Page 1

www.fulloutdoor.cl

EDICIÓN 41 OCT-NOV-DIC

DESAFIANDO EL DESIERTO PERUANO Caminando por el aire 10 entrenamientos primaverales Agenda 1


2


3


4


5


6


7


8


9


10


11


¡Llegó el sistema punto a punto a Awto! Usa tu awto y déjalo en la estación que más te convenga en 45 puntos dentro de Santiago y Viña del Mar.

Regístrate en www.awto.cl con el código AWTOPROMO y disfruta de $10.000 de uso gratis.

12


13


Foto Portada Foto por Paolo Ávila

Director General

EDUARDO SILVA CERDA eduardo@fulloutdoor.cl

Productora General

CAMILA PRIMUS MUSSA

Periodistas

CONSTANZA VILLALOBOS CLAUDIA BENAVÍDEZ Diseñadora Editorial

SOLANGE SAAVEDRA

camila@fulloutdoor.cl

Editor General

DIEGO CASTILLO PULGAR diego@fulloutdoor.cl

Editora Periodística

ANTONIA GONZÁLEZ PERRY antonia@fulloutdoor.cl

COLABORADORES Paolo Ávila Carola Fresno Pablo Hidalgo Paola Castelvecchio Paris Capetanópulos

FullOutdoor© 2015. Todos los derechos reservados. Las notas publicadas y firmadas por columnistas son propiedad de sus respectivos autores. Todos los contenidos de FullOutdoor Magazine solo pueden ser utilizados y republicados citando la respectiva fuente.

EDICIÓN 41 OCT-NOV-DIC

14


NOTICIAS 16. LA VERDADERA FIESTA DEL TRAIL 20. MAPOCHO PEDALEABLE: UN RECORRIDO QUE ATRAVIESA SANTIAGO 24. UNA CARRERA POR EL VOLCÁN OSORNO

74. VOLVER A MIS RAÍCES 84. TURISMO DE ALTA MONTAÑA: NEVADO DE ILLIMANI, BOLIVIA 98. LA LEYENDA DEL DORADO

28. CALENDARIO DE CARRERAS 2017

EXPERIENCIAS

REPORTAJES

34. DESAFIANDO EL DESIERTO PERUANO

108. SLACKLINE: CAMINANDO POR EL AIRE

42. SUPERVIVENCIA EN EL LLAIMA

116. LOS BENEFICIOS DE CAMINAR A DIARIO

48. RUNOLOGY | RECORRIENDO UTAH

122. ¡A ENTRENAR!

60. LA EXCUSA PERFECTA PARA CONOCER EL MUNDO

130. FUNDACIÓN PUNTO ZERO

66. POSTALES DE LA RUTA DEL HUEMUL

134. CORRER ¿CON O SIN MÚSICA?

Búscanos en Facebook, Twitter, Instagram, Soundcloud y Youtube como FullOutdoor

15


16

FOTO JEREMÍAS MARINOVIC


TRAIL RUNNING | ENDURANCE CHALLENGE

LA VERDADERA FIESTA DEL TRAIL Una nueva versión del The North Face Endurance Challenge, una carrera que con el pasar de los años, recibe cada vez a más corredores que aceptan sumirse en los senderos precordilleranos de la Región Metropolitana.

NOTICIA¬| POR CLAUDIA BENAVÍDEZ

Oculto entre el bosque espinoso, los quillayes, los sauces, los robles y los peumos, ya se encuentra listo el circuito que recibirá a los más de 2 mil corredores que participan cada año de una de las carreras más importantes de trail running: The North Face Endurance Challenge 2017. Entre competidores, familiares y amigos se espera que sean cerca de 4 mil personas las que este año se reúnan en el Club Deportivo Universidad Católica de San Carlos de Apoquindo (Las Condes), el punto de inicio perfecto para comenzar a recorrer y a disfrutar de la precordillera de Santiago. Sus organizadores se anticipan y aseguran que se tratará de una “verdadera fiesta del trail”. Todo comenzará entre el próximo 13 y 14 de octubre, fecha en que se cumplirán ya nueve años del Endurance Changelle, un evento pionero en hacer renacer las carreras de montaña en Chile y en implementar al trail running como un

deporte consolidado. Y aunque no existen datos estadísticos, para el director de este evento, Rodrigo Errázuriz “el trail en Chile viene en alza, crece año a año y cada vez hay más carreras, las cuales crecen en cantidad de corredores. Las marcas están cada vez más involucradas al mundo outdoor en general, y además tenemos un escenario geográfico único”, comenta. Desde un principio, el Endurance Challenge contó con una fecha en Chile (Ultra Maratón de los Andes) y una en Estados Unidos (San Francisco 50). Sin embargo, con el pasar los años y con el crecimiento explosivo del trail, The North Face USA vio la necesidad de crear un mayor circuito. Así es como actualmente existen siete fechas para correr solo en Estados Unidos, a las que se suman también países latinos como Argentina, Brasil, Perú y Costa Rica. “Todo partió cuando en 2008 comenzamos a desarrollar el Ultra Maratón de los

17


Andes, una carrera de trail con una distancia Ultra (50K que para la época era una locura). Por supuesto, las distancias menores tenían como fin invitar a los deportistas en general y a probar esta experiencia en los cerros de Santiago”, explica el director de la carrera, Rodrigo Errázuriz. Y agrega: “Pero al pasar los años la carrera fue tomando vuelo, se fueron consolidando las distancias, cambió de nombre y pasó a ser parte del Circuito Internacional de The North Face (Endurance Challenge), hasta convertirse en una de las fechas reconocidas dentro del circuito latinoamericano, y en una de las pocas que integra las distancia ultra 160K”. Hoy las categorías son muy variadas. Entre ellas, se encuentra el rango ULTRA, en el que se agrupan las distancias 160 – 80 – 50K, pensadas exclusivamente para corredores experimentados, con conocimiento en trail y montaña. Pero como las categorías buscan ser inclusivas, también se incluye la distancia de 21 – 10K que sin dejar de ser técnica, se convierte en una invitación a los corredores para probar el trail. Finalmente, un nuevo nivel se incluye con fuerza este año. Se trata de la categoría “Kids”, la que se enmarca entre los 4 y 2K. “Este año decidimos ir con más fuerza y crear la categoría Kids. Vemos que en los niños o generaciones menores es donde está el futuro. Además, con ella le damos un enfoque más familiar a la carrera”, explica Rodrigo. Pero aquí no se acaban las novedades. En este sentido, Rodrigo también comenta que “los circuitos sufrieron variaciones sutiles en su diseño, pero fueron invertidos en su dirección, lo que convierte a la carrera en un desafío 100 por ciento nuevo para los corredores”. Como todos los años, la seguridad siempre es

18

clave al momento de zambullirse en los senderos precordilleranos: “La carrera cuenta con muchos protocolos de seguridad, los que son aprobados por un equipo técnico de primera categoría entre directores de carrera, marca, y otros asesores externos. Se trata de una carrera que pone un fuerte foco en la seguridad, ya que vemos que aún estamos en un proceso de educación de montaña y no nos podemos dar el lujo de no estar preparados para cualquier caso extremo. Para eso existe una serie de puestos de control en ruta por donde deben pasar los corredores, los cuales son chequeados electrónicamente y manualmente para asegurar su paso y estado físico”, recalca Rodrigo. Sin embargo, más allá de que existan puestos de abastecimiento, controles en ruta, etc., estas carreras son concebidas como carreras de autosuficiencia, es decir, apuntan a que cada corredor sea responsable por su seguridad en ruta. No cumplir con este punto se convirtió en razón suficiente para que en 2016 se eliminara a la finalista en categoría femenina, Marlene Flores, quien luego de llegar a la meta, debió ceder el primer lugar por no llegar con el equipo de seguridad obligatorio. “Al exigir el equipo de seguridad no significa que dejaremos botado en el cerro al corredor que necesita ayuda, pero el equipo obligatorio nos asegura que el corredor podrá, por ejemplo, abrigarse y alimentarse en caso de tener un accidente a la espera del arribo del equipo de seguridad. No olvidemos que estamos en montaña y los corredores recorren terrenos extremos a los cuales algunas veces un rescate puede llevar horas”, explica Errázuriz. Según él, también es necesario poner en práctica ciertas capacidades físicas y mentales a la hora de correr: “Estas son carreras de Endurance o de largo aliento, sobre todo las Ultra. Sacan todo


lo bueno y malo de cada uno de nosotros, por lo tanto, la parte mental es muy importante para soportar los bajones que vienen en el transcurso de la carrera. Ahora, las distancias menores son más explosivas, más físicas si queremos llamarlo así. Lo más importante es prepararse a conciencia, enfocarse en la distancia y ser responsables al momento de elegir esta. Es mejor ir paso a paso cumpliendo metas y distancias”, comenta. Por esta razón, el Endurance Changelle se adhiere al grupo de carreras puntuables mediante el cálculo de puntos ITRA. Para sus organizadores, se trata de la única herramienta que permite filtrar y manejar ciertos estándares para las distancias Ultra. “Como comentaba anteriormente, hoy debemos ser responsables en nuestras

capacidades y por ende, en la distancia que seleccionamos. En versiones anteriores nos ha pasado que hemos llegado a tener una gran cantidad de corredores DNF (Do Not Finish) que lamentablemente no eran capaces de cumplir con las exigencias”, explica Rodrigo. ¿Cuáles son las expectativas que Endurance Changelle tienen para este año? “Siempre son buenas expectativas. La carrera mantiene sus números, se consolida con el tiempo y cada vez es más exigente en calidad. Además está siempre muy preocupada de formar mejores y más corredores responsables. Otra cosa que nos tiene muy motivados es la instalación de un campamento porque podremos montar una verdadera fiesta del Trail y del mundo outdoor durante esos dos días en San Carlos de Apoquindo”, concluye Rodrigo.

19


20


CICLISMO | MAPOCHO PEDALEABLE

MAPOCHO PEDALEABLE: UN RECORRIDO QUE ATRAVIESA SANTIAGO El proyecto “Mapocho Pedaleable”, consta en la recuperación del río Mapocho como espacio público. Con un tramo canalizado de siete kilómetros para la vía del desplazamiento de peatones y ciclistas, lo que permite la descongestión de uno de los ejes viales más aglomerados de Santiago. NOTICIA¬| POR CONSTANZA VILLALOBOS | FOTOGRAFÍA PABLO MELLA

La propuesta conocida como Mapocho Pedaleable se hace pública el año 2011, por los arquitectos Tomás Echiburú y Osvaldo Larraín, cuando cerca de 500 ciclistas ingresaron a la rambla para recorrerlo en bicicleta, demostrando que era posible recuperar el río Mapocho como un espacio para las personas. Chile tiene como capital la ciudad de Santiago, donde vive más de un tercio de la población nacional. Aquí, muchos de nosotros apreciamos, vivimos o caminamos cerca del Río Mapocho, el cual se ha desarrollado históricamente en la ciudad. Este canal nace en el cerro El Plomo de la cordillera de Los Andes y desemboca en el río Maipo como principal tributario, río que se extiende en sentido norestesuroeste y atraviesa 16 comunas: Lo

Barnechea, Vitacura, Las Condes, Providencia, Recoleta, Independencia, Santiago, Renca, Quinta Normal, Cerro Navia, Pudahuel, Maipú, Padre Hurtado, Peñaflor, Talagante y El Monte. Sin embargo, por más de cien años, el Mapocho ha estado cerrado al público (a excepción de los indigentes que han buscado refugio bajo sus puentes), y siempre ha sido denominado como un riachuelo sucio y maloliente, foco de delincuencia y contaminación. “El río Mapocho fue renegado a convertirse en una especie de alcantarilla en la ciudad. Nos ha costado mucho como movimiento pro bicicletas para el cambio, que la gente se diera cuenta que hubo limpiezas en las aguas y que el río Mapocho es uno de los ríos urbanos y más limpios a nivel mundial”, explica la Directora del

21


quinto foro Mundial de la Bicicleta en Chile, Daniela Suau. Para la tranquilidad de algunos, las aguas servidas son desviadas desde el año 2011 por un colector y conducidas a una planta de tratamiento, dando la posibilidad de que el río Mapocho, que normalmente trae poca agua y que en temporadas de lluvia se desborda, pueda ser visto como una estrategia para su renovación. Dicho lo anterior, surge esta idea del proyecto Mapocho Pedaleable, que pretende utilizar el canal del río Mapocho como un recorrido urbano de casi siete kilómetros para las personas que atraviesan la ciudad, ofreciendo una infraestructura para transportes no motorizados, como una forma de iniciar un proceso de revaloración social. Además, la recuperación del río como corredor ecológico, integra a los parques que están a lo largo de su cauce en la ciudad de Santiago, como el Parque ceremonial Mapuche, Parque Mapocho Poniente, Parque Centenario, Parque de Los Reyes, Parque Forestal, Parque Balmaceda, etc., proponiendo un sistema que permita la vegetación al interior del canal. Por otro lado, los más afectados e interesados con este proyecto, fueron las agrupaciones de ciclistas, ya que al realizarse este proyecto, se fomenta la utilidad de la bicicleta, el espacio de poder transitar sin problemas y el turismo. “Nosotros no queremos sacar a los ciclistas de la calle y meterlos al río, este proyecto no busca solucionar lo que está pasando arriba, sino una alternativa para que aquellas personas que se quieran movilizar

22

de forma más expedita, pero también pensando en la recuperación del espacio público”, comenta la Directora. El apoyo de los gobiernos municipales, de Providencia, Santiago y más organizaciones, han hecho propia esta demanda y asumido un compromiso por llevarla adelante. La problemática principal del proyecto, fue que no encontraban la necesidad de remodelar el río Mapocho y que el costo que se especificaba para la realización de este, era demasiado. Por más de siete años se esperó a que se arreglara y se debatiera para su aprobación. El Director de Mapocho Pedaleable, Victorino Goldberg, nos cuenta que “hubo consejeros que encontraron que el costo era alto para una ciclovía y nosotros respaldábamos que no solo era una ciclovía, sino que era un parque, que va a permitir no solo andar en bicicleta, sino también se va a poder hacer otras actividades”. Este año, 2017 y con mayoría de votos, el Consejo Regional Metropolitano de Santiago finalmente confirmó la realización del proyecto, que tendrá una ciclovía desde el Costanera Center hasta la Estación Mapocho. Una excelente noticia para el mundo pedalero de Santiago y los amantes de las dos ruedas, ya que fue aprobado con 22 votos a favor, 2 en contra y 4 abstenciones. La sesión completa confirmó la asignación del presupuesto para llevar a cabo el plan que será de seis mil millones y que permitirá ahorrar a las personas 20 minutos de viaje en hora punta; ahorrar $1.800.000 millones al año en beneficios para la salud y evitar la emisión anual de 15 toneladas de CO2 al año. “En los próximos meses se empezaría


a operar, eso va a depender de que tan crecido venga el río, en paralelo a eso, está la segunda etapa para que empiece la construcción a finales de este año”, Explica Goldberg. “Va a tener una extensión de 7 kilómetros, con 5 accesos de alto estándar. Y claramente se van a poder usar cuando el río este totalmente transitable, por lo que cuando llueva se va a cerrar”, agrega. Además, recalcó que en Chile hay un alto crecimiento en la compra de automóviles, pero que la bicicleta no se queda atrás, “ha crecido una enormidad la cantidad de

viajes en bicicleta y eso lo hemos podido dimensionar ahora en invierno, con los contadores de bicicleta que pusieron en Santiago. Nos hemos dado cuenta, que ciclovías que están recién creadas, tienen más de 1.000 personas que las utiliza por día y otras que tienen mayor demanda hasta 2.500 por día, eso hace un par de años no se veía. Claramente, si quieres usar la bicicleta, desde Santiago a Providencia, el lecho del río es una forma de hacerlo de manera mucho más rápida, fácil y con seguridad. Vamos a tener a más ciclistas en las calles y una menor venta en los automóviles”, dice Victorino.

23


24


TRAIL RUNNING | VULCANO ULTRA TRAIL

UNA CARRERA POR EL VOLCÁN OSORNO

Tanto por sus paisajes y la calidad de las rutas, la cuenca del Lago Llanquihue se convierte en un lugar privilegiado para el ciclismo. En este contexto llega la carrera Giro del Lago 2017, una corrida que intentará convertirse en una gran experiencia para los fanáticos de los pedales. NOTICIA¬| POR CONSTANZA VILLALOBOS | FOTOGRAFÍA GENTILEZA ULTRAMAN

Rompe tus límites en esta quinta versión de Vulcano Ultra Trail, los días 8 y 9 de diciembre en la Patagonia chilena. El Parque Nacional Vicente Pérez Rosales, donde se realizará la competencia, es un área protegida enmarcada por la cordillera de los Andes, y tiene una extensión de 253.780 hectáreas y altitudes que van desde los 50 a los 3491 msnm. Dentro del parque se encuentran las pequeñas localidades de Petrohué y Peulla. Forma parte de la reserva de la biosfera Bosques Templados Lluviosos de los Andes Australes. Además, cuenta con extensiones de selva virgen con grandes extensiones cubiertas de árboles nativos como coigues, ulmos, olivillos y arrayanes. Además de desafiar tus capacidades en la carrera, uno de los muchos atractivos que tiene la Región de Los Lagos, es el Volcán Osorno, símbolo de la cuenca del Lago Llanquihue y el Parque Nacional Vicente Pérez Rosales.

El volcán Osorno es un estratovolcán que se encuentra ubicado a casi 60 kilómetros al Noreste de Puerto Varas, al borde del lago Llanquihue. Tiene una altitud de 2652 metros con una inactividad volcánica que se prolonga ya por más de un siglo. Además, es conocido mundialmente por los paisajes que otorga al ser la puerta de entrada a la Patagonia chilena, así también por su similitud con el monte Fuji, en Japón. El Director de la carrera Vulcano Ultra Trail, Tomas Noguera, nos cometa los preparativos previos a cuatro meses de carrera: “Estamos en el proceso de ver bien las rutas, que no las hemos definido totalmente. Nosotros conocemos el Parque bastante bien, estamos en coordinación con CONAF, viendo el tema de seguridad y la revisión de la carrera misma”, cuenta. Esta competencia se trata de una carrera de montaña a pie, donde los participantes deberán correr por senderos y huellas poco

25


transitados, arena volcánica, lechos de río, playas de arena y caminos de montaña. Sortearán terrenos con gran desnivel, obstáculos naturales, tramos con agua y serán sometidos a las contingencias propias de una carrera de montaña en el entorno natural del sur de Chile. Uno de los cambios que se realizaron este año según el Director, es que “cambiaron las distancias, cambiamos algunas rutas. Decidimos darle un desafío mayor a la gente que está recién empezando, más que a los corredores con más experiencia, por eso nos fuimos con las distancias de 17k y 32k”. Las distancias de Vulcano serán: El circuito de 8,5 kilómetros, es una de las distancias ideales para la iniciación en este tipo de actividades. Además de ser una carrera rápida y de mucha adrenalina, donde pasarán por varios de los senderos tradicionales del parque con distintos paisajes y tipos de suelos, dando la tradicional vuelta al circuito de Trail de los años anteriores. El circuito de 17 kilómetros, viene con modificaciones en la distancia, mayor e intermedia orientada a todos aquellos corredores que ya se han iniciado en el Trail Running. Además de ser desafiante, el tipo de suelo será arenoso en casi todo el recorrido y no tendrán muchos sectores para bajar la intensidad. En los 32 kilómetros habrá un suelo muy diverso en casi todo el recorrido. La mítica Quebrada Jurásica exigirá escalar una ruta muy técnica para finalmente salir en la parte más alta del sector Desolación, teniendo una panorámica única del Lago Todos los Santos, Río Petrohué y los Volcanes Calbuco, Puntiagudo y Tronador. También estarán los 4 kilómetros para los niños, 48 kilómetros individual o dupla, 102k

26

individual o dupla y Postas/Relay. Las categorías para esta nueva modalidad se regirán por la sumatoria de edad, existiendo tres categorías para las diferentes duplas: 0 a 70, 71 a 90 años, y 90 o más. Para este año, será incorporada la modalidad “duplas” para las distancias de 48 y 102 K, la cual consiste en una inscripción en conjunto, la que puede ser: hombre y mujer, hombre y hombre, mujer y mujer. Para esta modalidad se exigirá ingresar juntos a todos los puestos de control, a su vez el cruce de la meta, también deberá ser de ambos participantes al mismo tiempo. Para esos días, la largada y llegada, serán en el Camping Playa Petrohué, Lago Todos Los Santos. Recordar también que Vulcano Ultra Trail, tendrá puestos los ojos en minimizar el impacto en la ruta, realizando las siguientes acciones: Restricción de paso a lugares no habilitados, rutas por senderos aprobados por CONAF, sanción a corredores al no cumplir el reglamento ambiental, charla técnica conceptual, evaluación de la huella de carbono y su compensación, análisis de capacidad de carga de ruta y senderos, y también, se integró al desarrollo del evento a diferentes miembros de la comunidad de Puerto Varas, otorgándoles un espacio de participación y promoción de la conservación del Parque nacional en todos los elementos publicitarios. Finalmente, el Director recomienda tener una buena preparación. Hay bastantes carreras menos técnicas que Vulcano, y previa a esta es necesario tener un equipamiento adecuado para correr con tranquilidad y seguridad. Atrévete a desafiar tus capacidades y se uno más de los aficionados del Trail Running.


27


28

FOTO ENDURANCE CHALLENGE

CALENDARIO CARRERAS 2017


TRAIL RUNNING | RUNNING | CLIMBING

Cochrane Patagonia Trail Evento de Trail Running con distancias de 16k, 35k, 67k. Cuándo: sábado 7 de octubre a las 7:00 hrs Dónde: Cochrane, Región de Aysén.

