Issuu on Google+


Esta nueva edición de la revista de Cristal, viene cargada de puras cosa bonitas, celebraciones, relatos de voluntari@s que han estado en nuestra organización, niñ@s que nos cuenta su experiencia en Cristal y mucho más. Ven y te mostramos lo que tenemos en . Para los que nos han leído anteriormente saben que somos una Fundación sin fines de lucro que estamos en Estelí-Nicaragua, que atendemos un 30% de niñ@s con algún tipo de discapacidad y el 45% de niñ@s en riesgo social (maltrato, abuso, callejizacion, desnutrición, etc) y los que nos leen por primera vez les invitamos a que nos conozcan y nos “Cristal es pedacito de cielo en la tierra”. Katia Cardenal Queremos agradecer a tod@s las personas que nos han apoyado durante el tiempo que tenemos de funcionar. Dentro de la fundación tenemos varios proyectos: Escuela de Cristal Educación inclusiva Formación a educadoras Prevención de abuso sexual


CAMPAÑA HÉROES Y

SUPER HEROES 

ESCRIBO DESDE LA

BIBLIOTECA 

AMELIE UN AÑO HA

TRANSCURRIDO… 

10 AÑOS DESPUÉS…

RELATOS NIÑ@S DE

CRISTAL VISITANOS TE ESPERAMOS

WALMART

Y

CASA

Contáctanos:

PELLAS DOS GRANDES

Teléfono: 2-719-7776

EMPRESAS

Correo: fundacioncristal@gmail.com

CORAZON

UN

GRAN

Web: www.Fundacioncristal.org Síguenos también en Facebook, Twitter y Youtube

SECCIÓN

CARTAS

VAN CARTAS VIENEN…


ARTICULOS

Escribo desde la biblioteca. Lugar de reunión y encuentro aquí en la Escuela Cristal. Llegamos hace una semana y nos hemos lanzado a escribir. Somos voluntarios españoles. “Cheles”, como dicen por aquí. Tenemos que confesar que este artículo lo hemos extraído de nuestro diario personal. El diario que comenzamos a escribir cuando aterrizamos en Nicaragua. Y que habla de emociones, sensaciones y primeras impresiones. Por eso quizás todavía sean ideas desordenadas.

Emociones.

Muchísimas emociones encontradas. Los

nervios previos al viaje, el aburrimiento de la espera en el aeropuerto, el dolor de espalda tras hora cargando con una gran mochila, la nostalgia por los amigos dejados atrás, el miedo a ser retenidos en Estados Unidos, las dudas sobre qué nos encontraremos, la confianza en nuestros sueños y la certeza de saber que nos estarían esperando con los brazos abiertos.

Y así fue como nos recibieron.

Porque es difícil romper con los esquemas mentales que los recién llegados llevamos en la maleta. Comprender que muchas veces un abrazo es más importante que un dictado, o darse cuenta que sentarte debajo de un árbol a contarnos cómo ha ido el fin de semana no es perder el tiempo, son cosas a las que cuesta poco acostumbrase. Y a las que no estamos acostumbrados. Porque traemos prisas, normas y actitudes que aquí no sirven. Y que posiblemente en nuestro mundo deberían tener menos importancia. Y en este aspecto Escuela Cristal y su gente tienen mucho que enseñarnos.

Porque, ¿quién dijo que veníamos a ayudar? Ayuda, una palabra fea y peligrosa cuando hablamos de voluntariado. Compartir, intercambiar, colaborar, debatir, aportar, cooperar. Lo interesante en una relación intercultural es que ambas partes resulten enriquecidas. Y aún así estoy convencido de que en la balanza del voluntariado pesa mucho más lo que nos vamos a llevar de Nicaragua que lo que nosotros podamos dejar aquí, que no es más que ilusión. La misma ilusión que nos ha transmitido Cristal desde el primer día, ni más ni menos. Toda.

Con una enorme sonrisa y

una tortilla de patatas. Y por supuesto con una gran ilusión. Porque Escuela Cristal es ilusión. La ilusión por conseguir que este mundo sea cada día más justo y solidario. Un mundo en el que todos los niños tengan derecho a una educación de calidad y a una vida digna. Una sociedad donde se entienda la diversidad como una fuente de riqueza. Y una escuela donde el alumno sea dueño de su propio aprendizaje. Algo difícil de entender al otro lado del planeta.

