Issuu on Google+

Congreso Latinoamericano y Caribeño de Estudiantes, CLAE Ponencia presentada por la FUN Comisiones MODEP, Colombia Quito Ecuador, noviembre de 2007 VIGENCIA DE LA AUTONOMÍA UNIVERSITARIA La Autonomía Universitaria es uno de esos conceptos que permanentemente es invocado en América Latina sobre todo en los momentos de crisis de la idea misma de universidad. Estamos sin duda alguna en uno de esos periodos críticos, en un momento histórico en que arrecia en algunos países con gobiernos antidemocráticos y de derecha en América Latina, una bien planeada ofensiva para reestructurar estados y hacer de las universidades poco menos que empresas prestadoras de servicios al mejor postor. Breve recorrido por la autonomía. Desde el inicio mismo del concepto de universidad este vino indisolublemente ligado al de autonomía, a la irrenunciable necesidad que fuera un centro de debate de ideas, de constante conflicto, de libre expresión, en el que todo quehacer pudiera manifestar los diferentes puntos de vista respecto a la realidad, pero el mayor grado posible de independencia respecto al punto de vista y los intereses políticos y económicos del estado (y las clases dominantes que en cada momento se veían representadas en él). En esencia todas las luchas que se han dado a través de la historia por la defensa de la universidad han pasado por la defensa de la autonomía, esto lo demuestran los movimientos por la Reforma Universitaria que se dieron en la segunda década del siglo pasado en la universidad de Córdoba (Argentina) y que rápidamente se propagaron por toda América Latina, lucha por derrotar el confesionalismo y el oscurantismo que dominaban los claustros, y cuyos postulados cardinales eran “primero: la intervención de los alumnos en el gobierno de las universidades y segundo: el funcionamiento de cátedras libres, al lado de las oficiales, con idénticos derechos, a cargo de enseñantes con acreditada capacidad en la materia”1 A partir del 1918 los postulados de la reforma argentina le dieron una proyección decisiva al Movimiento Estudiantil colombiano, haciéndose sentir dentro y fuera de los claustros, batiéndose por un lado para evitar la ingerencia del gobierno antinacional y antidemocrático que se empeñaba en imponer sus corrientes filosóficas a la universidad y por el otro interpretar y ligarse más concretamente a la realidad social que se vivía por ese entonces. A partir de la década del 60 un nuevo concepto entró a golpear fuertemente la esencia de la universidad, El Orden Público, sofisma según el cual la autonomía puede aceptarse siempre y cuando no de pie para que se amenace el sosiego y la paz. Amparados en esto la administración de Lleras Restrepo (irónicamente antiguo presidente del tercer Encuentro Nacional de Estudiantes de MARIATEGUI, José Carlos El proceso de instrucción pública. Reforma universitaria. Ideología y contradicciones. 1

