Page 1

14 DE OCTUBRE DE 2008

LOS LATIDOS DE MI CIUDAD:

“Los Trapecistas” Una mirada a la situación de vulnerabilidad de los jóvenes de Ciudad Bolívar.

Luces, cámara y acción para los artistas de Bella Flor FUNDACIÓN BELLA FLOR Ofrecemos espacios de aprendizaje y diversión para que los niños de Bella Flor y Paraíso, Ciudad Bolívar, desarrollen capacidades y talentos, cultiven valores y adquieran hábitos que contribuyan a su formación como generadores de cambio de su vida y de su comunidad.

Sustentar las acciones en la realidad, la misión del Comité de Comunidad Ver más..... p. 5

III ENCUENTRO VOLUNTARIOS: Un encuentro para salirse de la caja. El objetivo fue hacer de esta actividad una experiencia diferente, proponiendo un espacio de reflexión y retos personales. Ver más ... p.4

VOLUNTARIO DEL TRIMESTRE

“MIRA, ES EL PROFE

GRINGO”

Samuel Riley. Entrevista p.3

La puesta en escena del 30 de agosto fue la primera prueba de fuego del club Bella Flor, la apuesta de la Fundación para lograr un mayor impacto en la vida de los niños; para mostrarles los talentos y el potencial que llevan dentro y que sólo espera una oportunidad para salir y brillar. La ilusión con la que comenzamos este proyecto el pasado 31 de mayo, día de la inauguración del Club Bella Flor, se transformó en una posibilidad tangible. Seguimos soñando, y nuestro sueño se ha hecho más certero. Ver más ... p. 2

PRODUCTOS BELLA FLOR DISPONIBLES YA Haz tu pedido conectate@bellaflor.org

EDITORIAL: DETRÁS DE ESCENA. p.6

PÁGINA 1


LUCES, CÁMARA Y ACCIÓN PARA LOS ARTISTAS DE BELLA FLOR María Camila Hernández y Danilo Guío A unas tres cuadras de la sede de la Fundación, en un recinto que alguna vez fue un comedor comunitario, sucedió algo que partió la historia de la Fundación Bella Flor en dos. Padres, maestros y voluntarios presenciaron un espectáculo lleno de música, arte, palabras, sonidos y movimiento. Oyeron sus canciones, gozaron con su baile, apreciaron sus obras de arte y fotografía. Lloraron, rieron. Se abrió para todos una ventana a través de la cual pudimos ver un futuro lleno de posibilidades para los 160 niños que se presentaron. Voces de esperanza y felicidad Lo primero que dice Gabriel Jiménez al presentarse es: “soy todo un artista”. Luego cuenta que tiene nueve años y que representó al toro rojo en una de las presentaciones del club de teatro. Apresurado –porque los niños saben lo valioso que es el tiempo- dice con seguridad: “Yo quiero ser cantante cuando grande”, de cualquier género, aunque lo que más le gusta es el reguetón. Su mamá, Vida Rojas, se emociona al recordar la presentación de su hijo y de todos los niños. “Lloré de felicidad” afirma muy orgullosa. Y no fue la única. La emoción fue incontrolable en algunos momentos, como por ejemplo en los bailes folclóricos del club de danza y la canción de música andina del grupo de música. Marisel Gutiérrez, mamá de Harold Andrés Romero, recuerda especialmente una de las actuaciones: “Me impactó una niña, una de las últimas que hablaba toda chistosa, una conejita o algo así”. Esa conejita era Geraldine Pijimur y su actuación fue digna de una futura estrella. Cada uno tuvo su instante favorito. Para Mónica Hernández, una de las voluntarias fundadoras, el mejor fue la presentación del club de danzas. “Cada club tuvo presentaciones hermosas, pero el que más me emocionó fue el club de danzas al que pertenezco. Varias veces tuve que contener las lágrimas… he visto a las niñas esforzarse por hacer pasos que