Maratón Valle de Aconcagua Evento de Trail Running con categorías de 2k, 5k, 10k, 21k, 42k. Cuándo: domingo 12 de noviembre a las 8:00 hrs. Dónde: Los Andes - Región de Valparaíso.

TNF Endurance Challenge Evento de trail running con distancias de 10k, 21k, 50k, 80k, 160k, 2k kids, 4k y junior. Cuándo: viernes 13 y sábado 14 de octubre a las 6:00 hasta las 20:00 hrs. Dónde: Club Deportivo Universidad Católica, San Carlos De Apoquindo, Región Metropolitana.

Kilómetro Vertical Campos de Ahumada Carrera de Trail Running con categorías de Doble Km Vertical, Km Vertical, y Kids Vertical. Cuándo: sábado 25 de noviembre a las 8:00 hrs. Dónde: Campos de Ahumada, San Felipe, Región De Valparaíso.

K42 Rapa Nui Evento de Trail Running que tendrá distancias de 21k y 42k. Cuándo: sábado 14 de octubre a las 9:00 hrs. Dónde: Rapa Nui, Isla De Pascua.

Andes Trail Train Competencia de Trail Running con categorías de 2,5k kids, 12,5k, 26k. Cuándo: sábado 2 de diciembre a las 8:00 hrs. Dónde: Hotel Portillo, Región De Valparaíso.

Climbing Tour Carrera de Trail Running con categorías de 4,5k, 6k y 15k. Cuándo: sábado 21 de octubre a las 8:00 horas. Dónde: Nevados De Chillán - Chillan, Región Del Bío Bío.

Vulcano Ultra Trail Evento de Trail Running con distancias de 4k Kids, 8.5k, 17k, 32k, 48k, 102k. Cuándo: viernes 8 al 10 de diciembre desde las 9:00 hasta las 18:00 hrs.. Dónde: Parque Nacional Vicente Pérez Rosales, Puerto Varas, Región De Los Lagos.

Altos de Lircay Es una competencia de Trail Running con categorías de 20k, 30k y 45k. Cuándo: sábado 11 de noviembre a las 8:00 hrs. Dónde: Altos De Lircay, San Clemente, Región Del Maule.

Run Wild Chile Carrera de Trail Running con categorías de 7k y 14k con obstáculos. Cuándo: domingo 8 de octubre a las 10:00 horas. Dónde: Ruta k60 km10 Talca Pencahue, Lo Figueroa., Pencahue, Región Del Maule.

29


MOUNTAIN BIKE

Aysén Bike Competencia de Mountain Bike con distancias de 13k, 27k, 37k 63k, 80k. Cuándo: domingo 8 de octubre a las 10:30 hrs. Dónde: Villa Frei, Coyhaique, Región De Aysén. Desafío Última Esperanza Evento de Mountain Bike con modalidad XCM (Maratón Cross-Country). Cuándo: sábado 14 al 15 de octubre a las 8:00 hrs. Dónde: Puerto Natales, Región de Magallanes y La Antártica Chilena. Enduro La Sexta Doñihue Carrera de Mountain Bike con distancia enduro. Cuándo: domingo 15 de octubre a las 9:00 hrs. Dónde: Doñihue, Región Del Libertador Gral. Bernardo O’ Higgins. Mountain Bike Tour Competencia de Mountain Bike con aspectos de las modalidades Olímpica (XCO) y Maratón (XCM). Cuándo: domingo 22 de octubre a las 8:00 hrs. Dónde: Nevados De Chillán, Región Del Bío Bío. Épica Atacama Evento de Mountain Bike con distancia de Series 150k y Maratón 500k. Cuándo: lunes 30 al 4 de noviembre a las 8:00 hasta las 18:00 horas. Dónde: Copiapó, Región De Atacama. Giro del Lago Carrera de Mountain Bike con categorías de 80k y 168k. Cuándo: domingo 5 de noviembre a las 7:00 hrs. Dónde: Arturo Prat 102, Puerto Varas, Región De Los Lagos.

30

Mountain Bike Enduro Ninhue Competencia de Mountain Bike con distancias enduro. Cuándo: sábado 25 al 26 de noviembre a las 8:00 hasta las 20:30 horas. Dónde: Ninhue, Región Del Bío Bío. Mountain Bike Fest Evento de Mountain Bike con categoría Full Fest. Cuándo: sábado 2 al 3 de diciembre a las 16:00 hrs. Dónde: Chema Spot Alto Arrayan, Camino El Cajón, Lo Barnechea. Enduro La Sexta Machalí Carrera de Mountain Bike con distancia enduro. Cuándo: domingo 3 de diciembre a las 9:00 hrs. Dónde: Machalí, Región Del Libertador Gral. Bernardo O Higgins


COMPETENCIAS DE AVENTURA

Competencia de aventura con dos disciplinas: Sprint de más de 5km con 20 obstáculos y Beast de más de 21 k con 30 obstáculos. Cuándo: Sábado 4 de noviembre a las 8:00 hrs. Dónde: Camino A Rinconada, Maipú, Región Metropolitana. Adventure Series

FOTO GIRO DEL LAGO

Competencia de aventura con disciplinas de Tirolesa, Jumar, Rapel, Kayaks, Mountainbike, Trekking, Costering, Escalada, Cabalgata, Trail Running, Natación, Buceo en Apnea y todas las disciplinas con Orientación. Cuándo: Domingo 29 de octubre a las 8:00 hrs. Dónde: Santiago Centro, Región Metropolitana (Por definir)

Duatlón Peñuelas Competencia de aventura con distancias de 11k de trail running más 25k Mountain Bike. Cuándo: Domingo 26 de noviembre a las 9:00 hrs. Dónde: Lago Peñuelas, Región De Valparaíso. Ironman 70.3 Coquimbo Competencia de aventura con categorías de 70.3 y postas 70.3. Cuándo: Sábado 21 de octubre a las 8:00 hrs. Dónde: Coquimbo, Región De Coquimbo. Duatlón Off Road Competencia de aventura con categorías de Trail Running y Mountain Bike de 5k, 20k y 2.5k. Cuándo: domingo 8 de diciembre a las 10:00 hrs. Dónde: Ecoturismo Peñuelas, Región de Valpo.

FOTO SPARTAN RACE

Spartan Race Sprint y Beast

31


El primer chileno en escalar las cumbres mĂĄs altas de cada continente narra sus increĂ­bles experiencias de vida

disponible en librerias

CAMINO A LA CIMA Mauricio Purto

32


33


DESAFIANDO EL DESIERTO PERUANO El pasado 14 y 15 de julio el desierto de Ica fue el escenario perfecto para la maratón “Perú 8mil Desert Challenge”, una carrera pedestre conocida como el dakar a pie, donde se recorren 100 kilómetros. EXPERIENCIA¬| POR PAOLO ÁVILA | FOTOGRAFÍA NATIVOPROD.COM

34


35


tan solo 3 horas de vuelo se encuentra el nuevo desafío del trail. Exactamente en la región de Paracas, Perú, en el oasis de Huacachina, está la zona que reta a los corredores de todo el mundo a que se atrevan a pisar sus dunas, visitar sus hermosos paisajes, nutrirse con su país lleno de cultura culinaria y recorrer sus rutas destacadas como las mejores del planeta. Atacar nuevas zonas de trail es la invitación planteada por Paracas Desert Challenge. El desafío es correr 100 kilómetros por medio del desierto, donde las dueñas de casa son las dunas, que guardan una belleza única. Todo cambia cuando empiezas a correr por sobre sus arenas, nace de inmediato el resentimiento, ya que por cada tres pasos que das, avanzas solo uno. Aquí ya no corre fuerza ni resistencia si no que técnica de carrera e inteligencia, que solo se desarrolla compitiendo fuera del área de confort y siendo un competidor dedicado a buscar la optimización de sus capacidades y cualidades. Las calles de Huacachina se llenan de zapatillas. Todas listas para desafiar las dunas que se ven en el horizonte. Llegan corredores de muchos países, Argentina, Brasil y Francia, por mencionar algunos, pero son los dueños de casa quienes llenan las plazas de adrenalina. La partida está situada en el borde del lago, punto central de Huacachina. La salida es inmediata en subida y ataca las dunas de frente. Se siente la euforia de los corredores al abordar la primera subida; son 150 valientes quienes se la juegan por terminar este desafío. El sol se va escondiendo en el horizonte, los gritos se van silenciando, el oasis se va encubriendo en nuestras espaldas, mientras el frío nos da la bienvenida a la realidad nocturna del desierto. A lo lejos solo se ve una línea de luces frontales que marcan el destino y mochilas brillantes que por obligación llevan su propia luz, y banderas de energía solar que marcan los puntos a seguir de aquí hasta el mar, que es donde nos espera un

36


37


38


lugar donde las tierras son rojas amarillas y marrón. El primer ataque de corredores comienza buscando cazar el sol antes de que se apague en el mar. Solo aquellos que merezcan estar en estas arenas serán los que queden, el resto será devorado en las dunas, dejando el orgullo en cada paso y pedirán asistencia porque sus piernas desaparecerán en este esfuerzo. Busco en el silencio de la carrera a aquellos corredores que comentaban alegres que el desierto era su especialidad y que ya habían corrido más de 100 kilómetros en Chile, pero cuando los encuentro, me doy cuenta que van a poco andar, respirando a corto pulmón, caminando en cada subida, tratando de correr en cada bajada, luchando por acortar distancia con aquellos que en silencio sabían lo que era Huacachina y sus arenas, que debilitan no solo el cuerpo, sino que también las ganas de seguir luchando. “La carrera en desierto siempre es dura, fría y

con mucha belleza pero acá se preocuparon de sumarle la TÉCNICA” me comenta un corredor, mientras en el suelo acostado respira un segundo buscando sumar energías y así seguir en la noche de esta tremenda extensión de desierto. El cielo despejado nos baña en estrellas, dejando desnuda la noche y liberándonos de la contaminación lumínica de las grandes ciudades, el privilegio de ver esta bóveda celeste nocturna nos recuerda que más allá de correr por ganar, corremos porque está en nuestra esencia, en nuestra piel y es nuestra alma quien se nutre de estos silencios de vida, donde los paisajes nos susurran que esta noche es única y no la repetiremos jamás. A lo lejos se ve el segundo puesto de abastecimiento donde hay comida, médicos, enfermeros y especialistas para masajes. La idea es recuperar algo de energía perdida durante

39


más de 60 kilómetros. Veo a corredores sentados, sacando el exceso de arena de sus zapatillas, con caras de dolor se dan cuenta que el roce de la arena con su piel ha causado los estragos propios de una carrera por uno de los desiertos más duros del mundo. La selección natural ya logró sus resultados, muchos no pueden seguir avanzando, los menos avezados se levantan y se van caminando y solo los punteros logran pasar corriendo esta dura batalla. El tiempo corre tan veloz como cada corredor y la noche se va iluminando entre miradas al cielo y pasos en el desierto. El final de esta competencia parece no llegar, ya que el cansancio aumenta, el sol se acerca calentando el aire y la meta que uno espera solo se aleja, causando estragos en la mente y desmoronando la moral de los corredores. A pesar de esto, ya logramos soportar una noche oscura de dunas, estrellas y arenas que dejan una huella imborrable. Somos los que buscan salir de la zona de confort y nos desafiamos un poco más cada día, tanto como competidores y como personas. Entre el jadeo y la humedad de sentir el mar tan

40


cerca, escuchamos a unos 5 kilómetros al animador gritando nuestro nombre por alta voz, a las personas aplaudiendo el esfuerzo y a nuestros amigos gritando por haber logrado completar el desafío de recorrer 100 kilómetros por dunas que serán el paisaje de la Marathon Des Sables. Siento que el recorrido está llegando a su fin, pero con ganas de recorrer más siento un nivel de adicción a aquellas dunas que tanto me hicieron sufrir. Siento las ganas por dentro de seguir aquí, pero es la meta ahora quien corre a mí, es aquella que no me quiere dejar ir, es la que me dice lograste terminar estos 100 kilómetros de Paracas Desert Trail. Día a día llegan nuevos desafíos, nuevas personas se lanzan a crear competencias cada vez más duras pero en este caso tengo que destacar que la organización de Perú 8mil se la jugó por no ser igual, si no que por destacar entre paisaje, lugar y seguridad para una carrera de nivel mundial. Espero volver el próximo año y recorrer cada metro de estas tierras inhóspitas que te desatan todas las emociones que almacenas en tu ser.

41


SUPERVIVENCIA

42


A EN EL LLAIMA En la montaña, el clima puede hacer de un paisaje ideal a algo completamente distinto en un par de minutos. Por eso, buscar los conocimientos necesarios antes de explorar, puede convertirse en el mejor método de supervivencia para nosotros y también para los demás. EXPERIENCIA¬| POR PAOLO ÁVILA | FOTOGRAFÍA NATIVOPROD.COM

43


a nieve me espera. Armo el bolso y cargo todo para la nueva aventura. Llaima será mi refugio por estos días. Luego de un largo viaje hacia Temuco, me encuentro con quien nos dará la cátedra del curso, Nicolás Palma Meyer, guía de la escuela de montaña Ruta Australes. Con él aprenderemos sobre temáticas sumamente necesarias antes de adentrarnos en las montañas chilenas: sistema de supervivencia en nieve, refugios individuales y grupales, búsqueda y rescate básico en nieve, sistema de descenso por medio de anclajes en nieve y un poco sobre avalanchas. Lo cierto es que muchos miran la montaña como un disfrute y una libertad, pero si no existe preparación para enfrentarla, ella sin duda aplastará a cualquiera sin piedad.

44


Luego de la cátedra nos disponemos a tomar ruta. Nos acompaña un día lleno de bruma en Temuco, pero a medida que nos adentramos en la naturaleza vamos viendo la punta del Llaima dentro de un cielo despejado y lleno de colores cálidos. Con nosotros van personas de todo ámbito: un equipo del GOPE que asiste para capacitarse, guías de montaña ya certificados que vienen a adquirir nuevos y mejores conocimientos, particulares amantes de la montaña y más de un guía en formación. Al llegar a las faldas del Llaima nos alojamos en Nevados de Vilcún (ex Los paraguas). Aquí nos encontramos con atención de primera y con una cafetería ideal para los días fríos y nevados en el Llaima. Rápidamente dejamos las mochilas de viaje, tomamos las de marcha e iniciamos el día con

un trekking de raquetas sobre los bosques de araucarias que rodean las faldas del Volcán. Durante nuestro caminar un montón de árboles milenarios nos muestran su mejor cara, sus ramas nevadas con copos de nieve y sus troncos de fuertes colores. Los contrastes son propios de la zona, sobre todo luego de una reciente y gran nevada. En esos momentos nos disponemos a subir al cerro Japonés. Desde este lugar se puede ver Volcán Llaima y el Pichi Llaima en todo su esplendor. Pero antes de partir, dejamos las raquetas y nos preparamos para realizar la lectura de nieve con el fin de determinar su tipo y su calidad y así prever la posibilidad de avalancha. Para ello nos enseñan con equipo real para ver angulación y espesor de la nieve

45


en sus diferentes capas. Todos aprenden a la par, preguntan, discuten y analizan los sistemas enseñados para el análisis de avalanchas.

algo fundamental al momento de sobrevivir en medio de una tormenta o pasar una noche en la montaña nevada.

Pero ya se acerca el medio día y debemos iniciar el trabajo de sondaje en nieve. De esta forma vamos aprendiendo sobre búsqueda y rescate en caso de avalancha, todo un proceso que se puede realizar en equipo o de forma individual en el caso que corresponda. Esta es una herramienta muy necesaria al momento de esquiar en modalidad fuera de pista o al momento de randonear.

Con la intención de llegar a lo más alto del volcán y de encontrar un lugar idóneo donde hacer nuestra instrucción de refugios, iniciamos la marcha. Pero la tormenta nos ataca duramente, se deja sentir con furia y nos recuerda que el curso no es un juego. La nieve que viene con el viento nos golpea y va congelando todo a nuestro alrededor. También nuestras mochilas y nuestra ropa, salvo mis cámaras. Ellas no se congelan y por más frío que haga trabajan de igual manera.

Llega la tarde, el clima cambia, el cielo se oscurece y las nubes se ciernen sobre nosotros. Aun en ruta, nos despierta un viento que nos congela las ideas, nos detiene el tiempo y nos crea una postal que solo nuestra mente podrá almacenar: el Llaima a un lado, el bosque de araucarias al otro y un atardecer que llega a nosotros desnudo, sin contaminación ni ruido más que el de nuestras raquetas ingresando en la nieve. Ya es de noche y todos los participantes del curso cenamos en grupo compartiendo las delicias culinarias y consumidas en la montaña: tallarines y más de alguna sopa que aleja el frío de nuestros cuerpos. Se nos pasa el tiempo riéndonos, conociéndonos y comentando nuestra vivencia del día. Llega el momento de la clase teórica y durante ella nos explican lo que viene próximamente: una segunda noche en los refugios de nieve construidos en medio de la montaña. Nos acostamos temprano con la idea de preparar el cuerpo para lo que será el día siguiente. Nos espera una larga caminata con raquetas y un gran trabajo físico de palear un refugio de nieve. Una vez despiertos, el clima nos indica que se avecina una tormenta tremenda que caerá sobre nosotros durante todo el día. De todas formas, más de 40 cm de nieve, lluvia y viento nos proporcionarán el ambiente ideal para aprender a hacer nuestro refugio en nieve,

46

El tiempo que toma armar un refugio de nieve dependerá de la cantidad de participantes que trabajen, pero un promedio de tiempo es de 45 minutos a 1 hora si se palea firme entre cinco personas. También existen los refugios individuales y estos son mucho más rápidos de construir. Terminado el refugio ingresamos las colchonetas y los sacos para ordenar las posiciones al dormir. Las mochilas y el resto de las cosas se quedarán en la entrada haciendo de puerta. Afuera del refugio cae la tormenta con furia y sin dar tregua. La temperatura exterior es de -18º a -22 º y los vientos llegan a los 80 kl/h pero dentro del refugio tenemos entre -1º a -5º, lo que hace muy llevadero el estar aquí. Preparamos chocolate caliente y más de alguna sopa, que más que calentar el cuerpo maltratado, nos invita a conversar entre los que hoy nos hospedamos en medio de la montaña. En este ambiente se escuchan anécdotas y se liberan carcajadas. Pero ya se acerca la hora de dormir y el agotamiento llega a nuestros cuerpos. Vamos a descansar sabiendo que aún nos queda más por vivir. Luego de la tremenda tormenta el día amanece despejado y todo lo que dejamos afuera despertó con una capa inmensa de nieve y hielo. El paisaje es hermoso y el volcán nos recibe con


los brazos abiertos. De esta forma podremos trabajar en nuestro último día y poner en práctica todo el sistema de anclajes y seguridad para el descenso en nieve, algo completamente necesario debido a que luego de una tormenta el paisaje cambia de forma rotunda. Bajamos de la montaña con conocimientos frescos y actualizados sobre el manejo en situaciones de nieve, montaña y avalanchas. La adquisición de estos conocimientos nos permite ingresar a la montaña de una forma más tranquila y segura. De ahora en adelante contamos con las herramientas básicas para enfrentar situaciones reales que de un momento a otro pueden poner en peligro nuestras vidas.

Saber esto nos permitirá bajar de la montaña por nuestra cuenta o resistir en caso de alguna situación lamentable hasta que vayan por nosotros. Lo cierto es que cada día se hace más necesario estar capacitado para la realización de deportes outdoor, no tan solo por el deporte en sí, sino también porque de esa forma, podremos acudir a otras personas que se encuentren cerca y que necesiten de nuestra ayuda. Me retiro del volcán Llaima con la mochila llena de conocimiento y las cámaras llenas de un curso completo que me dio las herramientas para poder enfrentar la montaña de una forma más segura para mí y para los que se encuentran en ella.

47


RECORRIENDO

UTAH

48


Pensar en Utah ahora, después de haberla visitado hace poco más de 1 mes, solo hace que me den ganas de querer volver. Me maravillé tanto con el lugar que no me cansaba de sacar fotos y repetirme a mí misma que quería volver. En Utah, el cuarto viaje de Runology Project, me sentí bendecida todos los días ¡No podía creer lo que estaba mirando! EXPERIENCIA¬| POR CAROLA FRESNO | FOTOGRAFÍA RUNOLOGY

l año pasado, cuando estuve en Colorado, me acuerdo haberle preguntado a una amiga que vive allá, cuál era el estado más lindo de Estados Unidos. Su respuesta fue rápida y sin pensarlo mucho, dijo: “Utah”. Por lo mismo, cuando la Teté me comentó que había una carrera en ese lugar, dije “yo voy”, y la excusa la convertimos en el cuarto viaje que haría Runology este 2017, el cual para mí fue goce puro. A veces cuando uno viaja, se pone mateo y estudia hasta el más diminuto detalle de lo que hará y visitará. Otras veces, uno lo deja en las manos de otros y simplemente disfrutas, para mí este viaje fue así: ¡Disfrute puro! Desde Chile se puede llegar a Utah por cualquier línea aérea que viaje a Estados Unidos, ya que desde cualquier ciudad del país, se puede tomar un vuelo a Salt Lake City o a Las Vegas. Nosotras decidimos partir por Salt Lake City y bajar hasta Las Vegas pasando por los Mighty Five Parks, los cinco parques nacionales de Utah. Desde Chile tomamos un vuelo a Los Ángeles y desde ahí un avión a Salt Lake, donde sólo conocimos el aeropuerto y el rent a car de este. Nuestra ansiedad por empezar a conocer el desierto era enorme, por lo que con llave en mano, empezamos nuestro viaje al primer destino: Moab, una ciudad del condado de Grand, al este del estado de Utah.

