Page 25

A

lfredo Castro:

Teatro como testimonio

A propósito de “Los Arrepentidos” conversamos con Alfredo Castro, figura protagonista del teatro en Chile.

D

esde tus inicios con “Equus” (1977), pasando por el Teatro de la Memoria y hasta el día de hoy con “Los arrepentidos”, nos damos cuenta que hay una línea editorial de teatro que estás realizando. No sé si consciente o inconscientemente, pero existen temáticas y búsquedas bien definidas. ¿Sientes que hay un sentido particular en esta trayectoria como actor o se ha dado de manera natural esta performance? ¿Podríamos decir que hay una ilación en todo lo que has realizado?

en la Universidad de Chile, empecé a hacer teatro con la obra Equus, como tú bien señalas. Me fui a Londres a estudiar y a Francia a perfeccionarme en dirección. Trabajé con Ramón Griffero, en compañías independientes de teatro e hice harta televisión. En el año 89 formé una compañía que se llamaba “Teatro de la Memoria”, que en mi sentir funciona hasta el día de hoy. Y la respuesta es sí. Evidentemente, hay una línea editorial importante que tiene que ver con lo testimonial. En esa compañía yo encontré, finalmente, mi razón de ser dentro de la creación. Trabajábamos La verdad es que no me sé mi trayectoria. con textos testimoniales, por ejemplo, con La Podríamos estar largo rato hablando porque son manzana de Adán, de Claudia Donoso y Paz cuarenta años, pero trataré de resumirla. Estudié Errázuriz.

Gabriela Mistral

25

Alfredo Castro en el GAM, Santiago, 2018.

Cuaderno Nº 79 - Gabriela Mistral  

Cuaderno Nº 79 - Gabriela Mistral

Cuaderno Nº 79 - Gabriela Mistral  

Cuaderno Nº 79 - Gabriela Mistral

Advertisement