Page 1


MODA, ARTE, IDENTIDAD: DISEÑO DE INDUMENTARIA EN EL PERÚ Edward Venero El diseño de moda tiene múltiples referentes, desde la materia prima y la metodología de su confección hasta la propuesta innovadora a nivel de tendencias mundiales, con representatividad local en el panorama global. Pero, sobre todo, el diseño de moda es un proyecto con hondas implicaciones económicas y culturales, porque diseñar moda es intervenir en la psicología colectiva, en la manera en que el individuo se relaciona con el entorno, en la cual se representa ante sí y ante los demás. En este contexto, es evidente la importancia del tema de la identidad. La identidad es una dimensión que recorre todo el proceso de diseño, creación y fabricación de la colección y de cada pieza de indumentaria, calzado, accesorios. Significa la consideración de la tradición local que, en el caso del Perú, es mucho más que una tradición contemporánea, pues implica desde los textiles precolombinos, hasta las propuestas del nuevo diseño peruano, pasando por el uso de la materia prima de los camélidos y del algodón, por los motivos textiles y cánones de indumentaria de las diferentes regiones del Perú, por el diseño del arte popular y las nuevas fusiones urbanas. La identidad ha sido en los últimos 5 años el tema central de mis proyectos: a través de obras gráficas, proyectos de curaduría, diseño de indumentaria, diseño de eventos, diseño de performances. La investigación del imaginario colectivo y de sus referentes me ha llevado ante la necesidad de una expresión simbólica de un Perú multicultural, que aspira a la integración desde la diversidad, reivindicando al mismo tiempo sus símbolos culturales. Intento contribuir a este proceso recuperando las tradiciones populares y la nueva cultura urbana en una convergencia que se resuelve a nivel de interacción e integración en una cultura híbrida que opta por el diálogo creativo entre sus referentes. Para mí, hacer diseño de indumentaria es construir sentido, estilo de vida, visión del mundo. Hacerlo como parte de la expresión de sí de una comunidad es un proyecto que enriquece tanto al creador como al consumidor pero sobre todo enriquece la dinámica en la cual la moda interactúa con la identidad, el arte, la creatividad y la responsabilidad social. Mi propuesta como diseñador va en este sentido y su desarrollo como proyecto profesional y como proyecto de vida es fundamental para mi propia identidad. Para esta colección me ha interesado explorar las expresiones de la identidad peruana en el carnaval andino, como fuente de inspiración y referentes para el diseño de indumentaria, calzado y accesorios de mi colección 2012. Se trata de un proceso que incluye investigaciones y experimentos, pero al mismo tiempo es parte de una visión global de la expresión de la identidad peruana en el diseño, que define mi creación y la orienta hacia la valoración de lo peruano.


MUNDO, OBJETOS Y VIVENCIAS EN LA COLECCIÓN 2012 DE EDWARD VENERO: EL CARNAVAL PERUANO Mihaela Radulescu

La moda es una realidad psicosocial y cultural que emerge de un conjunto de modalidades de expresión en lo vivencial: a través de la indumentaria, el calzado, los accesorios, el peinado, el maquillaje, esto es a través de la caracterización de alguien mediante formas que convergen para definir identidades, roles, maneras de interactuar, discursos y mensajes; a través del consumo de bines materiales y simbólicos, como la comida, la música, el cine, la TV, los juegos, las fiestas, etc.; a través de hábitos y desempeños en el ámbito social, como la manera de interactuar con los demás, la construcción de entornos personales o el desarrollo de modos y estilos de entretenimiento. En consecuencia, el concepto de la creación de moda nos lleva ante la elaboración estratégica y previsora de universos poblados por imágenes, objetos, espacios y dinámicas cuya personalidad implica la producción de una serie de contenidos, formas e identidades, que atraen al usuario / consumidor y funcionan gracias a su capacidad comunicativa, con énfasis en los efectos de implicación. El creador de moda no sólo crea objetos, en el marco de una tendencia que el mercado de consumo ha puesto de manifiesto: crea un mundo completo, cuya visión y vivencias se basan en la posesión de los objetos o en la participación en los espacios y dinámicas socioculturales que lo representan y significan. En este sentido, Edward Venero es un creador de moda o mejor dicho es el diseñador de un universo cuyos contenidos y formas se expanden a partir del