Voluntarios Españoles, Fotografía Iñaki Castell. Estelí Nicaragua 2013. Escuela de Cristal


Un año transcurrido… Amelie Reuter, es una chica Alemana de 20

En este año he aprendido mucho de las/os niñas/os y de todo el equipo Cristal y quizás también han aprendido algo

años que trabajó en el proyecto social, Escuela de Cristal, inició su voluntariado en agosto del 2012 y desde que llegó se robó nuestro corazón.

A

melie, es parte de un programa de intercambio entre

Alemania-Bielefeld y Nicaragua por medio de la Casa del Tercer Mundo, coordinando Terry Brown. Este programa de intercambio consiste que jóvenes alemanes que han terminado sus estudios de secundaria, vienen a Nicaragua por un año para hacer un voluntariado en instituciones que trabajan en pro de los derechos de las niñas/os, mujeres, y personas en situación de vulnerabilidad social. Le solicitamos a Amelie Reuter que nos contará un poco su experiencia en este año dentro de la Escuela de Cristal.

“Todavía me faltan dos semanas para mi regreso a Alemania, pero lo tengo todo el tiempo en mi mente, que ya casi me voy. En total estuve un año en la escuela CRISTAL. Es difícil decir cuales fueron mis mejores experiencias y momentos en CRISTAL, porque fueron muchos y muy gratificantes. Pero en total puedo decir que desde el inicio me han fascinado todos los niños y niñas aquí. Yo sé que son muy especiales y siempre tendrán lugar en mi corazón. Quiero contarles un poco mi experiencia con uno de ellos: Eddy tiene cinco años y él es una persona muy especial para mí. En realidad no sé cómo pasó pero ahorita él es como mi Eddy. Quizás tenemos una conexión especial o algo, no lo sé. A mí me encantó mucho trabajar con él, también a veces fue más una lucha que todo. Cuando empecé a trabajar más con Eddy, yo también noté que he dejado el trabajo con los otros niños. Al final no creo que fue falso que yo me enfocara en Eddy. Creo que si tienes una conexión especial, tienes que aprovecharlo.

de mí. Todo ese tiempo que estuve aquí fue una experiencia super bonita y les quiero decir GRACIAS a todos, ya que pude ser parte de la familia CRISTAL. “. Amelie Reuter. Alemania Fotografía: Amelie Reuter


10 años después… En el año 2003 María Cristina Mas, llegó a Nicaragua para realizar un sueño de casi 20 años atrás. Después de un año de reuniones, permisos, redacción de proyectos, concretar ideas y adaptación a la realidad de este nuevo país, volvió a Girona para presentar sus ideas y buscar personas que confiaran en lo que era todavía un proyecto.

Otro de los proyectos no esperados, ha sido el de atención a niñas y niños con discapacidades más visibles. En el camino y con la experiencia nos dimos cuenta que muchos de los niños/as que atendíamos dentro de la Escuela de Cristal, tenían problemas de aprendizaje y los centros de atención temprana eran ´pocos. Por tanto decidimos crear acciones concretas desde la fundación para trabajar con ellas/os y lograr un avance en su proceso de enseñanza aprendizaje.

A su retorno a Nicaragua se empezó a ver la posibilidad de legalizar la organización, después de varios intentos fallidos como organismo local, se optó por gestionar a nivel nacional la Fundación. Se consiguió la legalidad de la misma como Fundación Pedagógica Cristal en enero del 2007. El primero de marzo de 2004 se abrió el preescolar Cristal con 9 niñ@s hijos e hijas de madres solteras, esto fue posible gracias al dinero que se consiguió de particulares, personas con un gran corazón que creyeron en un sueño. Poco a poco el núcleo de los proyectos de la Fundación, fue creciendo a medida que más gente confiaba en nosotros, el año 2011 con 130 niños y niñas entre los 2 y los 15 años, se culminó con la primera promoción de sexto grado de primaria.

