Page 1

especial belleza

FUCSIA

CUERPO

Habitos muy personales

La frase “todo empieza por el hogar” se hace verídica cuando hablamos del aseo corporal, especialmente por la influencia que tiene la mujer cuando se encarga de escoger los productos de uso familiar.

U

n estudio de la multinacional sueca SCA, la tercera compañía mundial de productos de higiene, demostró que las mujeres tienen mayor cuidado en el aseo a partir del nacimiento de su primer hijo, a diferencia de los hombres, y que su interés por el tipo de productos que utilizan crece 52% cuando se convierten en madres. De ahí que una de las primeras cosas que aprenden los niños es cómo mantener limpio su cuerpo, bañarse solos y convertir al aseo en un hábito permanente.

36

Son muchos los pasos que hay que seguir para mantener unos hábitos sanos de higiene y belleza. Rutinas y productos adecuados sirven por igual en la tarea práctica de lograr el bienestar interior y exterior. Por Ángela Meléndez

Sin embargo, para las generaciones actuales (más estresadas y con menos tiempo) la variedad es un beneficio en el momento de pensar en la limpieza. En ese sentido, una joven madre afirmaba: “Ahora todo viene con indicaciones. Si tienes el pelo seco, graso o tinturado, puedes elegir lo que te quede mejor. Con mis hijos, por ejemplo, sé qué jabón es el adecuado para su tipo de piel y así evito alergias o irritaciones”. Pero, en realidad, la cosmética no es todo, ya que el aseo tiene una relación directa con la salud y el bienestar. Por ejemplo, el cuidado de la piel fortalece el mayor escudo del cuerpo, impidiendo la penetración de gérmenes que pueden ocasionar afecciones al organismo y que incluso podrían haberse evitado solamente con el baño. Además, la piel es la capa que tapiza los tejidos más profundos e impide que los microbios los agredan, regula el calor del organismo y en ella reside el tacto, por lo cual, al mantenerla limpia, protegemos cada órgano y cada sentido. Según la Asociación Ecuatoriana de Empresas de Productos Cosméticos, Higiene y Absorbentes (Procosméticos), de cada 100 hogares en el mundo, 98 utilizan al menos cinco productos cosméticos diariamente. Entre los de mayor demanda se encuentran el desodorante, el champú, el jabón, la pasta dental y los perfumes. =

Jabón, jaboncillo…

Origen del jabón FOTOS: CORTESÍA DE LVXO, ORIFLAME Y NIVEA. PANTHERSTOCK/OTHERIMAGES.

FOTO: PANTHERSTOCK/OTHERIMAGES.

L

a higiene y los buenos hábitos de limpieza contribuyen a la belleza femenina. Un cutis terso, unas manos suaves y un pelo fuerte dependen no solo de la calidad de los productos, sino también de su frecuente y adecuada aplicación, de manera que se aproveche la diversidad de artículos que se adaptan a las necesidades y gustos. Son muy pocas las personas que siguen la antigua usanza de preparar sus propios productos de higiene. Ya no es necesario dedicar tiempo a mezclar bicarbonato con limón para cepillarse los dientes, como lo hacían los abuelos, o preparar el agua de rosas para baños refrescantes. Actualmente, la mayoría de productos, incluso algunos tradicionales, ofrece beneficios múltiples tanto para el uso del aseo en general, como para partes específicas del cuerpo, e incluso sus presentaciones resultan muy prácticas, ya que se puede escoger entre el uso diario individual o familiar. A la comodidad se suma la infinita variedad de artículos que ofrece un mercado cada vez más especializado. Una abuelita de 80 años comentaba hace pocos días en un supermercado: “Antes no había tanta cosa, nos lavábamos el cuerpo y la cabeza con jabón y para completar usábamos colonia corriente”. A ella le parecía más sencillo tener menos opciones y así evitar la confusión de no saber qué producto usar.