Llevábamos meses mandándonos fotos que encontrábamos en redes sociales de la zona y de los lugares que visitaríamos. Nos etiquetábamos en las cuentas de los parques y de gente que subía fotos de ellos, pero a pesar de eso, no sabía muy bien a dónde iba y a qué me enfrentaría. ¿A dónde te vas? “A Utah” ¿Y qué hay ahí? “Cañones, ríos, arcos, desierto ¡y mormones!” ¡Ah! que buena, ¿bonito? “Parece que muy lindo”. La mayoría de las conversaciones con mi familia y amigos antes de partir eran así y la verdad es que yo sólo sabía que iba a un lugar extremadamente lindo, desértico y donde viven muchos mormones, como Brandon Flowers, vocalista de The Killers, a quien me tocó conocer y guiar una vez en Santiago; pero más allá de eso, no sabía mucho. Cuando llegamos nos dimos cuenta que Utah es geología pura, es mirar al pasado constantemente. Es asombrarse por lo chico que somos y lo increíble que es la tierra. La geología es el conjunto de características, formaciones, estructuras y materiales que componen la tierra, además de ser la ciencia que estudia sus particularidades y su evolución. Darwin basó gran parte de sus investigaciones y libros en ella, para desarrollar su “Teoría de la Evolución”. Con todo lo que vimos, yo estaba maravillada y se me ocurre que aquel lugar es

49


el mejor escenario para cualquier estudiante de geología, ya que todo lo que uno ve, es el fiel reflejo del paso del tiempo, del viento y del agua sobre la tierra ¡A donde uno mire hay formas que te llaman la atención! Cuando uno piensa en cañones, el Gran Cañón es el primero que se viene a la mente ¿no? Bueno, Utah es como el hermano menor de esta formación que parte en Arizona, si se quiere pensar así. Las rocas expuestas en algunos de sus parques, como el Bryce Canyon National Park y Zion (ambos en el sudoeste de Utah), son más “nuevas” que las del Gran Cañón; sin embargo, los tres parques comparten una gran secuencia de capas de rocas, llamada “La Gran Escalinata”. Esta es un conjunto de capas rocosas que tienen alrededor de 2.000 millones de años de historia en la Tierra, por eso cuando uno mira estos paisajes, está viendo el pasado expuesto y uno siente que todo es muy surrealista. Pero para no aburrir con el tema geológico, que me fascina y por lo mismo me compré tres libros de geología estando allá, puedo decir que Utah es colores, es rojo intenso, casi morado, mucho amarillo, naranja y ¡verde! Y en esta epoca del año, al mirar el suelo, sobresalían muchas flores también. Que tremendos atardeceres, a veces pensaba que eran mis anteojos los que le ponían color al paisaje, ¡pero no, eran colores naturales sin filtro! Utah es calor y frío, es espacios llenos de detalles para mirar, con paredones de rocas con texturas preciosas. Daban ganas de haber tenido un lente macro para llevarse algunas texturas en las fotografías, o un zoom 500 para poder captar detalles que se ven lejanos. Además, Utah está lleno de formas, de acantilados y arcos por todos lados, hay miles de paredes para escalar y senderos que nos invitaban a correr.

50


51


52


Quizás si uno se para en cualquier sendero del mundo podría pensar lo mismo, que es un lugar espectacular, pero la verdad es que Utah no deja indiferente a nadie. Creo, y puede que me equivoque, que los lugares por los que anduvimos hacen que, a pesar de que alguien no esté interesado en las capas de la tierra, su historia y características, igual se termina interesando por esto, aunque sea un poco. Además, te ofrecen charlas gratis todos los días y a distintas horas en los Centros de Visitantes, de la misma forma te advierten de los cuidados que hay que tener, y si no los sigues te multan. (Y a estos gringos yo les creo). Si hablamos desde una mirada histórica, en Utah se pueden ver varias zonas de asentamientos humanos, principalmente de los indígenas americanos que han vivido durante miles de años en aquellos lugares, además está lleno de petroglifos. Uno mira el paisaje y se pregunta “¿Cómo, si es puro desierto?” pero leyendo un poco más y entendiendo el movimiento de las aguas, vientos, arenas, etc., se puede comprender que zonas en las que hoy hay aridez, antes habían pantanos y lagunas, que luego desaparecieron ¡En Utah incluso hubo mar! Y gracias a eso, es que las paredes y cañones tienen distintos colores y texturas. Por otra parte, Utah es conocida por los mormones o la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, nombre que veíamos constantemente en los carteles de las iglesias de los pueblos por los que pasábamos. Y es que quienes se asentaron en la zona a mitad de 1.800, siguiendo las historias de antiguos sacerdotes católicos, entre ellos Escalante quien da nombre a una de las ciudades, recorrieron la zona esperando encontrar una ruta hacia la costa de California, pasando por el norte del Lago Utah. En ese momento la zona era parte de México, y es ahí donde los mormones deciden asentarse, convirtiéndose en territorio de Estados Unidos

53


luego de que en 1.848 crearan sistemas de regadío, construyeran granjas, casas, iglesias y escuelas. Como todo, tenían que hacerlo en base al agua, fueron creando comunidades satélites, las que hoy uno recorre pero que no llegan a ser más de 2 millones de habitantes en todo el estado, el cual tiene 220.000 kilómetros. Es ahí donde fueron creciendo, armando pueblos y dejando historias de poligamia, batallas por tierras y peleas de poder; y así es como hoy Utah alberga cinco parques nacionales que dejan loco a cualquier persona con un mínimo interés en la naturaleza, el senderismo y los lugares alucinantes. “¿Cuál te gustó más?” ha sido la pregunta más frecuente al regresar, ¡Uf! qué cosa más difícil responder eso. Sé a cuales me gustaría volver y en cual sentí más calor, también sé cual me dejó la sensación de no haber conocido mucho, pero no podría escoger un sólo lugar para volver, tendría que elegir por lo menos dos o tres. Por ejemplo, conocer el Arches National Parks fue muy novedoso por ser el primer parque al que fuimos (también por sus colores y formaciones únicas). Por otro lado, Zion National Park tiene una gran variedad de cosas para ver y hacer, lleno de miradores, pero exceso de calor y gente al ser uno de los parques mas visitados de USA. Además, se recorre en un sistema de buses que funciona perfecto; y donde nos es imposible olvidar el Desert Pearl Inn (nuestro hotel), donde cada día nos refugiábamos de los 43 grados que en seguidilla nos tocaron. En Capital Reef nos sentimos casi dueñas del lugar, al ser el más nuevo de los cinco parques tiene menos visitantes; para mí fue uno de los más especiales y completos de los parques que conocimos. Estando en Torrey, un pueblo que está al lado de Capitol Reef, alojamos en wagoons, que son carretas ¡al más puro estilo “Casita en la Pradera”! (serie de TV que veía cuando era chica). Esas son las cosas que uno hace cuando está de viaje y que después no se te olvidan nunca.

54


Canyonlands te recuerda constantemente al Gran Cañón de Arizona, y cuando uno está sentado frente al Horseshoe Point Park, “tierra de cañones”, es imposible no acordarse de Tom Cruise colgando de un acantilado en Misión Imposible II, escena que fue filmada en este lugar, y por último, Bryce Canyon National Park es un lugar muy loco, el paisaje es de otro planeta, totalmente surrealista y cuesta describirlo en palabras. Durante todo el viaje nos levantamos temprano porque a las 10 am ya hacían 28 o 30 grados y entre las 12 y las 2 pm el calor podía alcanzar fácilmente los 35 grados. Por lo mismo, siempre tratamos de hacer una actividad en la mañana y otra en la tarde, con un buen tiempo de piscina, siesta y/o descanso entremedio. Originalmente la idea era correr en casa parque 15 kilómetros diarios y hacer algún tipo de actividad local como escalada, rafting, barranquismo, etc. Pero por una lesión en el equipo decidimos cambiar de planes y el senderismo se transformaría en nuestra manera de recorrer los parques, aunque fue inevitable correr en algunos de los lugares. Fueron muchos kilómetros caminados, más de 1.500 kilómetros manejados, mucha risa y bailes en los lugares más insólitos. Fue leer en exceso la palabra erosión, arcos, viento, cañones y geología. Fueron muchas copas de vino Ventisquero para celebrar el fin de cada día. Siempre tratamos de encontrar un dato único de cada lugar y creo que visitamos las zonas más desconocidas de cada parque, entendiendo que para nosotras todo era desconocido, y donde la mayor parte del tiempo me sentía en Tatooine; y cuando pensabamos que estábamos perdidas, pero siempre encontrábamos el camino. El auto, un sedán blanco de esos que jamás habríamos elegido nosotras, fue nuestro mejor amigo; fue nuestro closet, almacén y librería, fue un observador más de los tremendos paisajes de los que fuimos testigos. Había tramos de carretera en que nos demoramos

55


entre 4 y 5 horas, aunque creo que gran parte de eso fue porque bajábamos la velocidad y aprovechábamos de mirar el camino. ¿Se acuerdan del comercial de neumáticos Firestone donde salía un Apalache que decía: “Si el camino no hablar…”? Bueno, nosotras estábamos en la mitad de ese escenario el 80% del tiempo. Un desierto de alto impacto, pero lleno de colores y formas que se nos caían encima, que después de cada vuelta, subida y bajada, hacían envidiar a quién iba en el asiento del copiloto o atrás porque el celular y cámara empezaban a hacer de las suyas y era imposible no bajar la velocidad y observar. Daban ganas de detenerse inmediatamente a mirar y pensar en todo lo que haríamos una vez que nos bajáramos. El problema, es que pasaba todo el tiempo y la cara de asombro y los constantes “que impactante el paisaje” nos persiguieron durante todos los días ¡Y es que Utah es impresionante! Eso sí, hay que destacar que por suerte, llevamos nuestro parlante House of Marley al viaje, lo que nos ayudó mucho durante las horas en auto, ya que al poco rato de ir camino a Moab escuchando la radio de Salt Lake, nos dimos cuenta que nos habían pasado un auto sin USB y sin conexión bluetooth, pero nuestro infaltable Mini Chant nos salvó. (detalle importante de revisar al arrendar auto). Como olvidar cuando íbamos en la carretera, entre Canyonlands y Capitol Reef, pasando por acantilados de colores rojos intensos y un puente alucinante, y nos bajamos del auto para ir al baño en la mitad de una pista de aterrizaje, nunca pensamos que detrás de nosotras veríamos una avioneta ad portas del aterrizaje. O nuestro “mueve, mueve” en la mitad de un Narrow en Capitol Reef, que causó furor en las redes sociales. Y por supuesto, el grupo de scouts que nos gritaba: “¡Vamos, salten!” cuando estábamos frente a una pequeña cascada, a la que queríamos tirarnos pero no sabíamos cómo hacerlo

56

sin mojar nuestras mochilas, que tenían las cámaras y celulares. Tampoco vamos a olvidar la cara de la Sole cuando supo que estaba comiendo junto a uno de los editores de Vikingos, su serie favorita. Y mi cara cada vez que veíamos una formación geológica distinta, y para qué decir cuando veía algún “bombón” que caminaba por el sendero y decía: “me debería venir a vivir acá”. O el reto que se llevó un gringo al subirse arriba del Mesa Arch y cuatro personas le gritaron para decirle que era ilegal. Pero lo más maravilloso fue cuando nos topamos con una familia de Big Horns (especie de cabras en peligro de extinción), que se quedaron instaladas, posando, durante un buen rato, mirándonos; fue algo muy especial, porque en la zona, esas cabras son “sagradas”. En fin, son muchas las historias que tenemos, y es que Utah es el paraíso para las personas que disfrutan de las actividades y la vida al aire libre. Vimos más de 1.000 casas rodantes y autos que llevaban bicicletas y kayaks colgados o en los techos. Al pasar por Lake Powell, una represa construida en Glen Canyon, vimos lanchas pasar por la carretera, algo muy surrealista cuando estás en un paisaje igual de árido que el Desierto de Atacama en Chile. Moab y Canyonlands son lugares conocidos por sus circuitos de bicicletas y formaciones de arcos y puentes naturales. Capitol Reef y Escalante, son reconocidos por sus colores y extrañas formaciones, las que se asemejan a chimeneas o domos gigantes. También son lugares famosos por sus cañones y Slots angostos, las que hay que pasar de lado o a veces trepar para luego seguir caminando. Escalante no es un parque nacional, es un monumento natural nacional en el condado de Garfield, pegado a Bryce, pero es un lugar hermoso y 100% recomendado para visitar (sobre todo si se quiere ir a algo más solitario y menos visitado). Por otro lado, Zion es conocido por sus Narrows llenos de agua, donde uno siente que está


caminando hacia el centro de la montaña. Además, tiene senderos alucinantes por los que en 4 kilómetros de largo, pero 1km vertical llegas a uno de los mejores miradores del valle, el Angels Landing. Pero si hablamos de atardeceres y maravillas geológicas, Bryce Canyon tiene algo especial que atrapa a cualquiera. Los hoodoos, torres rocosas que se ven en el anfiteatro son únicos; en el mundo sólo hay siete lugares donde se pueden encontrar, entre ellos el Desierto de Atacama. Realmente son formaciones increíbles, tienen varios colores y cuando te paras al lado te das cuenta que son enormes y arman laberintos entre ellos. De hecho, hay una zona en uno de los senderos llamada Wall Street, y lo loco es que desde ciertas perspectivas parecen personas paradas “mirando el sudeste”; ahí tiene sentido la leyenda indígena de la zona que dice que son personas que se convirtieron en piedra. En Chile, cuando la gente viaja a carreras, normalmente va a las clásicas y más conocidas,

donde las mejores fotos son con los corredores que están en los primeros puestos del ranking mundial. Pero Runology siempre va en busca de lo más desconocido y único, por lo mismo Bryce sonaba como el pretexto ideal para escaparse y correr por la zona, recorriendo lugares hermosos y atesorando los más bellos paisajes y postales. Y es que ahora, post carrera puedo decir que Bryce 100K es preciosa, y a pesar de que finalmente no pudimos correr las tres (y yo no cumplí con mi idea de ir por un ultra), lo pasamos increíble y se instala en mi lista de preciosos desafíos cumplidos, ya que ese día el calor superaba los 32C, y la altura hacía de lo suyo; pero los paisajes por los que corrimos no se van de mi cabeza. Sube y baja, corre, camina. Te topas con los que van corriendo 50 y 100 y te sientes nada, pero luego te das cuenta que al cruzar la meta estas dentro de los que terminaron en el tiempo reglamentario (que fue menos de la mitad de los inscritos en 21K) y te sientes feliz y dichosa y la

57


58


sonrisa no te la sacas de la cara – junto con la merecida hamburguesa con papas fritas que me zampé después que es un must! Y a pesar de que el cuerpo queda cansado, está listo para seguir andando al día siguiente. ¿Volvería? Sí, 100% segura, Utah es para volver y recorrer todo nuevamente, ya con más conocimientos e ideas de las distancias, de cómo funcionan los parques y cuáles son las mejores maneras de recorrerlos, porque por ejemplo, en Zion, hay que moverse en el bus del parque y hay que organizarse para eso; y en Canyonlands se necesitan más días, porque el lugar es enorme y hay que dividirse entre la zona A y B. Me encantó que descubriéramos cosas que no están en los clásicos libros, como nuestros

22 kilómetros por los 10Mag, una zona cerca de Arches donde se anda mucho en bicicleta, por donde nosotras decidimos correr. También en Escalante, donde llegamos a una cascada más desconocida que las otras, pero igual de impresionante. O en Capitol Reef, donde íbamos a hacer un recorrido con un guía que nos dejó botadas y no llegó, dejándonos una nota que indicaba cómo llegar a una Slot dentro del parque, el que encontramos y recorrimos ¡sintiéndonos Indiana Jones! Fue un viaje inolvidable y la verdad, es que estando allá me envidiaba a mí misma por la tremenda experiencia que estábamos viviendo ¡estuvo notable! Y ahora, miro las fotos y recorro cada espacio y revivo cada momento; y vuelvo a gozar, me teletransporto y despacito se va dibujando nuevamente una sonrisa en mi cara.

59


60


LA EXCUSA PERFECTA

PARA CONOCER EL MUNDO En mis viajes como fotógrafo, a las diversas carreras de trail running, siempre aprovecho de realizar un poco de turismo en cada zona que recorro con mis cámaras. Siempre unidas a lugares icónicos y que ojalá aporten a la difusión de deportes extremos. EXPERIENCIA¬| POR PAOLO ÁVILA | FOTOGRAFÍA NATIVOPROD.COM

61


n mi último recorrido por Perú, para realizar el reportaje de “Paracas Desert Challenge” me di unos días de relajo haciendo un tour gastronómico y de deportes en distintas ciudades de Perú. Mi viaje dio inicio en el restaurante Sibaris, ubicado en Barranco, el sector bohemio de Lima donde se alojan los mejores chefs de Perú. Junto con ser un barrio muy exclusivo, vale destacar el cambio de moneda que sale muy a favor de nosotros como extranjeros. La comida inigualable y la atención muy por sobre el nivel común que se ve en otros países, por lo que comí ahí tranquilamente disfrutando de sabores y aromas únicos que me dan el inicio de una noche llena de cultura y entretención. Amanece en Perú y mi día da inicio, me dispongo a realizar Surf en las playas de Lima, que no son de arena, si no de rocas redondas exactamente en el sector de Costa Verde. El clima está agradable y tibio, característico de esta ciudad. Partimos con las instrucciones en tierra, preparando todo para entrar al mar. Los surfistas me comentan que el agua está un poco fría, así que me acerco y me doy cuenta de su bajo nivel de resistencia al frío; el mar chileno es helado y para mi gusto el mar peruano es tibio, lo cual hace que realizar el surf sea muy simple y placentero. Instructores de primer nivel imparten las clases, las cuales son de un muy bajo costo por el tema del cambio de moneda, lo que a la vez fomenta las ganas de practicar más deportes, además que son de un gran nivel de profesionalismo. Todo listo, inicio montando una ola de carácter básico pero que sin duda se disfruta, quedo con ganas de más y me lanzo a toda ola que sea montable y busco llevar mi experiencia al máximo. En la costanera de Lima existen varias escuelas de surf junto con otros atractivos que voy recorriendo mientras paso un par de días acá.

62


Terminado el surf, me dispongo a caminar por la costanera hasta el siguiente atractivo deportivo: vuelo en parapente para sobrevolar Lima, con esto podre tener una mirada diferente de esta gran ciudad. El pago por el servicio es de muy bajo costo, destacando lo genial y entretenido que es realizar este tipo de actividades. El sobrevuelo es de 30 minutos, los cuales permiten apreciar la gran ciudad desde el borde del mar, donde hace poco tiempo estaba surfeando y disfrutando de sus aguas tibias. Termino mi mañana almorzando en el restaurante Matria, donde se encuentra una de las chefs más famosas del mundo, Arlette Eulert. Ella pertenece a una tendencia culinaria del Perú que se llama Generación con Causa y que junta a los chef más destacados. Estos son la nueva generación que está dando que hablar a nivel mundial. Me deleito con los platos que prepara y con la grata conversación que ella brinda. Terminada la conversación y pleno disfrute de su compañía me dispongo a dar un paso más para acercarme a Paracas que está ubicada a tan solo 257 kilómetros de distancia al sur de Lima. Me hospedo en un hotel de lujo llamado San Agustín de Paracas, que cuenta con una piscina de aproximados 130 metros de largo seguida por su propia playa privada, con unas habitaciones hermosas, bueno... ni mencionar el clima que se mantiene en sus cómodos 22º de temperatura. La cena me espera junto con una atención de lujo por, nuevamente, bajo costo, gustos que rodean el trail en el extranjero. Me dispongo a descansar y a preparar tanto cámaras como traje de baño para el siguiente día, ya que asistiré a realizar Stand Up Paddle a unos pasos del hotel en la Bahía Paracas. Sigo en viaje disfrutando del atractivo turístico de la zona que rodea la carrera, ya en la bahía

63


de Paracas soy recibido por los dueños de casa: flamencos en su estado natural me esperan a la orilla de la playa mirando atentos mis movimientos. El mar está quieto como anticipando la actividad que realizaré. El Stand Up Paddle cada día genera más adeptos, y entiendo el porqué al montarme sobre la tabla y utilizar el remo para desplazarme por todas partes. Es una actividad muy relajante que permite disfrutar de la mar de una forma distinta y mucho más contemplativa, ya que te desplazas casi sin esfuerzo por el mar tibio, al punto que no dan ganas de salirse. Luego de pasar remando unas horas me dirijo al hotel para tomar rumbo al oasis de Huacachina, donde se realizará la carrera de trail running, y así ver la ruta y que tan complejas son las dunas que rodean este oasis tan único y hermoso. Llegado a destino me doy cuenta que toda una ciudad creció en torno a un pequeño lago natural que posee su propia vida marina. En Huacachina, los atractivos turísticos son sus dunas de más de 80 metros, ideales para realizar sandboard o andar a toda velocidad en buggies de arena, vehículos que pueden transportar a 8 o 10 personas, completamente adaptados para trabajar bajo las altas temperaturas y duros caminos de las dunas. La ciudad es un estilo colonial muy lindo de ver y en su parte central está ubicado el lago del oasis, junto con poseer un hotel 5 estrellas y piscinas en su interior, sin duda una ciudad pequeña pero que no puede faltar en el recorrido. Me monto en unos de los buggies y me dirijo a las dunas, primero para disfrutar del paisaje,

64


que como ningún otro, es verdaderamente hipnotizador y a la vez tremendamente adrenalínico. Al ver que el vehículo ya se da vuelta en medio de las dunas -que tienen una caída de casi 70 º de angulación con respecto al suelo-, solo queda disfrutar de la adrenalina y de los paisajes que nos rodean. Me bajo del vehículo feliz de sumar una experiencia más a mis viajes y retorno al hotel para cenar y alistar todo para el siguiente dia de aventura, donde me espera el kitesurfing. Este sistema de surf, se realiza con una cometa, la cual en base al viento da impulso para desplazarse por el mar a toda velocidad. Este deporte lo realizo en la bahía de Paracas, pero sinceramente se necesita más de un día para poder sacar adelante esta práctica, ya que yo avancé mucho en un par de horas, pero se necesita más para lograr hacerlo a la perfección. La mayoría de carreras de trail a las cuales asistimos, son una excusa para viajar y conocer, es nuestro escape para realizar turismo en las zonas más bellas de nuestro país y el mundo. Por lo mismo, no detengas esas ganas de viajar y conocer más de nuestro entorno, ya que eso te generará nuevas experiencias y una visión completa de lo que te puede entregar una zona o país en particular. Feliz de haber vivido esos días de descanso en territorio peruano, conociendo viajando y haciendo deportes que tanto me gustaron.

