Issuu on Google+

OBSERVAD

R SEMANAL

PALABRAS DE CERTEZA Y ESPERANZA RESPONSABLES: Guillermo Lesmes - Nathalia Lemir - www.sanrafael.org.py - mail: observadorsemanal@sanrafael.org.py - AÑO VII - Nº 316 - JUEVES 28 DE JULIO DE 2011

Sin Cristo la rebelión al poder se convierte en locura, como en Noruega “Locura” la definen los expertos descubrí hombre” afirmaba el últiy sin embargo parece que nos afecta mo gran orador y senador del a todos. En lo que paso en Noruega Imperio Romano, Victorino. Es el viernes 22 de julio, donde dos como decir, me reconocí, me atentados en lugares diferentes han encontré conmigo mismo superandejado más de diez muertos, como do la fractura entre el instinto y la en lo que sucedió en Paraguay con razón, herencia dolorosa del pecael caso Trotte, los expertos de la do original. No olvidemos lo que mente suelen cerrar la cuestión llaafirma San Juan: “quien peca se mando lo acontecido “un acto de odia a sí mismo”. Escribe monselocura”. Y es verdad, porque de ñor Luigi Giussani: “Creo que esta locura se trata y esta enfermedad sea una definición de cualquier está muy desarrollada también en patología psíquica: “quien peca se los países, como Noruega, que la odia a sí mismo” (Jn 3, 20) y cada masónica postura de Transparencia patología es un odio a sí mismo, es Internacional define como los priun rechazo de sí” meros en honestidad, donde no Por eso la gran provocación que existiría la corrupción. los hechos de Noruega, de Profundo dolor de familiares de las victimas Pero, ¿quién se pregunta de Paraguay, se resumen en una pre"El mundo entero condena en los términos más firmes el atentado." dónde nace esta locura?, esta terrigunta: ¿Quién es Cristo para mí? ble enfermedad que se llama esquibienes sin importarle nada el educar y repartir a Ha llegado la hora de reconocer, zofrenia y por la cual el poeta romano Ovidio, autor quien desea trabajar parte de su tierra; la locura de humildemente, el fracaso de toda clase de educación de “Metamorfosis”, afirma: “Video meliora probo- los jueces, abogados, hambrientos de poder; la locu- en valores que es la fijación de la cultura protestante que deteriora sequor”, o sea: “Veo lo mejor y lo ra de los gobernantes y políticos que piensan ser los y masónica para volver a la ontología, a los cimienapruebo, pero elijo lo peor”. Yo desafío que exista dueños del mundo, la locura de quien aprovechán- tos de la casa, que es la fe que hemos recibido en el alguien, en particular los expertos de la mente, a nie- dose del lugar que ocupa se pasa el tiempo farrean- bautismo. “Sin mí no podéis hacer nada”, afirma gen esta verdad. do; en fin, la locura de quien mata o se mata. Jesús. No dice “algo, dice “nada”. Por ende, como Afirmaba Chesterton: “La peor enfermedad espiEl problema no es pesar los kilogramos o tonela- Juan y Andrés, como Zaqueo, la adúltera, la samariritual es la de creernos sanos”. No reconocer que das de la negatividad que nos caracteriza, porque el tana y Pedro mismo, o nos dejamos mirar y amar todos tenemos en nuestra vida no sólo los síntomas pecado no se mide, no se pesa. El pecado es ontoló- por Cristo o la locura nos arrastrará al abismo. de la locura sino la evidencia de su presencia, es gico en este mundo y por eso San Pablo afirma: Noruega, el país más honesto del mundo, el país negar la verdad misma del ser humano. La Iglesia ha “¿Quién me librará de este cuerpo de muerte?”. Por en el cual los valores humanitarios son proclamados resumido esta verdad con los términos “pecado ori- eso es urgente que todos, y en primera instancia la las 24 horas del día, y sin embargo es el país en ginal”. Esta herida que al nacer llevamos ya en nues- Iglesia, planteemos la “cosa” más importante de la compañía de los demás pares del Norte europeo con tro patrimonio genitivo por el cual, ya al salir del historia: un hombre ha dicho de sí mismo ser Dios. Y el mayor número de desesperados en el mundo. Al vientre de la propia madre, el ser humano llora, es el “caso Cristo” delante del cual, como diría el contrario, que conmoción cuanto afirma el poeta como describe el poeta Leopardi en una de sus bellí- filosofo danés Kierkegaard, uno si o si tiene que inglés Elliot hablando de los cristianos de la Edad simas poesías. Igualmente este poeta afirma que el tomar posición. Es decir, uno no puede no recono- Media: “ Bestiales como siempre, carnales, único trabajo de los padres es “consolar a los hijos cer, verificándolo en la propia carne que Él es único buscándose a sí mismos como siempre, egoístas y de la triste condición humana”. en la historia del mundo que ha dicho de sí "Yo soy el cegatos como siempre / pero siempre luchando, camino, la verdad y la vida”. Verificar este siempre reafirmándose, siempre reanudando la Lo que pasó en Noruega, lo que pasa en nuestro país donde un hombre mata torturándole a su espo- Acontecimiento significa, ante todo para nosotros marcha por el camino iluminado por la luz; / a sa, es lo que en diferentes formas todos vivimos. que hemos sido bautizados en Jesucristo, comparar menudo deteniéndose, vagueando, perdiéndose, Esta división que soportamos en nuestro Yo entre nuestras exigencias humanas profundas, con nues- retardándose, volviendo, pero sin seguir otro sentimiento y razón es algo terrible y allí está el ori- tros deseos de amor, belleza, verdad, justicia, felici- camino”. gen de nuestra locura. La locura por la cual confun- dad, con la pretensión que Él tiene de ser la única resEste es el cristianismo que el mundo necesita dimos el amor con el “hacer el amor”; la locura por puesta. hoy, porque sin Cristo no se logra ser humanos, y la cual chantajeamos a la novia diciéndole “si me Cristo se impone y se propone como el camino, la violencia inevitablemente se volverá dueña de la querés, acuéstate conmigo”; la locura por la cual el método para reconocer la verdad, es decir, la posi- psiquis humana, con las consecuencias que cada existe el divorcio, el aborto, la eutanasia; la locura ble unidad del Yo, la salida de nuestra esquizofrenia uno puede verificar en su propia personalidad. por la cual uno roba, invade la tierra ajena; la locura congénita y por ende la misma vida, la alegría y por la cual el terrateniente pone su confianza en sus gusto de la existencia. “Encontrando a Cristo me P. Aldo

¿Dónde estamos los cristianos?

2

Si cada uno puede interpretar la Biblia a su acomodo ¿para qué se encarno Dios en Cristo?

4

¿Qué es la vocación a la vida consagrada o,mejor a la virginidad? (2)

6

LUZ DEL MUNDO: Capitulo XVI El denominado atasco de las reformas

7


2

Jueves 28 de julio de 2011

OBSERVADOR SEMANAL

ACTUALIDAD

¿Dónde estamos los cristianos? El domingo 24 de julio nuestros diarios salieron con las portadas dedicadas a la final de la copa América entre Uruguay y Paraguay. Ni una sola mención en las portadas a la inhumana situación de 500.000 niños que corren el riesgo de morir de hambre en Somalia, en el cuerno de África. Tampoco hubo alusión alguna a la matanza ocurrida en Noruega y mucho menos al posible suicidio de la ídolo de millones de jóvenes, la cantante inglesaAmy Winehouse. Pero que a los diarios no les importe nada de las grandes tragedias humanas y pierdan la cabeza por una pelota - porque así le encanta a la gente que desde hace tiempo vive, como dirían los antiguos romanos, de “pan y juegos” -, no nos sorprende. Lo que nos entristece es la ausencia de los cristianos en dejarse provocar por estos hechos dolorosos. ¿Cuántos curas, por ejemplo, en su homilía del domingo 24 de julo han expresado un juicio, partiendo del evangelio del día, que contenía la respuesta al porqué de tanta desesperación, del porqué ni siquiera los sistemas económicos, políticos y sociales garantizan aquel bienestar personal y comunitario que nuestro corazón busca? Además, ¿Quiénes, de los laicos cristianos comprometidos en los diferentes movimientos o grupos eclesiales se ha dejado provocar por la matanza de cerca de 100 personasen su gran mayoría jóvenes, o por el suicidio de Amy, intentado expresar un juicio? ¿De qué sirve ser cristiano con una fe ausente de la vida, incapaz de responder a los interrogantes que provoca la realidad?