14 DE OCTUBRE DE 2008 para ellas no son sencillos. No cabía en mí misma por el orgullo que sentí ese día... ¡yo misma estaba nerviosa y ansiosa por las presentaciones! El avance es palpable. Al preguntarle a Cristian Mendoza qué es Stomp, contesta con toda seguridad: “Para mí stomp es una forma de divertirnos por la música, porque podemos sacar sonidos de cualquier parte de nuestro cuerpo y con palos y canecas”. El hizo parte del grupo de 22 niños que durante minuto y medio asombró a un público que no sabía nada de esta innovadora técnica de percusión. “El trabajo ha sido principalmente que los niños se contagien del ritmo, entiendan cómo funciona, cómo nos organizamos para entendernos, para coordinar. La respuesta ha sido buena, los niños ya entienden qué es el pulso”, asegura Juan Camilo Araoz, pofesor del Club de Stomp. Así como algunos niños ya saben cómo marcar un pulso, los que hacen parte del club de periodismo dominan el revelado de fotos. Manejan la técnica a la perfección, conocen los químicos necesarios y saben cuál es el tiempo adecuado de exposición a la luz. Su trabajo fue expuesto como en una galería, junto con las obras de los más pequeñitos, los del club de pintura. Estos niños de entre 3 y 5 años también han aprendido a manejar la plastilina, las pinturas y materiales de reciclaje. Como señala su profesor, Sebastián Jiménez, los niños han desarrollado la motricidad y entienden mejor las explicaciones. Además cuenta que los padres también han notado la diferencia: “Una mamá me comentaba que estaba sorprendida de cómo los niños han cambiado, que están más atentos y son más disciplinados”. El viaje es largo y lleno de sorpresas. Padres, voluntarios y niños seguiremos aprendiendo por el camino. Para algunos, la puesta en escena fue la culminación de un esfuerzo, una recompensa, una confirmación; para otros, fue el descubrimiento de una nueva razón para soñar. Tal es el caso de Juan Camilo Albarrán, quien subió ese día por primera vez: “¿Qué encontré? sueños compartidos, un recuerdo memorable, una conciencia diferente de nación y la seguridad de que una ilusión nos puede hacer libres así sea por un instante”. PÁGINA 2


14 DE OCTUBRE DE 2008

ENTREVISTA A SAMUE RILEY: “MIRA, ES EL PROFE GRINGO” María Camila Hernández buen ambiente y trabajadores y voluntarios dedicados, y sobre todo, los niños y adolescentes eran muy amables. ¿Cómo colaboras con la Fundación? Hemos empezado este semestre un club de inglés, The Beautiful Flower English Club. Los jueves por la tarde tenemos dos grupos, uno con jóvenes entre 11 y 13 años y otro con más chiquitos, entre 8 y 11. Jugamos, aprendemos pero no estudiamos. La idea es disfrutar el inglés y aprender con este modelo. Cada persona puede traer su tarea y lo ayudamos a hacer su tarea para pasar inglés. Con los dos gruSamuel Riley, más conocido como Samy, viene desde pos estamos trabajando para realizar un libro con muy lejos. Este camarógrafo nació en una pequeña historias en inglés y fotos sobre el barrio. Cuando ciudad de la costa de Australia llamada Adelaide. podemos, tenemos invitados a los grupos para ayu“Soy costeño”, dice, tranquilo y relajado como los dar con la enseñanza de inglés, y en el futuro especosteños de aquí. ramos tener turistas y visitantes interesados conoPero mientras que él se considera tranquilo, su vida ciendo la Fundación a través el club de inglés. muestra que es también un aventurero enamorado Los martes por la tarde tenemos un grupo de adodel trabajo social. En los cuatro años que lleva fuera lescentes que no pertenecen a la Fundación pero de su país ha trabajado como voluntario en un colenecesitan ayuda para pasar inglés en el colegio. gio del Himalaya, India, en Escocia con adolescentes ¿Qué es lo que te motiva a estar en la Funday en Cartagena en un programa de alfabetización. ción? Allí vivió cuatro meses y aprendió español. Samy ha A mi me gusta trabajar con niños y jóvenes, no sé comenzado la tarea de darle a los niños de la Funpor qué, tal vez porque son más interesante que los dación Bella Flor una herramienta vital para tener adultos. Y darles mi tiempo significa mucho, pero es más oportunidades: un nuevo idioma, una nueva como un intercambio, porque yo también aprendo forma de nombrar el mundo. muchísimo de mis estudiantes en Bella Flor; sobre el ¿Por qué viniste a Colombia? No sé. No me gustó el clima de Escocia, ocho meses de invierno con nieve y todo. Quería vivir donde pudiera hablar otro idioma. Entonces conocí un filmista colombiano en un festival en Holanda y me pareció buena gente. Además, Colombia me pareció muy interesante, misteriosa. Nadie sabía nada de ella. Y yo quería saber. ¿Cómo llegaste a la Fundación Bella Flor? Ese filmista es el gran amigo de Rodrigo Aldana, el líder del Comité de Recursos. Rodrigo planteó la idea de hacer un documental sobre la Fundación y me invitó a venir algunos sábados para grabar el documental. La Fundación me pareció muy buena, con un