65


POSTALES DE LA RUTA DEL HUEMUL

Volvía a internarme en Cochrane para realizar por segunda vez la Ruta del Huemul, un recorrido que se ha convertido en una potente actividad invernal de la comuna sureña y que presenta los paisajes y senderos de la Reserva Nacional Tamango y el Parque Patagonia. EXPERIENCIA¬| POR PABLO HIDALGO | FOTOGRAFÍA NATIVOPROD.COM

66


odo partió con los viajes de Concepción

Para los que no conocen, el objetivo de

a Santiago, Santiago Balmaceda y

esta ruta es crear una mayor consciencia

Coyhaique. Al seguir por la carretera austral

para proteger la disminuida población del

se complicó el viaje, ya que se extendió el

Huemul que se encuentra en esta región. En

doble,

(normalmente es de seis horas).

Aysén, en la rivera del lago Cochrane queda

Llegué a Cochrane cerca de las 22:00 horas

una importante población de esta especie en

a comer algo y armar la mochila para salir

peligro de extinción, así que las personas que

a la ruta al día siguiente. Al ir por segunda

asisten a esta travesía es por una causa que

vez a La Ruta del Huemul, ya estaba mucho

va más allá de solo conocer y hacer deporte.

más tranquilo, no había preocupación, solo

Ya partiendo el día sábado temprano, en

ansiedad y motivación por lo que se venía,

una bella mañana patagónica, nos dirigimos

y una gran mentalización para pasar el frío,

al parque Patagonia para comenzar la ruta.

como también fuerza para lograr la ruta.

El día estaba totalmente despejado, con

67


un poco de frío pero con unos paisajes incomparables. Comienza el trekking y avanza el primer grupo. Yo con dos colegas que hacían vídeos comenzamos a subir hacia el cerro Tamango, buscando lo que sería el primer spot. El primer grupo era bien avanzado, por lo que nos dejó atrás rápidamente, el segundo nos alcanzó y empecé a hacer un par de disparos buscando una buena composición. El sol recién empezaba a aparecer por sobre las montañas, por lo cual aún no había una luz tan intensa. Esperé un poco a que el sol tomara más fuerza y el grupo me saco unos 20 metros, fue ahí cuando vi un encuadre que me gustó mucho, que consistía en el último grupo caminando en fila, por un espacio que era bien similar a una pampa, y se completó cuando el sol se mostró en pleno dentro del amanecer, dando unas tonalidades muy anaranjadas y cálidas, sobre todo en uno de los cerros del frente. A diferencia del evento anterior este fue mucho más duro, porque a pesar de que era sólo caminar -y en el otro incluía trail y bicicletas-, este era muy constante, con mucho frío y no había forma de acercamiento en vehículo, por ende había que seguir y

68

seguir sin parar. El problema de este tipo

y esos rayos que se formaban entre las

de ruta para nosotros los fotógrafos, es

montañas, acompañado de una buena vista

que debes ir haciendo las capturas que te

que de fondo mostraba parte del parque

gustan relativamente rápido, no tienes el

Patagonia. Al terminar la fotografía, vi que

tiempo para sentarte, componer, agacharte

el grupo de deportistas se había alejado

bien, o sea lo tienes, pero los competidores

bastante, así que continué caminando.

no paran y debes alcanzarlos.

Comenzamos a subir el cerro Tamango

Por ejemplo, después de componer la

y de a poco empezó a aparecer la nieve,

fotografía grupal con el reflejo del sol en el

la que en un principio acompañaba de

cerro contrario, avancé un par de metros,

bonita forma los distintos spots que se iban

me di vuelta y contemplé el amanecer en su

formando. Fue momento de instalar las

máximo esplendor. Fue la segunda foto que

raquetas para poder continuar, ya que había

más me gustó, un cálido sol que intentaba

un par de metros que era riesgoso hacerlo

acompañar una mañana con un viento frío,

simplemente con zapatos.


A pesar de que la ruta tenía dificultades

comienza ya a descender del cerro. El

resultaron varias fotos buenas, una que

paisaje imponente comienza a mostrarse

rescato harto y la marco como la tercera

siendo mucho más variado que el

que más me gustó, es de uno de los chicos

anterior, me envuelvo entre bosques

caminando por el borde (por así decirlo) de

cubiertos por grandes cantidades de

la montaña, cubierta de nieve. Ya era cerca

nieve. Al haber tanta sombra el frío

del mediodía y el sol se encontraba ya por

se hace presente nuevamente, y los

encima, entonces buscando un plano con

competidores deben mantener un ritmo

una óptica bien angular (20mm) compuse

constante y no quedarse atrás.

al competidor con el sol y todo el parque

Al terminar el bosque, llega la hora

Patagonia y gran parte de la ladera del cerro Tamango. Postales increíbles del sur de Chile.

de parar y alimentarse un poco para continuar, todos nos reponemos y

Continuando dentro de los puntos más altos,

seguimos por la ruta. Otro de los puntos

la ruta llega hasta un portezuelo donde se

llamativos y que me cautivó mucho,

69


fue cuando cruzamos por encima de una laguna congelada, lugar donde se pueden componer varios planos fotográficos. Pasando la laguna se viene otro bello sendero entre bosques y nieve que lo cruzamos con las raquetas. Terminando este último bosque se llega a un alto con una vista hermosa, donde se contempla todo Cochrane. Ya con las energías un poco gastadas, pero con una grata sensación, se continúa con el descenso total, entre un par de árboles y cada vez menos cantidad de nieve, capturo una de las últimas postales, retratando todos los colores del frío atardecer y otro poco de cierta cantidad de nieve a faldas del cerro.

70


71


72


73


VOLVER A MIS RAÍCES

74


Una visita a Italia y sus alrededores, con el fin de combinar el amor por el deporte, la montaña y el trail con la pasión por los conciertos, la música y los festivales. Este viaje es una vuelta a mis raíces, a mis tradiciones y sabores. EXPERIENCIA¬| POR PAOLA CASTELVECCHIO

e estado esperando dos años este momento: en mi bolso un par de libros (que nunca alcancé a leer), mi GPS y el pasaporte. Destino Milano y en mis planes Italia, Suiza y Francia. No, no he clasificado a UTMB ni a TDG, solo vuelvo a mis raíces con una mirada diferente, con la necesidad de vivir esas tierras de una manera holística. Quiero que nuestros ojos se cansen hasta de sorprenderse, que la curiosidad nos dé las ganas de seguir buscando nuevos destinos hasta el último día de este viaje. Sobrevolamos paños de tierra verde, lagos resplandecientes y ríos que cortan la campaña como hilos de plata. Reconozco esos primeros cerros que tímidos introducen el arco alpino, majestuosa densidad blanca que sella la tierra italiana con la francesa. Las sombras de bosque sobre la roca son la firma de una naturaleza que huele a infancia, que huele a dulce hogar. Aterrizo, me despido de la compañera del último vuelo y me preparo a respirar el bochorno estival: el aeropuerto estaba desierto, no obstante el comienzo de la alta temporada. Me muevo unos metros desorientada hasta encontrarme con la querida mirada de mi hermano. A 60km al sur de Milan, las mañanas de verano pintan de amarillo el cielo y despiertan los gansos selváticos, el burgo de Pizzighettone yace inmutado a la orilla del río Adda, baluarte invicto de miles de batallas medievales. Me reciben los mismos rostros de siempre, el pueblo no cambia, solo envejece durante mi ausencia: reconozco el olor de las últimas flores de la ‘falsa acacia’ mientras observo las ramas del sauce llorón acariciar las aguas del río. He vuelto. He vuelto a mis raíces, a mis tradiciones y sabores, pero me quedaré poco

aquí: la idea de este viaje es gozar de mi identidad tratando de fundirla con las pasiones que Chile me trasmitió, el cerro, los paseos interminables en la montaña y el trote, asimismo la pasión por los conciertos, la música y los festivales. Quiero que sea una experiencia a 360 grados, sin limitaciones ni itinerario fijo, tenemos un solo compromiso y ticket comprado: Festival de Jazz de Montreux (Suiza). Lo bueno de Europa es que está todo “cerca”, o por lo menos esta es la visión que un chileno podría tener. Con este enfoque de proporciones distorsionadas no he alcanzado ni a deshacer mi maleta y ya estamos armando una mochila de 50 litros y llenando un maletero con la quincallería de camping. Primera parada: Córcega (FR) rumbo a los check points del GR20 (Ruta de senderismo de gran recorrido que atraviesa la isla de Córcega de noroeste a sureste a lo largo de 180 km y más de 22 mil metros de desnivel). A esta aventura me acompaña mi hermano Daniele y mi media naranja Andrés. El mismo Daniele es quien ha sugerido este destino: el verano pasado decidió desafiar en modo trekking el macizo central de la Isla para sellar esta Grand Randonnée (Gran Paseo – “paseo” de 180 km le dicen!). Fue un intento fallido en la mitad del recorrido: al parecer estas montañas son hermanas de los Alpes y sus cumbres de más de 2000 metros requieren una buena garra y sobre todo preparación técnica en términos de entrenamiento y equipo. Bueno, yo estoy de vacaciones y mi cerebro pleno no tiene la mínima intención de vérsela con este tipo de programación, así que me pongo mis zapatillas de trail, un camelback liviano y decidimos recorrer la etapa de Col de Bavella por el día, para saber qué sabor tiene.

75


Impresionante. Sin darme cuenta estamos en un clima montano a solo 40 minutos de las mejores playas de la isla; los picos de granito cortan el cielo de manera abrupta, creando crestas que bajan hasta los bosques de coníferas; la zapatilla sufre sobre este suelo agresivo, el agarre excesivo me carcome la suela mientras mis bastones de Trail resbalan inútiles sobre esta roca durísima. Andrés y yo parecemos haber aterrizado en otro planeta, no entendemos nada de esta geografía mientras mi hermano ya ha tomado su distancia con su paso zen. Cada rincón es un asombro, cada vuelta un paisaje diferente que nos pinta los ojos de los colores crudos de esta naturaleza todavía salvaje. El cansancio no se siente y posponemos

76

nuestro delicioso almuerzo a base de quesos y fiambres locales. Las subidas no perdonan mientras los senderos del bosque son una exquisitez, mis piernas no aguantan y debo correr en esos senderos, frente a las quejas regañonas de mi hermano que todavía no entiende eso de querer correr por todo el lugar. La verdad es que yo tampoco lo entiendo, pero es algo que nos llama desde lo más profundo, algo visceral que no necesita una etiqueta: es una pasión. Es aquí que por primera vez me enfrento con su realidad, la realidad pesada del trekking, tremenda disciplina basada en una gran virtud: la paciencia, algo que el caminante va absorbiendo de a poco, alejando las ansiedades del trayecto,


los miedos del camino y el peso psicológico de una mochila que encarna al mismo tiempo tu mejor amigo y tu peor enemigo. Debemos entender la dinámica del tiempo, la música de nuestros pasos en el sendero y descansar sobre el ritmo de una respiración silenciosa: comienzo a ver el trekking como una religión outdoor, una filosofía necesaria para encontrar nuestro lugar en la montaña y no ser solamente espectadores de sus magias. Estos “casi” Alpes nos observarán durante los próximos cuatro días mientras nos perdemos en las olas de un mar de cristal vivo de cardúmenes de peces del Mediterráneo: Córcega es el lugar soñado para los amantes del aire libre, de la naturaleza. En una pequeña isla encontré desiertos de roca, playas caribeñas, rincones vírgenes de verde y una montaña que da gana de ser explorada, corrida y escalada. Además, sus puertos principales son fácilmente accesibles con ferry que salen desde varias

ciudades italianas, francesas y españolas. Apta para mochileros (hay trenes y buses que cruzan la isla) pero lo mejor es tener la independencia que te regala un auto o por qué no, una bici (ya está en mis ‘want’). De vuelta al continente, después de una navegación placentera mediterránea, volvemos a nuestro check point un par de días para descansar el espíritu pero no el cuerpo. La geografía local es muy amable con el apasionado outdoor: una salida en kayak no termina en un rafting, es un dulce deslizar entre cañas y libélulas; puedes cruzar todos los caminos de tierra pasando por predios, bosques y campos de choclo y sin darte cuenta tendrás una media maratón al bolsillo. Las primeras tardes de verano son perfectas para dejar caer un anzuelo al río. La tradición del ‘estar afuera’ durante la temporada de sol es algo que identifica estas zonas: lejos del mar y de la montaña se

77


encuentran entretenciones singulares para aprovechar de que el frío, la obscuridad y la niebla invernal estarán en otro hemisferio durante un buen rato. Al mismo tiempo, el gran riesgo de vivir aquí es quedarse atascados en el pueblo perdiendo la oportunidad de gozar de eventos bizarros en los alrededores. Nosotros no dormimos en los laureles y el fin de semana siguiente ya estamos rumbo a Salsomaggiore Terme, un pueblo termal perdido en el cerro de la Emilia Romagna. Aquí nos espera el Festival Beat nr 25, un 4days de música beat con onda rockabilly muy rústico. Nunca sacamos la carpa del maletero de nuestro auto y apenas llegamos plantamos las estacas en el camping que realmente parece más un campamento. Olvidamos totalmente los ambientes realmente festivaleros y tratamos de empatizar con el ambiente: el secreto en todas estas realidades locales o ‘guachacas’ como dirían algunos es fundirse con el entorno, mimetizarse. La música es buena, el ambiente amigable y el dj set (a puro vinilo) nos lleva hasta el amanecer. El día siguiente, bien achacados del ultra-boogiewoogie, nos adentramos en los cerros ‘emilianos’ hasta llegar a otro pueblo termal perdido entre lomas verdes y frondosas: es Tabiano Terme, un poblado ordenado y elegante. Su aire plácido me recuerda muchas de las escenas de la película ‘Youth’ del director italiano Sorrentino. Dejarse llevar por estos lugares sin tiempo, llenos de esencia es como abandonarse a un embrujo, parecemos visitantes invisibles de esta inmutable realidad. Vuelta a las cuatros ruedas, vuelta a Pizzighettone, que ya está tomando las apariencias de una base de operaciones más que de mi dulce hogar: nuestros movimientos entre carreteras y caminos sin marcar están dibujando una estrella en el mapa del norte del país. Próximo destino: el tan ansiado, histórico y mítico festival de Jazz de Montreux, Suiza. A partir del 1967 sobre las aguas del lago Lemán, mejor conocido como el Lago de Ginebra, los

78


mayores exponentes de la música Jazz (y non) han llenado las calles de esta ciudad de sonidos vibrantes, energías compartidas que iluminan el cielo de las noches del cantón de Vaud. Después de cuatro horas de auto con la nariz pegada a la ventana babeando sobre paisajes espectaculares, llegamos a la frontera – desierta. Nadie nos para, no hay carteles sobre los pasos a seguir. Estamos corriendo contra el tiempo, en un par de horas comienza Fleet Foxes y no me lo quiero perder; apuro los trámites y aprieto los dientes cuando me sale la cuenta del acceso para extranjeros: el solo paso por aduana es bastante salado (40 Euro de ingreso al país) y si no quieres aventurarte por caminos locales tendrás que desembolsar 45 Euros para uso de autopistas – Ouch (para la próxima consideraría viajar en tren) Da lo mismo, nada más duele si pienso que estamos a punto de pisar uno de los lugares icónicos de la historia de la música. En nuestras cabezas dan vueltas las primeras líneas de ‘Smoke on the water’ de Deep Purple mientras los Alpes Suizos sueltan sus filos cortantes y se endulzan en un valle ameno. El paso por el centro de la ciudad es singular, muchos jóvenes moviéndose rápido pero ordenados en las calles, policías muy sonrientes dirigiendo el tráfico, música saliendo de algunos locales y un lago brillante que bordea un paisaje pintoresco: hemos llegado. De nuevo, nos bajamos con carpa bajo el brazo pero esta vez en un camping que parece más un pasto de común uso que una verdadera estructura para hospedar. El relajado Lucas nos recibe y nos deja elegir un spot para instalarnos: el lugar está en su máxima ocupación, hay carpas montadas, una encima de la otra y más que Montreux esto se parece al Festival de Woodstock. Me encanta. Entramos de inmediato en el mood, destapamos una botella de vino chileno (regalo que nunca falla), cenamos a la rápida bajo los rayos violeta del atardecer y volamos al bus gratuito que nos llevará al centro de eventos. Todo está excelentemente organizado, señalizado, ordenado, intuitivo. La sala del concierto es un espacio exclusivo y cerrado.

79


Llegar frente al escenario es algo muy fluido, simple. Entiendo de inmediato que este es un festival ‘boutique’ que no apunta a la masa, apunta al gusto. Valió la pena la manejada, el gasto y el desgaste físico para llegar: todo fluye de manera perfecta, el show es inolvidable y la banda suena extremadamente bien. Me dejo absorber por la música y me relajo en esta cuna de sensaciones. El festival dura dos semanas y lo más sorprendente es que existe una programación paralela gratuita de gran calidad: hay shows para todo tipo de público. Estamos sentados frente a un escenario al aire libre, toca una escuela de jazz de jóvenes y la plaza está repleta, llena de familias, parejas variopintas y hasta grupos de mayores. Todo esto es esencia compartida, es el vibrar de la música que nos une. Estar de vacaciones nos desconecta totalmente de la rutina, deja que el cerebro se entregue a todo tipo de oferta y de estímulo. Lo importante es que sea placentero: aquí encuentro todo esto. El despertar es lento y caluroso, pero las ganas de volver a ver la ciudad con otros ojos me hacen abrochar las zapatillas y partir para una pequeña exploración trotando. Sigo la orilla del lago que parece estar hecha para los trotes mañaneros, sombra fresca por todo el camino y una vista espectacular se abre frente a mí sobre los Alpes Centrales. Un barco a vapor corta el paisaje y sigo mi camino que terminará en un paseo turístico hasta la famosa estatua de Freddy Mercury. Aquí todo es muy intenso, desde los colores hasta las miradas curiosas de los residentes que me observan mientras corro. Es raro, es una mañana perfecta para trotar pero de otro runner ni la sombra. Me devuelvo lenta, quiero que este cuadro de ensueño no se aleje de mí, pero esas cumbres que no han dejado de mirarme hasta el momento me tienen inquieta, me raptan la mirada. El cambio de planes es instantáneo, en vez de volver a casa pararemos en los Alpes Italianos – lo merecemos.

80


La vuelta al territorio italiano es mucho más rápida o quizás la ansiedad de llegar a poner las botas de trekking nos hace olvidar de los kilómetros. ¿Dónde parar? no sabemos pero Daniele se deja guiar por los lugares de su memoria y siguiendo un río serpenteante hasta un valle cerrado desembocamos a Cogne, Parque Nacional del ‘Gran Paradiso’ región de la Valle D’Aosta. Curiosamente estamos a un par de valles de distancias de Chamonix, la Meca del Trail y del montañismo, ombligo del Ultra Trail du Mont Blanc y curiosamente el hecho no me llama mucho la atención. Lo que me asombra es la memoria vivida de mi hermano que recuerda senderos y paisajes que recorrimos cuando niños con nuestros padres y por los cuales nos quiere guiar hoy. Andrés, víctima de nuestro frenesí se entrega a los nuevos planes y es el primero en tener la mochila lista al hombro. Nos esperan dos días de caminata con dormida en el Refugio Sella, bajando de vuelta al punto específico de partida, Valnontey.

81


Hay algo en este itinerario que me suena muy familiar pero no son los paisajes ni mis memorias de niña que suben a flote. Pienso y escarbo en la mente y finalmente se prende una ampolleta en mi cerebro: TDG. El Tor Des Géants! El Tor es una carrera de Ultra Trail de 330km con 24000mt de desnivel positivo, una locura absurda llamada ‘vuelta de los gigantes’ que une los principales centros poblados de la Valle D´Aosta. Entiendo que estaremos pisando la misma huella de grandes corredores y me lleno de orgullo pensando en los amigos que se están preparando para poner a prueba su cordura con esta hazaña. Caminar en modo zen (lento) es una gran ocasión para acercarse a la fauna local: en pocos kilómetros ya avistamos marmotas y rebecos, tan despreocupados de nosotros que hasta es posible sacar cámara y fotografiarlos sin que se escapen cerro arriba. Impresionada por los paisajes desde el primer paso. Asustada por mi incapacidad de entender el rol de mi mochila que me está quebrando las piernas y atormentando los hombros: re-distribuyo el peso, ajusto las correas lo más posible pero aun así hay algo que desentona. No sé caminar. No tengo paciencia, quiero bastonear y subir lo más rápido posible. No. Aquí no funciona así. Paro y tomo un buen respiro bajo la mirada curiosa de una gorda marmota. Me acuerdo del paso de mi hermano, me acuerdo de una sintonía que el correr en cerro me hizo olvidar. Aprendo a despegar los ojos del suelo y a contemplar este Gran Paraíso: ahora sí, estoy absorbiendo mi sueño siendo huésped de la madre montaña. El viento fresco besa el sol tibio acariciando los pastos floridos de miles de colores; no podría imaginar pintura más perfecta. El Refugio Sella nos espera placido a puertas abiertas y con una cena deliciosamente reconfortante: una familia local está a cargo del refugio y se sienta a conversar de mesa en mesa como si fueran amigos de siempre.

