras el psicoanalista esté en ejercicio, tiene su psicoanálisis personal, sus grupos de estudio y formación, la supervisión individual y grupal de los casos, de tal manera que lo que hace con el paciente nunca es un acto solitario. La Medicina Integrativa trabaja también en equipo: médicos, enfermeras, fisioterapeutas, acupuntores, homeópatas, de tal manera que aunque haya un médico responsable directo del paciente, es todo el equipo el que lo atiende. Estas coincidencias conceptuales, entre otras que se podrían describir, entre la Medicina Integrativa y el psicoanálisis, hacen que estas dos disciplinas se complementen y potencien muy eficazmente; podemos decir que los éxitos de la Medicina Integrativa se duplican incluyendo el psicoanálisis. Por ejemplo, partamos de un caso común que vemos en nuestra clínica. Llega un paciente con un cansancio extremo, que ha sido diagnosticado de fatiga crónica. La fatiga crónica se caracteriza típicamente por un cansancio intenso

VIVO SANO 19


que no mejora con el reposo, ya que el sueño no es reparador. En la biorresonancia hallamos algunos datos: situaciones de miedo y estrés. Nos dice también que algo anda mal en las suprarrenales, la DHEA aparece disminuida y el tono simpático aumentado, tiene disbiosis intestinal y acidosis. Desde el punto de vista del diagnóstico de biorresonancia padece una insuficiencia adrenal subclínica, que es la responsable del cansancio. Empezamos a preguntarle al paciente y vemos que tiene la personalidad típica de un tras-

torno de angustia o ansiedad (lo que vulgarmente se conoce como estrés): ve el futuro negro, siempre que va a emprender algo cree que le saldrá mal, puede tener un cierto componente de hipocondría o temor a tener una enfermedad grave, puede haber tenido crisis de angustia (palpitaciones, sudoración, temblores, miedo a morir o a volverse loco) y una fuerte tendencia a controlarlo todo. Si lo abordamos de manera integral, debemos tratar esa insuficiencia adrenal con complementación ortomolecular, tratar la disbiosis con una

LA MEDICINA INTEGRATIVA Y EL PSICOANÁLISIS SE COMPLEMENTAN Y POTENCIAN MUY EFICAZMENTE

dieta apropiada, pero si no tratamos la angustia, el cuadro volverá a reproducirse en un tiempo, ya que las glándulas suprarrenales son las “glándulas del estrés”, y sus hormonas se consumen cuando el paciente está en constante estado de angustia. Por eso es necesario incluir el psicoanálisis para detectar y tratar el conflicto que está generando la angustia. Este es sólo un ejemplo, la sinergia entre el psicoanálisis y la Medicina integrativa se puede observar también en enfermedades tiroideas, otras autoinmunes: LES (lupus), AR (artritis reumatoidea), vitíligo, cáncer, etc. Somos un todo, no enferma la mente por un lado y el cuerpo por el otro, enfermamos de manera global y, por tanto, el abordaje de la enfermedad debe ser multidisciplinar. DRA. ALEJANDRA MENASSA DE LUCÍA Médico Internista. Psicoanalista CMI-Clínica Medicina Integrativa

20 VIVO SANO


ESPACIO SANO

Tecnologías que dañan o limitan la capacidad física, mental, intelectual y emocional U no de los resultados de la tremenda evolución de nuestra sociedad es el aumento de la esperanza de vida. Sin

22 VIVO SANO

embargo, esta evolución ha tenido como consecuencia el cambio en el tipo de enfermedades más frecuentes y un predominio de pato-

logías crónicas y de afecciones que dañan o limitan nuestras capacidades físicas, mentales, intelectuales y emocionales.


Una de las cosas que tienen en común estas patologías es que están muy relacionadas con los estilos de vida que estamos llevando. El incremento de la oferta de nuevas tecnologías presente en nuestra sociedad es incuestionable. Si hacemos un ejercicio de memoria sobre lo acontecido a lo largo del día, sobre el ambiente en el que se ha desarrollado nuestro trabajo y sobre el entorno en el que hemos descansado y dormido, podemos aventurar que en la mayoría de los casos hemos tenido cerca de nosotros algún dispositivo electrónico o algún aparato eléctrico. Y es que desde que nos levantamos hasta que nos acos-

tamos e incluso durante el tiempo invertido en dormir, las nuevas tecnologías están presentes en nuestro entorno. Presentar una lista con los dispositivos y aparatos más utilizados por el ser humano no sería representativo puesto que los hábitos de uso son diferentes y esta lista sería interminable. Puede abarcar cualquier dispositivo conectado a la corriente eléctrica, la propia instalación eléctrica de nuestras casas, líneas de transporte eléctrico, transformadores, etc., hasta los modernos dispositivos de comunicación inalámbrica como smartphones, tablets y ordenadores portátiles que supuestamente nos hacen la vida más fácil. Todos ellos tienen en común

la emisión de campos electromagnéticos (CEM). Nuestro organismo está preparado para enviar y recibir campos electromagnéticos de baja intensidad. Ahora bien, con el incremento de las nuevas tecnologías se ha producido también un incremento en la intensidad de los campos electromagnéticos, debido a la multiplicación y diversificación de las fuentes generadoras de dichos campos. Pero, ¿sabemos de qué manera interaccionan los campos electromagnéticos que generan todas estas tecnologías con el propio campo electromagnético de nuestro cuerpo? Los bombardeos por radiaciones electromagnéticas son continuos, incesantes e im-

VIVO SANO 23


perceptibles, y su efecto sobre la salud humana constituye un aspecto cada vez más conocido y que genera cierta controversia en el campo de la ciencia. Se habla de efectos térmicos y de efectos biológicos, de que algunos efectos biológicos pueden ser inocuos y de que otros, por el contrario, pueden desencadenar enfermedades. Al margen de toda duda, nuestro organismo es sensible a la exposición a los campos electromagnéticos externos. Veamos de qué manera la comunidad científica nos alerta. EFECTOS RELACIONADOS CON EL AUTISMO En el Informe Bioinitiative 2014, la comunidad científica nos alertó de que los médicos y los profesionales de la salud debían aumentar la visibilidad de los campos electromagnéticos de radiofrecuencias como

24 VIVO SANO

un factor ambiental plausible en las evaluaciones clínicas y protocolos de tratamiento de los Trastornos en el Espectro del Autismo. Considerando el peso global de la evidencia, era una medida de precaución razonable y que debía ser considerada la reducción o eliminación de los campos electromagnéticos del entorno de las personas con desordenes relacionados con el autismo. Muchas alteraciones conductuales y procesos fisiológicos deteriorados en personas con Trastornos en el Espectro del Autismo están estrechamente relacionados con los efectos biológicos y sobre la salud que, sabemos, ocasiona la exposición a los campos electromagnéticos de radiofrecuencias. Los marcadores biológicos y los indicadores de la enfermedad y sus síntomas clínicos tienen sorprendentes similitudes. A nivel celular y

molecular muchos estudios de personas con autismo han identificado el estrés oxidativo y la evidencia de daño por radicales libres, así como deficiencias de antioxidantes como el glutatión. El calcio intracelular elevado en estos trastornos puede estar asociado con mutaciones genéticas desencadenadas a menudo por la inflamación o la exposición a sustancias químicas. También puede ocurrir la peroxidación lipídica de las membranas celulares, alteración del metabolismo del calcio, alteración de la actividad de las ondas cerebrales y, como consecuencia, alteración del sueño, disfunción en el comportamiento inmunológico y ruptura patológica de barreras críticas, como la barrera hematoentérica (entre el intestino y la sangre) y la barrera hematoencefálica (entre la sangre y el cerebro). Las mi-


tocondrias pueden funcionar escasamente y las perturbaciones en el sistema inmunológico de diversos tipos se presentan comúnmente. Aparecen cambios medibles en la electrofisiología cerebral y en el sistema nervioso autónomo y las convulsiones son mucho más comunes que en la población general. La alteración del sueño y los altos niveles de estrés son también casi universales dentro de este grupo. Todos estos fenómenos han sido documentados igualmente como resultantes o modulados por la exposición a campos electromagnéticos de radiofrecuencias. TRASTORNOS DE MEMORIA Y DE COMPORTAMIENTO En el trabajo titulado “La exposición fetal de ratones a la radiación de radiofrecuencias

de 800 a 1.900 Mhz de los teléfonos móviles afecta a su desarrollo neurológico y a su comportamiento” publicado en Scientific Report se constató cómo los teléfonos móviles afectaban a los fetos de los mamíferos durante su gestación. Aseverando sus autores que se trataba de “la primera evidencia experimental de neuropatologías debidas a la radiación de la telefonía móvil en el útero”. El autor principal del citado estudio, el doctor Hugh S. Taylor, Jefe de Obstetricia, Ginecología y Ciencias Reproductivas y Director de Endocrinología Reproductiva e Infertilidad de la Facultad de Medicina de la Yale University en Estados Unidos afirmó en su trabajo que “He-

mos demostrado que la exposición fetal a 800-1.900 Mhz (radiación de radiofrecuencia de los teléfonos móviles) produce alteraciones conductuales y neurofisiológicas que persisten en la edad adulta. Los ratones expuestos a ella durante el embarazo tuvieron luego problemas de memoria y eran hiperactivos lo que indica que en el útero la exposición a radiofrecuencias es potencial causa de trastornos neuroconductuales. Además, hemos demostrado que deteriora la transmisión sináptica glutamatérgica en las células piramidales de la corteza prefrontal, asociada a los cambios de comportamiento, lo que sugiere un mecanismo por el cual la exposición a la radiación del teléfono móvil en el útero puede conducir a una mayor prevalencia de trastornos de comportamiento”. NIÑOS Y ACTIVIDAD CEREBRAL La Academia Americana de Pediatría y la Sociedad Canadiense de Pediatría establecen que los bebés de 0 a 2 años no deben tener ningún contacto con las nuevas tecnologías, de 3 a 5 años restringirlos a una hora al día, y de 6 a 18 años a dos horas al día. Según Cris Rowan, terapeuta ocupacional pediátrica, bióloga y escritora, “Los niños y jóvenes usan 4-5 veces más estos aparatos de la cantidad recomendada, con consecuencias graves y que con frecuencia amenazan su salud y su vida”. Estudios de la Fundación Kaiser y de Active Healthy Kids en Canadá, advierten que

