Page 1

DICIEMBRE 2013 – Nº 1

Encuentro por la Vida


encuentroporlavidaencuentroporlavidaencuentro porlavidaencuentroporlavidaencuentroporlavida encuentroporlavidaencuentroporlavidaencuentro porlavidaencuentroporlavidaencuentroporlavida encuentroporlavidaencuentroporlavidaencuentro porlavidaencuentroporlavidaencuentroporlavida encuentroporlavidaencuentroporlavidaencuentro porlavidaencuentroporlavidaencuentroporlavida encuentroporlavidaencuentroporlavidaencuentro porlavidaencuentroporlavidaencuentroporlavida encuentroporlavidaencuentroporlavidaencuentro porlavidaencuentroporlavidaencuentroporlavida encuentroporlavidaencuentroporlavidaencuentro porlavidaencuentroporlavidaencuentroporlavida encuentroporlavidaencuentroporlavidaencuentro porlavidaencuentroporlavidaencuentroporlavida encuentroporlavidaencuentroporlavidaencuentro porlavidaencuentroporlavidaencuentroporlavida encuentroporlavidaencuentroporlavidaencuentro porlavidaencuentroporlavidaencuentroporlavida encuentroporlavidaencuentroporlavidaencuentro porlavidaencuentroporlavidaencuentroporlavida encuentroporlavidaencuentroporlavidaencuentro porlavidaencuentroporlavidaencuentroporlavida encuentroporlavidaencuentroporlavidaencuentro porlavidaencuentroporlavidaencuentroporlavida encuentroporlavidaencuentroporlavidaencuentro porlavidaencuentroporlavidaencuentroporlavida encuentroporlavidaencuentroporlavidaencuentro porlavidaencuentroporlavidaencuentroporlavida encuentroporlavidaencuentroporlavidaencuentro porlavidaencuentroporlavidaencuentroporlavida encuentroporlavidaencuentroporlavidaencuentro porlavidaencuentroporlavidaencuentroporlavida encuentroporlavidaencuentroporlavidaencuentro porlavidaencuentroporlavidaencuentroporlavida


Colaboramos en este número

Pilar Gutiérrez (España)

Patricia Deleón (Uruguay)

Magdalena del Amo (España)

Movidos por la Vida (Uruguay)

Sergio Gonzalez (Argentina)

Sonia Colina (Uruguay)

Celia Palermo (Argentina)

Carlos Colazo Benavidez (Argentina)


Editorial Hace tan solo un par de meses nos pusimos en contacto a través de las redes sociales un grupo de defensores de la Vida. La idea era crear un nuevo espacio que generara "conciencia acerca del terrible y horrendo crimen que es el aborto" (Celia Palermo: El mensaje Pro-Vida y la opinión pública, pág.. 24). Decidimos entonces lanzar Encuentro por la Vida, una revista bimestral, que sirviera tanto de espacio formativo (Sergio Gonzalez: Del Positivismo a la razón Tecno-Científica, pág.. 18) como informativo (Infografía, pág.. 34). El deseo de llegar a la mayor cantidad de lectores posibles, nos llevó a decidirnos por el formato online, ya que este facilitaría su distribución, aumentaría su repercusión, y bajaría también sustancialmente los costos. Algo que los que luchamos en defensa de la Vida tenemos presente siempre, ya que ni los organismos multilaterales de crédito ni las agencias de la ONU nos tienen en cuenta a la hora de repartir los suculentos beneficios con que son premiados los partidarios del aborto. Cada actividad es llevada a cabo con gran esfuerzo y con una entrega admirable (Movidos por la Vida: El tiempo de los jóvenes Provida), y a pesar de que muchas veces la realidad no nos es favorable ( Patricia Deleón: Historia del aborto en Uruguay, pag.22) nuestro compromiso no disminuye. La cultura de la Muerte avanza (Magdalena del Amo: Hay que poner fin a la cultura de la muerte, pág.. 12) y la mentira es su fiel aliada. La Verdad sobre los crímenes abominables de esta cultura hedonista, individualista y criminal muchas veces es silenciada y ocultada (Pilar Gutiérrez: El aborto y el cáncer de mama, pag.5), nuestra tarea es hacerlos visibles. Entregamos este Nº 1 de Encuentro por la Vida con la esperanza de que se convierta en una herramienta útil en este "contexto social actual, marcado por una dramática lucha entre la cultura de la vida y la cultura de la muerte" (Juan Pablo II), y deseando que sirva para estrechar vínculos y unir fuerzas con todos aquellos que luchamos por la dignidad de la persona humana. En el mes del nacimiento del que es la Vida, nacemos con El, para El. Feliz y Santa Navidad para todos.

Carlos Colazo Benavidez Fundación Familia Solidaria www.fundacionfamiliasolidaria.org http://fundacionfamiliasolidaria.blogspot.com.ar/ info@fundacionfamiliasolidaria.org Córdoba - Argentina

4


Aborto

El aborto y el cáncer de mama El crimen del aborto trae aparejado, además del horroroso asesinato de un inocente, funestas consecuencias para las madres. Pilar Gutiérrez en este ilustrativo artículo nos señala una de esas consecuencias sistemáticamente encubiertas por quienes lucran inescrupulosamente con este verdadero genocidio que esta ocurriendo frente a nuestros ojos.

¿Qué investigaciones demuestran la relación entre el aborto y el cáncer de mama? Desde el primer estudio, realizado en Japón en 1957, docenas de estudios epidemiológicos, experimentales y biológicos identifican el aborto como el principal factor de riesgo del cáncer de mama. Ese estudio pionero de Segi et al. ya reveló un aumento de riesgo del 160% en mujeres con abortos provocados. 50 años después, el Journal of American Physicians and Surgeons del 2 de octubre de 2007 en un estudio titulado ―La epidemia del cáncer de mama‖ (The Breast Cancer Epidemic) ha publicado que "el aborto es el mejor predictor del cáncer de mama". Este estudio apareció en la revista de seguros "The Actuary", donde se aconsejó a los agentes de seguros que ajustaran sus reservas en función de la previsión de un aumento del 50% en los casos de cáncer de mama en Inglaterra para el 2029.

5


Aborto

Estos estudios han sido respaldados por prestigiosas instituciones sanitarias como el CDC (Centers for Disease Control) y del NIH (Ministerio de Sanidad norteamericano), dos de cuyos investigadores citaron el aborto como un factor de riesgo en la revista The Lancet (1986), afirmando que ‖El aborto inducido antes del primer embarazo aumenta el riesgo de cáncer de mama". También un estudio del Instituto Nacional del Cáncer (NCI) publicado en 1994 por la Dra. Daling (proabortista), mostró que en los casos en que había antecedentes familiares y la mujer abortaba después de los 30 años, el riesgo aumentaba un 270%. Más aún, de las 12 mujeres que habían abortado antes de los 18 años y que tenían algún antecedente familiar, el 100% desarrollaron cáncer de mama antes de los 45 años. El riesgo relativo era, pues, ¡infinito! Y en las mujeres sin antecedentes familiares, el aumento del riesgo era de un 150%. Y en mujeres con más de un aborto, el riesgo alcanzaba el 600%

6

También en el año 2009, una directora del NCI, Louise Brinton, admitió que el aborto aumenta el riesgo de cáncer de mama en un 40%, al igual que el consumo de ―la píldora‖, que lo eleva hasta 4’2 veces más. (Dolle J et al.). Un estudio realizado en 8 países europeos halló que el aborto es el “mejor predictor” del cáncer de mama, prediciendo las tasas de cáncer en Inglaterra y Gales para los años siguientes, con un 100% de precisión (Patrick Carroll, JAPS 2007). ¿Qué dicen los pro-aborto? La Federación de Planificación Familiar norteamericana (promotora del aborto) reconoció, en un documento de 1994, que "la interrupción de un embarazo durante el primer trimestre detiene la diferenciación celular, lo que puede resultar en un aumento del riesgo de crecimiento canceroso en estos tejidos." No es casualidad que el cáncer de mama haya aumentado alrededor del 40% en todos los países con altas tasas de aborto, y que este aumento se produzca entre mujeres jóvenes que no han alcanzado la menopausia.


