Issuu on Google+

CEIP Francisca Santos Meliรกn 5ยบ de Primaria Curso 2012-2013 1


En el mes de febrero de 2013 tuvimos la gran oportunidad de recibir en nuestro colegio a don José Manuel Espinel Cejas, que impartió una conferencia y varios talleres sobre los Juegos tradicionales de Inteligencia. Pasamos a exponer un resumen de la información que nos transmitió y que reunimos a partir de las notas que apuntamos a lo largo de su charla, que fue muy interesante y de la que aprendimos mucho.

Los juegos tradicionales de inteligencia Los juegos tradicionales de inteligencia, nos dice don José Espinel, no son solo un entretenimiento, sino que fomentan estrategias de concentración y de reflexión e incluso de resolución matemática. En estos juegos se utiliza la habilidad mental y la inteligencia. A lo largo de la historia han estado orientados a todas las edades, infantil, juvenil y adulta, incluso se hacían dameros en cemento cerca de la cocina para que las madres tuvieran ocupados a los niños mientras ellas cocinaban. Ayudan a la formación de hábitos de conducta social y está demostrado que contribuyen al desarrollo intelectual, pues exigen espíritu de iniciativa, agudizan el genio, requieren atención, constante y, muchas veces, la búsqueda de soluciones inmediatas y la toma de decisiones. Actualmente y dadas las influencias exteriores (televisión, música enlatada, Internet, juegos de maquinitas, video consolas…) las actividades de ocio y desarrollo de la inteligencia están siendo desplazadas por aparatos y “juegos” que solo fijan la atención, pero no permiten ejercitar la mente.

2


Estos juegos datan de hace miles de años. Nuestros antepasados aborígenes ya jugaban con dameros, tableros grabados en la roca que se utilizaban para desarrollar diferentes tipos de juegos en los que se ponía a prueba el ingenio y la inteligencia. Existen documentos arqueológicos que demuestran la existencia de juegos de inteligencia desde la antigüedad y en diferentes culturas y civilizaciones como en China, Egipto, Mesopotamia, Grecia, Roma, etc.

La pervivencia de estos juegos en Canarias Hace 25 años, el geólogo don Francisco García-Talavera encontró en Izaña una piedra con inscripciones geométricas de trazo fino. Junto a él iba don José Espinel Cejas que, intrigado por ese dibujo, se pasó meses investigando qué podía ser aquello. Y lo descubrió. Lo que tenían entre manos era un sistema de cálculo, que también servía para jugar y cuya práctica se remonta a miles de años atrás. En nuestras islas han aparecido una gran cantidad de dameros de juegos, grabados en la roca. Al contrario de otros lugares del mundo en los que han desaparecido, en Canarias son practicados más de sesenta juegos de inteligencia.

Don Diego Marrero y su esposa Doña Celia Melián, jugando una partida al “gato y las palomas”

3


Estos juegos eran propios de entornos rurales, tradiciones que se compartían de padres a hijos. Se dividen en cuatro tipos: de alineamiento, como la chascona o el tres en raya; de persecución, como el gato y las palomas, que en Fuerteventura se denomina el perro y las cabras; del grupo de damas o de sedrés, que es una especie de damas con piedritas; y por último los rompecabezas o solitarios, que son muchos y se juegan en tableros de estrellas de cuatro, cinco o varias puntas. Todos se jugaban al aire libre, fuera de casa, rayando el suelo y usando como fichas burgaos, calladitos de la playa, piedritas, garbanzos y millos.

El perro y las cabras El nombrado El perro y las cabras es un juego que se desarrolla con una sola ficha, que representa al perro del pastor, y otras doce fichas que representan una manada de doce cabras. Vence el perro si captura todas las cabras, o a la mayoría, siempre y cuando los jugadores se hayan puesto de acuerdo. Vencen las cabras si inmovilizan al perro.

La Chascona Este es un juego aborigen y tradicional de Fuerteventura, de origen norte-africano, del que también se tienen referencias en la isla de Tenerife y en los Alpes de Austria. Tanto en Fuerteventura con en Tenerife, Austria y el norte de África existen grabados en piedra (petroglifos) con el dibujo del tablero de La Chascona. En Canarias este antiguo juego se ha conservado gracias a los pastores en Fuerteventura que lo han jugado hasta nuestros días.

4


Las reglas del juego que se describen a continuación corresponden a una de las muchas variantes que se conocen de la chascona, también conocida como la Dama.

Esta modalidad se juega con un tablero, o un dibujo sobre tierra o arena, compuesto de tres cuadrados concéntricos unidos por cuatro líneas en sus centros. El primer damero de piedra de este tipo que fue documentado en las Islas estaba en Tindaya, Fuerteventura. Cada jugador (juegan dos) cuenta con nueve piedras o fichas, cada una con un color diferente. El objetivo del juego es eliminar al contrario chascándole (comiéndole) piedras. Se inicia el juego con el tablero vacío y cada jugador con sus nueve fichas en la mano, colocando una ficha por turno sobre las lineras del tablero, en las esquinas, o en las intersecciones, cada vez que un jugador consiga un tres en raya eliminará del tablero una piedra del jugador contrario, la que quiera. A continuación se sigue jugando, moviendo pieza el jugador “comido”. Una vez colocadas las 18 piezas sobre el tablero se moverán las piezas que no estén bloqueadas de un punto a otro, sin saltar sobre las fichas ni de una línea a otra. Solo se considera tres en raya cuando se colocan tres piezas sobre las líneas blancas, no en diagonal. Para que el juego dure más no se podrá repetir inmediatamente un tres en raya sobre la misma línea, se deberá esperar dos turnos del contrario para repetir la jugada. Gana el que logra capturar siete fichas del contrincante.

5


Don José Manuel Espinel Cejas Don José Manuel Espinel Cejas es Profesor de Primaria y Técnico Especialista Agrario, y lleva investigando desde el año 1985 sobre los juegos tradicionales de inteligencia. Actualmente su actividad relacionada con esta temática se centra fundamentalmente en dar conferencias, talleres y cursos de iniciación en torno a estos apasionantes juegos. También reproduce fielmente dameros para ludotecas, centros educativos, colectivos culturales y personas amantes de la cultura y las tradiciones.

El Taller de juegos tradicionales de Inteligencia La experiencia de que don José colegio nos ha gustado mucho. rompecabezas y la dama son aprendiendo cómo se juegan, desconocían.

Manuel Espinel Cejas viniera a nuestro El perro y las cabras, la chascona, los los juegos con los que disfrutamos, puesto que en nuestras familias los

La forma de contarnos las cosas, la paciencia que tuvo don José Espinel, el rato que estuvimos jugando… fue una experiencia muy buena para todas y todos. ¡Muchas gracias por el rato que nos dedicó! ¡Y que se repita!

6


Blog 13 juegos tradicionales de inteligencia informe