Así nació el proyecto de atención a niñas y niños con discapacidades más visibles, que de momento lo que hace es integrarlos en la educación formal y darles la atención que cada uno necesita. Y ahora en el 2013 tenemos varios proyectos dentro de la Fundación, están beneficiando a más de 90 familias en su mayoría de escasos recursos económicos. Atendemos a 97 niñ@s con diferentes condiciones de vida, a los que además de darles una educación con calidad y calidez, atendemos sus emociones, en caso de necesitarlos se les brinda educación especial, atención psicológica, tratando en lo posible el involucramiento de las familias en el proceso de enseñanza aprendizaje. Gracias por hacer que este sueño sea una realidad. Maria Cristina Mas. Fotografía. Jahima Díaz Moreno


CONCURSO DE RELATO X ANIVERSARIO ESCUELA DE CRISTAL Agosto de 2013

Este concurso de relatos fue promovido desde la Escuela de Cristal en el marco de la celebración de los 10 años de promover metodologías innovadoras en educación. Las niñas y niños escribieron, su experiencia en Cristal.

Siempre hay profesores de otros países que nos apoyan y en este caso están Patri, Iñaki, Ayzel, Mirem y Luna que nos ayudan en clase, en patio y en juegos escolares. Creo que ninguna escuela se compara con esta escuela porque haces buenos amigos y amigas. Todo esto es lo que pienso de la escuela. Bryan Cuando entré en la Escuela Cristal mi vida cambió. Desde pequeño hasta grande. Mi nombre es Jarold, me han querido y también me han dado lo que yo quería. En este tiempo de 2013 la profesora Jahima, halló una persona para que me donara una bicicleta para ir a clase de pintura. Cristal me ha ayudado en todas mis cosas. También Cristal es diferente a otras escuelas y ha cambiado mi vida. Me han enseñado a leer y a escribir. Cuando vine estaba pequeño y no podía caminar y ahora me han enseñado a caminar. Me gusta jugar futbol y no quiero que llegue el día de mañana porque ya iré a otra escuela y extrañaré a los profesores y a la Escuela Cristal. Jarold Para mí la vida en Cristal, es muy importante, porque en esta escuela aprendí a leer, a escribir y otras cosas más. Tengo buenos amigos y cuando deje Cristal les voy a extrañar mucho a todos y a todas. Voy a recordar toda mi vida a Cristal, porque es mi segunda casa donde permanezco ocho horas. Cristopher

Y esta historia inicia…..Mi primer año fue muy interesante y estaba muy ansioso por iniciarlo con la profe Yolanda y me sentí muy alegre cuando llegué a la escuela y también me divertí mucho. En el segundo año comencé a bailar danza gracias a mi maestro Roberto y aprendí mucho. Mi tercer y cuarto año en la Escuela Cristal fue con una maestra llamada Daysi y gracias a ella aprendí las tablas. Finalizando en mi quinto año que es el 2013 lo he pasado muy bien gracias a la maestra Yolanda que me ha apoyado en todas las clases y que nos escucha todo el tiempo. Me respeta bastante y siempre nos ha querido. Para mí la vida en la Escuela Cristal, es muy alegre porque en mi primer año conocí a mi mejor amigo cuando llegué a aquí. Además tengo más amigos y amigas que me apoyan.

La Escuela Cristal, es una escuela que te enseña a respetar y a apoyarnos. Al inicio aprendí muchas cosas. Aprendí a leer y a atarme las agujetas y me sentí muy bien. Pasando los años he sido un buen estudiante. Quinto grado fue muy bueno, porque lo que no sabía me lo explicaban hasta que lo entendía. El sexto grado es más interesante, porque aprendo cosas nuevas que me servirán en otra escuela. En Cristal he conocido muchos amigos, pero ahora sólo tengo uno que conocí en segundo grado y hemos sido amigos hasta ahora en sexto. Me ha quedado una experiencia inolvidable en Cristal desde primer nivel hasta ahora en sexto grado. Definitivamente Cristal es diferente a otras. La Escuela de Cristal me ha enseñado mucho desde que inicie hasta que