82


Extraño esta soltura, esta libertad educada que se olvidan en las grandes ciudades. Mi mirada y pensamientos se pierden en el arroyo que brilla por la ventana. La noche llega y un pequeño grupo de íbices baja a tomar agua. Salimos a la luz de la luna a espiar las estrellas con larga vista mientras aprovechamos de hacer nuevos amigos y recolectar experiencias en altura. De nuevo, hay todo tipo de caminante aquí, la tradición de la montaña no tiene edad y sigue andando más fuerte que nunca. Ultimo día en este encanto, comenzamos la mañana tempranísimo escapando de la sombra helada del parque siguiendo la huella de los íbices hasta llegar a valle. Al fondo, como reyes majestuosos dueños de los acantilados están los glaciares del Herbétet, bloques azulados que sellan las cumbres inmóviles. Obviamente nos sentimos chicos, impotentes frente a estos gigantes. Las ganas de llegar a valle no existen pero ya llegó el momento.

Dejamos atrás unos paisajes de encanto, unas experiencias maravillosas. Es hora de volver a casa, es hora de volver a Chile. Descubrí muchas caras de esta zona de Europa y sé que tiene muchas más, por eso me gusta hablar de Europas, al plural. Sacié mi curiosidad, el hambre de mis ojos y las ganas de andar pero al mismo tiempo hay mapas completos que quiero marcar, montañas que quiero vivir y ríos en los cuales nadar. Siento que esta es la mejor codicia que pueda existir, un egoísmo compartido. Aunque no podamos ser expertos en música, cultura, gastronomía, Trail, escalada, podemos quedar siendo curiosos y probar de todo un poco, con aperturas mentales y listas para recibir. Los lugares cambian de color cuando podemos compartirlos con otros seres queridos, los senderos nos hablarán más fuerte si nos agachamos respetuosos a escucharlos.

83


TURISMO DE ALTA MO NEVADO DE ILLIMANI

El amor y pasión a las montañas es como una obsesión, no puedo estar sin ellas y pese al enorme sacrifi justamente eso lo que más nos motiva, saber que lo imposible está en tu mente y lo p

REPORTAJE¬| POR PARIS CAPETANÓPULOS¬| FOTOGRAFÍA TOMÁS VAN WERSCH - JOSÉ CONTRE

84


ONTAÑA: I, BOLIVIA

icio que se realiza para lograr cumbre, es posible en tu voluntad.

ERAS – PARIS CAPETANÓPULOS

NEVADO DE ILLIMANI VISTO DESDE EL ALTO, LA PAZ

esde hace un tiempo dentro del año 2017 me venían picando esas ganas de conocer otras montañas, otra gente, otros aires como para poder entender las características de otros cerros que no fueran los de la zona central de Chile, pero también quería observar a cabalidad cómo se vive el turismo de montaña en otro país. Bajo estas dos aristas comencé a analizar las montañas de América, las más grandes, esas que crean identidad en cada nación y que son las que buscan los montañistas del mundo. Leí sobe el Nevado de Huascarán, el techo del Perú, una mole de hielo que frisa los 6768 msnm, el Chimborazo con sus 6263 msnm, el macizo más alto de Ecuador y el punto más cercano al espacio exterior. El Ojos del Salado en Chile llevando el título honorífico de ser el Volcán más alto del planeta, el Pico de Bolívar en Venezuela y el Pico de Cristóbal Colón en Colombia de 5776 msnm siendo los más altos de la parte norte en américa del sur. Palabras mayores son el Denali en Alaska o el Pico de Orizaba en México, muy lejanos y costosos. Divagaba entre las letras que comentaban de entretenidas expediciones con fotografías exóticas hasta que di con una montaña que me cautivó por su grandeza y belleza. Al Observar el Illimani como telón de fondo de la ciudad de la Paz, Bolivia, me di cuenta de que ese era el objetivo que deseaba. Enormes glaciares bajan como faldas blancas rodeando la gigantesca montaña llamando a miles de andinistas y alpinistas a conocer su apetecida cima. Bolivia fue el objetivo y el Nevado de Illimani con 6462

85


msnm la meta. Sus características son la de ser la mayor altura de la Cordillera Real y la segunda de Bolivia, detrás del Sajama, que pertenece a la Cordillera Occidental. Con esos antecedentes empecé a poner carbón a las máquinas.

Despliegue de Información y organización Naturalmente no podía ir solo, así que les comenté a mis amigos en un asado que organizamos solo para charlar sobre la ascensión al Maipo la iniciativa de ir al Illimani. La idea prendió, claro que del foco principal que para mí era el Illimani salieron otras ideas, como el Condoriri o el pequeño Alpamayo (quedó como el paltamayo) que ofrecían rutas más complejas y de escalada. Mientras los escuchaba pensaba como una idea se te puede ir a las pailas cuando tienes un grupo de personas con pensamientos tan heterogéneos. En fin, la idea gustó y con el pasar de las semanas se fijó como fecha de salida la segunda semana de julio. De una semana de viaje se extendió a casi 2 períodos, ya que un grupo partiría antes a realizar ruta por los cerros comentados y dejando como guinda de la torta el Illimani en la cual participaríamos todos. Naturalmente el orden de los eventos cambiaría debido a una serie imprevistos y de casi todo el grupo solo partieron dos con antelación: José Contreras y Camilo Novoa, este último se enfermó y no pudo hacer ninguna cumbre devolviéndose a Santiago el 2° día de nuestra llegada y José logro cumbre en el Tarija de 5368 msnm y el pequeño Alpamayo de 5410 por la vía normal debido a que el sector por la directísima no estaba en buenas condiciones según los guías locales. La organización de cordadas quedó establecida de la siguiente manera: 1. Matías Donaire – Paris Capetanópulos (Chilehike) 2. José Contreras (Dav) – Thomas Schulze (Boing) 3. Camilo Novoa (Cau) – Tomás Van Wersch (Cau)

Para la organización de cada una de las cordadas y material a llevar se montó una hoja de Excel en Google Docs y ahí consignábamos los datos del hostal, transporte, porteos, valores, qué llevar en el botiquín de primeros

86

auxilios, distribución de equipo por cordada, los costos del viaje por persona, uso de radios, oximetros, satelital y otros datos más sutiles. En lo personal tuve problemas económicos que casi me impidieron la salida, pero gracias a mi hija Florencia y mi madre que salieron a mi salvataje pude comprar el pasaje, de hecho, fue un regalo de ellas, ya que sabían de mis ganas de ver cómo se trabaja el turismo en Bolivia y naturalmente de hacer cumbre en el macizo. La organización se fue cerrando de a poco hasta que el día esperado llegó despegando el avión el sábado 08 de Julio rumbo a Iquique para posteriormente seguir a La Paz.


LA PAZ, BOLIVIA – 3640 MSNM

en uno de los barrios más bohemios de la ciudad, ya les comentaré sobre este tema en la sección de tips y datos. Llegamos de noche, comimos en un restaurant cercano y dejamos el día domingo para comprar comida en los diversos mercados de la capital. El lunes, luego de realizar un duro trámite para que nos llevaran al poblado de Pinaya, pudimos partir como a las 12:30 horas desde el hostal hasta la aldea llegando a las 15:10 de la tarde en un recorrido de aproximadamente 100 kilómetros. En el lugar gestionamos que nos subieran el equipo hasta el sector denominado Puente Roto, habilitado como campamento base para ascender al Illimani. Tomás, el más joven del grupo (25) sugirió que yo, por ser el más vetusto (48) me fuera con el vehículo que portearía el equipo desde el poblado hasta Puente Roto. Encontré que era injusto ya que esa caminata de pocos kilómetros me permitía mejorar mi asimilación a la altura. Finalmente fue José, que habiendo ascendido el Pequeño Alpamayo, ya contaba con suficiente aclimatación.

Pueblo de Pinaya – 3873 msnm Pinaya es un poblado puramente indígena de cultura aimara y sus habitantes, en general, hablan ese idioma y el castellano. La población de Bolivia el 60% es indígena por lo que principalmente parlan lenguas locales.

La Paz, Bolivia – 3640 msnm Pese a realizar trabajos de aclimatación con antelación al llegar a La Paz sentí de inmediato lo delgado del aire acompañado de una fuerte neuralgia que venía de Iquique siguiéndome. El avión llega a un sector denominado “El Alto” que pasa los 4100 metros y naturalmente la altura afecta. Es muy distinto la altura de estar en la Parva o el cerro Pintor que de verdad no se siente tanto el efecto de puna como en La Paz. Ahora comprendía porque se juegan los partidos de fútbol en esta ciudad pensando en que los argentinos siempre caen en el Hernando Siles. Tomamos un taxi y nos dirigimos al hostal Greenhouse que ya estaba reservado y ubicado

Pinaya es un poblado que se sustenta con diversos riachuelos que caen de los glaciares. Abunda el ganado ovino, bovino y camélido. También se provee del cultivo de trigo, maíz y papas. Hay mucha vegetación que en general es eucalipto, árbol que se encuentra muy cultivado en la Paz como en estos pequeños poblados. Son gente muy arraigada a su cultura y orgullosos de ella. Lo que sí me llamó mucho la atención es el hecho de existir porteadores humanos y lo que comento quiero explicarlo con tranquilidad para que se entienda: No hay porteo de equipo con mulas hasta el Campamento Alto (Nido de cóndores), así que si deseas que lleven tu equipo contratas gente de la zona y ellos llevan lo que quieras hasta el campamento alto. Vi niños y personas adultas subiendo grandes sacos sostenidas por sus cabezas o amarradas

87


al pecho, algunos hasta con balones de gas caminando con ojotas y a pies descalzos sobre los 5000 metros mientras montañistas con ropa profesional subían o bajaban sintiéndose gloriosos por haber ascendido el Illimani. Sentí molestia por eso ya que cuando a nosotros nos ofrecieron el trabajo de porteo hasta el CA la respuesta de todos fue unánime: nosotros venimos a subir el cerro por las nuestras. Dónde está la gracia de subir un cerro y que te suban todo hasta el último campamento….pfff. Además, que porteen equipo en Chile es muy distinto de lo que pasa en Bolivia ya que nuestras montañas en la zona central son más alejadas y necesitamos de mulas para el acercamiento. Para el Tupungato son casi 30 kilómetros a pie para los campamentos 1 y 2 y sin ese porteo sería muy desgastante considerando la comida que debes llevar, cocinillas, gas…etc. También quiero dejar en claro dos cosas en particular:

para ascender el macizo andino. Es una zona rodeada de vegas con diversos riachuelos que caen de los glaciares. Abunda el ganado sobre todo de llamas. El lugar es un llano verde sin ningún tipo de vegetación o matorral, solo cubierto de duro pasto andino o también denominada estepa con cojines. Su nombre científico es Distichia muscoides y es espinoso, así que el mejor consejo es “NO” llegar y tumbarse. Ascenso campamento Nido de Cóndores – 5460 msnm Por la mañana desayunamos y esperamos que saliera el sol para calentar el cuerpo, todo con mucho relajo preparando los snack y agua para la travesía. La ruta está al frente del campamento y es cosa de llegar y cruzar el camino para internarse por los faldeos de la montaña para encontrar una huella clara y marcada, sólo

1. En Chile tenemos porteadores humanos, pero notoriamente es un personal capacitado y no los habitantes de un pequeño caserío. 2. El chileno es un pueblo muy distinto al boliviano y para ellos ser lo sherpas de las montañas andinas es parte de una cultura casi ancestral, por lo tanto lo ven como un negocio y además como parte de una labor que han ejecutado por años. Debemos considerar que estos pequeños poblados son caseríos alejados que se sustentan del turismo de montaña en el período de junio, julio y agosto, fechas en la que se asciende la cordillera real. La caminata desde Pinaya hasta el sector de Puente Roto duró como unas 2 horas, son 4.33 kilómetros con un desnivel de casi 600 metros. Existen 2 caminos, el lógico que es una ruta vehicular en excelente estado y una variante que pasa por unos tambos y una cascada, es más directo pero la gente del lugar te debe dar bien las referencias. Al llegar con Matías levantamos campamento y comimos afuera según nuestro menú abundante en carbohidratos.

Campamento Puente Roto – 4464 msnm Puente roto es el campamento base para realizar excursiones en el lugar o bien punto de partida

88

La primera trave

La Paz (3640 msnm) – Pueblo de Pinaya (38


deben seguirla ya que no es como en Chile que te encuentras con miles de senderos, acá es una sola que parece una verdadera autopista. El suelo es duro y sin esas piedrecillas que te hacen resbalar a cada rato, pero en todo caso tan buen augurio del camino solo es momentáneo ya que para llegar hasta el campamento Nido de Cóndores se deben ascender 1000 metros más. El primer tramo del recorrido bordea el cerro para posteriormente montarse sobre un largo y empinado filo que asciende por las rocas caminando sobre los 5000 metros. Las vistas son espectaculares ya que la montaña es 50% glaciar mostrando imponentes seracs de glaciar, gigantescas cornisas y hermosos merengues hechos por la naturaleza. Durante la primera parte corren varias vertientes, pero pasado el faldeo no se ve más agua así que siempre considerar su litro del preciado líquido.

esía comprende:

873 msnm) – Puente Roto (CB – 4464 msnm)

Cuando asciendes tienes el sol pegando todo el día así que naturalmente es caluroso. Pasado los 5000 metros la ruta se vuelve más empinada y por la altura se deja correr una brisa fría que entume bastante. Luego de 5½ horas de ascenso se llega al campamento, una pequeña planicie que es el final del roquerío ya que de aquí en adelante parte la zona glaciada. Este es pequeño en un terreno irregular pero plano al lado del glaciar, no caben muchas carpas y se deben armar pircas para protegerse del viento. Es bastante expuesto. Al llegar nos sacamos las pesadas mochilas y nos dejamos caer en el suelo acomodando la espalda a las rocas. Fue una subida bien dura, aunque debo reconocer que la sufrí mucho más en el Mesón Alto, creo que ahí dejé las tripas. En síntesis, se podrá decir que es una extenuante subida, pero el camino está muy marcado. Solo en los últimos 40 o 50 metros hay que pegarse unos trepes, de hecho, yo me equivoqué saliéndome de la huella y derivé en un sector casi de escalada. José advirtiéndome dijo: “ten cuidado weón, sal de ahí, estás súper expuesto, yo te ayudo,”, y de verdad que era así ya que mirar hacia abajo era una larga caída entre piedras considerando además el peso de la mochila, es fácil perder el equilibrio. Acabando el día comíamos con las carpas ya levantadas comentando entre gritos la hora para levantarse. Cada uno ya había preparado su equipo, arnés, tornillos, estacas, cordones, cuerdas, mosquetones, cintas exprés más la ración de marcha. Quiero acotar que a esta altura comer maní o frutos secos se sentía asqueroso, me preocupé del agua eso sí y por lo mismo llevaba 1 litro 750. También me preocupé de llevar súper 8, no puede faltar mi preciada oblea, unas galletitas y eso, la verdad, no se come mucho.

POBLADO DE PINAYA

El atardecer fue muy bello para luego en la noche apreciar las luces de la capital paceña. Con Matías preparamos fideos, tomate, queso, salame, zanahoria y pimentón. Debo reconocer que estaba muerto de hambre, soñaba con un pollo asado. Día de Cumbre Con antelación ya algunos guías nos habían comentado que el camino a la cima era una

89


CAMPAMENTO PUENTE ROTO

avenida perfecta debido a que una semana atrás se había realizado un trabajo de investigación de glaciología y varios científicos habían estado en la parte superior del Illimani. De verdad puedo decir que jamás en mi vida había visto un camino en nieve tan perfecto, sin hoyos, ni que te hundas. Estaba acostumbrado a esa imperfección de nuestra cordillera central en donde la roca caca de gallina abunda, en donde caminas y te hundes hasta la rodilla abriendo huellas y quedando como trapo. Lo que vi acá sencillamente era una autopista camino al cielo. Nos despertamos a las 03:00 am y dentro de las carpas se armaban los preparativos mientras derretíamos nieve. Estaba frío y corría une

90

leve brisa que enfriaba un poco el ambiente. Finalmente partimos como a las 04:15 am, quizás un poco más tarde de lo esperado con nuestras frontales iluminando la travesía. El camino parte con un fuerte ascenso para luego de una hora de marcha llegar a un plateau desde donde avistamos las primeras grietas. De ahí en adelante nos encordamos quedando yo al último por ser el más pesado con mis 80 kilos de grasa porcina. Recuerdo que me pasó una talla estúpida. Se me olvidó hacer el ocho y me sentía como un imbécil mientras en la misma, a mi compañero le dio por ir a defecar. O sea, entre ponerse la cuerda, el ocho y la cagadera de Matías, nos demoramos 30 minutos, tiempo más que sobrado para


congelarnos. Al Mati lo taparon a improperios, pero bueno, si tienes un sistema digestivo híper desarrollado como el del amigo, es natural que pasen estas cosas. Continuamos el sendero mientras las luces del alba alumbraban mejor el entorno dando una apariencia de un mundo de hielo. Al observar hacia el oeste mirábamos la gigantesca silueta del Illimani abarcando cientos de kilómetros. Sin lugar a dudas un amanecer sublime. Mientras divagaba en mis pensamientos, absorto de lo que ocurría delante de mí, concentrado en tener la cuerda levantada y en mis pasos, sentía cómo adelante había malestar y quejidos. José (que iba al medio) comentaba que no se sentía bien, decía que Thomas lo tiraba y que Matías igual y que esta dinámica lo cansaba. Yo lo veía efectivamente molesto, quizás la altura lo estaba afectando considerando que ya estábamos en los 6000. Le dije que se saliera de la cuerda, que se pasara adelante y fuéramos a su velocidad, vale decir, el primero. Thomas dejó su lugar y pasó a estar al medio sin decir nada, así que este fue el primer impase que observé dentro de lo que quedaba del día. José de ahí en adelante

siguió tranquilo y la cordada adquirió un ritmo más constante. La ruta, en el último tramo, es una pala de nieve y hielo de unos 300 metros que sube en zigzag hasta llegar a una planicie a los 6300 metros. En ese punto decidimos desencordarnos y partir cada uno remontando ahora una loma hacia el sur. Para mí fue un alivio ya que estaba cansado de estar amarrado y supeditado a un ritmo un tanto extenuante. Cuando se atraviesa zona de glaciares estás subordinado al ritmo de tu compañero. Por eso, siempre las cordadas no deben ser mayores a 3, que estos tengan la misma condición física y que se conozcan en trabajos de altura y travesía en glaciar. Acá lamentablemente nos estaba pasando la cuenta ser 5 en una cuerda de 60, pero también bajo el criterio de responsabilidad me sentía tranquilo viéndolos a todos. Soy el mayor y como padre de familia, me siento responsable de cada uno de ellos. Es intrínseco en mí, pese a las discusiones, malos ratos o peleas que puedan haber, saber finalmente que estamos todos juntos, ya que si alguna vez, Dios no quiera, llegue a pasar algo, el que deberá poner la cara seré yo.

ASCENSO A CAMPAMENTO NIDO DE CÓNDORES

91


Por fin liberado de la cuerda emprendí casi como un autómata camino a la cumbre. No miré atrás, solo seguí una pequeña huella. Sentía la fatiga muscular, pero si me detenía cada 10 pasos daba un respiro de 5 segundos. Ésto ayudaba a que los músculos se rehabilitaran y así daba otros 10 pasos. Al llegar al filo cumbrero el camino se hizo recto y mis piernas lo sintieron por lo que pude caminar muy holgadamente sin problemas hasta llegar al pequeño promontorio. Levanté los brazos pensando que por fin había terminado la primera parte. Vi que venía detrás de mí Tomás y aplaudía como diciendo: bien, weón, llegamos. Nos abrazamos un rato con el enano y me comentaba que me había pegado una escapada, luego de unos minutos llega Matías y atrás Thomas para finalmente llegar el amigo José bastante agotado. Decía que envidiaba nuestra asimilación a la altura. Yo estaba feliz y agradecía íntimamente a mi familia por el apoyo que me dan, recordaba a mis hijas, a mi esposa, a mis padres y hermanos que siempre me preguntan cómo es

aquí arriba. Saben que esto ya no es una simple subida. Además de existir un riesgo también para mí, es un tema profesional; trabajo en el área de montaña y amo lo que hago. Finalmente puse la bandera de Chilehike, mi empresa, para sencillamente cimentar el camino de conocer los grandes de América. Luego Matías se pegó una vomitada cumbrera de color verde mientras Tomás le daba apoyo sosteniendo su mano….¡qué fue eso!, un momento de solidaridad y amor por el compañero caído, fue tierno y conmovedor. Al empezar la bajada Thomas se quejó de un fuerte dolor de rodilla por lo que el descenso se tornó lento surgiendo el segundo impase. José y Tomás se adelantaron ya que el primero se sentía muy mal, muy débil además de que el sol estaba causando estragos. Nos demoramos como 3 horas en descender y al llegar estaba atontado por el sol, sentía la nariz muy quemada y deshidratada. Ya no quería agua de nieve, solo

ASCENSO Y SILUETO DEL ILLIMANI

La segunda travesía comprende: Puente Roto (CB – 4464 msnm) – Nido de Cóndores (CA – 5460 msnm) 1000 metros de desnivel. 5½ horas de caminata portando tu equipo.