26 VIVO SANO


los dispositivos portátiles (teléfonos celulares, tabletas, juegos electrónicos…) han aumentado de forma espectacular el acceso, uso y abuso de las tecnologías digitales, especialmente por parte de los niños de muy corta edad. “Como terapeuta pediátrica, estoy pidiendo a los padres, los maestros y los gobiernos prohibir el uso de todos los dispositivos de mano para los niños menores de 12 años”, dice Rowan. Para pedir esta prohibición da las siguientes razones:

1

El rápido crecimiento del cerebro. Entre 0 y 2 años, los cerebros se triplican en tamaño en el niño, y continúan en un estado de rápido desarrollo hasta los 21 años de edad. El desarrollo temprano del cerebro está determinado por los estímulos ambientales, o la falta de los mismos. La estimulación del desarrollo cerebral causada por la expo-

sición excesiva a las tecnologías (smartphones , internet, iPads, televisión…) se ha demostrado que se asocia con la función ejecutiva y simultáneamente con déficit de atención, retrasos cognitivos, problemas de aprendizaje, aumento de la impulsividad y disminución de la capacidad de autorregularse, por ejemplo, rabietas.

2

Retraso en el desarrollo. El uso de estas tecnologías restringe el movimiento, lo cual puede resultar un retraso en el desarrollo. Uno de cada tres niños ahora entra en la escuela con retrasos de desarrollo, afectando negativamente la alfabetización y el rendimiento en el aprendizaje. El movimiento de los niños, en cambio, mejora la atención y la capacidad de aprendizaje. El uso de la tecnología por debajo de la edad de 12 años es perjudicial para el desarrollo infantil y el aprendizaje, según estudios especializados.

3

Epidemia de obesidad. La televisión y los video-juegos se correlacionan con el aumento de la obesidad. Los niños a quienes se permite el uso de dispositivos en sus dormitorios tienen un 30% más de incidencia de obesidad. Uno de cada cuatro canadienses y uno de cada tres niños estadounidenses son obesos. El 30% de los niños con obesidad desarrollan diabetes, y las personas obesas tienen un mayor riesgo de accidente cerebrovascular y de ataque cardíaco temprano, lo que acorta la esperanza de vida. “En gran parte debido a la obesidad, los niños del siglo XXI pueden ser la primera generación de la cual muchos no van a sobrevivir a sus padres”, advirtió el profesor Andrew Prentice.

4

Trastornos del sueño. El 60% de los padres no supervisa el uso de la tecnología de sus hijos, y al 75% de los

VIVO SANO 27


niños se les permite la tecnología en sus habitaciones. El 75% de los niños de 9 y 10 años son privados de sueño en la medida en que sus calificaciones se ven afectadas negativamente, según estudios del Boston College en 2012.

5

Afecciones mentales. El uso excesivo de tecnología digital está implicado como un factor causal en el aumento de las tasas de depresión infantil, ansiedad, trastornos de vinculación, déficit de atención, autismo, trastorno bipolar, psicosis y comportamiento del niño problemático. Uno de cada seis niños canadienses tiene una enfermedad mental diagnosticada y sometidos a medicación psicotrópica riesgosa, según el Dr. Waddell.

6

Agresión. Los contenidos violentos de los medios pueden causar agresividad infantil. Los niños pequeños están cada vez más expuestos a la creciente incidencia de la violencia física y sexual en los medios de comunicación

28 VIVO SANO

actual. Los programas de televisión retratan sexo explícito, asesinatos, violaciones, torturas y mutilación. En los Estados Unidos se ha clasificado la violencia en los medios como un riesgo de salud pública debido a un impacto causal sobre la agresión infantil, según estudios de Huesmann en 2007.

7

Demencia digital. Los contenidos de los medios de comunicación de alta velocidad pueden contribuir al déficit de atención, así como a la disminución de la concentración y la memoria, debido a la poda de pistas neuronales de la corteza frontal cerebral, según estudios de Christakis en 2004 y Pequeño en 2008. Los niños que no pueden mantener la atención no pueden aprender.

8

Adicciones. Los padres atribuyen cada vez más el aislamiento de sus hijos a la tecnología. Por su parte, ante la falta de apego de los padres, los niños se unen a los

dispositivos, lo que puede llevar a la adicción. Uno de cada 11 niños de entre 8 y 18 años son adictos a la tecnología. Debemos conocer que estos riesgos, aunque no están todos los que son ni son todos los que están, existen y sin lugar a dudas darían para redactar no uno sino muchos más artículos. El uso de las tecnologías no debe ser considerado como seguro. El esfuerzo para minimizar las exposiciones vale la pena, conservando las ventajas que las tecnologías pueden ofrecernos en muchos aspectos de nuestra vida, pero sin la amenaza de riesgo para la salud y para la limitación de nuestras capacidades físicas, mentales, intelectuales y emocionales. JOSÉ MANUEL LÓPEZMENCHERO GONZÁLEZ Coordinador de la campaña Escuela sin wifi. Fundación Vivo Sano


VIVO SANO 23


ESPACIO SANO

www.unmundomejor.life

Nace una iniciativa que suma la buena voluntad de cientos de personas de todo el mundo para lograr Un Mundo Mejor EL LUGAR SAGRADO Los recintos sagrados son símbolos que conectan nuestra conciencia con magnitudes del universo más grandes, como hitos existenciales desde donde establecer un vínculo entre el hombre, la tierra que habita y el universo. Son un estado mental más allá que un nexo geográfico. Son un centro del mundo, una estación meditacional para centrar y hacer confluir el universo en un punto donde reunir el todo. Son el poder de algo más grande, como las fuerzas del cielo en Stonehenge, el rostro de la diosa que mira al cielo en Menga, o las fuerzas vivas de la naturaleza del bosque de Irati en el centro del menhir de Bordablanca.

30 VIVO SANO

En su origen, lo sagrado se encuentra en la magnitud de la propia naturaleza, entre praderas, montañas y bosques, paisajes que son la manifestación de las fuerzas naturales vivas e inmanentes en el estado más puro de su expresión, sin memorias y sin direcciones predeterminadas por las voluntades interpuestas por el ser humano. En la naturaleza encontramos las energías de transcendencia en estado virgen, solo observaremos el carácter del lugar, original y prístino, sin informaciones humanas añadidas. Solo hallaremos lo verdadero. En la Selva de Irati, en el Pirineo oriental navarro, se encuentra el bosque de hayas y abetos más grande de Europa des-

pués de la selva negra. Es aquí, en el corazón de esta inmensa masa forestal de 17.000 hectáreas de bosque en estado casi virgen, donde se buscó la conexión con las fuerzas de la naturaleza, originales, puras y verdaderas, que irradian a través de la expresión de vida que es el bosque de Irati. Inmersos en su exuberante naturaleza resulta fácil encontrar nuestro objetivo, solo hay que conectar la búsqueda desde el corazón, con alma de niño, sin razón, y así, el lugar se muestra ante nosotros en un reconocimiento mutuo. De esta manera, donde canta el río Irati, encontramos multitud de expresiones de las fuerzas vivas del bosque emanando a través de todas


sus formas, colores, aromas y sonidos. Estas informaciones se recopilaron en el propio bosque con el fin de transportarlas a otros lugares y usarlas como vínculo, para conectarlos con las frecuencias de las fuerzas vivas de la selva de Irati y su información pura, devolviéndolos al origen y reestableciendo así su carácter sagrado. ESTABLECIENDO EL VÍNCULO, EL ENTRELAZAMIENTO CUÁNTICO Las muestras obtenidas en la selva contienen la información del lugar en el que surgieron al mundo. A pesar de ser trans-

portadas lejos de allí siempre mantendrán el vínculo con su origen, el bosque; y las muestras son partes de una unidad mayor y siempre estarán conectadas. En el proceso de entrelazamiento cuántico entre partículas subatómicas se observa este mismo principio, el nexo que permite la transferencia de información entre dos partículas subyace en el vínculo de su origen común. Por esta realidad, los dos fotones empleados por Anton Zeilinger en su experimento realizado en el archipiélago Canario, precisaron compartir un mismo origen para estable-

cer una conexión permanente a través del tiempo y del espacio. Ambos fotones eran hermanos gemelos surgidos de un mismo proceso físico y esto creaba un vínculo indestructible entre ellos denominado por los físicos entrelazamiento cuántico, el cual establece que un conjunto de partículas subatómicas que comparten una naturaleza y un origen común, no pueden definirse como partículas individuales, sino como un sistema con una función de onda única. Cuando se influye sobre una partícula del conjunto, todas las demás se ven afectadas “en el mismo instante”, sin

