Page 1

memoria 2010


Esta memoria de actividades estĂĄ dedicada a todos los niĂąos que nos regalan con su confianza la posibilidad de trabajar por un mundo mĂĄs justo.


ÍNDICE Carta de la presidenta y carta de un ahijado QUIÉNES SOMOS - Cómo trabajamos - Equipo humano de Khanimambo DÓNDE ESTAMOS QUÉ HACEMOS - Educación - Salud - Proyectos locales SENSIBILIZACIÓN - Formación y captación de recursos - Visitas a Xai-Xai y eventos VOLUNTARIOS GESTIÓN DE RECURSOS

Textos: Mariana Morales-Arce y Eric Ferrer Diseño gráfico: Fabiola Vieira Fotografia: Eric Ferrer


Carta DE LA presidenta

Carta de un ahijado

Acabo de cerrar la última página de esta memoria que tienes en tus manos. Y leyéndola he hecho un rápido recorrido por un año intenso. Tan intenso como los cuatro que llevamos ya en Mozambique. Ha sido un año en que hemos crecido mucho a nivel humano, en cifras y en experiencia. Un año que nos ha unido aún más a la comunidad de Praia de Xai-Xai a través de los proyectos que hacemos para mejorar sus condiciones de vida. Y lo más importante, un año más que cumplimos con nuestro compromiso con los niños que nos abren sus brazos cada mañana. Estamos a su lado, les estamos ayudando y no queremos parar de hacerlo.

Mi largo periodo de sufrimiento acabó a las diez de la mañana de un día a principios de 2008, cuando conocí a Mama Alexia. Desde entonces hasta hoy me ha proporcionado una sonrisa infinita que refleja mi estado de ánimo, lejos de la soledad y el miedo que tuve que sufrir en mi vida tras quedarme huérfano y al cuidado de mi hermano pequeño con tan sólo 14 años. Khanimambo me ha convertido en un hombre firme y capaz en esta sociedad de hoy, además de ayudarme a cumplir mi sueño de ser un buen dentista.

En vez de 30 deberían ser 300 las páginas de esta memoria, pero entiendo que así no conseguiríamos que nadie la leyera. Por eso el equipo de Khanimambo ha hecho este magnífico documento que resume en muy pocas palabras el enorme impacto que Khanimambo sigue teniendo en este punto pequeñito de África llamado Xai-Xai. Hemos apostado fuerte por la profesionalización de nuestro trabajo. En Xai-Xai hemos triplicado el personal que atiende en diferentes departamentos las necesidades de los niños, y en Madrid hemos inaugurado nuestra oficina que rebosa de compromiso e ideas para que Khanimambo no deje de mejorar. Hemos construido 9 casas, renovado el colegio de 500 alumnos de nuestra comunidad y conseguido que la mayoría de las madres o abuelas de Khanimambo enfermas estén tratándose con antirretrovirales. Los niños son más responsables con los estudios, obteniendo mejores resultados y disfrutando del camino, que no es otro que el de una infancia feliz.

Antes de conocer la Fundación Khanimambo, tuve que desempeñar varias actividades para sobrevivir junto a mi hermano. Esa rutina difícil de vida me sirvió para entender lo duro que es conseguir las cosas. Trabajé todas las noches para no dejar de lado mis estudios. Aun y así, apenas comíamos bien porque el trabajo estaba mal pagado. Nunca pensé en abandonar mis estudios, ese era mi único camino para salir adelante. Así, pasamos noche tras noche soñando con una vida mejor. Nuestra casa se llenó de luz con la llegada de Khanimambo, recibíamos comida por estudiar y además nos asistian en todas las necesidades. Al principio me costó entender cómo y por qué Mama Alexia estaba tan decidida a ayudarnos sin pedir trabajo a cambio, algo nuevo para mi. Poco a poco entendí que mi manera de corresponderle era tener las mejores notas en el colegio. Acabé la enseñanza secundaria con buena nota y luché por entrar en la universidad. Todavía con problemas, Khanimambo me ofreció la solución para no dejar de intentarlo.

No quiero dejar de aprovechar este espacio para agradecer a cada colaborador su fidelidad en nuestra vocación. No siempre es fácil, en los tiempos que vivimos, seguir pensando en ayudar a los demás. La crisis también ha llegado a África, por lo que la ayuda es ahora más necesaria que nunca.

Por mi casa han pasado varias organizaciones prometiendo ayuda, especialmente tras las inundaciones. Por eso, al principio, desconfié de la Fundación Khanimambo. Estábamos cansados de falsas promesas. Con Khanimambo ha sido distinto desde el primer día. La ayuda estaba ahí, palpable. Recuerdo largas conversaciones con Mama Alexia durante los primeros meses y muchos momentos juntos que fueron sin duda determinantes para mi formación. Finalmente ¿qué más podía pedir?

En la portada de esta Memoria de Actividades, vemos a Rael compartiendo su biberón con Ernesto. No hay mejor imagen que refleje todo el trabajo que estamos haciendo: la primera niña milagro de Khanimambo que nació con menos de un kilo quedándose huérfana a los dos días de vida, alimentando a otro niño de amistad, de experiencia… la cadena de Khanimambo se refleja a la perfección. Me uno a Rael, para compartir con todos vosotros el trabajo que desde la Fundación Khanimambo estamos haciendo con 206 niños mozambiqueños y sus familias.

Os escribo desde la facultad, con mi bata blanca asomando por la mochila en la que guardo -como amuleto de la suerte- la foto de mis hermanos de Khanimambo que un día Mama Alexia me dedicó escribiendo: “Sé que serás el mejor, disfruta del camino”. Ahora estudio para poder empezar a tratar la higiene bucal de los niños de Khanimambo y mi comunidad.

Desde Mozambique, con todo mi agradecimiento.

Alexia Vieira, Xai-Xai, Mozambique

Estoy muy lejos de casa pero feliz por estar formándome. Del mismo modo que me siento orgulloso de ser el primero de tantos niños que llegarán a la universidad. Khanimambo ha estado y sé que siempre estará a nuestro lado.