terminé. Estoy orgulloso de mí por mi experiencia en Cristal. Kener

En la Escuela Cristal he aprendido el respeto. A mis compañeros y a los demás, por eso le doy gracias. También al Cristal y a sus fundadores, que me han apoyado en las malas y en las buenas. Le doy las gracias a la profesora Daisy, porque ella me ha enseñado a valorar a las personas y a mí misma. Le doy las gracias. Maritza y Zeidy me han dado el apoyo que nunca he tenido en mi vida. Cuando tengo dificultades ellas me ayudan. Las quiero mucho. Mi sexto grado lo paso con una persona querida y amaba llamada Yolanda. A Yolanda le doy muchas gracias, porque ella es una profesora que siempre ha estado conmigo en mis dificultades. La quiero mucho. Ella me ha dado el apoyo para ser la persona que soy ahorita. Me ha enseñado a respetar a las personas y ser cumplidora con mis tareas siempre. Ella está todos los días con nosotros.

Yo antes era un niño muy malcriado. Fumaba marihuana y era pandillero. Tiraba piedras y un día me agarró la policía, me llevaron a casa de Humbertus y después me metieron en la Escuela de Cristal. Mi vida ha cambiado mucho, porque ya no salgo a la calle y ya no fumo. En Cristal, se les enseña un buen aprendizaje y también nos quieren. He visto que en Cristal no nos pegan y nos quieren mucho. Nos respetan y nos dan comida tres veces al día. Yo me siento muy libre en Cristal. Me siento alegre, porque mi vida ha cambiado mucho. Cristal es muy buena escuela. Fabian Desde que inicié en Cristal, mi vida ha cambiado porque aprendí a leer, a escribir, a pedir disculpas y a enfrentar escuchando a los demás. Ya puedo hablar en público, he aprendido a compartir, puedo actuar en público y ya se controlar mis impulsos. Antes no lo podía hacer. Las profesoras me ayudan bastante en mis dificultades, están pendientes de mi alimentación, vestuario, salud e higiene personal. Cristal es Diferente porque nos enseña a respetar las partes privadas y nos dan todo el material. Cristal es bonita porque me hace feliz. Marlon

Gracias a Cristal por el apoyo que me han dado todo este tiempo. Los quiero mucho a todos. En especial a Cristina que me ha ayudado a mí y a mi familia. Gracias Cristina. Dayana Cristal fue muy bonito para mí porque estuve desde los dos años. He aprendido mucho y hay muchas profes que me ayudaron para estar en el grado que estoy, en sexto. Fueron muy bonito los diez años que he estado y desearía que siguiera existiendo, porque mi mamá trabaja aquí y con lo que gana me mantengo. Es cierto que somos pobres, pero somos muy honestos. Yo creo que las demás personas deberían poner mente en la Escuela de Cristal, porque no es como las otras escuelas. En esta escuela hay mucho respeto y en las otras casi no hay. En esta escuela se trabaja mucho el respeto como también la escucha y el trato a los niños con Síndrome de Down. Mi llegada fue de sorpresa y todos me miraban porque no me conocían y era diferente. Pero fueron amigables y respetuosos. La Escuela de Cristal debe seguir en el mapa. Jesuar Hay una escuela en Estelí donde se trabaja la inclusión. Yo voy a cumplir diez años de estar en Cristal. Me han enseñado a leer y a escribir. A cada uno de los niños le ayudan según su aprendizaje.