VIVO SANO 31


que sea preciso recorrer un espacio en un tiempo determinado, como ocurre con las ondas electromagnéticas. Zeilinger y su equipo separaron dos fotones entrelazados a una distancia de 143 kilómetros, entre las islas de La Palma y Tenerife. Sin conexión física entre ambas partículas, se observó que al inducir una información en el fotón A, su hermano gemelo B, en otro lugar del mundo, y justo en el mismo instante, cambiaba su información manteniendo su vínculo intacto, y esto sucedía sin que ninguna fuerza conocida viajase empleando un tiempo para recorrer el espacio existente entre ambos puntos. Lo que le sucedía a uno le sucedía al otro instantáneamente; sencillamente, uno formaba parte del otro. Parece magia, ¿verdad? Es natural, el entrelazamiento cuántico es una propiedad anti-intuitiva de la física, parece algo imposible y resulta difícil de concebir, pero se trata de una

32 VIVO SANO

propiedad física del universo, la física experimental ya lo ha probado, y en la actualidad busca el modo de obtener aplicaciones prácticas de este fenómeno dentro del campo de las telecomunicaciones y la computación cuántica. Los experimentos de Zeilinger muestran una capacidad de la naturaleza que existe desde el origen del universo, y que es intrínseca a todas sus partes. El vínculo, permite la transferencia de la información en el confluir del instante, donde el tiempo y el espacio se vuelven uno. Todo en el universo se encuentra conectado desde una dimensión, que si no llegamos a comprender, al menos podemos reconocer en nosotros mismos. Nuestra conciencia puede situarse en un instante en cualquier dimensión conquistada por nuestro conocimiento sobre el universo, desde el vacío existente entre las partículas que forman los átomos, hasta la galaxia más lejana. Si sabemos que

existe, podemos conectar con ello solo con pensarlo. El conocimiento que poseemos sobre la magnitud y naturaleza del universo, se convierte en nuestro vínculo con el todo. LA PRIMERA ANTENA DEL PROYECTO UN MUNDO MEJOR: EL CENTRO DE ARMONIZACIÓN IRATI En la finca Bordablanca, situada a orillas del río Irati, se ha establecido bajo estos criterios un vínculo con el bosque sagrado por medio de la información recolectada en su naturaleza y el río que nace en la misma selva que le da su nombre. Este vínculo permite conectar el lugar con las primigenias fuerzas vivas que hacen latir una de las mayores extensiones de naturaleza virgen que todavía podemos disfrutar en nuestro continente, creando así un lugar donde poder conectar con el origen, con lo verdadero. Así, la información del bosque se situó en el origen del centro


de armonización Irati, creando la base energética en la que se insertó una potente información armonizadora. De esta forma se estableció la primera antena del proyecto Un Mundo Mejor, creada como base para la construcción de una red nodal de antenas que ya están distribuidas en 32 países. La idea es cubrir todo el planeta con el objetivo de ayudar a la armonización de la

red etérica planetaria en base a la meditación y a la proyección de pensamientos positivos y elevados en cada una de las antenas que forman la red. La conexión entre los diferentes nodos repartidos por el planeta se establece mediante la incorporación de una potente información armonizadora común a todos los centros, lo que permite establecer un vínculo entre todos ellos debido al fenómeno físico del entrelazamiento cuántico. Los centros de armonización, además de actuar sobre el entorno local en el que están situados, son antenas desde

donde enviar y recibir informaciones sanadoras por y para el planeta en su conjunto, y ayudar a convertirlo en un mejor lugar donde vivir. Todo movimiento requiere una forma y viceversa, y la forma del centro de armonización Irati está concebida para establecer la acción de conexión y amplificación de las vivencias impresas a través de la red de nodos que forman el sistema al que pertenece. El centro de armonización Irati está insertado en el mundo por medio de un menhir situado sobre el lugar donde se establece la conexión con la

“Pienso que la idea relacionada con el campo mórfico ayuda a comprender como podría funcionar. Podríamos crear un campo de intención dentro de la mente, y debido a que esta última no está situada dentro del cerebro, ese campo puede extenderse y afectar realmente al curso de la Naturaleza. Cuando examinamos la idea relacionada con la mente no localizada o la mente extendida junto con la idea de los campos de intención, empezamos a ver cuán positivamente puede funcionar el pensamiento positivo. Rupert Sheldrake. Libro Ciencia y Espiritualidad.

VIVO SANO 33


selva de Irati, convirtiéndose en el centro del mándala del universo del que surgen, como ondas a su alrededor, ocho círculos concéntricos de piedra que delimitan los diferentes estados de relación con las energías del recinto. Para dar estabilidad y dirección al conjunto, en las esquinas que dibujan el cuadrado que delimita el recinto con los cuatro puntos cardinales, se han dispuesto cuatro grandes piedras talladas con símbolos usados por la humanidad desde tiempos ancestrales para establecer vínculos con las realidades superiores del universo, figuras como el Tao, la flor de la Vida, el Sri Yantra y el triskel celta. Incluido en el interior del menhir se ha dispuesto un Armonite, un generador de las ondas de forma arquetípicas del universo con su clave geométrica en el número de oro y en la serie Fibonacci. El Armonite incluye la información armonizadora y ordenante que mantiene activo y conectado el lugar con el conjunto de la red de centros de armonización planetaria. CONCIENCIA E INTENCIÓN Las leyes más básicas de la mecánica cuántica indican que un sistema subatómico pue-

34 VIVO SANO

de encontrarse en más de un estado a la vez, hasta que es reconocido y observado; entonces colapsa en un estado concreto, y así la información cristaliza en un acontecimiento definido por la existencia de un observador, como se ha comprobado en los experimentos de doble rendija de Young. Múltiples investigaciones realizadas en las últimas décadas en instituciones científicas de prestigio de todo el mundo han demostrado que los pensamientos generados por un observador, son capaces de afectar en el desarrollo y evolución de virus, bacterias, plantas y animales de todo tipo, incluidos los seres humanos. Es más, también pueden influir alterando el funcionamiento aleatorio de las máquinas, como ocurrió en el experimento realizado por Robert Jahn, decano de la Facultad de Ingeniería de la Universidad de Princeton, junto con Brenda Dunne, Directora del laboratorio de Investigaciones Anómalas de la misma Universidad. En los resultados de las experiencias acometidas por Robert y Brenda se mostró la influencia de la intención humana sobre dispositivos electrónicos que se encontraban configurando una red de generadores nu-

El centro de armonización Irati es un lugar abierto a las voluntades de ayuda al planeta en todas sus facetas, pudiendo entregar y también recibir las energías sanadoras disponibles en el conjunto de la red de centros. Disfrutando, descubriendo, jugando y entregándonos a un orden mayor, creando nuevos valores en el conjunto de la humanidad. Si tienes interés y quieres saber más sobre el proyecto Un Mundo Mejor, te animamos a visitar la página web www.unmundomejor.life: donde puedes conocer todos los aspectos del proyecto y ayudar a crear un mundo mejor. El Centro de Armonización Irati se encuentra en Lumbier, Navarra, en la Finca Bordablanca de la Asociación sociolaboral Josenea, desde la que se ha plantado al semilla de Un Mundo Mejor. “Que las fuerzas armonizadoras del cielo, de la tierra y aquellas que mantienen vivo todo lo que nos rodea, se concentren en este centro energético y colaboren en la armonización del planeta y en la conexión de la persona consigo misma y con el universo”.


méricos aleatorios, donde los resultados se inclinaban por la tendencia deseada desde la focalización del pensamiento humano. Las conclusiones del experimento se obtuvieron después de realizar más de dos millones y medio de pruebas, y han podido ser duplicadas posteriormente en más de 60 investigaciones independientes. Realmente, un pensamiento, puede cambiar el mundo. RED DE ARMONIZACIÓN PLANETARIA: Conexión de Conciencia e Intención para lograr un mundo mejor ¿Y si fuésemos muchos focalizando una conciencia común? La conciencia se comporta como una fuerza vectorial, donde la suma de las partes es importante. Muchos observadores orientando sus pensamientos en la misma dirección, crearán una fuerza

común más poderosa que la ejercida por el pensamiento de un solo individuo. Los pensamientos, las emociones y los sentimientos proyectados por la intención del observador en el Centro de Armonización Irati se transmiten a través de la red de nodos armonizadores a todo el planeta. Lo mismo sucede con la intención proyectada en cada nodo. El pensamiento actúa como un sistema de fuerzas vectoriales, donde la suma de las fuerzas y la dirección son importantes. Así, en el centro de armonización, la acción solo precisa focalizar los pensamientos, emociones y sentimientos desde una voluntad positiva y sanadora, aplicando una intención consciente sobre esta antena para conseguir un efecto de amplificación e inundar nuestro planeta con energías positivas.

