{' '} {' '}
Limited time offer
SAVE % on your upgrade.

Page 41

¿ESTAMOS PROTEGIDOS CON LA COSMÉTICA NATURAL?

Con demasiada frecuencia llaman cosméticos naturales a aquellos que tienen alguno de sus ingredientes que no son de síntesis química. Esto quiere decir que sobre una base química añaden algún aceite esencial de flores o algún preparado de plantas. Dos cuestiones a tener en cuenta: Si el cosmético es natural pero no se certifica el origen de los ingredientes podemos encontrar dosis de pesticidas y otros residuos químicos derivados de la forma de cultivo y de procesado. Si natural se refiere a que lleva un producto natural añadido tenemos que saber con certeza en que “caldo” de otros productos está.

1 2

Un paso más allá en el concepto de cuidado natural de la piel nació con la cosmética ecológica, por la

necesidad de ofrecer a las personas una alternativa a los productos habituales que les estaban haciendo daño. Poco a poco han ido saliendo marcas al mercado bajo este nuevo título y se han creado sellos que certifican que los ingredientes son de cultivo ecológico. Pero ¿certifican todos los ingredientes?

¿CÓMO ES DE NATURAL LA COSMÉTICA NATURAL?

Lo natural debe unir aquello que la naturaleza produce y el conocimiento humano sobre cómo usarlo para su bienestar, cuidando la salud y logrando el beneficio extra que busca. El problema es que los productos de higiene y cosmética que dicen ser naturales normalmente tienen lo natural añadido y no como base. Hoy en día la mayoría de las cremas son blancas y con una textura “sedosa”. Estos dos efectos se

consideran básicos para la apreciación de la crema. El blanco se consigue con dióxido de titanio, tanto en los cosméticos, incluidas las cremas de protección solar, como en las pinturas de las paredes. Está en duda su potencial efecto cancerígeno, pues el polvo de dióxido de titanio produce cáncer de tráquea y de pulmón en ratas, y en humanos, aunque no se sabe, se sospecha. El carácter sedoso en la mayoría de los casos lo dan los surfactantes, porque rompen la tensión superficial del agua. Estos tensoactivos ayudan a mantener la humedad en la piel, eliminan la grasa de la capa más externa, pero también pueden producir grietas, fisuras y piel reseca, cuando están presentes en exceso o ya no los toleramos más. ¿Has visto a personas con las manos agrietadas y sangrantes que no han pensado que deberían dejar de usar el detergente o la crema que usan? Los tensoactivos rompen la tendencia del agua a formar gotas y este efecto se ha mantenido aún a través de la evaporación en la atmósfera creando un problema medioambiental. ¿Y en nuestra piel? Para que la piel parezca más hidratada se altera la naturaleza del agua, aparentemente la piel la absorbe mejor. ¿Y las consecuencias? Creemos que un buen número de consumidores preferiría usar cremas menos blancas y menos “sedosas” a cambio de no correr el riesgo de llegar al límite de dióxido de titanio y tensioactivos en su cuerpo. El consumidor de cosméticos y productos de higiene que busca productos naturales no tiene como prioridad que engañen a sus sentidos a cualquier coste.

VIVO SANO 41

Profile for Fundación Vivo Sano

Revista Vivo Sano, nº 2  

Revista de salud y vida natural de la Fundación Vivo Sano

Revista Vivo Sano, nº 2  

Revista de salud y vida natural de la Fundación Vivo Sano

Advertisement