mundo, sobre ellos, sobre Colombia. Me gusta el intercambio que hacemos. ¿Qué es lo más especial que has vivido en la Fundación Bella Flor? Pues, la mayoría de los momentos son especiales. Tal vez uno fue cuando volví a la Fundación después de vacaciones y un niño gritó: “¡Mira, es el profe gringo!”. Me sentí aceptado por los niños, conocí mi rol, mi lugar. Otro momento fue la puesta en escena, ya que aunque no estuve en el show porque tenía clase en el centro, vi a todos los niños y adolescentes de la Fundación en el edificio, preparándose, comiendo pizza, con todos los voluntarios y trabajadores, todos ayudando a todos y trabajando juntos. PÁGINA 3


14 DE OCTUBRE DE 2008

UN ENCUENTRO PARA SALIRSE DE LA CAJA

Diana P. García El pasado 3 de agosto tuvo lugar el III Encuentro de Voluntarios de la Fundación Bella Flor. Desde su planeación, en el comité de Voluntarios tuvimos como objetivo hacer de este encuentro una experiencia diferente, proponiendo un espacio de reflexión y retos personales. La tarjeta invitaba a eso, a aceptar el reto, a salirse de la caja, a trabajar en equipo… y en conjunto con Retos y Talentos (Consultores en Educación Experiencial) tuvimos un domingo diferente de aprendizaje y reflexión. Poco a poco fueron llegando los voluntarios confirmados al punto de encuentro en la Autopista norte, muy temprano porque debíamos ir hasta Ubaté, lugar donde Retos y Talentos tiene un espacio al aire libre para este tipo de eventos. Después de los saludos y ponerle caras a algunos nombres, nos pusimos los esquís. Se crearon dos grupos. Cada uno tenía unas tablas de madera y unos lazos con los que debía atravesar un terreno. Este fue el primer ejemplo de la cantidad de líderes que existen en la Fundación Bella Flor, donde cada uno propone sus ideas pero a veces cae en el error de no oír a los demás. Luego el reto fue más grande. Teníamos que atravesar el mismo terreno, pero ahora atados de los tobillos formando una gran fila; además, unos mirando hacia el frente, otros hacia atrás. Risas, caídas y descoordinación, hasta encontrar un paso miniatura que nos permitió llegar a la meta. Después, otra vez todos atados en los tobillos, pero esta vez mirando hacia el frente… caminando hacia el mismo lado, con un objetivo común, es más fácil llegar a la meta. Al final de la mañana recordamos nuestra niñez, o por lo menos eso intentamos. La meta era que todo el grupo lograra saltar el lazo y pasar al otro lado, sin equivocaciones. Aunque no lo logramos, el intento nos enseño que somos un equipo, y la meta es de todos y para todos. Después del almuerzo, la siesta, el picadito y la tradicional foto del encuentro, jugamos con la telaraña, sus normas, su complejidad, y la necesidad de la participación de todos. Esto incluía confiar en nuestros compañeros, en su capacidad de levantarnos y ayudarnos a atravesar la telaraña. Finalmente, terminamos con una "Jenga" gigante, que simbolizaba nuestro proyecto de vida, que debemos tener claro si queremos guiar a otros en Agradecemos a Retos y Talentos su proyecto. Y así, poco a poco, con el trabajo de cada uno construimos una torre gigante, con los aportes de todos a la Fundación: sueños, tra- por su donación a los voluntarios bajo, compromiso, acción, conocimiento, perseverancia y pasión. de la Fundación Bella Flor.