Federación Universitaria Nacional FUN-Comisiones

MODEP, Colombia

Movimiento por la Defensa De Los Derechos Del Pueblo MODEP, Colombia

Email: funcomisiones@hotmail.com

Blog: http://funcomisiones.blogspot.com


Congreso Latinoamericano y Caribeño de Estudiantes, CLAE Ponencia presentada por la FUN Comisiones MODEP, Colombia Quito Ecuador, noviembre de 2007 1928) comenzó por desconocer la representación estudiantil y por intimidar al profesorado, la fuerza pública fue autorizada a penetrar en el campus y por consiguiente reducida hasta niveles aberrantes todas las libertades de expresión, organización, movilización, de cátedra y de pensamiento. Esta misma contienda por la defensa de la universidad y su vinculación con la realidad nacional se mantuvo en constante efervescencia hasta la década del 80, cuando se le asentaron duros golpes al movimiento estudiantil y por consiguiente a la universidad, propiciando, como lo preveía Gerardo Molina en el 68, que “con el fin de conservar el orden en ella, formar un estudiante sin iniciativa, neutral en la política, sensible a los reflejos de la autoridad y consagrado a los cuadernos. La frágil autonomía no puede impedir el paso de las cohortes que reparten la - “nueva cultura”- “2 No solo en Colombia, en Latinoamérica se han aplicado planes similares manifestados en la tendencia a la privatización y mercantilización de las universidades. Este planificado nivel de despolitización y desmovilización es el que ha permitido el avance de políticas para controlar y subyugar la universidad, para mostrar la autonomía como un “dinosaurio”, una reivindicación para nostálgicos de épocas ya pasadas que ninguna aplicación práctica tienen en la actual realidad globalizada. La Autonomía Universitaria hoy. El análisis de la universidad no se puede limitar a una simple mirada de sus tensiones internas, abstraer a la universidad de la compleja y cambiante realidad nacional e internacional en que se mueve, y concebirla como una burbuja interesada únicamente en defender su independencia – deviniendo la autonomía en autismo - . En naciones como Colombia el diseño de las políticas educativas (como el resto de políticas) no es soberano, a lo largo de la historia las reformas educativas han coincidido con los periodos en que los países imperialistas y sus corporaciones transnacionales han necesitado aumentar su injerencia para extraer ganancias de manera más sistemática, para saquear nuestros recursos y fuerza de trabajo y ahora viendo como botín económico a la Educación superior. Entonces para poder viabilizar esto orientan toda una serie de lineamientos y “recomendaciones” que los gobernantes de turno viabilizan dócilmente. Lo que hace décadas se materializó en la misión alemana, el Plan Atcon y la ley 80 del 80, la misión de ciencia y tecnología, renace y se proyecta con Alvaro Uribe Vélez con su mal llamada Revolución educativa y por medio de visón Colombia 2019 y trayendo consigo propuestas de reformas académicas, administrativas e institucionales.

2

MOLINA. Ibid

Federación Universitaria Nacional FUN-Comisiones

MODEP, Colombia

Movimiento por la Defensa De Los Derechos Del Pueblo MODEP, Colombia

Email: funcomisiones@hotmail.com

Blog: http://funcomisiones.blogspot.com


Congreso Latinoamericano y Caribeño de Estudiantes, CLAE Ponencia presentada por la FUN Comisiones MODEP, Colombia Quito Ecuador, noviembre de 2007 Hoy se nos quiere hacer ver la Autonomía Universitaria justificable solo en un contexto internacional, lo cierto tras esta afirmación es que no hay documento del Banco Mundial o del Fondo Monetario Internacional cuyas recomendaciones no sean acogidas como política oficial tanto en Colombia como en la mayoría de países Latinoamericanos. Con sorprendente similitud se repiten las mismas fórmulas salvadoras de la educación, entre ellas: 1. Transformar el estado de garante y canalizador de esfuerzos educativos, en regulador y superintendente inquisidor, regulación que a su vez se establece en función de criterios de mercado. 2. Creación de estándares de calidad y sistemas internacionales de rendición de cuentas, así como la creación de órganos suprauniversitarios centralizados, de poder total en la definición y aplicación de políticas educativas. 3. Tecnificación de la educación buscando satisfacer los requerimientos del sector productivo y vinculándose de manera más efectiva al aparato productivo (obviamente manejado por ellos) 4. Privatización y restricción del presupuesto dando prevalencia a los programas y proyectos de investigación que demuestren pertinencia respecto a las necesidades de la política económica neoliberal, poniéndonos en una mercantil lucha por estímulos. Pero al momento de pretender aplicar todo esto se encuentran con un obstáculo, con un grado de respeto por la autonomía universitaria que no permite que las autoridades puedan responder a las presiones externas, encuentran una “debilidad” de los gobiernos en su trato con las universidades públicas que limita el “mejoramiento de la eficiencia”. “No es casualidad que los rasgos de la universidad que propone el Banco Mundial arranque precisamente de la cuestión del poder dentro de las instituciones de educación superior. En este sentido, esta institución bancaria analiza correctamente que para llegar a cualquier cambio respecto a quien debe tener acceso al conocimiento en la universidad, y que debe conocerse en ella, es necesario comenzar planteando la cuestión del poder dentro de la misma”3 Entonces, como lo analizaba el profesor mexicano Hugo Aboites, si el concepto de universidad está indisolublemente ligado al de autonomía, ¿Significa esto que estamos al final de la experiencia latinoamericana de universidad?. La conclusión la debe asumir cada uno.