Gil Antonio Mucavele, Nampula, Mozambique


QUIÉNES SOMOS

La Fundación Khanimambo nace en septiembre de 2007 como asociación. Poco más tarde, en abril de 2008, se convierte en fundación con un único objetivo: Ponérselo un poco más fácil a los niños mozambiqueños. Con el fin de que el proyecto integral de desarrollo tenga continuidad en el tiempo y en la zona, la Fundación Khanimambo actúa en la pequeña comunidad de Praia de Xai-Xai, a unos 250 kilómetros de Maputo, la capital de Mozambique. El trabajo de Khanimambo se basa en la acción directa. De ahí que parte del equipo español esté instalado indefinidamente en Mozambique. La presidenta de la Fundación y el coordinador de proyectos trabajan mano a mano con el equipo mozambiqueño de Khanimambo, todos vecinos de Xai-Xai, en una clara apuesta por incentivar la participación activa de la comunidad para llevar a cabo los objetivos del proyecto. La Fundación destina tiempo y recursos al trabajo simultáneo en diferentes áreas de desarrollo: educación, sanidad, nutrición y vivienda; focalizadas en conseguir que mejoren las condiciones de vida de los niños apadrinados y de la comunidad en general. Para llevar a cabo la misión, Khanimambo se nutre de la ayuda de colaboradores privados: socios, padrinos y donantes. Asimismo, a través de la vía de la sensibilización, se intenta acercar la realidad mozambiqueña a distintas entidades como colegios, universidades y empresas comprometidas, con las que se firman convenios de colaboración para emprender acciones que cubran las necesidades detectadas en el terreno.

misión Luchar por una infancia más digna. Mejorar las condiciones de vida de las personas que no lo han tenido fácil. Formar mediante la educación y el cariño. Potenciar la unión familiar como núcleo central del crecimiento de los niños.

valores El compromiso y la responsabilidad. El esfuerzo, los conocimientos y la acción directa. La transparencia y el trato cercano con los colaboradores. Respeto e integración.

visión Nos adentramos en su entorno. Trabajamos para y con la comunidad. Cada niño es único. No nos movemos por ideales políticos ni religiosos.


Equipo Humano En la Fundación Khanimambo apostamos por el trabajo local. Actualmente tenemos contratadas a 25 personas en Mozambique frente a un trabajador en España. El equipo humano de Khanimambo ha ido creciendo a medida que hemos aumentado en necesidades y recursos. Contamos con un equipo de profesorado y administración nativo completamente preparado para alcanzar nuestros objetivos. Eso nos ayuda a crear canales de comunicación óptimos con la comunidad y da valor añadido a nuestro trabajo El trabajo en España se hace mayoritariamente con la ayuda de voluntarios que dedican su tiempo libre a la labor social.

Cómo trabajamos A muchos de los niños que hoy forman parte del proyecto, la vida, arbitrariamente, les ha negado la protección de un hogar. De los 206 niños apadrinados, 81 han sido abandonados y 43 son huérfanos de padre y madre. Debido a este altísimo número de niños solos, en un principio nos planteamos la posibilidad de crear un orfanato; alternativa que no tardamos en desechar con tal de no provocar en los niños un desarraigo social La consigna de Khanimambo es que cada niño del contexto en que les ha tocado vivir, alejánes único. Cada uno tiene su manera de sentir doles de su comunidad. y de expresarse. El equipo de Khanimambo se esfuerza para sacar y potenciar lo mejor de cada Los niños huérfanos y abandonados son la prioahijado. Conocemos su pasado, nos hablan de ridad de Khanimambo; todos los niños tienen sus inquietudes y compartimos alegrías. Esa es el derecho de crecer bajo el amparo y la prola esencia de Khanimambo: la complicidad y el tección de una familia. Para ello hemos puesto afecto por el que se ven envueltos cada uno de en marcha un plan de reunificación familiar. Hermanos que por necesidad vivían a kilómetros de nuestros proyectos y de nuestras acciones. distancia vuelven, abuelas que regresan a Praia Con este mismo espíritu, las madres, cabeza de para hacerse cargo de sus nietos con la ayuda familia de los niños apadrinados, cuentan con el de Khanimambo. apoyo, la amistad, el desahogo de Khanimambo. Nos sienten muy cerca, saben que estamos Tristemente, no siempre encontramos a ese pariente cercano que pueda ocuparse del pequejuntos en su lucha. ño. Entonces buscamos familias adoptivas entre Apostamos por la familia como núcleo funda- los vecinos de Praia de Xai-Xai y les ponemos mental en el que debe crecer un niño. Trabaja- todas las facilidades a nuestro alcance para que se comprometan en su crecimiento y educación. mos con familias comprometidas con la causa. Los niños y niñas son los protagonistas indiscutibles del proyecto. Desde el momento en que un niño entra a formar parte del proyecto cuenta con el apoyo incondicional de la Fundación. Desde ese momento comienza un camino donde juntos iremos afrontando y superando los problemas de las diferentes etapas por las que pase el ahijado. No volverá a estar solo.