Si el cristianismo no juzga la vida, si el cristianismo no tiene nada que ver o decir con lo que la realidad nos interpela, personalmente no me interesa. Y tiene razón Nietzsche cuando “nos advertía que la muerte de Dios es perfectamente compatible con una religión burguesa. Él no pensó nunca que la religión tuviera que acabar. Cuando hablaba de la muerte de la religión, hablaba del fin de su capacidad de mover la mente, de despertar el Yo. No se trata de una religión como práctica, sino de su capacidad de despertar la esperanza. La religión se volvió un producto de consumo, una forma de entretenimiento, un consuelo

para los débiles, una estación de servicio emotivo destinada a apagar algunas necesidades irracionales que la religión está en condiciones de satisfacer mejor que cualquier otra cosa. Aunque suene unilateral el diagnóstico, Nietzsche daba en el clavo”. Y el teólogo ortodoxo Oliver Clement ha dicho que “la fortuna del marxismo ha sido haber encontrado un cristianismo ausente de la vida, medroso de la vida”. El cristianismo y el hombre caminan juntos, no existen separados. Personalmente me adherí al cristianismo con entusiasmo y pasión cuando encontré unos chicos del

colegio que me desafiaron en los años 70 diciéndome: “profesor, no es con la huelga que se cambia el mundo, sino cambiando tu corazón, y tu corazón cambia si encuentra a Cristo”. Eran adolescentes que durante las horas de clase no aceptaban acríticamente mi enseñanza, en aquel entonces enfocada sobre las reductivas posturas educativas de Paulo Friere. Ellos me cuestionaban todo lo que decía, discutían, verificaban la razón de la fe que habían encontrado dentro de todas las circunstancias de la vida. Eran adolescentes que desafiaban públicamente al mundo con su fe, juzgaban lo que acontecía. No eran los famosos, ayer y hoy, “cristianos anónimos”. Eran una presencia que no dejaba nada de lo que acontecía sin dar un juicio. A veces eran ingenuos, también podían equivocarse, sin embargo su presencia era bien visible. Y por eso se transformaron en el instrumento que Dios me puso para cambiar mi vida. El silencio de nosotros los cristianos con referencia a los acontecimientos de estos días, la incapacidad y, lo que es peor, la insensibilidad documentada para nosotros cristianos en este momento en que mucho chicos se hacen y hacen un montón de preguntas, es la evidencia del formalismo de nuestra fe o, como decía el ex-nuncio apostólico en Paraguay, monseñor Lucibello, “la tropicalización de la fe, de los movimientos”. Es decir, una fe reducida a palabra, a sentimiento, sin ningún nexo con la realidad.

En Somalia, más de 500.000 niños están en riesgo de morir de hambre

Miriam Gutiérrez

No puedo ser feliz mientras exista un ser humano que muere de hambre El mayor flagelo en nuestro tiempo proviene de la indiferencia, no solo en lo religioso, sino en todos los aspectos. Una especie de nihilismo que lleva a un vacío existencial y a un cierto auto suicidio y vaciamiento del sentido de la vida. El resumen del año 1996 que publicó el New York Times dedicó un espacio especial a Somalia. Allí se decía que el país había atravesado una hambruna "de proporciones bíblicas" y agregaba que "muchos niños mueren de hambre, y miles de personas huyen hacia Kenia". Situaciones similares ocurrieron en 1991 y 1992. Entonces, algunos gobiernos occidentales, conmovidos, prometieron que no permitirían que la tragedia se repitiera. Quince años después, sin embargo, Somalia atraviesa una crisis aún peor, y la ayuda prometida no se materializa. Hace unos días, la ONU declaró que este país africano, situado en la esquina del océano Índico y el mar Rojo, entró en situación de hambruna. Es este un término técnico que describe un estado en el cual la desnutrición infantil aguda supera el 30 por ciento, mueren de hambre más de 2 personas por cada 10.000 y la gente no tiene acceso a comida ni otras ayudas para sus necesidades básicas. La falta de agua y alimentos diezma la población de dos provincias del sur y genera un éxodo continuo hacia Kenia y Etiopía. Caravanas de gente que come raíces y carga niños esqueléticos intentan llegar a pie hasta los campos de refugiados de la ONU, que desde hace cuatro años están desbordados. Un funcionario de la ONG Save the Children señaló que cada día arriban a Dadaab (Kenia) 800 niños: "Algunos mueren cuando llegan al campamento y muchos otros fallecen en el camino". La crisis de Somalia sigue siendo resultado de varios factores. Por una parte, el cambio climático, que quema los pastos en tiempo de sequía y arruina los cultivos con imprevisibles diluvios. La ONU advierte que el África Oriental padece la peor sequía de los últimos 60 años, y Somalia prácticamente ya no tiene qué comer. Por otra parte, reina la inseguridad

Por eso, las imágenes de niños somalíes moribundos, una vergüenza para la humanidad, no nos crean ningún cargo, ni personal ni colectivo, de conciencia.

en los campos por la presencia de Al Shabab, milicia integrista islámica vinculada a Al Qaeda. Este grupo armado cobra “coimas” a las entidades que pretenden llevar alimentos a los hambreados, asesina trabajadores, recluta niños a la fuerza y amenaza a la población. En tercer lugar conspira contra todos el precio de los alimentos, que se ha disparado en los últimos años. Hace un tiempo, la venta de una cabra servía a un campesino para comprar 300 kilos de grano; ahora solo le alcanza para 50. Los somalíes gastan cerca del 80 por ciento de sus magros ingresos en alimentos. Cuando estos suben, se resignan a comer menos, pues la miseria les impide pagar más. El último factor que influye en la crisis humanitaria somalí es el incumplimiento de las promesas occidentales en el sentido de que evitarían que se repitiera la catástrofe de 1996. Fran Equiza, director regional de la ONG Oxfam, formula una acusación directa: "Asistimos a una falla catastrófica de la responsabilidad global. Desde hace meses surgieron señales de alerta y el mundo tarda en reaccionar". También el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, empleó términos de reproche y recordó que las Naciones Unidas llevan tocando la campana desde hace tiempo. Específicamente, Francia y otros países no han honrado la palabra de ayuda que habían ofrecido. El Reino Unido, en cambio, asiste a más de 2 millones de personas en la región. Andrew Mitchell, secretario británico de Desarrollo Internacional, no se corta a la hora de asignar responsabilidades: "Hombres, mujeres y niños están muriendo de hambre en Somalia. El mundo debe socorrerlos, pero la respuesta de muchos países ha sido lenta e inadecuada". Resulta vergonzoso para la humanidad lo que está ocurriendo en Somalia; las imágenes de sus niños moribundos son un cargo colectivo de

conciencia. Una prueba más que evidente de que el hombre, olvidándose de Dios, se olvido de su propia humanidad. La crisis humanitaria de Somalia con la hambruna, será a futuro de común ocurrencia en otros países de la tierra, si la humanidad no hace nada con respecto a una situación que se ha vuelto patética y sistémica. Al calentamiento global con los gases de efecto invernadero, se agrega la indolencia de los países desarrollados que deberían de buscar solución a una situación que está volviendo al mundo más inseguro en el aspecto político y social. No dejemos atrás las repugnantes acciones de los grupos terroristas islámicos, que por sus instintos insanos de querer someter a sus semejantes utiliza como objetos a las personas sin importar la condición humana, Lo que sucede en el oriente de África debe de ser una lección para todos. Una nota final y que de alguna forma hace referencia al artículo del padreAldo sobre nuestra postura como cristianos: me llama la atención que en una página de comentarios acerca de la situación de Somalia, y a pesar de conocer cuáles son las causas del desastre, la mayoría, por no decir todos, de los foristas (que por sus expresiones dudo sean cristianos) se vino lanza en ristre contra la Iglesia a la que acusan de no hacer nada (hace días en la página Zenit se volvía a reiterar la denuncia y se lanzaba un enésimo llamado a la solidaridad mundial. De otra parte desde hace décadas los jesuitas están ayudando desde los países vecinos, Kenia y Etiopia) a más de declararla culpable de la situación debido a su postura en contra de las políticas de control artificial de la natalidad (aborto, contracepción, anticonceptivos) y a que, cito, “Estamos repletos de instituciones religiosas podridas de millones de dólares, que deberían ayudar y nada hacen”. (GL)