Al compartir una información común, entre los centros se establece un entrelazamiento cuántico que permite, en el instante, la transferencia y acumulación de las informaciones positivas dispuestas desde la voluntad de los observadores que, juntos, crean la trama de información de los centros de armonización planetaria. El Centro de Armonización Irati es un lugar abierto a las voluntades de ayuda al planeta en todas sus facetas, pudiendo entregar y también recibir las energías sanadoras disponibles en el conjunto de la red de centros. Disfrutando, descubriendo, jugando y entregándonos a un orden mayor, creando nuevos valores en el conjunto de la humanidad. FERNANDO PÉREZ FERNÁNDEZ Colaborador Proyecto Un Mundo Mejor

VIVO SANO 35


ESPACIO SANO

La red etérica planetaria L a Tierra emite un campo electromagnético que genera un océano sutil de energía que envuelve y determina los ritmos de la vida. El electroencefalograma de los mamíferos es un fiel reflejo de la pulsación de este campo, que influye sobre las polaridades biológicas y las micropartículas de magnetita contenidas en todo nuestro organismo. Estamos dotados con programas funcionales de recepción y procesamiento de este campo, cuyas alteraciones naturales y artificiales inciden en la calidad de la vida. Poseemos, por ejemplo, una especie de radar u órgano magnético integrado por la actividad coordinada de la epífisis, el hipotálamo y la hipófisis, que regula el equilibrio neurovegetativo y hormonal.

36 VIVO SANO

El campo magnético terrestre se proyecta más allá de la atmósfera, e interactúa con el campo electromagnético del Sol, determinando la forma e intensidad de la magnetosfera que nos envuelve. Vivimos en un campo de interacción entre la tierra y el cielo y, dentro de ese campo, cada zona de la Tierra expresa su campo magnético local. Todo el campo pulsa en una caverna de resonancia entre la litosfera y la ionosfera, estableciendo patrones de frecuencias que se han inscrito en nuestros programas celulares. Como antenas de una longitud de alrededor de 1,70 metros, los seres humanos estamos interactuando con frecuencias alrededor de 100 megahercios. Podemos considerar el ADN de cada célula como una antena de dos metros de longitud, que resuena a una frecuencia de 150 megahercios.

Al unir las espirales del ADN de todas las células obtenemos una antena de unos diez mil millones de kilómetros cuya frecuencia de resonancia nos comunica con todo el sistema solar. Todas las rocas de la litosfera conforman el esqueleto de la Tierra. Los ríos internos y externos conforman el sistema circulatorio. Las selvas son el sistema respiratorio y la biosfera toda constituye la antena inteligente de la tierra, allí donde la frecuencia de todos los reinos se eleva en la resonancia autocreativa de la vida orgánica. Gaia, la tierra viva, puede ser vista como un proceso dinámico de comunicación armónica entre sus distintos órganos y sistemas, como las placas continentales, los océanos, los ríos, las selvas y las especies animales. Frente a los incendios forestales o las ondas epidémicas,


los primeros árboles que reciben el impacto, emiten señales que facilitan los procesos adaptativos en los otros árboles del bosque. Abejas, sábalos, pingüinos, árboles o seres humanos, todos los individuos en el seno de Gaia, son en realidad células que conforman tejidos y órganos intercomunicados de esa gran vida. Además de las señales químicas, las señales electromagnéticas y los patrones de información sutil conforman una red de conectividad que mantiene unido al conjunto, reflejando la totalidad en cada una de sus partes. Cada uno de nuestros pensamientos, ideas y sentimientos se caracterizan, como las moléculas, por patrones de vibración en rangos específicos de frecuencias que pueden entrar en resonancia con los patrones de la tierra. Las explosiones atómicas, las disrupciones sociales, los infartos en la economía, los tsunamis del hambre y la in-

justicia, los terremotos de la intolerancia, perturban las señales que discurren por este complejo tejido de antenas que conforman en conjunto la red de intercomunicación que sostiene la integridad de la madre tierra.

Necesitamos eliminar la polución generadora del ruido que impide la transferencia de las señales que conservaron por milenios la integridad de la naturaleza. Necesitamos vivificar la comunicación entre el Norte y el Sur, entre Oriente y Occi-

VIVO SANO 37


dente. Es urgente hoy trabajar en el cultivo de la tolerancia para que la belleza de la diversidad refleje la fortaleza de la integridad.

Somos antenas de la tierra: allí donde llevamos la vibración de la buena voluntad nace la paz y florece el amor. Desde Un Mundo Mejor proponemos

un programa de servicio incondicional a nuestra madre tierra sembrando antenas que armonicen la energía y restauren la comunicación entre diferentes geografías y culturas. No es un hecho nuevo. Dólmenes menhires, pirámides y diferentes tipos de altares y ofrendas rituales han dado testimonio de ese profundo anhelo del ser humano para restaurar la comunicación con las energías celestes. Proponemos la siembra de antenas que restauren la comunicación armónica entre montañas y lugares sagrados de la tierra. Que las huellas de nuestro paso por los antiguos caminos de la vida sean como surcos fértiles donde germinen como notas las semillas de una nueva sinfonía de la tierra. DR. JORGE CARVAJAL P.

38 VIVO SANO


VIVO SANO 41


SOCIEDAD SANA

T

El misterio de la conciencia

al vez la conciencia no sea sólo esta pequeña dimensión atrapada en el territorio infinitesimal del ego y su nivel consciente, y sea también todo lo que le precede, lo contiene y le sucede. El océano no se explica desde la gota, sólo la experiencia de la inmersión podría hacer que una gota acceda a la dimensión del mar. Disolverse, revolverse, fundirse, resolverse. La disolución es la nota clave de toda solución. Se encuentra

40 VIVO SANO

lo nuevo cuando se abandonan condicionamientos y prejuicios. No podríamos experimentar nada nuevo de verdad hasta que no nos convirtiéramos en parte de esa nueva realidad. Pero eso no es posible sólo desde la explicación que disocia y que separa el observador del mundo que observa. Nos aplicamos a todo sin implicarnos, pues vivimos en una cultura que ha deificado los diagnósticos y pronósticos asépticos, para escudriñar realidades que no pueden

ser reales hasta que el observador las ha experimentado como parte de ellas. Ser consciente en la conciencia de implicarse, involucrar el corazón, sumergirse hasta desaparecer, para que surja nuevo desde el campo cuántico con uno mismo la nueva dimensión. Inventarse, aventarse muy adentro y muy profundo, aventurarse en lo desconocido con el heroísmo de quien se atreve a abandonar los límites de las antiguas certezas que custodian la prisión de las inercias.


Hacernos nuevos, renacer en cada conocer y experimentar la vivencia de concebirnos a nosotros para renacer en cada nuevo concepto. Recorrer el camino interno de sensaciones y percepciones, avanzar por la noche oscura del propio nacimiento y experimentar la liberación de un parto que conduce, más allá de la caverna de los condicionamientos, al concepto. Concebirse así y crearse, recrearse, crear esa nueva realidad que el propio observador ha elegido desde la infinitud de lo posible. Convertir ahora en necesario lo que sólo era posible. LA EVOLUCIÓN DE LA CONCIENCIA En todos sus estados la creación es un proceso evolutivo que encadena infinitos niveles de conciencia. Como el agua que recorre por algunos estados sin perder su condición de agua, así la conciencia va cambiando su frecuencia, desde el nivel de la materia hasta los niveles intangibles de ideas y arquetipos. En ese proceso hay estadios cruciales en los que la conciencia adquiere determinadas propiedades críticas. Uno de ellos es la humanidad. Allí donde la conciencia se vuelve reflexiva y se hace consciente de sí misma; allí donde surge la posibilidad creadora que utiliza la materia prima de todo, la conciencia misma, para moldear el proceso evolutivo, el fenómeno de la humanización, aquel que trasciende la dimensión biológica de la hominización, se expresa como una posibilidad de síntesis que

reúne todas las corrientes evolutivas para impulsarlas a un nuevo reino de la naturaleza. Las esencias de los tres reinos sumadas al reino de lo humano ascienden juntas a la quintaesencia, el alma, un modo de nombrar la conciencia que en todo evoluciona. Esta evolución puede seguirse de diferentes maneras: • Desde el nivel de reactividad asociada al reino mineral, que caracteriza las reacciones químicas y describe bien las propiedades de la biología molecular. • La conciencia sensible, que se manifiesta en la sensibilidad de los fotopigmentos en el reino vegetal.

• La conciencia instintiva, el primer embrión de libertad asociada al movimiento en el reino animal. • La conciencia reflexiva como conciencia que se interioriza hasta la autoconciencia en el reino humano. • La conciencia creativa, esa quintaesencia de la conciencia que permite la auto-recreatividad de la vida. LA CONCIENCIA COMO QUINTAESENCIA La quintaesencia, esencia de la esencia, materia prima de todas las materias, piedra filosofal, hilo conductor, conciencia que se diversifica en las mil formas y apariencias, y

VIVO SANO 41


revela la diversidad de lo que, cambiando constantemente, permanece. En la metáfora de la dualidad onda-partícula, la partícula es el cuaternario, las distintas expresiones de la conciencia tangible en los cuatro reinos de la naturaleza, y la onda es el alma. Pero en última instancia, la materia, que también se caracteriza por la vibración, es la onda portadora. Ondas portadoras lentas y ondas portadas hasta el infinito, podemos concebir la onda ondeante del universo como un océano de conciencia. Concebido como campo relacional que contiene en sí todos los campos incluidos los electromagnéticos, gravitacionales y mórficos, la conciencia lo caracteriza todo.

