Issuu on Google+

Fuente

Viva

Agosto 2010

Número 8

Órgano informativo de la comunidad parroquial del Sagrario Catedral - Diócesis de Celaya

La Asunción de la Virgen María

H

asta el Siglo IV no hay documento alguno escrito que hable de la creencia de la Iglesia, explícitamente, acerca de la Asunción de María. Sin embargo, cuando se comienza a escribir sobre ella, todos los autores siempre se refieren a una antigua tradición de los fieles sobre el asunto. Se hablaba ya en el Siglo II dela muerte de María, pero no se designaba con ese nombre de muerte, sino con el de tránsito, sueño o dormición, lo cual indica que la muerte de María no había sido como la de todos los demás hombres, sino que había tenido algo de particular. Porque aunque de todos los difuntos se decía que habían pasado a una vida mejor, no obstante para indicar ese paso se empleaba siempre la palabra murió, o por lo menos `se durmió en el Señor’, pero nunca se le llamaba como a la de la Virgen así, especialmente, y como por antonomasia, el Tránsito, el Sueño. ¿Por qué es importante que los católicos recordemos y profundicemos en el Dogma de la Asunción de la Santísima Virgen María al Cielo? El Nuevo Catecismo de la Iglesia Católica responde a este interrogante: “La Asunción de la Santísima Virgen constituye una participación singular en la Resurrección de su Hijo y una anticipación de la resurrección de los demás cristianos” (No. 966). Nos lo explica así, citando a Lumen Gentium No.59, que a la vez cita la Bula de la Proclamación del Dogma: “Finalmente, la Virgen Inmacula-

Editorial da, preservada libre de toda mancha de pecado original, terminado el curso de su vida en la tierra, fue llevada a la gloria del Cielo y elevada al Trono del Señor como Reina del Universo, para ser conformada más plenamente a su Hijo, Señor de los señores y vencedor del pecado y de la muerte”. Y el Papa Juan Pablo II, en una de sus Catequesis sobre la Asunción, explica esto mismo en los siguientes términos: “El dogma de la Asunción afirma que el cuerpo de María fue glorificado después de su muerte. En efecto, mientras para los demás hombres la resurrección de los cuerpos tendrá lugar al fin del mundo, para María la glorificación de su cuerpo se anticipó por singular privilegio” (JP II, 2-julio-97). El misterio de la Asunción de la Santísima Virgen María al Cielo nos invita a hacer una pausa en la agitada vida que llevamos para reflexionar sobre el sentido de nuestra vida aquí en la tierra, sobre nuestro fin último: la Vida Eterna, junto con la Santísima Trinidad, la Santísima Virgen María y los Ángeles y Santos del Cielo. El saber que María ya está en el Cielo gloriosa en cuerpo y alma, como se nos ha prometido a aquéllos que hagamos la Voluntad de Dios, nos renueva la esperanza en nuestra futura inmortalidad y felicidad perfecta para siempre. Por el Papa Pío XII el 1 de noviembre de 1950 la Iglesia Católica celebró esta fiesta en honor de la Virgen María, en Oriente desde el siglo VI y en Roma desde el siglo VII. La festividad finalmente se estableció el 15 de agosto. Ana Luisa Cárdenas Olvera


Mensaje del Párroco

C

on gusto y alegría los saludo queridos hermanos en Cristo, desenado que Fuente Viva les ayude algo a su vida cristiana. Ahora les comparto el gozo por el inicio de la misión permanente en esta parroquia del Sagrario Catedral. Después de un tiempo prolongado de capacitación para el equipo de misioneros, han sido enviados a evangelizar, a llevar la buena nueva del amor de Dios, a compartir la experiencia de lo bueno que Dios ha sido con ellos para entusiasmar a otros de este encuentro que los ha transformado. Hemos empezado con un equipo de 25 misioneros abarcando sólo un sector del territorio parroquial, hay mucho entusiasmo y disponibilidad, sin embargo no es una misión fácil pues hay resistencia, indiferencia o hasta rechazo por lo que estoy pidiendo oración, mucha oración para que el Señor Jesús ablande los corazones y los disponga a recibir este mensaje de paz, de libertad y de amor. Así mismo estoy invitando a más y más personas para unirse a este proyecto; en el mes de septiembre formaremos y capacitaremos a otro grupo de misioneros para que al cabo de un año podamos cubrir otro sector que nos permita llegar a más y más hermanos bautizados pero no evangelizados y que, encontrados con Cristo, se conviertan y así transformemos esta parroquia en una comunidad viva, en comunidad de comunidades donde compartamos cada vez más la vida, la Palabra de Dios y todo lo que día a día nos regala. Con la confianza de encontrar respuesta tanto para lograr la oración por la misión como para formar un nuevo equipo misionero me sigo poniendo a sus órdenes y me mantengo en oración por ustedes y sus familias. Sr. Cura Daniel Huerta Ibáñez