Jueves 28 de julio de 2011

3

OBSERVADOR SEMANAL

EDUCACIÓN

ACTUALIDAD

La vida es apertura Hoy es común escuchar frases como: la vida es darse, debemos perdonar, vivir el momento, disfrutar mientras podemos, desprendernos de lo superfluo, etcétera. Lo recibimos en cientos de correos masivos, lo escuchamos en decenas de conferencias de autoayuda, lo repetimos también nosotros, a veces, sin pensar demasiado en ello… No son mentiras, sino más bien cáscaras que envuelven nuestras impotencias… Lucen bien, se oyen mejor, pero el problema es que, ante la realidad, se quiebran rápidamente… Cascaritas frágiles que no responden los enigmas del día a día; cáscaras, no rocas firmes… Porque la roca es Cristo, pero Cristo está en una cruz, escandalosamente colgado de un madero… Bien, una de esas grandilocuentes frases es justamente la que me brotó en esta semana cuando me contaban las últimas aventuras vacacioneras de unos sobrinitos que no figuraban en las estadísticas del mundo responsablemente planificado, del mundo de las buenas ideas, del mundo de las cascaritas… Son el tercer y cuarto hijos de una familia de 5 hermanos. Campeones invictos que, para cada hazaña futbolera, asumen la gloriosa personalidad de sus jugadores favoritos. No es extraño que uno se convierta en un Nelson Haedo de 5 años cuando lleva la delantera con la pelota y, al rato, se transforme en Villar para proteger su arco de los pelotazos del Messi de 3 años que viene hacia él haciendo piruetas en la cancha… Mientras ellos hacen vibrar al barrio con los goles de la selección paraguaya instalada en el patio de su casa, su hermanito de medio año ofrece su cuello a cuantas hermanas, tías y primas deseen besárselo reverentes… Sí, en estas vacaciones que pasaron, observando a los niños de mi familia, se me hizo muy presente que la vida es apertura. Pero no apertura a las “bondades” del consumismo imperante que a todo le dice sí, rápida y desechablemente, sino más bien, la vida es apertura a la realidad tal cual es de riesgosa y desafiante. Apertura muchas veces dolorosa cuando el mundo sentencia en sus mil instancias que trasgredimos sus normas políticamente correctas y escupe en los pobres sus argumentos biensonantes acerca del control de la natalidad y de la “planificación” con pastillas del día después… Apertura muchas veces solitaria, aún entre quienes se llaman tus amigos y hermanos, los cuales con su silencio, tremendamente escandalizados ante la incomodidad de la cruz, niegan en tu vida la posibilidad de que ese madero existencial 5º hijo, enfermedad terminal, falta de dinero, carácter neurótico- logre salvarte de algo y que abrazado a él alguien pueda ser realmente feliz. No es romántica la cruz de Cristo. Y, sin embargo, la vida, tanto de cristianos como de ateos, se hermosea con su misteriosa luz. Es evidente que quien se abre a la vida, se expone libremente a recibir, junto con las alegrías y triunfos, los sinsabores y los sufrimientos de la cruz. Sí, la vida es apertura, pero es imposible disfrutarla de verdad, si esta apertura se limita solo a esa parte de la realidad que apetecen nuestros sentidos. Por eso, es un gran consuelo experimentar en la cotidianeidad que Cristo no es otra cascarita que intenta proteger nuestra impotencia. Él es una persona que ha incomodado a mi familia, porque se ha hecho presente en medio de ella, abriéndola a la realidad. Su rostro resplandece en mis numerosos sobrinos, en las vacaciones que pasamos, en las cuentas a pagar, en las tareas que nos aguardan esta semana. Sí, la vida es apertura a la realidad porque Cristo mismo es la vida y la realidad. CCL

PEREGRINACION MARIANA EUROPA DEL ESTE + MOSCU Visitando:

PRAGA - AUSTRIA - HUNGRIA -POLONIA - RUSIA

Salida: 9 de septiembre

Regreso: 30 de septiembre

Si estás interesado es muy importante la presentación del pasaporte para la Visa

ORGANIZA: LA AGENCIA SAN RAFAEL PEREGRINACIONES S.R.L. CRUZ DEL CHACO 1703; TEL 623 496 - 662 758; CEL.: 0971 954 480

EMAIL: sanrafael@internetpersonal.com.py

La amistad nació el día en el cual “el Verbo se hizo carne y habitó entre nosotros” La amistad no es una creación o un descubrimiento humano, porque es la estructura misma del Ser Trinitario. Dios en su esencia es amistad. Una amistad eterna, siempre nueva y siempre antigua que une al Padre con el Hijo a través del Espíritu Santo. El Ser existe desde siempre como compañía. Por eso San Juan define a Dios como Amor. Por consiguiente, como afirma Santo Tomás de Aquino, siendo el amor “difusivum sui” (por su naturaleza necesita dilatarse) la compañía trinitaria se ha manifestado no sólo creando el cosmos, sino creando su autoconciencia que es el hombre. Dios creando al hombre, como afirma el Génesis, a su imagen y semejanza, dilató su amistad trinitaria creando algo similar a Él y, al mismo tiempo, otra cosa de Él. La amistad entonces, ante todo, entre el varón y la mujer y después entre todos los hombres, es el fruto de la amistad trinitaria. Una amistad entre Dios y el hombre que hasta visiblemente, concretamente, el Génesis describe en la bucólica imagen de Dios que al atardecer se entretiene paseando y hablando conAdán y Eva en el Edén. El hombre, varón y mujer, por tanto, nace como compañía y no como soledad. Nadie puede afirmar de ser sólo porque cada día el hombre es creado, está hecho por Dios. La fórmula sintética de esta verdad es "Yo soy ahora, en este momento, Tú que me haces". Sólo cuando el hombre, cada uno de nosotros toma conciencia de ser naturaleza divina y humana, de su relación con el Misterio en cada momento y dentro de cualquier circunstancia, no sólo no puede más concebirse solo sino que es capaz de relacionarse con los demás. No existe posibilidad que exista una compañía humana fuera de esta conciencia de sí como relación con el Infinito. La amistad humana nace donde existen personas cuyo rostro está tenso hacia el Infinito. Sin esta mirada no existe relación. Por eso Cristo se hizo carne, porque con el pecado original el hombre perdió su capacidad intrínseca, natural, de amar, quedándose sólo con el deseo. Y las consecuencias del pecado original, de esta herida original, fruto de la libertad humana que rompió con Dios dando origen a aquella esquizofrenia del Yo por la cual hay una división profunda en el Yo entre sentimiento y tazón, ha