42 VIVO SANO

Si pudiéramos descubrir sus propiedades accederíamos a una visión integradora de la realidad. PROPIEDADES DE LA CONCIENCIA En sus distintos niveles, la conciencia puede manifestar propiedades que no podemos asumir como leyes inmutables, sin reconocer que de un nivel a otro estas leyes son cambiantes. En los niveles más primitivos de la evolución de la conciencia se aplican las leyes de la termodinámica y lo que conocemos como leyes de la naturaleza. En los más desarrollados aparecen nuevas leyes, que sin negar las anteriores, las trascienden. Cuando estudiamos en las

cosmovisiones tradicionales del mundo las propiedades de los cinco elementos o movimientos, por ejemplo en el ayurveda o la ciencia de la vida, y las asociamos a las propiedades del holón en las ciencias sistémicas, nos encontramos conceptos afines cuyos comunes denominadores nos llevan a plantear desde la sintergética una teoría unificada de la conciencia, cuyas propiedades podrían asimilarse tanto a las propiedades del holón como a las de los cinco movimientos. El estudio detenido de estos movimientos y sus huellas en el cuerpo nos conducen a asumir una dimensión de consecuencias prácticas para dialogar e interactuar con el


organismo en términos de conciencia. La tierra, el agua, el fuego, el aire y el éter se corresponden así a distintos niveles y propiedades de la conciencia, representados en reinos de la naturaleza, chacras y movimientos de la energía e información en el seno del cuerpo. La tierra, la primera propiedad del holón que es la autoidentidad, y el reino mineral se corresponden, no sólo de un modo analógico o metafórico, sino que también se proyectan de un modo preciso y predecible sobre la anatomía y la fisiología corporal. Así ocurre con todos, propiedades del holón, chacras o centros de energía y glándulas cuyas correlaciones implican la existencia de comunes denominadores, que permiten, a la luz

de un método sistémico, la visión unificada propuesta en sintergética, avalada por décadas de aplicaciones en la clínica cotidiana. Si esta onda ondeante del universo puede definirse en tér-

minos de un campo relacional que unifica todos los campos y que se asimila a la conciencia, podemos ver en términos de conciencia los procesos de cambio como transformaciones, transmutaciones, disoluciones y condensaciones. Y en estos procesos distinguimos cuatro niveles básicos: los dos primeros, los de la materia y la energía, con sus interacciones bien conocidas por la física; los segundos, intercambios de información y conciencia. Podríamos unificar la visión de estas interacciones, sobre todo para tratar de abordar el componente energía-información, en la siguiente propuesta: Materia y energía-información son procesos de interacción dinámica de diferentes niveles de una sola realidad: la conciencia. Y formulando sus interacciones desde una visión cualitativa de interrelaciones podríamos decir: la materia es a la energía lo que la información es a la conciencia.

VIVO SANO 43


LA MATERIA ES A LA ENERGÍA LO QUE LA INFORMACIÓN ES A LA CONCIENCIA LA CONCIENCIA EN UNO Ves, y un universo nace dentro de ti. Oyes, y naces a una música interior. Escuchas, y todas tus células resuenan y danzan. Te callas, y accedes al silencio del que nace todo. Conciencia, la que lleva el electrón con su carga, la que se precipita desde el patrón de ordenamiento sutil del arquetipo. Conciencia es el proceso por el cual la luz se hace implícita en la materia y se libera en la energía que nutre el trabajo y al poema. Conciencia es el ritmo circadiano de la luz y de la sombra, el contraste del crepúsculo y la aurora, el perenne encuentro del cielo y de la tierra. Conciencia la cualidad de

todo, el cómo y la relación revestida de alegría o de tristeza, de carga eléctrica o magnética, de idea, luz, materia, sol, galaxia, agujero negro. Miles de millones de años condensados en el instante sublime de presencia, cuando la lejana estrella produce una descarga de fotones en el fondo de tus ojos. Un instante irrepetible se ha quedado grabado como un paisaje con sus miles de millones de detalles entretejidos para revelarte la unidad. Este sentimiento irrepetible de ser parte del sol naciente, esta desazón de lo que se pierde, esta tenue alegría de la inocencia leve y breve que cuando llega ya se va.

Esta incertidumbre como única verdad. Conciencia. No saber que no se sabe hasta saberlo y sentir la fluidez de la humildad. Esta aceptación de lo que es para poderlo transformar. Conciencia. Esta subjetividad que relativiza toda ley. Esta objetividad que demarca el límite de la libertad. Este anhelo de paz, conciencia. La experiencia del ritmo nacido de las pausas, el recóndito sentir de esa quintaesencia que algunos llaman alma. Conciencia. Aunque no nos hubiéramos nunca dado cuenta allí estaba la conciencia continente de todo continente, contenido

CONDICIÓN PARA VIVIR UN MUNDO MEJOR El ser humano nutre con su presencia. Cuando nosotros vamos caminando, vamos hoyando el camino; pero no solo hoyamos el camino, si no que nos estamos sembrando con nuestra vibración, estamos nutriendo la naturaleza que a la vez nos está nutriendo a nosotros; eso es recíproco. Cuando vemos las huellas que han generado culturas enteras a lo largo del tiempo, como el camino de Santiago, como un río de cultura y un río de vida, un río de esperanza, un río de devoción, un río de comunicación, cuando miramos con anhelos superiores el Monte Kailash, los montes sagrados de la humanidad y los millones de peregrinos que lo recorren, realmente estamos viendo un río de humanidad que está restableciendo corrientes, o está fijando corrientes que le dan sentido a la comunicación en la tierra. Así que cuando servimos, cuando peregrinamos, cuando estamos contentos y hacemos caravanas de sanación, cuando favorecemos la comunicación para que podamos realizar en vivo y en directo que somos una sola humanidad, que todos somos parte de todos los otros, que África no está separada del corazón, ni Sudamérica es simplemente el tercer mundo, cuando sabemos que somos una sola humanidad, un solo mundo, un solo planeta, entonces cobran sentido algunas cosas que parecen aisladas. Cada uno de nosotros vino a dar una nota que es única, y cuando unimos nuestra nota, a la nota de otros y podemos formar una sinfonía, y cuando esa sinfonía se hace la sinfonía colectiva del amor en movimiento, el servicio, entonces rescatamos el sentido de vivir, la alegría de vivir, nos humanizamos y esa es la condición para vivir un mundo mejor.

44 VIVO SANO


de todo contenido, sentido de toda dirección. Moviéndose en la dirección del centro, tocando el corazón nuclear de cada cosa. Conciencia en el sentir y en el pensar, en la alquimia que ha unido la cabeza al corazón, en la generosidad ilimitada de ofrendarse y entregarse. LA CONCIENCIA Y EL FENÓMENO HUMANO Somos en proceso, no acabados, ni completos, con el profundo anhelo de sentido, buscando por mil rutas el sentido hasta que nos convertimos en proceso y en camino. Procesos de relaciones que nunca acaban de completarse y abren puertas a patrones de diseños y tejidos siempre nuevos. Justo allí donde la conciencia se hace reflexiva, e interactúa consigo misma para auto-recrearse y expresarse en su faceta superior de conciencia creativa, se revela el fenómeno humano. Devolverse sobre los propios pasos, regresar, interiorizarse y reconocerse para proyectarse originalmente. Tantas puertas se abren cuando la evolución alcanza la dimensión de lo humano, que podríamos vislumbrar la propia humanidad como un océano al que tributan los glaciares derretidos de la conciencia mineral que ascienden como savia vegetal a donde el rojo de la

sangre enciende el movimiento y el profundo anhelo latente en toda la evolución: la libertad. En la humanidad todas las corrientes se sintetizan, se disuelven, se resuelven en un nivel de conciencia emergente que permite a todo lo creado ser partícipe del proceso de creación. Lo humano, más que un destino, es un camino evolutivo de regreso, una contracción hacia la síntesis después de que el universo se ha expandido. La conciencia reflexiva es contracción, un viaje al interior hacia el vacío del que todo cuanto existe ha nacido. En lo humano la evolución ha dejado de expandirse hacia la periferia y se ordena en la dirección del punto de partida,

LA CONCIENCIA REFLEXIVA ES CONTRACCIÓN, UN VIAJE AL INTERIOR HACIA EL VACÍO DEL QUE TODO CUANTO EXISTE HA NACIDO

PARA PROFUNDIZAR Amor, vida y medicina. Jorge Carvajal. Hacia una medicina con alma. Jorge Carvajal. El espejismo de la ciencia. Rupert Sheldrake. profundizándose y abarcando, más allá del mundo de las cantidades, nuevos modos y cualidades de relación. La vida se reinventa a sí misma y todas las fuerzas creativas plasmadoras bullen, se reúnen y se complementan creando a través de la humanización una emergencia creadora impredecible. Esto nos regresa a la inocencia, estamos siempre naciendo, nunca hemos dejado de ser nuevos, en un fluido permanente hay algo que no envejece aunque el cuerpo decline, algo siempre nuevo y distinto afirmando una identidad que nunca es igual a sí misma.

