Page 20

septiembre_MAQUETA 27/09/2013 11:31 Página 20

MINERÍA HISTÓRICA

VISITA A LAS MINAS DE RÍO TINTO

rocas y minerales 

SEPTIEMBRE 2013

20 Restos de las instalaciones mineras de la mina Peña de Hierro.

L

a cuenca minera de Río Tinto ha estado durante más de 5.000 años en explotación y, aunque lleva unos cuantos cerrada, parece ser que en breve se reabre para comenzar de nuevo su extracción. Este complejo minero se encuentra situado en varios términos municipales de la provincia de Huelva, entre los que se encuentran los municipios de Río Tinto y Nerva, aunque son mundialmente conocidas con el nombre de Río Tinto por el río que cruza la zona y por el nombre de la compañía que tuvieron los ingleses durante muchos años que estuvieron explotando estas minas. Las minas de Río Tinto se encuentran situadas dentro de lo que se conoce como la Faja Pirítica Ibérica, un cinturón que cruza Portugal y se mete en España en la zona de Sevilla y Huelva. Se trata de una zona de concentración de sulfuros masivos polimetálicos donde se extrae cobre, plomo y zinc, además de oro y plata.

Las explotaciones de Aguas Teñidas en Huelva y Cobre Las Cruces en Sevilla se encuentran también sobre la Faja Pirítica Ibérica. Se estima que en Río Tinto, durante sus más de 5.000 años de explotación, se han extraído alrededor de 2.000 millones de toneladas de mineral, quedando aún en sus entrañas más de 500 millones por explotar. Se han extraído oro y plata, además de cobre, plomo y zinc. En la cuenca minera de Río Tinto se encuentran las antiguas explotaciones de Peña de Hierro, Cerro Colorado y Corta Atalaya. La primera se puede ver en la visita del Museo Minero de Río Tinto, Cerro Colorado se puede observar desde un mirador a la salida del pueblo, y Corta Atalaya es la que no se facilita su visita por distintos motivos.

UN POCO DE HISTORIA Los primeros indicios mineros se remontan al año 3.000 aC, donde

aparecen unos iniciales trabajos mineros y metalúrgicos en la mina de Cuchilleros, en Campofrío, Huelva. A partir de ahí, esta explotación y otras muchas se van abriendo durante las épocas de Bronce y Tartésica. La riqueza en metales de la Península Ibérica era bien conocida por pueblos como los fenicios o griegos, que también tuvieron un protagonismo destacado en las explotaciones de Río Tinto. Sin embargo, no fue hasta el año 206 aC cuando estas minas dan un salto importante tanto en la cantidad de mineral extraído como en las técnicas utilizadas, y fue con la llegada de los romanos a la Península Ibérica tras la Segunda Guerra Púnica. A partir de ahí, y hasta el año 409, el control de las minas se encuentra bajo la dirección romana (utilizando esclavos para su extracción), alcanzándose los máximos niveles de producción de metales durante el periodo del emperador Trajano (97-117 d.c.) y Adriano (117-

Rocas y Minerales 501  

Publicación española que cubre el sector de la minería, los áridos, el movimiento de tierras y las obras públicas.

Advertisement