La amistad, una compañía

sido no sólo la incapacidad del varón de relacionarse con su mujer (Adán que inculpa a Eva) sino de cualquier relación: Caín que mata a bel (destrucción de la familia), la torre de Babel (la imposibilidad de entendernos entre nosotros). En esta situación humana no hay día de la amistad, no hay proclamas o voluntad que pueda devolver al hombre esta capacidad de gratuidad que define el contenido de cualquier relación humana. La fiesta de la amistad no es y no será nunca una iniciativa humana, ni el 30 de julio, ni nació en Paraguay. Su origen, además del día de la creación, es el 25 de marzo cuando el Verbo se hizo carne y habitó entre nosotros. Dios después que el hombre le había dado la espalda no sólo no lo abandonó, porque Dios es fiel a su creatura, sino que le recupero como relación consigo y entre nosotros, enviando a su Hijo Jesús. Dios se hizo en Cristo compañía humana, se hizo amistad. Y desde aquel 25 de marzo el hombre puede aún ser capaz de relacionarse consigo mismo y con los demás. Cristo tanto amo al mundo, a cada uno, que no sólo se hizo compañía humana sino que quiso quedarse entre nosotros hasta el final del mundo en una compañía humana que es la Iglesia. La amistad que nace de Cristo es el sacramento de Cristo. Por eso es también la posibilidad de relacionarnos entre nosotros. No existe más que sentimentalismo orgullosos vestido de miel sino está Cristo. Bastaría mirarnos también nosotros cristianos para ver cuán efímeras y sentimentales son nuestras amistades. Amistades que son también complicidad, un modo aparente y formal de tratarnos. Amistades en las cuales lo que vale es el temperamento, el sentimiento emotivo por el cual, diciéndonos falsamente cristianos, no soportamos compartir la vida, la responsa-

bilidad. Huimos de quienes decimos que son antipáticos. Pensar que el mismo signo para que el mundo conozca a Cristo es nuestra amistad que nace mirando a la cara a Cristo: “Sean uno para que el mundo crea” afirmaba Jesús. No dijo “sean buenos, coherentes, no se enojen, cambien de temperamento, etc.”, sino “que sean uno”, “ámense los unos a los otros como Yo os he amado”, “reconocerán que son míos si os amáis unos a otros”. Y da también la medida de este amor. “no hay amor más grande de quien da la vida por sus amigos”. Y Él dio su vida para que vivamos como Él vivió y vive en el sacramento de la Iglesia. Vivir con esta conciencia significa experimentar que los amigos son aquellos que se preguntan continuamente lo que de más querido que tenés. Son aquellos que te ayudan a amar a Cristo, porque mirando a Cristo uno descubre la propia humanidad, el propio destino. Como “Una compañía guiada al destino” definía Giussani a la amistad. Una compañía que tiene su inicio y su consistencia únicamente en el hecho que “el Verbo se hizo carne y habita entre nosotros” Por eso, sin Cristo existen solo pavadas, tentativas inútiles de querernos. Y la realidad la documenta: cada día más divorcios, la mujer como objeto de placer, el varón como dictador, aborto, eutanasia, cualquier forma de perversión sexual, violencia sin límites, etc., mientras todos hablan de amistad, de paz. Pobre hombre ¿Cuándo tomaremos conciencia que sin Cristo, sin una experiencia auténtica de Cristo no podemos hacer nada. Lo ha dicho Jesús: “sin mí no podéis hacer nada”. Ni siquiera decir a una persona un tímido “Te amo”. P. Aldo


4

Jueves 28 de julio de 2011

OBSERVADOR SEMANAL

“CATOLICOS HASTA LA MUERTE”

Si cada uno puede interpretar la Biblia a su acomodo ¿para qué se encarno Dios en Cristo? Conviene que un católico responda a los ataques, no con la discusión, ni con la agresión, sino con la caridad. El cristianismo no ha logrado sus grandes victorias por medio de la fuerza o del poder. Es el amor el que hizo diferente y deseable su estilo de vida. La caridad debe ser el distintivo de los cristianos, porque en la caridad el católico muestra que es un hijo de Dios. Debemos buscar el error y falsedad de las críticas, pero, a su vez, amar al hombre o mujer que las dice. El cristiano debe odiar el pecado, pero amar al pecador. Sin embargo, y pese a que no esté al alcance de la Iglesia curar cada corazón y cada mente de las creencias perniciosas, es sin duda su deber hacer todo lo que esté a su alcance para impedir que sus hijos a hijas caigan en falacias erróneas a favor de la verdad que nos hará libres. En estos días llegó a mis manos uno de esos folletines o panfletos que suelen repartir algunas sectas e “iglesias” protestantes y que, como siempre, lo único que contienen son irracionales, rastreros y virulentos ataques a la doctrina y enseñanza de la Iglesia católica y a la persona del Papa. Obviamente el contenido del pasquín de marras, aduciendo ser de fuente bíblica (se llaman a sí mismos “iglesia bíblica”) incluía los cuatro Non possumus (no podemos) de algunos protestantes: que tengamos en la Iglesia de Cristo una autoridad infalible principalmente en la interpretación de la Biblia en lo que respecta a cuestiones de fe y moral; que María, la Madre del Señor, sea mediadora e intermediaria entre Cristo y los hombres; que la gracia santificante nos haga "santos" (justificados); que la relación entre Cristo y la Iglesia sea como la que existe entre la cabeza y los otros miembros del cuerpo. Consciente de que las “doctrinas” protestantes para su recto entendimiento les son necesarios tratados enteros de Teología, quiero hacer aquí una simple referencia a lo que se toma como fundamento para los ataques a la doctrina católica y para llegar a calificarla e insultarla con los peores epítetos: la Biblia, el libro sagrado e inspirado para ambas partes, que contiene la Palabra de Dios, pero el cual para la secta “bíblica” debe ser la única guía del hombre, eso sí, entendida sólo como ellos la interpretan: a su imagen y conveniencia. Según esta forma de pensar nadie entendió nada de la Biblia hasta que apareció el mundo protestante, con la reforma luterana, tendencia religiosa que sería la semilla del "relativismo intelectual" al afirmar que cada uno debe "interpretar" la Biblia a su manera, sin pasar por el cedazo del Magisterio Papal, como siempre se creyó según el texto evangélico en que Jesús designó a Pedro como la cabeza de su Iglesia y le dio las llaves del reino de los cielos. Por eso, ahora los “bíblicos” se sienten con la autoridad de condenar muchas de las doctrinas cristianas y reemplazarlas con sus propias interpretaciones (aducen también que lo que no está contenido en la Biblia no tiene ninguna validez). Sin embargo, si no existiera alguien que

CONSULTORIO DERMATOLÓGICO VETERINARIO & PET SHOP DDra Nelly A. Lesmes Velasquez

Registro profesional 1841 Cacique Lambaré 3706 Tel.: 902709; cel.: (0981) 520557 Dermovet.py@gmail.com Lambaré

expresara con verdad lo que enseñó Cristo, en la práctica no existiría UNA enseñanza de Cristo, sino "muchas". Y "muchas" es lo mismo que ninguna. Y si así fuere, si cada uno pudiera interpretar la Palabra de Dios a su antojo, no tendría sentido la venida de Cristo a la Tierra. No resulta razonable que el Señor quiera que su mensaje se interprete de diferentes maneras y, en algunos casos, de formas diametralmente opuestas. Cristo se presentó a sí mismo como "el Camino, la Verdad y la Vida" no dijo que enseñaba un "camino" o una "verdad" para que cada uno los interprete como más le acomode. Es la razón e importancia por la cual los católicos seamos fieles seguidores de las enseñanzas del Santo Padre, porque ellas son el reflejo, en el mundo que nos toca vivir, de la misma doctrina de Jesucristo. Somos conscientes de que Cristo sigue estando presente en su Iglesia y que la fe es un don que "ni el ojo vio, ni el oído oyó, ni al corazón del hombre llegó lo que Dios preparó para los que le aman". Así, dado que la fe de la Iglesia no es una lección de matemáticas básica, no hay que extrañarse si no todos la comprenden. Siempre habrá ataques, pues a la Iglesia le toca el mismo destino que a Cristo: "Éste está puesto para ser señal de contradicción". Se requiere sí que conozcamos siempre mejor nuestra fe, la profundicemos y, sobre todo, la vivamos cada día para poder dar respuesta a todo el que nos pida razón de nuestra esperanza.

