Page 1


PROPUESTA PÚBLICA N˚11 • JUNIO 2008

Jóvenes y Mujeres en Chile: Desafíos de la Política Pública Frente a Nuevas Realidades Sociopolíticas

www.chile21.cl • e-mail: chile21@chile21.cl

1


CHILE 21

2

www.fes.cl • e-mail: feschile@fes.cl


PROPUESTA PÚBLICA N˚11 • JUNIO 2008

Jóvenes y Mujeres en Chile: Desafíos de la Política Pública Frente a Nuevas Realidades Sociopolíticas

PROPUESTA PÚBLICAwww.chile21.cl N˚11 • JUNIO 2008 • e-mail: chile21@chile21.cl

3


CHILE 21

4

Prohibida la reproducción total o parcial de este texto por cualquier medio electrónico o mecánico, incluyendo las fotocopias, sin el permiso escrito del editor.

FUNDACIÓN CHILE 21 2008 Registro de Propiedad Intelectual N˚ 168778

IMPRESO EN CHILE • PRINTED IN CHILE

www.fes.cl • e-mail: feschile@fes.cl


PROPUESTA PÚBLICA N˚11 • JUNIO 2008

Indice

Agradecimientos...........................................................................6 Introducción...................................................................................7 II. Diagnóstico político y social.......................................................9 a) Caracterización y diagnóstico de segmento: Jóvenes..................................9

Desinterés, desconfianza y subrepresentación........................................................................... 9 Desconfianza, mayor educación pero también mayor discriminación.................................... 10 Aumento de la cobertura y problemas de rendimiento............................................................ 10 Educación y mercado laboral................................................................................................... 11 Ingresos por edad y nivel educativo........................................................................................ 12 Juventud y desempleo.............................................................................................................. 12

b) Caracterización y diagnóstico de segmento: Mujeres................................ 13 Mayor registro pero igual desinterés...................................................................................... 13 Representación femenina en el Estado y paridad.................................................................... 14 Escasa participación en cargos electivos................................................................................. 14 Participación en organizaciones de la sociedad civil............................................................... 15 Pobreza y género..................................................................................................................... 15

III. Brecha entre la oferta y la demanda de políticas................... 16 a) El caso de los jóvenes.................................................................................. 16 b) La oferta y la demanda de políticas en el caso de las mujeres.................. 18

IV. Propuestas y recomendaciones.............................................. 20 a) Propuestas en el ámbito juvenil.................................................................... 20 b) Propuestas en el ámbito de la mujer........................................................... 22

www.chile21.cl • e-mail: chile21@chile21.cl

5


CHILE 21

Agradecimientos

6

El presente documento ha sido posible gracias al apoyo de la Fundación Ford, a través del Institute of International Education (IIE). Agrademos, además, a las personas que participaron en el trabajo de campo, así como a los representantes de distintas instituciones que brindaron su tiempo y disposición para las entrevistas.

www.fes.cl • e-mail: feschile@fes.cl


PROPUESTA PÚBLICA N˚11 • JUNIO 2008

I. Introducción

El presente documento es un resumen de la investigación realizada por la Fundación Chile 211 que lleva por título “Las y los jóvenes y mujeres en Chile: desafíos de la política pública frente a nuevas realidades sociopolíticas”. Es importante precisar que el estudio es posterior a dos sucesos significativos para los actores analizados: por un lado, las movilizaciones estudiantiles de 2006 que abrieron paso a la modificación de las políticas públicas del sector, otorgando gran visibilidad a los estudiantes se-

cundarios y, por otro, al hecho de que Michelle Bachelet asumiera como la primera Presidenta de la República, lo que permitió la rediscusión en la sociedad del rol que juega la mujer y las limitaciones que su inserción experimenta en todos los ámbitos de la vida pública. Sus objetivos fueron, en primer lugar, complementar la descripción de dos de los actores contemporáneos más relevantes en la sociedad chilena de los últimos años: los jóvenes

La Fundación Chile 21 fue fundada por el ex-Presidente Ricardo Lagos y dirigida por él hasta el año 2000. En los últimos quince años la institución ha desarrollado su trabajo enfocada en diversas áreas programáticas, reuniendo a intelectuales, artistas, profesionales y expertos que se identifican con los valores de la democracia, la igualdad, la diversidad, el progreso y la innovación. Desde entonces, constituye un centro de estudios, de reflexión y propuestas que acoge, expresa y representa ideales libertarios y progresistas. Chile 21 es un espacio de encuentro y debate entre autoridades de gobierno, parlamentarios, dirigentes sociales, de los trabajadores y empresariales, del mundo de las ciencias y la cultura, guiado por el propósito de promover definiciones de políticas públicas. Para ver más información, visite la página web: www.chile21.cl. La investigación fue realizara por lo cientistas políticos Alejandro Salinas y Pedro Figueroa, investigadores adjuntos a la Fundación Chile 21 durante el periodo en que ésta se realizó. 2 El informe completo titula: “Las y los jóvenes y mujeres en Chile: Desafíos de la política pública frente a nuevas realidades socio- políticas. Informe final Proyecto Ford”, mimeo, 163 Pág., Fundación Chile 21, diciembre de 2007. 1

www.chile21.cl • e-mail: chile21@chile21.cl

7


CHILE 21

8

y las mujeres. En segundo término, realizar un análisis exploratorio de las políticas públicas focalizadas en estos sectores así como su pertinencia y consistencia2. Para ello, se intentó confrontar la hipótesis que existiría un excesivo énfasis tecnocrático en la formulación de políticas, lo que mermaría la participación ciudadana. Al mismo tiempo, este proceso se relaciona con la constatación de que ambos grupos, pero sobre todo los jóvenes —que representan aproximadamente un cuarto de la población nacional—, se muestran cada vez más distantes de cualquier espacio de participación política, al tiempo que sus instancias de pertenencia, identificación y reproducción cultural registran transformaciones significativas. En tercer lugar, se pretende contribuir al desarrollo de un diagnóstico sobre las motivaciones y expectativas de mujeres y jóvenes, en el ámbito político y social, en contraste con la oferta pública destinada a ambos sectores. En definitiva, el trabajo de investigación a la base del presente documento, reviste importancia porque pretende contribuir al esfuerzo de complementar el diagnóstico, así como la focalización, de aquellos temas prioritarios para estos grupos, de forma que permitan mejorar el diseño de las políticas públicas a ellos dirigidas. El detalle de la investigación (entrevistas, informes de grupos focales) así como la metodología utilizada en cada caso, está contenida en el informe final de la investigación, disponible en la Fundación Chile 21.