núcleo de la identidad. En la práctica, asume la cultura peruana como un texto a interpretar y diseña sus signos de identidad para proponerlos para el uso personalizado y vivencial de los que desean expresarse a través de ellos. El resultado se compone de colecciones de moda que integran textiles, indumentaria, calzado, accesorios y objetos varios para la promoción de la marca, que, al mismo tiempo, son colecciones que desarrollan un discurso cultural, de integración de los elementos que representan la identidad peruana, desde la materia prima de sus textiles e indumentaria hasta la gráfica histórica y actual de las expresiones de la identidad. Cuando la práctica del diseño se desarrolla como intervención social, como en el caso de Edward Venero, se crea un espacio conceptual, que luego actúa en tanto que moda, donde se ubican las ideas, los símbolos, las historias, las escenas, los personajes y los objetos que, en su conjunto, dan consistencia y verosimilitud al universo creado, el mismo que abre las puertas a los usuarios, quienes, a través de la adquisición y uso de los objetos de indumentaria y demás, se incluyen en el universo construido. Esta dinámica supone no sólo la interacción con los objetos, sino hacer realidad visible informaciones instaladas en la memoria del usuario o desarrollar y proponer construcciones conceptuales que las aprovechan para nuevos mensajes. Crear imágenes de la identidad peruana ha sido una motivación fundamental para los proyectos de diseño de Edward Venero, quien además del diseño de colecciones de indumentaria y accesorios, acti-


vidad que inicia en 2006, ha realizado proyectos de diseño gráfico, de artes visuales y de gestión del diseño y de la comunicación visual, a la vez que se ha desempeñado como docente, editor , investigador y gestor de la Facultad de Arte de la Pontificia Universidad Católica del Perú, Especialidad de Diseño Gráfico. Para su Colección 2012, colección de invierno de indumentaria masculina, textiles, calzado y accesorios, el espacio conceptual que se define en torno a la expresión de la identidad peruana es el espacio de la fiesta, traducido en las expresiones del carnaval andino. El calor y la energía de la fiesta resultan imprescindibles ante el invierno que se inicia, y como tal la colección aprovecha su capacidad de comunicación no sólo para presentar objetos deseables para vestir, sino también para dejar fluir ideas, percepciones y emociones. Los contenidos movilizados por los efectos perceptivos y emotivos de las prendas, exploran las bonanzas de la fiesta (fiesta de la mirada, de la mente, de los recuerdos, del juego con las imágenes del carnaval andino) y la representan simbólicamente. El camino de la imaginación al diseño es un camino que actualiza lo vivido y lo conocido, a la vez que estimula para encontrar nuevas maneras para expresar las vivencias mentales. El carnaval es la fiesta popular por excelencia, la segunda vida del pueblo, basada en la risa y el disfrute comunitario. El festejo carnavalesco implica rituales propios de la interacción a través del espectáculo, la liberación de las reglas de lo cotidiano y el gozo de la expresión de sí mismo a través de roles asumidos, que se atreven a polemizar con la rutina y a expresar con espíritu lúdico e intensidad los deseos reprimidos del ser humano. El carnaval tiene un carácter concreto y sensible, que se realiza en las fronteras del arte con la vida. El juego que practica es algo teatral, pero sin hacer distinción entre actores y espectadores. No se asiste a un carnaval, el carnaval se vive. Además, durante el carnaval, todo es carnaval y el juego se transforma en vida real: el juego de la muerte y la resurrección, de las sucesiones y la renovación, de las relaciones entre personas y grupos.