DÓNDE ACTUAMOS Mozambique Mozambique es uno de los países más pobres del planeta. Con un IDH (Índice de Desarrollo Humano) bajísimo, la PNUD en 2010 le sitúa en el puesto 165 de 169 países analizados. La esperanza de vida está en 47,8 años y de los 22.383.000 habitantes, el 50,5% tiene menos de 18 años (UNICEF 2008). Tras 500 años de colonización portuguesa, 13 años de guerra de independencia y otros 16 años de sangrienta guerra civil, que dejó el escalofriante balance de 1 millón de muertos, miles de desplazados y un país por reconstruir, en 1992, Mozambique surgió como nación libre, dotada de Constitución, un sistema político multipartidario, una economía de mercado y la convocatoria de elecciones libres cada cinco años. Son muchos los desafíos que se le presentan al país africano, uno de los menos conflictivos y con menor índice de violencia del continente. La tasa de analfabetismo es todavía muy alta. 67%

Xai-Xai en mujeres y 42,8% entre los hombres (UNICEF, 2008) y tan sólo el 24% de la población infectada de VIH, 12,5% entre adultos de 15 a 47 años (UNICEF, 2008), cuenta con cobertura para el tratamiento antirretroviral. Todo ello a pesar de que, a fecha de hoy, Mozambique sea uno de los países del mundo con mejores perspectivas de crecimiento económico. Según datos del Banco Mundial, desde 1997, la economía mozambiqueña crece de media anual un 8%. Además, desde 2009 la crisis mundial ha ralentizado el comercio global. Mozambique creció un 6,453% en 2010 y el Banco Mundial estima que en 2011 este crecimiento se sitúe en torno al 7%. El 62% de la población vive en zonas rurales (Banco Mundial, 2009) y el fuerte peso de la agricultura en el PIB mozambiqueño hace que los efectos de escasez o exceso de lluvias provoquen una inestabilidad considerable en los precios de los alimentos cebándose con la población más necesitada.

El grueso de la población vive en barracas de caña y chapa de zinc en áreas suburbanas o rurales en condiciones precarias. Nos encontramos con núcleos familiares muy desestructurados y en muchos casos con ausencia de figura paterna o materna. Por norma general, todo el peso de la educación y sustentación de los hijos recae sobre las madres que, además de trabajar, efectúan labores del hogar sirviéndose en muchas ocasiones de sus hijos en edad escolar. Por lo que el absentismo escolar es muy frecuente en Xai-Xai. Esta ciudad es la capital de la provincia de Gaza. Una zona que cuenta con los suelos más fértiles de Mozambique, gracias a los cuales, las familias consiguen algunos de los alimentos básicos trabajándolos para el consumo propio. Aun así, son muchas las familias que no pueden acceder a estos recursos por distintos motivos. Hay acceso a recursos hídricos ya que es una zona tropical bastante lluviosa. Sin embargo, el

agua, es dificil de transportar ya que muchas veces se encuentra lejos. Las infraestructuras en la provincia de Gaza son pocas. Sólo hay una carretera asfaltada principal que cruza la provincia de norte a sur y otras secundarias que se distribuyen hacia las principales ciudades. Sin embargo, Xai-Xai está bien comunicado con la capital del país, Maputo. Los puestos de salud local tienen muchas carencias y la adquisición de medicamentos resulta complicada. Sólo existe un único hospital a nivel provincial, que se encuentra en la ciudad de Xai-Xai y que ofrece un servicio mínimo. El principal problema es que para la mayor parte de la población, el hospital está lejos y no pueden costearse los gastos de transporte. Gaza, como todas las provincias de Mozambique está gobernada por el FRELIMO, partido que ocupa el poder en el país desde hace 17 años cuando se firmaron los tratados de paz en Roma y se convocaron elecciones libres.


Educación La educación es el epicentro del trabajo de la Fundación Khanimambo. Creemos que la educación y la formación deben de ser los ejes centrales entorno a los que giren nuestras acciones en la lucha contra la pobreza y para el desarrollo. La educación que reciben los niños de Khanimambo les proporcionará las herramientas necesarias para enfrentarse al mundo. Khanimambo se encarga de la escolarización de los niños apadrinados con todo lo que ello conlleva: Matrículas, uniformes, libros y material escolar, traslados para los que estudian en la escuela secundaria. Estamos presentes, de una manera u otra, en todo el proceso educativo del niño, hasta que llegue a ser un profesional. Nuestro programa educativo engloba la educación primaria y secundaria y la educación superior (formación profesional o estudios universitarios.)

QUÉ HACEMOS A través de nuestro programa de apadrinamientos nos comprometemos con el desarrollo educativo, sanitario, social y familiar de los niños y niñas de Xai-Xai. Desde el momento en que entran en el proyecto, les cogemos de la mano e iniciamos un camino lleno de esperanza. Juntos construiremos su futuro. Es la gran oportunidad con la que cuentan para salir adelante. La ayuda de los padrinos y madrinas, nuestro trabajo y el esfuerzo de los niños y sus familias son los tres pilares del programa de apadrinamientos. El requisito básico para que un niño o una niña entre a formar parte de Khanimambo es querer estudiar. Al beneficiarse de nuestro programa de apadrinamiento, no sólo el niño se compromete a estudiar, también la familia se responsabiliza al implicarse en la educación de sus hijos o ahijados. Para estas familias, los estudios de los pequeños de la casa tienen que convertirse en la prioridad de sus vidas. Los niños apadrinados se benefician de los proyectos que tenemos puestos en marcha: la Escolinha, programa de salud, programa de viviendas, mejoras en la escuela, etc. Todos los proyectos que emprende Khanimambo están destinados a mejorar las condiciones de vida de los ahijados. Cada proyecto, directa o indirectamente, está ideado para conseguir que los niños puedan tener una buena formación académica, una educación que les proporcione las herramientas necesarias para el futuro a la vez que les proporcione una infancia digna. Con la cesta de alimentos nos aseguramos el compromiso de las familias. Mensualmente, los niños apadrinados reciben arroz, judías, harina, cacahuetes, té, azúcar y sal; base de la alimentación mozambiqueña. Pretendemos erradicar los altos niveles de desnutrición infantil de Praia de Xai-Xai con estos alimentos de los que se benefician todas las familias de Khanimambo. Nuestro afán es conseguir un entorno familiar estable para los niños. Por lo que establecemos unos criterios de selección basándonos en la situación personal de cada niño y en las necesidades que detectamos; los niños huérfanos y enfermos son los que más apoyo necesitan. Todos los niños de la Fundación cuentan con apoyo personal e incondicional con el que se sienten protegidos.