3

www.fes.cl • e-mail: feschile@fes.cl

El estudio se realizó en tres etapas3: a) La primera etapa estuvo orientada a realizar un diagnóstico detallado de jóvenes y mujeres en el ámbito de las dimensiones social y política. Para tal fin, se procedió a la recopilación, análisis y sistematización de toda la información secundaria disponible al respecto y se trabajó con fuentes directas de carácter estatal e institucional a través de entrevistas en profundidad a los responsables de la oferta de políticas públicas. b) La segunda etapa estuvo orientada a caracterizar la institucionalidad y oferta pública dirigida a la participación en ambos grupos, la que se complementa con información primaria obtenida a partir de la aplicación de entrevistas semiestructuradas realizadas a funcionarios públicos, encargados de la elaboración de políticas y programas, así como también con talleres con representantes del sector público. c) La tercera etapa estuvo orientada a identificar percepciones, opiniones y motivaciones de ambos segmentos y su vinculación con la institucionalidad y la oferta pública existente. Para ello, se realizó una exploración cualitativa, a través de grupos focales subdivididos según nivel socioeconómico y rangos etarios.


PROPUESTA PÚBLICA N˚11 • JUNIO 2008

II. Diagnóstico político y social

a) Caracterización y diagnóstico de segmento: Jóvenes Desinterés, desconfianza y subrepresentación Como ya se ha indicado, la investigación que sirvió de base a la presente propuesta sistematizó la información más relevante existente en el país sobre este segmento. Para ello, se realizó una recopilación bibliográfica de fuentes primarias y secundarias. En todas ellas se destaca la negativa percepción juvenil sobre la política y su manifiesto desinterés y falta de motivación para inscribirse en los registros electorales. Como consecuencia, asistimos a un paulatino envejecimiento del padrón electoral: en 1989 los jóvenes entre 18 y 29 años representaban un 34,4% del padrón, mientras que en 2001, estos llegaban tan sólo al 14,9% del padrón. Según las encuestas periódicas nacionales de INJUV, en los últimos

años los partidos políticos son mencionados como las instituciones menos confiables por los jóvenes, seguidos por el Congreso Nacional. Por otro lado, los niveles más altos de confianza se otorgan a la familia, las universidades y la Iglesia Católica. En ese sentido, la participación de los jóvenes se centra en asociaciones y organizaciones de la sociedad civil no políticas. De acuerdo a los datos proporcionados por el Servicio Electoral, las tasas de inscripción electoral han decaído sostenidamente entre los más jóvenes. El año 2000, el 59,1% de los jóvenes entre 25 y 29 años estaban inscritos para votar, y aquellos entre 20 y 25 años presentaban un porcentaje de inscripción del 29,8%. Para el año 2005, el Servicio Electoral daba cuenta que 8.220.897 personas estaban inscritas en los registros electorales, de los cuales sólo 797.991 eran menores de 30 años, en circunstancias

www.chile21.cl • e-mail: chile21@chile21.cl

9


CHILE 21

que la población juvenil (entre 18 y 29 años) ascendía a 3.065.9684.

10

Pero no sólo es importante la forma en que los jóvenes están subrepresentados en los registros electorales. También lo están en instancias de representación como el Congreso. Para el período 2006-10 sólo dos parlamentarios fueron electos siendo en estricto rigor jóvenes (menores de 29 años). Asimismo, se constató que la mayoría de ellos (40) tiene entre 47 y 57 años de edad, 33 tienen entre 36 y 46 años, 33 están entre los 36 y 46 años y solamente 11 diputados en el tramo etario más joven, que va de los 30 a los 35 años.

Desconfianza, mayor educación pero también mayor discriminación En el terreno educativo, los datos muestran que la cantidad de años formales de escolaridad se han incrementado levemente (10,29 en 1992 a 11,41 en 2003)5, mostrando diferencias interregionales relevantes que sitúan a las regiones V y Metropolitana con los mayores niveles de escolaridad. La asistencia a establecimientos educacionales muestra diferencias en relación a género, tramo etario y nivel socioeconómico. Los hombres han participado de la educación formal en una proporción mayor que las mujeres, mientras que el acceso a la educación aumenta por nivel socioeco-

www.fes.cl • e-mail: feschile@fes.cl

nómico. La cobertura en la educación media revela avances importantes en los últimos años. El año 2000 la tasa neta de asistencia bordeaba el 60%, alcanzando un 71,6% en 2006. Pese a estos avances, la integración juvenil a la educación secundaria presenta limitaciones importantes. En primer lugar, si bien la cobertura de la educación secundaria se ha ampliado durante la última década, llegando el año 2003 a un 92,6%, aún hay jóvenes que abandonan prematuramente el sistema escolar. Según el mismo indicador se puede identificar que el déficit de cobertura se asocia a zonas rurales y es directamente proporcional a la riqueza relativa de los hogares. En ese sentido, la brecha entre los jóvenes de estratos alto y bajo es notoria. Mientras los primeros presentan un promedio de escolaridad de 13,7 años, los segundos sólo alcanzan los 11,6 años en promedio, por lo que la tendencia a completar la educación media e ingresar a la educación superior en los estratos altos es mayor, en tanto en los estratos bajos aumenta el número de jóvenes con su educación media incompleta.

Aumento de la cobertura y problemas de rendimiento Con todo, si se mide la tasa de asistencia neta y bruta en la educación Servicio Electoral; Compendio Estadístico del INE 5 Datos de encuestas CASEN 4


PROPUESTA PÚBLICA N˚11 • JUNIO 2008

media por quintiles de ingresos se observa un aumento de la cobertura (en la tasa de asistencia) en la educación media, aumentado en los sectores de más bajos ingresos, donde el incremento más importante se registra en los tres quintiles de menores ingresos. En segundo lugar, el sistema de educación secundario aún presenta importantes problemas de rendimiento, es decir, en la proporción de jóvenes en edad de graduarse que efectivamente lo hace6. En tanto, la desigual distribución de los aprendizajes es otro déficit del sistema educativo, y que afecta con más fuerza a los jóvenes del nivel socioeconómico bajo y medio bajo, cuya formación básica y media en establecimientos públicos es de menor calidad en relación a los establecimientos particulares y particulares subvencionados. Tal como en la educación secundaria, el sistema de educación superior presenta los últimos años un conjunto de logros en términos de integración. En primer lugar, se han ampliado las posibilidades de la población joven para acceder a instancias que permitan la formación de capital humano avanzado. El país se encuentra en pleno proceso de masificación de la educación terciaria. Según cifras del MINEDUC, en el período 1994-2003, la matrícula total de educación superior ha aumentado en un 73%, mientras que para el segmento de 18 a 24 años ha crecido en un 69%. Sin em-

bargo, las tasas efectivas de graduación siguen siendo bajas. Persisten problemas de financiamiento, principalmente en los segmentos medios y bajos, así como de accesibilidad a becas y créditos, la que continúa siendo limitada.