Aborto

Hacia el consentimiento informado

Tan evidentes son los datos epidemiológicos, que una clínica abortista de San Antonio, Texas, exige a sus pacientes que firmen un consentimiento médico que cita once "riesgos y peligros", entre ellos el Síndrome post-aborto y "un posible aumento de riesgo de cáncer de mama para toda la vida". También en 2003, el estado de Texas aprobó una ley que obliga los médicos a informar, a las mujeres que solicitan abortar, sobre el aumento de riesgo de cáncer de mama.

Igualmente ocurre en el estado de Kansas, y no hacerlo ha ocasionado denuncias a varias clínicas abortistas en Australia, Pennsylvania y Oregon, con importantes indemnizaciones a las demandantes.

La Asociación Americana de Médicos y Cirujanos (AAPS) afirma que los pacientes tienen derecho a ser informados de los posibles efectos adversos del aborto y que hay gran

7


Aborto

cantidad de pruebas de la relación aborto-cáncer de mama (Dra. Jane Orient, directora de la AAPS, nov 2003). Îgualmente en España la falta de consentimiento informado es un daño indemnizable , como ha establecido el Tribunal Supremo. En España el 33% de los casos de cáncer de mama corresponden a mujeres de 35 a 45 años y las cifras de aborto rondan los dos millones. Por todo ello EXIGIMOS que esta información se haga pública y se someta a un consentimiento informado antes de abortar. ¿Por qué no se conoce?

8

Porque es ―políticamente incorrecto‖ y los médicos temen sufrir represalias por hacerlo. En un juicio en California contra la Federación de Planificación Familiar (Planned Parenthood Federation) por publicidad engañosa sobre la seguridad del aborto, la Dra. Angela Lanfranchi, cirujana de mama de Nueva Jersey, declaró bajo juramento que los médicos norteamericanos saben que el aborto causa cáncer de mama, pero se niegan a decirlo en público porque es "políticamente incorrecto".


Aborto

La censura llega incluso a ocultar los resultados de los estudios, lo cual supone ya un delito contra la salud pública. Es el caso del estudio del Dr. Rohan (Adelaida, Australia) publicado en el American Journal of Epidemiology en 1988 que ocultó el aumento de riesgo hasta que en 1995 un meta-análisis de Nadine Andrieu et al. reveló que el único factor de riesgo estadísticamente significativo en el estudio de Australia era el aborto … ... ¡un 160% más de riesgo! Igualmente, el estudio de Melbye et al. en Dinamarca en 1997 excluyó de la muestra a 60.000 mujeres que habían abortado, a pesar de lo cual el aumento de riesgo asociado al aborto fue del 44%. ¿A qué se debe? El aborto provocado interrumpe el proceso natural del desarrollo mamario, dejando a la mama con una gran cantidad de células pre-mamarias que pueden convertirse en cancerosas.

El aumento de estrógenos durante el embarazo hace proliferar las células mamarias precancerosas, que no maduran hasta el tercer trimestre del embarazo, poniendo fin así al 85% de su potencial cancerígeno. Sin embargo, la mayoría de los abortos naturales no suponen un riesgo para el cáncer de mama, pues el organismo no produce suficiente estrógeno y por ello no proliferan las células premamarias.

9


Aborto

Cuando la mujer lleva un embarazo a término, las hormonas del tercer trimestre convierten las células mamarias en tejido resistente al cáncer en un 85%, aumentando un 10% más con cada embarazo posterior a término. A este proceso biológico se suma otro factor de riesgo del cáncer: el estrés, que forma parte del Trastorno de Estrés PostTraumático (PTSD) debido al aborto. NMS cree que el SPA puede ser un factor desencadenante del proceso de malignización de las células premamarias. La explicación biológica fue confirmada experimentalmente por el estudio de Russo et al. publicado en el American Journal of Pathology en 1980 y por 53 estudios posteriores, de los cuales 25 son estadísticamente significativos.

Asimismo, según el Instituto de Medicina de EEUU, el aborto es un factor de riesgo para partos prematuros (pre-32 semanas), que aumentan también el riesgo de cáncer de mama, al igual que aumenta el riesgo fetal de parálisis cerebral y de muerte neonatal. Estos y otros muchos estudios han visto la luz gracias a la Coalición de Aborto y Cáncer de Mama (Abortion/Breast Cancer Coalition), una organización norteamericana sin ánimo de lucro dedicada a informar a la sociedad sobre el factor de riesgo del aborto en el cáncer de mama. Ver más en: ww.abortionbreastcancer.com y en www.nomassilencio.com


Reflexión "Lugares vacíos". Isaías 40:11

"Como pastor apacentará su rebaño; en sus brazos llevará los corderos y en su seno los llevará; pastoreará suavemente a las recién paridas". Desde tiempos remotos hay millones de lugares vacíos que claman en silencio ante el Señor. Estrellas que cayeron del cielo, opacas y sin vida, porque manos impunes apagaron su brillo y fueron devoradas por las sombras del mal. Querían avanzar mas no pudieron; cortaron sus pisadas antes de que sus piececitos pudieran apoyarse sobre la faz de la tierra. Sin un grito cayeron pues sus voces aún no habían sido formadas y jamás pronunciaron un : te quiero, mamá. Sus ojitos se cerraron sin lágrimas; todavía no sabían llorar. Sus oídos jamás escucharon canciones de cuna ni sus labios diminutos pudieron sonreir; no tuvieron siquiera un minuto de amor. Jamás aspiraron el perfume de una flor ni disfrutaron de la tibia caricia del sol. No hubo un cálido abrazo para recibirlos simplemente porque ni siquiera pudieron llegar. ¡Cuántas cunas quedaron vacías, cuántos bancos de escuelas, hamacas de las plazas, juguetes y mascotas sin dueños, cuántas tumbas vacías y sin nombres, sin siquiera una flor! ¡Padre Nuestro que estás en los cielos, yo te ruego que venga tu reino, para verte acunando en tus brazos de amor,esas vidas que te pertenecen y que nunca supieron de caricias ni besos y que no hayan jamñas lugares vacíos en tu creación , ni manos homicidas que arrebaten tus hijos, tus pequeños amados! ¡¡¡Abrázalos, Señor!!! Amén.


Cultura de la vida Hay que poner fin a la cultura de la muerte Muchas veces nos preguntamos como y porqué la cultura de la muerte avanza dejando una estela de dolor y sufrimiento a su paso. Magdalena del Amo nos contesta en este artículo describiendo de que se trata esta perversa mentalidad y sus desastrosas consecuencias para el mundo contemporáneo.