Recuerdo cuando estábamos en la escuela de dos pisos e íbamos a dormir y tirábamos por la rendija para salir a jugar. Aunque hoy somos más grandes y las clases las sentimos más aburridas estoy un poco triste, porque es mi último año en la escuela y extrañaré a todas las profes, sus modos de enseñanza y su metodología. Cristal es diferente, por la forma en que nos enseñan, por el material que utilizamos, por el amor que nos dan, por la paciencia que nos tienen por el cuidado y por la ayuda psicológica y crecimiento personal. Marcel Mi nombre es Amado, tengo diez años y estoy en esta escuela desde que tenía dos años. Tengo tres amigos que se llaman Damai, Fabian y Cristopher. Una de mis mejores experiencias es cuando conocí a Miurel. Era mi mejor amiga, compartíamos todos los juegos, clase y útiles hasta que la pasaron de escuela. En la despedida lloramos mucho y ese fue uno de los peores días de mi vida, pero ahora hablamos por Facebook y nos vemos para algunas actividades de la escuela de ella. En las clases nos enseñan mucho en especial cuando hacemos prácticas como: juegos o algún tipo de dictado . Las comidas son mi parte favorita de la escuela, porque tenemos tres comidas diarias: merienda, almuerzo y merienda. Mi comida favorita es el spagetti o pasta. El recreo. El recreo es muy bueno, no, como el de otras escuelas. Podemos jugar casi todo, menos juegos de violencia, claro. Puedes jugar topo tipo de cosas como leer libros en la biblioteca o jugar fútbol, baseball, tenis… De todo. Amado Cuando llegué a Cristal, creí que iba a ser muy difícil soportar todo el día, pero me acostumbré. Yo he aprendido que uno tiene que valerse por sí solo y no por los demás, también a sentir amor por los demás y no discriminarlos por lo que son. A mí me gusta Cristal por las cosas que hacen. Es diferente a las otras escuelas, porque esta escuela es única. Yo creo que no hay escuela más bonita que Cristal. Extrañaré a Cristal porque no tendré los mismos amigos y profes. Creo que la extrañaré mucho. Getsemaní

Cuando yo llegué a Cristal apenas tenía seis años. A mí siempre me trataron bien. Yo le agradezco a la profe Zeydi ya que con ella aprendí a leer y a escribir. Con ella estuve desde primer grado hasta tercer grado. De tercero a cuarto con Roberto. De cuarto a quinto con Daysi y actualmente, sexto, con Yolanda. Y todas ellas/os me quieren como yo a ellas. Casi todo lo bueno que se, lo he aprendido en Cristal. Nos ayudan mucho. Están pendientes de nosotros ya que quieren que en el futuro seamos personas preparadas. Para mí Cristal es ejemplar para todas las otras escuelas. Carlos Alí Una vez, con el profesor Roberto, jugamos a tirarnos panas de agua y chimbombas llenas de agua, y era muy divertido… En tercer grado, he vivido y he aprendido muchas cosas bonitas. Una vez, en un carnaval, salí disfrazada de princesa, y mi caballero era Damai. En segundo grado, la profe Yolanda me enseñó a leer y a escribir. También, me enseñó a compartir y a ser amigos. Marlisse LA ESCUELA DE CRISTAL Era una vez, cuando iba con la profesora Zeydi, que ella andaba caminando en el patio y andaba trayendo libros para enseñarnos a restar, a sumar, a bailar, a no hablar mal, a decir la verdad, a respetar a los niños y niñas, y a ser honestos. Lo más importante que he aprendido en la Escuela de Cristal es a respetarnos mutuamente. Milagros Había una vez un niño y una niña que se llamaban Pablo y Luisa. El niño y la niña estaban en la escuela, se peleaban en el recreo y en la sección, y como era una escuela muy muy buena, les ayudaron y hablaron con ellos. Se llamaba Cristal. Les aconsejaron y dejaron de pelear, y vivieron felices para siempre. Wilmer LA MOCHILA QUE BAILABA HIP HOP Había una vez una escuela que se llamaba Escuela Cristal. En esa escuela había una mochila encantada. Cada mediodía, cobraba vida y siempre corría al árbol y bailaba hip hop. Yarince


EXPERIENCIAS CRISTAL ALTO A LA VIOLENCIA Había una vez un niño llamado John. John era el tipo de niño al que le gustaba ir a la escuela. Pero, había un problema, siempre que John no se iba en bus, los matones del barrio lo maltrataban y le pegaban. Un día, John les dijo a sus padres: - Mamá, papá, ¡quiero que me cambiéis de escuela! Dicho y hecho. Los padres lo metieron en la Escuela de Cristal, y allí aprendió a defenderse cuando le pegaran. ¡Recuerden, cuando alguien les intente pegar, digan NO! La Escuela Cristal me ha enseñado: el respeto, la amistad, el cuidado del material. A mí me gusta la Escuela Cristal por los juegos, cómics y libros. Beeri