Educación y mercado laboral En el plano laboral, los jóvenes muestran una tendencia decreciente en cuanto a participación, principalmente por el aumento en el tiempo en que los jóvenes continúan en el sistema educativo una vez terminado el colegio, por lo que la condición de estudiante constituye la principal razón para no ingresar al mercado laboral. La participación juvenil en la población económicamente activa está determinada por la carga de responsabilidad, la zona de residencia (urbano- rural) y la riqueza relativa de las personas. La población joven ocupada correspondía —a fines de 2003— a un millón y medio de personas, compuesta en su mayoría por hombres (61%) y por jóvenes de edades entre 25 a 29 años (48%). Otra característica es que los jóvenes del nivel socioeconómico bajo comienzan a trabajar a los 16 años, mientras que los del nivel alto lo hacen a los 18 años. Por otro lado, la mayoría de los ocupados jóvenes (69%) trabajan en jornada completa,

Se ha observado en los últimos años un fuerte incremento del abandono de la educación secundaria en las mujeres debido a la maternidad. 6

www.chile21.cl • e-mail: chile21@chile21.cl

11


CHILE 21

a excepción de lo que ocurre en la juventud temprana, donde poco más de la mitad (56%) realiza otro tipo de jornada. De los jóvenes que logran ocuparse, cerca de un tercio lo hace en empleos de baja productividad o calidad. Dicha características es más común en jóvenes de familias de quintiles más bajos. Y en último término sus empleos, en su mayoría, son regidos por el Código del Trabajo, fundamentalmente con contratos indefinidos. 12

- Respecto al tercer punto mencionado, se observa una diferencia marcada en la calidad de los empleos en relación al nivel educativo de los jóvenes. Ésta estaría determinada por el NSE que permite acceder al financiamiento de educación superior, el nivel educativo de los padres, las redes de apoyo y el entorno. En ese sentido, los datos y conclusiones a los que se ha llegado a través estudios e investigaciones del INJUV7 permiten sacar algunas conclusiones relativas a las características del empleo y desempleo juvenil: (i) los jóvenes (entre 15 y 24 años) pretenden continuar en el sistema educativo, pero a la vez son conscientes de las dificultades para hacer compatibles la educación con el trabajo; (ii) las condiciones de contratación de los jóvenes dependen de variables como la procedencia social y las redes de las que forman parte.

Ingresos por edad y nivel educativo En cuanto a los ingresos laborales se pueden analizar las siguientes tendencias: - Se observa una evolución del promedio de ingreso por la ocupación principal, en un 17%. - Se aprecia una brecha de ingresos ya que, hacia fines del año 2003, un joven ganaba en promedio, cerca de $200.000, en tanto un adulto ganaba alrededor de $350.000. - Las brechas salariales entre jóvenes y adultos son mayores a medida que se aumenta el nivel educativo. - Durante la última década, persiste entre los ocupados jóvenes una brecha de ingresos en desmedro de la mujer. Sin embargo, esta discriminación se presenta de forma más moderada que en los ocupados adultos.

www.fes.cl • e-mail: feschile@fes.cl

Juventud y desempleo En Chile se reproduce la tendencia global según la cual el desempleo afecta principalmente a este grupo. Al observar las tasas de desocupación Recogidas en las Encuestas Nacionales de Juventud de 1994, 1997, 2000 y 2003, “Factores asociados a la deserción escolar” INJUV (2003); “Evaluación ex ante del Programa Chile Califica” INJUV (2003); “Condiciones Laborales de los jóvenes Chilenos” (INJUV, 1999).

7


PROPUESTA PÚBLICA N˚11 • JUNIO 2008

del período 1994-2003, se advierte que la desocupación juvenil (15 a 29 años) es siempre más del doble que la adulta (30 y más años). A comienzos del año 2005, según cifras del INE, las tasas de desocupación más altas se ubican en la población joven, alcanzando un 23,1% en los adolescentes (15 a 19 años) y 18,6% en el tramo 20 a 24 años. Los datos de CASEN para el período 1994-2003 indican que, de forma consistente, la probabilidad que un joven pobre (quintil I) esté desocupado es cinco veces a la de un joven rico (quintil V). La desocupación juvenil, explicada a partir de los datos obtenidos de la IV Encuesta Nacional de la Juventud 2004, da cuenta de diferencias a partir del NSE al que pertenezca el joven. Mientras los jóvenes de estrato alto desocupados que trabajarían en “cualquier cosa” representan un 13,2%, en el bajo llega al 33,4%. En ese sentido, un 7,7% de los jóvenes de estratos bajos desocupados explica tal situación debido a que esperan un sueldo adecuado, mientras que ese porcentaje es más del doble en el caso del estrato medio (16,7%) y alto (15,9%). Quienes se ubican en el segmento bajo también necesitan trabajar para seguir estudiando (30,1%) en mayor proporción que los jóvenes

de estratos medios (19,5%) y altos (21,3%).

b) Caracterización y diagnóstico de segmento: Mujeres Mayor registro pero igual desinterés En Chile, las mujeres representan el 50,7% de los habitantes del país. De acuerdo a los datos del Censo de 2002, de una población de 15.116.435 de habitantes, 7.668.740 son mujeres. En el plano político, 4.243.147 estaban inscritas en los registros electorales en 2006, por sobre los 3.843.784 hombres el igual condición. Al analizar los datos de opinión pública, se observa que una mayoría de las mujeres no se siente identificada con los partidos políticos existentes8. Al momento de evaluar la identificación de las mujeres con las coaliciones políticas, una encuesta arroja que la identificación de éstas con la Concertación es más fuerte y cercana al porcentaje de los hombres (un 27,5% de las mujeres se identifica con esa coalición), mientras que sólo un 13% se identifica con la Alianza. Al igual que los hombres, alrededor

Este dato es recurrente en los estudios de opinión del Centro de Estudios Públicos, la Encuesta Mujer y Política de la Corporación Humanas (2006 y 2007) y los datos obtenidos por la Encuesta de Opinión Pública de la UDP (2006). En todos los estudios más del 50% no se identifica con los partidos políticos. 9 De acuerdo a los datos entregados por la Encuesta de Opinión Pública Nº55 de junio de 2007 realizada por el Centro de Estudios Públicos (CEP). 8

www.chile21.cl • e-mail: chile21@chile21.cl

13


CHILE 21

de un 40% de las mujeres se ubica en la posición política de centro, en tanto que un 13% lo hace a la derecha y un 18% a la izquierda9.