92


ASCENSO

La tercera travesía comprende: Nido de Cóndores (CA – 5460 msnm) – Cima (6438 msnm) - Nido de Cóndores 1000 metros de desnivel. 11 horas de caminata ida y vuelta.

anhelaba una sopa y un pollo asado. Bueno, en síntesis, nos acostamos, pero dormimos pésimo, solo quería estar abajo ya que el suelo estaba durísimo. Retorno a la Paz Al despertar Matías me comenta que no podía ver bien y me pidió que analice su cara. Al erguirse, efectivamente tenía una expresión como de jurel recién sacado del agua: los ojos para afuera, cara inflamada y sin ver a más de un metro. El nivel de saturación de oxígeno en su sangre era de un 65%, para ser más claro, hablamos de un comienzo de edema, así que suministré una dosis de acetazolamida y apliqué 1.5 litros de agua con té. Descansó 1 hora más y de ahí bajamos raudamente hasta llegar a Puente Roto dando por finalizado el tercer impase.

Nos cambiamos de ropa y partimos al poblado de Pinaya en donde bebimos cerveza sintiéndonos un poco asorochados por el sol, ahí nos espera Luis, el hombre del transporte quien nos llevó de vuelta nuevamente al hostal. En la noche compramos carne de lomo, filete, papas, ensaladas y cada uno aportó en la cocina, algunos cortando las papas, otros las ensaladas. José fue el maestro parrillero y yo colaboré con un poderoso pebre de rocoto. Disfrutamos de una comida de camaradería en la cual expusimos los pros y contras de esta salida, nuestros errores y logros, pero en general en un ambiente cordial. Hemos salido muchas veces, ya nos conocemos. Vernos sentados todos juntos fue para mí como la culminación de la salida, cerrando un capitulo que cada uno llevará en su corazón.

93


ANEXOS, DATOS Y TIPS PARA CONSIDERAR

Los datos que entregaré son referencias para el que quiera viajar al Illimani u otras montañas del sector. Además, pondré mi visión de cómo es el turismo de montaña en Bolivia y haré un parangón con el turismo de montaña en Chile. La ciudad de La Paz La Paz es una capital con una población de 2.8 millones de habitantes por lo que es una urbe en constante crecimiento y muy acelerada. Como se ubica entre cerros su topografía es muy parecida a la de Valparaíso. Diría que es muy similar en cuanto a calles y barrios, pero uno de las cosas que llama la atención es el desorden que tienen como urbe. No existe respeto al transeúnte y queda claro que la preferencia la tiene el vehículo antes que el peatón. Si deseas atravesar una calle solo lánzate y ellos pararán, pero siempre ellos tienen la preferencia ya que no se detienen en las esquinas. Es una ciudad sucia y con fuerte olor a descomposición en algunos barrios ya que en sus principales calles ponen ferias libres en la cual se venden frutas, verdura, carne y mil cosas más. Las cholas, las que venden, son de un carácter huraño y la atención deja mucho que desear, pero no todas son así obviamente. A veces, sentí una atención un tanto despectiva. Se dan cuenta de que eres chileno y justo en esas fechas calzaba que dos carabineros estaban detenidos para posteriormente ser liberados por el presidente Evo. En pocas palabras mucho de lo que ocurre allí gira en torno a Chile y el lema #marparabolivia es un tema muy fuerte. Mercados en Bolivia La comida no es muy buena allá, de hecho, no existe mucha asepsia, el agua de cañería tiene alto contenido en coliformes fecales y además un pésimo sabor, aconsejamos no beber agua de la llave. La mayoría de la comida la comprábamos en un pequeño negocio y en grupo nos preparábamos muy buenos platos a precios naturalmente más módicos que un restorán. Para quienes deseen acopiarse con comida y frutas para sus expediciones es bueno ir a estas ferias, es barato y se encuentra de todo, ojo eso sí que es bastante sucio, en lo personal no me pude acostumbrar.

94


Sagárnaga Esta calle es como un Bellavista para hacer una analogía y aquí se encuentran las empresas que operan turismo aventura en los alrededores. La oferta es variada y la cantidad de turistas no es menor, este es el corazón del turismo y el flujo de gente la sangre que lo mueve. Si deseas solicitar información de transportes, guías o expediciones este es el lugar indicado. Los domingos también está abierto. También venden ropa, chalecos, bufandas y en general artesanía típica de la zona hecha a mano y de alpaca a precios muy buenos. Yo diría que prendas que en Santiago pueden llegar a costar $30.000, en Sagárnaga estaba a menos de $10.000. Expediciones Pagadas

MERCADO DE LA PAZ

En caso de querer realizar una expedición pagada el valor es de 3500 bs ($350.000) por persona mínimo 2 pax en caso de subir al Illimani, la agencia Pacha y otras del sector ofrecen esta expedición con transporte privado, guías de montaña, alimentación (sin snack), refugio en CB y CA. También hay rutas al Huayna Potosi en 3 días y 2 noches por 950 bs ($95.000) para dos personas mínimo con la agencia Oasis Bolivia, fono 2-004380 o bien al +591 7 889 90 59, lapaz@oasisbolivia.com Transporte Acá tienes dos panoramas: o bien consigues el transporte en calle Sagárnaga a través de una agencia, el cual te saldrá bastante caro o bien lo consigues tú. Siempre ponte bajo esta eventualidad, eres extranjero y por esa sola circunstancia te van a cobrar mucho más que un coterráneo. El valor que nos cobraron a nosotros inicialmente fue: La Paz a Pinaya: 900 bolivianos ($90.000). De Pinaya a Puente Roto 350 bolivianos ($35.000) Total: 1300 Bolivianos ($130.000) El contacto es Jorge Su teléfono es +591 6 010 88 77 Lamentablemente como este transportista no fue muy claro, ya que a última hora empezó a cambiar los horarios e incluso a dudar si nos podía llevar, debimos recurrir a una alternativa de emergencia a través de la agencia Pacha la cual nos cobró: La Paz a Pinaya: 1500 bolivianos ($150.000)

COMERCIO CALLE SAGÁRNAGA

De Pinaya a Puente Roto 240 bolivianos ($24.000)

95


Total: 1740 bolivianos ($174.000) El contacto es Luis: Cel: +591 7 191 12 41 o +591 7 350 31 65 Es mejor tratar con ellos directamente y no con la agencia porque ellos también cortan del pastel y naturalmente saldrá más caro. También es bueno ponerse en contacto desde Santiago y siempre mantener ese mismo contacto desde que pisas suelo boliviano. Ojalá también el trámite del porteo de equipo desde Pinaya a Puente Roto que lo haga el chofer y les ahorrará este procedimiento. Hostal No es mi intención dar promoción a nuestro lugar de residencia pero en lo personal recomiendo el hostal Greenhouse (http://www. greenhousebolivia.com/) atendido por su dueño, Flavio. Excelente persona, además el lugar es residencia para todos los montañistas que deseen concentrarse y no buscar Sodoma y Gomorra en los party hostel. Aquí puedes cocinar tranquilamente, conectarte a internet, ver televisión, en la mañana tienes un buen desayuno y lo puedes complementar con cosas que tu compres como pie de limón, paltas, huevos y tocino. Solo se debe ser limpio. El costo diario es de 90 Bs ($9.000 por noche) y 10Bs ($1.000) por toalla para que te bañes. Agua caliente y baños limpios. Turismo de montaña Bolivia v/s Chile Una semana en Bolivia no me dió el tiempo a cabalidad para obtener datos fidedignos de cómo es el turismo aventura en el país, pero sí de que Chile está muy distanciado de sus vecinos en cuanto a valorar la cordillera. El boliviano ama sus montañas y con un fervor casi religioso. Destacan su gran Illimani, su Condoriri y su Huaina Potosí. Pude observar un fuerte flujo de turistas latinoamericanos y europeos yendo a sus montañas y en barrios como Sagarnaga ofrecer una variada gama de ascensos. Observé cómo en la capital enormes letreros destacan la trayectoria de Bernardo Guarachi y su desafío de alcanzar

96

las siete cimas más altas del mundo. Observé cómo los transportistas están con el móvil caliente de llamadas yendo y viniendo transportando montañistas a diversas expediciones. Vi cómo grupos de montañistas argentinos hacían sus instrucciones de montaña en el Huaina (Parque Condoriri), vi cómo el hostal se llenaba de gente deseosa por ascender sus montañas y vi los campamentos bases siempre con gente en donde el guía más capacitado es el indígena local. Estamos años luz de ese trabajo, ya que la mirada del empresario turístico en Chile es elitista, no mira la cordillera, es casi ordinario. Lo más curioso es que Chile es elegido como el mejor destino de turismo aventura en los World Travel Awards 2016. Claro, todos hacen cola por hacer el circuito W o llenan el pequeño pueblo de San Pedro de


alta montaña. Nadie sabe del Tupungato, una mole de 6570 msnm con sus laderas glaciadas que caen en el Vn Tupungatito con su cráter lleno de ácido y ruidos de la tierra denotando su actividad. Cómo no destacar el Marmolejo y su camino glaciado hacia su cumbre o bien su hermano el San José, volcán que muchos brasileños tratan de lograr su cumbre. 5 montañas sobre los 6000 metros se encuentran en la Región Metropolitana sin contar los que están por el lado argentino como el Mercedario y el Aconcagua, 26 sobre los 5000 metros y 45 sobre los 4000. Un mercado turístico de enormes dimensiones que aún las autoridades gubernamentales no han visto, de hecho y sin ir más lejos es impresionante ver la triste escena que presentan los campamentos de aclimatación y base del volcán más alto del mundo: El Ojos del Salado. ¡Una vergüenza!

Atacama, los dos spots que nos dan fama, así ha sido el espectacular trabajo de Sernatur o la elitista campaña de “chiletravel” destacando el turismo de negocios en nuestra opulenta ciudad. 4300 kilómetros de cordillera sin destacar la cordillera. Las políticas de Estado recién están cultivando estrategias, no de turismo, sino de cuidado y prevención en montaña. Si entidades como Sernatur, Chile Travel o Chile Es Tuyo dedicará parte de su oferta a promover nuestra cordillera podríamos, como siempre lo he afirmado, transformar a Santiago en la capital del turismo de montaña sin problema alguno. El tema pasa porque ellos tampoco conocen la cordillera, solo por fotos u operadores. No tienen gente que vaya y destaque los patrimonios turísticos de nuestra

Vi hace poco un posteo que decía: “Bolivia tiene grandes montañas”, es cierto, pero deben ser 5, 8, quizás 10 las que están cerca de La Paz, de hecho, cuando estás en la cima del Illimani hacia el oeste ves la capital y hacia el este solo se ve selva. Si estás parado en el San José hacia el oeste ves más cordilleras, al igual que por el lado argentino. Hablamos de 100 kms de cordillera solo en la zona central de Chile y una inimaginable cantidad de grandes montañas, glaciares y un sinnúmero de valles poco explorados. Tenemos la meca de las cordilleras y, sumado a ello, la organización de nuestra ciudad, su orden, un comercio envidiable en temas outdoor, con una oferta hotelera que se ha ampliado en demasía. Santiago ya no es la ciudad apagada de los 80 en la cual éramos juzgados como los hijos de Pinochet. Ahora es una ciudad moderna, con una economía estable, con un Estado organizado y con un potencial turístico envidiable, pero no valorado, tanto es así que los mismos extranjeros comentan: Ustedes no saben ni valoran lo que tienen. Entonces ¿qué somos en el valle central de Chile? ¿Qué somos turísticamente hablando? Somos viñedos, somos Neruda, somos Valpo, somos Santiago…sí, pero queda claro que no somos cordillera, aún.

97


LA LEYENDA DEL DORADO La dura carrera de Mountain Bike, llamada “La Leyenda del Dorado” nace gracias a la pasión de tres británicos y un colombiano por los pedales, desenvolviéndose en los suelos más difíciles de Manizales, Colombia.

EXPERIENCIA¬| POR PAOLO ÁVILA¬| FOTOGRAFÍA NATIVOPROD.COM

98


99


engo que iniciar diciendo que esta carrera es solo para aquel que de verdad se la puede. En las tierras del caribe, el fuego en las piernas se enciende preparando esta carrera de ciclomontañismo, que se divide en 7 durísimas etapas que buscan separar a aquellos que dicen ser los mejores de aquellos que sí lo son. Corredores de todo el mundo viajaron hasta Colombia para ser parte de esta segunda edición que recorre todo el eje cafetero y los Andes de Colombia, sumando más de 16.082 metros de desnivel positivo durante sus 7 etapas. Literalmente aquellos que logran pasar la meta pueden llamarse leyendas, ya que muchos inician pero solo aquellos que llevan el ciclismo en sus venas logran llegar a la meta y gritar en la plaza de Manizales: ¡Lo logré! A seis horas en vuelo de Chile se encuentra Colombia, y aquí, la carrera de Mountain Bike llamada “La Leyenda del Dorado”, una competencia que deja atónito a todo aquel que llegue a ser parte de ella. Llegado a Bogotá, el sol, el calor, la rumba y los paisajes únicos me rodean, no existe duda que acá se disfruta día a día. El inicio de La Leyenda es en la ciudad de Manizales, departamento de Caldas; ciudad hermosa llena de gente amable alegre y una de las tres ciudades donde viven las mujeres más guapas de toda Colombia. En la ciudad se reúne todo el equipo de trabajo, equipo que recorrió el mundo entero para estar presente. Como Horacio Cabilla, film maker español que tiene su propio canal de aventuras por el mundo, Antonio Abreu de Portugal, fotógrafo experto en ciclismo, Juan Diego Castillo, fotógrafo de naturaleza y artes culturales, sin duda un artista en la cámara, es la cabeza del equipo de fotografía. Y bueno, yo, que fui desde Chile para fotografiar a los mejores del mundo.

100

En la noche de presentación de la carrera podemos ver a campeones mundiales tales como Christoph Sauser y a Sonya Looney quienes se muestran amenos con toda la gente, además se logra ver a los campeones de las Cape Epic, solo por mencionar algunos: Amy Mcdougall y Esther Suss. Existen por lo menos 22 corredores de carácter PRO, corredores que dejarán las piernas en cada subida para lograr ser los campeones de esta carrera. Con el aire lleno de aroma a café de calidad recién tomado de la plata misma, se inicia el primer día de carrera, la gente se agolpa en la plaza de Manizales para apoyar a sus corredores favoritos. Las salidas son con diferencias de minutos para cada corredor, ya que se inicia inmediatamente con una ruta tremendamente técnica, la cual separa los dos grupos: el de aquellos que luchan competitivamente y aquellos que batallan contra sí mismos por ser mejores. El primer día de carrera marca la pauta de lo que será esta competencia, personas en todas partes rodeando las rutas de carrera, gritando por sus corredores nacionales, a la pasada de nosotros (staff) nos ofrecen arepas y un tinto (café) para alegrar el día, el que ya es alegre por estar entre gente tan amena, cariñosa y animada por este tipo de eventos. Tanto corredores como nosotros destacamos ese calor humano generado en cada momento que recorremos estas tierras, en medio de los cafetales salen trabajadores con sus machetes a alentar y a ver pasar a estos duros corredores que no dan tregua ningún instante, ni en subidas extremas o en bajadas técnicas ellos siempre van a tope. Terminado el primer día nos quedamos en La Rochela, centro turístico gigante lleno de vida con cientos de cabañas para alojar a cada competidor y a todo el staff de gente que trabaja para esta competencia.


101


Los días amanecen a las 5:30 de la mañana, los corredores ya están desayunados y listos para correr un día más. Los fotógrafos ya estamos en ruta buscando los sectores más decisores del trayecto, lo complejo es poder avanzar, ya que a cada paso encontramos colinas pintadas de colores, pueblos coloniales, plantaciones de bananas o cafetales inmensos por donde bajarán los ciclistas. Pero lo que más nos llena al momento de fotografiar esta carrera es la gente de esos pueblos a orilla de ruta que salen de sus casas, niños que son llevados por sus profesores para alentar a los ciclistas, todos y cada uno con una bandera de los distintos países en competencia y todas fabricadas por sus manos. Se ubican al lado de la ruta para animar, lo que genera un recuerdo difícil de olvidar en las retinas de cada uno de los competidores. Veo a cientos de niños con los ojos llenos de admiración y gritando a todo pulmón a cada

102

corredor sin importar nacionalidad ni idioma, ellos saben que en el idioma que sea se entiende el amor y entrega. Varias son las ciudades y pueblos que se vuelcan a la ruta, pero donde más nos impresiona es en Aranzazu y Salamina donde hasta el alcalde del pueblo corre al lado de cada ciclista entregándoles fruta y agua para que puedan seguir compitiendo. En la plaza de la ciudad está toda la gente gritando y alentando al punto que tienen hasta una banda instrumental tocando para recibir el paso de cada corredor. Servicios públicos, colegios y liceos, todos en el camino de los corredores, mientras ellos dejan todo de sí para aguantar las duras rutas a completar. Cada día que pasa más desgaste tienen sus piernas, sus cuerpos y sus mentes pero cada día que pasa llegan a una nueva ciudad donde son recibidos con rumba, cariño, entrega y mucha alegría. La segunda ciudad que más nos marcó fue Salamina, en donde nos


esperaban las personas de la ciudad agolpados tras las bardas, alentando los últimos metros de carrera y cientos de chicas vestidas con los trajes típicos del lugar. Cada vez que llegaba un corredor se levantaban y se acercaban a ellos con la bandera de su país. Eran recibidos como verdaderos campeones, independiente del lugar que llegaran o el tiempo que hicieran, para ellos todos los que llegaban a Salamina eran unos campeones. El cariño a flor de piel, la sonrisa no se les borra de la cara, todos quieren una fotografía o más que sea estrechar la mano de algún corredor, todos campeones ese día. Llegamos a la etapa reina de la carrera, etapa que condecora La Leyenda subiendo al volcán Nevado del Ruiz por sobre los 4000 metros de altura, con un desnivel positivo de 3850 metros, lo cual destruye hasta las piernas más resistentes. Las motos que nos transportan

103


104


les cuesta superar los caminos al ser muy trabados pero para los corredores es como un día de paseo, ellos nacieron en estas alturas y se coronaron en ascensos como estos. Su vida a girado en torno a carreras de este nivel, carreras impensadas para muchos pero para otros es un desafío sabroso a concretar. Entre los corredores existe un chileno quien corre por un equipo colombiano: Eduardo Zúñiga, el que con su compañero de carrera lograron quedar dentro de los 10 mejores en la tabla general, destacando su nivel técnico y capacidad física para lograr este gran desafío.

y esfuerzo a muerte. Los primeros lugares están separados en la tabla de posiciones por solo minutos, por ello cualquiera puede ganar, cada pedaleo cuenta, todas las calles cerradas en Manizales, policías en todos lados cuidando que nadie se cruce en las rutas. Cientos de ciclistas se aglomeran en la plaza de la ciudad y miles de personas esperan en la terraza de la catedral y alrededores para cuando lleguen sus familiares y corredores favoritos. Todos son recibidos entre aplausos y gritos, hasta nosotros quienes brindamos las fotografías de estas hermosas rutas.

Los días pasan, la carrera va causando estragos en los ciclistas y en sus bicicletas, todas de primer nivel, pero cada ruta los lleva a los límites, tanto a corredores como a su equipo de competencia, ya que son 7 etapas de buscan destruir y solo dejar a los mejores para que logren gritar a toda voz que son los creadores de una leyenda más.

¡¡¡La carrera termina!!! No sé cómo pasaron 7 días tan rápido, se me hizo casi imposible resumir toda esta vivencia tan única, gratificante y hermosa, en menos de 15.000 palabras. Solo me queda agradecer al equipo, quienes se la jugaron por mi trabajo, y les dejo la invitación hecha a cada corredor de XCO a que se atreva a medirse con los mejores del mundo. La Leyenda del Dorado es tu destino.