Se conoce que las antiguas civilizaciones utilizaban un objeto parecido al jabón, elaborado a partir de la mezcla de aceites, agua y ceras vegetales o animales. A la ciudad italiana de Savona se le atribuye la invención, en el siglo VII, del primer jabón sólido, producido con aceite de oliva. Por eso, en francés la palabra “savon” ‘significa 1

jabón’. Lo más cercano que conocemos actualmente es el conocido jabón de Marsella, creado en la ciudad francesa del mismo nombre, alrededor de 1370. En la actualidad se sigue elaborando y su principal componente son las grasas vegetales, que lo convierten en un jabón extrapuro con 72% de grasas de este tipo, especialmente de oliva.

2

Permite que la ducha sea realmante beneficiosa. Considerado como uno de los cinco productos indispensables de limpieza debido a su uso habitual. Aquí, algunos de los más novedosos: •Reafirmantes: compuestos naturales como, por ejemplo, el té verde y las algas marinas, que estimulan la síntesis de colágeno y elastina y protegen la degradación de estas en el cuerpo. •Energizantes: propiedades revitalizantes y energizantes. Entre ellos, la naranja, el mango, el coco y el limón, especias como la canela y la menta, y productos como el chocolate y el café. •Antibacterianos: crean una barrera que impide la adherencia de los gérmenes a la piel. Algunos contienen triclosán, potente agente antibacteriano. •Hipoalergénicos: son neutros y reducen el riesgo de alergias e irritaciones. Con vitaminas y agentes naturales como avena, leche, miel o aguacate. No tienen fragancia y se recomiendan para el baño de los bebés. = 3 4

1. Jabón para masaje exfoliante, $2,90; de Oriflame. 2. Jabón humectante, $0,67; de Nivea. 3. Jabón para piel seca, deshidratada y agrietada, $9,50; de LVXO. 4. Crema para ducha, $4,25; de Nivea. (Vea Direcciones)


FUCSIA

MANOS Y PIES

38

Las extremidades corporales están más expuestas al ambiente exterior, por lo cual mantenerlas limpias es una tarea imprescindible.

Los pies

A pesar de estar protegidos por medias y zapatos, requieren limpieza diaria debido a la permanente transpiración, y se recomienda usar jabón neutro. Lo más importante es el secado, que debe realizarse en profundidad, especialmente en los espacios interdigitales, pero sin friccionar demasiado para que la piel no se lastime. Si la humedad se asienta entre los dedos, es posible que aparezcan hongos, verrugas o bacterias. Ahora bien, para aliviar la molestia de una excesiva transpiración lo más frecuente es usar talco, que produce una sensación relajante y combate los hongos. Los que contienen antisépticos como el triclosán e ingredientes desodorantes evitan el mal olor. •Manicura y pedicura: no se trata solo de estética, sino de aseo y revitalización de las células. En ambos casos se debe exfoliar la piel. Para las uñas, que muchas veces suelen ser débiles o quebradizas, se puede optar por tratamientos protectores y revitalizadores. Hay que tener cuidado con productos agresivos o con alto contenido de formol o acetona, además es fundamental esterilizar los instrumentos antes de usarlos. =

El esmalte de uñas Esta laca coloreada compuesta de nitrocelulosa, tolueno y otras sustancias nació oficialmente a inicios del siglo XX. Las mujeres utilizaban tintes para colorear sus uñas hasta 1932, cuando los hermanos Charles y Joseph Revlon y el químico Charles Lachman crearon esmaltes de variadas tonalidades y fundaron la compañía

FOTOS: CORTESÍA DE YANBAL, NIVEA Y ORIFLAME. PANTHERSTOCK/OTHERIMAGES.

Las manos

1

2

1. Crema para manos, $7,15; de Nivea. 2. Esmalte, $7; de Oriflame.

Se ensucian y contaminan con más frecuencia y corren el riesgo de ser transmisoras de enfermedades. El contacto y manipulación de un sinnúmero de objetos exige mantener ciertas rutinas, como lavárselas varias veces al día, especialmente antes de ingerir alimentos y después de utilizar el baño, y usar un cepillo de uñas para eliminar la suciedad que se esconde debajo de ellas. ¿Cómo lavarse las manos? Tras el agua y el jabón, se deben frotar las palmas entre sí: la palma de la mano derecha con el dorso de la mano izquierda y viceversa, al tiempo que se entrelazan los dedos, con movimientos rotatorios y entre sí. Después del enjuague, es preferible secarse con una toalla desechable (la tela se contamina fácilmente) y utilizar la misma toalla para cerrar el grifo. Adicionalmente, se debe aplicar una crema o loción protectora, como mínimo una vez al día. A estos cuidados se suman los antisépticos, que son preparaciones líquidas, en gel o en espuma, que contienen alcohol y efecto bactericida para destruir microorganismos. Su aplicación es similar al lavado de manos y se debe dejar secar libremente.