El tan recurrente término ―Cultura de la Muerte‖ fue acuñado por el papa Juan Pablo II en su encíclica El Evangelio de la Vida, el 25 de marzo de 1995. En esos momentos vivíamos –como hoy- bajo la dictadura del secularismo y el relativismo moral. ―Con las nuevas perspectivas abiertas por el progreso científico y tecnológico –decía el entonces Santo Padre, hoy beato—surgen nuevas formas de agresión contra la dignidad del ser humano, a la vez que se va delineando y consolidando una nueva situación cultural, que confiere a los

atentados contra la vida un aspecto inédito y –podría decirse— aun más inicuo, ocasionando ulteriores y graves preocupaciones: amplios sectores de la opinión pública justifican algunos atentados contra la vida en nombre de los derechos de la libertad individual, y sobre este presupuesto pretenden no solo la impunidad, sino incluso la autorización por parte del Estado, con el fin de practicarlos con absoluta libertad y además con la intervención gratuita de las estructuras sanitarias‖.

12


Cultura de la vida

Proféticas palabras. Diecisiete años después contemplamos con gran pena cómo la Cultura de la Muerte se enseñorea hoy en nuestra sociedad, de manera silenciosa en sus inicios, y ahora abiertamente y con todos los derechos que propone el nuevo paradigma. Sus promotores actuales, siguiendo las mismas tácticas que ya utilizaron los del siglo XVIII, nos han acostumbrado al eufemismo. El uso de la libertad perversa a la que aludía Juan Pablo II nos está llevando a grados de insensibilidad enfermizos.

El ser humano está corriendo el peligro de convertirse en ―otra cosa‖, en un ser completamente amoral si no frenamos el laicismo salvaje que cual horda destructora avanza destruyendo a su paso lo mejor del ser humano: su sentido trascendente. La falta de empatía ya se puede ver reflejada en el grado de aceptación de tendencias contra natura o en comportamientos completamente alejados de la naturaleza del hombre.

El egoísmo imperante en la sociedad actual nos lleva a un individualismo hedonista feroz donde impera el aquí y el ahora, como si el ser humano no tuviese ninguna perspectiva de futuro. El culto al placer, al ocio, a lo banal y a la superficialidad es la razón de vivir de las sociedades opulentas. Todo ello conduce a un estado de anestesia generalizada, caldo de cultivo idóneo para la germinación y el arraigo dela Cultura de la Muerte en sus varios ejes: eutanasia, suicidio asistido, aborto, manipulación de embriones (para cualquier uso) y clonación. Causa espanto comprobar la decadencia de la profesión médica y la vulneración sistemática del Juramento Hipocrático, base del código deontológico por el que debe regirse su praxis. Llama la atención que doctores de esta ciencia sean en muchos casos los adalides del ejército de guerreros contra la vida.

13


Cultura de la vida Los orígenes de la Cultura de la Muerte hay que buscarlos a finales del siglo XVIII en el libro del profesor de economía política, Thomas Robert Malthus, Essay on the Principle of Population (Ensayo sobre el principio de la población). En esta obra, el autor sostiene la necesidad de controlar la población de las clases inferiores porque no hay alimentos para todos. Propone que se les niegue a los pobres todo tipo de ayuda tanto pública como privada para obligarlos a tener solo el número de hijos que puedan mantener. La mentalidad eugenésica de Malthus influyó en los eugenistas Margaret Mead, Harry Laughlin, Madison Grant o Margaret Sanger que tanto han contribuido –y lo siguen haciendo—a la actual Cultura de la Muerte.

Castañeda nos hace reflexionar sobre una obra publicada en Alemania en 1922 que, según su opinión, pasó inadvertida. Se trata del libro titulado Die Freigabe der Vernichtung Lebensumwertern Lebens (La exoneración de la destrucción de la vida carente de valor) del psiquiatra Alfred Hoche y el jurista Darl Binding. La vida de los viejos, enfermos o poseedores de alguna tara es una vida ―carente de valor‖, un término empleado en la Alemania del Tercer Reich y escrito con sangre en los estandartes de los promotores dela Cultura dela Muerte del siglo XXI, con un barniz, eso sí, de falsa filantropía.

14


Cultura de la vida

Los Mengueles nazis hubieran babeado hoy pudiendo manipular embriones legalmente. La manipulación de embriones para la fecundación in vitro (FIVET), bien para implantarlos en futuras madres o con cualquier otro fin es un acto inmoral, sobre todo por sus efectos colaterales ya que para conseguir uno, es necesario fecundar varios, que serán destruidos o congelados después de la operación. Estamos hablando de la selección de un ser humano y de la condena del resto. Estamos hablando de elegir al más apto, al más sano, o al que mejor se adecue a nuestras necesidades del momento. Es el caso de los mal llamados ―bebés medicamento‖. Estamos hablando de destruir a los inferiores, a los que no sirven. Las personas que defendemos la vida, defendemos también la dignidad de los seres humanos, cualquiera que sea su momento y estado vitales y no consideramos ético utilizar a unos seres humanos para curar a otros. Porque, cada ser humano tiene un valor absoluto per se.

Experimentar con un embrión es cosificar al ser humano privándole de su categoría de persona. La conservación de embriones congelados también es una ofensa contra la dignidad humana porque se les expone a riesgos de muerte y lesiones, y se les priva además de tener un periodo de gestación normal. La fecundación de embriones in vitro –aunque de manera velada porque es un tema que despierta polémica— también se realiza para experimentos de clonación.

15


Cultura de la vida

16

Manipular el patrimonio cromosómico y genético es otra inmoralidad por mucho que se presente con el disfraz ―terapéutico‖, es decir, para descubrir el origen de determinadas enfermedades hereditarias y curarlas. A este respecto, el documento Donum Vitae se expresa en estos términos, adelantándose a los acontecimientos:

También los intentos y las hipótesis de obtener un ser humano sin conexión alguna con la sexualidad, mediante fisión gemelar`, clonación, partenogénesis, deben ser considerados contrarios a la moral en cuanto que están en contraste con la dignidad tanto de la procreación humana como de la unión conyugal‖.

―Las técnicas de fecundación in vitro pueden hacer posible otras formas de manipulación biológica o genética de embriones humanos, como son: los intentos y proyectos de fecundación entre gametos humanos y animales y la gestación de embriones humanos en úteros de animales. Estos procedimientos son contrarios a la dignidad del ser humano propia del embrión y, al mismo tiempo lesionan el derecho de la persona a ser concebida y a nacer en el matrimonio y del matrimonio.

Pues bien, esto no es ciencia-ficción sino realidad pura y dura. En la actualidad, varios centros y universidades del mundo, entre ellos el Instituto Max Plank de Alemania y la Universidad de Stanford de EE.UU., tienen en marcha proyectos de investigación de animales con células humanas, so pretexto de desarrollar en ellos enfermedades y avanzar en su curación, o como acopio de material para trasplantes. Existen ya ovejas con hígados y corazones parcialmente humanos y ratones con células cerebrales humanas. El Max Plank estudia incluso la creación de un híbrido de hombre y chimpancé, el ―humanzee‖. Hay que decir que estos proyectos no tienen garantizado el éxito, pero aunque así fuera, desbordan todos los parámetros de la moral, y además podrían acarrear otras consecuencias negativas para la estabilidad de la raza humana.


