Issuu on Google+

Consejos prĂĄcticos sobre la lactancia materna: La leche materna, el alimento ideal para su bebĂŠ


.


¿Cómo se prepara mi cuerpo para amamantar a mi bebé? Desde el inicio del embarazo el cuerpo experimenta cambios físicos, químicos y emocionales, todos coordinados por las hormonas (estrógenos, progestágenos y prolactina). Para el final del último trimestre del embarazo (7 mes), los senos ya están listos para alimentar al bebé. Si ya está decidida a disfrutar del vínculo madre e hijo y brindar todos los beneficios de la leche materna al bebé por medio de la lactancia, debe asegurarse de darle seno durante la primera hora de vida y continuar con la alimentación cada vez que el bebé lo desee. Nota: si el bebé recién nacido es dormilón, no deje que pasen más de dos horas sin que tome leche materna, despiértelo con medidas sutiles: desarrópelo un poco, dele golpecitos en los pies y llámelo por su nombre.

Alimentación: La dieta para la lactancia no es complicada, sólo requiere una alimentación nutritiva y el consumo de calorías suficientes para suplir las necesidades del cuerpo y de la producción de leche. Las madres lactantes van a presentar más sed (esto no implica una mayor producción de leche), por lo que se les recomienda el consumo de agua o jugos naturales; otras bebidas pueden generar aumento de peso y poco aporte nutritivo a la madre. NO existe una lista de alimentos que se deban evitar; sin embargo, algunos alimentos pueden ser pesados para el consumo de la madre o el Infante, tales como: picante, té, café, ajo, cebolla, algunas especias, entre otros. Esto puede variar en cada caso.

3


Beneficios para la madre: • La lactancia ayuda en la reducción del tamaño del útero y disminuye la cantidad de sangrado post-parto. • Contribuye a la recuperación de la figura corporal en menor tiempo, debido a que el organismo utiliza la grasa acumulada durante el embarazo para la producción de leche. • Previene la depresión post-parto, gracias a la liberación de hormonas involucradas en la lactancia y en el estado de ánimo. • Disminuye la incidencia de desarrollo de tumores y/o osteoporosis.

¿Cuáles son los beneficios de la lactancia materna? La leche de las mujeres es específica para los bebés; es un fluido vital con más de 200 componentes activos como: inmuno-protectores, enzimas, hormonas, vitaminas, factores de crecimiento y nutrientes esenciales en cantidades suficientes para garantizar un adecuado crecimiento y desarrollo del bebé. Su composición varía durante cada toma, entre una toma y otra en el día, y durante el tiempo según las necesidades del bebé; además lo protege del desarrollo de alergias y enfermedades.

Leche Madura: Calostro: Es la primera leche producida por el seno y es esencial para el recién nacido. Es espesa, de color amarillenta y dura de 2 a 6 días después del nacimiento, su secreción ocurre en pequeñas cantidades (40 a 50 cc). Aporta al bebé nutrientes y sustancias inmunológicas protectoras, necesarias para la transición del niño al ambiente externo.

4

Inicia de 7 a 14 días después del parto con una producción de leche al día de más o menos 600 a 900 ml. Se compone de agua en su mayoría, un 50% de lípidos; proteínas en una concentración ideal para el riñón en desarrollo; carbohidratos, como la lactosa; galactolípidos esenciales para el crecimiento cerebral y “factor bífido” que estimula el crecimiento de bacterias (Lactobacillus bifidus) protectoras de la mucosa intestinal del bebé; minerales; vitaminas A, B, D y K; enzimas; propiedades Anti-infecciosas y hormonas.


Técnicas para amamantar Elija una posición en la cual se encuentre cómoda, en un lugar tranquilo y dispuesta para amamantar.

1. En cuna, posición sentada Si eligió sentarse, con la espalda apoyada, asegúrese de tener ambos pies en el piso; sostenga al bebé con el brazo del mismo lado del seno por el cual va a dar de lactar, asegúrese de que el niño(a) se encuentre de frente a su cuerpo, la cabeza del bebé recostada en la parte interna del codo, la espalda del niño apoyada sobre el antebrazo de la madre y la mano en la colita.

