Issuu on Google+

63 Foto: ©William Castellanos/13.

Además de amigas y vecinas, Paula Guerra y María Gabriela Delgado comparten intereses comunes en la empresa Dominga.

E

l nombre evoca el día de la semana en que usualmente la gente se relaja y disfruta. “Antiguamente –explica Paula–, la palabra ‘dominguero’ se refería a la ropa que se usaba especialmente los domingos y por esa razón la trasladamos a nuestra marca”. Las prendas combinan el diseño moderno con elementos folclóricos y tejidos ecuatorianos y latinoamericanos, y además de la calidad y de los diseños únicos, resaltan por

sus laboriosos bordados y colorido. “Es una propuesta nueva para el mercado de productos artesanales ecuatorianos y lo consideramos un proyecto emprendedor que fortalece nuestras raíces indígenas y las fusiona en diseños contemporáneos”, precisa Paula. Trabajan solo con mujeres, desde el diseño hasta los acabados, y también con agrupaciones indígenas sobre la base del comercio justo. “Lo que buscamos –explica María Gabriela– es expandirnos localmente

y exportar nuestros productos”. Los pedidos se pueden hacer a domingadominguera@ gmail.com y en Facebook (Dominga vestuario). Actualmente tienen presencia en Quito, Guayaquil y Galápagos, y han hecho ventas en Suiza, Brasil y Estados Unidos. Paula es ingeniera agrónoma y María Gabriela, ingeniera en alimentos. Las dos reconocen que tienen “mucho por aprender y recorrer”, y cada reto, recalcan, lo asumen con entusiasmo y responsabilidad.


Dominga