Al igual que San Agustin,

Convertirse Caterina Appendini

T

odos los Cristianos estamos llamados a la verdadera conversión es decir a convertirnos en reales seguidores de Cristo, creemos que es algo muy difícil de lograr aunque en realidad Dios mismo está a nuestro lado ayudándonos así como lo hizo con San Agustín. San Agustín siempre busco la verdad; él recibió de Santa Mónica (su madre) una educación cristiana por eso, aunque vivió una juventud desordenada, siempre sentía una profunda atracción por Cristo, como muchos de nosotros la sentimos. En su búsqueda de la verdad San Agustín estudio mucho la filosofía en especial a Platón y, a pesar de que había muchas cosas interesantes en sus estudios, aún no llegaba a la verdad; sólo la lectura de las cartas de San Pablo (que están en la Biblia) le reveló plenamente la verdad, al leerlas comprendió lo que Dios quería de él, así que San Agustín decidió entregarse totalmente a Cristo. Después de eso fundó un monasterio, se dedicó al estudio y a la vida contemplativa y tres años después fue consagrado sacerdote en Hipona. Aprendió a comunicar su fe a la gente sencilla y a desempeñar sin cansarse una generosa actividad que él así describió: «Predicar continuamente, discutir, reprender, edificar, estar a disposición de todos, es un inmenso cargo y un gran peso, un enorme cansancio». El comprendió que se llega a los demás con sencillez y humildad. San Agustín al convertirse verdaderamente a Dios dedica su vida a servirlo y cada día a pedirle perdón; él sabía de la necesidad de ser renovados por Cristo y de la conversión permanente, siendo imprescindible la humildad para pedir perdón a Dios. Agustín murió con esta actitud de humildad que vivió día tras día. Así que San Agustín nos dejó el ejemplo de la conversión verdadera: encontrar la verdad en la Palabra de Dios, hacer la voluntad de nuestro Señor y vivir siempre en verdadera humildad y en el amor; pidiendo perdón por nuestros pecados y perfeccionándonos en el amor a Dios y al prójimo.


Activida d Recreativ a Contesta, consultando tu biblia. 1.- ¿Cuantos hijos tuvo Noé y como se llamaban? R= Génesis 6:10 2.- ¿Por qué Yavé decidió mandar el diluvio? R= Génesis 6:13 3.- ¿Qué medida tenia el arca? R= Génesis 6:15 4.- ¿Por qué Yavé escogió a Noé? R= Génesis 7:1 5.- ¿Cuánto duró el diluvio? R= Génesis 7:17 6.- ¿Cómo comprobó Noé que ya podía bajar? R= Génesis 8:11 7.- ¿Qué hizo Noé de inmediato al bajar del arca? R= Génesis 8:20 8.- ¿Cuál fue la promesa de Yavé? R= Génesis 9:11 9.- ¿Cuál fue la señal de su promesa? R= Génesis 9:13

a c i n ó M Santa

Santo del Mes

Caterina Appendini

M

ónica, la madre de San Agustín, nació en Tagaste (África del Norte) en el año 332. Sus padres encomendaron la formación de sus hijas a una mujer muy religiosa y estricta en disciplina, quien les enseño a obedecer, ser buenas mujeres y a no ceder a los impulsos o deseos. Desde su bautismo su conversión fue admirable. Ella deseaba dedicarse a la vida de oración y de soledad pero sus padres dispusieron que tenía que casarse. Su esposo la hizo sufrir por treinta años ella tuvo que aguantar sus estallidos de ira. Santa Mónica para evitar cualquier enojo o agresión de su esposo se esforzaba por estar de buen humor. Cuando él gritaba, ella callaba y como para pelear se necesitaban dos ella no aceptaba entrar en pelea, y así no peleaban. Mónica rezaba y ofrecía sacrificios por la conversión de su esposo quien alcanzó de Dios la gracia del bautismo en el año de 371, un año después su esposo falleció. Tuvieron tres hijos: dos varones y una mujer, el mayor, Agustín, quien la hizo sufrir por varias décadas. Agustín se fue a Cartago a estudiar y Mónica recibia noticias cada vez más preocupantes del comportamiento de su hijo. En cierta ocasión Mónica contó a un Obispo que llevaba años y años rezando por su hijo. El obispo le respondió: “Tranquila, es imposible que se pierda el hijo de tantas lágrimas”. En el año 387, ocurrió la conversión de Agustín, se hizo instruir en la religión y en la fiesta de Pascua de Resurrección de ese mismo año se hizo bautizar. Con Agustín ya convertido Mónica ya había conseguido todo lo que anhelaba en esta vida. Poco después le invadió una fiebre, que en pocos días se agravó y le ocasionó la muerte. Murió a los 55 años de edad del año 387.