ABOITES, Hugo. Ponencia: El fin de la autonomía y el principio del nuevo cogobierno. Universidad Autonoma Metropolitana de Xochimilco. 1996 3

Federación Universitaria Nacional FUN-Comisiones

MODEP, Colombia

Movimiento por la Defensa De Los Derechos Del Pueblo MODEP, Colombia

Email: funcomisiones@hotmail.com

Blog: http://funcomisiones.blogspot.com


Congreso Latinoamericano y Caribeño de Estudiantes, CLAE Ponencia presentada por la FUN Comisiones MODEP, Colombia Quito Ecuador, noviembre de 2007 “Creo que debe preocuparnos que las universidades dejen de ser patrimonio de la sociedad y comiencen a ser vistas como entes esencialmente ajenos a sus grandes preocupaciones [sus grandes necesidades], apéndices culturales de gobiernos y corporaciones [con intereses económicos que ya conocemos]4 Miremos por ejemplo la irónica coincidencia entre el carácter tripartita propuesto por la Reforma de Córdoba para la dirección de la universidad entre directivos, egresados y estudiantes, en el marco de la libertad de cátedra, de aprendizaje y de pensamiento; y por otro lado pensemos en la actual realidad de dirección de la universidad entre directivos, miembros del gobierno y representantes del “sector productivo”, en el marco de la productividad académica, la lucha por estímulos y el conocimiento en un supuesto mundo globalizado. Y ante este panorama ¿Qué queda por hacer? Existe una realidad concreta y palpable que debemos dar a conocer, no solo en las políticas generales decretadas por el gobierno sino al interior de cada una de nuestras universidades. A modo de ejemplo “tenemos el caso de la Universidad Nacional en donde la empresa privada tiene incidencia directa con un representante permanente en el CSU, o donde esta misma tiene instalaciones y oficinas sin que se les cobre un solo peso, como son muchas de las de los bloques del Camilo Torres, o el mismo convenio entre Cafam y la universidad. ... Igualmente la venta de investigaciones y servicios de que se enorgullece la universidad, al tener clientes como la Fundación Ford, la Fundación Rockefeller y hasta el Banco Mundial, aplicando la lógica del que tiene paga y convirtiendo a la misma educación en una relación costo/beneficio siendo los estudiantes su producto, excluyendo las necesidades de esas personas o comunidades que son el verdadero sustento del país”5 Como vemos, “los criterios que históricamente la comunidad académica ha considerado pilares de una reforma científica y democrática recobran hoy plena vigencia” 6. Pero en todo este panorama sobrevive un hecho anómalo, el descenso del interés por esa reivindicación en el grueso del estudiantado y la manera poco estructurada y contundente con que la mayoría de organizaciones estudiantiles hemos asumido su defensa. Las concepciones reduccionistas van y vienen de extremo a extremo. Por un lado los que asumen (de manera acertada) que la autonomía universitaria no se logrará sino hasta cuando el estado ABOITES. Ibid. Folleto Banco Mundial y Universidad. Recopilación hecha por representantes estudiantiles de la facultad de ingeniería UN Bogotá. Agosto de 1999. 6 PARDO, Miguel Antonio. El neoliberalismo y la política económica de los noventa. Revista Javeriana. No 633 4 5

