Page 1

8 Y 9 DE JUNIO, LEVANTAR LAS BANDERAS Y CONTINUAR LA LUCHA. “La memoria salva, escoge, filtra, pero no mata. La memoria y el deseo saben que no hay presente vivo con pasado muerto, ni habrá futuro sin ambos.” (Carlos fuentes). Durante mucho tiempo han perdurado los recuerdos de hechos influyentes dentro del movimiento estudiantil colombiano, como lo fue el 8 de junio de 1929, fecha en la cual cae el estudiante Gonzalo Bravo Pérez primer estudiante asesinado por la policía en el país , cuando se encontraba dentro de la movilización contra “la Rosca”,movilización que era parte de una lucha contra un gobierno corrupto y fascista, que luego de una ardua agitación y posteriormente la muerte Gonzalo Bravo Pérez lleva a la renuncia de gran parte de los integrantes de “la rosca” y al lado de ellos el alcalde de Bogotá , y así poco después la caída régimen conservador. Siendo el carácter político de la memoria un espacio de lucha en el cual se decide que debe imperar como medio para construir un futuro, entonces, recordar hoy a los estudiantes y a las victimas atropelladas por el gobierno, también implica tener memoria de los proyectos políticos y el trabajo que llevó a los logros conseguidos, desde la construcción, la movilización y unidad. Y aunque es traer recuerdos de días fatales, es también entrar en una forma de conciencia de compromiso que tenemos como estudiantes, con la educación pública y con la sociedad, hoy nuestro deber es tomar la batuta desde las aulas, en la universidad entendiendo esta como un centro de debate, y construirnos como pensadores críticos y así asumir nuestro papel en la construcción de un país mejor. Con la continuación de las justas luchas, memoramos a los estudiantes caídos en ellas, porque con el trabajo y la semilla que cada uno colocó en su momento, el movimiento estudiantil ha avanzado. Si bien se han alcanzado victorias, cada victoria ha implicado esfuerzo, trabajo y sacrificio y en ocasiones este sacrificio ha implicado la muertes de jóvenes estudiantes que nos dejaron su legado y sus ganas de luchar, estas batallas se desarrollaron gracias a él granito de arena de cada uno de ellos aporto a la construcción de un movimiento estudiantil consecuente con sus ideas y revolucionario. Por esa razón, fechas como estas deben ser recordadas no solo como hechos cronológicos sino también como tiempos de luchas importantes para la construcción de una Colombia diferente, llevar nuestra memoria a ese tiempo nos servirá para reflexionar, para consolidar el trabajo que se da en este momento y que debe ser para edificar un país, democrático, anti-fascista, anti-imperialista. Un país del pueblo y para el pueblo.

8 Y 9 DE JUNIO, LEVANTAR LAS BANDERAS Y CONTINUAR LA LUCHA.  

comunicado de conmemoración del día del estudiante caído

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you