Representación femenina en el Estado y paridad

14

En cuanto a la participación de las mujeres en el Estado, en los cargos de designación presidencial se ha observado un incremento paulatino en la presencia femenina. A junio de 2007, un 41% de los ministerios estaba a cargo de una mujer, porcentaje que aumenta a un 60% en el caso de las subsecretarías. De las Secretarias Regionales Ministeriales (SEREMI), un 39% corresponden a mujeres, mientras que en el caso de las Intendencias, un 54% de éstas (2007) eran dirigidas por una mujer, lo que contrasta con el 8% de en la administración anterior (2005). En relación a las gobernaciones, un 35% está a cargo de una mujer, mientras que en los CORE, un 11%. A nivel ministerial, el criterio de paridad introducido por la administración de la Presidenta Michelle Bachelet aumentó significativamente el porcentaje de mujeres en cargos públicos y si bien la actual administración partió con un estricto criterio, los

cambios, ajustes y consideraciones partidarias impidieron mantenerlo el año 2007. No obstante, un histórico 41% de los ministerios está a cargo de una mujer10.

Escasa participación en cargos electivos En los cargos de elección popular, de acuerdo a municipales de octubre de 2004, un 12,17% de las alcaldías están en manos de mujeres y en el caso de los concejales la cifra alcanza al 21%. En el Parlamento hay una muy baja presencia de mujeres: sólo un 12,7% de los escaños (sumando ambas cámaras) es ocupado por ellas. Mientras en la Cámara de Diputados, en la legislatura 2006-2010, éstas representan un 15% del total, aumentado desde el 12,5% del período 2002-2005; en el Senado el panorama es aún más desalentador. En la actualidad sólo un 5,2% de los senadores son mujeres (dos senadoras), cifra que contrasta con el primer Senado electo en democracia, que partió con un 7,8% de los escaños ocupados por mujeres. En el Poder Judicial, mientras sólo un 5,5% de los Ministros de la Corte Suprema son mujeres, un 36% de los miembros de la Corte de Apelaciones

La paridad, según la socióloga española Judith Astellarra, tiene dos acepciones: Una radical, correspondiente a la mitad estricta de ambos sexos en la composición de reparticiones gubernamentales; y otra flexible, en la que ninguno de los dos sexos debe tener más de sesenta y menos de cuarenta por ciento. La Presidenta Bachelet inició su mandato con la modalidad radical para alterarla levemente hacia la flexible, en sus posteriores cambios de gobierno.

<?>

www.fes.cl • e-mail: feschile@fes.cl


PROPUESTA PÚBLICA N˚11 • JUNIO 2008

lo son. Esta situación de subrepresentación se revierte en los tribunales con asiento en la Corte de Apelaciones, donde un 60% de los jueces a cargo son mujeres, con una fuerte presencia en los Tribunales de Familia (83%) y Trabajo (81%).

Participación en organizaciones de la sociedad civil En cuanto a la participación de las mujeres en las organizaciones de la sociedad civil, la encuesta CASEN del año 2003 señala que un alto porcentaje dice no participar en ningún tipo de organización (67,2%). Los grupos religiosos o de iglesia, junto a la organización de vecinos, concentran los mayores niveles de participación. Sin embargo, la presencia en estructuras directivas es reducida. La participación se concentra principalmente en los tramos etarios más altos y a partir de los 60 años.

Pobreza y género De acuerdo a la Encuesta CASEN 2006, la pobreza afecta más fuertemente a las jefas de hogar junto a los niños y la población indígena (la encuesta consigna que existen 44% de hogares indigentes con jefatura femenina versus un 28% de hogares no pobres con jefatura femenina). Además, la pobreza es levemente superior en el caso de las mujeres, independiente si éstas son jefas de hogar o no. En relación a la evolución de la pobreza, las mujeres han mantenido una distancia de alrededor de un punto porcentual con los hombres. Si bien se observa una drástica disminución de la pobreza desde el 39,3% en 1990 a menos de la mitad en 2006 (14,3%), aún persiste una pequeña brecha entre sexos. Respecto al plano educativo, en las últimas décadas se ha incrementado la cobertura y el acceso a la educación, proceso que ha beneficiado de manera especial a las mujeres, las que han alcanzado niveles similares e incluso superiores a los hombres.

www.chile21.cl • e-mail: chile21@chile21.cl

15


CHILE 21

III. Brecha entre la oferta y la demanda de políticas

16

a) El caso de los jóvenes La oferta pública orientada hacia este segmento tiene un enfoque de inversión social, cuyo objetivo básico es la formación y promoción de oportunidades para que los jóvenes puedan mejorar sus condiciones de vida. Se constata que el diseño y la orientación de la oferta y la institucionalidad pública sobre jóvenes se encuentra dispersa y poco coordinada, lo que limita las posibilidades de establecer criterios y visiones globales con una perspectiva estratégica que facilite un proceso interactivo de diseño, formulación, implementación y retroalimentación. Se demanda un rol más activo por parte de INJUV, al que se debiera dotar de mayores atribuciones y recursos, orientados no sólo a estudiar y conocer a los jóvenes, sino también a participar en la ejecución de las polí-

www.fes.cl • e-mail: feschile@fes.cl

ticas asociadas a la juventud, con una visión y orientación estratégica. Según los jóvenes, la institucionalidad encargada de informar acerca de los temas de la juventud es desconocida y se sitúa lejana de los diversos espacios juveniles, por lo que ellos demandan una institucionalidad más sintonizada con las múltiples problemáticas juveniles. Para los jóvenes, la institucionalidad no provee en forma óptima la información que ellos requieren, ya que no existen canales fluidos para el acceso a la información y a su vez la difusión es insuficiente y dispersa. De esta manera, una de las principales preocupaciones extraídas de las conclusiones del estudio es la falta de circuitos de información cercanos a las diversas motivaciones y necesidades de los jóvenes. Según la visión de los propios jóvenes, se requiere crear circuitos sintonizados con sus heterogéneas motivaciones, lo que facilitaría canalizar, centralizar