Agosto

San Ramon Nonato

Domigo

Lunes

Martes

Miércoles

Jueves

Viernes

Sábado

1

2

3

4

5

6

7

XVIII Domingo Ordinario

Santos Pedro Julián Eymard

Santa Lidia

San Juan María Vianney

Dedicación de la Basílica de Santa María la Mayor

La Transfiguración del Señor

Santos Sixto II y Cayetano

8

XIX Domingo Ordinario

15 Asunción de la Santísima Virgen María

9

10

Sta Teresa Benedicta de la Cruz

San Lorenzo, mártir

Santa Clara

16

17

18

Beato Bartolomé Laurel

San Jacinto.

22/29 23/30 24/31 XXI y XXII Domingo Ordinario

San Felipe Benizi / Santa Rosa de Lima

San Bartolomé, apóstol / San Ramon

11

12

13

14

Santa Juana Francisca de Chantal

Santos Ponciano e Hipólito

San Maximiliano María Kolbe

19

20

21

Santa Elena

San Juan Eudes

San Bernardo

San Pío X

25

26

27

28

Beato Junípero Serra

Santa Mónica

San Agustín

San Luis, rey y san José de Calasanz

San Ramón Nonato (1204—1240), religioso mercedario, que en realidad no nació (por eso lo de Nonato) sino que fue extraído del cuerpo de su madre fallecida el día anterior, usando la daga de un cazador en la región de Lérida (España) en el año 1204. Habiendo respondido a la su llamadi ingresa a la orden de la merced y se dirige a Africa y libera a 350 cautivos cristianos arrestados por los Moros. Al acabarse el dinero se ofrece él mismo en rescate de un prisionero, siendo sometido a duros trabajos. Es torturado por predicar el evangelio a los bereberes. Fue liberado y vuelve a Barcelona. El papa Gregorio lo nombra cardenal. En 1240 muere.

Avisos

Catedral - Misa y bendición de embarazadas cada primer domingo de mes, en misa de 10, 12 y 1 de la tarde. Trae ofrenda para mamás con bebes de escasos recursos (pañales, biberones, ropita, etc.) - Misa de los adultos mayores cada tercer domingo de mes a las 2:00 p.m. Puedes traer de ofrenda medicinas, ropa o despensa básica. - El grupo juvenil KT Sagrario te invita a formar parte de su grupo juvenil. Si tienes entre 14 y 25 años te esperamos los sábados a las 6:00 p.m. y domingos a las 9:00 a.m. Asiste. Cristo te invita. El Carmen -16 de agosto: Rosario dedicado a Ntra. Sra. del Carmen a las 6:00 p.m. -19 de agosto: Solemnidad del Sr. San José en misa de 7:00 p.m. -25 de agosto: 12:30 p.m. Celebración de la Coronita al Divino Niño Jesús de Praga. San Francisco - 8 de agosto: Misa a la Purísima Concepción: 8:30 a.m. , 1:00 p.m. (para enfermos) y 7:30 a.m. - Celebración en honor de la Inmaculada Concepción en su Asunción Gloriosa, Triduo los días 12 y 13 de agosto a las 8:30 a.m. y 7:30 p.m. y el 14 de agosto a las 8:30 a.m. y 8:00 p.m.. Domigo 15 de agosto festividad a las 7:30 p.m. - Lunes a miércoles rezo del Santo Rosario a las 6:30 p.m. - Todos los jueves hora santa a las 6:30 p.m. - Todos lo viernes Viacrucis a las 6:30 p.m. Santuario de Guadalupe Misa de enfermos: 4 de agosto, a las 12:00 p.m. Hora de la Misericordia: Todos los martes de 5:00 -6:00 p.m. Hora Santa: Todos los jueves de 5:30 - 6:30 p.m. San Agustin 19 de agosto: Inicio de la novena a San Agustín en misa de 7:00 p.m. 27 de agosto: Día de Santa Mónica. Misa Solemne 7:00 p.m. 28 de agosto: Solemnidad de Nuestro Padre Agustín misa concelebrada 7:00 p.m. Horarios de Misa Entre semana: 6:30, 7:30 y 8:30 a.m., y 7:00 p.m. Domingos: 6:30, 7:30, 8:30, 10:30 y 11:30 a.m., y 12:30, 1:30, 6:00, 7:00 y 8:00 p.m.


Fuente viva Agosto