El último día de carrera es una fiesta de velocidad

105


106


107


SLACKL CAMIN

108


LINE: NANDO POR EL AIRE

Las temperaturas van subiendo y junto a estas, las actividades al aire libre también aumentan. Una de ellas es el slackline, una disciplina que se instala cada vez más entre plazas y parques urbanos y que hoy, los tiene a todos deambulando por el aire. REPORTAJE¬| POR CLAUDIA BENAVÍDEZ | FOTOGRAFÍA GENTILEZA GENTILEZA ABRAHAM HERNÁNDEZ Y FESLACH

La adrenalina estaba a punto de alcanzar su punto máximo. A 1.70 metros de altura, la cinta esperaba intacta las maniobras de los semifinalistas del Campeonato Mundial de Slackline: dos brasileños y un chileno. Era el turno del chileno, Abraham Hernández, un linarense de 24 años que bajo el pleno sol de febrero había entrado mochileando a la ciudad de Viña del Mar. Hacía cinco días, Abraham y sus rivales de Brasil, Pedro Rafael Márquez y Randley Freitas habían franqueado las categorías

iniciales: “Transfer”, que consistió en pasar de una cinta a otra haciendo trucos y “Open” donde los slackliners (como se denominan a quienes lo practican) llegaron a competir masivamente por unos cupos que los pasarían a la categoría siguiente: el “Qualify”. Una vez pasada esta etapa, el joven linarense y sus competidores lograron llegar hasta la categoría “Word Class”, la semifinal. Sobre la arena, el público permanecía expectante ante las piruetas y rotaciones mortales con las que se estaban luciendo los competidores arriba de la

109


cinta. Una vez terminado el show, el chileno supo que lo había dado todo. Finalmente, su certeza se hizo material cuando llegó el momento de la premiación: “Abraham Hernández se queda con el primer lugar y se convierte así, en el campeón mundial de Slackline”, determinaron los jueces. En los ´80 los escaladores Adán Grosowsky y Jeff Ellington decidieron desafiar sus destrezas y se lanzaron a caminar arriba de cuerdas flojas sobre el Valle de Yosemite, en California, como una forma de relajar el entrenamiento. Fue justamente en esos momentos cuando surgió una especie de hermano pequeño de la escalada: el slackline, un deporte de equilibrio que hoy tiene al mundo caminando por el aire. Pero a diferencia de la cuerda floja, sobre el slack se puede rebotar con la espalda, las rodillas o el abdomen. Se trata de una cinta de naylon de entre 3 y 5 centímetros de ancho y cerca de 20 metros de largo que se ancla sobre dos puntos fijos para que los slackliners puedan realizar saltos, flips y posturas de diferente dificultad. Uno de los aspectos más llamativos es que este deporte puede hacerse en montañas y ríos, pero su popularidad llegó a tal, que hoy también se instala en medio de parques urbanos, sitios donde se acostumbra a amarrar la cinta entre dos árboles que deben tener más de 30 centímetros de diámetro para soportar bien el peso. La técnica llegó a Chile hace aproximadamente cinco años y comenzó a difundirse con mayor fuerza hace tres con la ayuda de tiendas como Pro Rider´s, empresas que se especializan en productos para slackline y que fabrican cintas e insumos para este deporte. Aquí las cintas para principiantes pueden ir desde los 20 mil a los 60 mil pesos, mientras que las más especializadas pueden llegar a costar entre 60 y 150 mil pesos. En promedio, quienes realizan este deporte se encuentran en su mayoría entre los 24 y 30 años pero en definitiva, no hay límite de edad para practicarlo. A estos amantes de la cinta se les

110

puede ver en cualquier parque a lo largo de todo el país: “En chile ahora hay mucha gente que practica slackline y siempre se siguen sumando. En casi en todas las ciudades del país existe un grupo o una persona que practica slackline”, comenta Abraham. Tal ha sido el éxito, que hoy cualquiera que desee practicar este deporte se encontrará con una gran comunidad de slackliners reunida en un solo punto y lugar: la Federación de Slackline Chile, Feslach. Aquí llegan quienes lo practican por diversión y también de forma más profesional. Justamente, fue esta federación, en conjunto con el Club deportivo “Libera Tu Mono” de Viña del Mar, los que organizaron el Campeonato Mundial de Slackline en el que se coronó Abraham. En esa ocasión, el evento fue gratuito y llegaron más de 200 espectadores. “Creo que el momento que me hizo ganar es un momento que nadie ve, solo yo. Ahí es cuando veo la preparación que llevo a cabo día a día, con o sin dolor, con frío o calor. Siempre me preparo no para ser el mejor, sino para superar mis propias habilidades y luchar contra los miedos en cada pirueta, en cada momento”, cuenta el campeón mundial de slackline. Feslach comenzó a gestarse en 2014, precisamente


como respuesta a la masiva participación e interés de este deporte tanto con fines competitivos como puramente recreativos: “Son muchas las municipalidades en Chile que apuestan en la actualidad por este deporte y sobre todo porque deben cumplir con los PME de sus establecimientos (proyecto de mejoramiento educativo). Con el paso del tiempo, ya hace más de seis años, comenzamos a preocuparnos por el tema integrativo y nos dirigimos a estandarizar las metodologías de enseñanza de este deporte. El trabajo multidisciplinario es muy importante en esto, y para eso contamos con miembros activos de nuestra federación que son profesores de educación física, kinesiólogos, psicólogos y otras profesiones afines. En la actualidad tenemos noción de que hay talleres en Viña del Mar, Concepción, Temuco, Talca y Rancagua, entre otras ciudades”, explica Rodrigo Díaz Caamaño, encargado de Comunicaciones de Feslach. Desde Feslach también comentan que después del mundial, Chile se posicionó como el primer país sudamericano en formar alianza con la International Slackline Association, ISA, organismo europeo que apuesta por una consolidación del slackline a nivel

111


global con el fin de que se estandarice su integración en campeonatos. Además, esta federación trabaja en la construcción de parques de slackline a lo largo del país y explican que la construcción de slackparks en Chile es un proceso que requiere de mucho esfuerzo y de una red de contactos importante. Es por esto que nosotros prestamos el asesoramiento a los clubes de slackline para lograrlo.

Un estilo de vida Pero el slackline no ha sido lo único en la vida de Abraham: “Primero fue el surf pero solo me he subido a la tabla como cinco veces, y en cuanto al snowboard, he subido a la montaña diez veces pero no es que lo practique siempre. Solo tuve la oportunidad de hacerlo porque trabajé en la tienda Pro Rider´s, y Alexis, que es el dueño, me ayudó dándome empleo por las mañanas para así poder entrenar por las tardes. Pero para mí, el slackline es realmente todo un estilo de vida”, cuenta. Comenzó a practicar sobre la cinta hace no más de cuatro años y hoy ya puede decir que siente una gran satisfacción cuando representa a todos los chilenos que practican esta disciplina. “Cada triunfo que he

112


logrado es también por ellos”, dice el slackliner. Entre todas las modalidades que existen en el slackline, Abraham cuenta que prefiere el trickline. “Mi estilo sobre la cinta lo calificaría como el de un b-boys, una persona que baila breackdance. Principalmente por un tema de grabs o figuras que marcas en pleno vuelo de un truco”, explica. El Trickline es el tipo más difundido y practicado. Aquí la cinta se ubica a poca distancia del suelo y lo importante es que siempre esté bien tensa porque sobre ella se realizan saltos y trucos de destreza como los flips o rotaciones mortales y donde se rebota con distintas partes del cuerpo. En la modalidad de Longline, las cintas tienen 30 milímetros de ancho. Son más finas porque el objetivo en este formato es cruzar de un lado al otro realizando diferentes posturas en equilibrio, pero nada de trucos. En cuanto al Highline, la cinta se coloca a más de 20 metros de altura y la idea también es cruzar de un lado al otro. Esta forma es muy peligrosa y la gran mayoría de los slackliners utilizan un arnés de seguridad enganchado a la cinta. Pero siempre hay otros, que más arriesgados, lo hacen sin ninguna medida de precaución.

El Waterline se realiza con cintas anchas de 50 milímetros. La única diferencia con el trickline es que este se realiza sobre agua. El Rodeoline es una de las modalidades más complicadas. Aquí, la cinta se va poco tensa y en forma de U y los atletas deben hacer equilibrio sobre ella como si fuera un columpio. Por último, también existe el Yoga Slackline, que consiste en realizar yoga sobre la cinta. Para ello es necesario mucha concentración y práctica. Pero aunque existe una modalidad de slackline que se relaciona directamente con el yoga, Abraham cree que muchos aspectos de esta disciplina siempre están presentes a la hora de subirse a una cinta. “Tienes que lograr una gran concentración. Como en el yoga, aquí también aprendes a respirar de una mejor manera a la vez que sientes cómo cada musculo de tu cuerpo se contrae para mantenerte sobre la cinta. En el Slackline se trabaja el cuerpo y la mente. Muchos describen que es lo más parecido a la meditación porque consigues focalizarte de tal forma que te desconectas. Solo estás tú y la cuerda. En el trickline por ejemplo, que es muy dinámico, aprendes a coordinar cada

113


truco con la respiración para tener una mejor fluidez allá arriba. Por eso el slackline es para todas las personas que tienen las ganas de querer practicarlo. Los beneficios son múltiples, haces funcionar el aparato vestibular y aprendes a conocer todo tu cuerpo”, comenta Hernández. Es por esto que además de ser visto como un deporte, consistente directamente en hacer ejercicio físico, el slackline también puede ser catalogado como una disciplina, en cuanto se considera que su práctica ayuda a formar carácter y a fortalecer el espíritu. Y si bien, para muchos slackliners dar el primer paso sobre la cuerda es lo más difícil, una vez allá arriba se pueden conocer inmediatamente todos sus beneficios: Mejora la concentración y la autoconfianza: durante la práctica del slackline es necesario estar concentrado cien por ciento porque si la persona no logra enfocarse completamente en lo que está haciendo, se caerá. La autoconfianza mejora también en la medida en que uno va perdiendo el miedo y va superando desafíos con nuevos movimientos. Disminuye el estrés: el slackline es un deporte que se practica en parques y lugares al aire libre, lo que contribuye a la sensación de bienestar. Como la persona que lo practica debe enfocarse totalmente en la ejecución del movimiento, estará tan concentrada que no tendrá tiempo para pensar en los problemas que le causan estrés. Mejora el equilibrio y la postura: como el objetivo es mantenerse sobre una cinta no muy gruesa y que oscila, el equilibrio es trabajado en todo momento. En consecuencia, la cinta obliga al practicante a mantener una postura correcta con el objetivo de permanecer arriba la mayor cantidad de tiempo. Aumenta la fuerza y fortalece el cuerpo: en el slackline, el esfuerzo por mantenerse equilibrado permite el trabajo de la musculatura profunda, la que está encargada de darnos estabilidad. Una persona que intente lograr equilibrio también

114

estará trabajando el abdomen, es decir, el centro de todo nuestro cuerpo. Y aunque los músculos son solicitados en su totalidad, las piernas aquí son fortalecidas considerablemente. Previene lesiones: cuando se fortalece la musculatura profunda, las articulaciones, tendones y ligamentos quedan inmediatamente más protegidos. Antes de comenzar a practicar slackline por primera vez se deben tomar algunos cuidados. Primero es necesario buscar lugares resistentes para montar la cinta. Los árboles con raíces profundas son ideales. Se debe prestar atención a la altura en que la cuerda será colocada. Un principiante puede comenzar con


unos 30 o 40 cm y puede tener a alguien dándole una mano. Una vez arriba, se coloca el pie entero en la cinta, las rodillas van semi-flexionadas y los brazos abiertos.

el estadounidense Alex Mason y el chileno Abraham Hernández, y entre estos dos últimos se formó el Team América.

El slackline puede practicarse descalzo o con unas zapatillas bien rígidas y antes de comenzar el ejercicio, siempre conviene elongar y precalentar el cuerpo.

Con solo dos minutos sobre la cinta, este dúo sorprendió al jurado y juntos saltaron a la final, etapa que disputarían más tarde con el equipo de Japón. Ese día, a las 21:30 horas, Abraham y Alex estaban alzando los brazos en señal de triunfo.

Haciendo historia El pasado 23 de junio, los mejores atletas de más de 12 naciones volvieron a levitar por los aires con grandes trucos sobre la cinta en el parque Freestyle Fun Park de Alemania. Se trató del World Slackline Masters 2017, el torneo que reunió a grandes slackliners del mundo entero en la ciudad de Múnich. Entre ellos estaba el ganador de 2016, Teruto Tanaka de Japón,

Abraham, ¿Qué te ves haciendo en un futuro? “Me veo creando alguna escuela de slack o haciendo intervenciones en colegios vulnerables. Quiero contar mi historia e intentar aportar con un granito de arena, y al mismo tiempo, hacer cosas nuevas con la cinta”, concluye el slackliner.

115


FOTO PAUL DUFOUR

LOS BENEFICIOS DE CAMINAR A DIARIO

116


Tras una simple caminata, una serie de beneficios se esconde y sacarlos a pasear es una buena forma de adquirirlos. Entonces, que no se diga más y ¡A caminar! ESTILO DE VIDA¬| POR CLAUDIA BENAVÍDEZ | FOTOGRAFÍA CAMILA PRIMUS

Poco les faltaba para llegar a su destino. Por fin habían logrado llegar al punto más austral de América, donde se divide el océano Pacífico y el Atlántico: la Cruz de los Mares en el Cabo Froward. En ese momento fue cuando el matrimonio holandés Arlen Hoebergen (47) y Jeannette Leenders (48) fue consciente de los 290 días que llevaba caminando y de los más de 6 mil kilómetros que habían recorrido entre desierto, altiplano, ríos, bosques y Patagonia durante aquel 2011. Ellos se habían propuesto el desafío más largo del mundo: recorrer Chile caminando. “La actividad física es esencial para nuestra salud. Y una de las formas de realizar actividad física es caminando, sobre todo para el que no pueda ejercitarse con salidas de trekking, gimnasio, etc. Sería óptimo que todos realizáramos un mínimo de media hora de caminata diaria, e incluirla a nuestra rutina es bastante fácil ya que podemos optar por

caminar en vez de tomar locomoción colectiva o usar nuestros automóviles”, afirma Alex Sepúlveda, profesor de Educación Física de la Universidad Santo Tomás. A Camila Primus (28) le encanta el trekking, pero a diferencia de los caminantes holandeses reconoce que por falta de tiempo y compañía no es una actividad que pueda realizar con frecuencia. A cambio de eso, todas las mañanas sale de su casa caminando, y al cabo de una hora y media, llega a su trabajo sin haberse detenido siquiera en un paradero a esperar micro. “Me gusta caminar”, dice. “Empecé a caminar cuando me di cuenta que me aburrió el metro. El verano pasado estuvo demasiado caótico en términos de calor y el aire acondicionado me hizo pésimo, me dolía la cabeza todos los días. Entonces empecé a caminar. Eliminé la Bip. La rompí como para no subirme a

117


una micro cuando estuviera con flojera”, cuenta Camila. Según Álex, una actividad física tan sencilla como la caminata entrega un sinfín de beneficios que valen la pena recibir. Entre ellos, destaca la reducción de estrés, la ansiedad y la depresión. Para los expertos en salud es indiscutible que el ejercicio regular y de intensidad moderada (como caminar a paso ligero) mejora el estado de ánimo de las personas. Al caminar se activa la sinapsis neuronal, desencadenando un ejercicio rítmico que permite que el cerebro libere serotonina, un neurotransmisor que cuando es deficiente nos hace más propensos a la ansiedad, a la tristeza y a la irritabilidad. En este sentido, una buena caminata resulta ser tan eficaz como los antidepresivos. Pero mover nuestras piernas y brazos no es lo único que podemos hacer cuando caminamos. Y es aquí cuando los viajes se vuelven más entretenidos y enriquecedores según el gusto de cada caminante. Para Camila, preparar un playlist desconocida que irá descubriendo con cada paso, resulta ser una de las cosas más fascinantes del viaje. Así es como comenzó a conocer más sobre música- un ingrediente infaltable-que además de definir su trote, termina siendo un perfecto

118


complemento para su estado de ánimo. “Si me siento bien, capaz que me vaya corriendo (ríe). Hay veces que te puedes sentir súper bien y caminar te sorprenderá mucho: los árboles, los puentes con luces…todo”, dice Primus. Alguna vez Nietzche escribió que “todos los pensamientos verdaderamente grandes son concebidos caminando”. Y un estudio científico llevado a cabo por investigadores de la Universidad de Stanford en 2014, le da la razón. Este afirma que la movilización de energía provocada por la caminata incrementa el volumen del hipocampo, una zona del cerebro esencial para los procesos de memoria, y además promueve la formación de nuevas conexiones entre las células permitiendo al cerebro descomprimirse lo suficiente para poder tener respuestas creativas. En este sentido, y luego de tanto caminar, a Camila se le ocurrió que podía sacar provecho de esta actividad y comenzó a sacar fotografías. Hoy tiene su instagram @La.ca.mi repleto de imágenes urbanas que son reflejo de las distintas rutas que toma para romper la rutina que podría generarle seguir un mismo camino. “Al caminar entendí que se trata de una forma de conocer cosas nuevas”, reflexiona hoy. “Pero lo que más me ha sorprendido es caminar

119


con lluvia. Invito a toda la gente a caminar con lluvia. Si no es torrencial y no te llega de frente por el viento, es súper agradable, porque Santiago está lleno de luces, y caminar viendo el reflejo de esas luces en el suelo, es precioso. Mucha fotografía”, comenta. A nivel más físico y según la última Encuesta Nacional de Salud, en Chile una serie de enfermedades asociadas al sedentarismo acompaña al 88,6 por ciento de la población y en este sentido, caminar resulta ser un remedio fácil para mantener estas patologías al margen. Entre otros beneficios, el caminar permite quemar calorías sin notarlo, pues al cabo de media hora de paseo, el ser humano es capaz de gastar cerca de 120 calorías, y por supuesto, este gasto será proporcional al tiempo que dediquemos a caminar. Asimismo, bajan los niveles de azúcar, haciendo que esta sustancia

120

se procese más rápido en el organismo mientras caminamos. Además, la caminata nos permite mejorar la circulación, fortalecer el corazón y regular nuestra presión arterial, evitando en un 27 por ciento el riesgo de sufrir accidentes cardiovasculares. Por supuesto, también se tonifican piernas, glúteos, abdominales y se logra una postura correcta. Y aunque parezca una paradoja porque se trata de un ejercicio que nos demanda vigor, caminar resulta ser uno de los mejores energizantes para nuestro cuerpo porque lo ha puesto en marcha en todos sus niveles. Además, la exposición solar que podemos recibir cuando caminamos permite el incremento de vitamina D, sustancia que fortalece huesos, dientes y favorece la absorción de calcio por medio del intestino delgado.


Por otra parte, estudios afirman que caminar también reduce en un 40 por ciento el riesgo de desarrollar demencia. Es más, una investigación publicada por Congreso de la Sociedad Europea de Cardiología durante 2015, afirma que una caminata podría añadir siete años a la vida de una persona que lo haga diariamente. Esto porque el acto de caminar desencadena un proceso de antienvejecimiento y ayuda a reparar el ADN viejo. ¿De qué deberíamos preocuparnos a la hora de caminar? “Caminar es una actividad física muy sencilla y económica. Pero hay que considerar algunas cosas, como tener un calzado adecuado, ya que la suela debe ser flexible. También es importante mover los brazos y acompañar las zancadas con braceos para mantener el equilibrio correcto y ayudar tener una marcha más rápida. Es ideal tener una botella de

agua con uno, o tener puntos de hidratación, para no desgastarnos, sobre todo si es verano”, explica el profesor de Educación Física, Alex Sepúlveda. Aunque se trata de su calzado preferido, Camila cuenta que hace más de un año tuvo que hacer un gran cambio: “Dejé de usar tacos. Me encantan pero no. Ya no puedo. Era cambiar ese estilo por el otro. Ahora me encantan las zapatillas. Tengo muchas y son muy cómodas, así que no me preocupa. Y en el trabajo guardo por lo menos un par por si tengo que andar con tacos”, comenta. Por la tarde y terminada su jornada, Camila se prepara nuevamente para emprender la ruta que la llevará de regreso a casa. Así es como, entre ida y vuelta, esta joven termina el día con casi 10k de caminata en su cuerpo, un playlist que ya dejó de ser desconocida, y nuevas fotografías que terminan siendo fiel reflejo de su gran gusto por caminar.

121


122


¡A ENTRENAR! Quedan tres meses para que se acabe el 2017. Aunque puede parecer mucho tiempo, el nivel de intensidad de los últimos días del año hace de esta temporada un periodo agotador, y qué mejor que comenzar a entrenar para liberar tensiones y recibir con energía el 2018. ESTILO DE VIDA¬| POR ANTONIA GONZÁLEZ

Los últimos meses del año siempre son más complicados. Con los largos feriados y celebraciones de fechas importantes se hace un poco difícil continuar con los entrenamientos. Lo bueno es que comienzan a subir las temperaturas, por lo que las ganas de realizar actividades al aire libre aumentan. Si quieres llegar en buen estado a fin de año, te dejamos algunas alternativas de entrenamiento –la mayoría gratuitas-, y eventos deportivos que seguramente te motivarán para comenzar un excelente 2018. ¡Comencemos! Entrenamiento matutino Sin límites de edad, sexo ni condición física. No hay restricciones para entrenar y realizar deporte. Bajo ese concepto The North Face invita todos los martes y jueves de este 2017 a unirse a #630train, un entrenamiento único y totalmente gratuito. Los amantes del deporte al aire libre, tendrán la oportunidad de realizar un entrenamiento funcional dedicado a la preparación especializada de estos deportes. Resistencia física, fortalecimiento de músculos y equilibrio, son algunas de las destrezas que se reforzarán en estas clases.