Proyecto Escolinha Dadas las carencias formativas detectadas en los niños en edad escolar, nos vimos en la necesidad de impulsar el Proyecto Escolinha que lleva desde el año 2008 en marcha y del que, en este 2010, se han beneficiado 210 niños y niñas de 5 a 17 años. Dichas carencias se deben a diversos motivos: Absentismo escolar. Muchos de los niños en edad escolar sólo empezaron a estudiar en el colegio cuando empezaron a hacer parte de nuestro proyecto. Por lo que nos encontramos con niños que entran en el primer curso con 8, 12 años. El trabajo infantil para sustentar la economía familiar es el principal motivo del absentismo escolar. Además del gasto que supone que un niño estudie (la educación en Mozambique es pública y gratuita pero los padres tienen que hacer frente a los gastos de uniforme, material escolar y al simbólico pero muchas veces inabarcable, precio de la matrícula.) La desnutrición infantil. El mayor impacto de la desnutrición lo sufre el cerebro del niño por lo que los bebés que han sufrido la falta de proteínas y vitaminas son ahora niños con enormes dificultades de aprendizaje. Deficiencias del sistema educativo mozambiqueño. Precariedad de las condiciones en las que viven. En la mayoría de los casos, en sus casas no disponen de mesas ni sillas que inciten al estudio. Por ende, la mayoría de sus madres son analfabetas. La escolinha de Khanimambo funciona 12 horas al día. Por turnos y en grupos de no más de 10 alumnos, diariamente, 210 niños y niñas han asistido a las clases de apoyo escolar centradas, principalmente, en que nuestros alumnos adquieran una sólida base en portugués y matemáticas. Las niños están divididos por cursos y según sus capacidades. Los hay que, dadas sus grandes dificultades, reciben clases particulares. Hemos ido ampliando nuestras instalaciones hasta tener 4 aulas de Escolinha disponibles para que los niños puedan concentrarse. Los objetivos del proyecto escolinha son: Apoyo a la formación de los niños en edad escolar como complemento a la educación ordinaria mozambiqueña. Garantizar unas bases sólidas en portugués (lectura- escritura) y matemáticas. Generar confianza en el alumno y proporcionarle las herramientas necesarias para enfrentarse a los estudios. Inculcar la disciplina diaria de estudio. Que al alumno se le contagie las ganas de estudiar Potenciar las capacidades de cada uno. Motivar y despertar sus habilidades con el fin de que puedan vislumbrar su vocación.


Educación Proyecto Escolinha La educación es el epicentro del trabajo de la Fundación Khanimambo. Creemos en que la educación y la formación deben de ser los ejes centrales entorno a los cuales giren nuestras acciones para la lucha contra la pobreza y el desarrollo. La educación que reciben los niños de Khanimambo les proporcionará las herramientas necesarias para enfrentarse al mundo. Khanimambo se encarga de la escolarización de los niños apadrinados con todo lo que ello conlleva. Matrícula, uniforme, libros, material escolar, transporte, etc. Estamos presentes en todo el proceso educativo del niño hasta terminar su formación. Nuestro programa educativo engloba guardería, educación primaria, secundaria y educación superior (formación profesional o estudios universitarios).

Rendimiento escolar de los ahijados

2007

2008

2009

2010

86 ahijados

150 ahijados

197 ahijados

206 ahijados

niños que pasan de curso niños que repiten niños sin escolarizar* niños que empiezan 1º

*A partir de 2010 los niños sin escolarizar mayores de 2 años asisten a la guardería de Khanimambo

Dadas las carencias formativas detectadas en los niños en edad escolar, nos vimos en la necesidad de impulsar el Proyecto Escolinha que lleva en marcha desde el año 2008 y del cual, en 2010, se han beneficiado 210 niños y niñas de 5 a 17 años.

En la mayoría de casos, los niños no disponen de mesa, lámpara ni silla en sus casas, condiciones básicas para favorecer el estudio. Además, la mayoría de sus madres son analfabetas.

La Escolinha de Khanimambo funciona 12 horas al día. Por turnos y en grupos reducidos de 10 Dichas carencias se deben a diversos motivos. alumnos, 210 niños y niñas han asistido diariaMuchos de los niños en edad escolar sólo inicia- mente a las clases de apoyo escolar centradas ron sus estudios oficiales cuando entraron en el principalmente en que nuestros alumnos adproyecto. De este modo, nos encontramos con quieran una sólida base en lengua portuguesa niños que entraron en el primer curso con 8, 10 y ciencias. Algunos niños, con necesidades cony hasta 12 años. El trabajo infantil para susten- cretas, reciben clases particulares. tar la economía familiar es el principal motivo del absentismo escolar. También influye el gasto Este año ya contamos con 4 aulas de Escolinha económico familiar que supone que un niño es- para que los niños puedan concentrarse. tudie. La educación en Mozambique es pública y gratuita pero los padres tienen que hacer fren- Los objetivos del proyecto Escolinha son apoyar te a los gastos de uniforme, material escolar y al la formación de los niños en edad escolar como simbólico pero muchas veces inalcanzable, pre- complemento a la educación ordinaria, garanticio de la matrícula. Algunas escuelas, además, zar unas bases sólidas en lengua portuguesa y cobran tasa de mantenimiento. ciencias, generar confianza en el alumno y proporcionarle las herramientas necesarias para enEl impacto de la desnutrición se refleja en la ca- frentarse a los estudios, inculcar disciplina diaria pacidad de atención y aprendizaje de los niños de estudio, que al alumno se le contagien las que la han sufrido. Por tanto, los bebés que han ganas de estudiar, potenciar las capacidades de sufrido la falta de proteínas y vitaminas son aho- cada uno, motivar y, por último, despertar sus ra niños con enormes dificultades de aprendi- habilidades con el fin de que pueda vislumbrar zaje. su vocación.


“En cuestiones de cultura y de saber, sólo se pierde lo que se guarda, sólo se gana lo que se da.” Antonio Machado

Proyecto Swivanana

Beca de estudios

Educación en el ocio

Este año, como novedad, hemos empezado a ofrecer una ayuda más para las madres de Khanimambo respecto al cuidado de sus hijos. Hemos abierto una guardería donde 23 niños de entre 2 y 5 años acuden a diario dispuestos a jugar y aprender los primeros hábitos de higiene y compañerismo así como a recibir sus primeras lecciones de abecedario y números.