1

Revlon, que tuvo como producto estrella los barnices de colores obtenidos con pigmentos en vez de tintes. Se dice también que, en el año 3000 a. C., los chinos ya pintaban sus uñas con una mezcla elaborada con goma arábiga, claras de huevo, gelatina y cera de abeja. Otros precursores de esta práctica fueron los romanos y los egipcios.

2 3

1. Crema suavizante y exfoliante para pies, $15; de Yanbal. 3. Crema suavizante, acción hidratante para piernas y pies, $15; de Yanbal. 3. Talco desodorante, $11; de Yanbal. (Vea Direcciones)

39

especial belleza


FUCSIA

EL PELO

DEPILACIÓN

Es uno de los principales atractivos de una mujer y no por casualidad su cuidado y apariencia han sido objeto de atención desde épocas muy remotas.

En los recientes Juegos Olímpicos de Londres, la pesista australiana Seen Lee levantó sus brazos y mostró al mundo que la depilación no era su prioridad.

FOTOS: CORTESÍA DE LVXO. PANTHERSTOCK/OTHERIMAGES.

Curiosidades palabra inglesa “shampoo”, que a su vez se origina en el vocablo hindi (de India) “champo” (‘masajear’). Según relatos históricos, el inglés Kasey Hebert es considerado el primer fabricante de champú. 4Originalmente el jabón y el champú eran productos similares y para diferenciarlos los barberos hervían agua con jabón y le agregaban hierbas para darle brillo y fragancia al pelo. El primer champú sintético, llamado Drene, se vendió en 1930.

4Los egipcios se lavaban el pelo con cenizas o mezclaban agua con jugo de limón, ya que podía descomponer la grasa sebácea. 4Las mujeres de la Edad Media elaboraban tintes para el pelo a partir de almizcle y seguían consejos de limpieza de San Jerónimo, quien propugnaba por el lavado frecuente. Además, se aplicaban grasa de cabra en las puntas. Era muy popular recogerlo en trenzas a ambos lados de la cabeza, sobre las orejas. 4“Champú” proviene de la 1. Champú regenerador y estimulante con vitaminas y nutrientes, $11,99; de LVXO. 2. Champú anticaspa que evita la caída y resequedad del pelo, $11,99; de LVXO. 3. Acondicionador tonificante e hidratante con alantoina vegetal, $9,99; de LVXO. (Vea Direcciones)

1

2

3

L La hoja de afeitar King Camp Gillette ideó la máquina de afeitar con protección para evitar las cortadas. Después, junto con el ingeniero William Nickerson, inventó la hoja de afeitar tal como se la conoce ahora. Su comer-

cialización se inició en 1904 y se masificó durante la Primera Guerra Mundial, cuando Gillette suministró máquinas y hojas de afeitar a los soldados que se enlistaron para ir a Europa. 2

1

FOTOS: CORTESÍA DE ORIFLAME Y SCHICK. PANTHERSTOCK/OTHERIMAGES.

