Page 1

FUCSIA

teatro

Gonzalo Samper se viste de “Lola” Con más de treinta años de experiencia, este actor asume uno de los desafíos más grandes de su carrera: representar a una mujer en la comedia Amores.com.

R

eviso la oferta teatral para el fin de semana. Encuentro en cartelera la comedia Amores.com, de la reconocida directora Viviana Cordero. En el aviso distingo a una mujer de mediana edad con una sonrisa tímida, bajo el nombre de Gonzalo Samper. Antes de asumir que se trata de un error, telefoneo al experimentado actor para aclarar mi duda y me contesta que, efectivamente, está interpretando el papel de un transgenerista llamado Lola y me invita al estreno de la obra. La historia trata las relaciones por internet que acontecen en un cibercafé. Preparándose para la siguiente función, Samper habla con FUCSIA sobre su personaje.

Foto: ©Xavier Gangotena/13.

¿Por qué decidió interpretar a Lola? La propuesta de que el personaje sea un transgenerista fue mía, pues representa un reto actoral y me divierte mucho hacerlo. Lola es un personaje muy humano y real. Lo traté con respeto, sin caricaturizarlo.

Por José Vaca

¿Cree que se lo transmite al público? Sí, porque logro derribar un muro. Hay gente que es dura, que llega con prejuicios y me ve con recelo, pero al final aplaude a rabiar. ¿Qué fue lo más difícil del personaje? Mantener la feminidad en cada gesto y la voz aguda aun después de llorar. Estaba dudando de si lo logré hasta que la actriz Toty Rodríguez me dijo que vio una dama durante una hora y media. ¿Qué opina de las relaciones vía internet? Yo he vivido cuatro mil versiones de relaciones. Cuando llegué al punto de pensar que el amor está sobrevalorado, empecé una relación vía Facebook. El aspecto masculino del actor se transforma en gestos delicados mientras se pinta las uñas y se maquilla. Su voz se va convirtiendo en la de la cálida Lola, con la ayuda de una rodajita de jengibre. Se sienten los estrógenos en el ambiente.

¿Cuál fue su proceso para construir el personaje? Investigando, reuniéndome con gente que hace el arte del Drag Queen y acudiendo a bares gay. Tuve que indagar en mi feminidad interna, porque todo ser humano tiene los dos géneros, pero los desarrolla en la medida de lo que tiene entre las piernas.

Lola, cuénteme de usted. Yo no busco la felicidad, a mí con la alegría me alcanza. Y mi alegría es vivir una vida normal, sin represiones, pero tampoco en la caza de jovencitos. Me he reconciliado con quien soy y con mi soledad. Procuro siempre ser una señora amorosa con los demás.

¿Y qué aprendió? Que los trans, a diferencia de los gays, quieren ser mujeres y, por eso, son rechazados incluso en los mismos grupos GLBT. Definitivamente, comprendí mejor a las mujeres y a los homosexuales.

Lola termina de arreglarse sus anteojos estilo Cat-eye y su collar de perlas, se une al resto del elenco y sale a escena. Se despide con un abrazo y me cuenta que su amigo Gonzalo está preparando un monólogo imperdible. =

57

Gonzalo Samper se viste de "Lola"  

Actor que asume uno de los desafíos más grandes en su carrera.

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you