2. En cuna cruzada, posición sentada El bebé está sobre el abdomen materno, la madre sostiene con el brazo opuesto la espalda y el cuello del bebé.

3. Posición sentada lateral El bebé y la madre sentados. El bebé de frente a la madre con las piernas debajo del brazo materno, mientras la madre sostiene la base de la cabeza y cuello con su mano. Esta posición es cómoda después de una cesárea, ya que el peso del bebé no está sobre la herida. A los bebés que son dormilones les favorece esta posición porque los mantiene despiertos y les facilita la manera de mamar.

5


4. Acostada de medio lado La madre y el niño acostados lado a lado con el brazo inferior de la madre extendido, como se ve en la figura.

¿Cómo ofrecer el seno? Ofrezca el seno rozando el pezón en medio de los labios, esto activará el reflejo de apertura de la boca; cuando la boca del bebé esté bien abierta, acerque su cuerpo al bebé y verifique que el pezón y la areola estén dentro de la boca del bebé. Para asegurar una lactancia adecuada, revise que el bebé tenga el cuerpo frente a usted, es decir, “barriguita con barriguita”, de tal forma que la cabeza esté de frente al seno, si esto no ocurre, el bebé va a estar incómodo para tragar la leche. Para comprobar el agarre (la forma como sujeta el niño el pezón y la areola dentro de

la boca), usted debe observar que los labios del bebé estén evertidos, las mejillas deben estar infladas, la nariz ligeramente separada del seno y el mentón tocando el pecho. Para verificar si hay una succión efectiva, evalúe el movimiento de la oreja del bebé al pasar la leche y un sonido de “cuh” suave, conocido como deglución audible.

Nota: el tiempo de lactancia puede variar de un bebé a otro, algunos bebés comen rápidamente y

otros muy lentamente, como si degustaran la comida (bebés gourmet). Es necesario darles un tiempo prudente para asegurar el consumo de la leche final, la cual contiene mayor porcentaje de grasa y hará que el bebé adquiera peso.

6


Problemas frecuentes en la lactancia La mayoría de los problemas que se pueden presentar en la lactancia materna pueden prevenirse mediante prácticas adecuadas: posición y agarre, tomas frecuentes sin límite de tiempo y verificación de la succión del bebé. Una detección temprana del problema y su corrección oportuna, le permitirá a la madre iniciar o continuar disfrutando de la lactancia materna.

Pezones invertidos Se deben a un rasgo familiar y puede dificultar el agarre del pezón y la areola para succionar de manera efectiva. Aunque esto no interfiere en la alimentación del bebé, sí requerirá de una ayuda adicional. Si las areolas son blandas y flexibles, las hormonas y la succión ayudarán a sacar el pezón. En caso extremo, se pueden usar pezoneras de silicona ultra delgadas de forma temporal; sin embargo, no olvide solicitar ayuda a personas capacitadas que la puedan orientar.

¿Cuáles son las causas del pezón doloroso? Entre los mitos de la lactancia, uno de los más comunes es que la “lactancia duele”. Si bien los pezones dolorosos son una causa importante de un destete precoz, hoy en día hay muchos métodos que pueden ayudar a corregir el problema sin afectar la lactancia. Puede sentir:

7


Dolor transitorio: Se debe a la sensibilidad de los pezones, la cual generalmente mejora en unos días si se corrige la posición y el agarre adecuados del bebé.

Dolor intenso o prolongado: Se puede presentar por Traumatismo o por Infección. El Traumatismo suele presentarse cuando hay una mala posición y/o agarre del bebé, congestión del seno, una inadecuada ruptura de la succión al retirar al bebé del pecho, alteraciones anatómicas de la boca del niño, entre otras. Para reducir las molestias puede hacerse paños de agua tibia, masajes circulares suaves, extraer la leche que se encuentre en los senos y evaluar la técnica de amamantamiento (posición y agarre). Si no hay mejoría del dolor u observa problemas de agarre por parte del bebé, no dude en consultar.