40

P

ara los egipcios, el pelo tenía un significado particular, ya que era expresión de estatus social, y para los celtas, una abundante cabellera simbolizaba la fuerza en los hombres y la fertilidad en las mujeres. Los romanos, por su parte, preferían el pelo rubio, y mientras los peinados más complejos y sofisticados indicaban una clase social alta, los más sencillos y naturales eran signos de barbarie. Un famoso episodio bíblico narra que la fuerza de Sansón, líder de los israelitas, se concentraba en su cabellera, un secreto solo conocido por su amante Dalila, quien al poco tiempo de descubrir esta peculiaridad lo traicionó entregándolo a sus enemigos. La conservación de una cabellera suave, sedosa y fuerte (no tanto como la de Sansón) tiene estrecha relación con el común hábito de la limpieza. Tanto el cuero cabelludo como el pelo exigen una higiene prolija, debido a su permanente exposición al polvo atmosférico y a contaminantes. En el lavado el champú es el principal aliado porque lo libra de contaminantes y grasas, a la vez que lo protege, pero se debe escoger el que mejor vaya con el tipo de pelo. Se debe tener en cuenta que por estructura del pelo se entiende la apariencia física (liso, ondulado o rizado), mientras que la composición se refiere a si es seco, graso o normal. •Lacio y fino: champús con colágeno, que proporcionan fortaleza. •Rizado: tiende a la resequedad, así que deben usarse champús con lípidos naturales como el aceite de jojoba o de avellana. • Seco: champús con grasas e hidratantes como aloe vera, glicerol, panthenol o keratina, que retienen la humedad. •Graso: champús con propiedades astringentes que ayudan a contrarrestar el exceso de grasa, además del lavado diario. En el cuidado del pelo cuentan también los consejos para aquel que ha sido tinturado y requiere productos que mantienen su color y lo reparan, así como combatir la caspa con champús que contengan piritionato de cinc (ZPT), sulfuro de selenio, alquitrán o salicilato. Sin embargo, se recomienda consultar al dermatólogo. Además de la limpieza, se puede mejorar su textura y apariencia con acondicionadores y fórmulas nutritivas y revitalizantes, aunque cabe recordar que no se trata de un descubrimiento de la era moderna, pues durante siglos las plantas y los aceites naturales han sido los encargados de embellecerlo. =

a imagen de Seen Lee recorrió el mundo y se convirtió en tendencia en las redes sociales. Sobre todo, llovieron críticas por lo que los espectadores consideraron una falta de aseo. Aunque no trascendieron las causas por las cuales la pesista dejó de afeitarse, hay quienes tienen muy claras las razones para huir del depilado. Por ejemplo, la periodista irlandesa Emer O’Toole inició la práctica de conservar su vello corporal como parte de un ensayo periodístico, pero tiempo después lo tomó como un estilo personal. Ella consideraba que eliminar el vello es “producto de la industria de la belleza” y una forma de decirle a la mujer que es imperfecta. Si bien es un tema que depende de la cultura —según un estudio, las holandesas son las que menos importancia le dan al vello corporal— y de la individualidad, la depilación existe desde épocas remotas y sus técnicas se han ido perfeccionando. Los egipcios, por ejemplo, consideraban un acto de higiene eliminar los vellos, y las mujeres utilizaban cremas elaboradas con sangre y grasa de ciertos animales. También se las ingeniaron para usar con fines depilatorios la miel y el aceite. Entre los griegos, en cambio, era conocido que solían quemar sus vellos y utilizar materiales abrasivos como la piedra pómez. En la era moderna, la comercialización de la hoja de afeitar y el desarrollo de técnicas cada vez más precisas han hecho de la depilación una práctica bastante común.

Tipos de depilación

•Afeitado: la más tradicional, necesita repetirse permanentemente. 3

1. Bandas de cera con efecto hidratante y antioxidante, $9,90; de Oriflame. 2. Gel para afeitar, $8,90; de Oriflame. 3. Afeitadora Lady Protector con banda lubricante con aloe vera, $5,93; de Schick. 4. Afeitadora Intuition, no necesita gel, espuma o jabón, con barra acondicionadora de hidratación, $7,93; de Schick. (Vea Direcciones)

4

Hay que tener cuidado con la irritación de la piel. • Cera fría, templada o caliente: útil para eliminar grandes cantidades de vello a la vez y dura hasta cinco semanas. •Láser: técnica progresiva que tiene efecto según la continuidad de su uso. Es útil para el vello claro y debe aplicarla un experto. •Cremas: eliminan el vello superficial y su efecto no es prolongado. Se recomienda consultar antes a un dermatólogo. •Electrólisis: consiste en introducir una aguja ultrafina por debajo de la piel y a través de una corriente eléctrica quemar la raíz del folículo. Una forma de depilación permanente, aunque puede tomar mucho tiempo. •Hilo: método destinado especialmente a zonas de la cara. Se utiliza un lazo de hilo o seda para levantar los folículos de los vellos y extraerlos de raíz. =

41

especial belleza


FUCSIA

BAÑOS El baño no es solo un tema de limpieza, sino también de bienestar y estética.

para cubrir el cuerpo en posición horizontal; es recomendable tomar un baño de ducha después, para evitar la adherencia de residuos en la piel. De ducha: es un baño rápido en el que no se produce acumulación de agua y la limpieza es más efectiva. No se recomienda bañarse con el estómago lleno, en plena digestión.

