Page 30

EQUISALUD MAGAZINE

Recomendaciones

66 VIENE DE LA PÁGINA 28

es como se desarrollan las alergias e intolerancias: los alimentos no tienen oportunidad de ser apropiadamente digeridos antes de su absorción a través de la pared intestinal dañada. En muchos casos, cuando la pared intestinal se recupera, las alergias desaparecen (21). Las consecuencias de una pared intestinal dañada, con fugas y filtraciones de sustancias tóxicas que llegan al cerebro, pueden dar lugar a la aparición de muy distintos trastornos: una vez en la sangre, los alimentos parcialmente digeridos desencadenan reacciones inmunes muy complejas (como alergias o intolerancias alimentarias) que son capaces de iniciar patologías. La situación se ve agravada por la combinación de toxinas y alimentos parcialmente digeridos, que fluye del intestino al cerebro y causa una actividad eléctrica anormal (22).

LOS COMPLEMENTOS ALIMENTICIOS Aunque la dieta debería ser la principal estrategia terapéutica en pacientes con disbiosis intestinal, los complementos alimenticios también pueden resultar enormemente beneficiosos e incluso esenciales. Los más recomendables para los pacientes con disbiosis son los siguientes:

66 Probióticos. 66 Ácidos grasos esenciales. 66 Enzimas digestivas. 66 Complementos alimenticios de vitaminas y minerales. Nº 1

30

LOS PROBIÓTICOS Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), los probióticos son «micro-organismos vivos que cuando se administran en cantidades adecuadas aportan beneficios para la salud». Ello es debido a que en su mayoría son similares a la flora que se encuentra naturalmente en el intestino (23). Estas bacterias suelen pertenecer a dos géneros: Lactobacillus o Bifidobacterium, dentro de cada uno de los cuales existen varias especies (Lactobacillus acidophilus o Bifidobacterium bifidum, por ejemplo); dentro de las cuales, a su vez, encontramos subespecies (como el Lactobacillus acidophilus W22). Estudios recientes han podido corroborar cómo las cepas Lactococcus y Lactobacillus pueden inhibir el crecimiento de hongos de la familia de la cándida. Cada una de estas bacterias posee sus propias características y, por lo tanto, produce diferentes efectos en el cuerpo. Por poner un ejemplo, la subespecie Lactococcus lactis W19, que se encuentra de manera natural en los productos lácteos y en determinada materia vegetal, ha demostrado ser capaz de inhibir el crecimiento de la cándida en experimentación in vitro (24). Los probióticos representan una herramienta útil, pero es necesario conocer ciertas pautas previas que nos ayudarán a elegirlos. Cuando escogemos un probiótico, es vital que contenga varias cepas de bacterias y que estas lleguen intactas a donde deben actuar, evitando ser desactivadas por los ácidos del estómago. Hay que tener en cuenta que las bacterias de muchas presentaciones de probióticos son destruidas por las condiciones ambientales antes de ser consumidas por el paciente, lo que obliga a prestar especial atención a la marca que se decide

Profile for Fundación Vivo Sano

171214 equisalud magazine 01 issuu  

Equisalud Magazine nº 1

171214 equisalud magazine 01 issuu  

Equisalud Magazine nº 1