Ciertos y en la seguridad en Cristo que dijo: “Yo soy la verdad”. Por eso el cristiano debe defender a la Iglesia siempre como institución divina fundada por Jesucristo y como medio de santificación para todos los hombres, consciente de que está formada por seres humanos con fallos y debilidades pero que por encima de ella está la gracia de Dios. “Tú eres Pedro y

sobre esta piedra edificaré mi Iglesia y los poderes del infierno no prevalecerán sobre ella”. (Excúseseme el apelar a citas bíblicas pero lo hago con espíritu de fe e insertado en la corriente viva de la tradición de la Iglesia. GL)

La Iglesia Bíblica Misionera: La Gran Ramera “Pá í, ¿vio lo que circula por las calles de nuestra ciudad?” ¡No! ¿Qué es lo que pasa hijo? “Una secta, que yo defino satánica, llamada 'La Iglesia Bíblica Misionera' difunde un librito donde se relata la historia de un cura católico, borracho, que tienta de suicidarse porque cansado de “las hipocresías y falsedad de su religión” (la católica), y salvado por un miembro de esta secta que le revela la 'verdadera historia de la Iglesia de Cristo', según este personaje, que me parece además muy ignorante y tonto en materia de historia y de cristianismo”. Si querido hijo he visto esta “porquería”. Porquería porque lo único que se cuenta en este librito es hablar mal de la Iglesia Católica y decir mentiras. Parece que la sectas lo único que hacen es hablar mal de la Iglesia Católica en lugar de hablar de Cristo. Si uno es un poco inteligente y compara con su corazón no puede no darse cuenta

que en la Iglesia Católica habrá problemas, pero es más grande la santidad que en los siglos se ha manifestado en ella y que eso revela que Dios, lo Divino, usa la miseria humana, los hombres, para manifestar su grandeza, para hacer cosas grandes aquí en la tierra. Todos los católicos saben que son pecadores, la Santa Misa nos lo recuerda todos los días, por eso necesitamos de Cristo, de SU gracia cotidiana que nos ayude a vivir y a morir. Pero también los miembros de esta secta satánica son pecadores. Y no solo, sino han olvidados y rechazados que Cristo vino para los pecadores y estamos contentos de serlo, porque Él vino para nosotros. Jesucristo no se escandaliza de la Iglesia, sino la usa, usa su Cuerpo, como diría San Pablo (La Iglesia es el Cuerpo de Cristo) para salvarnos. Querido hijo te agradezco por esa provocación porque tenemos que decir algo al respeto para ayudar a la gente sencilla, enamorada de Cristo, a no caer en las agarras de Satanás, que es el padre de la mentir y quiere

engañar a la gente débil y sencilla. Además, recuérdate querido hijo que quien habla mal de la Virgen, y el pueblo paraguayo es un pueblo enamorado de la Madre de Dios, hablará siempre mal de la Iglesia y de hecho de Jesucristo. Este librito satánico define la Virgen Maria como “la obra maestra de Satanás para controlar a sus esclavos”. Aquí, con esta definición ya tú entiendes de qué se trata. Ojalá que el pueblo paraguayo, un pueblo totalmente mariano, es decir cristiano, con sus defectos, pero cristiano, no se deje engañar por esta gran ramera, sin ofender a las prostitutas, que es la Iglesia Bíblica Misionera. Lo siento que no estamos más en la Edad Media porque estos herejes, que antes de adherir a Satanás eran todos católicos, habrían sido condenado a la hoguera. En fin era el mal menor para evitar que estas porquerías pudieran ensuciar la conciencia de los cristianos. PB


Jueves 28 de julio de 2011

5

OBSERVADOR SEMANAL

TESTIMONIO

Vivir a la altura del propio corazón Desde el 15 de julio hasta el 17 fuimos con 50 chicos del Movimiento de Comunión y Liberación a una vacación en la Casa retiro de los Oblatos de Maria en Colonia Independencia, cerca de Villarrica.

vida. Hay dificultades, imprevistos, nadie te ahorra el sacrificio. Pero todo eso se pude enfrentar siguiendo alguien que conoce el camino, seguir sus pasos, dejándonos llevar por él, y así podes llegar a la meta.

Fueron días muy bonitos porqué el estar juntos, en los juegos, paseos, comidas, cantos, se hacía siempre aún más evidente que lo que necesita nuestro corazón, el corazón de los chicos, es una amistad grande que te ayude a enfrentar la vida. Esto se hizo evidente cuando el sábado fuimos de paseo hacía el cerro Tres Candú. Llegando al Santuario Natural de los franciscanos, decidimos tomar primero el sendero que nos llevaba hacía la gruta y luego, después del almuerzo, el sendero del Vía Crucis. Los dos, al comienzo, empinados, para chicos que no están acostumbrados a subir los cerros, además acompañados por nubarrones que a menudo nos mojaban todos y hacían el sendero muy resbaloso. Pero allí, en esta situación se hizo evidente dos cosas. La primera que el cerro y el caminar hacia el son como metáfora de la

Además, que sin sacrificio no hay verdad, ni belleza en la vida. Es tan así que cuando llegamos, muy cansados y mojados, a la cumbre del cerro, mirando la belleza del valle, todos los chicos tuvieron que reconocer que valió la pena. Y el cansancio, el sacrifico, dejó espacio a la alegría Solo siguiendo a Alguien que conoce el camino se puede enfrentar positivamente la vida. Ir detrás de un adulto nos ayudó a tener abierto el corazón a todo lo que acontece y así darnos cuenta que Cristo está presente para hacer más gustosa la vida. Ningún chico, hasta el más perezoso, en estos días se molestó ni por el frío, ni por la lluvia, ni por el tanto caminar entre los cerros. Todo eso fue posible porqué entre nosotros era claro que había una Presencia que mirar: Cristo presente a través de la compañía cristiana. Ayudando a los chicos a mantener “levantada la mirada” pudimos vivir a la altura del nuestro corazón. PB

Encuentro de Secundarios de C.L.,en las faldas del Ybyturuzú, en la Casa de retiro de los Oblatos de Maria, en Colonia Independencia- Villarrica

Todo para tu comodidad, calidad, buen precio y durabilidad...

Abaníco

Dallas

Los Angeles

Sofá cama Dallas

Esquinero Jazmín

Avda. Mcal. Lopez 801 c! 26 de febrero (ex Granja Verde) Telfs.:(021) 591 832 - 580 606 - 580 682 San Lorenzo - Paraguay


6 5

Jueves 28 de julio de 2011

OBSERVADOR SEMANAL

TESTIMONIO

¿Qué es la vocación a la vida consagrada o, mejor, a la virginidad? (2) “Querido padre Aldo, he leído con conmoción la primera parte de su artículo sobre la virginidad y, en particular, la provocación de monseñor Luigi Giussani. Yo soy un ex-candidato a la vida religiosa, invitado a salir del noviciado porque mis deseos de consagrarme al Señor no coincidía con la imagen hoy día dominante de la vida consagrada, más bien enfocada como una llamada a una praxis social de servicio a los pobres. Yo no había entrado en dicha congregación por este motivo sino por la fascinación que algunos ancianos religiosos habían suscitado en mi el deseo de pertenecer, de vivir, amar totalmente a Cristo. Cuando los formadores, además sin ninguna experiencia vivida de fe me invitaron a salir fue para mí una liberación porque mi corazón no buscaba las fantasías de la teología de la liberación, sino la de consagrarme totalmente en la virginidad a Cristo. Es decir, ser signo hoy, como afirma el documento conciliar “Perfectae caritatis” de lo que todos serán después de la muerte. La virginidad es el signo más importante del Yo y no todavía cumplida, es