Productos

42

Sales: potencian las propiedades minerales del agua y ayudan a energizar el cuerpo. Hay que procurar que sean de buena calidad para que favorezcan ciertos aspectos de la salud, como por ejemplo aminorar los dolores articulares. Aceites esenciales: son recomendables los baños con aceite de pino, eucalipto, menta, romero o lavanda. Se relacionan con la aromaterapia y ayudan a equilibrar las emociones, a mejorar el sueño y a relajarse. Componentes naturales: tienen propiedades curativas, ya que alivian dolores y molestias, y ayudan a lograr una mayor oxigenación celular. Se pueden utilizar rosas, tomillo, romero, menta, manzanilla, etc. Champú especial: su efecto burbujeante produce una sensación relajante. Se debe escoger de acuerdo con el pH y los ingredientes naturales que contenga.

Así nació…

FOTOS: CORTESÍA DE L’OCCITANE. PANTHERSTOCK/OTHERIMAGES.

A

nte todo, hay que ser conscientes de la importancia del baño. A lo largo del día, el cuerpo alberga restos de sudor, así como secreción sebácea, células que se descaman y desechos del polvo atmosférico que se adhieren a la piel, por lo cual se hace imprescindible limpiar el cuerpo con un baño diario. Es sabido también que esta práctica estimula la circulación y que un baño caliente o templado dilata los vasos superficiales, trayendo más sangre y más nutrientes a la piel. Para que este momento sea más placentero, lo mejor es que no haya interrupciones y que se disfrute al máximo, de manera que no es casualidad que

El término “baño” proviene etimológicamente del latín “balneum”. Su historia se remonta a las culturas egipcia, griega y romana, en las cuales se relacionó con la purificación y la limpieza del cuerpo y del alma. Luego se convirtió en un espacio de encuentro y debate político. En Grecia los baños llegaron a ser gigantescos complejos públicos, y en Roma ocurrió algo similar e incluso se conjugó con rituales de masaje y prácticas deportivas. muchas personas canten o aprovechen una larga ducha para meditar y relajarse. Asimismo, conviene que el agua esté templada y no excesivamente caliente para evitar la resequedad de la piel. Se puede alternar con agua fría para energizar el organismo. El baño no debe exceder los 15 o 20 minutos para evitar resequedad en la piel y una baja de presión. Puede ambientarse con velas aromáticas, difusores de fragancias y música relajante. Durante los primeros cinco minutos es beneficioso relajarse y poner la mente en blanco.

Tipos de baño

De inmersión: se realiza en una bañera y con la suficiente cantidad de agua

1 2

1. Espuma con aceite de lavanda, efecto calmante y relajante, $34,50, de L’Occitane. 2. Gel de ducha de lavanda, con ingredientes naturales y de origen biológico, $25,50; de L’Occitane.

Vela perfumada de lavanda con efecto relajante, $23,90; de L’Occitane. (Vea Direcciones)

Baños famosos Cleopatra, la última reina del antiguo Egipto, tomaba baños de leche de burra, lo mismo que Popea, la esposa de Nerón, y Paulina Bonaparte, la hermana de Napoleón. El sabio griego Arquímedes descubrió y enunció el Principio de Arquímedes al sumergirse en una bañera. La actriz Teri Hatcher, de

Amas de casa desesperadas, toma baños de tina con vino tinto, que funciona como antioxidante y exfoliante natural. La actriz británica Kate Beckinsale es amante de los baños y ha declarado que toma hasta tres diarios en su bañera, en los que utiliza aceites y sales para relajarse y descansar.w

