Page 1

FUNDACIÓN GLOBALIZAR – ÁREA DE LA FEDERACIÓN RUSA

Entendiendo a la Rusia contemporánea Por Lic. Guillermo Galea. Presidente Fundación Globalizar.

Cada cuatro años, el fenómeno del mundial expone al país anfitrión de forma prominente. Periodistas, hinchas y jugadores trabajan como diplomáticos “informales”, formando parte de una vasta red de marketing que conjuga lo cultural con la política, destacando aquellas diferencias entre los pueblos que están unidos por el deporte. En esta edición, los ojos se han posado sobre Rusia, un país que se ha destacado en la historia, del que poco se sabe en nuestra región en términos socioculturales, pero no tanto así en lo político. La política exterior del Kremlin durante los mandatos de Putin ha logrado poner en primera plana al país más extenso del planeta en los noticieros semanales. Sin embargo, ¿conocemos al pueblo ruso? En primer lugar, debemos entender que la vida no ha sido nada fácil para el pueblo ruso. Una tierra signada por revoluciones y hambruna, donde se practicó durante toda su vida una economía de supervivencia, producto de las guerras y totalitarismos, además de contar con un espacio geopolítico difícil de asumir. Para Rusia, el mundo siempre fue un lugar peligroso. Los autores clásicos de la literatura rusa, Pushkin, Dostoevsky, Chekhov, entre otros, describieron a través de sus obras el “espíritu ruso”, que no es más que una explicación romántica sobre cómo el pueblo ruso se ha repuesto a lo largo de una historia de dominación, horrores y carencias. Algunos autores han señalado que la era de la Unión Soviética fue la etapa de gloria para su pueblo. El protagonismo internacional (a pesar de las carencias económicas) fue el orgullo nacional durante sus años augustos. El progreso industrial, la carrera armamentística y espacial, la influencia mundial que configuró un mundo bipolar, fueron los pilares del nacionalismo ruso. Tras el colapso soviético, la humillación. Siempre se habla de la nostalgia que genera esa época entre las personas que vivieron los “años dorados”. Aquellos que aplaudieron la “reincorporación de Crimea” al territorio ruso, y que no comprenden los reproches de occidente, que lo califican como anexión. Muchas veces el cine desconoce el sacrificio humano del frente oriental durante la Segunda Guerra Mundial. El ruso promedio ha perdido uno o más familiares en la guerra, y al día de hoy, sigue siendo un tema sensible. Cuando se aplican sanciones desde Europa o los Estados Unidos, el pueblo siente que su sacrificio en la gran guerra, sigue sin ser reconocido. Putin refuerza el sentimiento de grandeza constantemente, recordándole al pueblo ruso lo que el resto del mundo pareció olvidar, y por ello su grado de aceptación en las urnas. La generación de los 90´ es un poco diferente. El acceso a la información, una economía más estable y la exposición a la globalización han modificado ese viejo espíritu ruso. Muchos de ellos, lo que llamaríamos “millenials”, han nacido con Putin al poder, y buscan un cambio político. Es por ello que cada vez existen más movimientos o demandas populares en las calles, a pesar de las dificultades para llevarlos a cabo. Desde afuera, se suele señalar lo que parece un país lleno de restricciones, en muchos sentidos “anticuado” con respecto al modo de vida occidental, y donde no parecen reinar las libertades. Lo cierto es que su pueblo aún es joven en lo que respecta a democracia y a un estilo de vida liberal; las esquirlas de la guerra, el hambre y la obediencia todavía no han cicatrizado. Quizás no deberíamos olvidar que esos rusos que perdieron su vida por la libertad de occidente, son los mismos que hoy

1


FUNDACIÓN GLOBALIZAR – ÁREA DE LA FEDERACIÓN RUSA están comenzando un camino que se nos permitió a nosotros mucho antes. Quizás este mundial sirva para entender, más allá de la política, la raíz cultural y social de un pueblo no tan distinto al nuestro.

2

Entendiendo a la rusia contemporánea  
Entendiendo a la rusia contemporánea  
Advertisement