ADIDAS POWER TRI

Enzo Ferrari, uno de los referentes del trail running de nuestro país y atleta The North Face está a cargo de esta clase que se extiende por una hora durante todos los martes y jueves. “Es un sistema de entrenamiento grupal

123


e inclusivo, donde todos pueden participar sin límites de cupo, independiente de la edad, el sexo o las condiciones físicas. Lo fundamental es la motivación y las ganas de pasar un gran momento”, dice Enzo. Las clases se desarrollan en distintos parques y áreas verdes de Santiago, que van cambiando para mantener motivados a todos los asistentes. Martes y jueves a las 06.30 de la mañana puedes ser parte de este movimiento, solo debes ingresar a www.welcu.com e inscribirte. Corriendo por Santiago La innovadora plataforma de entrenamiento Nike Run + Club entrega a los corredores – tanto principiantes como avanzados–, una experiencia única a través de sesiones de running gratuitas, que les permitirá mejorar su rendimiento, cualquiera sea su objetivo. Además, da acceso a una comunidad global de runners y a los productos idóneos para cada atleta, ayudándolos a alcanzar su máximo potencial. Los runners que se inscriban se dividirán en grupos, de acuerdo a su desempeño, nivel y tipo de corredor, y podrán optar por las distancias de 5, 10 o 12 kilómetros. Las sesiones están lideradas por Luis Montenegro, Head Coach de NRC Chile y de Pacers, monitores capacitados para acompañar y guiar a los runners en cada sesión y garantizar un entrenamiento personalizado. Los entrenamientos se dividen en diferentes categorías: Por ejemplo: el entrenamiento “Ready Set Go” está orientado a corredores principiantes, destacándose las distancias cortas y los diferentes ritmos individuales, enfocado en desarrollar las técnicas de iniciación en el running. La sesión “Speed Run” es un trabajo focalizado en velocidad y sus técnicas. “Long Run”, está enfocado en mejorar el rendimiento de carreras de distancia. “H.I.T. & Run”, mezcla entrenamiento

124

funcional con running, mientras que en “Home Run”, los participantes están invitados a asistir con un amigo para realizar una actividad grupal y recorrer la ciudad divirtiéndose. Quienes quieran participar de esta nueva comunidad de runners se pueden inscribir a través de www.nike.com y asistir a cualquiera de los entrenamientos que se desarrollan semana a semana. Entrenamientos en el cerro The North Face Trail Academy parte de la base y aprendizaje de los 7 años de TNF Running Club. La idea de estos entrenamientos, es generar una comunidad basada en las experiencias y vivencias en la montaña, con el Trail Running como motor principal y con el complemento de los otros deportes que permiten de alguna u otra forma, disfrutar de la vida al aire libre en las montañas. Además de entrenar aspectos físicos y técnicos, Trail Academy se caracteriza por fomentar otros conceptos claves para el éxito y la formación de sus competidores, como el trabajo en equipo, la perseverancia y el respeto por la naturaleza. El año de The North Face Trail Academy se divide de manera macro de la siguiente forma: • Marzo - Abril: Periodo Básico se realizan trabajos; en Altura, Trail Camps, martes trabajos en pista, miércoles y jueves trabajos en Parque Bicentenario y cerro San Cristóbal y Manquehue. • Abril - Noviembre: Periodo de actividades en Parque Bicentenario, alternando trabajo en San Cristóbal, Cerro Manquehue u otro cerro de la zona. • Diciembre - Febrero de 2017: Actividades sociales, camps. Durante todo el año mantienen actividades sociales, salidas a cerros, participación en carreras, entre otras actividades. Los precios están en www.welcu.com.


NIKE RUN CLUB

K.KORTEBEIN I TRAIL ACADEMY

125


WANDERLUST

Baile, Yoga y Fitness solo para mujeres El 21 de octubre y 25 de noviembre, las calles de Santiago serán testigo del primer adidas Power Tri, un evento femenino que llega a Chile con tres de las disciplinas más populares del momento: Yoga, Dance + Hiit. La primera jornada será el 21 de octubre con una imperdible clase de HIIT y Dance comandada por las entrenadoras Agustina Valenzuela y Berni Allen, las que motivarán a más de cuatro mil mujeres. Para rematar, el 25 de noviembre la reconocida actriz e instructora de Yoga María José Prieto, guiará a dos mil amantes del ejercicio y la meditación. La locación será en la calle Andrés Bello en la Comuna de Providencia, donde las mujeres no sólo desafiarán sus límites en una nueva experiencia adidas, sino que también podrán

126

participar de una extensa feria con múltiples actividades y regalos, pensados en todas quienes viven el deporte como parte de su rutina. Si quieres asegurar tu cupo y no quedar fuera de este gran evento deportivo, inscríbete en adidas.cl/powertri. La inscripción tiene un costo de $7.000. Triatlón consciente Wanderlust 108 es un triatlón diferente a cualquiera otro. Este “triatlón consciente”, reúne a tres eventos juntos: una carrera/caminata de 5 kilómetros, una experiencia de yoga al aire libre y una meditación guiada. A diferencia de la mayoría de los otros triatlones, Wanderlust valora la comunidad más allá de la competencia, la paz interior más allá del poder, y auto-conocimiento más allá de la fuerza.


Este año, la experiencia deportiva y familiar saldrá por primera vez de Santiago y se realizará en la V región, específicamente en el Jardín Botánico de Viña del Mar, el sábado 9 de diciembre. La fiesta deportiva, además contará con diferentes y atractivas clases de yoga dictadas por expertos, una feria relacionada a la vida sana, patio de comidas, música en vivo y actividades para todas las edades, pensadas en un público transversal, no necesariamente experto en estos deportes. Si quieres tener un día lleno de diversión, un reto para tu mente, cuerpo y espíritu, inscríbete en www.wanderlust.com Entrenamiento para carreras de trail Santiago Mountain Running Co., es un club de running y trai lrunning, que está focalizado en el entrenamiento grupal y personalizado de corredores o principiantes. Las clases se realizan los días lunes y miércoles de 19:00 a 21:00 horas en diferentes locaciones de Santiago, siendo los más habituales en el Cerro San Cristóbal. Además, el club ha querido complementar el running y el trail runnning con el bienestar integral, para quienes quieran mejorar su calidad y estilo de vida. Es por esta razón que integraron la práctica de Kundalini Yoga todos los viernes, junto al club Gurumantra Sinh. Las primeras dos clases son gratis para todos los interesados. Para los demás días no presenciales de la semana, #STGOMRCO se encarga de que cada integrante del club reciba su planificación de entrenamiento en base a sus objetivos y metas personales. Si quieres ser parte y comenzar a entrenar para tus carreras, ingresa a su Facebook/stgomrco y regístrate en sus diferentes eventos. Gimnasio al aire libre Ya no quedan excusas para no hacer deporte, porque el Rebeok Fitnees Park

se ha instalado en tres diferentes parques de Santiago, para motivar a todos a salir y realizar actividades al aire libre. Estos espacios totalmente gratuitos y con máquinas acondicionadas especialmente para entrenar, están abiertos de lunes a domingo para todo público que quiera ocuparlas. El primero está funcionando en el Parque de los Reyes de Santiago desde el año pasado y hoy, ya encontramos uno en el Parque Metropolitano (entrada por Pedro de Valdivia) y otro en el Parque de Sánchez Fontecilla, La Reina. Running guiado New Balance también está apostando por los entrenamientos este año. La marca, tiene planificado hacer un entrenamiento por mes hasta fin de año, con el fin de prepararse para las carreras o maratones que la gente o clubs de running tengan planificadas. Por lo general son distancias de 5 o 10 kilómetros. Al finalizar el entrenamiento, se espera a los corredores con alimentación e hidratación, para recuperar las energías perdidas, además de masajes para dar el broche de oro a una gran jornada de running. Por el momento, los entrenamientos se definen cada mes, no con calendario fijo, por lo tanto los interesados deben estar atentos a las redes sociales de la marca. Feria de Ciclismo Porque no todo es deporte, el 11 de noviembre se realizará la Expo Bikes, una feria que contará con las marcas más importantes del país. Expo Bikes, presentará lo último en modelos de bicicletas eléctricas, urbaneras, mountainbike, ruta, y para niños. Además de todos los accesorios e indumentaria, y a precios muy convenientes. La cita será el próximo sábado 11 y domingo 12 de noviembre en el Cerro San Cristóbal, en el Torreón Vista Santiago del Parque Metropolitano, entre las 9.30 y 19.00 horas. La entrada es liberada. Si quieres más información ingresa a su Facebook en Expo Bikes.

127


Cerveza y dos ruedas En el Parque Las Palmas el 18 de noviembre entre las 8:00 am y 22:00 horas, se realizará el primer Festival de Mountain Bike, Beers and Wheels, con una infraestructura diseñada para vivir un día junto al mundo de las dos ruedas, la cerveza y los amigos. El festival contará con demostraciones de los mejores riders nacionales e internacionales, con las mejores marcas de bicicletas, películas, bandas de música y estará rodeado de las mejores cervezas artesanales y Food Trucks. Para llegar, debes entrar por el kilómetro 87 Autopista del sol (Ruta 78) y luego por ruta G-950. Si quieres ser parte de esta increíble iniciativa ingresa al Facebook de No-Limits. Festival deportivo al aire libre El 2 y 3 de diciembre llega Mountain Bike Fest, un evento deportivo y recreativo donde los deportistas podrán disfrutar de la naturaleza durante un fin de semana en lo más alto de la pre cordillera, con actividades dirigidas, como mountain bike, camping, yoga y trekking. El evento, es un espacio especial para deportistas, amantes de la naturaleza y la vida al aire libre, que les guste compartir deportes y aventuras en lugares privilegiados de Chile. Para cada una de las actividades, habrá instructores especializados que compartirán técnicas y los mejores tips, y durante la noche habrá fogones y música para compartir un rato agradable. También, contarán con circuitos para todos los niveles, donde los más experimentados podrán disfrutar de los mejores senderos de Enduro Nacional. Al terminar la jornada, un atardecer acompañado de yoga, para posteriormente internarse por pre cordillera iluminados por la Luna. Si eres amante de las aventuras en la naturaleza, ingresa a www.mountainbikefest.cl y reserva tu cupo.

128

Trekking nocturno Cerro Manquehue La meta será llegar a la cima del Cerro Manquehuito, a 1.316 metros de altura, este 20 de octubre, para disfrutar de una hermosa noche contemplando el gran Santiago desde las alturas. El trekking nocturno incluye una experiencia guiada, con una charla de seguridad y comunicación radial para prevenir cualquier inconveniente. Además, contará con un servicio fotográfico semiprofesional, y prestación de linternas para la visión nocturna. Asimismo, para los que necesiten, se dispondrá de bastones de


SANTIAGO MOUNTAIN RUNNING CO

trekking para caminar por el sendero al Cerro Manquehuito. La dificultad es de nivel intermedio y el trekking durará aproximadamente cinco horas (ida y vuelta), comenzando a las 17:00 pm y finalizando a las 23:30 pm. Si quieres unirte a esta aventura, ingresa al Facebook de Trekking Family e inscríbete. El valor de la actividad es de $7.500 por persona. Festival Outdoor Go Fest ha reunido la más amplia gama de empresas y marcas del rubro, para entregar y

dar a conocer la mejor oferta en equipamiento para aventuras de miles de personas apasionadas de las travesías y la vida al aire libre desde el 2014. Durante 3 días de evento, se mostraran lo último en productos, servicios y experiencias únicas. Con un ambiente campestre, relajado, familiar que equipa a aventureros de todo Chile y últimamente de Argentina. Prepárate para este 13, 14 y 15 de octubre en el Valle de Curacaví, por la ruta 68 a 32,5 km de Santiago. También puedes buscarlos en “Waze, GoFestrChile” o www.gofest.cl

129


FUNDACIÓN PUNTO ZERO

130


Un lugar para aprender, compartir, descubrir, crecer y disfrutar. Una plataforma multidimensional para el desarrollo integral hacia la trascendencia. ESTILO DE VIDA¬| POR ANTONIA GONZÁLEZ | FOTOGRAFÍA JAVIERA TIZNADO

Ubicada a 103 kilómetros de Santiago, exactamente en la V Región en el Valle de Aconcagua, se encuentra Punto Zero, una fundación que tiene como finalidad promover, estimular y ampliar el desarrollo integral del ser humano y los ecosistemas del planeta. El lugar, es el espacio físico que la fundación construyó para llevar a cabo estos propósitos, un lugar diseñado especialmente para realizar actividades trascendentales, ya sea de forma individual o grupal. Punto Zero, está emplazado en la precordillera de Los Andes en un entorno de naturaleza, espacios abiertos y cielos despejados. Sus paisajes naturales son verdaderamente privilegiados, donde se puede hacer una pausa y sentarse a reflexionar y meditar sobre la vida. En la construcción de cada espacio se consideró un diseño sustentable y la implementación de tecnologías limpias, tanto en la generación de energía como de climatización. Esta implementación también cuenta con un sistema para reciclar las aguas servidas del lugar,

131


y los jardines contemplan la incorporación de árboles frutales y vegetales como parte integral del proyecto de paisajismo. Además, la propuesta general requirió del estudio de geometrías sagradas, y se inspira en el estudio de las moléculas del agua de Masaru Emoto, un autor japonés conocido por sus controvertidas afirmaciones sobre los poderes mágicos del agua, que según él son capaces de percibir y almacenar la energía positiva o negativa que se proyecta sobre ella. El lugar se divide en las siguientes partes: Dojo: Es un espacio contenido en un hexaedro, construido con materiales orgánicos, que impulsa el movimiento de atraer el exterior hacia el interior. Sanación: Ambiente diseñado con la sabiduría orgánica y milenaria de un cuerpo sensibilizado, destinado a limpiar, organizar y potenciar los campos energéticos del cuerpo físico, usando como recursos el agua y la atención de profesionales. Recepción: Es el lugar donde lo acogemos e invitamos a integrarse a nuestra atmosfera, gestada con la intención de maximizar la armonía y la fuerza vital, en la interrelación de cuerpo, mente y emociones, con los espacios a habitar. Plaza del Fuego: Alrededor del misterio, la fuerza y el calor del elemento fuego se celebra la unidad y la vida, integrándonos de corazón al cielo y la tierra. Auditorio: Espacio concebido para el trabajo intelectual, creado con el propósito de recibir y compartir información cualificada, para inducir experiencias. Pentaflor: Es una imagen de poder en el corazón del espacio. Es el código que permite la entrega y distribución de la energía al universo, energía

132

resultado de la voluntad y la intención cultivada en el trabajo de todos por el bien mayor. Habitando un lugar concebido y construido usando Arquitectura Biológica, se puede percibir que hay una relación profunda entre Forma, Energía y Función. Habitaciones: Cuidadosamente materializadas con madera, paja y adobe del lugar. Mientras los que se hospedan descansan, su cuerpo se armoniza con los patrones de la naturaleza. Comedor y Estar: Lugares ambientados para invitar al encuentro y alimentarse, disfrutando la alegría del compartir. “En Punto Zero, lo que hacemos es recibir a grupos de trabajo que vienen a hacer actividades


de desarrollo personal o desarrollo espiritual, y nuestro objetivo es entregarles un lugar con todas las condiciones, para que lleven al máximo ese potencial”, comenta Simón Figueroa, encargado de Desarrollo Organizacional y Comunicaciones de Punto Zero. En la fundación se desarrollan principalmente actividades de trabajo grupal o individual en dos modalidades: Actividades internas: cuya dinámica y contenidos son preparados por el área de comunicación y desarrollo humano de Punto Zero, para ofrecer distintos tipos de experiencia dependiendo de las características y objetivos de los participantes; y actividades externas: en que una organización o grupo

desarrolla un trabajo propio en los espacios de la fundación. En este caso se entregan las condiciones y servicios necesarios para vivir la actividad de forma plena y concentrada. Algunos ejemplos de estas actividades son los seminarios, retiros, encuentros, cursos o eventos en temas como: yoga, meditación, taichi, mindfulness, budismo, coaching, desarrollo integral, educación, etc. Para actividades por el día Punto Zero puede recibir hasta 90 personas. Además, la fundación tiene un carácter holístico, es decir apoyan y dan cabida a todas las personas, credos y prácticas que contribuyan al progreso y bienestar del ser humano y la naturaleza.

133


FOTO HENRIK SORENSEN

¿C

134


CORRER CON O SIN MÚSICA? Los corredores escuchan música por diferentes razones: mantener un ritmo, distraerse, motivarse o, simplemente, porque le gusta. Pero la pregunta es ¿Será realmente beneficioso? Conversamos con algunos entrenadores y nos dieron sus opiniones de correr con o sin ella. ESTILO DE VIDA¬| POR ANTONIA GONZÁLEZ

Correr o competir con música es algo que cada día más gente hace. Hay miles de melodías que van de la mano con el ejercicio y que nos transportan a jornadas de sudor y esfuerzo físico. Sin duda, los ritmos nos estimulan a mover el cuerpo, siendo un elemento motivador, vibrador y que nos ayuda a sobrepasar la barrera del cansancio. En las calles nos encontramos con todo tipo de corredores, entre ellos los que corren con música y aquellos que lo hacen sin ella. Por lo mismo nos surge la duda: ¿Es mejor correr con música, o sin? Uno de los estudios más recientes publicado por la BBC y liderado por el profesor Lee Bartelt, fundador y director del Centro de Investigación de Música y Salud de la Universidad de Toronto, confirmó que una persona puede llegar a aumentar hasta un 70% la duración del ejercicio al escuchar música. “Cuando tienes una música con un ritmo energético se detona un elemento emocional que te hace sentir mejor. Puede ser un estímulo de endorfinas”, dijo el profesor Bartelt.

Sin embargo, eso no es completamente positivo, ya que de alguna manera estaríamos engañando al cerebro con estos estímulos, incrementaríamos el nivel de exigencia y no tendríamos noción del nivel de esfuerzo al que estaríamos sometiendo al cuerpo. Al no escuchar música podemos estar totalmente conscientes de lo que estamos haciendo y no distraernos a estímulos importantes. El entrenador de Running Academy Santiago, Agustín Oyarzun, concuerda con estos datos y recomienda correr sin música, ya que hacerlo tiene muchas distracciones. “Yo nunca lo he recomendado, porque generalmente cuando la gente corre sin música mejora sus marcas y eso se debe a que escucha su cuerpo, su respiración y está mucho más atento a las cosas que van pasando”, cuenta. Para él, sí podría ser una buena opción calentar o entrenar con música, porque puede funcionar como un motivador, pero correr una maratón no lo recomienda para nada. “Por ejemplo

135


136

FOTO ALEX GORHAM


hay entrenamientos que son regenerativos que uno puede hacer con música y ahí no hay problema, porque son trotes muy tranquilos. Pero en entrenamientos donde uno trabaja las articulaciones, umbrales y repeticiones, cuesta bastante hacerlo con música”. Hace un tiempo, Oyarzun junto a Rodrigo Cauas, psicólogo deportivo, hicieron una charla para darles a los deportistas un apoyo con este tema. “Los orientamos y explicamos que correr con música no ayuda mucho, porque te aleja de tu frecuencia cardiaca. La persona puede exigirse más y cansarse antes, ahogando su cuerpo. Además pierdes toda la parte entretenida de correr, las conversaciones, lo que va pasando alrededor tuyo. Muchas cosas ocurren mientras uno va entrenando”, explica. Sin embargo, para los que recién comienzan tiene algunas ventajas, a la hora de salir a correr o entrenar puede ser más agradable y motivador y si te sientes muy cansado sirve para distraer la atención. Además, al correr solo, puede generar una sensación de compañía.

Al escuchar música nuestro cerebro genera conexiones neuronales de manera mucho más rápida que con otras actividades cotidianas, además produce dopamina que es una sustancia que nos genera placer. Es por eso que la música tiene un efecto directo en nuestro humor y según el ritmo de esta nos puede calmar, alegrar o hasta producir ansiedad. Una música adecuada despierta sensaciones positivas y ayuda a mejorar el estado de ánimo. Cuando se fusiona con una buena concentración, ayuda a evitar la monotonía si un ejercicio es muy repetido, es por esto que los beneficios al entrenar podemos notarlos debido al acompañamiento de una música adecuada. En esto se apoya Luis Montenegro, entrenador de Nike Running Club, que recomienda escuchar música en el entrenamiento. “Para la gente que practica deporte no competitivo o que corre en la ciudad llena de ruido y quiere estar conectada con la música, lo encuentro perfecto, de hecho es algo motivador. De todas manera, depende mucho el tipo de ritmo que se usa para los entrenamientos”. Lo ideal es que el tipo de música sea acorde al ritmo de actividad que la persona tiene o se sienta a gusto. Por ejemplo, para los entrenamientos de fondo es mejor escuchar canciones moderadas, en cambio para los de mayor intensidad optar por rock o tecno. Al igual que Agustín, Luis cree que escuchar música en una competencia es distractor y que te saca de ritmo. “Hay que estar muy

137


138

concentrado en la respiración, en el braceo, en el ritmo… en una serie de cosas que ocurren, como en la técnica”, dice. Por otra parte, cree que cuando se corre en cerro, también es necesario estar desconectado de todo aparato tecnológico. “Yo evitaría la música en este aspecto para poder disfrutar ese silencio que entrega la naturaleza y también por la atención que uno debe tener, por ejemplo en las bajadas, en las subidas o en las caídas de piedras, cualquier cosa que pueda ser un posible accidente, hay que evitarlo”, dice.

Según el diario La Tercera, el científico Costas Karageorghis, experto de la Universidad de Brunel, ha estudiado por más de veinte años los efectos de la música sobre el ejercicio, y los resultados los ha compartido en su libro “Inside Sport Psychology” (Dentro de la psicología del deporte). Hace un poco más de un año, creó la lista perfecta para un día de entrenamiento, a continuación te dejamos algunas de estas canciones:

Eye of the tiger, Survivor

Enzo Ferrari, entrenador de The North Face Trail Academy y corredor de cerro, concuerda con Luis Montenegro, y dice que “puede existir un riesgo de accidente, choque, caída o perderse por no tener los sentidos al 100% en lo que se está haciendo”. Él por lo general, escucha música cuando la carrera es muy larga. “Llevo música para usarla en algunos momentos (yo los llamo “momentos de debilidad”), es cuando necesitas algún estimulo externo para levantar el ánimo nuevamente”.

Don’t stop me now, Queen

Beat it, Michael Jackson

Push it , Salt-N-Pepa

Pump it, Black Eyed Peas

The power, Snap

The best, Tina Turner

Physical, Olivia Newton-John

I’m sexy and I know it, LMFAO

I like the way, BodyRockers

Lose yourself, Eminem

Tanto los pro y los contras de escuchar música van relacionadas unos con otros, lo que varía es el balance que se necesita para sacar el mayor provecho al hacer deporte.

Jump, Van Halen

Run to you, Bryan Adams

Don’t stop the music, Rihanna

Blame it on the boogie, The Jackson 5


139

FOTO WWW.PEXELS.COM


140

FO MAGAZINE 2017 - OCT - NOV - DIC  
FO MAGAZINE 2017 - OCT - NOV - DIC