Cultura de la vida La clonación se efectúa ―tomando un óvulo, sacándole su núcleo y reemplazándolo con un núcleo de una célula somática, es decir con un núcleo que contiene 23 pares de cromosomas. La célula resultante de la primera etapa de un clon es un cigoto. Como se puede ver, la clonación evita la reproducción sexual e inyecta directamente un núcleo somático dentro del óvulo, sin necesidad del espermatozoide‖. (P. Alfred Cioffi, Clonación humana: ¿reproductiva o terapéutica?, Boletín electrónico de VHI, 26 de marzo de 2002, vol. 5, número 15. El padre Alfred Cioffi es doctor en teología moral y en genética). Se establece una distinción entre clonación terapéutica y reproductiva. En la clonación reproductiva, una vez extraído el núcleo del óvulo y reemplazado con otro núcleo somático dando como resultado el cigoto, éste se implanta en la matriz de la mujer y se desarrollará como un bebé normal. En la clonación terapéutica al cigoto se le mantiene en una caja de Petri y se le deja crecer hasta la etapa de blastocisto (de una a dos semanas). Después es desmembrado para obtener sus células madre.

Aunque la clonación reproductiva es menos agresiva físicamente, es moralmente inaceptable, ya que, como he expresado, atenta contra la dignidad de la persona.

Es privar al nuevo ser humano de la genética de un padre, y lo convierte en hermano gemelo de la madre. La investigación con células madre procedentes de embriones, aparte de una inmoralidad, ha resultado un fracaso. Sí han tenido éxito las realizadas con tejidos humanos adultos y con células procedentes del cordón umbilical o de la placenta.

Una de las estrategias que los promotores de estos experimentos ponen en práctica consiste en tildar a quienes se oponen a sus proyectos contra natura, de enemigos de los avances científicos, de retrógrados y de estar manipulados por la Iglesia. Incluso no dudan en echarnos en cara el tema de Galileo. La mentira es una fiel aliada dela Cultura de la Muerte. ¡A ver cómo paramos esto entre todos!


Bioética Del Positivismo a la razón Tecno-Científica Los Aportes desde una mirada Personalista de la Bioética sobre el positivismo de la generación del `80 a la razón tecno-científica del Siglo XXI fueron escritos por el Lic. Prof. Sergio Gonzalez en el marco del Bicentenario de la Patria Argentina y serán publicados en 2 entregas debido a la extensión del texto.

I- Introducción Muchos signos nos hacen pensar que está por nacer un país nuevo, aunque todavía no acaba de tomar forma. En los últimos años, gracias al diálogo, hemos vivido aprendizajes cívicos importantes. A partir de las crisis vividas, ya casi nadie cuestiona la necesidad de un Estado activo y transparente. Crecimos en la promoción de los derechos humanos, aunque todavía debemos avanzar en su concepción integral, que abarque a la persona humana en todas sus dimensiones, desde el mismo instante de la concepción hasta su muerte natural, sin eufemismos. Este año hemos celebrado como Nación, el Bicentenario de la Patria. En este marco es que queremos detenernos en un peligro creciente para toda vida humana, que tuvo sus orígenes en el Positivismo planteado por la generación llamada de los 80 y que alcanza nuestros días bajo la denominación de Razón Tecnológica.

18

Nuestro aporte será, detenernos en un momento de nuestra historia Bicentenaria, para descubrir aquellas raíces que propiciaron el fruto actual que se está obteniendo en muchas disciplinas científicas relacionadas directamente con la Bioética y que ponen en riesgo no pocas vidas humanas. Sin ánimo de ser alarmistas, nuestra intención es invitar a todos a reflexionar en torno a la licitud ética de las nuevas prácticas que las bio-tecnologías, con sus tremendos adelantos, proponen a la comunidad científica toda.


Bioética

II- Un poco de historia argentina Dado la extensión temporal que en la práctica histórica argentina ha tenido lo que denominamos Proyecto del 80, cabe una reflexión inicial que permita comprender el carácter de ―soberanía política efectiva‖ o de ―cultura hegemónica‖, es decir, en suma, de construcción histórica de relaciones de poder, que tuvo para la Argentina dicho proyecto. La construcción histórico-cultural a la que denominamos Generación del 80, tiene así su primera etapa de modelización o de inteligencia profética ilustrada –es decir, moderna- en las figuras más representativas, conocidas en nuestra historia como la Generación del 37, cuyas figuras más radiantes son Alberdi y Sarmiento, los cuales coinciden en aspectos esenciales, aunque discrepen en los tiempos, órdenes y valoraciones personales de los realizadores de su propuesta histórico-cultural. Pero cabe preguntarse: ¿dónde estaba para ellos la civilización? En Europa, cuyo centro político-cultural se ceñía a Inglaterra y Francia. A esta centralidad operativa de proyección imperial y colonialista se le agregaban grandes filósofos alemanes, franceses y humanistas renacentistas provenientes de la antigua Grecia y Roma. En Historicismo e Iluminismo en la Cultura Argentina (1982), Fermín Chávez

afirma: ―Civilización o Barbarie, propuesta como dicotomía fundamental, constituye la resultante de una ideología básica: el iluminismo (…). En la década de 1830, ya en la era rosista, a la utopía revolucionaria, el atomismo social y al postulado de la europeización de América del iluminismo argentino, figuras representativas de la nación operan la teoría historicista del federalismo.

Este historicismo federal, aplicación de la temática romántica al hecho histórico local, se halla formulado rotundamente en Juan Bautista Alberdi, y puede rastrearse en otros textos: así en el primer Echeverría, en Pedro de Angelis, en Marcos Sastre, en Felipe Senillosa, en Vicente López y Planes, en Francisco Javier Muñiz y en el coronel y doctor Alejandro Heredia (…). La fórmula iluminista, con su escisión fundamental de la Argentina, hirió de muerte el proyecto de nación autoconsciente que fue entrevisto a un tiempo por Juan María Gutiérrez y Esteban Echeverría, para citar a las cabezas de la llamada generación de Mayo‖ .

19


Bioética

En 1884 fue sancionada la Ley 1.420; sus contenidos filosóficos, reflejan el positivismo que se desarrolló en la Argentina, una vez debilitado el romanticismo, entre 1880 y 1920, y cuya mayor exigencia era analizar a la sociedad como se estudiaba científicamente a la naturaleza.

En gran parte descendía de la prédica ilustrada que también intentó ceñir a ésta a aspectos de conocimiento más concreto y con menos pretensiones de cosmopolismo valorativo general.

indefinido y el conocimiento científico- se impusieron en parte en el debate del Congreso Pedagógico de 1882 y se transfirieron a los planes educativos nacionales. En este marco, aparece la Ley 1.420 que estableció una educación universal y gratuita que une los ideales del cosmopolitismo enciclopédico sarmientino, más el laicismo positivista, en el objetivo de formar con él, una identidad nacional.