Federación Universitaria Nacional FUN-Comisiones

MODEP, Colombia

Movimiento por la Defensa De Los Derechos Del Pueblo MODEP, Colombia

Email: funcomisiones@hotmail.com

Blog: http://funcomisiones.blogspot.com


Congreso Latinoamericano y Caribeño de Estudiantes, CLAE Ponencia presentada por la FUN Comisiones MODEP, Colombia Quito Ecuador, noviembre de 2007 cambie de carácter, es decir, que una universidad democrática solo será posible en una sociedad verdaderamente democrática. Si bien se comparte este planteamiento, no podemos verlo de manera mecánica y olvidar nuestras necesidades y posibilidades actuales; reivindicar cierto grado de autonomía (el mayor que podamos) es la manera que tenemos de generar una nueva visión de la realidad, de aprender y ganar experiencia en medio de la movilización y convertirnos en agentes que aceleren el tan necesario cambio. En el otro extremo están los que entienden la autonomía como una mayor participación (numérica) de estudiantes en los órganos de dirección, como la no militarización de la universidad o la asignación de una mayor cuota presupuestal. Sabemos que cualquier aparato de participación puede montarse por decreto pero sin autoridad y sin poder de decisión, la no militarización es un factor básico pero no la garantía de un ambiente democrático y autónomo, y la asignación presupuestal no significa de por sí que los contenidos académicos estén acordes con las necesidades más sentidas de la nación. La Autonomía Universitaria como producto de la síntesis del momento los estudiantes continua siendo uno de los pilares de la lucha del movimiento estudiantil, y sigue teniendo vigencia, pero es preciso enmarcarla en la nueva condición, en la actual arremetida por la transnacionalización de la economía y la cultura, en donde garantizar un verdadera Autonomía Universitaria se convierte en la es la posibilidad de garantizar la esencia de la universidad como centro académico de debate, donde se permita la expresión de las diferentes concepciones del mundo, corrientes teóricas y puntos de vista, buscando que sus estamentos al interior decidan el rumbo de la Universidad en lo académico, político, y administrativo. Para la FUN-Comisiones- MODEP, se convierte en la posibilidad de incidir con nuestro proyecto de Universidad. Los postulados de la Autonomía Universitaria siguen siendo vigentes, defenderla como un derecho constitucional y legítimo de las universidades debe ser parte del programa del movimiento universitario, es así como la FUN- Comisiones ha sintetizado y desarrollado 8 aspectos en los que se inscribe la Autonomía Universitaria: •

FINANCIACION DE LA EDUCACION

Nuestra lucha es porque el Estado asuma su responsabilidad de financiar totalmente la educación pública y estatal, avanzando hacia la gratuidad de la enseñanza, como reivindicación vigente y una exigencia al Estado de restituir lo aportado en impuestos y trabajo por el pueblo. En la educación ofrecida por el sector privado la exigencia debe ser por la financiación parcial como política de subsidio a los estudiantes de estas instituciones, fuera de la lógica de la competencia por recursos entre instituciones estatales y privadas, y sin que esto se convierta en el desentendimiento de la responsabilidad que tiene el Estado de garantizar el funcionamiento de las instituciones publicas y Federación Universitaria Nacional FUN-Comisiones

MODEP, Colombia

Movimiento por la Defensa De Los Derechos Del Pueblo MODEP, Colombia

Email: funcomisiones@hotmail.com

Blog: http://funcomisiones.blogspot.com


Congreso Latinoamericano y Caribeño de Estudiantes, CLAE Ponencia presentada por la FUN Comisiones MODEP, Colombia Quito Ecuador, noviembre de 2007 estatales. Al contrario lo que se debe buscar es reducir el alto porcentaje de ofrecimiento privado como forma de oponerse a la privatización y elitización, permitiendo la reducción en los costos de matrícula. La financiación estatal tiene varias implicaciones: • •

Garantiza el ejercicio real de la Autonomía Universitaria, restringiendo a las multinacionales, sectores privados y clientelistas, con intereses particulares, de incidir sobre los contenidos y orientaciones de la docencia, investigación y extensión. Garantiza el acceso y permanencia de los colombianos en la educación superior, porque permite desarrollar un Bienestar Universitario que brinde garantías de calidad de vida (vivienda, salud, alimentación, etc) además de recreativas y culturales de los estudiantes provenientes del campo y la ciudad. Hace parte de garantizar la calidad en las instituciones de Educación Superior, dotándolas con la infraestructura, planta docente y demás recursos necesarios.