Hasta ahora, sólo Gil ha superado la barrera de la enseñanza secundaria. Huérfano de padre y madre, es el primer ahijado de Khanimambo que se beneficia de una beca para poder asistir a la universidad. En 2010, ha acabado el primer curso de odontología con inmejorables resultados: ha sido el mejor alumno de su clase. Y nosotros estamos orgullosos de sus logros.

Cada mañana, la profesora Amancia se ocupa de 23 niños y les da todo el amor y cariño que merecen. Algunos de estos niños no entran dentro del programa de apadrinamientos. De ese modo, la guarderia de Khanimambo abre sus puertas a toda la comunidad cómo un servicio independiente de los apadrinamientos. En Praia de Xai-Xai hay muchos niños que se quedan solos en casa mientras sus madres van a trabajar.

La beca de universidad cubre el alquiler de una vivienda, los gastos universitarios, médicos, la comida, los libros y todo el material que pueda llegar a necesitar.

El juego es una actividad crucial para la salud física y mental del niño. Incluso en países como Mozambique en que los niños, desde pequeños, cumplen con tareas y responsabilidades propias de los adultos. De ahí que en Khanimambo potenciemos la educación en el ocio. La sede y el jardín de nuestra Fundación se convierte durante un mes en escenario de juegos, talleres y manualidades para incentivar la creatividad.

Los niños están 4 horas en la guardería donde reciben un desayuno y aprenden a hablar en portugués entre canciones y juegos. Además se duchan con la manguera antes de volver a casa con una sonrisa de oreja a oreja.

Uno de nuestros objetivos es que todos los niños de Khanimambo hagan algún dia una formación profesional personalizada para que puedan alcanzar la independencia económica y un trabajo digno.

Desde Khanimambo hacemos un seguimiento minucioso del ahijado becado mediante tutorías mensuales. Y cuenta con todo nuestro apoyo para lo que necesite.

Después de un largo año escolar, durante el mes de verano mozambiqueño ponemos en marcha el Curso de verano de Khanimambo. Los niños se lo pasan bien y comprenden que, a veces, el aprendizaje puede resultar divertido. Los niños apadrinados exploran sus habilidades y comprueban que hay nuevas formas de hacer las cosas. Talleres de música, plástica, construcción de juguetes con material de desecho, bordados y costuras, artesanía, bailes, taller de cometas... Globos para los más pequeños de la guardería, que también experimentan con colores sobre decenas de hojas.

Por la mañana, antes de entregarse a los talleres, los niños ejercitan y se concentran con los deportes. El juego con reglas que marca restricciones generando respeto y una competitividad sana.


Planificación familiar En Mozambique, como en otras regiones de África y del Mundo, no existen centros de planificación familiar. La información que obtienen es a través de los amigos, las madres y el boca a boca general. Al llegar a Xai-Xai nos encontramos con muchas barreras y tabús que superar. Desde Khanimambo defendemos la idea de que la libertad empieza con el respeto hacia uno mismo y hacia el otro. La mayoría de embarazos no deseados y las enfermedades de transmisión sexual son, en muchos casos, evitables. Sólo con la información adecuada y con romper algunos tabús fuertemente arraigados en la sociedad.

promovemos la reunificación familiar. Buscamos a los familiares más próximos de cada niño e intentamos convencerles de que se hagan cargo de él. Cuando no lo conseguimos buscamos a otra familia que lo acoja, siempre teniendo en cuenta la voluntad del ahijado y buscando la mejor opción para que se sienta feliz y cómodo en su nuevo hogar. Estas son sólo las soluciones a corto plazo para remendar un mal que ya está hecho. A largo plazo, somos mucho más ambiciosos. Los problemas derivados de una mala planificación familiar, cuando no nula, sólo se pueden solucionar mediante la educación.

Así, en Khanimambo ofrecemos clases de educación sexual orientada principalmente a chicas y chicos adolescentes y a madres del proyecto. En ellas aconsejamos el uso de métodos anticonceptivos para la prevención de embarazos no deseados e informamos de los riesgos de las enfermedades de transmisión sexual. Contrastamos las dificultades de las sociedades que no Debido a este alto índice de niños provenientes reciben información sexual con los beneficios de de familias completamente rotas, en un princi- las comunidades que sí la reciben, enseñamos pio nos planteamos la posibilidad de crear un a respetar y a ser respetados y promovemos la orfanato; una alternativa que no tardamos en igualdad de género entre muchas otras cosas.   desechar. Creemos que sería un error sacar a   los niños del contexto en que les ha tocado vivir, También intervenimos en casos de violencia de género, algo que no toleramos bajo ninguna alejándoles de su comunidad, de su realidad.  circunstancia. La educación de niños huérfanos y abandonados es una de las prioridades de Khanimambo; Nuestro fin con la planificación familiar es erratodos los niños tienen el derecho a crecer bajo el dicar  las diferencias de género y contribuir al amparo y la protección de una familia. Para ello, desarrollo de familias más estructuradas. En Khanimambo apostamos fuerte por la familia,    núcleo fundamental para el desarrollo de cualquier persona. Muchos de los niños que hoy forman parte del proyecto han llegado al mundo sin la protección de un hogar. Alguno de ellos sin el calor de una madre. Muchos más, sin un referente paterno. 


Salud Mozambique es uno de los paises con mayores tasas de contagio de VIH- SIDA, el 12,5% de la población de 15 a 48 años (UNICEF 2008). El paludismo es endémico en todo el país por lo que los casos de malaria se cuentan por miles. Las precarias condiciones en las que viven los habitantes de Praia de Xai-Xai no hacen sino agravar este panorama. La sanidad pública, con instalaciones deficientes y deterioradas y la falta de medicamentos exige una respuesta por parte de organizaciones asentadas en el terreno. Y ahí está Khanimambo. Proporcionar una sólida educación y una constante formación a los niños es nuestro compromiso a largo plazo y para que ello sea posible, debemos enfrentar los problemas de salud presentes.