El positivismo significó que, en materia de educación, la escuela no debía subordinarse a ninguna razón trascendental sino a los hechos, a la experiencia y al reconocimiento de lo dado como realidad misma. El dogma de la ciencia positiva se difundió por el país con los propósitos de derrotar la ignorancia y el oscurantismo de nuestro origen indiano-hispánico y dar nacimiento a una sociedad moderna, europeizada, republicana y progresista. Esta nueva propuesta se convirtió, hacia 1880, en la filosofía hegemónica del grupo oligárquico dominante. Esta posición, que neutralizaba cualquier pensamiento crítico, favoreció el avance del pensamiento científico, pero la subordinación de la ciencia a los hechos implicó también una tendencia a aceptar lo dado como natural. Los valores que representaba el positivismo –el materialismo naturalista, el progreso

20

El positivismo fundado por Comte, a través de Spencer se vincula con el evolucionismo de Darwin. En la Argentina esta filosofía declinó en 1920, pero en EE.UU. hubo una refundación del evolucionismo y de la ciencia experimental que llevó a una nueva filosofía educacional, que originó varias corrientes filosóficas, la más importante de ellas fue el pragmatismo.


Bioética

William James sostiene que el conocimiento de la realidad está fundamentado a partir, y no antes, de las acciones prácticas en las que se hacen presentes los pensamientos y las percepciones, de modo que lo pensado (conceptos) y lo que se siente (sensaciones) dependen directamente de las actividades prácticas (pragmáticas). Para finalizar esta breve mirada por la ciencia del Proyecto del 80, cabe destacar que el prestigio se dio más en las figuras que utilizando nuestra situacionalidad específica, aspiraban a un saber teórico universal.

Aparece en ese Norte de poder –como más adelante lo estudia Armando Poratti- la ciencia con mayúscula, que es la única que puede otorgar autoridad ―universal‖. Un espejismo severo que sostuvo en el tiempo una de las claves del

colonialismo cultural del siglo XIX (y porque no del XXI también), que padecieron los intelectuales y científicos del Proyecto del 80 (y por que no los de la actualidad también), no diferente, en realidad, de otros latinoamericanos de la época. Concluyendo esta Parte decimos que la ciencia integra el cuadro de fuerzas de poder de una nación y cuanto más importante y original es, más poderío trasmite a sus proyectos de realización. Para el proyecto del 80, la ciencia, como la cultura, estaba en Europa o en la joven EE.UU.; y sus filósofos, maestros y pedagogos eran los únicos que podían abrir las puertas de una civilización profunda y verdadera. Lo situado, lo propio, sólo valía en la medida que imitara los estilos y los moldes domesticadores y disciplinantes del viejo continente, en particular de Inglaterra y de Francia.


Hispanoamérica Historia del Aborto en Uruguay En un estilo ameno y directo Patricia Deleón nos lleva por los caminos transitados desde la penalización en la década del '30 hasta la dolorosa aprobación el 17 de octubre pasado de la despenalización del mas abominable de los crímenes: el de un niño inocente en el vientre materno. La historia no termina aquí, ella junto a otros muchos defensores de la Vida siguen peleando el buen combate día a día.

La penalización del aborto por ley sancionada en 1938 propuesta por la Unión Cívica e impulsada por el Dr. Salvador García Pintos; fue mantenida vigente dado el actual gobierno, por medio del entonces Presidente Tabaré Vázquez a través de un veto presidencial emitido el 14 de Noviembre del 2008. Tabaré Vázquez disponía de diez días para vetar o promulgar la iniciativa que incluye la despenalización del aborto durante las primeras doce semanas de embarazo y que había sido aprobada por el Senado por 17 votos a favor y 13 en contra.

Según el proyecto aprobado por el Parlamento, la mujer puede interrumpir el embarazo durante las primeras doce semanas por circunstancias derivadas de las condiciones en que se desarrolló la concepción, "de penuria económica, sociales, familiares o etáreas". Médico de profesión, el mandatario uruguayo aseguró a poco de asumir en 2005 que no estaba de acuerdo con el aborto por razones éticas y científicas.

22

La ministra de Salud Pública, María Julia Muñoz, también firmó, en apoyo a la decisión del presidente. La legislación vigente desde 1938 sólo admite el cese del embarazo por violación o riesgo de vida de la madre, y prevé penas de prisión para los autores de abortos, consentidos o no. Ley de "Salud Sexual y Reproductiva" y veto presidencial Manifestación a favor de la despenalización del aborto en Uruguay en el año 2006.


Hispanoamérica

El 11 de noviembre de 2008, el senado uruguayo votó 17 a 13 para aprobar un proyecto de ley que eliminaba las penas para quienes realizaran un aborto, con lo que efectivamente se estaba legalizando la práctica de la interrupción voluntaria del embarazo.3 No obstante, esta ley fue vetada por el Presidente Tabaré Vázquez con el aval de la Ministra de salud pública María Julia Muñoz, el 14 de noviembre del mismo año. Años más tarde, el 27 de diciembre de 2011 la cámara de senadores aprobó un proyecto de ley para la despenalización del aborto. El texto del proyecto indica: Toda mujer mayor de edad tiene derecho a decidir la interrupción voluntaria de su embarazo durante las primeras 12 semanas del proceso gestacional. Aunque se preveía que el debate en la cámara de diputados continuara en marzo o abril del año 2012,5 problemas para obtener la totalidad de los votos de la bancada del Frente Amplio (necesarios para la aprobación del proyecto) provocaron que el proyecto aún no sea tratado.

Ante la negativa del diputado del Espacio 609, Andres Lima, de aportar su voto al proyecto, el Frente Amplio comenzó negociaciones con el Partido Independiente, el cual había presentado un proyecto similar a fin de lograr que el diputado Iván Posada sumara su voto a

un proyecto conjunto.

Luego de la aprobación en diciembre de un proyecto presentado por los/as Senadores/as del Frente Amplio (Coalición de Izquierda en el gobierno) la discusión se trasladó ahora a diputados. La iniciativa original de la Senadora Mónica Xavier no logró luego el consenso necesario en la cámara de diputados y el Frente Amplio debió cambiar su estrategia centrando los esfuerzos en modificar otro proyecto presentado por un legislador opositor del Partido Independiente. El 7 de agosto del 2012 comienza a funcionar la comisión especial de diputados que estudia la legalización del aborto. Esto se realiza a media noche con los legisladores abortistas, decidiéndose en dicha comisión aprobar el proyecto y después recibir a las organizaciones pro vida.

23


Hispanoamérica

Finalmente el 17 de octubre del 2012 se vota afirmativamente en la cámara de senadores con 17 votos en 31. Proyecto aprobado Establece que la interrupción del embarazo no será penalizada y se realice antes de las 12 semanas de gravidez. El 16 de agosto el edil Carlos Iafigliola de mesa coordinadora junto con madrinas por la vida, Movidos por la Vida, Uruguay te quiero provida y otros grupos realizan una convocatoria a la prensa para ser recibidos en el parlamento nacional para:

Dentro de ese plazo la mujer deberá acudir a consulta medica ante una institución de salud para poner en conocimiento sus condiciones de como fue su concepción, exponiendo situación económica, social o familiar que le impide continuar con su embarazo. En este caso ,el medico dispondrá dentro de las 24 horas la consulta con el equipo interdisciplinario integrado al menos por tres profesionales, un ginecólogo, psicólogo, uno del área social.

Ese equipo deberá informar a la mujer sobre los riesgos inherentes al aborto y respecto de las alternativas a esa decisión, como programas de apoyo social y económico ,o la posibilidad de dar su hijo en adopción.