Además de la exigencia de financiación estatal el movimiento estudiantil debe velar por el cumplimiento, ejecución transparente y adecuado del presupuesto de las universidades, no permitiendo que estos recursos sean malversados y utilizados para generar corrupción y despilfarro, contrario a esto que se destine principalmente al funcionamiento e inversión de la academia. •

LIBERTAD DE CATEDRA

Garantiza que los profesores sean libres de expresar y desarrollar diferentes enfoques teóricos, metodológicos, pedagógicos y sus planteamientos políticos acerca de la educación, los problemas de la nación y las posibles salidas a estos, donde el currículo además de contemplar contenidos programáticos mínimos de los cursos, permiten generar espacios para el debate, la controversia y la ampliación de los conocimientos por parte de los estudiantes, que ligue de forma coherente la generación de conocimiento con el contexto social y político, haciendo necesario el desarrollo de debates y propuestas como cursos, líneas de investigación y programas de extensión que permitan construir una corriente de Pensamiento Nacional y Democrática. •

LIBERTAD DE ASISTENCIA

La libertad de asistencia para los estudiantes va acompañada de la generación de individuos con responsabilidad crítica frente a su proceso de formación académica, con criterios para disentir de la opinión de sus docentes, en la libertad de asistencia y el derecho a escoger las asignaturas de acuerdo a los contenidos, metodología y profesores que considere pertinentes sin que esto Federación Universitaria Nacional FUN-Comisiones

MODEP, Colombia

Movimiento por la Defensa De Los Derechos Del Pueblo MODEP, Colombia

Email: funcomisiones@hotmail.com

Blog: http://funcomisiones.blogspot.com


Congreso Latinoamericano y Caribeño de Estudiantes, CLAE Ponencia presentada por la FUN Comisiones MODEP, Colombia Quito Ecuador, noviembre de 2007 desconozca los contenidos necesarios para su formación. Es también la posibilidad de optar por otras formas de adquisición del conocimiento de manera extracurricular como seminarios, tutorías, conferencias etc. •

LIBERTAD DE INVESTIGACIÓN

Los estudiantes y profesores debemos tener la posibilidad de escoger libremente temas de investigación por lo cual la universidad debe brindar las garantías para su desarrollo. Esta debe permitir a los estudiantes y profesores que el aporte teórico y material que arrojen los estudios de las distintas disciplinas no esté orientado hacia los intereses imperialistas y las clases dominantes; es decir, y que en las universidades el criterio fundamental para la definición del qué y cómo se investiga no sea el de los recursos que esto genere, sino que dicho aporte esté primero al servicio de la ciencia, el desarrollo nacional y el beneficio de los sectores populares. Por eso proponemos que en las universidades se desarrollen líneas de investigación en áreas que contribuyan al desarrollo humano y material de la nación como un aporte a la construcción de un gobierno democrático popular. El conocimiento obtenido de dichas líneas de investigación debe permitir: • •

Conocer las raíces de nuestro atraso y opresión ubicando los blancos para lograr una sociedad verdaderamente justa. Aprender de las masas populares, de sus luchas, costumbres y cultura; rescatando sus desarrollos en las ciencias, la medicina, las ciencias de la tierra, los elementos más avanzados en música, teatro y cultura, entre otras; dándoles el valor científico y cultural que tienen en búsqueda de una nueva cultura. Desarrollar planteamientos ligados con la realidad en las diferentes áreas y disciplinas del conocimiento, todos en función del desarrollo soberano de la nación y los intereses del pueblo.

• LIBERTAD DE EXPRESIÓN ORGANIZACIÓN Y MOVILIZACIÓN El movimiento estudiantil se ha forjado en medio de la movilización y con esta es que ha conquistado sus reivindicaciones a lo largo de la historia. La conquista de las libertades de expresión, organización y movilización, da la posibilidad de plasmar con hechos y palabras el inconformismo, de construir ideas y propuestas diferentes frente a la educación y la situación del país, en últimas, permite que la universidad sea un centro académico de debate.