El carnaval tiene un carácter universal, es un estado particular de la existencia, que renace y se renueva cada vez que el individuo participa. Es una fiesta colectiva, una fiesta del regocijo vivamente expresado, cuya índole simbólica y lúdica toma formas específicas en cada cultura. En la base de cada fiesta carnavalesca existe una visión determinada del tiempo natural (cósmico), biológico e histórico. En el Perú, el carnaval andino se relaciona con la celebración por la cosecha recogida, y el agradecimiento a la tierra o Pachamama por sus frutos. Se baila, se brinda, se celebra, con música y a veces con actuaciones en quechua, se juega con el agua. Es una fiesta muy colorida y dinámica. En la región de Cuzco, el carnaval introduce elementos propios como la Yunza de los Solteros y Casados, el árbol decorado con regalos. En la región de Cajamarca, impresiona la integración de muchas y diversas manifestaciones, desde el despliegue humorístico de las coplas improvisadas o el corso de las patrullas y comparsas, bailando y cantando por las calles hasta las noches de los bailes de antifaces o la exhibición de los productos de la región. Esta gramática de la fiesta del carnaval andino pasa a ser la gramática de la colección. Son elementos morfológicos: las cintas de las camisetas, recordando las serpentinas de la fiesta; el estampado de los textiles, integrando y multiplicando en modulación orgánica el principio vital de la existencia, en un vertiginoso baile de los elementos representativos del Escudo del Perú; los colores cálidos de la tierra, el marrón oscuro, el rojo y el amarillo, junto con el azul y el celestre del cielo. La composición de cada atuendo juega con las estructuras envolventes que valoran por igual el algodón y la alpaca peruana, como los ritmos de lo sobrepuesto de la vestimenta andina. Finalmente, la visión pragmática de la colección impone el tema de la identidad como centro ordenador hacia el cual conducen el uso de las fibras peruanas, la intertextualidad con las estructuras vestimentarias andinas y las fiestas del carnaval de las diferentes regiones peruanas de los Andes, así como el uso de los símbolos del escudo para su multiplicación y expansión a través de la mandala peruana incorporada a las telas y los tejidos de la colección.


Edward Venero Carrasco (Cusco, 1986). Artista visual,

licenciado en Arte de la Pontificia Universidad Católica del Perú, con mención en Diseño Gráfico con experiencia profesional en diseño gráfico, diseño de moda, diseño de marca, diseño de eventos. Curador y promotor cultural, con muestras en el Perú, Argentina y Portugal. Exhibiciones de moda en Lima y Cusco. Docente en la Facultad de Arte, PUCP. + [www.vnro.pe] [edward@vnro.pe]

Fotografía: Rafo Iparraguirre Peinado y Maquillaje: Emersón Luján para Hair Estudio Modelos: Guillermo Cerpa, Milan Kelez, Danilo Juarez.

Agradecimientos: Edgar Venero y Rosa Carrasco, Abel Venero, Andrea y Paola Venero, Victoria Arregui, Wilfredo Miranda, Amaro Casanova, Gabriela Rubio, Parwa Oblitas, Carlos Holgado, Carlos Fosca, Alberto Agapito, Mihaela Radulescu, Carmen García, Mabel Sánchez, Katia Garro, Milagro Farfán, Angelica Cotera, Giovanna Pozo, Efraín salas, Carlos Andres Luna, Fiorella Faré, Claudia Luque, Lud Vargas, Gerwin Woudt, Ramón Véliz, Diana Véliz, Milena Faúndez, Lidia Alfaro, Enma Porras, Alex Espinoza, Olga Torres, Diego Colán, Rafo Iparraguirre, Andres Zuniga, Milagros Mejia, Jossilú De La Torre, Martha Plaza, Lucía Pérez, Cesar Tocas, Emersón Luján, Ignacio Merino, Alberto Serquén, Antonio Casanova, Guillermo Ávila, Alicia Morales, Ana Maria Teruel, Ana Osorio, Monica Vidal, Andrea Racchi, Antonio Polo, Daniela Gutierrez, Sebastián Novoa, Jenny Flores, Javier Ortega, Frank Andonaire, Oswaldo Anchante, Renzo Pérez, Maria Rojas.


VNRO - carnaval peruano  

Catálogo del proyecto Carnaval Peruano

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you