VIVO SANO 45


ALUMBRAR ADENTRO Cuántos miles de millones de años para estar ahora, aquí, sintiendo en el agujero negro de esta vida las miríadas de vidas condensadas hablando tu lenguaje. Alaska, Australia, Eurasia, Afroamérica y todas las dimensiones de Pangea con sus tejidos vitales ascendiendo hasta tus células para cantar con tu voz única el canto de todos los átomos de Gaia, fundidos en la corriente ascendente a las estrellas. Atracciones electromagnéticas y gravitacionales, interacciones fuertes y débiles, amores, olvidos y recuerdos en un abigarrado campo de relaciones que se tejen y desgarran, el gran campo contiene la vida latente y expresada en explosiones e implosiones, nacimientos y muertes. Todo este campo infinito precipitado ahora en tu presencia, misteriosa y única, afirmando el todo al modo tuyo, paisajeando el mundo, saboreándolo, sufriéndolo, gozándolo. Conciencia y vida, mente, partícula, cuásares multiversos, la misma cuerda vibrando tensa, atada a tus manos, envolviendo la caricia, resonando en tu corazón. Cierra los ojos, cállate y exprésate desde el fondo de ti, allí donde está naciendo y muriendo ahora mismo el mundo. Alumbra adentro, y en el fondo de tus sombras verás la única luz que las proyecta. Es la misma luz que fue al principio de todo, la misma sombra proyectada de las cosas que se ocultan de sí mismas. DR. JORGE CARVAJAL P.

46 VIVO SANO


VIVO SANO 13


SOCIEDAD SANA

La contribución de VíaManos para lograr un mundo mejor

48 VIVO SANO


D

esde la Asociación VíaManos se organizó un viaje en los primeros días de agosto a diversos lugares de Navarra. Era un viaje grupal de miembros de la asociación y amigos cercanos. Se trataba de encontrarnos, divertirnos y disfrutar juntos y sobre todo de conectar con la esencia y el sentido de aquello para lo cual trabajamos en la asociación: el servicio a los demás y la contribución para lograr mejorar en la medida de lo posible este mundo en el que vivimos.

Una de las paradas cruciales en nuestro viaje fue el Centro de Armonización de Irati, donde pudimos descubrir toda la fuerza y energía que despliega este lugar situado en Lumbier en la finca Bordablanca de la Asociación sociolaboral Josenea, junto a los cultivos ecológicos de decenas de plantas medicinales. Los más de 70 visitantes fuimos llegando, y a medida que íbamos acercándonos al lugar, el imponente monolito invitaba a aproximarse más y más. Rápidamente nos vimos impelidos a recorrer los círculos concéntricos que rodean la gran piedra central. Al prin-

cipio la mayoría lo hacíamos, sin saber por qué, en sentido contrario a las agujas del reloj, aunque a medida que se fueron incorporando más personas al circuito, unos circulaban en un sentido mientras que otros lo hacían en sentido contrario. La sensación era intensa, vívida, agradable y fortalecedora. A medida que se recorrían los círculos concéntricos surgía una necesidad espontánea de saltar sucesivamente a los círculos cada vez más estrechos y más cercanos al monolito central. Era como saltar o superar fases o estadios. Una fuerza intensa atraía a cuantos estábamos allí hasta el centro mismo. Y una vez allí, la más intensa y placentera de las sensaciones al abrazar

VIVO SANO 49


la piedra. La conexión con la tierra misma, con la roca, con la esencia del lugar que más tarde Txus Cía nos contaría que se encuentra concentrada precisamente allí. El lugar se convirtió rápidamente en un lugar de profunda meditación y conexión con lo trascendente. Algunos compañeros estaban de pie o sentados en profundo silencio y quietud, tratando de captar toda la energía y la fuerza el lugar. Otros se quedaron sobre los propios símbolos representados en las cuatro esquinas: el Sry Yantra, el Triskel

50 VIVO SANO

celta, la Flor de la Vida y el Tao. Otros paseaban, observaban, recorrían los círculos concéntricos una y otra vez, también en actitud meditativa. La sensación de recorrer el lugar con los pies descalzos resultaba increíble. Aportaba una gran energía y una sensación de solidez y de unión con la tierra, la verdad, difícil de describir. El sentimiento de bienestar y de vitalidad se incrementaba enormemente. Un placer para los sentidos y para el sentido. Tuvimos tiempo de recrearnos, parar, meditar, compartir,

comentar, recorrer con calma el lugar, y de abrazar y volver a abrazar la piedra. Algo empujaba a todos a volver al centro, a tocar y apoyarnos en el monolito una y otra vez. En algunos momentos la gran piedra estaba literalmente cubierta por tantas personas como podían apoyarse en ella. Era como un gran abrazo grupal con la madre. Después de experimentar las sensaciones, la fuerza, la vida que impregna ese lugar, pudimos entender el porqué de lo que sentíamos y de lo que estábamos viviendo allí. Txus


Cía nos comentó los detalles de como había sido construido el lugar. Con el máximo cuidado, la piedra principal elegida cuidadosamente. Y en la base la energía y la información de la vida y la naturaleza propia del lugar: plantas, minerales y, sobre todo, la energía amorosa, la voluntad de bien para todas las personas y para todo el planeta. Todo ello delicadamente recogido, tratado según indicaciones muy precisas, reverenciado y guardado posteriormente de forma que haga las veces de antena “repetidora” y constituya un punto

de transmisión de paz, amor y bienestar para todos. Aún así, la visita no podía terminar todavía en este punto. Habíamos llegado en grupo, como una unidad y con la intención de ofrecer además de recibir. Así que dimos lo que podíamos y supimos dar. La voz de Araitz y la guitarra de Unai nos deleitaron con dos maravillosas canciones llenas de sentido y emoción. Y llegó el momento del gesto grupal. Para ello, Ion con las notas del txistu (como no podía ser de otra manera al encontrarnos en tierras navarras)

nos acompañó en una danza que todo el grupo aprendió para “ofrecer” al lugar. Todos dispuestos llenando los círculos concéntricos. Todos tomados de las manos, unidos, todos unos mismos ritmos. Bailando hacia la derecha y hacia la izquierda, una y otra vez, sintiendo el lugar, sintiendo el grupo, sintiendo la energía de la unidad y del amor. Y la visita terminó, pero el influjo no acabó. La fuerza del lugar quedó impregnada en nosotros. Lo hemos llevado cada uno a nuestros lugares de procedencia, por diversos

VIVO SANO 51


puntos del país. La experiencia marca, queda grabada a fuego en el alma y perdura. No se puede olvidar. Nos acompaña en nuestro quehacer diario. Y desde luego ese quehacer, esa tarea cotidiana ya no es igual. Todo cambia, cuando algo “nos cambia” y nos toca tan íntimamente. Pero eso no es todo. Desde luego nosotros hemos regresado de algún modo transformados de la experiencia. Pero después de la vivencia se trata de colaborar en multiplicar ese efecto allí donde estemos y donde vayamos. El objetivo es ayudar a extender la poderosa influencia del centro de armonización y la red de antenas de la que forma parte al mayor número de puntos del planeta. Conseguimos más de 200 Antenas de Armonización para sembrarlas en lugares emblemáticos, estratégicos, de especial energía. Al sembrarlas contribuimos a reforzar la red planetaria que tan afectada se encuentra por el desorden que muchas veces genera el ser humano. Y por supuesto, llevamos con nosotros la mejor de las antenas: nuestro corazón, cuya mejor extensión son las manos. Esa antena que no se puede perder, ni mover, ni apagar. Y es que el objetivo de VíaManos no es otro que servir, amar, fomentar el bienestar de las personas allí donde se pueda aportar algo que permita lograr un mundo mejor. Mª ANTONIA RIBAS BONED Voluntaria de la Asociación VíaManos

52 VIVO SANO


SOCIEDAD SANA

El sentido de las peregrinaciones

D

esde tiempos inmemoriales, el ser humano ha viajado sobre el planeta Tierra. El peregrino es un viajero consciente, puesto que intuye que su caminar externo es un viaje al interior en busca de su autotransformación.

Durante una peregrinación a un centro de sanación espiritual, montaña sagrada o lugar de devoción, el peregrino encuentra lo sobrenatural en el sitio que visita, y par ticipa generalmente de una realidad diferente a la que vive en su propia casa o comunidad.