Federación Universitaria Nacional FUN-Comisiones

MODEP, Colombia

Movimiento por la Defensa De Los Derechos Del Pueblo MODEP, Colombia

Email: funcomisiones@hotmail.com

Blog: http://funcomisiones.blogspot.com


Congreso Latinoamericano y Caribeño de Estudiantes, CLAE Ponencia presentada por la FUN Comisiones MODEP, Colombia Quito Ecuador, noviembre de 2007 Estas libertades democráticas deben plasmarse en los reglamentos estudiantiles y demás estatutos universitarios, para brindar las garantías políticas de reconocimiento a las asambleas y demás formas de expresión y de organización de los estudiantes, que permitan a los estudiantes ser un estamento activo en la vida universitaria. Esta lucha debe estar aunada con la lucha de profesores y trabajadores por unos estatutos democráticos para ellos. En esto se inscribe nuestra lucha contra la criminalización de la protesta estudiantil y popular, que se ha venido agudizando con el règimen fscista de Alvaro Uribe Velez, quine le ha dado el tinte de terroristas a quienes ejercemos las libertades democráticas en los campos de enseñanza, por eso es indispensable luchar por ellas, ya que son la garantía para la conformación y libre desarrollo de las distintas formas de organización estudiantil a escala local y nacional y para consolidar los procesos organizativos que surjan en el camino de la unidad entre los estudiantes colombianos. •

EXTRATERRITORIALIDAD

La lucha por la extraterritorialidad es una lucha que durante muchos años ha desarrollado el movimiento estudiantil para que los conflictos al interior de la universidad sean resueltos por el debate entre las directivas, los trabajadores, los estudiantes y profesores, haciendo referencia de manera explícita a impedir el ingreso de la fuerza pública al campus universitario, los allanamientos, la militarización de los centros de enseñanza y la coerción militar a su interior. •

COGOBIERNO

El cogobierno no consiste en tener sólo un vocero dentro de los órganos de dirección de la universidad, sino que tiene que ver con que los estudiantes y los profesores como comunidad académica mayoritaria, definan el rumbo de la universidad, si bien existen dentro de los órganos de dirección representantes de la política del gobierno su proporción con relación a estudiantes y profesores debe ser mínima y la toma de decisiones debe contar principalmente con sus estamentos mayoritarios. Es claro que si deseamos que el Estado garantice la financiación de las universidades, este no saldrá de sus organismos de dirección, por eso el cogobierno son los tres tercios, es decir, que por cada representante del Estado exista un profesor y un estudiante en los órganos de dirección de la Universidad, donde el estamento de los trabajadores pueda participar y ser escuchado en los órganos colegiados que traten temas pertinentes a su naturaleza. Si bien la ley 30 de 1992 reorganizó el sistema de educación superior y en lo concerniente a la conformación de los órganos de dirección dejó en manos del sector empresarial, el imperialismo y el Estado la dirección y control de la educación limitando la participación de los estudiantes a uno solo dentro de estos órganos; luchar por que la representación permita expresar sus demandas en los organismos de dirección de la universidad, es la lucha porque la voz critica, rebelde y Federación Universitaria Nacional FUN-Comisiones

