Page 45

Hablemos del Cerro Morado El Morado, el mentado Cerro Morado, es uno de los baluartes del Cajón del Maipo. Quién no se asombra cuando llegando casi al cruce entre Baños Morales y Lo Valdés mirando hacia el norte aparece digno entre el Cajón Morales, la mole piramidal o la pared sur de la segunda cumbre del Cerro Morado. Este coloso consta de dos cumbres, siendo la norte la más alta, así que por cuarta vez enfilaba rumbo a tratar de conquistar su cima. No está demás decir que este valle ya está impregnado en mi memoria, lo conozco muy bien, casi hasta el final así que es parte de un recorrido que es como un buen amigo, ya lo conoces y él sabe cómo ofrecer sus bondades como los prístinos cursos de agua que bajan de las faldas de las diversas cumbres o su belleza escénica. Habíamos estado hacía un mes atrás y nos tocó una nevazón que hizo que todo pronóstico de conquista se echara por la borda. La laguna estaba totalmente congelada y dentro de ella, un gran témpano, inmovible, vigilaba a los distintos visitantes que se adentraban a este conocido sector de excursionistas y montañistas. He venido en invierno con un frío que cala los huesos en el glaciado valle, en primavera observando cómo las avalanchas hacen pensar si es factible subir y en verano, cuando el cerro es un seco y levantisco tramo de pasadas en roca satinada de piedrecillas que hacen que el camino sea peligroso. Fines de octubre era una buena fecha de ataque pero las intensas nevadas nuevamente nos echaban pie atrás de un intento. Todo mal con este indomable señor.

Un mes dejamos transcurrir y nuevamente tomamos la decisión de remontarlo. Si quieres asegurar cumbre son tres días los que debes hacer debido a los conocidos cambios climáticos del sector o más bien de los Andes chilenos. Nuestras montañas son duras, con una piedra de muy mala calidad, un aire seco, frío y un clima traicionero; todo es en contra pero es así como nos vamos curtiendo con estos cerros y los llegamos a querer. El primer día es para hacer campamento en la laguna y el segundo para subir con todo el equipo, incluyendo cuerda y equipo de rescate en grietas, lo que hace que aumente en kilos lo que porteas. El segundo campamento se logra en un plateau con poco desnivel y si partes temprano llegas a buena hora como para poder descansar. El tercer día es de ataque de la cumbre que se hace de tres a cuatro horas, vuelves al campamento, desarmas todo y de vuelta al vehículo. Se ve fácil pero lo describiré con lujo de detalle para los que quieran subir o planificar una salida y así estar más preparados física y mentalmente.

Día 1 Nuevamente este valle nos recibía, eso sí, con mucha menos nieve que el mes anterior (31 de octubre 2013) y ahora, 30 días después, se notaba que la fuerte irradiación solar había hecho mella en los descampados valles, mostrando su dura piel. Llegamos tarde al Cajón Arenas pero el primer tramo que es hasta la laguna (4 a 5 km) se hace rápido. Además, sabes que llegarás luego y solo hay que montar carpa, comer, descansar, analizar la ruta y dormir para el otro día.

45

FO Febrero  

Duodécima edición de FullOutdoor Magazine.