Proyecto Ubom Como parte del programa de desarrollo integral de los niños apadrinados, la Fundación Khanimambo destina parte de sus recursos y esfuerzos al Proyecto Ubom con el fin de dar cobertura a los temas derivados de la salud de los niños y sus familias. El Proyecto Ubom se articula en torno a dos grandes áreas: la salud de los niños y la salud de las madres. Dentro de la salud de los niños concebimos como esencial la atención en salud primaria e higiene (provisión de medicamentos, baños diarios y meriendas diarias después de las clases de refuerzo escolar). Asimismo, atendemos las emergencias y cubrimos los tratamientos especiales de los niños con graves dolencias crónicas como el VIH y la tuberculosis en una clínica privada de Xai-Xai. Además, nos hacemos cargo del transporte al hospital y de los tratamientos de enfermedades puntuales como los casos de malaria que surgen a lo largo del año. Conscientes de que el desarrollo del niño no puede ser algo aislado y dada la elevada tasa de madres, abuelas o tutoras infectadas de VIH, también trabajamos para mejorar la salud de las mujeres. En Khanimambo nos hacemos cargo de los tratamientos antirretrovirales que no cubre el gobierno mozambiqueño, del traslado mensual al hospital para las revisiones periódicas y de los complementos alimenticios necesarios para hacer frente a las dolencias derivadas del VIH como la anemia.

Cesta de comida Cada mes los ahijados de Khanimambo reciben una cesta de alimentos que llevan a casa como premio por haber cumplido con las exigencias que Khanimambo pide a nivel de estudios. En las distintas etapas de la vida se necesitan nutrientes distintos y durante la infancia es fundamental que un niño tenga una alimentación adecuada para que su desarrollo sea óptimo. El éxito para alcanzar esta meta depende sobre todo de una correcta nutrición en el momento adecuado, por eso contamos con el apoyo de una doctora que diseñó el cuadro alimenticio más favorable para los niños de Khanimambo a partir de los alimentos básicos que se encuentran en la región. En 2010 la cesta de comida ha aumentado a: 9 kilos de arroz, 4 kilos de harina de trigo, 3 kilos de cacahuetes, 3 kilos de judías, 2 kilos de azúcar y 1 kilo de sal, y también tres barras de jabón para la higiene personal y lavado de ropa. Los resultados hasta hoy han sido muy positivos pero nos queda mucho camino por recorrer. Estamos evaluando la posibilidad de construir un comedor donde los ahijados vengan a comer, al menos, una vez al dia.

Estado nutricional de los ahijados

2007

2008

2009

2010

75 ahijados

150 ahijados

197 ahijados

206 ahijados

Estadística elaborada a partir de la fórmula de IMC (Indice de Masa Corporal) en la que IMC= peso(kg) estatura2(m2)

desnutrición (IMC menor de 16) bajo peso (IMC entre 16 - 20) normal (IMC entre 20 - 25)


Proyectos Locales En Khanimambo ponemos en marcha dos tipos de Pequeños Proyectos locales (PPL). Los primeros tienen por objetivo mejorar directamente las condiciones de vida de las familias de Khanimambo. Dentro de este tipo se enmarca el Proyecto Xichungua. Los segundos se centran en mejorar las condiciones de vida de la comunidad de Praia de Xai-Xai con vistas a exportarlos a otras comunidades en un futuro. El Proyecto Escolweni es un claro ejemplo de la voluntad de Khanimambo para colaborar con la comunidad y fortalecer nuestro vínculo con las instituciones locales.

“Toda persona tiene derecho a un nivel de vida adecuado que le asegure, así cómo a su familia, la salud y el bienestar; y en especial la alimentación, el vestido, la vivienda, la asistencia médica y los servicios sociales necesarios.” Artículo 25, Declaración Universal de los Derechos Humanos

Proyecto Escolweni Proyecto Xichungua Las condiciones de vida en el mato son duras. Las familias se apilan en chozas -xichunguas en shangana (dialecto local)- de caña y chapa. La mayoría de estas chozas están en un estado muy deficiente: viejas, con el cañizo podrido, sin cemento en el suelo, con los tejados de chapa oxidados y con agujeros que permiten la entrada de agua. Gracias al Proyecto Xichungua pretendemos mejorar las condiciones de vida de nuestros ahijados, especialmente las relacionadas con la higiene y la salud, fomentar la igualdad entre los ahijados y familias que obtienen más o menos recursos, que nuestros ahijados aprendan a valorar y respetar sus casas y establecer un modelo que garantice estabilidad en las familias y motive a los ahijados a participar de nuestro proyecto. A lo largo de este año hemos construido nueve casas para nueve familias de Khanimambo Un total de 15 ahijados se han beneficiado del Proyecto Xichungua este año.

Como parte de los proyectos que pretenden reportar un beneficio directo a la Comunidad de Praia de Xai-Xai, en 2010, la Fundación Khanimambo ha puesto en marcha el Proyecto Escolweni. Los niños de Praia de Xai-Xai estudian en condiciones muy precarias. En las aulas se amontonan mesas rotas y los techos y paredes están agrietados por la humedad; las ventanas no tienen cristales y faltan pupitres. Las condiciones del personal educativo no son mejores y los expedientes de los niños se acumulan en el suelo. En diciembre de 2009, con fondos de cooperación alemana se inició un proyecto con el fin de reconstruir las aulas del colegio ya existentes, en las que estudian los alumnos. A modo de completar el trabajo, la propuesta desarrollada por Khanimambo en base al Proyecto Escolweni se concretizó en la construcción de un bloque administrativo (despacho para el director, secretaría, sala de profesores y un archivo), una sala de aulas nuevas y el cierre del, hasta ahora abierto, recinto educativo. La Fundación Khanimambo ha conseguido que se mejore la organización y ha potenciado la motivación del profesorado.