PROPUESTA PÚBLICA N˚11 • JUNIO 2008

y distribuir eficientemente la información entre los distintos segmentos de jóvenes. Estos circuitos deben estar instalados en estructuras más cercanas y amigables a los espacios y demandas de los jóvenes. Ahora bien, la construcción de la imagen de la juventud se estructura a partir de una visión optimista no deficitaria, lo que resulta coherente con la prevalencia de programas no asistencialistas. Desde la oferta institucional, no existe una instancia de participación directa a través de la cual los jóvenes puedan expresar sus demandas. La instancia mencionada como “instancia de participación”, corresponde a las llamadas OIRS11. No obstante, los programas no atienden las diferencias al interior del segmento. La visión que se desprende de la institucionalidad señala que los principales problemas de los jóvenes tienen que ver con la falta de herramientas y oportunidades, dificultades para insertarse en el sistema político y económico, así como también bajos niveles de participación.

Ahora bien, existen falencias en materia de políticas públicas, que se relacionan con la inadecuación del instrumental dispuesto para la captación y reconocimiento de las demandas juveniles (por ejemplo las OIRS). Es por ello que dentro de los principales desafíos, destaca la necesidad de fortalecer la institucionalidad juvenil, desarrollar y aplicar instrumentos adecuados para captar de mejor forma sus demandas. La aplicación de técnicas cualitativas a través de grupos focales a jóvenes de distintos estratos socioeconómicos de la Región Metropolitana permitió identificar algunos conceptos que despertaron un consenso transversal en los distintos subgrupos. Dentro de los principales problemas que conforman la demanda de los jóvenes se encuentra la educación, que resulta ser la principal demanda de todos los grupos, tanto en los subgrupos focales, como en datos extraídos de las encuestas de opinión, siendo su preocupación central la obtención de un empleo. La discriminación también es importante, toda vez que ellos se sienten discriminados por la calidad de la educación recibida (en algunos casos), y por su condición de estu-

Oficinas de Información, Reclamos y Sugerencias. Las OIRS son espacios de comunicación ciudadana que permiten a los ciudadanos entrar en contacto con los diferentes servicios. Estas oficinas permiten: (i) la difusión de programas sociales y trámites propios de las reparticiones pública; (ii) la comunicación de las prioridades gubernamentales; (iii) que la ciudadanía se exprese a través de sus reclamos, sugerencias, expectativas e intereses. Deben facilitar la atención de toda persona que realice gestiones en las entidades públicas, ya sea en el ejercicio de sus derechos o en el cumplimiento de sus deberes, garantizando la oportunidad de acceso y sin discriminación. Actualmente, todas las reparticiones gubernamentales poseen OIRS.

11

www.chile21.cl • e-mail: chile21@chile21.cl

17


CHILE 21

18

diantes. Con todo, existe una percepción reiterada que los problemas que afrontan son principalmente individuales y no colectivos. Uno de los elementos que contribuye a profundizar la brecha existente entre las políticas públicas y los jóvenes es la falta de información sobre el rol de la institucionalidad y los programas existentes, lo que se traduce en una percepción de desinterés y abandono por parte de la autoridad estatal. Ellos coinciden en señalar que la función del Estado se orienta solamente al área educacional, lo que produce una percepción de marginación. Además, los segmentos medio y alto, perciben que éstas se focalizan en los estratos juveniles de menores ingresos, ignorando a los demás subgrupos.

b) La oferta y la demanda de políticas en el caso de las mujeres El Servicio Nacional de la Mujer (SERNAM) ha implementado diversos programas orientados a las mujeres. Actualmente, dependen de este organismo público los siguientes programas: Programa de Violencia Intrafamiliar, Programa de Buenas Prácticas Laborales (públicas y privadas), Programa Jefa de Hogar y Programa Mejoramiento de la Gestión (PMG) en Género. La oferta pública en participación social y/o política, a diferencia de lo

www.fes.cl • e-mail: feschile@fes.cl

que ocurre en el caso de los jóvenes, depende directamente de SERNAM. Su característica fundamental es la orientación hacia la inversión social más que un asistencialismo estatal. A partir de las entrevistas realizadas a los encargados de proyectos, se constata que el concepto de oportunidades está asociado a un tema de desigualdad y exclusión. Y por estas razones, tienden a diseñar programas que acentúan las diferencias, producto de la imagen de mujer que se proyecta. En cuanto a los principales problemas a los que se enfrenta, señalan la inequidad en el empleo, la educación, la violencia y la discriminación. Se cuestionan los instrumentos de participación y retroalimentación como las OIRS. Los encargados de proyectos reflejan en su discurso que la orientación de los organismos públicos en relación a las políticas de mujeres tiene un enfoque orientado al diseño, pero distante en la ejecución e implementación. Además, su labor se enfoca sobre todo en la instalación de la perspectiva de género en el accionar gubernamental. La orientación de la institucionalidad pública viene dada por la promoción de igualdad de oportunidades y la disminución de prácticas discriminatorias, mientras que las falencias y obstáculos dicen relación con falta de presupuesto, persistencia de prejuicios culturales, resistencia ante la ins-


PROPUESTA PÚBLICA N˚11 • JUNIO 2008

talación de la perspectiva de género en las propias agencias de gobierno, restringidas éstas sólo a temáticas relacionadas con la política social. Respecto a la institucionalidad, muestran un desconocimiento general y transversal sobre funciones, programas y la oferta en materia de políticas. Un aspecto relevante a considerar es la importancia que le otorgan a las municipalidades, puesto que entrega espacios de asociatividad, participación y asistencia social. Para las mujeres de los estratos alto y medio, en muchos casos, el municipio se ha convertido en un espacio donde desarrollar actividades culturales, recreativas, de capacitación y aprendizaje. Mientras tanto, para las mujeres de estratos más bajos, los gobiernos locales son la instancia a través de la cual se canaliza y distribuye asistencia social. Áreas

En materia de oferta institucional, las mujeres señalan que es de mala calidad, que no existe información suficiente y que está excesivamente focalizada en la superación de la pobreza, con lo que se excluye a todos los segmentos que no están en situación de marginalidad. Se destaca la demanda de una acción estatal inspirada más en los derechos de las mujeres que en la asistencia. Esto se relaciona con la demanda por avances en cambios culturales que permitan transformar las relaciones de poder al interior de la propia familia. El siguiente cuadro presenta un resumen comparado de los principales hallazgos en tres de las temáticas abordadas:

Jóvenes

Mujeres Educación

Problemas / demandas

Desigualdad / discriminación Machismo Desinformación

Individualismo Desconocimiento

Oferta publica

Alejada de sus intereses El Estado debe preocuparse de la educación

Mala calidad Insuficiente Enfocada sólo a “salir de la pobreza”

Desafección política Interés por participar en temas sociales Participación Interés por temas particulares con objetivos de corto plazo

Dispuestas a participar en causas importantes para ellas y, principalmente, para sus hijos

www.chile21.cl • e-mail: chile21@chile21.cl

19


CHILE 21

IV. Propuestas y recomendaciones

20

a) Propuestas en el ámbito juvenil - Reforzar y visibilizar las Oficinas Municipales Juveniles, convirtiéndolas en un real puente informativo entre los niveles central, regional, provincial, local y vecinal. Actualmente, en el país se pueden identificar algunas de ellas, por tanto se propone: crearlas en los lugares donde no existan y realizar evaluaciones de impacto donde ya estén operando, ya que a partir de estas evaluaciones se pueden extraer lecciones para la implementación de las nuevas oficinas. Se recomienda que estas oficinas se encarguen de entregar información referente a las oportunidades de empleo juvenil, por tanto es imprescindible que mantengan una estrecha coordinación con las oficinas de intermediación laboral que funcionan al nivel local (OMIL). A su vez, la oficina debe difundir ofertas de capacitación y educación (oportunidades de estu-

www.fes.cl • e-mail: feschile@fes.cl

dios) e información acerca de fuentes de financiamiento para los estudios (becas y créditos). Los jóvenes valoran la transparencia en la información y, adicionalmente, la referente a la calidad de las instituciones de educación superior tanto técnica como profesional, por lo que es fundamental que la oficina entregue insumos informativos y explicativos que les permitan conocer técnicamente tanto la calidad de la institución como las oportunidades laborales que proporcionan las diferentes carreras. En definitiva, esta acción pretende que los jóvenes identifiquen claramente si hay consistencia entre la oferta educativa y la futura demanda laboral. - Fortalecer los mecanismos financieros actualmente existentes que facilitan e incentivan el ingreso de segmentos de jóvenes a profesiones técnicas que el mercado y la estrategia de desarrollo del país demandan. Se recomiendan mecanismos tales


PROPUESTA PÚBLICA N˚11 • JUNIO 2008

como: aumento de las becas, flexibilización en la entrada de los distintos segmentos juveniles a centros de formación técnica, creación de estímulos tributarios a las instituciones que incorporen en sus políticas de acceso, mecanismos de entrada a jóvenes con mayores niveles de vulnerabilidad socioeconómica, entre otros. Detrás de esta propuesta se intenta resolver, en parte, la relación entre superación de la pobreza, oferta de educación de calidad y la posterior incorporación al mundo del trabajo. La educación es central en el discurso de los jóvenes, así como también la necesidad de obtener grados de certeza respecto de las oportunidades reales que les ofrece el mercado laboral. La evidencia empírica recopilada y sistematizada durante los últimos años, muestra que Chile requiere de mano de obra técnicamente calificada, y no sólo de carreras profesionales tradicionales, las que durante el último tiempo han mostrado una cierta saturación de sus mercados. Es en este contexto que se recomienda desarrollar una política educativa centrada en las necesidades estratégicas de desarrollo que el país requiere. - Complementar la actual misión que desarrolla el INJUV, otorgándole atribuciones para diseñar e implementar políticas públicas que permitan acercarlo a las demandas de corto plazo de los jóvenes. Por tanto, se recomienda que gradualmente adquiera la función de diseñar, implementar y monitorear políticas públicas en el

ámbito juvenil tanto a nivel central, regional, provincial y una fuerte coordinación con las oficinas municipales juveniles. Esto es relevante por cuanto Los jóvenes desconocen cuál es la institucionalidad pública encargada de la problemática juvenil (INJUV). Señalan que, y tal como lo constatábamos en los temas de información, existiría una distancia entre las acciones que realiza el INJUV y las motivaciones del mundo juvenil. - Crear espacios públicos que sean amigables al entorno juvenil, apoyo a las iniciativas de investigación en las diferentes áreas de trabajo voluntario y, en materia política, la mayoría de los segmentos de jóvenes sugieren tener y acceder a información referente a las actividades, tareas y resoluciones que el mundo político desarrolla e implementa, tanto en materias dirigidas hacia los propios jóvenes como dirigidas al país en general. - Crear un departamento, al interior del INJUV, que se encargue de impulsar y monitorear la transversalización de la perspectiva o enfoque de juventud en la definición de las políticas públicas desarrolladas por los distintos servicios públicos. Se debe tomar como referencia el trabajo desarrollado en los últimos años por el gobierno para la incorporación del enfoque de género en los Programas de Mejoramiento de la Gestión (PMG). En definitiva, se desprende que el Estado debe incorporar, al momento de definir políticas públicas, el

www.chile21.cl • e-mail: chile21@chile21.cl

21


CHILE 21

enfoque de juventud, el cual debe ser transversal a todas las reparticiones públicas. - Profundizar los programas de capacitación y alfabetización digital impulsados por los últimos gobiernos de la Concertación.

22

- Diseñar mecanismos que faciliten la incorporación de candidatos jóvenes en las plantillas electorales de los partidos. Se recomienda la discusión sobre la asignación de cuotas para candidatos menores de 29 años tanto para las elecciones de concejales como de diputados, tal como actualmente algunos partidos, voluntariamente, lo han desarrollado. - Considerar la dimensión juvenil en instancias tales como fondos concursables tanto del nivel local, provincial y regional, se incorporen dentro de los criterios de evaluación, mayores ponderaciones a las propuestas de aquellas organizaciones que promuevan la participación de jóvenes en el ámbito social y político, así como también las que presentan dentro de sus equipos de trabajo miembros menores de 29 años. Además de crear instancias de consulta que aseguren el acceso a la información referida a estos tipos de concursos para que los procesos sean lo suficientemente transparentes.