El peregrino es un viajero consciente, puesto que intuye que el viaje externo es un viaje interno en busca de sentido. Durante el periodo que dura una peregrinación, sean días o meses, el peregrino está expuesto a las energías cósmicas, principios planetarios e influencias


telúricas, que van a ayudar al individuo o al grupo a redondear su personalidad, y a cubrir las doce etapas evolutivas: desde la responsabilidad a la participatividad, la inclusividad, la soledad, la serenidad, la calma, el desapego, la impersonalidad, la divina indiferencia, la intuición, la sabiduría, para alcanzar así la genuina libertad. El Sol y, en menor medida, los planetas y otros cuerpos celestes, ejercen ciertas influencias magnéticas y eléctricas sobre la Tierra, según el calendario astrológico de la época en que se realiza el viaje espiritual. En la antigüedad se construían templos solares, santuarios y pirámides para orientarse hacia el aparente movimiento del Sol, y los cuatro periodos más importantes del año, los equinoccios y los solsticios. Para la

sabia construcción de las pirámides, los antiguos arquitectos se dieron cuenta del punto norte más extremo desde donde el Sol vuelve en el mes de Cáncer, y marcaron este punto en la tierra. Del mismo modo, observaron el punto sur más extremo y también lo marcaron. Con estos dos puntos de Cáncer y de Capricornio marcados por los rayos del sol matutino se dibujó un cuadrado y se construyó una pirámide de 91 escalones. Invariablemente, cuando se construye una pirámide así, el día del solsticio de verano en las horas del amanecer, los rayos solares tocan la esquina correspondiente y durante las horas del atardecer tocan la esquina diagonalmente opuesta. De manera similar, durante el solsticio de invierno las otras dos esquinas se ven ilumina-

das por los rayos del sol. En los días del equinoccio, durante el atardecer, la escalera oriental se ilumina y durante el atardecer, es la escalera occidental la que recibe la luz. Cuando en los días de las fiestas del solsticio se iluminaban los 91 escalones de la forma piramidal, parecían una serpiente brillante que aparecía durante unos instantes en las horas del amanecer y atardecer, y se la veneraba mientras duraba su aparición. Día y noche se llevaban a cabo rituales en la cima de las pirámides. Durante los cuatro días festivos, los peregrinos solían visitar la pirámide para experimentar las características de cada día cardinal, integrarlo en sí mismos y regresar para seguir con las prácticas de alineación y meditación. Un templo se visitaba invaria-

VIVO SANO 55


blemente cuatro veces al año para integrar en uno mismo el impacto de las características de los cuatro días cardinales de los dos equinoccios y dos solsticios. Y en cada cuarto de noventa días, los peregrinos asimilaban en su rutina diaria la naturaleza y las características del signo zodiacal relacionado. Gaia, el ser donde residimos, tiene muchas vías energéticas que podemos considerar como las “arterias” del planeta. Algunos destinos significativos para el peregrino están en estas vías. Templos y catedrales han sido construidos en estos lugares a lo largo de la historia de la humanidad. En la península ibérica algunos destinos emblemáticos para el

56 VIVO SANO

peregrino son: el Camino de Santiago que empieza en Centroeuropa, atraviesa Francia, y recorre la península ibérica septentrionalmente, finalizando en la catedral de Santiago de Compostela y el cabo Finisterre. La basílica del Pilar en Zaragoza, el santuario de la Virgen de Montserrat en la montaña sagrada de Montserrat, cerca de Barcelona, el santuario de Núria en el Pirineo oriental catalán, y la colorida y devocional romería del Rocío en Andalucía. En Portugal, los peregrinos viajan a Fátima a recibir las bendiciones de la Virgen. En el sur de Francia, Lourdes es el destino preferido, conocido por sus aguas, a las que se atribuye propiedades sanado-

ras. En Gran Bretaña, la famosa ruta de los celtas, pasa por Stonehenge y Glastonbury. En Grecia, los peregrinos podían leer en el Templo de Apolo en Delfos “Nosce te ipsum”, que significa “autoconocimiento”. En Oriente Medio, en Israel, los peregrinos llegan a la tres veces santa ciudad de Jerusalén para orar en el Monte de los Olivos, el jardín de Getsemaní, la iglesia del Santo Sepulcro, el Monte Sión y la tumba de Ismael. El río Jordán y el Mar Muerto, son rutas esenias recorridas durante milenios. En Jordania, la ciudad de Petra, con sus catedrales deshabitadas talladas en la montaña, es recorrida de principio a fin, y en lo alto de la ciudad


de piedra se vislumbra la gran falla del Rift, de 4.830 kilómetros proveniente de África, línea energética que cruza el globo de norte a sur, desde el mar Rojo, el Valle del Jordán y Etiopía, hasta el lago Victoria en las regiones de Kenia y Tanzania, donde reside el espíritu del imponente Kilimanjaro. En Etiopía, la ruta de peregrinación de los cristianos ortodoxos, pasa por las cataratas del Nilo Azul, el lago Tana y sus maravillosas iglesias ortodoxas, la ciudad de Axúm que es custodia del Arca de la Alianza, la santa ciudad de Lalibela,

58 VIVO SANO

con sus bellos templos oradados en la piedra con tecnología hasta hoy día desconocida, y los esotéricos centros al sur en el desierto de Afar, donde fue hallado en buen estado de conservación por los arqueólogos, nuestro ancestro, el homínido Australopithecus afarensis, renombrada como “Lucy”. Alejandro Magno, un rey iniciado, se dio cuenta de que el río Etíope, el Nilo, y el Indo no eran más que un sólo río que se originaba en el Monte Kailash, en Tíbet. El río Indo fluye por el mar Arábico y encuentra su expresión en Egipto, discurre de

Allá van los peregrinos, ascendiendo con valor, los guía siempre el Amor, en el nublado camino, es el interno destino, búsqueda de trascendencia, en la imponente presencia, de las andinas alturas, todos tras la aventura, de la elevada consciencia. Baltasar Mejía Médico sintergético


forma subterránea y sale a la luz como río Etíope o Nilo. De Etiopía a Egipto, y luego desde Grecia, es por donde llegó el conocimiento al continente europeo. Europa recibió desde Grecia un incalculable legado. En India, los sabios videntes anclaron ciertas frecuencias vibracionales provenientes del cosmos, y en los cuatro puntos cardinales se construyeron colosales templos, a los cuales, hoy en día, millones de seres acuden cada año. Los rituales efectuados por los sacerdotes consagrados son diarios, y los mantrams, suktas y stotrams, cantados en lengua sánscrita, energizan el lugar y a los peregrinos que allí acuden. Al norte, en los Himalayas, donde fluyen altísimas frecuencias, están los santuarios de Badrinath, Kedarnath, Gangotri y Yamunotri. Al sur, el majestuoso templo de Kanyakumari, y en Tirupati (Andhra Pradesh), el templo de las siete colinas dedicado a Venkateshvara o Vishnu, expresión máxima y excelsa de la sabiduría y el amor incondicionales. Al este se encuentra el templo de Puri-Jagannath, una de las construcciones más antiguas de India, en donde está registrado que estuvo estudiando Jesús antes de los veinte años. Después, viajó a los templos sagrados en el Nepal y Tíbet, en donde completó su maestría antes de regresar a Israel. Al oeste, el templo de Dwaraka, en la península del Gujarat, es venerado por ser el lugar donde el Krishna, el Señor, reinó hasta los 126 años de edad.

También en el continente indio, hay 12 puntos nodales, llamados jyotirlingams, a los cuales acuden millares de peregrinos a recibir los ritos de iniciación. Estos doce centros mágnéticos están conectados directamente al Monte Kailash, situado en la zona

transhimaláyica. La tradición védica recomienda al peregrino recibir las bendiciones en el Santa Sanctorum de estos doce templos en los que también diariamente los sacerdotes brahmines realizan rituales cantados en sánscrito, llamados poojas.

VIVO SANO 59


Los doce jyotirlingams descritos en el Shiva Mahapurana y todavía activos son: Somnath en el Gujarat, Malikarjuna, en Andra Pradesh en Sri Sailam, y descrito por Helena P. Blavatsky cuando peregrinó allí en el siglo pasado, Mahakaleshwar, Omkareshwar, Kedarnath en los Himalayas, Bhimashankar, Kashi Vishwanath en Benarés, Triambakeshwar Shiva Temple, Nageshwara en Dwaraka, donde Krishna fue rey, Baidyanath, Rameshwar y Grishneshwar. Benarés es uno de los destinos más emblemáticos de India, ciudad santa a donde peregrinan muchos hombres santos de Asia, y lugar preferido por los hinduistas devotos para dejar su cuerpo físico. En Benarés, Varanasi o Kashi (su nombre original significa “la Joya en el Loto”) son incontables los templos y santuarios