MODEP, Colombia

Movimiento por la Defensa De Los Derechos Del Pueblo MODEP, Colombia

Email: funcomisiones@hotmail.com

Blog: http://funcomisiones.blogspot.com


Congreso Latinoamericano y Caribeño de Estudiantes, CLAE Ponencia presentada por la FUN Comisiones MODEP, Colombia Quito Ecuador, noviembre de 2007 fiscalizadora de los estudiantes se pronuncie y haga frente a las políticas educativas antipopulares, entrabando su aplicación al denunciarlas y llamar a los estudiantes a la organización y movilización. Los representantes estudiantiles deben ser auténticos defensores de los intereses del estamento al que representan y del pueblo, la representación se trata de una forma de lucha útil que junto a la movilización y otras formas en que avancen en desarrollar los estudiantes, contribuye al logro de las reivindicaciones y demandas del estudiantado. Dentro del cogobierno la lucha por la participación en el gobierno universitario corresponde a constituir directivas académicas y administrativas bajo procesos democráticos por eso luchamos por que los rectores, decanos y directores de programa sean elegidos popularmente y por que se generen espacios de participación de profesores, estudiantes y trabajadores dentro de los diferentes órganos colegiados. •

AUTO EVALUACIÓN DEMOCRÁTICA PERMANENTE.

Las carreras y programas académicos requieren ser mirados y evaluados con procesos que permitan identificar las deficiencias y fortalezas de estos, que más que un mecanismo punitivo se constituyan en una herramienta para mejorar su calidad, pertinencia con la sociedad y su utilidad en la resolución de problemas fundamentales de Colombia y su pueblo. Es ahí donde cobra relevante importancia procesos de auto evaluación permanentes que permitan revisar contenidos, enfoques, metodologías y demás aspectos académicos y administrativos hacia el mejoramiento de la calidad de la educación y la construcción de corriente de pensamiento nacional y democrática. La auto evaluación democrática permanente, más allá de la mecánica aplicación de instrumentos que arrojan datos que son archivados y puestos en grandes informes, pretende la participación conciente y activa de estudiantes, profesores y egresados en la definición de los perfiles profesionales, enfoques académicos y pedagógicos y en la docencia, investigación y extensión. La auto evaluación democrática contempla los siguientes aspectos: Bases filosóficas, corrientes teóricas, currículo y plan de estudio, docencia, estudiantes, investigación, extensión y procesos administrativos. Para terminar queremos citar una frase que recoge el sentir de la Autonomía Universitaria: “...Si quienes dirigen la nación subordinan el desarrollo de la academia a los requerimientos del capital internacional, entonces lo que corresponde es que estudiantes, profesores e investigadores determinen el rumbo académico de las instituciones educativas con el propósito de garantizar la apropiación y generación de lo más avanzado del conocimiento científico, lo que deja claro que la

Federación Universitaria Nacional FUN-Comisiones

MODEP, Colombia

Movimiento por la Defensa De Los Derechos Del Pueblo MODEP, Colombia

Email: funcomisiones@hotmail.com

Blog: http://funcomisiones.blogspot.com


Congreso Latinoamericano y Caribeño de Estudiantes, CLAE Ponencia presentada por la FUN Comisiones MODEP, Colombia Quito Ecuador, noviembre de 2007 democracia y la autonomía así concebidas no son asuntos formales sino instrumentos invaluables para salvaguardar y defender la soberanía nacional en el campo de la educación y de la cultura.” 7

CONQUISTAR LA AUTONOMIA UNIVERSITARIA CON SUS OCHO ASPECTOS: FINANCIACIÓN, LIBERTAD DE CATEDRA, LIBERTAD DE APRENDIZAJE, LIBERTAD DE INVESTIGACIÓN, LIBERTAD DE EXPRESIÓN ORGANIZACIÓN Y MOVILIZACIÓN, EXTRATERRITORIALIDAD, COGOBIERNO, AUTO EVALUACION DEMOCRATICA, UNA LUCHA DEL MOVIMIENTO ESTUDIANTIL LATINOAMERICANO CELEBRAR LOS 90 AÑOS DEL MOVIMIENTO DE CORDOBA Y SACAR LECCIONES PARA LA LUCHA UNIVERSITARIA

7

PARDO. Ibid.

Federación Universitaria Nacional FUN-Comisiones

MODEP, Colombia

Movimiento por la Defensa De Los Derechos Del Pueblo MODEP, Colombia

Email: funcomisiones@hotmail.com

Blog: http://funcomisiones.blogspot.com


Vigencia de la Autonomia Universitaria