El 25 de septiembre en la cámara de diputados se aprueba el proyecto con la mayoría de 50 votos a favor y 49 en contra, esperando que sea promulgada por el poder ejecutivo, aprobándose el proyecto de Ivan Posadas.

URUGUAY HA CAIDO… SE HA APROBADO EL ABORTO LIBRE Y GRATUITO.


Jóvenes El tiempo de los jóvenes Pro-Vida Hoy mas que nunca la necesidad de ir a contracorriente genera que nos unamos en movimientos que como Movidos por la Vida pretenden torcer el rumbo de la historia. El triunfo de la Cultura de la Muerte no es algo inexorable, estos jóvenes uruguayos lo saben muy bien por eso se entregan en cuerpo y alma a la lucha pro vida. Este es su historia, contada por ellos mismos. Cuando entre amigos se nos ocurrió dar inicio a este movimiento, nunca pusimos en duda que el mismo se trataría de un movimiento de jóvenes, donde fueran estos quienes se manifestaran, militaran, dirigieran e impulsaran la iniciativa. Esta fue la idea que maduraba cada uno individualmente en sus cabezas desde hacía tiempo. Pero, ¿por qué un movimiento de jóvenes? ¿Por qué coincidíamos todos en este punto? ¿Qué es lo que nos hace especiales a los jóvenes para militar por las grandes causas? En primer lugar, sentíamos que en Uruguay faltaba un espacio donde todos esos jóvenes entusiastas se reunieran para luchar por el Derecho a la Vida. Faltaba un espacio donde desplegar esas fuerzas y ganas latentes de muchos de nosotros de querer hacer algo al respecto.

Considerábamos relevante contar con un espacio como este porque veíamos que para convencer a las nuevas generaciones, era necesario que los propios jóvenes llevaran el mensaje a sus pares. El lenguaje, la forma de comunicación entre jóvenes, no es la misma que entre un mayor y un joven. Ver a uno de nosotros luchar por la causa, anima inexorablemente a muchos otros jóvenes con las mismas ideas a querer hacerlo también, como una especie de efecto dominó similar al acontecido en las tribus urbanas. En otras palabras, se genera algo tan importante y de peso en la juventud como es la identificación y la identidad, sentirnos ―una misma realidad‖ con los otros y descubrir nuestro lugar y propósito en el mundo.

25


Jóvenes

En resumidas cuentas entonces, faltaba algo, un espacio propio para sentirse como en familia, con códigos comunes. Un movimiento de jóvenes que se reconocieran mutuamente como Pro-Vidas, defensores de la Vida desde la concepción y convencidos de la ilegitimidad que tendría la aprobación del aborto por parte del Estado, que dejaría de proteger así el derecho humano más básico. Un lugar donde podamos orgullosamente sentirnos y decirnos unos a los otros a viva voz que somos ProVida. En segundo lugar, otro elemento que nos motivó a dar el puntapié inicial de un movimiento de jóvenes, ha sido la extraordinaria ola de organizaciones de jóvenes Pro-Vida que han surgido en otras latitudes, especialmente en EE.UU. pero también en otros países, que nos han inspirado enormemente. En forma asombrosa, también vemos cómo se están generando a su vez, redes internacionales de organizaciones de jóvenes Pro-Vida. Una multitud de movimientos interactuando entre sí, ayudándose mutuamente, planificando conferencias, congresos y seminarios internacionales para jóvenes Pro-Vida, altamente necesario para contrarrestar la gran organización internacional que existe detrás del impulso del aborto en nuestros países. Es que el fenómeno Pro-Vida está creciendo en todo el mundo, y la cuestión de la defensa de la Vida está constituyendo ya un elemento de gran peso en los programas políticos. Ante esta realidad, los jóvenes están alzando su voz, y en casos paradigmáticos como EE.UU., las nuevas generaciones de norteamericanos ya se oponen por mayoría al aborto, según lo revelan las más recientes encuestas.

26

¡¿Cómo no inspirarse en estos movimientos de jóvenes Pro-Vida si ellos se están encargando de cambiar la historia?! Luego de cuarenta años de aborto legal en el país del norte, la balanza a favor de la Vida se está inclinando cada vez más y se está observando una marcha atrás con respecto a la ley del aborto. Esto no es casualidad, esto es el resultado de mucho esfuerzo y de la nueva oleada juvenil idealista y luchadora, que busca la Justicia del Derecho a la Vida a través de la militancia social. Luego de tanto tiempo de aborto legal en aquel país, la rebeldía juvenil tenía que aparecer tarde o temprano. Así vemos por ejemplo cómo las nuevas estrellas de la música adolescente/juvenil, tan influyentes para miles de jóvenes, se expresan en un sentido ProVida, como es el sonado caso de Justin Biber. Las organizaciones de jóvenes Pro-Vida de otras latitudes nos están inspirando enormemente y nos están demostrando el gran potencial que tenemos en nuestras manos. ¿Por qué no tener la esperanza de que estos fenómenos que observamos en otros países toquen suelo tarde o temprano en nuestro Uruguay? Queremos imbuir de un sentido Pro-Vida a las nuevas generaciones de uruguayos, como lo están haciendo exitosamente en otras partes del mundo, y que los jóvenes sean protagonistas de esta transformación. Los jóvenes por su simple condición de tales, al estar en un momento clave de sus vidas donde se juegan su futuro, están en mayor medida dispuestos a luchar por sus sueños e ideales, y fue por eso que quisimos demostrar esa natural disposición a la acción y pelear por el Derecho a la Vida de TODOS a través de este espacio.


Jóvenes

Fue en base a estos anhelos y motivaciones de la creación de un movimiento de jóvenes, que se desprenden automáticamente los objetivos de largo y corto plazo en los que Movidos por la Vida se ha enfrascado con decisión desde el comienzo. En primer lugar, el objetivo largoplacista que guía nuestro proceder, ha sido y será la consecución de una cultura de la Vida a través de la concientización social, para que todos comprendan la Dignidad de todo ser humano. Creemos que este es el gran elemento motivador y es la clave para el cambio social, para una transformación estructural de la sociedad. Muy relacionado con él pero más en lo inmediato, la concepción de nuestra organización también tuvo desde el comienzo el objetivo de corto plazo de promover una legislación que defienda la Vida y Dignidad Humanas y detener las iniciativas que atenten contra ellas, pues creemos firmemente que las normas incentivan e influyen en los comportamientos humanos y que la definición de Estado que queremos, es claramente un Estado inclusivo que respete la Dignidad y la Vida de todos sus miembros. La Constitución, las Leyes y cualquier norma jurídica, guían el proceder del Estado y nos definen como sociedad, de ahí la importancia de dar también la lucha en esa batalla filosófica, de búsqueda de Justicia. Cultura e instituciones (normas), esos son los campos de nuestra acción. Ni uno ni otro solos y aislados, sino ambos simultáneamente y retroalimentándose.

Concebimos desde el principio que si nos enfrascábamos en uno solo (cualquiera de ellos), perdíamos la lucha pues estábamos olvidando la otra pata fundamental. Somos conscientes de que el trabajo a largo plazo es la apuesta más grande que podemos hacer como movimiento y como Nación, pues un país que es consciente del valor de la Vida Humana, que sabe que hay que respetar la Vida de todos -incluida la de los no nacidos-, no aprobará leyes que ataquen la Vida de las personas. Pero la cultura está también condicionada por las leyes que nos guían como sociedad, pues con leyes que legalicen el aborto, la consecuencia inexorable es la generación de una cultura abortiva.