SENSIBILIZACIÓN Hasta este año, el trabajo realizado desde España había sido totalmente voluntario. Dos de los tres socios fundadores compaginaban sus carreras profesionales con la gestión y captación de recursos de Khanimambo. Debido al constante crecimiento de las necesidades y acciones en enero de 2010, inauguramos la oficina de Madrid dando entrada a la primera persona contratada en España. Un paso más que nos ha permitido estrechar la distancia que separa España de Mozambique. Gracias a este nuevo espacio, hemos mejorado durante este último año la coordinación, la gestión y la organización de nuestro trabajo. Estamos en constante aprendizaje, queremos posicionarnos correctamente en el mundo de la cooperación y es por ello que las acciones han sido escogidas minuciosamente para no perder la esencia de Khanimambo en el camino. Queremos transmitir todo lo que estamos viviendo en Mozambique junto a los habitantes de Praia de Xai-Xai, respetando al máximo su intimidad y cultura. Todas las acciones realizadas este año en el marco de la sensibilización y captación han sido diseñadas como un intercambio. Queremos que ambas partes, donantes y beneficiados, sientan que ganan con las acciones de la Fundación Khanimambo. Asimismo, consideramos que la sensibilización debe ser gratuita, intentando optimizar al máximo nuestros recursos que deben llegar a Mozambique para cubrir las necesidades básicas de los niños y sus familias. Por lo que, alrededor de las acciones de sensibilización de la Fundación Khanimambo hay una ola de solidaridad y compromiso muy fuerte.


FORMACIÓN Y CAPTACIÓN DE RECURSOS Desde Khanimambo apostamos también por la juventud española. el futuro de nuestra sociedad depende de ellos, de su educación en valores y su formación. Ellos son la mejor y más importante inversión que podamos llegar a hacer en España. Nuestro reto es conseguir vincular a jóvenes españoles a iniciativas sociales participativas, que se comprometan con aquellos que no han tenido la misma suerte que ellos. Abrirles los ojos, la cabeza y el corazón acercándoles los problemas a los que se enfrenta la infancia mozambiqueña: el absentismo escolar, la falta de luz y agua, la malaria, el VIH, las precarias condiciones en las que viven.

Campaña de ropa

Campaña de ordenadores

Dadas las precarias condiciones de los niños apadrinados, la ropa y el calzado en buen estado les protegen de las infecciones y enfermedades. Y además de este innegable sentido práctico, también les devuelven la dignidad. Bajo el lema ¡Si tu no lo utilizas yo lo necesito!, tras dos semanas de campaña, conseguimos recaudar 550 kilos de ropa y calzado en el colegio Americano de Madrid (ASM), que en julio de 2010 enviamos a Mozambique. Los niños y niñas se alegraron muchísimo de estrenar ropa.

Las nuevas tecnologías aterrizaron en Praia de Xai-Xai de la mano de la empresa INDRA. Cinco ordenadores que han hecho posible que nuestro equipo local mozambiqueño empiece a familiarizarse con la informática así como que pudiéramos impartir, durante las tardes de verano, clases de informática para los mayores de Khanimambo. Poco a poco introducimos conocimientos informáticos a un país que, a pesar del subdesarrollo, cuenta con puntos de internet en todas las ciudades importantes.

Proyecto KhanimamboAlkor En septiembre de 2010 pusimos en marcha un ambicioso y novedoso proyecto: 10 chicos de 4º de la ESO dedicarían parte de sus recreos y tiempo libre a la búsqueda de financiación para el mantenimiento de la Escolinha de Khanimambo. Una clara apuesta por involucrar a niños españoles de la misma edad que los beneficiados en Xai-Xai. Un intercambio de espíritu solidario y de amistad. Desde Khanimambo hacemos de intermediarios entre los alumnos de Praia y Alcorcón, siendo testigos de la maravillosa relación de agradecimiento que ha nacido por las dos partes. A finales de año los alumnos de Alkor, motivados por los tres profesores que coordinan el

proyecto, consiguieron mucho más de lo que hubiésemos pensado. Dentro y fuera del colegio, emprendieron muchas actividades y se sumaron a la lucha de Khanimambo con fuerza. Acabaron el año con un mercadillo solidario navideño y con muchas iniciativas nuevas encima de la mesa para llevar a cabo en 2011. La Fundación Khanimambo aportó sesiones formativas para los alumnos. Se trata de un proyecto piloto, nacido con la intención de ser un éxito que podamos trasladar a más universidades y colegios con el fin de potenciar una relación muy sana entre niños de la misma edad y con los mismos sueños, con la única diferencia de haber nacido en lugares del mundo distintos.


VISITAS A XAI-XAI Y EVENTOS Apostamos por la cercanía, a pesar de los más de 8,000 kilómetros que separan España de Mozambique. Para nosotros es fundamental que nuestros colaboradores puedan sentirse formar parte del proyecto que, gracias a ellos, desarrollamos en terreno. Os invitamos a venir a ver cómo trabajamos.

“Estar con los niños es lo mejor del viaje, jugar con ellos, que hablen contigo y te cuenten sus vidas, cómo les va en el colegio, sus aficiones… No me olvidaré de ninguno de ellos.” Marisa y Miriam, madrinas que viajaron a Mozambique en 2010.

Viaje anual de colaboradores

Encuentro anual de Colaboradores en Madrid

Todos los años ofrecemos la posibilidad a nuestros colaboradores de venir a conocer el proyecto en el terreno. Es una experiencia muy enriquecedora para todos.

Como cada año, el Evento Anual de Khanimambo estuvo marcado por los colores y ritmos africanos creando un espacio dónde compartir nuestras experiencias y responder a todas las dudas y cuestiones qué nos formularon los colaboradores.