60 VIVO SANO

que durante siglos han sido visitados. Allí fluye el sagrado río Ganges, proveniente subterráneamente del Monte Kailash, y es condición sine qua non para el peregrino, sumergirse en las aguas sanadoras del Ganges e impregnarse de las corrientes energéticas que fluyen en el río sagrado. Corriente que necesariamente generará transformaciones en el peregrino. En América, la espectacular peregrinación andina al santuario de nuestro Señor de Qoylloriti, cerca de Cuzco, a los pies del nevado Ausangate en Perú, es uno de las mayores eventos religiosos de los Andes, celebrado en honor del Señor de Qoylloriti, con la participación de más de 10.000 peregrinos que se desplazan al santuario del valle andino situado a 4.700 metros de altitud, desde todas las comunidades de Perú. Este

lugar fue declarado patrimonio cultural de la nación en 2004, y en 2011 la Unesco inscribió a la “peregrinación al santuario del Señor de Qoylloriti” como integrante de la lista representativa del patrimonio cultural inmaterial de la humanidad. En Perú también el arte textil de la isla de Taquile, en el lago Titicaca, está incluido en la lista de la Unesco como patrimonio intangible. El Lago Titicaca es otro foco importante de sabiduría perenne en América, y ya en tiempos de los Incas, los sacerdotes del Sol realizaban a la vista de los peregrinos rituales sagrados para el beneficio de toda la humanidad. La búsqueda del ser humano a lo interno, lo profundo y la completa autotransformación, es lo que mueve al peregrino a realizar en muchas ocasiones proezas en sus viajes a lugares remotos, a veces de difícil acceso, superando sus propios límites físicos, emocionales, energéticos y psíquicos. Comprender y amar al prójimo, ser compasivos y tolerantes con nuestros semejantes, pensar de una forma nueva, pensar en el corazón. Sentir y pensar desde el corazón es el sentido profundo de una peregrinación. De esta manera, nos conectamos a toda la red del planeta y del cosmos de forma totalmente consciente, sirviendo al plan de la evolución. Es la vía del corazón, que es la vía de la síntesis. ROSA SORROSAL MARÍ Psicóloga clínica Sintergética


SOCIEDAD SANA

Oriente y Occidente: hacia una cultura de síntesis

O

riente y Occidente, este y oeste, espíritu y materia, luz y oscuridad, masculino y femenino, síntesis y análisis, son una manifestación de la “Ley de la Polaridad“, una de las siete Leyes Universales de la creación, según Hermes Trismegisto. Las otras seis son: Ley del Mentalismo, de Causalidad, Vibración, Ritmo, Correspondencia y de Género. Todas ellas son leyes de orden superior que rigen la vida de todos los seres del planeta.

Que la Tierra y, consiguientemente, la humanidad evolucionan hacia una cultura de síntesis, es algo evidente, aunque no lo percibamos o nos resistamos a ese movimiento. Lo vemos cotidianamente a nuestro alrededor, en la política, la economía, la sociedad o la ciencia. Sin embargo, este movimiento no nació hace cuatro días. En los últimos siglos, seres en todos los ámbitos de la vida enseñaron y ejemplificaron la cultura de síntesis. Krishna, Buda, Confucio y Patanjali, en Oriente. Sócrates, Platón, Pitágoras, Jesús, Paracelso, Ha-

nemann, Helena Blavatsky y Alice Bailey, en Occidente, fueron ejemplos que encarnaron la síntesis en sus vidas. En Oriente, concretamente en India, “yoga” es la palabra sánscrita que describe este aspecto de “síntesis”, “unión”. Yoga no son solo unos ejercicios físicos (Asanas), sino que es una genuina Ciencia de Síntesis, que instruye al ser humano para alcanzar la autorrealización. Textos como el Bhagavad Gita o el Sendero óctuple del Yoga, este último de Patanjali, son auténticos tratados de sabiduría perenne que el ser humano tiene a su

VIVO SANO 61


ORIENTE MEDIO REPRESENTA, EN TÉRMINOS PLANETARIOS, EL LUGAR EN DONDE EN ESTOS MOMENTOS NOS ESTAMOS JUGANDO LA EVOLUCIÓN COMO HUMANIDAD alcance desde hace milenios. Son textos intemporales, cuya información trasciende fronteras, nacionalidades, religiones, y precisamente llevan en sí esa energía de síntesis, que permite que la información sea útil a cualquier persona, tenga una visión occidental u oriental de la vida. Así mismo, los Evangelios, inspirados en la vida de Jesús, muestran el mismo sendero de síntesis que otros vivieron antes. Jesús nació y creció en Israel (Oriente Medio), se formó en

62 VIVO SANO

todos los campos del conocimiento exotérico y esotérico en el extremo Oriente (India, Nepal, Tíbet), regresando sus últimos tres años a Israel para culminar su trabajo de servicio planetario. Fue, por tanto, una persona que nació, creció y dejó su cuerpo físico en Oriente, sus enseñanzas y vida inspiraron profundamente a Occidente. Eso es síntesis. Oriente Medio representa, en términos planetarios, el lugar en donde en estos momentos nos estamos jugando la evolu-

ción como humanidad. Turquía, Siria, Israel, Líbano, Irak, Irán, crisol de innumerables civilizaciones que tuvieron su impacto tanto en Oriente como en Occidente, son el mayor desafío que tiene actualmente la humanidad para nacer hacia una auténtica cultura de síntesis. Lo que está claro es que para resolver este conflicto hay que mejorar las actuales propuestas vigentes. Los Grandes Seres a los que mencionábamos anteriormen-


te, nos legaron la clave para resolver cualquier conflicto. Desgraciadamente, el ser humano crea religiones para dar culto al individuo, pero no sigue las enseñanzas y ejemplo que ese Ser dio en su vida para mostrarnos el camino a seguir. El “ojo por ojo” y “diente por diente” no sirve a medio y largo plazo. Eso ha quedado más que demostrado. El sol sale por el extremo oriente, llega al cénit en el medio oriente y se pone en occidente. Estableciendo una analogía en el ser humano. Oriente representaría nuestra cabeza, el Medio Oriente el tórax, y Occidente el abdomen. ¿Dónde nos encontramos en este momento como humanidad? En el diafragma, que es el punto crítico entre lo superior y lo inferior en nosotros, lo

humano y lo animal, lo cordial y lo visceral, el altruismo y el egoísmo, el amor incondicional y el apego-aversión. Hablar de cultura de síntesis implica hablar de cordialidad, término que tiene su raíz en la palabra latina cor, cordis. ¿Qué tienen en común palabras como: cordialidad, cardiología, acuerdo, recuerdo, corazonada, coraje, cordura, concordia? Todas ellas tienen su origen en el corazón. Incluso la palabra “memoria” tiene relación con el corazón. Los antiguos latinos llamaban “mente” al corazón, y “tener en el corazón” es sinónimo de “tener la mente en alguna cosa” o “tener la cosa internamente presente”. Así que la memoria no es mental, sino cordial. De todas estas reflexiones surge una propuesta práctica: si

queremos avanzar hacia una cultura de síntesis, tenemos que empezar a “cultivar el terreno” con cada uno de nosotros. Dicho “terreno” es nuestra personalidad, y la conciencia, el alma, es el que cultiva. Filosofar y tratar de ayudar al mundo externo sin cambiar nuestro interior es una pérdida de tiempo. Más aun, cuando la mayoría de las propuestas están fundamentadas en el juicio y la crítica. Qué fácil es ver lo que otros deberían cambiar y qué difícil es ver lo que en nosotros es mejorable. Aspiramos a que nuestra vida sea más plena, feliz y próspera. Paradójicamente, hacemos exactamente lo contrario para conseguir el objetivo. La energía de síntesis presente en estos momentos, es una oportunidad dorada para sin-

VIVO SANO 63


FILOSOFAR Y TRATAR DE AYUDAR AL MUNDO EXTERNO SIN CAMBIAR NUESTRO INTERIOR ES UNA PÉRDIDA DE TIEMPO tonizarnos con el planeta y la naturaleza en la que vivimos. ¿Cómo nos iría si pudiéramos relacionarnos cordialmente? ¿Y si cada vez que nos acordáramos de algo o alguien lo hiciéramos desde y en el corazón? ¿Y si cuando llegamos a un acuerdo lo hiciéramos desde el corazón? ¿Y si los recuerdos se ubicaran en el corazón? ¿Y si el coraje, en lugar de tener su origen en el plexo solar o los genitales, lo tuviera en el corazón? Pues que ya estaríamos viviendo en la síntesis sin saberlo ni pretenderlo. En el corazón, afirma la sabiduría oriental, se manifiesta la luz de la conciencia, el alma. “Buddhi” se denomina a esta luz. De ahí el término “Budha”,

64 VIVO SANO

que significa, literalmente, “el iluminado”. Cuando residimos en el corazón, y desde allí actuamos en la vida, manifestamos la conciencia Búdhica en la Tierra. Jesús lo llama “manifestar el reino de Dios en la Tierra”. En nosotros coexiste, simultáneamente, lo Espiritual y lo material, lo masculino y lo femenino, la capacidad de análisis y la de síntesis. Conocemos la teoría muy bien, pero nos falta ponerla en práctica. Hagámonos, pues, la proposición sincera de establecer la cultura de síntesis en nosotros, más que esperar a que otros la vengan a establecer por nosotros.

Para ello, elevémonos, simbólicamente, desde la región infradiafragmática al corazón. Son unos centímetros en el cuerpo, pero un abismo en la vida cotidiana. Tratemos de ver la vida que nos rodea en el corazón, vivamos y sintamos de corazón. No es una cuestión romántica, ni filosófica, sino absolutamente necesaria para modificar aquello que nos impide participar de la creación como seres cocreadores que somos. “Recordar” nuestra auténtica naturaleza, y manifestarla en cada pensamiento, palabra y acción cotidianas, nos capacitará para establecer la luz de Oriente, a través del corazón, en Occidente. DR. MIQUEL SAMARRA STEHLE Medicina General Especialista en Medicina del Deporte y Educación física Medicina Sintergética


Revista Vivo Sano nº 12  

Revista de salud y vida natural de la Fundación Vivo Sano

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you