Baños egipcios: se hacían con agua caliente y aceites perfumados para humectar y proteger la piel. La elaboración de estos aceites estaba a cargo de los sacerdotes. Baños griegos: el baño pasó a ser un rito, un arte. Los hombres y las mujeres se bañaban en lugares cercanos a los sitios donde realizaban ejercicio físico o intelectual. Baños romanos: su característica fue el lujo, las excentricidades y el énfasis en los baños públicos. Estos tenían piscinas, salas de juego, jardines e incluso bibliotecas y teatros. Baño turco: es conocido como baño árabe o “hamam”, y es una modalidad de baño de vapor que incluye limpiar el cuerpo y relajarse. Han desempeñado un importante papel en las culturas de Oriente Medio como punto de reunión social, ritual, de higiene y también como elementos arquitectónicos.=

43

especial belleza


especial belleza

FUCSIA

HIGIENE ÍNTIMA Si las mujeres tuvieran que utilizar tela en lugar de toallas sanitarias, y seguir el proceso de las abuelas cuando alistaban sus compresas, la higiene íntima sería demasiado complicada.

44

E Primeras toallas sanitarias En 1890 se podían encontrar almohadillas menstruales desechables, pero fue hasta 1920 que aparecieron las primeras compresas higiénicas elaboradas con celulosa. Comercializadas con el nombre de Kotex, se crearon tomando como

2

1 FOTOS: CORTESÍA DE POISE, KOTEX Y NIVEA. PANTHERSTOCK/OTHERIMAGES.

referencia el vendaje que se utilizaba para los soldados en la guerra y que fue adaptado a las necesidades femeninas. El origen de la palabra “kotex” es “cotton” (‘algodón’, en inglés) y “texture” (‘textura’).

1. Toalla íntima Ultra con gel, barreras laterales y forma anatómica, $8,32; de Poise. 2. Toallas íntimas Evolution: Ultrafina, $2,26; Nocturna, $2,31; Protectores diarios, $4,41; de Kotex. 3. Toallitas con extracto natural de manzanilla y ácido láctico, $4; de Nivea. 4. Jabón íntimo Suave, $5,06; de Nivea. (Vea Direcciones)

3

ste escenario es inimaginable debido a la extraordinaria cantidad de productos que están a disposición de las mujeres, quienes cada mes deben poner especial énfasis en su higiene femenina con la llegada de la menstruación. En la edad antigua varios pueblos consideraban el periodo menstrual como símbolo de suciedad, como los egipcios y hebreos, quienes hacían que sus mujeres se sometieran a baños de purificación. Estudios antropológicos dan cuenta, en pleno siglo XX, de costumbres que recomendaban no bañarse en esos días e incluso reposar toda una semana. Hoy las mujeres se han despojado de esos mitos, llevan los días menstruales como algo por demás cotidiano y cuentan con una infinidad de alternativas para su aseo íntimo. Empecemos por los protectores, cuyo diseño es similar al de una toalla sanitaria, pero su función es retener menor fluido o reforzar el uso de los tampones. La toalla regular, en cambio, es recomendada para un flujo normal y se sugiere cambiarla cada cuatro u ocho horas máximo, según el tejido y nivel de absorbencia. Es mejor utilizar las toallas delgadas y ultradelgadas durante los últimos días del periodo, cuando el flujo es menor, mientras que para los primeros días existen toallas maxi y nocturnas, capaces de retener más líquido por largos espacios de tiempo. El tejido de algodón proporciona comodidad y favorece la circulación de aire para evitar la proliferación de bacterias. • Jabones íntimos: hay ciertas controversias sobre su uso. Algunos especialistas consideran que para el aseo vaginal es suficiente usar agua y un jabón neutro, mientras que otros respaldan el empleo de productos específicos, siempre y cuando su composición no sea agresiva y exalte los productos naturales. ¿Qué es lo mejor, entonces? Un producto que no tenga perfume y que se destine exclusivamente para los genitales externos, pero sobre todo asegurarse de que el pH del jabón escogido sea neutro para que no altere la zona íntima. •Perfumes y desodorantes: podrían causar irritación, por lo cual es mejor evitar o moderar su uso. •Toallitas íntimas: están diseñadas para la higiene durante el cambio de toalla sanitaria o tampón, cuando no se puede realizar un lavado.=

Hábitos muy especiales  

Son muchos los pasos que hay que seguir para mantener unos hábitos sanos de higiene y belleza. Rutinas y productos adecuados sirven por igua...

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you