27


Jóvenes

Por eso, apostar a ambos aspectos es central, uno condiciona el otro. Fue por todo esto que, animados por el espíritu de crear algo nuevo y de jóvenes, nos embarcamos en el trabajo de la militancia a favor de la Vida. En marzo próximo estaremos cumpliendo dos años, y en todo este tiempo de actuación Movidos por la Vida ha llevado a cabo innumerables acciones en pro de sus objetivos: hemos realizado decenas de militancias barriales en varias partes del país y en puntos y ocasiones claves, hemos traído personalidades Pro-Vida destacadas del extranjero como Amparo Medina, hemos organizado paneles Pro-Vida con la presencia de profesionales de disciplinas variadas para hablar del tema, hemos traído a nuestros cines películas sobre la temática Pro-Vida como Blood Money y October Baby, hemos participado de debates, hemos tenido fuerte presencia en los medios de comunicación tradicionales y en las nuevas tecnologías de la información, nos hemos reunido con políticos de todos los partidos buscando incidir en el Parlamento Nacional y hemos incluso llegado a llevarle cartas al Presidente de la República a su misma residencia. A base de mucho esfuerzo y constancia nuestro trabajo ha seguido profundizándose y hace pocas semanas hemos empezado a dar charlas en colegios y escuelas, educando a los chicos sobre el respeto a la Vida y dando a conocer esta nueva revolución que los jóvenes Pro-Vida estamos empezando a gestar para defender la Vida en nuestro país. Por desgracia, y pese a más de un año y medio de mucho trabajo por parte de Movidos por la Vida y de décadas de trabajo

de otras organizaciones Pro-Vida, han logrado legalizar el aborto libre en el Uruguay hasta las 12 semanas de gestación. Pasó esto por muchísimos factores en los cuales algunos tenemos la culpa como ProVidas, aunque en la mayoría de los casos no. Pero de una cosa estamos seguros: dimos todo de nosotros para que la causa Pro-Vida triunfara. Bajo esta nueva situación, la lucha ahora tiene nuevos elementos que se incluyen en los objetivos de largo y corto plazos mencionados: tratar de salvar la Vida de la mayor cantidad de bebés posible y trabajar día y noche para derogar esta injusta y nefasta ley que no hace otra cosa que atacar el primero de los Derechos Humanos de miles de niños por nacer y destruir a la madre y a la sociedad. Pese a la amarga situación, los jóvenes en general y Movidos por la Vida en particular, no dejamos de mirar el vaso medio lleno. ¿Por qué? Porque vivimos en un país que legalizó el aborto, pero también vivimos en un país donde por atacar la Vida se ha comenzado a generar una revolución ProVida principalmente de jóvenes que no van a descansar hasta que nuestro amado Uruguay vuelva a ser un país que respete los Derechos Humanos y la Vida de todos por igual. Estamos dispuestos a dar todo de nosotros para lograrlo y seguir concientizando gente, sumando personas a la causa y militando todos los días, porque queremos ser protagonistas directos de nuestra historia. Los jóvenes somos el presente y construiremos hoy el futuro que queremos tener. Hagamos ver que los movimientos que impulsan el aborto ya fueron, este es el tiempo de los jóvenes ProVida.


Estrategia Pro Vida El mensaje Pro-Vida y la opinión pública En un sustancioso artículo Celia Palermo nos interpela profundamente sobre la acción pro vida. El lenguaje, las estrategias, la necesidad de formación permanente son analizados por esta especialista en comunicación que nos da elementos valiosísimos en la lucha por la dignidad de la persona.

Los que defendemos la vida hemos utilizado todos los recursos que están a nuestro alcance para generar conciencia acerca del terrible y horrendo crimen que es el aborto, que termina sin miramientos con la vida de una persona inocente, quien no tiene ni la más mínima posibilidad de defenderse ni de ejercer su derecho a la vida, derecho supremo e inalienable de todo ser humano sin el cual los otros derechos no tendrían sentido. Hemos realizado enormes esfuerzos por hacer conocer que la ciencia ha demostrado, fehacientemente, que desde el momento de la concepción se es persona. Hemos mostrado imágenes de la cruel realidad del aborto y que el niño por nacer padece un sufrimiento inenarrable al momento de ser abortado ….pero nada de esto ha logrado sensibilizar a la opinión pública de tal forma que se oponga firmemente a que el aborto sea legalizado.

dentro de este mismo grupo creen que debe ser legalizado. Estudios muestran que aún en mujeres que se han practicado un aborto, aproximadamente el 70% cree que el aborto es moralmente malo, o por lo menos un mal comportamiento. Estas mujeres eligen el aborto, no porque estén conscientes o no de su derecho a abortar, sino porque piensan que no tienen otra opción.‖ (David C. Reardon, Ph.D.)

― Estos esfuerzos informativos, han tenido un gran éxito. Encuestas de opinión pública muestran que el 65% o más de la población, piensa que el aborto es moralmente malo, sin embargo, muchos

Los abortistas han preparado estrategias muy bien pensadas y elaboradas para manipular la opinión social: no generan conciencia, manipulan arteramente el lenguaje y la información.

29


Estrategia Pro Vida

Manipular significa vencer sin convencer, tratar a las personas como objetos funcionales para alcanzar objetivos económicos, políticos , ideológicos u otros más oscuros que sólo Dios conoce. Manipular es seducir a través del engaño, falseando la verdad o mostrando sólo un aspecto, alterado, de ella, ejerciendo poder, a través de la mentira, sobre la capacidad de decidir. Manipular es imponer la voluntad de dominio para dirigir las conductas a través de la anulación del sentido crítico. Los dos ejes estratégicos sobre los que los abortistas basaron su accionar manipulador fueron: 1.- que el niño por nacer no es persona, que es una “masa de células” y 2.-los derechos de la mujer a decidir sobre su propio cuerpo. En cuanto al primer eje, debido a los avances científicos y tecnológicos que han demostrado que dentro del vientre de la madre hay una persona,

30

un niño por nacer, los abortistas han dejado de usarlo como caballito de batalla. Este argumento estaba bien para los tiempos de Margaret Sanger, a comienzos del siglo XX. Hoy, con una simple ecografía, la verdad es irrefutable y es entonces, que los abortistas no quieren que las mujeres tengan acceso a ver a su hijo antes de abortarlo. Por esta razón, rápidamente centraron sus esfuerzos en el segundo eje: los derechos de la mujer. Cada época histórica tiene palabras que denotan y connotan la situación social que la caracteriza: en el siglo XX y, sobre todo, en lo que va del XXI, esa palabra es DERECHO y con ella, una serie de conceptos asociados que la justifican y refuerzan, tales como: DECISIÓN, EMPODERAMIENTO, LEGALIDAD, PLANIFICACIÓN FAMILIAR, EDUCACIÓN SEXUAL, SALUD REPRODUCTIVA,

GÉNERO…. A la vez que se desconocen derechos inalienables como el derecho a la vida, el derecho de los padres sobre los menores en relación a su educación sexual o el derecho a no ser perseguidos por nuestras creencias religiosas.