A través del sacrificio, el ciento por uno El sacrificio de la reacción inmediata Para poder pensar en tu vida (en ti, a quien no conozco), para poder pensar en el destino de tu vida, tengo que sacrificar algo. Para pensar en tu vida (en ti, a quien conozco de vista), para amar tu destino, para amar tu felicidad, para amar tu alegría, para amar la eternidad de tu vida, para tratarte así, tengo que sacrificar algo. ¿Qué tengo que sacrificar? Tengo que sacrificar la reacción inmediata, de gusto o extrañeza, de simpatía o antipatía; tengo que sacrificar la impresión inmediata. La impresión inmediata al ver a una bella mujer... Tengo que sacrificar esto. La impresión inmediata cuando pienso en una vida «en mi pequeña casa entre árboles»... Como Fierre de Craon que, de pie, frente a la catedral que está levantando, mientras dirige toda la obra, piensa en su casita humeante... ¡Dios, qué distancia! A esta distancia nos ha llamado Dios, a vivir el mundo con esta distancia: eso hace que la casita sea casita y que el templo sea templo y que el pueblo sea pueblo (al que pertenece también la mozuela que iba a ser su esposa en aquella casita). Hace falta un sacrificio: el sacrificio de lo

el signo más evidente de la Presencia de Cristo hoy. El mundo no necesita de religiosos que parecen operadores de un partido de izquierda, religiosos que han perdido el gusto de la oración, de la fidelidad y amor a toda prueba al santo Padre, religiosos que han perdido el sentido de la vida de comunidad y que muchas veces parecen una “Armada Brancaleone”. Por eso le agradezco y espero para este jueves la segunda parte de la meditación de monseñor Giussani sobre la virginidad. Tenemos hambre de estos maestros y estamos hartos de la verborragica postura de ciertos formadores. ¿Cómo puede un joven como hay, lleno de vida, dejar todo por Cristo a quien sigue fascinado, para transformarse en actor de un compromiso social? Si es por eso lo podemos vivir también casándonos. Nosotros queremos seguir a Cristo en la virginidad para vivir, para amar con Cristo y ser signo profético para los demás hermanos hambrientos, como nosotros, de Cristo.

La Madre Teresa de Calcuta: "No es lo mismo morir solo y abandonado en la calle, a morir acompañado por alguien que te ponga la mano en la frente mientras expiras".

Con cariño, Luisito Rojas” inmediato. Lo inmediato no es verdadero; tanto es así que muere, que hace morir. Sobre todo, hace qué envejezcamos, traba la lengua, nos produce reumatismos, a uno le cuesta mantenerse en pie: hace morir, lo inmediato hace morir, lo inmediato muere entre tus manos. Por la mañana estás entusiasmado con tu mujer, pero por la tarde la mandarías a paseo; mandarla a paseo quiere decir que la desecharías: “¡Si pudiera librarme de ella!”. Lo inmediato ata, encadena, hasta que uno se ahoga (como en el cine, cuando un asesino estrangula a su víctima, se ve que el otro chilla y gesticula como un desesperado hasta que... ¡paf!, muere). Lo inmediato nos ahoga. Es necesario este extraño fenómeno que es el desapego. Para amar verdaderamente a una persona hace falta una distancia. ¿Adora más a su mujer un hombre cuando la mira a un metro de distancia, maravillado por el ser que tiene delante, casi arrodillado aunque esté en pie, casi arrodillado delante de ella, o cuando la toma? ¡No! No. Cuando la toma, acaba. ¿Poseyó más a la mujer de la calle, a la Magdalena, Cristo que la miró un instante mientras pasaba delante de ella o todos los hombres que la habían poseído? Algunos días después, cuando ella lavó, llorando, sus pies, estaba respondiendo a esta pregunta. No se puede establecer una relación con nada -ni con los hombres, ni con las flores del campo, ni con las estrellas del cielo, si no se hace con una distancia dentro. Si no te distancias de las estrellas, no entiendes

nada; si te fijas en una estrella sin desapego, no comprenderás que se trata de una estrella entre la infinitud estelar: es el sacrificio lo que permite que se desvele la verdad de la “cosa” o “persona” que está presente ante nosotros.

Un anticipo de la ternura eterna Ultimo punto. Esta verdad que Cristo tenía en su modo de amar asombraba a quienes lo miraban: se quedaban con la boca abierta. Ese hombre, sin tocarlos... sólo tocaba a quien tenía sus ojos ciegos, tocaba la boca del mudo o los oídos del sordo, para curarlos, sólo eso; sin embargo, cuando uno se acercaba a veinte metros de Él, se veía traspasado por esa Presencia y volvía a su casa llevando dentro aquella figura que tardaba días en desaparecer, ¡habría tenido que hacer un esfuerzo para arrancarla de sí! De esta manera, Cristo entraba en relación con las personas realizando un amor más útil, un amor más compañía para el camino, un amor que hacía más ligero el camino, un amor que anticipaba, como un temblor incipiente, la ternura eterna, un amor que anticipaba en todo la relación que tuvo con Juan antes de morir, cuando Juan tenía la cabeza reclinada en su hombro. Este anticipo ya en este mundo, este pregustar en la relación que tengo contigo

REDONDEE P. Aldo

Farmacia PUNTO FARMA PREMIOS: 1. Paquete de viaje de 10 días a T. Santa 2. Un equipo de aire acondicionado 3. Un tv plasma D 4. Una heladera de 11 pies 5. Una notebook

6. Una cocina de 4 hornallas 7. Un lavarropas semiautomática 8. Un equipo de sonidos 9. Un horno eléctrico 10. Una cena para 2 p. Gs. 10.000

Fecha de sorteo: 8 de septiembre de 2011

Parroquia San Rafael

Informes al tel.: (021) 623 496

Delivery 24 hs. sin costo 607 500 Usted puede colaborar con las obras de San Rafael redondeando el monto de su ticket o factura

Ayude a los niños, ancianos y enfermos de sida y cáncer abandonados por la sociedad

aunque te haya visto una sola vez, este anticipo que presiente en la relación contigo cómo te veré para siempre en la transparencia eterna, en la transfiguración eterna, en la seriedad de lo eterno, se llama el ciento por uno aquí. Estamos llamados a preguntarnos cada día, por la noche, cuánto hemos vivido de este ciento por uno. Y no puede ser como dicen algunos que vienen a mí para quejarse que no se experimente cien veces más aquí; ciertamente, no lo experimentas porque imaginas el ciento por uno como tú quieres, lo imaginas como una expansión de la instintividad; y, en cambio, es otra cosa, algo que es más bello, más seguro, más fascinante, más humano, que te vuelve hermano y hermana del pobre hombre que está casi convertido en un despojo, en la cloaca, en la calle, que está a punto de morir y al que la hermana de la madre Teresa de Calcuta recoge sin repugnancia y lo lleva a casa. Lo bañan, lo revisten... Y él, antes de morir, pocas horas después, dice: “He vivido siempre como un desgraciado, pero muero como un rey”. Tratado como un rey, ¡tratado como un rey!: ¡el ciento por uno aquí! Puede ser que hayáis comprendido palabra por palabra, frase por frase; pero lo que os falta es la experiencia del nexo que tienen estas palabras con vuestra carne viva, os falta la experiencia de la vida: que estas palabras lleguen a ser el contenido de algo que se siente, que se vive, que mueve, que conmueve. Mons. Luigi Giussani

Primer Centro Educativo del Paraguay para Niños/as con Discapacidad Física y otras asociadas El Programa Educativo para Niños con Discapacidad Física - PENDIF, funciona desde el año 1991, con autorización del Ministerio de Educación y Cultura por Resolución N° 27/91. El objetivo principal del PENDIF es educar promoviendo el desarrollo cognitivo, afectivo y social de cada niño y niña, de acuerdo a sus posibilidades y necesidades especiales.