b) Propuestas en el ámbito de la mujer Las propuestas referidas a equidad de género están contenidas en variados y diversos trabajos que se han realizado durante los últimos años, tanto a nivel gubernamental como en la Fundación Chile 21 la que, durante el año 2007, impulsó la elaboración de un conjunto de propuestas para promover una mayor inserción de las mujeres en la vida pública.12 Cualquier intento de estímulo de un mayor protagonismo femenino debe considerar otras propuestas de mayor relevancia pero que exceden este estudio, tales como la incorporación del tema de género en las propuestas de reforma y/o modificación del sistema electoral binominal, así como medidas de cuotas a nivel de candidaturas, distribución de escaños y/o financiamiento diferenciado o la ampliación de las medidas de paridad que fijó inicialmente la actual administración a nivel ministerial. O, en el ámbito del trabajo, el incremento de los mecanismos y programas destinados a la plena inserción de la mujer en el mundo del trabajo, abordando temas como el cuidado infantil y la incompatibilidad laboral relacionada, o finalmente, la redistribución de responsabilidades en el trabajo doméstico y el cuidado de los recién

La Fundación Chile 21 publicó el documento en referencia. Contó con el apoyo de la Fundación Friedrich Ebert y el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) y su título fue Por una presencia sustantiva de la mujer en el espacio público. Propuesta pública nº 9. Santiago: Fundación Chile 21.

12

www.fes.cl • e-mail: feschile@fes.cl


PROPUESTA PÚBLICA N˚11 • JUNIO 2008

nacidos. Un ejemplo es la extensión de los permisos de paternidad y la media jornada laboral extendida para hombres y mujeres. En el marco de la investigación que alimenta la presente propuesta, se consideran las demandas y necesidades manifestadas por las propias participantes. En este contexto, es pertinente señalar que expresan diferentes visiones sobre la forma de reducir la brecha existente entre la oferta institucional dirigida hacia las mujeres y la demanda expresada por las entrevistadas. Los temas prioritarios expresados son: - Fomentar formas y espacios de educación cívica, entendidas éstas como capacitaciones o alfabetizaciones de las prácticas y rutinas políticas, es decir, instancias de aprendizaje sobre los elementos y actores que configuran el sistema socio-político de nuestro país. Para las mujeres, el desarrollo de acciones de capacitación en materias tanto del ámbito político como del ámbito social son altamente valoradas y más aún si estas acciones se circunscriben en un nivel cercano a la cotidianeidad de las propias mujeres, como es el caso vecinal y local. - Promover empleo de calidad y un marco legal que resguarde y proteja sus derechos como trabajadoras. En este sentido, se hace imprescindible visibilizar la discusión sobre las diferencias salariales entre hombres y mujeres exclusivamente por condi-

ciones de género. La inequidad existente en materia laboral es un tema urgente de resolver para las mujeres pertenecientes a todos los segmentos socioeconómicos. Se señala que es necesario entregar incentivos a las empresas que tienen e implementen políticas organizacionales orientadas a alcanzar un equilibrio gradual y sostenido de las remuneraciones recibidas por hombres y mujeres que realicen iguales funciones o que tengan similares experticias. Se hace necesario que las agencias públicas que desarrollan políticas públicas destinadas a equiparar las condiciones laborales entre hombres y mujeres sean supervisadas por una oficina especializada, que por un lado monitoree el cumplimiento de este tipo de normas y que por otro, realice evaluaciones de impacto de las políticas de equidad laboral de género. También en el ámbito laboral se propone la creación de incentivos a los empresarios que contraten mujeres para desarrollar actividades “no tradicionales” (tareas habitualmente ejecutadas por hombres). Siguiendo en la línea de estimular e incentivar a las empresas que tengan una relación laboral “amigable” con las mujeres y con el enfoque de género, se recomienda incentivar a aquellas que ayuden a establecer organizaciones que tengan como misión fomentar la participación y presencia de las mujeres en el ámbito social. Por ejemplo, un tipo de organización sumamente valorada por las mujeres

www.chile21.cl • e-mail: chile21@chile21.cl

23


CHILE 21

de todos los estratos son aquellas que desarrollan trabajo de voluntariado, por lo tanto se recomienda profundizar y focalizar las actuales normas que van en dicha dirección. - Estimular una mayor presencia femenina en las organizaciones sindicales por medio del establecimiento de cuotas de género en sus directivas.

24

- Pluralizar las destinatarias de las políticas públicas por cuanto las mujeres participantes del estudio pertenecientes a estratos sociales altos y medios señalan sentirse desplazadas e ignoradas. Según ellas, estas políticas sólo se dirigen a mujeres de sectores que presentan mayores índices de vulnerabilidad socioeconómica. Si bien reconocen que los esfuerzos por aumentar la presencia de mujeres en los altos cargos del Ejecutivo es un avance, siguen viendo a las acciones públicas como distanciadas de la cotidianeidad de estos segmentos sociales. Se debe avanzar hacia una política pública que incorpore y reconozca las motivaciones y opiniones que identifican a las mujeres de estos grupos. - Estudiar que las postulaciones a los diversos fondos concursables tanto del nivel local, provincial y regional incorporen dentro de los criterios de evaluación mayores ponderaciones a propuestas de organizaciones que

www.fes.cl • e-mail: feschile@fes.cl

promuevan temas de participación de las mujeres en el ámbito social y político, así como también que incorporen dentro de sus equipos una alta presencia femenina y que tengan una trayectoria de trabajo con enfoque de genero, iniciativas que SERNAM ya está desarrollando. Se propone que otras reparticiones publicas, que asignan recursos vía concursos públicos, agreguen estos criterios. Además, debieran crearse instancias de consulta que aseguren el acceso a la información referida a estos tipos de concursos para que los procesos sean lo suficientemente transparentes. - Centrar los esfuerzos públicos tendientes a fomentar tanto la participación social como política, en acciones dentro del ámbito vecinal y comunal tanto en áreas urbanas como rurales. Estas acciones, gradualmente, deben avanzar hacia los demás niveles del Estado tales como los gobiernos provinciales y regionales. Una medida concreta en esta línea es lograr que todos los niveles del Estado incorporen dentro de sus planificaciones anuales proyectos y propuesta con enfoque de género. Al igual que los jóvenes, las mujeres perciben que las acciones emprendidas desde el Estado tendientes a mejorar e incentivar su participación política y social son distantes y lejanas de su ámbito local.


