Page 24

septiembre_MAQUETA 27/09/2013 11:31 Página 24

MINERÍA HISTÓRICA Se trata de un museo con abundante información que necesita más de tres horas para ser recorrido si se quiere visitar con un poco de interés. Una vez recorrido el museo, se pasa a la Casa 21. Se trata de la clásica vivienda inglesa decorada tal y como estaba durante el período de gestión inglesa.

de los españoles, y eso se puede apreciar perfectamente en la zona que ellos tenían para sus viviendas y esparcimientos, totalmente aisladas de las poblaciones de nativos de la zona. La Casa 21 es una de las viviendas originales que quedan en Río Tinto, que se

Ferrocarril turístico que permite recorrer 22 km por el interior del complejo minero.

rocas y minerales 

SEPTIEMBRE 2013

24

Los ingleses, durante su dirección, jamás se mezclaron con la población autóctona. Entre sus directrices a seguir estaba el estudiar el idioma español, pero jamás enseñar el inglés a los españoles. Preferían vivir en sus propios guetos aislados

puede visitar, y que permite conocer sus hábitos cotidianos. Tras la visita a la Casa 21 se puede realizar la visita a la explotación Peña de Hierro. Se trata de una visita muy recomendable a la única mina que se incluye dentro de la

Para la visita turística se han recuperado 22 kilómetros de ramales que permiten realizar un paseo por las diferentes zonas de la explotación, para continuar paralelos al río Tinto y terminar en una de las instalaciones más alejadas del complejo minero.

Antigua locomotora utilizada para el transporte de mineral de Río Tinto a Huelva.

visita del Museo Minero de Río Tinto. Para su visita hay que desplazarse en coche particular más de 10 km, siguiendo a una furgoneta de la Fundación Río Tinto. Allí, guías autorizados dan las explicaciones pertinentes de la galería y la corta de esta mina. La explotación Peña de Hierro estaba formada por una corta de 330 x 190 metros y una profundidad de 85 metros, a la cual se accede por una galería de 200 metros de longitud. Además, hay una explotación subterránea, que no se permite visitar, de cientos de metros repartidos en 12 niveles diferentes. En las inmediaciones se encuentran las estructuras de lo que en su día fue una planta de trituración y molienda, así como el castillete de acceso a la mina de interior. En esta explotación se extraían cobre, azufre y otros polimetálicos. Por último, y para finalizar la visita, se realiza un magnífico viaje en ferrocarril por un tramo dentro de lo que fue la zona de explotación, de acopio de coladas y estériles, de balsas de decantación, de tratamiento de mineral, etc. El ferrocarril minero de Río Tinto estuvo operativo desde 1875 hasta 1984. Su origen tuvo lugar para transportar el mineral desde las propias minas hasta el puerto de Huelva, para su posterior transporte por barco a Inglaterra, y su diseño en vía estrecha (1.067 mm) comprendía 84 km de vía general y otros 264 km de ramales que unían las diferentes zonas mineras con las poblaciones. Dicho medio de transporte se estima que acarreó durante los años que estuvo operativo alrededor de 130 millones de toneladas de mineral. Para la visita turística se han recuperado 22 kilómetros de ramales que permiten realizar un paseo por las diferentes zonas de la explotación, para continuar paralelos al río Tinto y terminar en una de las estaciones más alejadas del complejo minero. En dicho viaje se pueden apreciar los distintos acopios de estéril y coladas, las múltiples balsas naturales de decantación realizadas siguiendo la orografía del terreno, las infraestructuras que contuvieron la maquinaria de trituración y molienda de la mina, y las diferentes estaciones y maquinaria

Rocas y Minerales 501  

Publicación española que cubre el sector de la minería, los áridos, el movimiento de tierras y las obras públicas.

Advertisement