Servicios: ° Estimulación Temprana ° Educación Inicial ° Jardín y Pre-escolar ° Educación Escolar Básica ° Psicología ° Deportes, recreación y cultura

www.fundacionsolidaridad.org.py - tel.: +595.21.293.381 - Asunción - Paraguay


Jueves 28 de julio de 2011

7

OBSERVADOR SEMANAL

LUZ LUZ DEL DEL MUNDO MUNDO (XVIII) (XVII)

El Papa, la Iglesia, los signos de los tiempos Capítulo XIV

El denominado atasco de las reformas Celibato, sacerdocio de la mujer, homosexualidad... Desde hace décadas, este canon de preguntas siempre idénticas domina la discusión en los medios. Sólo cuando se dé a estas cosas una respuesta positiva, dicen, volverá la Iglesia a ser atractiva. Lo llamativo es que, en Alemania, la Iglesia evangélica sin celibato, con sacerdocio de la mujer pierde más fieles que la católica. Pero también es cierto que estas posiciones dificultan el pronunciamiento al respecto. Repasemos brevemente algunos puntos. Los católicos que vuelven a casarse después de un divorcio están excluidos de la comunión eucarística. En una ocasión opinó usted que sobre esa regulación había que «reflexionar de forma más intensiva». Desde luego que hay que hacerlo. Por un lado está la certeza de que el Señor nos dice: el matrimonio que se ha contraído en la fe es indisoluble. Nosotros no podemos manipular esa palabra. Debemos dejarla así, aun cuando contradiga las formas de vida hoy dominantes. Ha habido épocas en las que lo cristiano estaba tan presente que la indisolubilidad del matrimonio era la norma, pero en muchas civilizaciones no lo es. Los obispos de los países del Tercer Mundo me dicen siempre de nuevo: «El sacramento del matrimonio es el más difícil de todos». O también: «Entre nosotros no ha tenido todavía ninguna llegada». Poner este sacramento en acuerdo con las formas tradicionales de convivencia es un proceso en el que está implicada la

existencia entera y una lucha cuyo resultado no puede forzarse. En tal sentido lo que experimentamos ahora en la sociedad occidental con su paulatina descomposición no es el único caso de crisis en esta cuestión. Pero abandonar por esa razón el matrimonio monógamo o interrumpir la lucha en favor de esa modalidad estaría en contradicción con el evangelio. El Creador ha hecho al ser humano varón y mujer, dice Jesús, y lo que Dios ha unido no debe separarlo el hombre. Pero ya los primeros discípulos murmuraron sobre ese mandamiento. Sí. Lo que se puede hacer es, primero, investigar más detalladamente la cuestión de la validez de los matrimonios. Hasta ahora el derecho canónico presumía que alguien que contrae matrimonio sabe lo que éste es. Presupuesto este saber, el matrimonio es válido e indisoluble. Pero, en la actual maraña de opiniones, lo que se «sabe» en medio de la actual constelación sociocultural totalmente modificada es más bien que es normal romper el matrimonio. Hay que preguntarse, por eso, cómo se reconoce la validez y dónde son posibles las curaciones. Seguirá siendo siempre una lucha. Pero dejar de mantener en alto el parámetro y ceder no elevaría a la sociedad en su nivel moral. Mantener lo difícil como parámetro con el que los hombres tienen que medirse una y otra vez es una misión necesaria para que no se produzcan más caídas. En ese sentido existe en esto una cierta tensión interior. La pastoral, entonces, tiene que buscar el modo de permanecer cerca de las personas individuales y de ayudarlas, también en su situación, digamos, irregular, a creer en Cristo como su Salvador, a creer en su bondad, porque él sigue estando siempre ahí para ellos, aun cuando no puedan recibir la comunión. Y ha de

Papa Benedicto XVI

ayudarlas a permanecer en la Iglesia aun cuando su situación no sea canónicamente congruente. Tiene que ayudarles a reconocer: si bien estoy por debajo de lo que debería ser como cristiano, no dejo de ser cristiano, de ser amado por Cristo, y tanto más permanezco en la Iglesia, porque tanto más seré sostenido por Él. En 1968 Pablo VI hizo de la cuestión de la anticoncepción el tema de su célebre encíclica Humanae Vitae. En su tiempo, él remitió al hecho de que tiene consecuencias fatales cuando el hombre interviene en el orden natural. Que la vida es demasiado grande, demasiado santa como para que nos esté permitido andar con chapuzas con ella, fue como si quisiera decirnos: si no respetamos la vida de los niños, perderemos la vida también nosotros, nuestra sociedad, nuestro mundo. Tal vez en aquel entonces no se podía comprender todavía esa visión. Hoy experimentamos no solo los efectos enormemente perjudiciales de la píldora anticonceptiva en la salud y en el medio ambiente, sino también cómo nuestros sistemas sociales colapsan porque nos hemos convertido en una sociedad sin hijos, que se queda sin bases. No obstante, la Iglesia católica aún apenas logra hacer siquiera comprensible su ética sexual. Una modelo top brasileña opina, por ejemplo, que hoy ya no hay

ninguna mujer que llegue virgen al matrimonio. Un obispo auxiliar emérito critica que las cuestiones de la sexualidad prematrimonial reciban de la Iglesia respuestas tales «que resultan a los hombres casi imposibles de vivir, y que ciertamente se viven también de otra manera». Ésta es un área de problemas importante. En este marco no podemos entrar a considerar los múltiples estratos y los detalles del asunto. Es correcto que muchas cosas en esa área deben ser pensadas de nuevo y dichas nuevamente. Pero, por otra parte, frente a lo que opina la modelo top y lo que piensan muchas otras personas, yo seguiría sosteniendo que la estadística no puede ser ya el parámetro de la moral. Ya es bastante malo que la demoscopia se convierta en parámetro de las decisiones políticas y se esté buscando con avidez: «¿Dónde consigo más seguidores?», en lugar de preguntarse: «¿Qué es lo correcto?». Así, también los resultados de las encuestas acerca de lo que se hace, de cómo se vive, no son ya en sí mismos el parámetro de lo verdadero y lo correcto. Pablo VI tuvo proféticamente razón. Estaba convencido de que la sociedad se roba a sí misma su gran esperanza si mata a seres humanos por el aborto. ¿A cuántos niños se mata que, un día, podrían

ser genios, que podrían regalar cosas nuevas a la humanidad, regalarnos a un nuevo Mozart, regalarnos conocimiento técnico? Hay que pensar cuánta capacidad humana se destruye en esto, aparte de que los niños no nacidos son personas humanas cuya dignidad y cuyo derecho a la vida debemos respetar. La píldora anticonceptiva es a su vez otro problema. Sí. Lo que Pablo VI quería y lo que sigue siendo correcto como visión importante es que, si se separan por principio sexualidad y fecundidad tal como sucede por la utilización de la píldora, la sexualidad se vuelve discrecional. Entonces, todos los tipos de sexualidad son también de igual valor. A esta concepción que considera la fecundidad como algo diferente, incluso con la posibilidad de que los niños sean producidos de forma racional y no se los vea ya como un regalo natural, siguió muy rápidamente la equiparación del valor de la homosexualidad. Las perspectivas de Humanae Vitae siguen siendo correctas. Ahora bien, encontrar nuevamente los caminos para poder vivirlas es algo diferente. Creo que siempre habrá núcleos que se dejen realmente convencer y llenar interiormente por ellas y que, después, contribuyan a sostener también a otros. Somos pecadores. Pero no deberíamos tomar como instancia contra la verdad el que esa elevada moral no se viva. Deberíamos intentar hacer todo el bien que podamos y sostenernos y soportarnos mutuamente. Decir también todo esto pastoral, teológica y conceptualmente en el contexto de la sexología y la antropología actuales de tal modo que sea comprensible es una gran tarea en la que se está trabajando y en la que hay que trabajar todavía más y mejor.