La Mastitis: Es una infección que se origina luego de la congestión del seno por la leche materna; es causada por un ineficaz vaciamiento del seno, ya sea por el amamantamiento, por la extracción manual o con el sacaleche. Debido a que la leche es una sustancia rica en proteínas, azúcares y grasa, es un buen medio de cultivo para bacterias y hongos. Si se presentan signos como edema (hinchazón), calor, dolor, rubor (enrojecimiento de la piel) y, en algunos casos, secreción purulenta (pus) por el pezón y/o fiebre, debe consultar de inmediato a su médico para recibir tratamiento.

8

Sin embargo, ésto NO es un inconveniente para continuar con la lactancia, ya que puede seguir con el amamantamiento por el seno que no está comprometido. Luego de recibir el tratamiento puede continuar la alimentación por ambos senos.


¿Por qué no produzco suficiente leche?, ¿ésto me hace mala madre? No es mala madre, la producción insuficiente de leche se puede deber a:

fórmulas disminuye la frecuencia de tomas.

• Succión inefectiva y/o tomas poco frecuentes que no estimulan la producción y salida de la leche.

• Situaciones de fatiga, estrés, inhibición psicológica, uso de algunos medicamentos, nuevo embarazo o uso de tabaco.

• Poca confianza en la habilidad para la producción de leche, por observar la intranquilidad del bebé o el llanto. • La introducción de suplementos o

• Si tiene DUDAS por favor pida AYUDA y CONSEJO a personas capacitadas, NO pierda la oportunidad de amamantar a su bebé.

Extracción de la leche materna Antes de sacar o manipular la leche, realice un adecuado lavado de manos. La leche materna se puede obtener de dos formas: con extractor o manualmente.

• Para la extracción manual, realice • Ponga la mano en forma de “C” (dedo un masaje leve en forma de espiíndice 2 cm debajo de la areola y el dedo ral desde la parte más lejana del pulgar por arriba), apriete suavemente y seno hacia la areola, en el sentido sin resbalar los dedos, verifique la salida de las manecillas del reloj (igual al de la leche y lubrique el pezón. Asegúauto examen de seno) para dirigir rese de realizar la extracción de la leche la leche al pezón y disolver la grasa en el mismo horario en el cual amamanacumulada en los conductos. ta a su bebé.

9


Conservación de la leche Utilice recipientes de plástico rígido, libres de Bifenol A, recipientes de vidrio o bolsas especiales que tengan tapa o cierre hermético para guardar la leche y evitar pérdidas o contaminación de la misma. Antes de almacenar la leche recién extraída, debe esperar a que se enfríe y marcarla con la fecha de extracción antes de refrigerarla.

La leche extraída puede mantenerse de la siguiente forma: • A temperatura ambiente, hasta 25°C, durante 4 horas. • En refrigeración, a unos 4°C. Debe ser consumida dentro de las 12 primeras horas. • Congelada a -18 ºC, en un lugar alejado de la puerta del congelador, del hielo y de las carnes. Conservada de esta forma, la leche materna puede durar hasta 15 días. • Para administrar la leche al bebé, debe descongelarla durante la noche en el refrigerador o puede calentarla al baño maría; es decir, caliente en una olla el agua, apague el fogón cuando el agua este caliente, ponga adentro otro recipiente no metálico que contenga la leche. Caliente hasta conseguir la temperatura ambiente. • NO utilice microondas para descongelar o calentar la leche. • NO guarde la leche que ya ha sido calentada o que haya tenido contacto con la saliva del bebé.

10


.


Este material fue elaborado por la División de Salud Comunitaria de la Fundación Santa Fe de Bogotá

Departamentos de Ginecoobstetricia y Pediatría Teléfono: 603 03 03, exts 5154 – 5292 Atención al Paciente y la Familia Teléfono: 603 03 03, ext 5343 Unidad de Apoyo a la Lactancia Teléfono: 603 03 03, ext 5072

www.fsfb.org.co


IAMI