Es un ensamble de niños miembros de la Fundación Bella Flor que en asociación con TEKEYÉ presentarán por 60 minutos un show que mezcla la imaginación con la ilusión, la improvisación con el conocimiento, la sencillez con la versatilidad y la inocencia con la experiencia. Un viaje que nos hará olvidar la realidad que conocemos para ver una forma diferente de soñar, de intentar, de ensayar, repetir y tal vez de entender que todos podemos compartir un gran sueño de alto im pacto.

UN SUEÑO DE ALTO IMPACTO DICIEMBRE 15 PÁGINA 4


“LOS TRAPECISTAS” Carolina Guzmán

14 DE OCTUBRE DE 2008

El pasado 5 de octubre, el diario El Espectador publicó en su edición impresa un reportaje de jóvenes en Ciudad Bolívar, quienes reciben el nombre de "trapecistas" por vivir en peligro de muerte, reclutamiento, drogadicción y pandillas. Bella Flor, Paraíso y Alto de Quiba, son barrios que albergan trapecistas con pocas oportunidades de terminar el bachillerato, ingresar a la educación superior o encontrar un trabajo digno; donde la presencia de grupos al margen de la ley y de limpieza social sigue perturbando el ambiente. Según un habitante de la localidad, entrevistado por El Espectador: "aquí todavía los 'paracos' aparecen en las noches y el que comente algo tiene que perderse. Las pandillas se agarran a bala seguido, las bandolas extorsionan a comerciales y buseteros, y vienen camionetas con vidrios oscuros buscando atracadores y viciosos". Además de la presencia de estos actores, existe otra problemática en los hogares: "muchos de los padres de los trapecistas son atracadores, jíbaros y en algunos casos las mamás ejercen la prostitución". Este deterioro social no sólo ha llevado a que cada mes mueran cuatro jóvenes, algunos como consecuencia del suicidio, sino que ha originado una búsqueda desesperada por otras opciones de vida. Diferentes actores se aprovechan de esta situación y ofrecen trabajos en lo legal o en lo ilegal: "están haciendo esas ofertas de trabajo y si a los jóvenes les interesa, los esperan en la terminal de transporte", según informó el alcalde de la localidad Edgar Orlando Herrera a este mismo diario. Si quiere saber más sobre esta noticia: http://www.elespectador.com/impreso/judicial/articuloimpreso-los-trapecistas?page=0,0