Continuará por Peter Seewald

La Fundación San Rafael, Ofrece: Pulseras de Oro Italianas! Hemos recibido en donación pulseras de oro italianas,

están a la venta con la finalidad de recaudar fondos para terminar la Clínica. Costo de la colección Gs. 30.000.000

Colabore con nosotros. Recibimos ofertas

Informes al cel: 0982-538-622; 611-214, con Andrea


8

Jueves 28 de julio de 2011

LA AVENTURA HUMANA DE LOS SANTOS

POESíA & MúSICA

El cielo y mis hermanos

San Aurelio

El cielo nos ha reunido en este tiempo,

Ya no seremos los mismos

Se ha hecho tema de nuestras reflexiones

Porque, aunque los pecados siguen siendo parte

y se nos ha propuesto como artículo de fe…

De la lábil fisonomía de nuestra alma,

Una vez más el Misterio se ha hecho carne

El cielo nos ha reunido en este tiempo,

En reuniones de extensión indeterminada

Y nos ha enseñado un rostro terreno cada día:

En las que se ha expuesto a nuestra pobre humanidad…

De hermanos de manos jóvenes,

Pretencioso afán el nuestro de compendiarlo

De hermanos de pasos lentos,

En palabras, historias y catequesis;

De hermanos de experimentado corazón,

Cuando su intención más evidente ha sido

De hermanos de mirada excepcional…

Obispo sin igual, San Aurelio dirigió la Iglesia de Cartago, África, desde el año 392 hasta el 429. Desconocemos la fecha de su nacimiento que debe ser fijada antes del año 350, pues al final de su vida era llamado Sanctus Senex, que quiere decir “santo venerado por su edad”. Formó parte del clero de Cartago y como diacono, se distinguió por su caridad con los pobres, por la dedicación y la pureza del culto de la liturgia.

La de mostrarse en gestos bien terrenos… Yo he aprendido un poco acerca del cielo ¿No ha sido cosa del cielo este Espíritu que

Entre cena y música, noche tormentosa,

Llamaba en nuestro interior: ¡ven, paloma!

Mensajes disparatados, autobús ruidoso,

¿No ha sido cielo el escuchar y compartir,

Departamento, casa y camino estrecho…

El decir y el oponer, el dudar y el persistir?

El cielo empieza en una callecita angosta

¿No ha sido cielo este tiempo para nosotros? Al terminar la preparación del artículo

OBSERVADOR SEMANAL

De simplísima belleza: Es el camino de obediencia de mi comunidad… CCL

El grito del silencio El rock siempre fue la frente al extravío de expresión de un grito que estos grandes artistas. Y los joven, la industria de gritar, que sólo Él, la música, el mundo casi Cristo, no los usarías nunca escucharon. para hacer un espectáculo, Él no nos trata como Otra estrella de la títeres, sino nos abraza, música, la cantante britános comprende, tomannica Any Winhause se fue do en serió nuestros a llenar la lista de los deseos y diciéndonos, “27”, es decir, de los gran“¡Seguidme!, porque yo des artistas que a los 27 soy el único que puede años, a raíz de una vida abrazar y dar sentido a llevada al extremo por la vuestro grito”. droga, el alcohol, se quitaron la vida en la cumbre La vida de estos del éxito. Pero era un artistas, que sólo a los 27 éxito sin alegría, que no años han dejado este daba la felicidad, que los Amy Winehouse, una de las voces más talentosas de su generación y cuya mundo de una manera canción “Rehab” resumía sus problemas con las adicciones, murió el sábado volvía esclavo de un tan trágica, ponen de 23 de julio de 2011 en Londres a los 27 años de edad. poder violentísimo que manifiesto una sola les arrancó el corazón. cosa: que el corazón resa. Lo que le interesa es que el teatro Todos estos artistas que llegaron siga adelante, haya más “títeres” que hambriento de verdad, justicia, amor, temprano a la muerte revelan la fuerza suban al escenario, para poder ganar libertad felicidad, se no encuentra del poder, que con el instrumento de la más plata. Que importa este grito Cristo se vuelve loco, se vuelve esclavo moda produce una extrañeza con res- desesperado, hace parte del espectácu- del poder que te usa como producto de pecto a uno mismo y a los demás. lo que exige sus héroes. Ellos gritan: consumo. También acá en Paraguay Atrofia el corazón transformando el “¡Queremos más gente rara!”, más tenemos un ejemplo de eso en Larissa hombre en un teatro, nada más que un Ledy Gaga, más Larissa Riquelme, Riquelme y sus compañeras, que para teatro manejado por el poder que solo más Paris Hilton, más gente dispuesta a subir al teatro del poder tienen si o si quiere aprovecharse de cada uno de subir al escenario, con sus vicios y vir- que mostrar lo que madre natura le nosotros. tudes. Lo que importa es el espectácu- donó: pechos y trasero. Por eso los cristianos, que aún no Pero el corazón del hombre sigue lo”. vivo, aún en este teatro, como dejó más Pero el grito permanece y quere- han sido apagados por el poder, que han o menos escrito Kurt Cobain antes de mos abrazarlo porque es nuestro encontrado a Cristo como el único tesosuicidarse: “me usan para hacer dinero, mismo grito. Solo hombres, que encon- ro que puede llenar de alegría el coraentonces yo me voy”. trando la caricia del Nazareno, están zón son los únicos que pueden dar esperanza a este mundo donde lo único que Al poder del espectáculo la muerte experimentando que Él es el único que cuenta es mostrar lo que uno no es. de todos estos grandes artistas no le inte- escuchó este grito, pueden conmoverse PB

Aurelio fue contemporáneo y amigo íntimo de San Agustín, unidos por la estimación reciproca. Aurelio admiraba en San Agustín su inteligencia penetrante, su erudición extraordinaria, su elocuencia cautivante. Por su parte, Agustín estimaba en Aurelio su dedicación, su actividad pastoral y su santidad de vida. Aurelio tal vez no tuvo mucha preparación literaria, que dicho sea de paso, no era tan necesaria en un obispo de aquel entonces, pero un hombre de Dios, formado en la tradición eclesiástica, verdadero pastor, hombre de mando, piedad y prudencia. Como obispo de la más antigua diócesis de África Latina, Cartago, Aurelio tenía derechos absolutos sobre los obispos de la región, que en su tiempo eran casi trescientos, como se deduce de las Actas del Sínodo de Cartago, en el año 411. Agustín, cuya sede episcopal, Hipona, era vecina de Cartago, nos provee numerosa información sobre Aurelio. Nos habla de su vigilancia por el culto divino al prohibir las escandalosas y mundanas fiestas por ocasión de la conmemoración de los mártires. Eliminó los últimos rastros de culto pagano en Cartago. Dio a los sacerdotes la facultad de predicar en la Iglesia catedral, que hasta entonces era privilegio del obispo. Introdujo el canto de los Salmos durante las prácticas litúrgicas. Por invitación de Aurelio, San Agustín escribió una obra sobre el papel y la conducta de lis monjes, con el fin de disciplinarlos con reglas eclesiásticas. Durante sus casi cuarenta años de episcopado, Aurelio convocó y dirigió veinte sínodos de obispos. En esta obra fue ayudado por San Agustín, a quien reconocía, con toda humildad, superioridad de palabra e inteligencia. Como el mismo San Agustín, Aurelio tuvo que luchar durante todo su episcopado por la ortodoxia de la fe. Soplaban vientos nefastos de perniciosas herejías que perturbaban y dividían la Iglesia, especialmente en África. Había todavía restos de arrianismo; el cisma donatista, rigorista e intransigente, se propagaba en Cartago con mayor agresividad y contaba en África con casi doscientos obispos. Pasó también por África, a principios del siglo V, el hereje Pelagio, difundiendo sus errores de la autosuficiencia humana en el misterio de la salvación. Donatismo y pelagianismo recibieron justamente en Cartago su golpe fatal con los sínodos del año 411 y 418. De las Actas de los sínodos se deduce que Aurelio disfrutaba de gran prestigio. Los obispos lo llamaban: “Santo PapaAurelio”. De la misma manera, el Papa San Inocencio I sentía por él un gran afecto, también San Juan Crisóstomo, el gran patriarca de Constantinopla sentía lo mismo. Aurelio falleció a fines del 429, unos meses antes que Agustín. Se acercaba a aquella Iglesia el vendaval de la destrucción provocado por las invasiones bárbaras que tanto afligieron los últimos días de San Agustín. Pero las figuras de los obispos Aurelio y Agustín quedaron en la historia de África Latina como dos ángeles guardianes de los destinos de la Iglesia.

ALMUERZO CASERO DE LUNES A SABADO, DE 11:30 A 14.30 hs.

El MartirologioAfricano, desde el siglo VI, conmemora su muerte el día 20 de julio y la Iglesia Universal lo incluyó en la lista de los santos. PB


Observador Semanal del 28/07/2011