En mi tercer nivel, mi experiencia fue cuando el profesor Roberto nos sacó a pasear y yo me caí, pero el profesor Roberto llamó por teléfono a mi mamá. Luego, nos pusimos a reir por lo que pasó. Además, en mi tercer nivel, aprendí a no ser egoísta, a compartir y a respetar. En mi primer grado, con la profe Yolanda, mi experiencia fue cuando fui a mi primer concurso de lectura, donde yo iba por el primer lugar, pero obtuve el segundo. Pero cuando llegué a la escuela, todos me felicitaron. En mi segundo grado, fui a mi primer foro en Estelí, donde fueron doce niños representando a la de Cristal. También fui a una competencia de matemáticas, donde obtuvimos el tercer lugar, con mi compañera Zeidi. Ahora, en mi tercer grado, lucho por salir adelante. Angélica

LOS MEJORES AMIGOS Que puedo contar de mi experiencia: mi experiencia es super buena. Yo comencé en el preescolar, estuve con el profe Roberto. En ese grado, yo dormía, jugaba y también hacía clases. Era muy divertido. En primer grado, estaba con la profe Daysi. Allí hacía las clases que siempre se hacen, en primer grado, claro. En segundo grado, estaba con la profe Yolanda, hacía muchas actividades, clases y, una vez, fui a un concurso y yo iba de barra. En tercer grado, estaba con la profe Zeydi, hacía divisiones muy fuertes, me divertía y hacía relajo con mis amigos. En mi cuarto grado, también con la profe Zeydi, lloré con despedidas, felicidades, con cumples, con buenas notas. YO SOY FELIZ EN CRISTAL Marcela

Relatos de niñas y niños de la escuela de cristal. Agosto 2013. Fotografía Jahima Díaz


NOTICIAS Walmart y casa pellas dos grandes empresas un gran corazón. Desde el año 2012 iniciamos una alianza que nos ha dado muchos momentos gratos y es con una empresa que tienen presencia en México y Centroamérica y nos referimos a Walmart, ellos han donado a la Fundación además de su tiempo y el compartir con las niñas y niños, muchas risas, momentos inolvidables. Dentro de su proyecto de responsabilidad social corporativa dirigido por Yunaimer Dinarte, han visitado el proyecto social Escuela de Cristal en tres ocasiones, donde han donado material escolar y arboles que nos permitieron arborizar el terreno donde se construirá la escuela de Cristal. Muchas gracias.

Además de contar con el apoyo de Walmart, el proyecto social escuela de Cristal, este año se están estableciendo los primeros contactos con Casa Pellas, una empresa familiar que tienen 100 años de estar en Nicaragua, bajo la gerencia de la licenciada Samantha Duarte, este primer encuentro fue muy emotivo porque las niñas y niños los recibieron con un acto cultural, donde demostraron sus talentos. Muchas gracias, Casa Pellas por su apoyo.

Eventos de Cristal. Hemos celebrado este trimestre muchos eventos dentro de la escuela, El día del niño, día de la madre, del padre, despedidas, kermese para recaudar fondos, conciertos, cuentacuentos de Barcelona para Nicaragua, Sardinada….. los cuales nos han llenado de mucha felicidad. Gracias Amelie, Uri, Noe, Iñaki, Beatriz, Paula, Luna, Miren, Aysel, Patricia, Miriam, Josep María, Marc, equipo de Cristal, familias, Vínculos Estelí, Bibliobús El Libro Volador, por donar su tiempo para que este hermoso proyecto sea un éxito y las actividades que promovemos siempre sean mágicas y llenas de mucho amor.


CARTAS VAN CARTAS VIENEN Y EN CRISTAL SE DETIENEN


GRACIAS HASTA LA PRÓXIMA EDICIÓN DE LA REVISTA DE CRISTAL

EN

NOMBRE

DEL

EQUIPO

DE

FUNDACIÓN

CRISTAL,

QUEREMOS AGRADECER A TOD@S LAS PERSONAS QUE NOS APOYAN PARA QUE ESTE HERMOSO PROYECTO CONTINUE ATENDIENDO A LAS NIÑAS Y NIÑOS QUE SON PARTE DE ESTE

SUEÑO,

ESPERAMOS

CONTINUAR

CON

SU

APOYO

SIEMPRE. EL EQUIPO DE FUNDACIÓN PEDAGÓGICA CRISTAL, LES


Revista cristal segundo trimestre