SUSTENTAR LAS ACCIONES EN LA REALIDAD, LA MISIÓN DEL COMITÉ DE COMUNIDAD Luz Ángela Rodríguez Hace seis años la Fundación Bella Flor nació inspirada en el sueño de mejorar la vida de un grupo de niños y niñas del barrio Bella Flor. Algunos estudios han identificado las condiciones socioeconómicas de Bella Flor como muy por debajo del promedio de la ciudad, e incluso por debajo del promedio nacional. La comparación de algunos indicadores con base en dos encuestas realizadas en el barrio, una en el año 2000 y otra en 2003, indica un aumento en el porcentaje de hogares por debajo de la línea de pobreza (de 97% a 98%) y de la línea de indigencia (de 64%a 82%). Una de las posibles explicaciones de este deterioro de las condiciones de vida puede ser el hecho que Bella Flor es un barrio altamente receptor de población, teniendo en cuenta que el 26,6% de la población del barrio llegó en los últimos cinco años. A pesar de estas difíciles condiciones, en el barrio se han configurado redes de apoyo social, que como la Fundación Bella Flor, han desarrollado diferentes actividades en beneficio de la comunidad. Con el fin de lograr un mayor alcance y efectividad de nuestras acciones, nace el comité de comunidad, cuyo objetivo es reconocer las necesidades específicas de nuestros niños y niñas, sus condiciones especiales de vulnerabilidad y sus oportunidades, así como las expectativas de las familias respecto a las acciones de la Fundación. Igualmente, se busca conocer las otras organizaciones que operan en el barrio, sus acciones y las posibles articulaciones que podemos establecer con ellas, para darle mayor alcance a la Fundación Bella Flor y no replicar acciones. Para lograr estos objetivos, el comité de comunidad está adelantando un proceso de recolección y análisis de información. Entre noviembre y diciembre se realizará la primera encuesta a los hogares, en la que se busca medir variables de vulnerabilidad y condiciones socioeconómicas, con el fin de fortalecer las estrategias de la Fundación, tanto en las acciones hacia los niños en su rol de generadores de cambio, como en la articulación de acciones con otras organizaciones.

¿Te gustaría hacer parte del equipo?. ¡Escríbenos! voluntarios@bellaflor.org

PÁGINA 5


14 DE OCTUBRE DE 2008

EDITORIAL: DETRÁS DE ESCENA Liza Guzmán Sábado 30 de agosto, la ciudad empieza un fin de semana como cualquiera. Habrá cometas, parques y televisión como siempre. En Ciudad Bella Flor es el día cero. Después de una cuenta regresiva de 83 días, por fin llegó la puesta en escena del Club, y en tres horas de show, la Fundación Bella Flor pone a prueba su último invento. Habíamos sido testigos del trabajo de los clubes y sabíamos de qué se trataría su primera demostración ante un público exigente de padres ansiosos e invitados expectantes. Pero nunca nos imaginamos salir tan sorprendidos. Poner 160 niños y niñas en escena por primera vez era todo un reto. No sólo por las 20 pizzas, los 10 metros de plástico de colores, las sesiones de maquillaje, las 50 invitaciones a padres y amigos, la decoración del escenario, sonido luces y acción; también porque sabíamos que detrás de nuestro maestro de ceremonias, había varios de nuestros jóvenes artistas que aún faltando tres horas para el show, no lo creían posible. - ¿Vamos a bailar con faldas de verdad, profe? - Profe yo creo que a mi se me olvida lo que voy a decir… - ¿Profe y esa maquinita es que van a sacar película y todo? -¿Profe me puedo echar de todas las escarchas o sólo una? -Profe sáqueme una foto cuando esté adelante ¿si? -¡Pero seguro profe! ¿y me la da en papel para pegarla en el corcho de la Fundación? Y vienen nuestras promesas. -¡La falda es de verdad porque vas a ser una bailarina profesional! -Nada se te va a olvidar, ¡confía en ti y verás! -¡Claro que habrá película! - ¡Tenemos que tener grabada tu presentación porque va a estar buenísima! - La escarcha es tuya, échate toda la que necesites para sentirte lista - ¡Te tomaré más de una foto para que todos te vean, reconozcan y sepan que tú eras el mejor del show de stomp! Y mientras tanto, nuestro sistema nervioso a punto del colapso, y pidiendo al universo que alineara astros a la fuerza, para que no sólo ese 30 de agosto los niños de Bella Flor se demostraran a sí mismos -y a sus padres- que su potencial está en formación, que tienen habilidades y talentos y que definitivamente no son cualquier niño, sino que el elixir del triunfo que ese día probaban, se grabara en su memoria y se convirtiera en impulsor de vida. ¡Todo parece indicar que hubo una alineación perfecta!

¿Quieres ser padrino de nuestros niños? Click AQUÍ

Agradecemos a nuestros donantes de este trimestre: Ícono Urbano, Serinpet Ltda y Retos y Talentos. PÁGINA 6


Ciudad Bella Flor 2  

Boletín de noticias de la Fundación Bella Flor

Advertisement
Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you