PROPUESTA PÚBLICA N˚11 • JUNIO 2008

Ambos grupos

Situación actual (nuevas realidades)

Demandas

Desafíos de la política pública

Percepción negativa de la política

Fin del abandono de la autoridad hacia ellos

Disminuir niveles de rechazo hacia la política

Bajos niveles de participación política

Opinión sea incorporada en la toma de decisiones

Aumentar la participación política de las mujeres y las y los jóvenes

Percepción positiva y conducta activa hacia la participación social

Mayor apoyo para causas sociales

Fortalecimiento del capital social

Mayor cobertura de la educación en todos los niveles

Educación de calidad

Regulación, Fiscalización y Financiamiento

Menores niveles de pobreza

Políticas que no sólo estén dirigidas “a los pobres”

Sin descuidar a los sectores más vulnerables, extender las políticas hacia estratos medios y alto

Aumento de la presencia femenina en cargos de representación política

Aumento y consolidación de la presencia femenina

Institucionalizar la paridad de género Provocar cambios culturales

Mujeres Discriminación y bajo nivel de presencia en el mercado laboral

Regulación sobre prácticas discriminatorias

Paternidad/maternidad provoca abandono de estudios

Se debe elaborar un sistema que permita compatibilizar los estudios con los roles de paternidad/maternidad

Facilitar el acceso y mantenimiento de los padres y madres jóvenes a la educación en todas sus etapas

Jóvenes que trabajan perciben menores ingresos

Más trabajo y mejores sueldos

Capacitación que permita a las y los jóvenes acceder a mejores empleos

Jóvenes

Facilitar la incorporación de las mujeres al ámbito laboral

www.chile21.cl • e-mail: chile21@chile21.cl

25


www.fes.cl • e-mail: feschile@fes.cl

Imagen de las y los jóvenes

Rol de la Institucionalidad

Cómo se entiende la participación

Principales Problemas y/o demandas

Temáticas

Homogénea

Individualistas

Actor relevante en el presente futuro, sino también el presente

Articulación y coordinación con otras instituciones que abordan temáticas relacionadas con los jóvenes

Asesor y técnico no ejecutor de programas

Diseño de política y no sólo implementación

Participación activa en el diseño e implementación de los programas

Proporcionar espacios de participación

Bajos niveles de participación

Desiguales dentro de la sociedad

Informar

Instalar la perspectiva de género en el accionar del gobierno

Coordinador de los esfuerzos públicos y privados

Mecanismos establecidos (institucionales) para facilitar y canalizar la expresión de sus demandas

Violencia

Educación

Empleo

Falta de herramientas, espacios y oportunidades

Dificultades para insertarse en el sistema político y económico

Mujeres

Diversos, heterogéneos pragmáticos

Como el “Futuro de Chile”

Solidarios

Discriminados por ser jóvenes

Individualistas

No tienen una imagen del Estado como facilitador

Sensación de desinterés autoridad hacia ellos

Poco conocida

Trasciende la política, en la cual la mayoría no está interesado

Cooperación, voluntariado en temas sociales específicos y, principalmente con objetivos claros y resultados de corto plazo e, idealmente inmediatos

“Los problemas son individuales”

Educación discriminante

Falta de información

Desigualdad

Machismo

Educación de calidad

Mujeres

Ha logrado “cosas”, pero lo que ha obtenido lo ha “ganado” por sí misma

Luchadora

Fuerte

Otorgan gran importancia a los municipios

La información que se entrega es insuficiente

En general, consideran que han existido avances

Desconocida

Participación en acciones sociales, más que políticas

Dispuestas a participar en causas que son consideradas importantes para ellas y, principalmente, para sus hijos

(Grupos)

(entrevistas encargados de programas)

Jóvenes

Demanda

Jóvenes

26

Oferta

CHILE 21


Desafíos

Falencias y/u Obstáculos de la institucionalidad

Opinión de la política hacia las y los jóvenes

Orientación de la oferta pública

Contar con instrumentos adecuados para poder capturar las demandas

Abordar e l tema laboral

Instalar perspectiva de juventud en el diseño de las políticas publicas

Fortalecer la Institucionalidad juvenil

Actualmente las demandas son cada vez más complejas y sofisticadas

Existe una brecha entre las necesidades de los sujetos y la política pública

Los instrumentos que existen resultan poco adecuados para conocer las demandas

Alejada de la imagen del joven como problema

Reactiva

Generación de información: Conocer a las y los jóvenes

Fomentar la asociatividad

Generar capacidades que les permitan valerse por si mismos

Flexibilizar los roles al interior de las familias

Entregar más información (diversos temas)

Profundizar en los programas de SERNAM temáticas que profundicen en los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres

Mejorar la educación

Mejorar los medios a través de los cuales se entrega la información

Incorporar su opinión a la toma de decisiones sobre temas que realmente los afecten

Es sólo para más pobres

Las políticas las sienten lejanas ellos, pues “siempre son para otros”

Alejada de sus intereses

Lo propio del Estado para los jóvenes es que se preocupe de la Educación

Alejadas de sus intereses

Desconocimiento de la oferta publica

Incorporar en las mallas curriculares de colegios y universidades la perspectiva de género

La política no está al margen del género, debe ayudar a tener más información acerca de la realidad que viven

Necesidad de realizar los esfuerzos por asumir que el tema de género cruza todos los quehaceres

Debe mejorar la sintonía entre los que toman decisiones y necesidades de los sujetos(as)

Disminuir prácticas discriminatorias

Diseñar, proponer y coordinar políticas, planes, medidas

Promover la igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres

Lograr cambios culturales: igualdad al interior del hogar

Superar la visión de “grupo de interés” que tienen algunos grupos de mujeres

Acción hacia la mujer basada en derechos: “mientras sigamos usando la palabra ‘ayuda’ van a seguir dándonos el mismo rol”

Desconfianza hacia los políticos y lo político, principalmente porque ven (a los políticos) que guían su actuar basados en su interés personal

Importantes para las mujeres

Alejada de los problemas

Necesaria, pero en la práctica es de “mala calidad”

Enfocada sólo a “salir de la pobreza”

Insuficiente

Mala calidad

Desconocida

PROPUESTA PÚBLICA N˚11 • JUNIO 2008

www.chile21.cl • e-mail: chile21@chile21.cl

27


CHILE 21

28

www.fes.cl â&#x20AC;˘ e-mail: feschile@fes.cl


Jóvenes y mujeres en Chile: Desafíos de la política pública frente a nuevas realidaes sociopolíticas  

Jóvenes y mujeres en Chile: Desafíos de la política pública frente a nuevas realidaes sociopolíticas

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you