La manipulación del lenguaje y del mensaje por parte de los defensores de la cultura de la muerte, ha generado en la opinión pública una imagen de los pro vida como defensores de los niños por nacer pura y exclusivamente (nos llaman los ―pro fetos‖ , entre otros nombres) y que la vida de la madre no nos interesa, esgrimiendo la falsa bandera de los ―miles‖ de muertes de mujeres por aborto clandestino, otro dato exageradamente manipulado. Lejos de ser ―héroes‖, a los pro vida nos han otorgado el papel de villanos por no defender a las mujeres. Nada más lejos de la realidad.


Estrategia Pro Vida

Desde mi humilde opinión, y como profesional de la Comunicación Social, creo que llegó el momento de marcar posición en el mismo ámbito argumentativo que los abortistas: las mujeres. Generar conciencia en las mujeres que el aborto es la peor decisión de sus vidas, implica hacerlas reflexionar acerca de que si el ejercicio de un derecho puede generar, a quien lo ejerce, daños físicos y psíquicos irreparables. Se supone que el ejercicio de un derecho implica un beneficio, no un daño irreversible o incluso la propia muerte. Y que, además, ese daño se extiende hacia otros miembros de la familia, novio, marido, hijos anteriores y posteriores al aborto, vida laboral, social.

Que la legalidad no significa que no se produzcan los daños a nivel físico, ya que el aborto no es un acto médico, es una intervención agresiva , invasiva, desnaturalizada y violenta para la mujer y que a nivel psíquico, siempre hay secuelas. Esta misma información la deben conocer los padres de adolescentes que atraviesan embarazos críticos: para ellos es difícil ver y asumir a ese niño que es su nieto; pero si están conscientes que el aborto les causará a sus hijas daños irreparables que le afectarán negativamente, la posición y la opción sería muy diferente.

31


Estrategia Pro Vida

Que las mujeres no son “víctimas”. Los abortistas hablan del “empoderamiento” de la mujer y de su “poder de decisión”, de su “derecho a decidir sobre su cuerpo”: si los pro vida las ubicamos en el papel de víctimas anulamos su capacidad para decidir a favor de la vida, de su hijo y de la propia, ya que si es víctima existe, necesariamente, un victimario que tiene poder sobre ella y al que no puede castigar. Erróneamente, llegará a la conclusión de que el embarazo es el problema y que al deshacerse de su hijo el problema se termina, y no sabe que un sufrimiento profundo y constante tendrá lugar luego del aborto. Pueden pasar años pero ese sufrimiento estallará en algún momento. Una psicóloga especialista en Síndrome Post Aborto que conocí en el II Congreso Internacional sobre la Vida Humana me dijo “llamarla “víctima” es tan destructivo como llamarla “asesina”. Alentar, desde la comprensión y la misericordia más absoluta, a que

32

hombres y mujeres que han atravesado por la experiencia terrible del aborto, encuentren espacio para hablar, para exteriorizar su sufrimiento. Es probable que si contamos experiencias de otros no nos crean, pero cuando los protagonistas son los que hablan, no hay argumento válido que pueda refutar esta verdad: el Síndrome Post Aborto no es un invento, no es un mito, es una realidad devastadora. He observado que muchos pro vida han hecho hincapié en los mensajes dirigidos hacia las mujeres, sin dejar de educar acerca de que se es persona desde el momento de la concepción y que en el vientre de mamá hay un niño esperando nacer, único, irrepetible, con sus capacidades y limitaciones ¡como todos los seres humanos! y que tiene el derecho fundamental a la vida. Pero creo que hay que insistir en el mensaje acerca de los daños que ocasiona el aborto y que está muy lejos de ser un ―derecho‖.


Estrategia Pro Vida

Creo, además, que debemos elaborar una estrategia común, con objetivos claros, para no dispersar las fuerzas. Ayudarnos y colaborarnos mutuamente en la formación, cada uno desde su especialidad, conocimientos y habilidades. Siempre tengo presente las palabras del Dr. Jesús María Poveda exhortando a la comunidad pro vida a formarnos continuamente y a educar, sin descanso e incesantemente, a los demás. Educar para que el aborto, legal o ilegal deje de ser una opción, que sea algo impensable. También considero necesario sumar a la comunidad pro vida a todas las personas de buena voluntad que defienden la vida y la dignidad de las personas, más allá de nuestras convicciones religiosas. Como dice una amiga española : ―En la defensa de la vida cabemos todos, no hacemos acepción de personas‖ Todos somos uno solo. Lamentablemente, trabajar a favor de la vida implica mucha exposición, porque hay grandes intereses económicos, políticos e ideológicos mezclados y debemos alzar nuestra voz para ser escuchados, participar públicamente y ejercer una defensa férrea y consistente de la vida y de la dignidad de las personas. Por esta razón, debemos mantenernos unidos, dejando de lado los protagonismos, los personalismos, el propio ego ya que hay una causa urgente que nos convoca y que excede a cualquier interés personal.

Y nunca olvidar que somos una COMUNIDAD conformada por personas reunidas y unidas por ideales valiosos y convicciones éticas sólidas. Mientras tengamos esto en claro, nadie podrá dispersarnos , nadie podrá confundirnos ni desalentarnos, aún cuando nos separen las distancias físicas y estemos diseminados alrededor del mundo, porque estamos fuertemente entrelazados para defender la vida de los que no tienen voz.


Infografía

34


encuentroporlavidaencuentroporlavidaencuentro porlavidaencuentroporlavidaencuentroporlavida encuentroporlavidaencuentroporlavidaencuentro porlavidaencuentroporlavidaencuentroporlavida encuentroporlavidaencuentroporlavidaencuentro porlavidaencuentroporlavidaencuentroporlavida encuentroporlavidaencuentroporlavidaencuentro porlavidaencuentroporlavidaencuentroporlavida encuentroporlavidaencuentroporlavidaencuentro porlavidaencuentroporlavidaencuentroporlavida encuentroporlavidaencuentroporlavidaencuentro porlavidaencuentroporlavidaencuentroporlavida encuentroporlavidaencuentroporlavidaencuentro porlavidaencuentroporlavidaencuentroporlavida encuentroporlavidaencuentroporlavidaencuentro porlavidaencuentroporlavidaencuentroporlavida encuentroporlavidaencuentroporlavidaencuentro porlavidaencuentroporlavidaencuentroporlavida encuentroporlavidaencuentroporlavidaencuentro porlavidaencuentroporlavidaencuentroporlavida encuentroporlavidaencuentroporlavidaencuentro porlavidaencuentroporlavidaencuentroporlavida encuentroporlavidaencuentroporlavidaencuentro porlavidaencuentroporlavidaencuentroporlavida encuentroporlavidaencuentroporlavidaencuentro porlavidaencuentroporlavidaencuentroporlavida encuentroporlavidaencuentroporlavidaencuentro porlavidaencuentroporlavidaencuentroporlavida encuentroporlavidaencuentroporlavidaencuentro porlavidaencuentroporlavidaencuentroporlavida encuentroporlavidaencuentroporlavidaencuentro porlavidaencuentroporlavidaencuentroporlavida encuentroporlavidaencuentroporlavidaencuentro porlavidaencuentroporlavidaencuentroporlavida encuentroporlavidaencuentroporlavidaencuentro porlavidaencuentroporlavidaencuentroporlavida


Encuentro por la Vida Nº1  

Comprometidos con la Cultura de la Vida

Encuentro por la Vida Nº1  

Comprometidos con la Cultura de la Vida

Advertisement