Los niños sienten el calor y el apoyo de las personas que no conocen pero saben que les ayudan. Y los colaboradores ven y comprueban los De la mano del grupo Madera de Cayuco, todos pudimos escuchar la canción de Khanimambo resultados de su aportación. que compuso uno de nuestros ahijados. AsimisSon cinco días muy intensos: recorremos las ca- mo, proyectamos un vídeo para acercar el día sas de los niños, las huertas donde trabajan las a día de Khanimambo. Los asistentes también madres, conocen el colegio público, se cuelan pudieron comprar artesanía y telas mozambien las clases de apoyo escolar de la Escolinha queñas y recibieron los informes anuales de sus de Khanimambo, juegan con los niños, bailan ahijados y de nuestros proyectos. con las madres al son de la música mozambiqueña. Conocen, sienten y comparten; nada Desde la Fundación agradecemos el esfuerzo de los voluntarios que trabajaron en el evento. como el directo de nuestros propios sentidos.

Viaje Alumnos del CIS (Colla- Rifa Benéfica ge for International Studies) En Mayo de 2010 abrimos las puertas de Khanimambo en Xai-Xai para que 10 alumnos y 4 profesoras del CIS pudieran conocer en primera persona el trabajo de la Fundación como inicio de una relación con Cruzada por los Niños, ONG de esta universidad.

Gracias a una iniciativa particular pudimos organizar una rifa benéfica cuyos fondos fueron destinados al proyecto de construcción del nuevo Centro de Khanimambo en Xai-Xai. Una nueva oportunidad de difundir Khanimambo.


Voluntarios “Si Khanimambo fuese vista desde el espacio, sería un punto lleno de luz, alegría, seguridad, fuerza… y una sonrisa sin fin.” João, voluntario de Khanimambo en Mozambique, septiembre de 2010. Desde Khanimambo, a través del voluntariado en el terreno, pretendemos romper barreras. Generar un vínculo entre los dos mundos en los que se mueve nuestra Fundación. Dos mundos que se necesitan y se parecen mucho más de lo que se diferencian. Retroalimentación e Intercambio son las bases del voluntariado que potenciamos. La aportación profesional de cada uno de nuestros voluntarios es clave. A lo largo de 2010 vinieron siete voluntarios a trabajar directamente en el terreno. Cada uno de ellos aportó su experiencia y mucha personalidad a la Fundación. Andrea y Raquel echaron una mano en el día a día de Khanimambo, participaron en las olimpiadas anuales y se encargaron de ordenar los 550 kilos de ropa y calzado que llegaron a Xai-Xai en julio. Mariola, otorrino, estuvo examinando a los oídos de nuestros niños, recetó tratamientos y enseñó a nuestro personal local a curar las infecciones. Graci, logopeda, aportó su profesionalidad a los niños con mayores dificultades de expresión y comunicación. Alan, filmó con su cámara el día a día de Xai-Xai. Los tratamientos fisioterapéuticos de João aliviaron los cuerpos castigados de mujeres y niños enfermos de SIDA. Kattie y Tessie se encargaron de los pequeños de Khanimambo durante el curso de verano.


GESTIÓN DE RECURSOS Ingresos

Proyectos en Xai-Xai

Los recursos de Khanimambo en España provienen de las contribuciones voluntarias del sector privado. Los ingresos en el ejercicio 2010 ascendieron a 113.195€, de los cuales el 39% provinieron de donaciones, el 27% de socios colaboradores y el 34% de padrinos.

Todos los proyectos que hemos llevado a cabo este año se han financiado con donaciones específicas y la colaboración mensual de socios y padrinos. El gran proyecto de Khanimambo es sin duda el programa de apadrinamiento que sigue ocupando el primer puesto en nuestras prioridades. Los padrinos financian la alimentación y los cuidados básicos de salud de sus ahijados así como los gastos escolares aportando 20€ al mes. Así este año hemos destinado un 49% de nuestros ingresos a cubrir las principales necesidades de los niños. El mantenimiento del centro de día de la Fundación Khanimambo así como las 4 aulas de Escolinha se financia con la ayuda de los socios colaboradores de Khanimambo. Estos gastos ocupan un 32% del total de los recursos invertidos en Mozambique, El proyecto Escolweni, financiado por donaciones específicas, ocupa un 15% del total de dinero invertido. Una apuesta por mejorar las condiciones escolares de los niños. El proyecto Xichungua es una ayuda directa a la mejora de condiciones de vida de los niños y sus familias y en él hemos invertido un 3% de los recursos destinados a proyectos. Por segundo año consecutivo, hemos conseguido financiar un mes de educación en el ocio para los niños de Khanimambo, impartiendo 6 talleres de manualidades y comida diaria hemos destinado el 1% de los fondos.

Donaciones Padrinos Socios

Destino de los ingresos En la Fundación Khanimambo intentamos conseguir generar el menor gasto posible en España, destinando así un 88% de nuestros ingresos a los proyectos de cooperación que tenemos en Mozambique, frente a un 11% de gastos administrativos y un 1% en sensibilización y captación de fondos. Esto sólo es posible gracias a la colaboración de voluntarios y empresas comprometidas socialmente con la ayuda a nuestro proyecto.

Empresas colaboradoras: American School de Madrid (ASM) Ashurts Asitur Colegio Alkor Collage for International Studies (CIS) FUNDACIÓN JUAN CARLOS LAVALLE Gag Comunicación Gestoría Moreta y Asociados GH Hermanos Iberpress INDRA La Caixa La Moheda Madera de Cayuco

Apadrinamientos Mantenimiento Proyectos

P. Escolweni

Sensibilización

P. Xichungua

Gastos adminisrativos

Educación en el ocio

MusicaM Netlink Notaría José Ventura Orange Café ROSGA S.L Torreal Yesos Ibéricos


www.khanimambo.org

edita: Fundaci贸n Khanimambo. Travesia de los Rosales, 8, 28660 MADRID / CIF: G85436558

Profile for Fundación Khanimambo

Memoria de actividades 2010  

Memoria de las actividades de la Fundación Khanimambo en 2010

Memoria de actividades 2010  

Memoria de las actividades de la Fundación Khanimambo en 2010

Advertisement

Recommendations could not be loaded

Recommendations could not be loaded

Recommendations could not be loaded

Recommendations could not be loaded